La hija del marqués de Larios, desahuciada por su padre: "Quiere dejarme sin casa por judía" (1 Viewer)


Registrado
5 May 2011
Mensajes
20.546
Calificaciones
119.727
Mi opinión:

Muy judía no es, le va poco el currar y es una iletrada
Está como una p*ta maraca de Machín, y si yo tubiera la potestad, actuaría de oficio contra ella por como está cuidando a su hijo, porque exponerlo a ese circo es algo, cuando menos, indecoroso
Una subnormala, el padre no se como será, pero vamos, que busque un curro, que pase de la madre, si con su padre no ha tenido contacto y está asi, la culpa es de la madre, y que trate de dignificarse pagando sus facturas con su trabajo
Que trate de acercarse a su padre, si aún puede
 
Registrado
30 Dic 2016
Mensajes
3.806
Calificaciones
14.182
Aquí un artículo de El Español que resume los lios del hijastro del IV Marqués de Larios, el presunto padre del trompeta, y el último Larios en llevar el título. Finalmente el hijo ha ganado los pleitos y ha vendido la famosa Dehesa de los Larios (antes Dehesa de Salamanca, antes convento de Capuchinos). Bueno, lo que pone en este artículo es un breve resumen, hay más


https://www.elespanol.com/reportajes/grandes-historias/20170427/211729513_0.html
 

Registrado
5 Ene 2014
Mensajes
2.556
Calificaciones
15.545
podría dar algo de pena si no fuera una estafadora, los servicios que contrataba sabía que se iban a quedar sin cobrar porque ella no tiene un duro y su padre no está obligado. Estafadora ladrona a gente que no tiene nada que ver con su culebrón.

Por otro lado a quién le da pena el cuento "no puedo mantener un chalet en la Moraleja, pobre de mi". Si lo tienes en usufructo y trabajas menos que Papá Noel, lo lógico es que lo alquiles y te vayas a un pisito que se adapte al nivel que puedes costearte, además con menos metros no da tanta pereza mover el culazo y quitarte tu propia roña. Es probable que tanto orfidal la haya dejado viviendo en un mundo paralelo
 
Registrado
30 Dic 2016
Mensajes
3.806
Calificaciones
14.182
me gustaría que el trompeta demostrase que es hijo del IV Marqués, se quedarían los Villavicencio sin este título (tienen más)y los Paul tendrían que darselo casi todo,
 

Registrado
28 Jul 2009
Mensajes
5.326
Calificaciones
31.543
Alucino con esta mujer.. sin dinero manda a pulir los suelos y que el padre pague... por que no puso al crio a pulirlos, que es un as en temas de decoracion.? eso de dejarle u obligarle a pintarrajear las paredes es basicamente abuso infantil, lo usa para manipular al padre y dar pena pero lo que da es grima.. no se si se merece la casa pero desde luego, lo que deberian quitarle es el hijo.
 
Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
7.809
Calificaciones
44.156
No sé si tanto como quitarle al hijo, pero si le denuncian por no pagar, tendría una situación muy complicada . Si acumulas delitos de estafa e impago, las consecuencias pueden llegar a ser graves.
 
Registrado
7 Oct 2006
Mensajes
2.730
Calificaciones
4.928
Definitivamente esta chica no anda fina..."Interponer una demanda de parte de su hijo Kenzo", lo que yo no sé es porqué no demanda al padre de su hijo para que le pase la pensión que le corresponde. Ahora resulta que la culpa de que el niño haya presenciado todo es de la jueza, manda narices!!, si ya tenía fecha de desahucio que hubiera sacado al niño antes, la culpa ha sido sólo de ella.

https://www.vanitatis.elconfidencia...es-larios-demanda-onu-juez-desahucio_1552699/

La hija del marqués de Larios demandará ante la ONU a la jueza que ordenó su desahucio
Sandra Fernández de Villavicencio demandará también a su padre para pedir que su hijo vuelva a la casa familiar de La Moraleja, donde había vivido hasta este martes

Sandra Villavicencio, hija del marqués de Larios, y su hijo Kenzo. (DR)
SILVIA TAULÉS
TAGS
TIEMPO DE LECTURA4 min
21.04.2018 – 05:00 H.
Quiere demandar a todos quienes han contribuido a su desalojo del número dos de la calle Las Jaras, en la elitista urbanización de La Moraleja, donde reside y está empadronada desde que nació. Sandra Fernández de Villavicencio, heredera del marqués de Larios y desahuciada de la mansión familiar esta semana, no piensa quedarse con los brazos cruzados. Nunca lo ha hecho.

Así que demandará a la juez, por dejar que su hijo presenciara el desalojo, y lo hará ante la ONU, dice. También actuará contra su padre con una demanda que interpondrá de parte de su hijo, Kenzo, de seis años. “Vamos a interponer demandas contra todo el mundo”, declara a Vanitatis.




Sandra Villavicencio, hija del marqués de Larios, en una cafetería tras su desalojo. (Foto: A.S.)



Dice que quiere proteger a su hijo, que presenció el desalojo, y lo hará por la vía legal. “Vamos a interponer una demanda contra la jueza, por impedir a mi madre entrar en la vivienda (que era suya hasta las 10) antes de las 10 a recoger a su nieto Kenzo, para que no presenciara el desahucio”.

Su cruzada es clara: “Ella hizo un escrito que habría un fiscal de menores, pero no ha habido ninguna consideración para el menor o protección durante el juicio ni el día del desahucio. Han dejado totalmente indefenso al menor y han vulnerado los derechos del menor”.

El pequeño Kenzo, la víctima real
La figura jurídica que pretenden aplicar es “daños y perjuicios para el menor”, porque culpan a la jueza de que el pequeño Kenzo tuviera que “presenciar el desahucio, por no poder acudir a su día escolar, por ver cómo le arrancaban a sus animales”.




El marqués de Larios desahucia este martes a su hija de la casa familiar de La Moraleja
S.T.
José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta, VI marqués de Larios, pidió al juez que se desaloje a su hija Sandra y su nieto Kenzo, de seis años. Hoy lo vuelve a intentar



Todo se produjo cómo estaba previsto aunque una semana más tarde. El padre de Sandra, José Carlos Fernández de Villavicencio, el VI marqués de Larios, fue quien pidió el desahucio de su hija de la vivienda familiar de La Moraleja, una casa de 180 metros cuadrados y 2.600 de jardín que heredó cuando este se casó con Eva Fromm. Juntos tuvieron a Sandra, quien ha crecido en la casa y la reclama como suya. Hasta que la jueza decidió dar la razón al padre.

El contencioso familiar se ha convertido en un caso abierto al público de manera descarnada por parte de Sandra, que ha llegado a grabar vídeos de la entrada de la comisión judicial y los ha compartido. Sandra Fernández de Villavicencio también demandará al marqués, tal y como señala a este medio: "Se va a interponer una demanda contra mi padre de parte de mi hijo también pidiendo la casa para él".

Segundo matrimonio del marqués
La figura de la heredera del marqués es polémica. El aristócrata, casado en segundas nupcias con María Martínez del Castillo, con quien tiene dos hijos adolescentes, María y Guillermo, no ha entrado en el conflicto, no al menos de manera pública, claro. Han sido algunos amigos cercanos del marqués quienes han contado a varios medios que la hija ha dejado un reguero de deudas en su vida que su padre ha ido sufragando hasta que se ha cansado.




Puerta de entrada de la casa de la Moraleja del marqués de Larios.


Ella, a sus 30 años, niega la mayor, y el martes, durante el desahucio, se encontró con un hombre que decía ser empleado suyo y que denunciaba no haber cobrado. "No lo conozco de nada a ese señor,todo lo que dice es mentira", asegura Sandra Fernández de Villavicencio. Ella reclamaba la casa familiar porque cuando sus padres se divorciaron, hace más de 20 años, el juez dejó el uso de la casa a madre e hija.

El registro les da la razón
La nota registral de la propiedad avala la teoría de Sandra, puesto que indica que la vivienda está "gravada con la anotación preventiva letra A, tomada a favor de doña Eva Lydia Isabelle Frommer y doña Sandra Anna Fernández de Villavicencio Frommer, con el uso y disfrute de esta finca, ordenada por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alcobendas, en el procedimiento Familias Provisionales número 380/96, y que ha sido practicada con fecha 17 de Marzo de 1998. La atribución del uso y disfrute de esta finca ha sido confirmada por sentencia de divorcio dictada por la Audiencia Provincial de Madrid de fecha 2 de Marzo de 1999, por nota extendida al margen de la citada anotación letra A, con fecha 29 de Julio de 1999, acordada por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alcobendas". Sandra demuestra a este medio, en una conversación horas después del desahucio, que siempre ella y su hijo han estado empadronados en este domicilio del que ahora se les echa con continuidad.

Su padre alega no tener poder adquisitivo, ser un empleado que cobra 2.000 euros y que necesita la casa para vivir, algo de lo que su hija se ríe. En la misma charla, la heredera del marquesado aseguró: "No descansaré hasta demostrar que es rico y que lo tiene todo fuera de España a nombre de terceros".

Pues que deje de hacer el canelo a ver si la empapelada a demandas va a ser ella...


aii pero que poquitas luces tiene esta mujer
 
Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
7.809
Calificaciones
44.156
¿ Se sabe algo de la moza ?
¿ ha encontrado trabajo ?
¿ tiene casa donde vivir, o está de caridad ?
 
Registrado
20 Oct 2009
Mensajes
12.242
Calificaciones
35.298
No sé si tanto como quitarle al hijo, pero si le denuncian por no pagar, tendría una situación muy complicada . Si acumulas delitos de estafa e impago, las consecuencias pueden llegar a ser graves.
no pagar e impago no es delito. El delito es la estafa. Y es algo más complicado que no pagar.
 
Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
7.809
Calificaciones
44.156
¿ No es delito ?

No hay responsabilidad penal, pero la hay civil.

No sé cómo está ahora el tema de la caducidad de los embargos, conocí a un señor que tenía "embargo vitalicio", tal era la cantidad de lo que debía, que aunque no trabajaba, le esperaron 40 años hasta que heredó cuatro perras y unas fincas, y allí estaba el juzgado para quedárselas, y ni con esas saldó la deuda...

Lo que me preocupa :whistle: es dónde está viviendo ahora, ella, pobriña, que no tenía dónde ir :whistle:.
¿ O sí tenía dónde ir, y su papá lo sabía ?
 
Registrado
13 Jun 2009
Mensajes
2.453
Calificaciones
11.354

Uno de los instantes del desahucio - JOSÉ RAMÓN LADRA
El preocupante estado de salud del nieto del marqués de Larios tras el desahucio
Tras aquel fatídico día para sus vidas, Sandra Fernández de Villavicencio y su hijo, Kenzo, viven en un piso mucho más «modesto» en Arroyo de la Vega en Alcobendas, que poco o nada tiene que ver con la majestuosidad del chalé de La Moraleja de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela

Han pasado casi ocho meses desde que el marqués de Larios, José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta, desahuciase a su hija, Sandra Fernández de Villavicencio -fruto de su primer matrimonio con Eva Lydia Isabelle Frommer-, y de su nieto Kenzo, de
seis años. Aquel fatídico día para la joven fue uno de los peores que recuerda en su vida: se quedó en la calle y sin un techo en el
que refugiarse. La escena fue insólita. Para el desahucio fueron necesarios cuatro coches de la Policía Municipal, un furgón de la
Policía Nacional, dos guardias de seguridad de Alcobendas, un par de miembros de la comisión judicial, un cerrajero y un trabajador
de la perrera municipal.

Ahora viven en un piso mucho más «modesto» en Arroyo de la Vega en Alcobendas, que poco o nada tiene que ver con la majestuosidad del chalé de La Moraleja de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela en el que disfrutaron más de dos décadas. Pero este cambio en la vida de Sandra no es lo que verdaderamente le quita el sueño, sino el actual estado de salud de su hijo, Kenzo, como así desvela a Jesús Carmona para «Jaleos». «A raíz de todo esto que hemos pasado, ha tenido un par de problemas; tiene un tic nervioso en los ojos y un problema en el corazón. Se queja de dolores en el corazón desde hace tres meses. Hemos estado de médico en médico, pero finalmente me han dicho que debe ser por el estrés que ha pasado», cuenta Sandra.

Como así apunta, estos síntomas podrían tratarse de una consecuencia directa de lo que el menor ha vivido en los últimos meses: «Han sido muchos cambios, le quitaron a sus mascotas, su hogar, su normalidad. Cambió de colegio, amistades». No tuvo que ser nada fácil para un menor asimilar, de la noche a la mañana, esos cambios y ver el espectáculo que se formó en la casa en la que vivían felices.

Aquel 17 de abril de 2018, Sandra intentó aguantar por todos los medios dentro de su hogar, pero nada podía evitar lo inevitable y hacer que su padre entrase en razón y diese marcha atrás al desahucio. «La manera de hacer las cosas, mi propio padre, es un cabrón y voy a demostrar todo lo que me ha hecho: me ha abandonado, ignorado y me ha maltratado psicológicamente», decía Sandra entre lágrimas ese día. Pero su sinsabor no es solo con su padre, también con la Justicia que, según ella, no ha hecho nada por ayudarla: «Quiero recalcar que este señor (su padre) me ha echado a la calle diciendo que no tiene dinero. No han hecho nada por corroborar si es así o no, pese a que yo he presentado pruebas de lo contrario». Y lo cierto es que así lo ha hecho. Sandra se encuentra embarcada en la aventura de escribir un libro para ofrecer su testimonio sobre lo ocurrido y «en busca de pruebas que desmonten el alto tren de vida que, según ella, mantiene su padre»

El VI marqués de Larios y abuelo del niño a la izquierda y José Collado que reclama el marquesado porque dice que es bisnieto del IV marqués de Larios a la derecha.

upload_2018-12-7_19-28-0.png upload_2018-12-7_19-25-33.png
https://www.abc.es/estilo/gente/abc...&ns_linkname=desktop-tablet&ns_fee=AR23_1fila
 
Registrado
1 Dic 2017
Mensajes
7.327
Calificaciones
30.389

Uno de los instantes del desahucio - JOSÉ RAMÓN LADRA
El preocupante estado de salud del nieto del marqués de Larios tras el desahucio
Tras aquel fatídico día para sus vidas, Sandra Fernández de Villavicencio y su hijo, Kenzo, viven en un piso mucho más «modesto» en Arroyo de la Vega en Alcobendas, que poco o nada tiene que ver con la majestuosidad del chalé de La Moraleja de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela

Han pasado casi ocho meses desde que el marqués de Larios, José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta, desahuciase a su hija, Sandra Fernández de Villavicencio -fruto de su primer matrimonio con Eva Lydia Isabelle Frommer-, y de su nieto Kenzo, de
seis años. Aquel fatídico día para la joven fue uno de los peores que recuerda en su vida: se quedó en la calle y sin un techo en el
que refugiarse. La escena fue insólita. Para el desahucio fueron necesarios cuatro coches de la Policía Municipal, un furgón de la
Policía Nacional, dos guardias de seguridad de Alcobendas, un par de miembros de la comisión judicial, un cerrajero y un trabajador
de la perrera municipal.

Ahora viven en un piso mucho más «modesto» en Arroyo de la Vega en Alcobendas, que poco o nada tiene que ver con la majestuosidad del chalé de La Moraleja de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela en el que disfrutaron más de dos décadas. Pero este cambio en la vida de Sandra no es lo que verdaderamente le quita el sueño, sino el actual estado de salud de su hijo, Kenzo, como así desvela a Jesús Carmona para «Jaleos». «A raíz de todo esto que hemos pasado, ha tenido un par de problemas; tiene un tic nervioso en los ojos y un problema en el corazón. Se queja de dolores en el corazón desde hace tres meses. Hemos estado de médico en médico, pero finalmente me han dicho que debe ser por el estrés que ha pasado», cuenta Sandra.

Como así apunta, estos síntomas podrían tratarse de una consecuencia directa de lo que el menor ha vivido en los últimos meses: «Han sido muchos cambios, le quitaron a sus mascotas, su hogar, su normalidad. Cambió de colegio, amistades». No tuvo que ser nada fácil para un menor asimilar, de la noche a la mañana, esos cambios y ver el espectáculo que se formó en la casa en la que vivían felices.

Aquel 17 de abril de 2018, Sandra intentó aguantar por todos los medios dentro de su hogar, pero nada podía evitar lo inevitable y hacer que su padre entrase en razón y diese marcha atrás al desahucio. «La manera de hacer las cosas, mi propio padre, es un cabrón y voy a demostrar todo lo que me ha hecho: me ha abandonado, ignorado y me ha maltratado psicológicamente», decía Sandra entre lágrimas ese día. Pero su sinsabor no es solo con su padre, también con la Justicia que, según ella, no ha hecho nada por ayudarla: «Quiero recalcar que este señor (su padre) me ha echado a la calle diciendo que no tiene dinero. No han hecho nada por corroborar si es así o no, pese a que yo he presentado pruebas de lo contrario». Y lo cierto es que así lo ha hecho. Sandra se encuentra embarcada en la aventura de escribir un libro para ofrecer su testimonio sobre lo ocurrido y «en busca de pruebas que desmonten el alto tren de vida que, según ella, mantiene su padre»

El VI marqués de Larios y abuelo del niño a la izquierda y José Collado que reclama el marquesado porque dice que es bisnieto del IV marqués de Larios a la derecha.

Ver el archivo adjunto 885368 Ver el archivo adjunto 885363
https://www.abc.es/estilo/gente/abc...&ns_linkname=desktop-tablet&ns_fee=AR23_1fila
:oops::LOL::LOL::LOL:
 
Registrado
19 Abr 2015
Mensajes
2.007
Calificaciones
14.658

Uno de los instantes del desahucio - JOSÉ RAMÓN LADRA
El preocupante estado de salud del nieto del marqués de Larios tras el desahucio
Tras aquel fatídico día para sus vidas, Sandra Fernández de Villavicencio y su hijo, Kenzo, viven en un piso mucho más «modesto» en Arroyo de la Vega en Alcobendas, que poco o nada tiene que ver con la majestuosidad del chalé de La Moraleja de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela

Han pasado casi ocho meses desde que el marqués de Larios, José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta, desahuciase a su hija, Sandra Fernández de Villavicencio -fruto de su primer matrimonio con Eva Lydia Isabelle Frommer-, y de su nieto Kenzo, de
seis años. Aquel fatídico día para la joven fue uno de los peores que recuerda en su vida: se quedó en la calle y sin un techo en el
que refugiarse. La escena fue insólita. Para el desahucio fueron necesarios cuatro coches de la Policía Municipal, un furgón de la
Policía Nacional, dos guardias de seguridad de Alcobendas, un par de miembros de la comisión judicial, un cerrajero y un trabajador
de la perrera municipal.

Ahora viven en un piso mucho más «modesto» en Arroyo de la Vega en Alcobendas, que poco o nada tiene que ver con la majestuosidad del chalé de La Moraleja de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela en el que disfrutaron más de dos décadas. Pero este cambio en la vida de Sandra no es lo que verdaderamente le quita el sueño, sino el actual estado de salud de su hijo, Kenzo, como así desvela a Jesús Carmona para «Jaleos». «A raíz de todo esto que hemos pasado, ha tenido un par de problemas; tiene un tic nervioso en los ojos y un problema en el corazón. Se queja de dolores en el corazón desde hace tres meses. Hemos estado de médico en médico, pero finalmente me han dicho que debe ser por el estrés que ha pasado», cuenta Sandra.

Como así apunta, estos síntomas podrían tratarse de una consecuencia directa de lo que el menor ha vivido en los últimos meses: «Han sido muchos cambios, le quitaron a sus mascotas, su hogar, su normalidad. Cambió de colegio, amistades». No tuvo que ser nada fácil para un menor asimilar, de la noche a la mañana, esos cambios y ver el espectáculo que se formó en la casa en la que vivían felices.

Aquel 17 de abril de 2018, Sandra intentó aguantar por todos los medios dentro de su hogar, pero nada podía evitar lo inevitable y hacer que su padre entrase en razón y diese marcha atrás al desahucio. «La manera de hacer las cosas, mi propio padre, es un cabrón y voy a demostrar todo lo que me ha hecho: me ha abandonado, ignorado y me ha maltratado psicológicamente», decía Sandra entre lágrimas ese día. Pero su sinsabor no es solo con su padre, también con la Justicia que, según ella, no ha hecho nada por ayudarla: «Quiero recalcar que este señor (su padre) me ha echado a la calle diciendo que no tiene dinero. No han hecho nada por corroborar si es así o no, pese a que yo he presentado pruebas de lo contrario». Y lo cierto es que así lo ha hecho. Sandra se encuentra embarcada en la aventura de escribir un libro para ofrecer su testimonio sobre lo ocurrido y «en busca de pruebas que desmonten el alto tren de vida que, según ella, mantiene su padre»

El VI marqués de Larios y abuelo del niño a la izquierda y José Collado que reclama el marquesado porque dice que es bisnieto del IV marqués de Larios a la derecha.

Ver el archivo adjunto 885368 Ver el archivo adjunto 885363
https://www.abc.es/estilo/gente/abc...&ns_linkname=desktop-tablet&ns_fee=AR23_1fila
La única responsable de que su hijo esté así es ella, le hizo estar dentro de todo el circo en el momento del desahucio, para dar pena, para hacer creer que su padre es una persona cruel...y lo que está claro es que ella es una vividora de manual, que utiliza a su hijo sin pudor en una guerra sin cuartel contra el padre. Escribir un libro sobre su padre? pero de verdad ella cree que a alguien le va a importar?hará ruido unos días y luego la historia se olvidará. Esta chica vive una realidad paralela, distorsionada, una falta de humildad impresionante, siento cero empatía por ella, en general por cualquier persona que no trabaje, pretenda vivir de los demás y además utilice a menores. Me queda claro que ella es la que llama a la prensa, si no, a nadie le importaría su vida.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)