La hija del marqués de Larios, desahuciada por su padre: "Quiere dejarme sin casa por judía" (1 Viewer)

Registrado
18 Sep 2014
Mensajes
2.601
Calificaciones
14.901

Imagen facilitada por Sandra Fernández de Villavicencio.

FAMOSOS PADRE E HIJA, ENFRENTADOS
La hija del marqués de Larios, desahuciada por su padre: "Quiere dejarme sin casa por judía"
Sandra Fernández de Villavicencio y su hijo Kenzo deberán desalojar su hogar de La Moraleja el próximo 10 de abril. "No me han dejado luchar, pero no pienso salir de mi casa", asegura la futura marquesa a JALEOS.

https://www.elespanol.com/corazon/f...ada-quiere-dejarme-sin-judia/297720666_0.html

Yo quisiera saber por qué vive en la casa de su padre, desde cuando, si el padre los dejó vivir ahí de manera temporal y ella se ha apalancado con la excusa de no tener trabajo fijo.
La casa no es suya, es de su padre, no está a su nombre y él puede disponer de ella si lo requiere. Otra cosa es que moralmente nos parezca mal que un padre desahucie a su hija y a su nieto.
En fin, hay muchas lagunas en esta historia.
 

Registrado
6 Abr 2009
Mensajes
11.338
Calificaciones
47.403

Imagen facilitada por Sandra Fernández de Villavicencio.

FAMOSOS PADRE E HIJA, ENFRENTADOS
La hija del marqués de Larios, desahuciada por su padre: "Quiere dejarme sin casa por judía"
Sandra Fernández de Villavicencio y su hijo Kenzo deberán desalojar su hogar de La Moraleja el próximo 10 de abril. "No me han dejado luchar, pero no pienso salir de mi casa", asegura la futura marquesa a JALEOS.

https://www.elespanol.com/corazon/f...ada-quiere-dejarme-sin-judia/297720666_0.html

Yo quisiera saber por qué vive en la casa de su padre, desde cuando, si el padre los dejó vivir ahí de manera temporal y ella se ha apalancado con la excusa de no tener trabajo fijo.
La casa no es suya, es de su padre, no está a su nombre y él puede disponer de ella si lo requiere. Otra cosa es que moralmente nos parezca mal que un padre desahucie a su hija y a su nieto.
En fin, hay muchas lagunas en esta historia.
Si nunca ha tenido relación con su padre, por lo que ella cuenta, debe ser la casa donde creció. Ella dice que fue su padre quien abandonó el hogar familiar. Supongo, evidentemente a la nota le falta información, pero eso es lo más lógico.
 

Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
7.814
Calificaciones
44.174
Ahora está la madre en directo. Me parece raro que no haya más datos. Aparte de que no estoy segura que se pueda deshauciar a un menor durante el curso escolar.

Imploramos la ayuda del pañal de expertas !! Aquí pasa algo raro. Rrgaro rrgaro rrgaro, que diría papuchi.
 
Última edición:
Registrado
25 Oct 2017
Mensajes
5.905
Calificaciones
31.877
No sigo la historia
Porque vive ella en una casa de sus padres? Si no es suya porque se amarra a la casa?
No trabaja para pagarse una?
 

D

Deleted member 18488

Guest
La semana pasada, en el suplemento Hoy corazón, decían que hizo una reforma integral de la casa y le pasó la factura al padre. Que ese había sido el detonante del desahucio. De ser cierto (desconozco el por qué de vivir en esa casa, las condiciones y todo lo que rodea al tema) menudo morro por parte de ella.
 
Registrado
19 Abr 2015
Mensajes
2.007
Calificaciones
14.658
Llevo semanas viendo este tema en los distintos diarios, al principio te choca, pero claro, según van saliendo cosas, ya no te choca tanto. Parece ser que hizo reformas en la casa a sabiendas de que ella no lo podía pagar y dijo a la empresa que fueran a su padre a que se las pagaran. Parece ser que no es la primera vez que lo ha hecho, y claro, la paciencia del padre se ha terminado. Ella no ha hecho más que darle bombo por todos los periódicos, y a día de hoy creo que esto se volverá contra ella, para mí hay cosas que no cuadran:
-Dónde está el padre del niño? le pasa algún tipo de pensión?
-Decir que no la querían porque era judía...pero si su padre se casó con su madre sabiendo que lo era, ni que estuviésemos en la época nazi, esto me ha parecido una tontería grandísima.
-Dónde está la madre de ella?
-Parece que apenas había trabajado en su vida, se formó habiendo tenido oportunidades para ello?
Lo que me parece muy feo es haber utilizado a un menor, sabiendo que iban a desahuciarla, pues que hubiera dejado al
niño con alguna amiga o familiar; pero claro, eso no cuadra con la imagen de víctima que quiere dar:

Esta imagen corresponde al desahucio, utilizar a un menor de esta forma me ha parecido patético y fuera de lugar.

Ver imagen en Twitter


El Español

✔@elespanolcom

S
inceramente, visto lo visto, creo que el que lleva razón es el padre, se ve que les había dejado la casa en usufructo a ella y a la madre, hasta que ella ha empezado a sacar los pies del tiesto y pretende seguir viviendo del padre sin haber trabajado nunca, amén de cargarle todo tipo de gastos. Visto lo visto, seguro que en breve la vemos en un "Deluxe"
 
Registrado
31 Ago 2017
Mensajes
3.621
Calificaciones
22.403
No tengo mucha idea de la historia pero por lo que he leido...que el padre sea rico y ella sea su hija no me parece motivo para tener que pagar una serie de comodidades a las que ella le obliga. La casa no parece que necesite ninguna reforma, y si sabes que no las puedes pagar, no tengas tanto morro. El que me da pena es el niño que no tiene culpa alguna.
 
Registrado
18 Sep 2014
Mensajes
2.601
Calificaciones
14.901
Así ha sido el complicado desahucio de la hija del marqués de Larios de su casa de La Moraleja
Pasadas las once de la mañana, Sandra Fernández de Villavicencio salía por su propio pie del chalé en el que lleva viviendo más de 20 años. Antes fueron desalojados sus múltiples animales
Gema Conty
Seguir
MADRIDActualizado:17/04/2018 19:29h4

Cuatro coches de la Policía Municipal, un furgón de la Policía Nacional, dos guardias de seguridad de Alcobendas, un par de miembros de la comisión judicial, un cerrajero y un trabajador de la perrera municipal. Es todo el equipo que ha hecho falta para llevar a cabo el desahucio de la hija del marqués de Larios, Sandra Fernández de Villavicencio -fruto de su primer matrimonio con Eva Lydia Isabelle Frommer-, y de su nieto Kenzo, de seis años.

Pocas posibilidades le quedaban a Sandra de evitar lo inevitable y hacer que su padre entrase en razón y diese marcha atrás al desahucio, que la Policía ya intentó llevar a cabo la pasada semana. Gracias a sus perros, ella consiguió unos días más para hacerse a la idea de que tenía que despedirse para siempre de la casa en la que lleva viviendo más de 20 años.

Este martes no corrió con tanta suerte. En el número 2 del Camino de las Jaras, en La Moraleja, se personó un trabajador de la perreramunicipal para ayudar con todos los animales que vivían hasta hoy en la casa: cuatro perros, peces, tortugas, dos gallinas, conejos... Más de una hora tardaron en cogerlos a todos y en meterlos en los furgones que les llevarían a una granja.
Tras ellos salió, pasadas las once de la mañana, su hijo Kenzo en brazos de su abuela, que tuvo que quedarse hasta el final del desahucio aguardando en su coche a las puertas de la vivienda, obligada por la Policía a mantenerse detrás del cordón que pusieron a ambos lados de la calle.

Sandra parecía resistirse y, desde primera hora de la mañana, aseguraba que no iba a claudicar en su lucha. «No me voy a ir de casa. Es hora de que mi padre dé la cara y venga él a desahuciarme. He intentado llamarle, pero nada», decía. Finalmente claudicó. Unos minutos más tarde salía nerviosa por su propio pie del espectacular chalé de 180 metros cuadrados y más de 1.800 de parcela, hoy desolado y sin apenas muebles, de José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta.

«Es vergonzoso»
Desde que José Carlos Fernández de Villavicencio y Eva Frommer se divorciaron hace más de 20 años, cuando Sandra apenas tenía seis, padre e hija han mantenido una tensa relación, que terminó en un contencioso por la casa que el marqués tiene en La Moraleja. El único vínculo que prácticamente les unía eran los 600 euros que pagaba al mes el aristócrata en concepto de manutención y el chalé familiar que dejó que disfrutasen Sandra y su madre.

Tanto ella como la que fue su mujer no entienden todavía las razones que han llevado al marqués a tomar esta drástica determinación, que ha terminado con Sandra en la calle. «Es tan vergonzosa la situación», comentaba Frommer desde su coche a las puertas de la vivienda. De manera insistente ha intentado comunicarse con él para hacerle ver lo equivocado que está con su hija: «Le he pedido que recapacite en varias ocasiones, que hay formas de hacer las cosas, pero ni me ha contestado». Tiene muy claro que de dinero no trata el asunto. Asegura que cuenta con un buen colchón para mantener a su actual familia -se volvió a casar y tiene dos hijos más- y apunta que los motivos podrían deberse a sus origen judío y a la actual mujer del marqués.

Con las manos vacías
Uno de los momentos más tensos del desahucio llegó cuando Sandra, muy enojada, salió por fin de la vivienda alegando que no le habían permitido recoger sus cosas. La secretaria judicial solicitó a la abogada de su padre allí presente, Carmen de Prada, cinco días para que la hija del marqués pudiese recoger sus pertenencias, algo a lo que se negó en rotundo, según la desahuciada.

Minutos después, la joven rompía a llorar delante de los medios, apenada por lo que le había hecho su padre. «La manera de hacer las cosas, mi propio padre, es un cabrón y voy a demostrar todo lo que me ha hecho: me ha abandonado, ignorado y me ha maltratado. psicológicamente», decía entre lágrimas. Pero su sinsabor no es solo con su padre, también con la justicia que, según ella, no ha hecho nada por ayudarla: «Quiero recalcar que este señor (su padre) me ha echado a la calle diciendo que no tiene dinero. No han hecho nada por corroborar si es así o no, pese a que yo he presentado pruebas de lo contrario».


Minutos después de que Sandra fuera desalojada de su casa de La Moraleja. A la derecha, su madre-JOSÉ RAMÓN LADRA
Solo buscaba un poco de compasión por parte del marqués de Larios. Al igual que hace algo más de un año, cuando le pidió que le ayudase a encontrar trabajo debido a los apuros económicos que estaban atravesando. Pero se fue como vino, con las manos vacías. A día de hoy no cuenta con ningún tipo de ingreso y, aunque tiene muy claro que tiene unos meses duros por delante, asegura que esto no le va a frenar. Está dispuesta a hacer todo lo que sea necesario para demostrar la «otra cara» de su padre.
http://www.abc.es/estilo/gente/abci...arios-30392649522-20180417164537_galeria.html
 
Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
7.814
Calificaciones
44.174
No me cuadra, no me cuadra nada.
¿ La casa es del marqués, y apenas tiene muebles ? ¿ Han estado viviendo 20 años en una casa sin muebles ?

Por el tratamiento que le dan en la tele, me parecía raro, y se me ocurrió poner el nombre de la moza en google... y parece que en La Moraleja la quieren mucho.

Aparte, es extraño que habiendo un menor, no se haya tenido en cuenta.
Y también es extraño que aleguen que tenían el usufructo de la casa, y el juez no lo tenga en cuenta.
Aquí faltan datos.
Este culebrón promete.
 
Última edición:
Registrado
6 Mar 2014
Mensajes
612
Calificaciones
2.697
En Facebook hay una página y en un comentario de dicha página, una persona pregunta por ella, que necesita saber dónde viene porque le debe dinero. Después, hay un montón de comentarios de diferentes perdonas que dicen que han trabajado para ella y no les ha pagado. Parece que ha estafado a bastante gente.
 
Registrado
19 Abr 2015
Mensajes
2.007
Calificaciones
14.658
Los de "El Español" siguen con el folletín por entregas...
https://www.elespanol.com/corazon/f...io-despidio-pintando-paredes/300470773_0.html



Kenzo, el nieto del marqués de Larios. Carmen Suárez/EL ESPAÑOL

FAMOSOS LO QUE SOLO VIO ESTE MEDIO
El llanto del nieto del marqués de Larios en el desahucio: se despidió de la casa pintando en las paredes
Este pasado 17 de abril hubo una víctima colateral del lanzamiento decretado por el marqués, su nieto de 6 años. JALEOS conoce cómo vivió el menor el desalojo y cuáles fueron sus súplicas, así como otras curiosidades de la intimidad de la vivienda.
18 abril, 2018 02:25
  1. DESAHUCIOS
  2. DESALOJOS
  3. MADRID
  4. MENORES
Jesús Carmona
Cuando en la mañana de este martes 17 de abril JALEOS traspasa, en exclusiva, el umbral de la casa de La Moraleja en la que, hasta ese momento, vivía la hija del marqués de Larios, Sandra Fernández de Villavicencio (30 años), y su nieto Kenzo, en el ambiente se respiraba tensión y nervios mal disimulados. Abre la verja Eva Frommer -la exmujer del marqués, José Carlos Fernández de Villavicencio y Eleta, y apoyo de su hija- con una sonrisa forzada. Una vez en el salón, completamente desangelado y lleno de 'gamberras' pintadas del niño de la casa, el silencio y el eco -ni un solo mueble adorna la estancia- reinaban hasta que por una puerta aparece la algarabía típica de un niño de 6 años, Kenzo (6).

De la mano de su madre, con el pelo rubio alborotado, vestido de chándal -con manchas de pintura- y con unas deportivas, el menor se acerca a nosotros discretamente. Muy educado aunque tímido, saluda a este medio y se pone rápidamente a jugar con unos lápices que guardaba en una caja de zapatos mientras su madre responde a nuestras preguntas. "Mira cómo me tiene la casa y las paredes. Le he dicho que solo pinte uno de los salones, para que este en el que estamos esté un poco en condiciones. Es su única manera de relajarse y evadirse. Lo ha pasado muy mal porque, aunque tiene seis años, se da cuenta de todo", aclaró su madre.





El llanto del nieto del marqués de Larios en el desahucio: se despidió de la casa pintando en las paredes Carmen Suárez

Sin embargo, ningún caso le hace Kenzo a su madre y no duda en comenzar a dibujar en la pared una casa. Mientras que se hacían las diez de la mañana, Kenzo sabía que allí iba a ocurrir algo, pero lo veía desde la óptica de un niño. No paraba quieto; sacaba punta a sus lápices, dibujaba la pared, hacía ingenuas preguntas a este medio sobre cómo funcionaba la cámara, convertía a los perros en sus amigos. "Estos son los perros peligrosos que decían la semana pasada", apostilló Sandra entre risas: "Lo único que hacen es ponerse nerviosos cuando desconocen".

Desde un primer momento, se notaba el fuerte vínculo entre el pequeño y los perros. De hecho, su mayor preocupación "de que entraran los polis a casa" era qué iba a pasarle a los perros. "Cuando entren, los perros les van a morder el culo, que se preparen", amenazaba divertido. Por su manera de hablar de "los polis" se notaba que su madre le había hablado de lo que estaba pasando. "Cuando hablamos del tema siempre me dice que cómo es posible que su abuelo nos haga esto", aseguraba Sandra.





Sandra y Kenzo, la hija y el nieto del marqués de Larios. Carmen Suárez/EL ESPAÑOL

"El marqués no sabe lo que es la familia"
Mientras que el menor se entretenía, este medio aprovecha para conocer, en exclusiva, la versión de Eva Frommer, la abuela de Kenzo, cuyo testimonio hasta el momento se desconocía. Entre la impotencia y las lágrimas, hay varios momentos en que se oculta tras las gafas de sol: "El marquesito es un hombre frío, sin sentimientos, no sabe lo que es una familia. Solo conoció lo que es una cuando entró en mi casa. Era uno más y no ha agradecido nunca todo lo que mi padre ha hecho por él. Qué se puede esperar de alguien que actúa así. Yo me cansé de intentar que se preocupara de su hija y nieto. Le mandé muchos mensajes diciéndole todo lo que se estaba perdiendo, pero nunca me los contestó". Ella ha sufrido mucho y ahora solo intenta que las cosas no le afecten tanto porque tiene problemas cardíacos: "Mira qué niño más lindo y educado se está perdiendo. Esto es lo más importante. Yo antes no creía en el karma, pero con los años sí".

Minutos antes de las diez de la mañana -la hora decretada para el lanzamiento- Eva se va de casa por unos minutos- aunque luego no la dejaron entrar los agentes- y este medio se aposta en la ventana desde donde se ve la verja. Queda nada y los perros se ponen nerviosos. "Mami, los perros", casi grita Kenzo, dejando ya de lado la pintura. "No te preocupes, hijo, que ya he hablado con los de la perrera, no les pasará nada", lo tranquiliza su madre mientras le pide que se aleje de la ventana. En ese momento, la alegría desaparece del menor. "Mamá, ¿qué van a hacer?", era su pregunta. Se lo veía nervioso, sabía que algo grave estaba pasando y se pega a su madre como una lapa. El murmullo de los agentes y los ladridos de los perros camuflaban sus gemidos: "Mamá, cuando entren, ¿qué van a hacernos? ¿Se quedarán con los perros y la casa?".



Madre e hijo en el interior del chalet de La Moraleja. Carmen Suárez/EL ESPAÑOL

"Iros, iros, iros", suplicaba Kenzo
Antes de que el cerrajero -el mismo de la semana anterior- taladre la puerta, los agentes intentar entablar conversación con Sandra desde la ventana de uno de los salones. "Para hacerlo más fácil, danos al niño para que no viva esto", argumentaba la autoridad mientras la hija del marqués rebatía a gritos y el pequeño se colgaba de sus 'faldas'. Justo cuando "los polis" abren la puerta principal, el niño se rompe en un llanto desconsolado mientras su madre trata de calmarlo dándose abrazos y besos. "Iros", les suplicaba a los agentes.

Mientras Sandra, entre lágrimas, intentaba defenderse, Kenzo repetía sin descanso: "Iros, iros, iros". Desde ese momento, los agentes adoptan una actitud empática y optan por hacerse con la 'amistad' del pequeño gastándole bromas. "Tranquilo que a los perros no les va a pasar nada. ¿Sabes? Yo tengo uno como este en casa", ha intentado mediar un policía nacional. Él, sin soltarse de su madre en ningún momento, y entre gemidos, miraba en derredor con desconfianza y los ojos rojos de tanto llorar. "¿Por qué nos queréis echar de esta casa si sois polis buenos?", llegó a preguntar el pequeño, que veía cómo su casa se llenaba de hombres en uniforme. Tras esa dura pregunta de un niño de 6 años que no entiende de desahucios, este medio abandona la vivienda por orden expresa de los agentes.

El desahucio de la hija y el nieto del marqués de Larios desde dentro, minuto a minuto Carmen Suárez

En la calle, acordonada y plagada de agentes de la policía y de medios de comunicación, se encuentra Eva Frommer, quien, indignada, relata a este medio el momento en que no la dejaron pasar: "Antes de la diez tenía derecho a entrar en esa casa, la cual he mantenido yo durante 25 años, pagando todo lo que el marqués no hizo". No podemos seguir charlando porque la reclaman para que entre en el domicilio y recoja a Kenzo. En ese momento comienzan a salir del domicilio agentes con los perros, las gallinas, la tortuga y los conejos.

Minutos más tarde, Eva abandona la casa con el pequeño Kenzo en brazos mientras Sandra atiende a la prensa: "Mi padre es un cabrón, voy a demostrar todo lo que me ha hecho durante 25 años. Me he hecho maltrato psicológico y me ha abandonado, me ha ignorado. Tiene mucha corrupción, esconde su patrimonio en empresas en el extranjero y tengo pruebas". Cuando parecía que Sandra se despedía de los medios -tal como se recoge en el vídeo adjunto a este texto- un marmolista la increpa pidiéndose el dinero que le debe, según él. Ella lo niega, pero el joven mantiene la existencia del deudo de 2.000 euros: "A mí me da igual su situación personal, lo que no entiende es por qué pide trabajos si no puede pagarlos. Le debe dinero a mucha gente". Sin duda, los problemas se le han acumulado este martes a Sandra Fernández de Villavicencio.

[Más información: El desahucio de la hija y el nieto del marqués de Larios desde dentro de la casa, minuto a minuto]
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)