Letizia inaugura Feria del Libro (1 Viewer)


Registrado
23 Jun 2015
Mensajes
5.291
Calificaciones
29.141
De cara la veo mejor que hace unos años cuando en un momento tenía el rostro demacrado y los rasgos afilados y duros, creo que con la cirugía de nariz y los rellenos ha mejorado. Personalmente no le veo la cara deforme o arruinada, sí un poco antinatural en el sentido de que en general no tiene líneas o arruguillas y por eso tiene la piel demasiado "perfecta" pero de ahí a arruinada o deformada hay una distancia y la verdad no me parece y tampoco que aparente cincuenta. Después que la personalidad de ella o el look de ropa guste o no es otra cosa y son todos puntos diferentes que se complementan pero no es una cara que la miras y te impresiona . Es normalita como cualquier hija de vecina, ni un bellezón ni un adefesio, con puntos fuertes y otros no como todas, ganaría más cogiendo unos kilos y permitiéndose algunas arruguillas pero no se la ve horrorosa.
Emma estoy de acuerdo contigo en que no está horrorosa ni deforme. Se muestra una foto de ella a cualquiera que no la conozca y no hay grito de susto. También es cierto que antes era fea, lo que no se veía en cámara por el maquillaje y los ángulos, pero que saltó a la vista desde el minuto 0 de saberse que era con quien el uve palito se quería casarse.

Establecido ésto hay que añadir los detalles que la convierten a nuestros ojos en deforme y que no está en lo físico, sino en su interior. Pues una persona de rasgos feos puede no parecértelo cuando la conoces (María Callas para mí es un ejemplo de bellísima mujer no importa su nariz o su peso) o al revés, alguien de rasgos atractivos como Ted Bundy puede parecerte horrible una vez conoces su depravación.

Así que al mirar a la tetis no veo el trabajo de su nariz, sus dientes de anuncio Colgate, su cutis magavilloso y ausencia de arrugas (ambos derivados del fotochopeo, porque au naturel tiene arrugas que yo, cuatro años mayor, no tengo). Lo que veo es una mujer obsesionada con su aspecto físico, no con el intelectual, una mujer que no respeta al prójimo, ya sea este prójimo el concejal con el que el rey está hablando, la suegra en público cuando primero es reina, o incluso su propio marido que en público es ante todo el rey. Una mujer con la actitud de algunos funcionarios del ámbito público y de contrato fijo en el privado, que saben que no los mueven y hacen lo menos que pueden. Una mujer sin muestras de cariño hacia nadie, especialmente hacia sus hijas que es lo que más sorprende. La veo y pienso que esa elementa zafia, irrespetuosa e ignorante representa a mi país, y ésto que sólo menciono lo que mis ojos ven, no lo que se adivina: su manipulación, su soberbia, su menosprecio, su egoísmo, su desfachatez, sus gritos y sus malas palabras, su vagancia a hacer lo que no le gusta, todo aquéllo por lo que jamás sería alguien con quien me relacionaría porque sí, soy tremendamente clasista, pero no por dinero o por apellidos sino por valía personal, y ella NO LA TIENE.
 
Registrado
23 Jun 2015
Mensajes
5.291
Calificaciones
29.141
http://www.hispanidad.com/majestad-letizia-revise-sus-lecturas-nietszche-es-el-padre-de-hitler.html

Majestad Letizia, revise sus lecturas: Nietszche es el padre de Hitler



30/05/2016 15:25 en Argumentos, Portada

Me guío por las crónicas periodísticas que aseguran que Su Majestad la Reina Letizia compró en la Feria del Libro ejemplares de Nietzsche y Kierkegaard.

Pero Majestad, debe usted cuidar sus lecturas. Puede que ambos autores le ofrezcan una sana imagen de Reina progresista, que oscila entre su amistad con el progre Pedro Sánchez o sus tendencias podemitas pero lo cierto es que entre Friedrich Nietszche y nosotros está un tal Hitler, que se tragó lo del superhombre de don Frederick como lo hacía él, sin excesivos matices.

Y lo de don Soren Kierkegaard es aún peor: menudo plasta es el buen danés. Con decirles que era mitad filosófico mitad teólogo… Un tipo tan triste que inventó el existencialismo, que es como una condena a ver Sálvame en Seven eleven: 24 horas al día, 365 días al año.

Majestad, revise usted sus lecturas, por favor. Su salud psíquica corre serio peligro.


Hispanidad

[email protected]
Quien tiene que revisar sus lecturas, si es que alguna vez las tuvo, es el “escritor” de esta patraña. Por no saber ni sabe escribir su apellido correctamente. Nietzsche NO es responsable de que Hitler tergiversara el significado de su Superhombre, pues Nietzsche fue muy claro en los detalles (ajem, todo lo claro que un filósofo puede serlo…bueno tampoco es de los más claros…digamos que se molestó en explicar detalladamente aunque cuesta entenderle); Hitler interpretó como le dio la gana.

Nietzsche tenía una hermana que se casó con un hombre que con el tiempo se alineó con las ideas que parirían el nazismo. Nietzsche ROMPIO relaciones con ellos porque Nietzsche era PRO-judío (lo que también pesó mucho en la ruptura de su amistad con Wagner, cuya música por cierto también utilizó Hitler…¿por qué no se menciona este dato tan a menudo?)

El superhombre de Nietzsche NO es un ario puro. Nietszche no clasificaba por razas o nacionalidades, Nietzsche era un individualista que clasificaba según VALIA personal (léase empeño intelectual). Y la valía para él no la daba el dinero, los títulos o la raza, sino el desarrollo personal. Para Nietzsche el superhombre es aquel que piensa por sí mismo, que cuestiona los valores establecidos (no extraña que fuera ateo), que estudia, que aprende, que asimila, que CRECE. Un hombre con una mente analitica y racional, dueño de sí mismo, inmune a la mentira y la manipulación porque ha aprendido a verlas venir. Un hombre entregado a la integridad, por encima de conveniencias sociales, religiosas o personales. Un hombre Honesto, con mayúscula, responsable de sus actos y de sus palabras, sin excusas para sus errores, sin dedo apuntando siempre a otro, mirándose al espejo y Reconociéndose. Un hombre solitario, pues la excepcionalidad lo es. El polo opuesto al “esclavo”, no el negro recogiendo algodón, sino el hombre en manos de su propia naturaleza, egoista y comodona, de su mediocridad, el que prefiere llorar como víctima que luchar como hombre. El que nunca es responsable de su situación y está donde está porque las circunstancias, o mi padre, o mi escuela, o cualquiera de “los demás” me tiene oprimido en este agüjero, aborregado en su eterna cantinela ”Ohh, dadme algo por todo lo que me quitáis!”. Ese victimismo que tanto vemos hoy en día.

Enloqueció (probablemente consecuencia de una sífilis adquirida en su juventud) y su hermana se hizo cargo de él. Al morir el cuerpo de este superhombre (pues su mente ya había perecido) la hermana cogió sus escritos y los modificó a su gusto (casada con un antisemita, recordemos) y se publicaron así. Esto no es un secreto, ni hay que ser un erudito para saberlo, cualquiera que haya leído la mínima información sobre él se ha enterado.

Ahora me contáis que tiene que ver ésto con Hitler.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)