Pasteles, tartas, empanadas, bollos, pizzas, pastas, panes... del mundo (1 Viewer)

Registrado
8 May 2017
Mensajes
20.838
Calificaciones
55.183
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Objetivo de este hilo:
mostrar las mejores recetas de cada paìs y sus similitudes, parentesco y diferencias entre cada una.
La interconexiòn que existe entre las distintas cocinas.
Comenzamos...


GRECIA
1576329017022.jpeg
Spanakopita (pastel griego de espinacas y feta)



Spanakopita (pastel griego de espinacas y feta)




El último gran libro que ha caído en mis manos es 'La cocina de Vefa', un fantástico recetario de cocina griega firmado por Vefa Alexiadou y recién publicado en España por Phaidon. Esta señora cuyo nombre en castellano suena un poco mal es una especie de Simone Ortega en version helena. Ha escrito un montón de libros desde los ochenta y tiene su propio programa de televisión, pero lo que más me gusta de ella es su look y que sea química de formación.

Frivolidades aparte, La cocina de Vefa es uno de esas biblias que te hacen querer la gastronomía de un país. Sus más de 300 recetas recorren Grecia de arriba abajo y conforman un pequeño tratado de cocina mediterránea, basada en sobre todo en las verduras, los pescados, las aves y el cordero. Y por supuesto, las hierbas aromáticas y las especias, usadas siempre con moderación.

Leyendo la introducción he aprendido varias cosas que no sabía. La abundancia de platos de verduras en la cocina griega está ligada al cristianismo ortodoxo, que dicta la abstinencia de productos de origen animal durante un tercio del año. De hecho, Vefa cuenta que hasta la segunda mitad del siglo XX, los griegos apenas tomaban carne, que se reservaba para las festividades.

Otra cosa que me ha encantado descubrir es que los griegos antiguos fueron los primeros en valorar las cocinas locales, convirtiendose de alguna forma en pioneros de las denominaciones de origen. Y también desconocía el significado de la palabra "dieta" en griego clásico, que es "modo de vida". Para los que quieran profundizar más, Vefa describe las diferencias culinarias entre las diferentes partes del país, de Macedonia a las islas, e incluye un glosario final de términos muy interesante, en el que puedes aprender qué es el orzo (pasta con forma de arroz), la retsina (vino con sabor a pino) o el kefalotiri (queso añejo).

La receta del libro que he elegido hacer es la de spanakopita, o más concretamente, la de spanakotiropita (pastel de espinacas y queso). Para mí es sin duda una de las cumbres de la cocina básica griega, y siempre que voy por allí la consumo en grandes cantidades. Tan común en Grecia como aquí el bocata de jamón, se vende en casi todas las panaderías. La mezcla de espinacas y feta con eneldo, envuelta en la pasta filo es una maravilla: tomarse un buen trozo de esta pita en una playa del Egeo en plan picnic constituye una experiencia gastronómica que recomiendo con fervor.

Mi adaptación lleva un poco menos de eneldo que la fórmula de Vefa -no soy un gran fan de esta hierba-, y rehogo un poco la cebolleta en la mantequilla para que sea un poco más digestiva. También he reducido en un 20% aproximadamente la cantidad de relleno, pero si se quiere un pastel con más verdura, se puede aumentar sin problemas. En lo demás, la sagrada palabra de la gurú de la cocina griega está respetada.

Dificultad
Media: hay que ser un poco rápido para maniobrar con la pasta filo.

Ingredientes
  • 400 gr de espinacas
  • 200 gr de queso feta
  • 250 gr de pasta filo preparada
  • 2 cebolletas
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas de leche
  • 1 cucharada de eneldo picado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra
Preparación
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Picar fina la cebolleta y rehogarla en la mantequilla a fuego suave unos 10 minutos. Dejar enfriar.
3. Escaldar un minuto las espinacas en abundante agua hirviendo con sal. Pasarlas por agua fría. Escurrirlas muy bien, aplastándolas con suavidad, para que suelten la mayor cantidad de líquido posible. Picarlas un poco con un cuchillo o una tijera.
4. Mezclar en un bol las espinacas, la cebolleta con la mantequilla, los huevos ligeramente batidos, la leche, el eneldo y el perejil. Desmenuzar el queso feta por encima y mezclar lo justo para incorporarlo, sin marear. Pimentar y salar muy poco.
5. Pintar con aceite un molde de horno. Extender unas cinco láminas de pasta filo sobre el molde, pintando cada una con un poco de aceite (ojo porque la pasta filo no se puede mantener mucho tiempo al aire: abrir el paquete justo cuando se vaya a usar). Incorporar la mezcla de espinacas. Poner otras tantas láminas de pasta filo encima también pintadas con aceite. Enrollar la pasta que sobresalga del molde.
6. Marcar el pastel por raciones con cuidado de cortar sólo la capa de arriba de pasta filo. Rociar con un poco de agua y hornear 1 hora, hasta que esté dorado y crujiente. Servir templado o a temperatura ambiente.

 

Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
Objetivo de este hilo:
mostrar las mejores recetas de cada paìs y sus similitudes, parentesco y diferencias entre cada una.
La interconexiòn que existe entre las distintas cocinas.
Comenzamos...


GRECIA
Ver el archivo adjunto 1258404
Spanakopita (pastel griego de espinacas y feta)



Spanakopita (pastel griego de espinacas y feta)




El último gran libro que ha caído en mis manos es 'La cocina de Vefa', un fantástico recetario de cocina griega firmado por Vefa Alexiadou y recién publicado en España por Phaidon. Esta señora cuyo nombre en castellano suena un poco mal es una especie de Simone Ortega en version helena. Ha escrito un montón de libros desde los ochenta y tiene su propio programa de televisión, pero lo que más me gusta de ella es su look y que sea química de formación.

Frivolidades aparte, La cocina de Vefa es uno de esas biblias que te hacen querer la gastronomía de un país. Sus más de 300 recetas recorren Grecia de arriba abajo y conforman un pequeño tratado de cocina mediterránea, basada en sobre todo en las verduras, los pescados, las aves y el cordero. Y por supuesto, las hierbas aromáticas y las especias, usadas siempre con moderación.

Leyendo la introducción he aprendido varias cosas que no sabía. La abundancia de platos de verduras en la cocina griega está ligada al cristianismo ortodoxo, que dicta la abstinencia de productos de origen animal durante un tercio del año. De hecho, Vefa cuenta que hasta la segunda mitad del siglo XX, los griegos apenas tomaban carne, que se reservaba para las festividades.

Otra cosa que me ha encantado descubrir es que los griegos antiguos fueron los primeros en valorar las cocinas locales, convirtiendose de alguna forma en pioneros de las denominaciones de origen. Y también desconocía el significado de la palabra "dieta" en griego clásico, que es "modo de vida". Para los que quieran profundizar más, Vefa describe las diferencias culinarias entre las diferentes partes del país, de Macedonia a las islas, e incluye un glosario final de términos muy interesante, en el que puedes aprender qué es el orzo (pasta con forma de arroz), la retsina (vino con sabor a pino) o el kefalotiri (queso añejo).

La receta del libro que he elegido hacer es la de spanakopita, o más concretamente, la de spanakotiropita (pastel de espinacas y queso). Para mí es sin duda una de las cumbres de la cocina básica griega, y siempre que voy por allí la consumo en grandes cantidades. Tan común en Grecia como aquí el bocata de jamón, se vende en casi todas las panaderías. La mezcla de espinacas y feta con eneldo, envuelta en la pasta filo es una maravilla: tomarse un buen trozo de esta pita en una playa del Egeo en plan picnic constituye una experiencia gastronómica que recomiendo con fervor.

Mi adaptación lleva un poco menos de eneldo que la fórmula de Vefa -no soy un gran fan de esta hierba-, y rehogo un poco la cebolleta en la mantequilla para que sea un poco más digestiva. También he reducido en un 20% aproximadamente la cantidad de relleno, pero si se quiere un pastel con más verdura, se puede aumentar sin problemas. En lo demás, la sagrada palabra de la gurú de la cocina griega está respetada.

Dificultad
Media: hay que ser un poco rápido para maniobrar con la pasta filo.

Ingredientes
  • 400 gr de espinacas
  • 200 gr de queso feta
  • 250 gr de pasta filo preparada
  • 2 cebolletas
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas de leche
  • 1 cucharada de eneldo picado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra
Preparación
1. Precalentar el horno a 180 grados.
2. Picar fina la cebolleta y rehogarla en la mantequilla a fuego suave unos 10 minutos. Dejar enfriar.
3. Escaldar un minuto las espinacas en abundante agua hirviendo con sal. Pasarlas por agua fría. Escurrirlas muy bien, aplastándolas con suavidad, para que suelten la mayor cantidad de líquido posible. Picarlas un poco con un cuchillo o una tijera.
4. Mezclar en un bol las espinacas, la cebolleta con la mantequilla, los huevos ligeramente batidos, la leche, el eneldo y el perejil. Desmenuzar el queso feta por encima y mezclar lo justo para incorporarlo, sin marear. Pimentar y salar muy poco.
5. Pintar con aceite un molde de horno. Extender unas cinco láminas de pasta filo sobre el molde, pintando cada una con un poco de aceite (ojo porque la pasta filo no se puede mantener mucho tiempo al aire: abrir el paquete justo cuando se vaya a usar). Incorporar la mezcla de espinacas. Poner otras tantas láminas de pasta filo encima también pintadas con aceite. Enrollar la pasta que sobresalga del molde.
6. Marcar el pastel por raciones con cuidado de cortar sólo la capa de arriba de pasta filo. Rociar con un poco de agua y hornear 1 hora, hasta que esté dorado y crujiente. Servir templado o a temperatura ambiente.

Excelente idea la de abrir este apartado, estimada Compañera @Coti7495 , te felicito por ello.- Mi mas cordial enhorabuena.-
 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
No hay fiesta de “Prao” ni espicha en Asturias que se precie, que no tenga en su menú este pequeño manjar. Hoy os traigo estos bollinos preñados, con su tierna masa de pan de leche y el sabroso chorizo asturiano que empapa su interior, son éxito asegurado. RECETA: Ingredientes: 200 ml de agua 50 ml de leche 25 ml de aceite de oliva Una cucharadita de sal 450 gr de harina de fuerza. Un sobre de levadura seca de panadería 12 trozos de chorizo tierno (aproximadamente 3 cm de largo cada uno) Elaboración: Precalentamos el horno a 250°C En una fuente honda ponemos la harina de fuerza, la levadura y la sal. Hacemos un hueco en el centro. Mezclamos el agua, la leche y el aceite de oliva. Lo templamos 10 segundos al microondas. Vertemos la mezcla templada en el volcán de harina y comenzamos a amasar hasta que todos los elementos queden integrados. Cuando los ingredientes estén completamente integrados, enharinamos una superficie y terminamos el amasado sobre ella hasta formar una masa suave y elástica. * ¿Cómo sabemos cuándo está? Una vez mi abuela me dijo que si hundimos los nudillos en la masa y ésta vuelve a su lugar, éste es justo el momento de dejar de amasar. Volvemos a colocar la masa en la fuente ligeramente engrasada con aceite, tapamos con un paño limpio y húmedo, en un lugar de la casa templado y sin corrientes. Dejamos levar una hora o hasta que doble su volumen. * Un truco: Como tenemos precalentando el horno, colocamos el cuenco cerca de él y con el calor que desprende aceleraremos el proceso de levado. Una vez que la masa haya doblado su volumen, vamos formando bolitas del tamaño de una albóndiga. Dentro metemos un trozo de chorizo tierno y cerramos, teniendo cuidado de dejar la unión hacia abajo para que no se nos abran en el horno. Los dejamos en una rejilla o bandeja de horno reposando 15 minutos y pasado este tiempo los horneamos 25 minutos. Y ya estamos listos para disfrutar de este bocado exquisito acompañado de unos buenos culinos de sidra asturiana.-




 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
Empanada de anguila o Lamprea


Antiguamente, ante la necesidad de transportar la comida, la empanada era una forma fácil y duradera y en su origen se pr...más

rosalia rosalia


Ver Actividad en la receta
  • rosalia

1 persona ha agregado la receta al plan de cocina
Pregunta, comenta
Ingredientes
6 raciones

  1. Para el relleno de anguila
  2. 500 gr anguila
  3. 1 lata pimientos morrones
  4. 1 limón
  5. 2 cebollas
  6. 3 hebras azafrán
  7. sal
  8. Para el relleno de Lamprea
  9. 1 lamprea
  10. 2 cebollas
  11. 3 dientes ajo
  12. 1 copa vino tinto
  13. sal y pimienta
  14. Laurel
  15. pan
  16. Para la masa
  17. ½ kg harina
  18. 30 gr levadura prensada y fresca
  19. sal

Pasos
75 minutos

  1. Preparar la masa:
    Disolver la levadura con un poco de agua tibia y una cucharada de sal, incorporar la harina poco a poco hasta conseguir un bollo compacto, dividir en dos y dejar reposar en un lugar sin corrientes y tapado con film transparente por al menos una hora, hsata duplicar su tamaño.




  2. Relleno de anguila:
    Mientras hay que limpiar la anguila, retirar la piel, cortar en trozos y salar. Reservar.




  3. Rehogar la cebolla en rodajas finas hasta que estén transparentes, salar y agregar el azafrán picado, incorporar la anguila y rociar con el zumo de limón; dejar 3 minutos y cuando la anguila este lista, retirar y reservar.




  4. Relleno de Lamprea:
    Escaldar la lamprea, con un cuchillo raspar la piel, hacer un corte superficial en el vientre y con los dedos sacar la tripa, para retirar la hiel hay que cortar en la parte superior de la cabeza. Volver a lavar y colgar de la cola para que suelte la sangre (recoger sobre un cazo con el vino y guardar), luego desechar la cabeza, retira el hígado; hacer cortes en el lomo (retirar una tripa blanca) en rodajas de tres centímetro y reservar.




  5. A las vísperas poner a macerar con un ajo, una cebolla, pimienta y laurel, al día siguiente retirar, secar y pasar por harina, freír hasta que tomen color, retira y reservar.




  6. En otra sartén, rehogar la cebolla con el ajo y cuando la cebolla se ponga transparente se agregan los trozos de lamprea y se cubre con el vino y la sangre donde se macero y se deja cocer hasta que se reduzca la salsa y espese. Freír el pan y el hígado en otra sartén, triturar y añadir poco a poco a la salsa hasta ligar.




  7. Armar empanada:
    Extender con un rodillo los bollos de masa y con uno de ellos cubrir una fuente de horno previamente aceitada, extender sobre la masa el relleno de anguila y los pimientos morrones (o bien el relleno de lamprea) y cubrir con la otra parte de la masa. Adornar la masa con trozos de masa sobrantes y pinchar la masa con un tenedor.




  8. Llevar al horno hasta que se cueza la masa y se dore.



 

Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
Casadiellas asturianas



casadiellas asturianas







casadiellas asturianas





Con esta receta de casadiellas asturianas verás lo fácil que es preparar este dulce tradicional, hecho a base de frutos secos y anís.






En nuestra receta hemos rellenado solo con nueces, pero puedes usar también avellanas o una mezcla de ambos frutos secos.



INGREDIENTES para 8 casadiellas




Para la masa




  • 300 gr de harina para todo uso (hará falta algo más, depende de cada harina)
  • Medio sobre levadura química (unos 8 g, es como una cucharadita de postre)


  • 100 g de mantequilla blanda (a temperatura ambiente)
  • 50 ml de aceite de oliva suave
  • 100 ml de vino blanco de guiso
  • La yema de un huevo grande
  • Una pizca de sal


Relleno



  • 60 g de azúcar (2 cucharadas)
  • 150 gr de nueces picadas (también pueden ser avellanas, o mitad nueces y avellanas)
  • 40 ml de anís dulce
  • 40 ml de agua o leche


Para freír las casadiellas





  • Un palo de canela o un par de estrellas de anís y piel de limón para aromatizar
  • Aceite de oliva suave o aceite de girasol
  • Azúcar para rebozar

ELABORACIÓN de las Casadiellas asturianas



  1. En un bol hondo ponemos el aceite, la mantequilla, el vino, la yema de huevo y la pizca de sal. Mezclamos bien con unas varillas. Cuando esté bien ligado añadimos la levadura y después vamos añadiendo la harina poco a poco y la vamos integrando. Es mejor hacerlo así porque la cantidad de harina es variable, depende de como la vaya absorbiendo la masa.
  2. Cuando la masa forme una bola que no se pegue a las manos, ya estará lista. Un truco para que quede más hojaldrada es extenderla con el rodillo, doblarla sobre si misma un par de veces y volver a extender con el rodillo. Si lo hacemos 3 o 4 veces la masa quedará como un hojaldre casero, perfecta!!

  3. Una vez terminada, tenemos que dejarla reposar al menos un par de horas, e incluso más (de un día para otro) si la dejas tapada en un recipiente.
  4. Ahora vamos a picar las nueces en una picadora o en el mortero. Hay quien prefiere dejarlas como harina, muy picadas, o con una textura más gruesa. Hazlo a tu gusto.
  5. Una vez picadas las nueces las mezclamos con el resto de ingredientes del relleno hasta que se forme como una pasta.


Montaje de las casadiellas


  1. Tenemos que extender la masa de las casadiellas con un rodillo sobre una superficie plana y enharinada. Tiene que quedar lo más fina posible. Cortamos cuadrados iguales de unos 10 cm de lado. En en centro de cada cuadrado ponemos una tira de relleno de nuez y formamos un cilindro sellando bien los extremos (podemos usar un tenedor, como se hace con las empanadillas).
  2. Calentamos el aceite con la canela o anís y con la piel de limón. El anís estrellado potencia mucho el sabor anisado del postre.
  3. Vamos friendo las casadiellas en aceite caliente hasta que doren, las sacamos y las rebozamos en azúcar. Se pueden servir templadas o frías.
 

Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
Empanada de ternera asturiana



Vamos hacer otro tipo de masa dlstinta, a la de empanada de lomo con pimientos, lleva más tiempo pero también sale muy rica.

Ingredientes
10 raciones.

  1. ------------ Para la masa:
  2. 250 ml leche
  3. 250 ml aceite oliva 0'4°
  4. 1 huevo
  5. 25 g. levadura de panadería
  6. 600 g. harinna
  7. sal
  8. ------- Para el relleno:
  9. 750 g. carne guisar de ternera

    • 1 cebolla
    • 2 tomates
    • huevo batido
    • 1 diente ajo
    • a.o.v.e
    • sal
    Pasos
    2 horas.
    1. Lo primero hacemos la masa para que crezca mientras preparamos el relleno, ponemos la leche en un cazo la acercamos al fuego, calentamos un poco, deshacemos en ella la levadura. En un bol ponemos el aceite, incorporamos la leche con la levadura disuelta y batimos bien para mezclarla, a continuación el huevo seguimos batiendo, poco a poco vamos tamizando la harina uniendo todo, formamos la masa que trabajamos un rato para que nos quede fina y elástica.


      Foto del paso 1 de la receta Empanada de ternera asturiana


    2. La ponemos en un bol espolvoreado de harina, le hacemos unas rayas por arriba, la tapamos con un paño, la dejamos reposar en sitio templado como 1 hora, hasta que doble el volumen.


      Foto del paso 2 de la receta Empanada de ternera asturiana


    3. Vamos con el relleno. Limpiamos la carne de nervios y grasa, la cortamos en filetes finos, luego en tiras y estas en dados pequeños, salpimentamos al gusto.




    4. Ponemos un poco de aceite en la sartén con el ajo cortado menudo, lo freímos un poco y doramos en el la carne, le agregamos un poco de vino blanco la dejamos cocer un poco sin que nos seque del todo.




    5. En otra sartén, con un poco de aceite, ponemos la cebolla cortada en juliana, la pochamos un poco e incorporamos los tomates pelados y cortados finos, dejamos que se haga todo junto, cuando esté tierno lo aplastamos con un tenedor e incorporamos la carne le damos unas vueltas para mezclarlo, lo retiramos del fuego para que enfríe.




    6. Una vez que tengamos la masa lista, la cortamos en 2 trozos, con el rodillo sobre la mesa enharinada, estiramos uno para forrar la bandeja del horno que tendremos enmantequillada previamente.


      Foto del paso 6 de la receta Empanada de ternera asturiana


    7. Ponemos la carne con la salsa, la repartimos, estiramos el otro trozo de masa para cubrirla, con la ayuda de un tenedor la unimos por los bordes, con los restos de masa le ponemos el adorno, pinchamos por encima con el tenedor, barnizamos con huevo batido.


      Foto del paso 7 de la receta Empanada de ternera asturiana


    8. Calentamos el horno a 190°, cocemos unos 40', hasta que dore.


      Foto del paso 8 de la receta Empanada de ternera asturiana


    9. NOTA: Se puede hacer con carne picada pero cambia un poco el sabor, la máquina calienta la carne y le saca el jugo. Otra opción es guisar la carne en trozos y después desmenuzarla. Eso es a gusto del consumidor. Un saludo.





 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
20.838
Calificaciones
55.183
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
GALICIA - ESPAÑA

1576884351091.png

Receta de empanada gallega básica y su masa paso a paso.

prima hermana de la empanada asturiana

1576883785487.png


PARA ELABORAR EXITÓSAMENTE CUALQUIER EMPANADA GALLEGA Y TODA CLASE RECETAS DE EMPANADAS Y SU MASA

Un resumen de todo lo expuesto sobre como elaborar exitósamente una empanada gallega y toda clase de recetas de empanadas. Os recomiendo esta receta en la que para elaborar la masa de empanada usaremos como grasa el aceite del sofrito de relleno de la misma, consiguiendo de esta forma que adquiera todo el sabor del mismo. Por dicha razón lo primero que debemos de cocinar será un sofrito de empanadas usando bastante aceite para que luego nos llegue para hacer la masa de la empanada. Os comento que la cantidad de ingredientes indicados en esta receta y en todas las de la web son para hacer una empanada mediana de unas 4-5 raciones.



1.- PRIMERO COCINA EL SOFRITO RELLENO DE LA EMPANADA
1576883964285.png



Ingredientes:
- cebolla aundante
- pimiento mediano, tomate
- ajo, perejil, sal
- pimentón dulce y pimienta molidos
- aceite abundante (pues luego usaras parte del mismo en elaborar la masa)

Picamos fino las hortalizas, reservamos el tomate, y rehogamos el resto a fuego suave en el la sartén con el aceite, preferible cuando esté tibio para que el sofrito no se tueste.
Mientras se hace preparamos, sazonamos ó en su caso pre-cocinamos el ingrediente principal de la empanada.
Digo pre cocinar porque hay empanadas que piden cocinar previamente su ingrediente principal sea mediante un rehogado en aceite ó un cocido en agua, como por ejemplo la empanada de bacalao y de mariscos cocerlos ó las empanadas de pollo y carne un previo rehogado opcional aparte
Hecho esto y cuando el guiso este a medio hacer salpimentamos, añadimos el tomate pelado picado y dejamos seguir haciendo hasta que todo este pochado, es decir, caldoso y la cebolla transparente.
Al final, cuando ya casi esté listo, añadimos el ingrediente principal de la empanada ya sea pre cocinado ó crudo según indique la receta y rehogamos un par de minutos para que en su caso se haga un poco el ingrediente si va crudo y que en general tome sabor el conjunto. Rematamos coloreando con un poco de pimentón dulce y dejamos enfriar antes de proceder a elaborar la empanada.

Trucos y consejos sobre el sofrito relleno de empanadas:

- Para empanadas es recomendable usar aceite de oliva suave, girasol ó similar, pues tienen poca acidez y ayudará a que no repita ni resulte pesada la empanada.
- Para que el sofrito de empanadas nos quede bien pochado, es decir jugoso y ligeramente caldoso añadimos el tomate cuando el guiso este a medio hacer, con a mayores, si fuese necesario, un chorrillo de agua ó alguna clase de caldo acorde, dejándolo luego reducir un poco para conseguir dicho punto.
- Debemos de utilizar el guiso para la empanada cuando ya este frio, pues si lo usamos caliente malogrará la masa de la base de la empanada ablandándola.
- El guiso sabe mejor hecho del día anterior que reciente, pues debido al reposo adquiere más sabor.
- Debemos de tener en cuenta que todos los ingredientes principales de la empanada que suelten vapor ó jugo al cocinarse, por ejemplo las carnes y mariscos, por ese motivo ablandarán la masa de empanada al cocerse esta en el horno. Para evitar esto conviene rehogar precocinar el ingrediente previamente un poco para que suelte parte de su jugo, cosa que podemos hacer añadiéndolo al final al guiso como se indica en la receta ó si lo preferimos rehogámdolo aparte en una sartén con un poco de aceite. En este último caso el jugo que suelte durante el rehogado no lo desecheis, guardarlo porque puede servir para enriquecer de alguna forma la empanada, como por ejemplo usándolo como ingrediente extra al confeccionar la masa ó empapar por encima un poco el montaje del relleno una vez lo tengamos ya puesto sobre la base de la empanada.
- Por la misma razón anterior, es decir que el sofrito de empanada no vaya demasiado caldoso, también es conveniente escurrirlo un poco antes de añadírselo a la empanada, procurando no obstante que tenga un punto justo de aceitoso y jugoso.

2.- DESPUÉS ELABORA LA MASA DE EMPANADA
1576884071140.png

Ingredientes:

- 500 grms. harina
- 200 cc. de agua tibia (un vaso de los de agua escaso)
- 12 cucharadas soperas de aceite del sofrito del guiso de la empanada
- 1 cucharadilla de sal
- 1 cucharadilla de pimentón dulce
- 1 trozo levadura prensada de panadería tamano de una avellana (5 grm)

Ponemos la harina en un cuenco, hacemos un hoyo en el centro y añadimos dentro todos los ingredientes y la levadura desmenuzada. Mezclamos poco a poco con la harina y luego, una vez todo mezclado, terminamos de amasara mano sobre la mesa enharinada. Debemos amasar hasta conseguir una masa de empanada suave, elástica y no pegajosa (con unos 15-20 minutos sera sufieciente), pudiendo añadir algo más de harina ó agua si hiciese falta. Formamos una bola apretada y dejamos reposar unos 30-60 minutos antes de usarla.

Trucos y consejos de amasado:

- El pimentón dulce es lo que ayudará a darle un mejor color dorado a la empanada, por esta razón es recomendable usar un pimentón molido muy fino y de primera calidad, pues de calidad mediocre se notarán pigmentaciones en la masa de la empanada.
- El tipo de levadura más adecuada es la levadura prensada de panadería, especial para panes y bollería y que se vende en pequeños paquetes en los supermercados. No obstante también podemos usar una cantidad equivalente de la del mismo tipo pero que es en polvo granulado y que se vende en sobrecillos.
- Cuanta más levadura usemos en la receta más gruesa y esponjosa quedará la masa de la empanada. Aunque depende de gustos opino que la cantidad indicada de un trozo de levadura del tamaño de una avellana es la más adecuada, ya que al fin y al cabo la empanada no necesita de mucha levadura y la misma es simplemente para que la empanada no nos quede con una masa cruda ó demasiado dura una vez horneada. No obstante tenemos las puertas abiertas a usar la cantidad de levadura indicada que nos dará una empanada a la vez crujiente y tierna ó por ejemplo a duplicar la cantidad de levadura para obtener una empanada con una masa más gruesa y esponjosa.

3.- LUEGO MONTA Y CONFECCIONA LA EMPANADA
1576884099226.png


Una vez reposada la masa de empanada dividimos el bollo en 2 partes iguales, una será para hacer la base y la otra para la tapa. Estiramos la parte de base con el rodillo sobre la mesa enharinada en forma redonda ó cuadrada dejándola de un grosor de unos 2 mm, luego la colocamos sobre el molde ó la bandeja del horno previamente preparados ya sea con papel horno ó engrasados y repartimos por encima el sofrito, como ya dijimos, procurando vaya escurrido pero en su punto justo de aceitoso jugoso. Estiramos igualmente la tapa, cubrimos con ella la base, apretamos los bordes, decoramos con tiras de masa de empanada sobrante y la sellamos trenzándola todo a su alrededor. Por último la pincelamos con huevo batido y para que no infle en el horno le hacemos un agujero central de respiración y le picamos simétricamente por varios sitios su superficie.

Trucos y consejos sobre montaje de empanadas:

- El grosor del estirado de la masa de empanada es cuestión de gustos, personalmente no suelo estirarla ni fina ni gruesa, sino una medida intermedia. En parte también depende del peso de su relleno, pues por ejemplo las empanadas de carne suelen pesar más y en estos casos podemos optar por más grosor de la base. Otras empanadas requieren que la masa vaya estirada fina para que la misma no reste presencia ni sabor a su ingrediente principal, como por ejemplo la empanada de manzana y alguna otra peculiar.

Y POR ÚLTIMO HORNEA CORRECTAMENTE LA EMPANADA

Una vez lista horneamos la empanada a fuego medio/fuerte (200-220º) y altura media en el horno previamente caliente hasta que este dorada y en su punto (unos 45-60 minutos).

Trucos y consejos sobre horneado de empanadas:

- La empanada debe de cocerse a fuego más bien fuerte, para que de esta forma nos salga jugosa por dentro y con un bonito color dorado por fuera, pues si la cocemos a fuego suave probablemente nos saldrá pálida por fuera y algo seca por dentro.
- Es conveniente que controlemos el horneado de la empanada a partir de los 15 minutos de cocción, pues suele inflar al cocer. Si esto ocurre podemos pincharla en la zona donde hinche ó desahogarla urgando un poco por el agujero central.
- Durante el horneado hay un momento, generalmente a partir de los 30 minutos de cocción, en que la empanada empieza a burbujear aceite hirviendo por su superficie. Cuando ocurra podemos aplastarla con una paleta para que se empape la masa superior de la sustancia del relleno y al mismo tiempo no salpique derramando aceite.
- Al salir del horno, cuando esté todavía bien caliente, opcionalmente podemos darle unas pinceladas por toda su superficie con aceite crudo ó en su caso aceite jugoso sobrante del escurrido del sofrito, lo cual le dará más sabor.

 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
1577030651756.png
La empanada asturiana
Al igual que la fabada asturiana, el arroz con leche o la sidra natural, la empanada asturiana tiene mucho que decir como parte destacada de las cocinas de los pueblos y también como referencia gastronómica en los chigres asturianos que ofrecen la cocina casera de siempre. El término empanada proviene de la expresión "in - panis" ó "in - panata" y supone "encerrar un alimento en una masa de pan, o de mezcla de harinas, para después asar éste en un horno". Muy poco tiene que ver con un simple trozo de pan que se rellena con cualquier alimento que tengamos a mano.

La masa para hacer una empanada se forma estirando dos capas de la misma masa con la que horneamos el pan, una masa quebrada o una masa de hojaldre. La masa puede estar formada por harina de trigo, de maíz, de centeno, de escanda, o cualquier otra y en diferentes proporciones de mezcla y según los usos y costumbres de la zona.

La empanada asturiana


Entre las dos capas de masa se presenta la combinación de ingredientes elegidos, los cuales generalmente, han sufrido algún tipo de cocinado con carácter previo. Esta elaboración tendrá como fin la integración de los diferentes sabores que aportan los ingredientes que formarán el relleno de la empanada. En general, la cebolla y una gama de pimientos suelen estar presentes en la mayoría de los rellenos de empanada. Junto a éstos, se combinan diferentes ingredientes tales como el pescado, la carne de ternera, el marisco, las hortalizas, etc.
Por otra parte, las empanadas pueden ser saladas o dulces. En el primer caso, se consumen como entrada de la comida o la cena y también a media tarde. En el segundo caso, se consumen en el desayuno, en el postre y también en cualquier momento de la tarde. En la historia de la gastronomía en Asturias se encuentran más referencias a las empanadas saladas que a las dulces.

Un poco de historia

La empanada asturiana


En la Edad Media, se empezaron a comercializar las empanadas en nuestra región en los concejos de Teverga y Proaza. Los pequeños comerciantes, y también los bares - tienda de la época, comenzaron a vender empanadas como alimento de apoyo para los días de hierba, siguiendo las costumbres de otras provincias españolas. En Asturias, atendiendo a la escasez de la harina de trigo, las empanadas se elaboraban con harina de maíz o con harina de escanda, siendo mucho más frecuente la presencia de empanadas elaboradas con este último cereal.
El desarrollo de las empanadas se apoyó también en el Camino de Santiago. Los peregrinos del Camino de Santiago, hoy en día una de las rutas turísticas más importantes de Europa, comenzaron a emplear esta elaboración en el siglo XIII como método de conservación de los alimentos. En aquellos tiempos, todas las empanadas eran de carne y el objetivo principal de la empanada no era degustar la carne de otra forma o que hubiese mayor variedad gastronómica, sino alargar la vida útil de los alimentos.
Los mismos argumentos que explican la diversidad de quesos que hay en Asturias sirven para explicar la variedad y diferentes costumbres y tradiciones que giran en torno a la empanada asturiana. En cada pueblo asturiano, la dificultad de los accesos y el tiempo que solía tardarse en realizar los diferentes trayectos, prácticamente imponía en cada pueblo el autoabastecimiento de carnes, leches, verduras y otros ingredientes básicos para la alimentación diaria de sus vecinos.

La empanada asturiana


Sin embargo, la hemeroteca gastronómica asturiana no cuenta, a diferencia de la extensa literatura que existe sobre la historia y desarrollo del sector quesero en Asturias, con demasiadas referencias escritas relativas a la historia de la empanada asturiana
Una de las notas más interesantes que se conservan en Asturias data de los tiempos napoleónicos. En una de las rutas comerciales entre Gijón y Le Havre (Francia), uno de los comerciantes asturianos de la época probó en París una especie de pan hojaldrado relleno de carne de pichón. En Asturias, el comerciante solicitó a un confitero asturiano que le preparase una empanada de bonito con pan hojaldrado. Había nacido la empanada hojaldrada de bonito. Hoy esencial en toda espicha o romería que se precie aunque suele emplear masa de pan en vez de masa de hojaldre.
Este encargo inocente y sin mayor pretensión supuso el punto de inicio para el desarrollo de diferentes recetas en torno a la empanada asturiana, presente en todas las celebraciones populares y en aquellas sidrerías y restaurantes asturianos que proponen gastronomía tradicional asturiana en sus cartas de platos.







 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
A nuestra bloguera Reyes le encantan los Carajitos, un dulce típico de la zona de Salas, en Asturias, donde solía pasar sus veranos en la infancia. En esta vídeo receta de La Cocina de Alimerka puedes seguir el paso para elaborar en casa unos carajitos realmente deliciosos: crujientes por fuera y tiernos por dentro. Para hacer esta receta de Carajitos vamos a necesitar los siguientes ingredientes: 125 gramos de avellanas tostadas 150 gramos de azúcar 1 clara de huevo (L) Con estas cantidades, saldrán unos 6 carajitos. Si queréis más, tan solo que tenéis que incrementar proporcionalmente las cantidades. Puedes encontrar esta receta de Carajitos y muchos dulces más, en el portal de recetas de La Cocina de Alimerka. http://www.lacocinadealimerka.com/web
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
20.838
Calificaciones
55.183
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Antes de que vuelven, conoce los volovanes



Antes de que vuelven, conoce los volovanes



Ricos, livianos y deliciosos.

El vol au vent (volován en español) es un pequeño pastel, en forma de canasta, que se rellena con diferentes preparados dulces o salados. Son individuales y son ideales para servir como aperitivos o postre.

La masa, liviana y de hojaldre, se recorta en forma de anillos que se apilan. Al cocerse estos logran llegar hasta los 10 centímetros de alto.

Su historia, aunque con diferentes versiones, está ligada a Marie-Antoine Carême; un cocinero francés (1783 - 1833) que logró grandes avances en la cocina. Su obra L'art de la cuisine française, de 5 tomos, aún es consultada por los grandes pasteleros.

¡Salen volando!

Según parece, un día Carême estaba horneando estos pastelillos y uno de sus ayudantes al verlos levar gritó “Antoine, ¡Elle vole au vent!”, que significa “Salen volando”. Esta graciosa expresión inspiró al chef nombrarlos de esta particular manera.

Para ser rigurosos y justos, lo que hizo Marie-Antoine fue poner de moda en el siglo XIX una receta de 1750.

De lo que estamos completamente seguros es que los volovanes son deliciosos y debes probarlos.




RECETA

Vol au Vent por Juan Manuel Herrera
Volovan



Ingredientes

Amasijo
Empaste
Vol au Vent por Juan Manuel Herrera

Preparación de la receta

Amasijo
  1. Hacer una corona con harina, sal y verter agua en el centro.
  2. Tomar la masa sin trabajar demasiado hasta formar un bollo.
  3. Envolver en film y dejar descansar por 60 minutos.
Empaste
  1. Trabajar manteca a temperatura ambiente y harina hasta unir sin que se derrita.
  2. Envolver en film, dar formar rectangular 10 x 20 y reservar en heladera.
Armado
  1. Estirar el amasijo (30 x 40) disponer en el centro el empaste y encerrarlo
  2. Dar 4 vueltas simples (masa empastada estirada en rectángulo y llevando un borde al medio y cubrir con la otra mitad) con un reposo de 60 minutos en heladera después de cada vuelta.
  3. Estirar láminas de 3 mm y cortar círculos del diámetro deseado.
  4. A la mitad de los círculos cortarles el centro con un cortante 1 cm más pequeño que la base cortada y pegar los centros en los círculos más grande con huevo.
  5. Colocar en bandeja de horno y cocinar a 200° C hasta que crezcan y tomen color (15 minutos)
  6. Dejar enfriar y rellenar a gusto.
 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
12.971
Calificaciones
41.459
La receta escrita la dejo en mi blog: https://www.juliaysusrecetas.com/2019... Los frixuelos son un postre típico gallego hechos a base de harina, leche y huevos. Aunque se les asocia generalmente con Asturias, también se dan en otras zonas del norte de España como Cantabria y León. Aunque se pueden comer en cualquier época del año, estas obleas dulces se suelen hacer para el Carnaval. En esos días en que se está de fiestas y se queman muchas energías un buen desayuno con frixuelos hace que recuperemos la fuerzas perdidas. Ingredientes: - 100g de harina normal - 2 huevos - 250ml de leche de soja o de almendras - ralladura de 1/2 limón - 1 cucharada sopera de licor de anís - 1 cucharada sopera de azúcar - una pizca de sal Para más vídeos podéis mirar mi canal, un canal culinario dedicado a mis hijos y a todas aquellas personas que se inicien en la cocina. Vídeos de recetas fáciles y económicas. Cocina casera con productos de temporada.






Siguiente
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
20.838
Calificaciones
55.183
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Un trío de panes indios




Un trío de panes indios



Los probé acompañando curries, tandoori, vegetales y birianyis durante mi estadía en la India.

De ellos recuerdo los más comunes que pueden encontrarse en los restó indios del mundo. Especialmente en Londres, aunque cada vez hay más cocina india en Madrid, en New York, Sídney y hasta en América Latina.

El Nan es un pan sin levadura similar al llamado pan árabe.
En Delhi, varios restaurantes se especializan en Tandoori, pollos o pescados adobados en yogur y especias cocidos en un horno de tierra vertical, el tandoor.
Los alimentos se pegan en las paredes del horno y también el pan, que se perfuma con las especias de lo que se está horneando.
El mejor Nan probado.



Chapati es el nombre de un pan que acompaña la cocina en casi toda la India. Es parecido a un taco mexicano o a una crepe, muy fino y sin levadura, cocinado sobre piedras o en una sartén. Como los tacos mexicanos, sirve para envolver los bocados.

Papadam, que adquiero en mis viajes madrileños en los infinitos mercados indios del barrio de Lavapiés, me recuerda a aquella aventura . Como el chapati, es chato y redondo, pero muy crocante y muy especiado. Un pan ardiente, que le va muy bien a toda la culinaria india. O para picotear como aperitivo acompañando una cerveza o un vino rosado, fresco y seco.

Elisabeth Checa

 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)