Libros, libros, libros

P

pilou12

Guest
Cinco libros gastronómicos para cocinar como un auténtico chef


image.png

GALERIA:
https://www.gentleman.elconfidencia...gastronomicos-cocinar-como-un-chef_1547537/#0



De recetas clásicas a nuevos descubrimientos culinarios, pasando por las confesiones más íntimas que llevan a los grandes chefs a elaborar platos verdaderamente creativos. La gastronomía no es solo el placer de comer, sino que encarna toda una filosofía. Es uno de los artes que más feliz hace (por no decir el que más) a todo aquel que lo disfruta.

En esta selección de nuevos libros gastronómicos se esconden los secretos de la buena cocina, aquella que es capaz de convencer a todo tipo de público, desde amantes del mar hasta lo más selecto del aire o los que quieren tomar nota de las nuevas tendencias. Del desayuno hasta la cena -incluyendo el postre-, la mejor cocina se sirve también en papel impreso.
 
Registrado
18 Ago 2015
Mensajes
3.934
Calificaciones
19.426
Juan Eslava Galán

Enciclopedia Eslava
Todo (o casi todo) lo que debes saber para ser razonablemente culto



portada_enciclopedia-eslava_juan-eslava-galan_201707261055.jpg



Sinopsis de Enciclopedia Eslava:
El prolífico divulgador y escritor Juan Eslava Galán reúne en estas más de 600 páginas un compendio de la sabiduría y cultura general que todos debemos y estamos obligados a conocer. Desde geografía, filosofía e historia de España hasta ciencias o literatura. Un amenísimo manual accesible para todo tipo de público que se regodeará con el estilo claro y directo de Eslava Galán y, de paso, recordará cosas ya olvidadas y prenderá muchas otras más.


https://www.planetadelibros.com/libro-enciclopedia-eslava/256145




 
P

pilou12

Guest
'FILEK'
El estafador que engañó a Franco con una gasolina que "asombraría al mundo"
Ignacio Martínez de Pisón reconstruye en su última novela la existencia de un pícaro austríaco inmerso en todas las mareas de la primera mitad del siglo XX



imagen-sin-titulo.jpg

Franco en su despacho, con su hermano Nicolás Franco, gobernador general del Estado, en Salamanca, 1937. (EFE)


AUTOR

JORDI COROMINAS I JULIÁN
Contacta al autor
TAGS

15.04.2018 –

Ignacio Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960) siempre tiene una nueva idea en la cabeza. Hace cuatro años, mientras empezaba a escribir Derecho Natural, dio con la historia de un estafador que engañó a Franco vendiéndole el milagro de una gasolina sintética que asombraría al mundo entero. Empezó a investigar y el fruto se llama 'Filek' (Seix Barral) o el intento de reconstruir la existencia de un pícaro austríaco inmerso en todas las mareas de la primera mitad del siglo XX. La obra puede y debe leerse más allá del apunto biográfico, pues desde lo nimio del personaje podemos comprender la mayoría de dimes y diretes del origen de nuestra Historia contemporánea, de la Guerra Civil a los primeros y despiadados años de dictadura.

PREGUNTA: ¿Cómo llegas a Filek?

RESPUESTA: Con anterioridad ya había escrito alguna historia de no ficción, como 'Enterrar a los muertos', donde me centraba en José Robles, el traductor de John Dos Passos asesinado en la Guerra Civil, y siempre estaba deseoso de encontrar algún tema de la realidad y la Historia del siglo XX que pudiera desarrollar sólo a través simplemente de archivos e investigación documental. Leyendo la biografía de Franco por Paul Preston me fije en Filek, una historia pintoresca en la que merecía la pena escarbar.

P. ¿Cómo empezaste a investigar?


R. Busqué por Internet y siempre se repetían los mismos datos, algunos de ellos fantasiosos, por lo que me puse en contacto con los archivos españoles más importantes. Siempre contestan rápido, aunque tarden en mandarte lo que pides. Empecé con la investigación hace cuatro años, justo cuando mi última novela, 'Derecho natural', empezaba a cobrar forma.

P. Supongo que en este proceso uno de los problemas para esclarecer contenidos fue que la repetición suele generar tópicos y estos generan mitos.

R. Es una mentira a la que añaden matices y la convierten en más grande al repetirse y añadir fuentes que la legitiman. Juan Antonio Ansaldo, en una especie de chiste, dice que el chófer de Franco era el cómplice de Filek. Lo he buscado, sin encontrarlo en ninguna parte. No hay ningún dato que lo documente, existen otras complicidades a partir de la historia típica de un estafador que está solo en la vida.

P. Solo y con mil hombres, casi como los heterónimos de Pessoa.

R. Cambia de nombre para borrar huellas, con pequeñas alteraciones. Al final pude reconstruir su trayectoria hasta llegar a España. La sensación es que es un delincuente internacional de poca monta. Lo perseguían por irse de hoteles de lujo sin pagar, en otro establecimiento se marchó robando el abrigo de otro huésped. A principios de la Guerra Civil estaba en una casa de huéspedes y se va sin pagar pidiéndole prestado a la casera, sin devolverle el dinero.

filek-en-una-foto-de-1940-publicada-en-el-diario-de-palencia.jpg

Filek en una foto de 1940 publicada en 'El diario de Palencia'

P. Todo estafador tiene un punto de seductor.

R. Sí, sin duda, uno de los puntos más fascinantes del personaje es su capacidad de persuasión. Alguna de sus recetas para conseguir gasolina sintética contenían baño maría, y así sacó dinero a una viuda. Adapta su discurso a las circunstancias de la víctima. Tengo documentados cinco señoras que fueron estafados con la misma fórmula, y lo más bestia es que nunca pagaba las tasas de la patente y por lo tanto nunca patentó su gasolina. De hecho, lo más curioso es que la gasolina pasada al baño maría fue la misma que vendió a Franco, Felipe Polo y a ese ministro que parecía tan incompetente, Luis Alarcón.

P. ¿Qué le favoreció para poder embaucar tan a lo grande?


R. En primer lugar, se borró su pasado de estafador al pasar tres años en cárceles republicanas. En 1939 ser excautivo era como ser un camisa vieja, pertenecías a la aristocracia del régimen. En segundo tener un apellido germánico, y venderse como antiguo miembro del ejército austríaco, le abrió muchas puertas en ese momento donde los vientos soplaban a favor de la Alemania Nazi. El último y más importante punto fueron los contactos que estableció en la cárcel, sobre todo su amistad con Serrano Suñer, el cuñadísimo. Por lo demás, como todo buen estafador, sabía que debía darse prisa para que la víctima no pudiera pensar. A finales de 1939 se publica en el BOE la ley por la que se crean las empresas con la declaración de protección a la industria nacional. La primera empresa beneficiada es la de Filek. Al cabo de dos semanas se publican unos edictos para expropiar terrenos a su favor. En nada ha triunfado.

P. Él es muy consciente de poder engañar a los mandamases del franquismo porque son unos completos ignorantes.

R. Era un gobierno de 'militarotes' que no sabían nada, incluido Alarcón, que no sabía nada de hidrocarburos. Hay una cadena de mando y Franco ha decidido que la fórmula para sacar a España de la ruina bélica es la autarquía. Piensa que España podrá recuperarse por su gran riqueza en materias primas, pero le falta la energía. De forma providencial aparece Filek y le dice que le hará gasolina con agua del río Jarama. En ese momento Franco fusilaba a cincuenta mil personas. Ninguno se arriesgó a alzar la voz. El ministro Larraz sabía que era una estafa, pero no se atrevió a decirlo en su vida. Al morir dejó por escrito que no se publicaran sus memorias hasta veinticinco años más tarde.

P. Resulta evidente que Franco y su núcleo duro vivían enajenados de la realidad.

R. Vivían en un mundo engañoso, una realidad paralela con elementos casi mágicos. Había una idea providencialista de Franco como Caudillo designado por el destino para salvar a España, por lo que Dios no lo iba a abandonar por haber salvado al país de la dominación roja. En ese marco mental después de la victoria parecía hasta normal que llegara la bonanza auspiciada por la providencia.

Los contactos que estableció en la cárcel fueron determinantes, sobre todo su amistad con Serrano Suñer, el cuñadísimo

P. Y supongo que en ese marco mental lo de la gasolina sintética era una consecuencia más de lo que apuntas.

R. Todos los estafadores tenían un discurso parecido. El esquema de la estafa era parecido a partir de la ambición de las grandes potencias de tener algo parecido. Filek conoce en la cárcel a Rafael Suñén Beneded, que vendía la misma moto. Coincidieron entre rejas y en la misma galería, en las trágicas fechas de Paracuellos, donde fusilaron a Suñén. Aquí no ejerzo de novelista, lo que intento es documentar, y no puedo documentar si hablaron, pero me gustaría poder aseverarlo.

P. Hay momentos del ensayo en que precisas mucho que en este libro eres un ensayista, no un novelista.

R. Cuando uno escribe un libro lo primero que hace es imponerse unas reglas. Decidí no inventar nada y documentar todo. En este libro me impuse las mismas reglas que Patrick Modiano en 'Dora Bruder'. A partir de las pocas huellas que encontró de esa chica recompuso su existencia. Aquí he hecho exactamente lo mismo, seguir las pistas del registro y la hemeroteca para recuperar la vida de Filek.

P. Tienes la desventaja, como Modiano, de partir de lo micro, un ser humano, y la ventaja del macro, la Historia.

R. Dora Bruder lleva al velódromo de invierno, los campos y la ocupación, pero los episodios históricos de Filek son muy interesantes, desde el Imperio Austrohúngaro hasta el período de entreguerras, con el momento en Fiume.

P. Quizá Filek es lo que hermana esas dos dictaduras, la d’Annunzio como preludio de Mussolini y el primer franquismo.

R. Filek nunca fue nazi, pero sí tuvo simpatías fascistas. En todo caso las relaciones que tuvo en España y antes estuvieron vinculadas con la ultraderecha, desde su alianza para atracar un banco con un futuro bastonatore de Mussolini hasta su amistad con los militares de la Unión Militar Española, entre los que estaban Sanjurjo y Fanjul. Sin embargo, tampoco podemos afirmar al 100% que fuera fascista, lo único cierto es que fue un estafador.

Filek se alió para atracar un banco con un futuro bastonatore de Mussolini

P. Eso me hace pensar en otro personaje de esa época, Il conformista de Alberto Moravia en lo literario y de Bernardo Bertolucci en lo fílmico. Filek se enmarca en esa amoralidad.


R. La historia que Filek se inventa, supuestamente perteneció a una familia aristocrática y luchó en el ejército austrohúngaro, tiene bastante sentido con lo que será. Es un desclasado, pertenece a una nobleza muy venida a menos, pero sobre todo lo que le marca es ser el bastardo de su familia. Él se cree su personaje y mantiene su ficción, juega en dos planos, el que finge ser y el que creemos que es. A través de la documentación y de sus propias declaraciones vemos en que momento chirrían esos dos planos al rozarse.

P. Es un personaje móvil que no puede permanecer mucho tiempo en un ambiente por miedo a que lo pillen. Por eso parece que deba actuar con tanta premura.

R. Vive a salto de mata, estafa a unos y a otros constantemente y cuando consigue el gran golpe le dura muy poco tiempo. Es un gran perdedor. En 1939 acelera todo muchísimo hasta conseguir dar el gran golpe e intenta disfrutar el mayor tiempo posible con el retraso de los análisis, que se realizan en verano de 1940. Creo que tenía previsto escapar, pero en esa Europa inmersa en la guerra era harto complicado.



portada.jpg

Portada




P. Le quedaba Lisboa.

R. Sí, desde Lisboa e intentar salir hacia Argentina. En marzo de 1940 da una entrevista al 'Día de Palencia' y ya se ve que es un perdedor que no ha podido escapar. Entiende que está condenado. Es un hombre que por haberse relacionado con Franco y gente cercana debía estar vigilado, hasta el punto que lo visita la Brigada Político Social.

P. A partir de Filek pueden entenderse mecanismos represivos del primer franquismo.


R. El Régimen de Franco empezó como genocida y varió a medida que evolucionaba el curso de la Segunda Guerra Mundial. Es incomprensible por qué dejaron a Filek vivo, quizá por sus tres años de cárcel republicana. Lo neutralizan mandándolo a un campo de concentración, Nanclares de la Oca, donde vive absolutamente fuera del mundo y sufre condiciones de extrema crudeza. Tras la entrevista de marzo de 1940 desaparece y sólo tenemos testimonios de gente que lo visita o lo reconoce en el campo.

P. Se diluye en la historia.


R. La prensa estaba muy controlada. Publicitaron su invento en algunos periódicos, pero cuando sospechan lo neutralizan y no aparece nunca más en los medios de la agencia falangista CIFRA. A partir de ese momento el rastro sólo se puede seguir en los archivos de las instituciones penitenciarias. Una vez ingresa en Nanclares de la Oca es como si su vida hubiera finalizado. Más tarde lo mandarán a Hamburgo como nazi en un campo de refugiados, donde fallecerá.

P. En algún momento del libro mencionas que el personaje, con el que estableces un vínculo natural al investigarlo, te caía bien hasta que descubriste un punto de ruptura, algo intolerable.

R. Los estafadores nos caen bien, además este demuestra un talento muy bestia para engañar mientras intentan aprovecharse de él. En este caso concreto es más simpático porque intenta estafar a Franco, pero en un momento se aprovecha de la desgracia ajena al recurrir a sus antiguas relaciones, con Franco y Serraño Suñer, para sacar dos mil y pico pesetas a un francés judío cuyo hijo estaba en un campo de exterminio. Ahí se rompe el acuerdo de simpatía a partir de la visión moral.

El Franco de 1939 junta la chapuza con la crueldad. La absoluta carencia de empatía, escrúpulos y sentimientos de humanidad...

P. A partir de este episodio se enlazan todos los males de la primera posguerra: la represión en el campo de Nanclares, la complicidad para con la deportación de judíos y la completa ignorancia para gobernar el país.

R. El Franco de 1939 junta la chapuza con la crueldad. La absoluta carencia de empatía, escrúpulos y sentimientos de humanidad unida a la más completa chapuza. Larraz cuenta que en los consejos de ministros hablaban de los precios de las alpargatas. También cuenta que una vez se fue al baño y dos aprovecharon para concederse a sí mismos subvenciones, de lo que no se enteró hasta que salieron publicadas en el BOE. Era una España acuartelada, gobernándose con esos criterios y una España encerrada en sí misma basada en el ordeno y mando. Con Filek se observa la debilidad de las instituciones republicanas en los primeros meses de la guerra y por otro lado la existencia de una violencia institucionalizada. Si esta era una excepción a finales de 1936 en el lado republicano con el franquismo la anomalía, la violencia y la represión, se institucionalizan.

P. ¿No crees que ahora muchos se toman el franquismo demasiado a la ligera y lo comparan con el presente con demasiada alegría?

R. Hablan muchos que no han conocido el franquismo. Yo conocí el último, más debilitado, pero en su agonía se recrudeció. Cuando nací había bajado su nivel de violencia. El de 1939 hasta mediados de la Segunda Guerra Mundial era genocida, fusilaron a cincuenta mil republicanos sólo por serlo. Otros cientos de miles escaparon y otros tantos estaban en la cárcel. Franco se adaptó a las circunstancias por su capacidad de supervivencia, pero los derechos que ahora todo el mundo da por sentados, expresión, reunión, huelga o manifestación no existían. Los que hablan del franquismo con tanta alegría deberían haberlo vivido para saber lo que fue.

https://www.elconfidencial.com/cult...o-martinez-de-pison-filek-entrevista_1547817/
 
P

pilou12

Guest
CULTURA
EL MUNDO
16 ABR. 2018

15238987001083.jpg


El cartel de la 77ª edición de la Feria del Libro de Madrid, realizado por Paula Bonet


La artista gráfica Paula Bonet muestra el cartel diseñado para la 77ª edición y su cara visible serán las mujeres escritoras. La Feria se celebrará en el Parque del Retiro entre el 25 de mayo y el 10 de junio


Este año, la mujer es el rostro visible de la 77ª Feria del Libro de Madrid.Sara Herrera Peralta, Louise Bourgeois, Elena Medel y Violeta Parra son algunas de las poetas que han servido de referencia a la diseñadora del cartel, la artista gráfica Paula Bonet. "Es un intento de denunciar cómo hemos sido silenciadas", ha señalado la autora durante la presentación de la imagen en la Casa de la Panadería de Madrid.

La imagen de la nueva edición es polisémica. La figura principal es la cabeza de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie realizada con la técnica del grabado al aguafuerte estampado con monotipia. De ella emerge una serie de símbolos y dibujos, entre ellos un lirio que homenajea a los Hombres que cantan nanas al amanecer y comen cebolla, de Sara Herrera Peralta. "Y con los lirios y la tinta china empiezo a tejer, como Louise Bourgeois, en blancos y amarillos, una trama que cubre la cabeza de la nigeriana. Las alusiones a la tierra y a la vida del Cuaderno de campo de María Sánchez dibujan esa cabeza de vaca que asoma por la izquierda", ha señalado Bonet.

Para la ilustradora española, las figuras masculinas "anulaban por completo a las mujeres" y por eso decidió que la protagonista en 2018 debía ser una figura femenina "que diera voz a muchas otras en este contexto en el que seguimos estando mudas y somos invisibilizadas". A través de este trabajo, la autora quiere que la mujer "deje de ser objeto" y que empiece "a narrarse para ser sujeto".

"Me da pena que en los libros que metía en la mochila para ir al colegio no había nombres de mujeres y me produce un gran dolor haber llegado a los referentes literarios femeninos pasados los 30 años", ha expresado Bonet. No es la primera vez que la artista se luce con un cartel que reivindica el lugar de las mujeres en la sociedad. El pasado 8M, un cartel diseñado por Bonet con la figura de Emily Dickinson de brazos cruzados se hacía viral en la web.

Por su parte, el director de la Feria del Libro de Madrid, Manuel Gil, ha recalcado que es un privilegio haber contado con Bonet para la realización del cartel. "Es un homenaje a las mujeres escritoras, y por añadidura lectoras, que sintoniza perfectamente con la propia identidad de la Feria y que constituye un objeto artístico de extraordinario valor", ha comentado.

La elección de la autora entronca con la decisión tomada el año pasado por la dirección de que los carteles serán creados por artistas femeninas, ya que, como ha explicado Gil, "queremos poner en valor la labor extraordinariamente creativa desde el punto de vista gráfico de una generación de mujeres que llevaba tiempo realizando en torno al diseño gráfico, y en especial en relación al mundo del libro".


http://www.elmundo.es/cultura/2018/04/16/5ad4dacae2704e7c6b8b459f.html
 
P

pilou12

Guest
Lección de género negro a manos del autor que está sacudiendo el mercado
A.J.Finn logra el número 1 en 'The New York Times' y traducciones a 30 idiomas con su primera novela, 'La mujer en la ventana'


BERNA GONZÁLEZ HARBOUR
Madrid 17 ABR 2018 -

1523947837_279183_1523948159_noticia_normal.jpg

El escritor A.J. Finn. A.J. STETSON


image.png



Hay escritores que necesitan pisar muchos suelos, viajar, recorrer calles y plazas para indagar sobre lugares y gentes que van a describir. A.J.Finn no ha necesitado eso, precisamente. Porque su viaje ha sido interior, el del trastorno mental y la depresión, y porque su libro se desarrolla en un solo emplazamiento: una casa de cuatro plantas en la que su dueña agorafóbica se refugia del mundo y desde la que presencia un posible crimen entre los delirios de la medicación y el alcohol. El resultado es La mujer en la ventana (Grijalbo), una reverencia técnica y emocional a Alfred Hitchcock, otra a Patricia Highsmith y una terapia personal para el autor que –además, bingo- se ha convertido en número uno para The New York Times y acumula más de 30 traducciones.

“Hitchcock solía situar sus películas en lugares confinados: La ventana indiscreta,en una ventana; La soga, en pisos de Nueva York; Crimen perfecto, en un piso de Londres; Náufragos, en un barco… No podía recordar libros que estuvieran limitados a un solo lugar y ahora sé por qué: es muy difícil”, cuenta en una cafetería de Madrid. Pero lo importante no es el modelo, sino por qué lo hizo: “Mi protagonista está atrapada en su casa, como está atrapada en su cabeza. Y ya que es difícil que la gente sin experiencia en enfermedades mentales se ponga en situación y sepa lo que es estar atrapado en una depresión, me dije que lo que sí podían imaginar era lo que supone estar atrapado en tu casa”, dice A.J.Finn. “Por eso lo hice”.

Respetaremos este nombre, su seudónimo, a pesar de que sabemos que él es un editor neoyorkino de 38 años llamado Daniel Mallory. Lo eligió precisamente para poner algo de distancia con su historia, que tampoco oculta: sufrió durante 15 años una depresión grave que solo remontó cuando recibió un buen diagnóstico y la medicación apropiada. “Lo había intentado todo: medicación, meditación, terapia de hipnosis, terapia electroconvulsiva, terapia de ketamina… Y nada funcionaba. Hasta que me diagnosticaron trastorno bipolar, me pidieron que estuviera seis semanas en mi casa para acometer la transición a la nueva medicación, y ahí surgió la novela”.

Él habla sobrado de energía, de argumentos, de explicaciones, también de empatía, a pesar de que la gira mundial le está llevando por varios países y le esperan muchos más. Tiene los ojos vivos, se le ven ganas de comerse el mundo. Quizá porque antes de llegar al éxito sufrió lo que sufrió. Relata cómo fue en esa larga etapa en su piso de Manhattan, mientras veía películas antiguas y espiaba a una vecina de puro aburrimiento, cuando le llegó la idea. “Estaba mirando a la vecina, que simplemente estaba zapeando en su sofá, y el mismísimo James Stewart en mi propia pantalla estaba espiando a la suya y parecía estar hablándome a mí. Tenía puesta La ventana indiscreta, yo ya estaba mucho mejor, y en ese momento surgió la idea y germinó”, relata entusiasmado. Lo demás “fue una terapia, un purgante, en realidad”.



1523947837_279183_1523948612_sumario_normal.jpg

Grace Kelly y James Stewart en 'La ventana indiscreta'.



Como editor le había dado muchas veces vueltas a la idea de escribir, pero hasta ese instante no había tenido una historia que contar. Finn-Mallory se había criado leyendo novela negra y policíaca, había devorado a Agatha Christie, Conan Doyle, Josephine Tey, Dorothy Sayers o P.D.James, pero fue Patricia Highsmith, sostiene, quien dio la vuelta a la historia de la novela criminal. “Desde que nació el género en el siglo XIX, consistía en una especie de educación moral. Tanto en Christie como en Conan Doyle o en muchas novelas de procedimiento sabíamos que, cuando todo acabara, las virtudes habrían sido recompensadas, los malos habrían sido castigados y el orden habría sido salvaguardado. Hasta que llegó Highsmith y lo cambió todo".

Él se doctoró en Oxford tras estudiar literatura inglesa, y lo hizo precisamente centrándose en las cuatro novelas protagonizadas por Tom Ripley. “Ahí Highsmith nos persuade para que estemos con él, con el asesino, hasta las últimas consecuencias, y esa alquimia, esa especie de magia negra, me conquistó”.

Él ha intentado ser fiel al estilo highsmithiano de frases puntiagudas, limpias, efectivas, pero no ha seguido su esquema de finales, sino que ha optado por la tendencia más americana de un final esperanzado (¡y no haremos spoiler!). Cuenta que en Extraños en un tren, la única película en la que colaboraron Hitchcock y Highsmith, ganó por supuesto el primero: “En el libro, el malo se suicida y el bueno es detenido tras cometer un asesinato. En la película, el malo muere y el bueno no comete el asesinato. Final feliz. La sensibilidad de Hitchcock ganó a la de Highsmith. Tal vez es una cuestión americana”. Paradójicamente, reconoce, sin embargo, dos de las películas más recordadas del cineasta del terror son las menos representativas al tener finales no precisamente felices: Vértigo y Psicosis. “El resto, en general tienen final feliz”.

Es Finn-Mallory un hombre-enciclopedia de películas antiguas y novela clásica del género, pero ha seguido alimentando la pasión con autores contemporáneos que le han abierto caminos hasta llegar a La mujer en la ventana. En su caso fue Perdida, de Gillian Flyn (2012) la que le sacudió de tal forma que sigue “pensando en ese libro seis años después de haberlo leído”. “Hay montones de novelas policíacas que son como crucigramas o puzles: los resuelves, te entretienes y te olvidas. Y no pasa nada, yo he publicado montones. Pero yo no quería un libro así, sino uno que tuviera más cabeza y corazón que la media de la novela negra”. Antes de eso llegó la moda de los asesinatos en serie, a partir de El silencio de los corderos (Thomas Harris, 1988), Patricia Cornwell o James Patterson. “Y yo lo disfrutaba, pero cuando Flynn publicó Gone Girl (Perdida) empezó la tendencia global del suspense psicológico, del que Highsmith había sido pionera, y vi mi momento”.

Eso fue para él Perdida, un libro de personajes que se te quedan grabados aunque ya conozcas la trama, y también los de Tana French y Kate Atkinson. “Yo no valdría para ser detective, nunca adivinaría quién es el asesino, me da vergüenza. Pero tengo un cerebro nervioso y cuando estaba con la medicación errónea las novelas criminales daban a mi cerebro algo en lo que se pudiera concentrar. Leí todas las que podía, me distraían y me reconfortaban, me dieron algo para seguir adelante y disfrutar cuando no tenía gran cosa a la que aferrarme”. Su final, por el momento, ha sido feliz.

Finn ha abandonado en esta fase la edición, planea trasladarse a vivir a Reino Unido “a pesar del Brexit” y prepara una segunda novela que le llevará –celebra– a espacios distintos y abiertos y en el que rendirá homenaje a Agatha Christie. “Será refrescante”, dice. Y, además, una terapia perfecta.

https://elpais.com/cultura/2018/04/17/elemental/1523947837_279183.html





 
P

pilou12

Guest
NUEVA NOVELA: 'PARA MORIR IGUALES'
Rafael Reig: "Di caña a Podemos y pensaban que era un facha; ahora me dan la razón"
El escritor se recrea una vez más en los años de la Transición a partir de los recuerdos de un niño criado en un hospicio madrileño que observa cómo va cambiando el país y él mismo



imagen-sin-titulo.jpg


Rafael Reig. (EFE)
AUTOR
PAULA CORROTO
Contacta al autor
TAGS

19.04.2018 –

Desde hace un tiempo, Rafael Reig (Cangas de Onís, 1963) vive en Cercedilla, al frente de la librería Fuenfría. “No es un bar, eh”, avisa cuando le pregunto por ella. Allí dice que se siente “como un confesor” porque se sabe los gustos del pueblo, y haciendo “una labor tan útil como la de los médicos”. Reig acaba de publicar 'Para morir iguales' (Tusquets) que sigue la senda de sus anteriores novelas, 'Todo está perdonado' y 'Un árbol caído': una vez más se recrea en aquellos tiempos de la Transición. Esta vez a partir de los recuerdos de Pedrito Ochoa, un niño criado en un hospicio madrileño que observa cómo va cambiando el país y él mismo. Una novela sobre la identidad personal y también nacional. El escritor es conocido por afilar el colmillo, incluso contra los suyos, esa izquierda ya sea más roja o más desdibujada. Así que de todo eso hablamos en esta charla, que él prefiere mil veces antes que el combate en Twitter.


PREGUNTA. Después de novelas como 'Todo está perdonado' y 'Un árbol caído', con esta última te van a llamar ‘el escritor obsesionado con la Transición’.

RESPUESTA. Puede ser, pero en este libro más que Transición política hay transición personal, que es igual de catastrófica. Todos nos convertimos en otro, pero la forma en la que lo hacemos determina lo que podemos hacer o no, nos fija un techo de cristal, como nos fija la Transición política. En esta novela me he centrado más en el problema de identidad de este chico huérfano que se hace millonario y que no es del todo una buena persona.




para-morir-iguales-tusquets.jpg

'Para morir iguales'. (Tusquets)



P. Un problema de identidad que tiene que ver con el problema de identidad del país que se va generando en aquellos años de la Transición, según cuentas en la novela a través del personaje de Pedrito Ochoa.


R. Claro. Nosotros nos hemos creído que somos Suiza y no lo somos. Somos un país fundamentalmente de pobres de toda la vida. Nos hemos creído que somos como cualquier país europeo y no lo somos. Hay que asumir que jugar a ser un país rico tiene un precio.

P. ¿Qué precio?


R. La destrucción moral. El mismo que tiene para mí protagonista. Un precio que se paga en cinismo, en amoralidades, en indiferencia hacia los demás… Se paga muy alto.



cul31-madrid-17-09-2012-el-escritor-rafael-reig-uno-de-los-autores-de-referencia-del-momento-posa-en-el-hotel-wellington-en-madrid-tras-mantener-una-entrevista-con-efe-para-hablar-de-lo-que-no-esta-escrito-una-novela-en-la-que-se-incrustan-y-tejen-varias-historias-intensas-y-complejas-efe-a-diaz.jpg



P. Me viene a la cabeza el caso de Cristina Cifuentes… ¿Representa el caso del máster lo que dices?


R. Para mí representa una cosa muy valiosa en estos tiempos en los que los jóvenes están muy decepcionados con la universidad, con eso de para qué valen los títulos, porque que alguien esté dispuesto a cualquier cosa con tal de conseguir un título universitario es un buen ejemplo para la sociedad, porque pone en valor los títulos. Fíjate, hasta el punto de que se cometen fraudes, delitos y se pagan millones por obtener un título. Esa sería la lectura irónica. Cifuentes es el resultado del marasmo moral en el que estamos, ese marasmo en el que todo lo que funciona está perdonado.

P. Bien ahí la cuña publicitaria… Está perdonado, pero es curioso cómo el máster de Cifuentes ha indignado más que todos los casos de corrupción que han salido en los últimos meses.


R. Sí, pero creo que a veces esas agitaciones están un poco promovidas. A mí que alguien falsifique un título, pues para eso están los tribunales y no estoy dispuesto a montar en cólera con esas cosas. A mí es que la política ya me empieza a parecer como el fútbol, una especie de máquina de producir entusiasmos y odios. A mí si hay que hablar de política, hablemos en serio y no de esta tonta.

Cifuentes es el resultado del marasmo moral en el que estamos, ese marasmo en el que todo lo que funciona está perdonado

P. Pues te iba a preguntar por otros a los que has dado caña y con los que ya tuviste problemas porque avisaste de que no iban a poder. Podemos, claro.


R. Bueno, es que ellos no pudieron. A mí todo eso me costó muy caro, y dije desde el principio lo que ahora está diciendo todo el mundo. No estoy orgulloso de aquello y desde luego no compensa porque había un momento en el que todos pensaban que era un facha… pero ahora todo el mundo me da la razón.

P. ‘Facha’ es una etiqueta muy facilita ahora. Se ven fachas por encima de nuestras posibilidades. Esa perversión del lenguaje. No te digo más con el caso de Cataluña.


R. Sí, sí. Pero es lo típico cuando no se tiene mucho que decir. En el caso de Cataluña la culpa es del PP, que es una fábrica de independentistas. Pero la culpa también es nuestra porque yo no he oído a Podemos, ni al PSOE, ni a la izquierda en general decir, ya está bien, y hagamos una República federal y laica. Nos quitamos al Madrid de los Borbones, montamos un estado federal, denunciamos el Concordato y quitamos la religión de las escuelas. El independentismo se integraría en un proyecto de República Federal laica.



gra054-madrid-23-03-2015-el-escritor-asturiano-rafael-reig-habla-en-una-entrevista-con-efe-de-su-nueva-obra-un-arbol-caido-una-novela-generacional-donde-se-revela-la-evolucion-de-la-sociedad-espanola-desde-la-transicion-hasta-el-presente-efe-fernando-alvarado.jpg



P. ¿Y cómo?


R. La única posibilidad es dejar de votar al PP porque Rajoy no se va a ir a ninguna parte y yo no estoy viendo que se esté dejando de votarle. Y la verdad es que si los votos del PP van todos a Ciudadanos tampoco me arriendo la ganancia. De hecho puede ser peor el remedio que la enfermedad.

P. Vamos a volver a la novela, que nos perdemos. Esta historia habita en el terreno de la infancia, volver a ese lugar que algunos retratan como idílico.


R. La infancia no es idílica, todo lo contrario. Lo que pasa es que en la infancia las cosas que pasan son de verdad. Y luego todo se convierte en un teatro. En la vida adulta fingimos preocuparnos por cosas que nos importan un rábano y estamos muy poco dispuestos a la intensidad de la vida tal y como es. En los niños está el apetito de poder, y por eso está lleno de abusones. Y todo eso en nosotros ya no existe, es una especie de teatro, una película por** mal doblada.

La infancia no es idílica, todo lo contrario. Lo que pasa es que en la infancia las cosas son de verdad. Y luego todo se convierte en un teatro

P. Y, haciendo un paralelismo con España, ¿cuándo se jode la infancia de la España democrática?


R. Con la entrada en la OTAN. Ahí es cuando nos imponen un referéndum, movilizan a todo el mundo, y todos los intelectuales, incluido Ferlosio, se ponen firmes y apoyan la entrada en la OTAN. Yo he estado gritando "¡OTAN no, bases fuera!" con Javier Solana al lado en la Complutense. La misma persona que ordenó el bombardeo de Yugoslavia. Así que yo creo que ese es el momento en el que empieza todo, la cultura del pelotazo, el país en el que es más fácil hacerse millonario, la falta de moral, la ruptura del mercado laboral, el destrozo de los sindicatos…

P. ¿La crisis de 2008 no nos ha enseñado nada?


R. Estamos peor. La crisis ha sido un mecanismo de adaptación de la economía española a una en la que todos van a acabar de camareros en un chiringuito y de animadoras de discoteca. Ya no tenemos un tejido productivo, ya no tenemos agricultura ni somos un país turístico de patio de recreo de los ricos europeos.

La crisis ha sido un mecanismo de adaptación de la economía española a una en la que todos van a acabar de camareros

P. De aquellos años ochenta que citas es también la Nueva Narrativa que sigue siendo hoy hegemónica. Tu generación, puedo citar también a Antonio Orejudo, ha sido muy crítica con ella, pero vuestra generación también publica. Insistís en el tapón.


R. Bueno, tampoco quiero tirarles piedras porque no son malos. Lo que pasa es que ellos se dirigen a unos lectores que son los que siguen teniendo el poder.

P. También están siendo conocidos por gente más joven, quizá por las batallas que se montan en las redes sociales a raíz de sus columnas y comentarios.


R. Es una forma de hacerse publicidad. Y el papel del viejo cascarrabias siempre es agradecido. Dices barbaridades y gol. A mí me parece bien sacar músculo en el borde de la piscina para que te vean las chicas pero a veces también hay que tirarse a la piscina y nadar un largo. Y eso significa escribir una novela buena. Los agitadores, como Marías o Pérez-Reverte, están siendo mucho más conocidos por eso que por sus novelas, que no se leen tanto.

Los agitadores, como Marías o Pérez-Reverte, están siendo mucho más conocidos por eso que por sus novelas, que no se leen tanto

P. ¿Tú no te sientes cómodo dando caña en las redes?


R. No, a mí en Twitter no, porque está lleno de gente que sólo da caña. A mí me gusta dar caña en cualquier sitio menos en Twitter. Twitter me resulta una pelea de verduleras. A veces no me puedo contener porque soy humano… Pero Twitter es una especie de basurero en que todo el mundo puede meterse con cualquiera, y supongo que eso en cierto modo es un espacio de libertad, pero también es un espacio de convertirse en un idiota si te dejas llevar por ello. Además que te lleva mucho tiempo porque como te enzarces con alguien se te va toda la mañana.

P. Hablábamos de esa generación que llegó al poder en los ochenta y que ha ejercido de tapón a otras, pero cuesta encontrar autores, no ya de cuarenta, sino de treinta años, publicados, con premios… alcanzando la hegemonía, vaya.


R. Bueno… sí hay algunos, ¿no? Está claro que hay recambio. Quizá no tienen la visibilidad que deberían, y eso es culpa nuestra por no apoyarles, y es algo que hay que hacer más. También es culpa vuestra, de los medios. Yo vivo en un pueblo y allí la gente entiende muy bien que no puede ir al Carrefour a comprar aunque le salga cinco euros más barato porque si no, en el pueblo no habrá nada. Y nosotros, aunque nos fastidie, tenemos que apoyar a los autores jóvenes, porque eso significa que nuestra literatura seguirá viva. Yo soy muy partidario de apoyar a los jóvenes.

Ahora ni existe la clase obrera, ni los de abajo ni los de arriba les tienen el más mínimo miedo

P. ¿Qué dirían los niños de la Transición de su novela de la España actual?


R. Ellos vivieron una España irreal primero por lo que les contaban las monjas. Y creo que se sentirían muy decepcionados porque al menos ellos tenían rencor de clase y sabían identificar al enemigo, sabían que los niños pijos del cole eran los malos porque tenían más dinero, y no les tenían miedo. Y ahora ni existe la clase obrera, ni los de abajo ni los de arriba les tienen el más mínimo miedo.

P. Es que ahora todos somos clase media.


R. La clase media fue una creación del franquismo. La República no tuvo tiempo de crear una clase media. Pero el propio Franco lo tenía muy claro. De hecho, como digo en la novela, su gran monumento y legado no fue la Cruz de los Caídos, sino la clase media española, que ahora es la clase media franquista emocionalmente.

P. Por lo tanto, ¿la regeneración sólo puede ser demográfica, es decir, una cuestión de tiempo?


R. Yo creo que no. El tiempo por sí solo no arregla nada. Hay que moverse en una dirección política, y en una dirección que centre la atención en los verdaderos problemas, como son la forma del Estado, el lugar que ocupa la Iglesia y la estructura territorial. Por lo tanto, para mí la República Federal laica es la estructura perfecta.


https://www.elconfidencial.com/cult...ra-morir-iguales-tusquets-entrevista_1551824/
 
P

pilou12

Guest
La noche de los Libros: 5 planes obligatorios para exprimir Madrid este viernes
Más de 550 actividades y 600 autores y creadores se darán cita en torno a la literatura con un homenaje especial a Galdós en el 175 aniversario de su nacimiento

imagen-sin-titulo.jpg

Fachada del edificio de la Comunidad en la Puerta del Sol de Madrid durante 'La noche de los libros' de 2016. (EFE)

AUTOR
DANIEL ARJONA
Contacta al autor
@DaniArjo
TAGS

20.04.2018 –
En la 'Iliada' apenas hay una mención a la escritura y es tétrica y oscura. Sócrates no escribió nada y su discípulo y albacea Platón advirtió contra el peligro mortal de esas letras que gripaban la memoria humana. Jesús sólo escribió una vez con un dedo en el suelo pero nadie lo registró. Todavía un milenio y medio después, y ya en una cultura perfectamente libresca bajo el espléndido sol de Gutenberg, Cervantes defendía en boca de Don Quijote la primacía de las Armas sobre las Letras. Hoy, después de los horrores cometidos por tantos carniceros letraheridos del pasado siglo, sonreímos con escepticismo cuando alguien echa mano a la monserga de que leer nos hace mejores. Y sin embargo, ante la tormenta perfecta de la distracción que encarnan nuestros smartphones y sus infinitas tentaciones, sólo leer puede sosegarnos, centrarnos, sostener nuestra humanidad. Bienvenida sea la Noche de los Libros.

Este viernes en Madrid, y como antesala de los fastos de celebración del Día del Libro, Sant Jordi y la entrega del premio Cervantes al nicaragüense Sergio Ramírez el próximo 23 de abril, la ciudad celebra un año más la gran fiesta de los lectores y los noctámbulos con más de 550 actividades y 600 autores y creadores convocados. Porque, según reza el programa del evento, "existe una manera maravillosa de estar solos y acompañados a la vez: leer. Madrid se anticipa al Día Internacional del Libro con la mayor oferta de actividades literarias del año. Por todos los rincones de la Comunidad de Madrid encontrarás diferentes formas de festejar los libros, sólo tienes que consultar este programa y elegir la tuya: encuentros con escritores, lecturas, conciertos, talleres, firmas, representaciones teatrales, proyecciones… De Galdós a los aforismos. De la música clásica a las ‘performances’. De los grandes nombres de nuestras letras a los que darán que hablar... Hoy toca juntarse y celebrar la lectura. ¿Te vienes?"


¿Y adónde hay que ir? A continuación proponemos los cinco planes más interesantes para exprimir la Noche de los Libros hasta la última letra.


1. Charlas de autor
Tres firmas con firmes masas críticas de lectores protagonizarán las conferencias que desde las 19 y hasta las 22.30 se sucederán en la Real Casa de Correos o Presidencia de la Comunidad de Madrid: los escritores españoles Almudena Grandes y Antonio Muñoz Molina y el pianista ingles James Rodhes. Y de postre una 'ficción sonora' inspirada en Lorca con los actores Víctor Clavijo y Cayetana Guillem Cuervo.

2. El Madrid de Galdós
Hace 125 años nacía en Las Palmas Don Benito el Garbancero, así calificado por sus enemigos escritores de limitadas mañas que se negaban a admitir que lo más difícil del artificio de escribir es mostrar auténtica naturalidad. El homenaje al gran autor canario que tanto escribió sobre Madrid tiene en un tour por los más emblemáticos escenarios galdosianos de la capital su principal reclamo. Pero ojo, hay que apuntarse antes, puede hacerlo el mismo día hasta las 19 horas aquí.

3. Jóvenes fantásticos
Cuentan los mentideros editoriales que hoy quienes más leen con diferencia son los adolescentes y que la literatura juvenil concentra cada vez más las atenciones de los grandes sellos. A los lectores más hormonados se dirigirán las actividades de la Real Casa de Postas, en el 3 de Pontejos con una mesa redonda sobre el fantástico juvenil con autores y editores y una conferencia especial a las 19.30 de la estrella británica Philip Pullman, creador de la saga superventas 'Materia oscura'.

4. Pequeños lectores
En la misma Pontejos, al aire libre, se desplegará el espacio especial dedicado a los más pequeños con un menú infantil de cuentacuentos, música, pintura en directo y un gran concierto de la Billy Bond Band con textos de Federico García Lorca que arrancará a las 20.45.

5. La Noche del Crimen
¿Quién no ha sentido un escalofrío mientras leía una historia de misterio con la luz baja de la mesita de noche? La Noche de los Libros busca recuperar, de la mano de Mona León Siminiani, esa sensación, "pero al aire libre y como experiencia colectiva". Para ello cuentan con un espacio privilegiado -y poblado de leyendas de fantasmas y emparedados, ¡cuidado!-, un experto equipo de actores y la noche de Madrid como testigo. Como diría Agatha Christie: “Se anuncia un asesinato”.


https://www.elconfidencial.com/cult...e-de-los-libros-madrid-20-abril-2018_1552206/
 
P

pilou12

Guest
LIBROS
Estos libreros te organizan citas a ciegas, pero con libros
Me reconocerás por el punto de lectura

Cuando no sabes qué leer, le puedes pedir consejo a un amigo. O a un librero. O probar suerte y comprar un libro a ciegas. La librería Eixo, de Ourense, lleva dos años ofreciendo la posibilidad de llevarte a casa un libro sin saber casi nada de él: durante el mes de abril, vende algunos previamente envueltos. Hasta que lo compras, no sabes ni el título ni el autor, a no ser que lo adivines basándote en las pistas que escriben en el envoltorio a modo de guía.

Javier Ibáñez es el dueño de esta librería abierta en 1999. “Vimos que lo hacía una biblioteca de Los Ángeles y adaptamos esa idea a la librería”, explica. “El año pasado eran sobre todo clásicos de hasta 10 euros, pero esta vez hay libros de hasta 13 euros y hemos incluido algún bestseller de calidad”. Sin querer desvelar demasiado, podemos decir que hay títulos de poesía, de ciencia ficción, relatos clásicos y, por supuesto, también literatura gallega. (Por cierto, siguiendo un criterio similar ofrecemos algunas recomendaciones también a ciegas al final del artículo).

“A la gente le gusta mucho la iniciativa”, cuenta Ibáñez, y los que aún no la conocen les preguntan por ella al ver la mesa con libros envueltos cerca de la entrada. El riesgo principal es comprar un libro que ya tienes. En tal caso, se puede cambiar sin problema. “Lo suelen cambiar por otro también envuelto”, apunta Ibáñez.

Otra librería que también ofrece citas a ciegas literarias es La casa del libro de Alicante. Como explica a Verne Tomás García, librero de este establecimiento, la iniciativa está ahora en marcha “y la tendremos como mínimo uno o dos meses más”.


image.png
La casa del libro de Alicante. Verne


“Lo llevamos haciendo desde hace tres años, después de que lo vieran unos compañeros en la Feria del Libro de Málaga”. Pero no lo hacen solo por el Día del Libro, sino cuando les apetece: “En verano volveremos con ella seguro”.

“A todo el mundo le llama la atención”, explica García, que añade esta iniciativa les sirve para mejorar la relación con sus clientes: “No queremos ser una máquina expendedora de libros. Queremos acompañar, aconsejar, recomendar autores y autoras no tan conocidos… Y así los clientes se fían”. De hecho, García cuenta que muchos de los que han probado con estos libros luego “preguntan por quién seleccionó el que se llevaron para pedirle más recomendaciones”.

La idea está por todo el mundo: encontramos librerías en Estados Unidos, en el Reino Unido, en Argentina, en Colombia, en Alemania, en Francia… También hay más ejemplos en España, como es el caso de la biblioteca pública de El Viso del Alcor (Sevilla) y el espacio cultural de Logroño La gota de leche, por ejemplo.

Algunas recomendaciones (también a ciegas)

La librería de Sidney Elizabeth’s Bookshops, abierta en 1973, explica en su página web que fueron los primeros en llevar a cabo esta iniciativa. Sus libros a ciegas incluso se pueden comprar online.

Según nos comenta el responsable de la web, Rory Schmitz, la idea surgió “hace unos 10 años. Al tratarse de una librería ecléctica siempre nos pedían recomendaciones y la idea fue una forma de ayudar a la gente a escoger libros que de otro modo no habría seleccionado”. Las propuestas incluyen tanto clásicos como “libros que quizás no recibieron la publicidad que merecían”.

La respuesta desde entonces ha sido muy buena, cuenta Schmitz, que añade que mucha gente se para en el escaparate para intentar adivinar de qué libros se trata. En cuanto a la extensión de esta iniciativa por todo el mundo, Schmitz opina que “puede ser decepcionante cuando alguien la lleva a cabo de forma pobre”, pero incluso así, “si esto significa que una persona más leerá otro libro, no puedo estar en contra”.

Si no tienes ninguna librería cerca que lleve a cabo esta propuesta, pero te apetece probar, te proponemos un pequeño test para simular la experiencia. No es lo mismo, ni mucho menos, pero sí es que una modesta “sugerencia a ciegas”. Algo es algo.

https://verne.elpais.com/verne/2018/04/20/articulo/1524213900_322114.html

 
P

pilou12

Guest
CON LA LIBERTAD DE CÁTEDRA, RECOMIENDAN SUS LIBROS
El negocio cautivo de manuales de la UNED: un mercado de 20 M para catedráticos
Un informe interno desvela que los libros de texto son más caros en la universidad a distancia. Profesores critican el conflicto de intereses que supone para los docentes


imagen-sin-titulo.jpg

Foto: iStock.
AUTOR
DANIELE GRASSO
Contacta al autor
danielegrasso
RAFAEL MÉNDEZ
Contacta al autor
mendezrafael
TAGS

24.04.2018 –

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) es un mercado cautivo en el que más de medio millón de estudiantes al año se ven empujados a comprar los manuales que producen los mismos catedráticos y profesores de la universidad. El centro universitario con más estudiantes de España se ha convertido así en un negocio sin parangón en que el profesor de una asignatura se convierte a menudo en autor del único volumen válido para aprobarla. Un informe interno elaborado por un grupo de profesores críticos con este sistema estima que el volumen de negocio anual está entre 13,6 millones y 27,2 millones. En este ecosistema único, los profesores pugnan por impartir clases en primero, donde más alumnos hay... y más libros se venden.


Pinche para acceder al informe completo.



Se titula 'Sobre el negocio de los manuales en la UNED'. Son 15 páginas sin sello ni firma y circula desde 2016. Se difundió internamente en unos debates dentro del Horizonte UNED 50, unas jornadas sobre el futuro del centro universitario de cara a su 50 aniversario. Usa datos públicos para sacudir los cimientos del negocio de la UNED. El documento, al que ha tenido acceso El Confidencial, está elaborado por un grupo de profesores críticos y que piden el anonimato. Muestra cómo la totalidad de los libros del primer curso (el que más alumnos tiene) de Derecho los escriben los propios profesores, igual que en Economía o en Trabajo Social. En Administración y Dirección de Empresas, la cifra llega al 86%, y en Historia del Arte supera el 90%. Estos volúmenes son sistemáticamente más caros que cuando el autor es un externo o cuando la editora es la misma UNED.

La clave es la libertad de cátedra, el principio que permite a los profesores elegir cualquier manual, incluso los que ellos mismos escriben o incluso editan. El informe interno señala que el "negocio plantea dos claros problemas ético jurídicos, que bastarían para justificar una intervención de las autoridades académicas". Por un lado, "un manifiesto ejercicio del poder de monopolio sobre el mercado cautivo de estudiantes" y, por otro, "un obvio conflicto de intereses, ya que quien toma la decisión de elegir el libro [el profesor] es a la vez el beneficiario económico de esta prescripción".

A partir de estas cifras, el informe hace una estimación del volumen de negocio. Suponiendo que solo un tercio de los estudiantes compra el texto (el escenario conservador), el volumen rondaría los 13,6 millones, pero subiría a 27,2 si se admitiera que dos tercios de los estudiantes compran libros nuevos. Eso supone entre el 6% y el 12% del presupuesto anual de la UNED. Los autores del informe han analizado el 72% de las matrículas de grados de la UNED.

Incluso cuando el libro de un profesor no se considera "material básico", acaba siendo fundamental para superar el curso: "En varias ocasiones, formulan preguntas en los exámenes que tienen el mismo enunciado que el epígrafe del manual", explica un alumno de Ciencias Jurídicas de la Administración Pública que prefiere permanecer anónimo. "En teoría, podrías prepararte la asignatura con otros materiales, pero al formular así las preguntas, casi te ves obligado a estudiar con su manual para no arriesgarte a contestar otra cosa que no sea la que el profesor quiere dar por buena". Hay manuales con ejercicios que son casi imprescindibles para aprobar.

El negocio se da en todas las universidades, pero la escala en la UNED es mucho mayor. "Un profesor de una universidad presencial puede tener 100 alumnos, así que si hace un manual, se garantiza que vende a lo mejor 50. Tiene que buscar que sirva para otras universidades. Pero en primero, en la UNED, igual tienes 2.000 alumnos. Es otra escala", cuenta un profesor de una universidad presencial. Eso hace también que en la UNED los catedráticos opten a menudo por dar clase en primero, cuando en otras universidades eligen cursos más avanzados.

Aunque las cifras son notables, se trata de un negocio en decadencia. Los rectores han ido acotándolo. Desde 2008, la UNED obliga a cualquier profesor a esperar cuatro años antes de pedir que los estudiantes compren una nueva edición del libro. Además, el uso de plataformas y foros 'online' para vender, comprar o compartir libros ha sido una forma, para los estudiantes, de prevenir el sablazo. La universidad ha buscado formas de intervenir, intentando que las editoriales se asocien con la propia UNED para editar los libros y así al menos recibir parte del pastel.

Ana María García Serrano, vicerrectora de Metodología e Innovación, defiende por teléfono al profesorado: "No es un negocio consentido en caso de que ocurra. Habrá algunos casos excepcionales, pero en general el profesor de la UNED no hace un libro para enriquecerse sino para los estudiantes. La mayoría trabaja así". Defiende la calidad del manual de la UNED y que intentan que los profesores editen con la editorial de la universidad o con alguna asociada para ajustar los precios, pero que no pueden hacer nada si alguien lo hace fuera: "Para un profesor, publicar un libro es un acto voluntario y que exige mucha responsabilidad para que esté bien hecho y editado. Tenemos un consejo editorial que examina los libros y además los libros de las carreras oficiales siguen una serie de criterios que imponen la editorial y los coordinadores de los grados. Tenemos varios niveles de calidad, todo un sistema que garantiza la calidad".

Quién vende al estudiante cautivo
Una de las razones por las que esto ocurre en la UNED más que en otros centros es por su peculiaridad. A menudo, el alumno vive lejos de la facultad o no tiene a mano una biblioteca donde coger prestado un libro. La relación con los profesores es menor que en una universidad normal, por lo que se da mucha importancia a que los manuales incluyan materiales añadidos que no siempre se encuentran en los que ofrece el mercado, pensados para el universitario que acude a clases presenciales. Algunos profesores interpelados explican que esta carencia se puede suplir con una “guía didáctica” que incluye listas de conceptos clave, glosarios, objetivos de aprendizaje o preguntas de autoevaluación que ayudan al estudiante a prepararse.

Otros docentes consideran que no hay nada malo en la situación. "Es necesario, los alumnos de la UNED tienen que estudiar sí o sí sobre el manual del profesor. Se hace indispensable", resume Vicente Gimeno Sendra, catedrático de Derecho cuyo manual lleva 30 años usándose en la universidad. La editorial con la que lo publica, Castillo de Luna, vende en la UNED libros de este profesor. La empresa es propiedad de otro catedrático de Derecho, de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Una veintena de editoriales concentra el 90% del negocio de libros considerados "material básico"


Si en el mundo editorial los autores cobran normalmente un 10% de derechos de autor, en este caso el porcentaje sube. La editorial de la UNED da el 25% y, según fuentes del sector, algunas editoriales especializadas llegan a dar el 30% a los catedráticos de la UNED que garantizan un gran número de manuales vendidos. Eso hace subir los precios. El informe interno desvela que, en algunos casos, cuantos más alumnos tiene la asignatura más caro es el manual (contrariamente a lo que ocurre en otras universidades y a lo que cabría esperar de la ley de la oferta y la demanda).

Un grupo de editoriales ha visto un filón en este mercado y 20 de ellas concentran el 90% del negocio de libros considerados "material básico" para los estudiantes. Se trata de Ramón Areces (editorial de El Corte Inglés, cuyos comerciales han sido vistos por los despachos de la universidad y que no ha querido hacer comentarios para este artículo), Universitas, Ediasa y otras cuyo catálogo está fundamentalmente especializado en publicar libros para la UNED. En muchos casos, escritos por sus profesores y catedráticos. En Sanz y Torres, la que cuenta con una mayor cuota de mercado, todos los libros de derecho que edita y se utilizan en la UNED son obra de profesores de esta universidad.


una-serie-de-manuales-de-la-uned-r-m.jpg

Una serie de manuales de la UNED. (R. M.)


El informe compara el listado de las editoriales que copan la UNED con las especializadas que más trabajan en otras universidades. "Editoriales académicas de prestigio, y con catálogos más amplios [desde Marcial Pons a Prentice Hall], están presentes en los listados, pero con participaciones relativamente menores. Otras muchas editoriales de prestigio [Cambridge University Press, Alianza, Ariel, Akal, Gredos, Gedisa, etc.] quedan relegadas a un papel marginal".

Algunos catedráticos han llegado a montar sus propias editoriales. Es el caso de José Ramón Parada Vázquez, durante muchos años catedrático de Administrativo y jubilado desde hace 15 años. Él es administrador de la editorial Open. "Monté la editorial y luego la cerré. Esto es un negocio para los profesores, pero no solo en la UNED, ni es nuevo, esto viene de la noche de los tiempos. Se ganaba dinero, pero más con el despacho que tuve que cerrar, así que no era para tanto". Parada Vázquez, lúcido y rápido a sus 85 años, defiende que él no recomendaba únicamente su manual. En su despacho en la fundación que preside, rescata las normas que usaba en la UNED: "Yo nunca impuse mi libro". Saca unos papeles subrayados de su época en los que lee: "La anterior recomendación no debe entenderse en ningún caso como una introducción a la idea de que esta asignatura no puede prepararse a través de otras obras de Derecho Administrativo, que las hay y de magnífica factura", entre las que cita manuales de García de Enterría, Entrena Cuesta o Cosculluela Muntaner.

Libertad de cátedra
El informe denuncia una situación que no es nueva. Lleva años perpetuándose y tuvo como desencadenante una batalla legal que llegó al Constitucional. El primero en poner el grito en el cielo fue Óscar Alzaga, exdiputado del ya difunto Partido Demócrata Popular y catedrático de Derecho. Era 1988 y Alzaga se lamentaba de no poder desarrollar su asignatura en la UNED con los libros de su elección. Denunció que el departamento le imponía libros de Átomo Ediciones, editorial de Antonio Torres del Moral (al que hace referencia el acrónimo ATM, de ahí el nombre de Átomo Ediciones), también catedrático de Derecho en la misma universidad. La editorial, ya extinguida, había publicado “diversos libros de texto para los alumnos de la UNED, casi todos del propio Torres", se leía en la demanda de Alzaga. En 1991, el Constitucional dio la razón a Alzaga y falló que por encima de los intereses editoriales estaba la libertad de cátedra.

Los autores del informe apuestan por intervenir el mercado —algo que consideran justificado cuando hay fallos de mercado—, y destacan que hay facultades que sí están bajando el precio de los manuales. Por ejemplo, Psicología, "donde el precio de los manuales de primer curso es idéntico [30 euros], ya sean de autor de la UNED o externo, e independientemente de la editorial", y Matemáticas o Física, "cuyos precios son muy inferiores a los de textos externos". Además, señala que "existe un porcentaje moderado pero no insignificante de asignaturas [12% de media] en las cuales los profesores proporcionan los manuales de forma gratuita a los estudiantes, normalmente en forma de PDF descargables. Es decir, que algunos de estos profesores renuncian así a un lucro particular, como también lo hacen los que creen mejor recomendar manuales ajenos. Aunque puede verse que estas asignaturas se concentran sobre todo en optativas, y por tanto en los cursos superiores".

El documento deja claro que no hay nada malo en que los profesores realicen sus propios manuales y destaca el buen nivel que tienen algunos de los libros de la UNED: "Existen bastantes asignaturas en las que los textos son manuales de referencia internacional o nacional, aunque cuenten con adaptaciones de los profesores de la asignatura. También eso revela la voluntad de ofrecer los mejores materiales posibles, incluso renunciando al potencial beneficio económico".

El negocio de los manuales se suma a otros sobresueldos paralelos que han encontrado profesores de la UNED con los títulos propios. La Fiscalía ha denunciado a cinco docentes del Departamento de Derecho Civil por lucrarse con cursos de enfermería. Se trata de cursos que daban puntos a los interinos de varias comunidades autónomas que al hacerlos subían puestos en las bolsas de trabajo. La Fundación UNED organizaba los cursos, pero no le llegaba todo el dinero porque cinco profesores inflaban los gastos facturando a través de sociedades, según la denuncia de la Fiscalía. Algo parecido hizo el catedrático de Economía Eduardo Pérez Gorostegui, contra el que se querelló la Fiscalía por asignarse medio millón de euros de sus cursos. Lo hizo a través de sus hijos y de su esposa, siempre según la querella.

https://www.elconfidencial.com/espa...uned-mercado-20millones-catedraticos_1552934/


_
 
P

pilou12

Guest
BIBLIOTECA
Así es la biblioteca más impresionante del mundo


Tianjin Binhai, en el noreste de China, está considerada la biblioteca más impresionante del mundo.


Las bibliotecas son un símbolo de la cultura de una nación y algunas se han convertido en monumento turístico y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Desde la impresionante Biblioteca de Babilonia, la de Alejandría o la de Praga, hasta la más futurista e innovadora recién inaugurada en China estos templos de la lectura despiertan admiración. Así es la espectacular biblioteca de Tianjin Binhai, de 30 metros de altura y 33.700 metros cuadrados.

El noroeste de China, cerca de Beijing, se ha convertido en un centro tecnológico y cultural que, sin embargo, todavía se denomina como "área de desarrollo". Allí, la firma holandesa MVRDV, conocida por su esencia futurista y vanguardista, ha ideado un espectacular edificio que es la sede de la ya actualbiblioteca más grande y espectacular del mundo.



15238783636943.jpg


Muchos de los ejemplares están pintados en al superficie generando un efecto óptico de inmensidad.



Se llama Tianjin Binhai y, a pesar de que cuenta con 200.000 ejemplares y planea hacerse con un total de 1,2 millones, lo realmente llamativo e impactante es su estructura de 30 metros de altura y 33.700 metros cuadrados. Dividida en seis plantas, las cuales imitan los pasillos de una biblioteca común, su punto más llamativo es el ojo esférico situado en el centro del edificio, ideado para realizar presentaciones y conferencias.

Tianjin Binhai no pretende ser sólo un edifico cultural o que llame la atención por su diseño, plantea además, dar un cambio en la percepción de los ciudadanos en cuanto a las bibliotecas. La idea es que "su área central funcione como un espacio abierto para leer, conversar y degustar un café, en soledad o en compañía", como ha afirmado su director adjunto, Liu Xiufeng. Además, ha recalcado que su área central no será destinada a la exposición de libros, ya que esa función, de almacenamiento de ejemplares, quedará delegada a las demás salas y plantas del centro, por lo que los libros que están expuestos actualmente en esta área gozan de un tiempo limitado. Eso sí, hay truico: gracias a un efecto óptico da la impresión de que hay más de 200.000 ejemplares, pero muchos no son reales sino que están pintados en la superficie.

El centro futurista no sólo es un espectacular almacén de libros, ces un centro cultural que también conecta a los visitantes con un parque cercano.


15238783611591.jpg


Además de una biblioteca es un centro cultural en el que se desarrollarán otras actividades relacionadas con el ocio y la cultura.


http://www.expansion.com/fueradeser...b4606.html?cid=SIN8901&intcmp=NOT004&s_kw=fds
 
P

pilou12

Guest
EL LIBRO MÁS POLÉMICO DEL AÑO
La edad de la penumbra: cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico
Después del encarnizado debate abierto tras su publicación en inglés llega a España el demoledor ensayo en que Catherine Nixey describe el fin de una era en la hoguera del fanatismo


imagen-sin-titulo.jpg

Tommaso Laureti - 'El triunfo del cristianismo' (1585)

DANIEL ARJONA
TAGS

26.04.2018 –

Arrasado el jardín, entraron los barbudos en el templo de Palmira y quebraron de un golpe la impresionante estatua, la decapitaron y desmembraron, acaso temerosos de que las piedras encubrieran blasfemias contra su dios. ¿Soldados del Estado Islámico en 2012? No: soldados de Cristo en 385 d.C. "Parece que solo entonces esos hombres -esos cristianos- sintieron, satisfechos, que habían hecho su trabajo. Volvieron a fundirse una vez más con el desierto. Tras ellos el templo quedó en silencio. Las lámparas votivas, desatendidas, se apagaron. En el suelo, la cabeza de Atenea empezó a cubrirse lentamente con la arena del desierto sirio. Había empezado el 'triunfo' de la cristiandad". Así comienza 'La edad de la penumbra' (Taurus), el demoledor ensayo en que la británica Catherine Nixey describe la extinción de una era en la hoguera del fanatismo y que ahora llega a España después de que su edición inglesa desatara un encarnizado debate.

la-edad-de-la-penumbra.jpg

'La edad de la penumbra'.


Lo que los romanos entendían por "triunfo" no era exactamente lo mismo que ahora. No consistía solamente en la victoria del ganador, sino en "la total y absoluta subyugación del perdedor". Y tal es la premisa de Nixey, historiadora y periodista de The Times e hija de unos monjes que pasaron veinte años dentro de un monasterio antes de colgar los hábitos: que si bien el cristianismo conservó parte del legado clásico en los siglos oscuros de la Edad Media, otra historia anterior, mucho menos gloriosa y conocida, desplegó un escenario de destrucción apocalíptica de la filosofía y el arte de la antigüedad grecolatina, reducido por la Iglesia a sangre y cenizas durante los siglos IV y V d.C.

"Los asaltos violentos de este periodo", advierte Nixey, "no fueron terreno exclusivo de chiflados y excéntricos. Hombres que estaban en el corazón mismo de la Iglesia Católica alentaron y lideraron los ataques contra los monumentos de los "locos", "malditos" y "dementes" paganos. El gran San Agustín afirmó ante una congregación en Cartago: "¡Dios quiere, lo mandó, lo predijo, comenzó ya a llevarlo a efecto, y en muchos lugares de la Tierra ya lo ha realizado en parte: la extirpación de toda superstición de paganos y gentiles!". San Martín, todavía hoy uno de los santos franceses más populares, arrasaba los campos galos destruyendo templos y consternando a los lugareños a su paso. En Egipto, San Teófilo demolió uno de los edificios más hermosos del mundo antiguo. En Italia, san Benito destruyó un santuario dedicado a Apolo. En Siria, despiadados grupos de monjes aterrorizaban las zonas rurales, derribando estatuas y arrancando los techos de los templos".

La batalla con los demonios
'La edad de la penumbra' es estrepitoso, estupendamente escrito, durísimo y muy divertido: "los ataques no se detenían en la cultura. Todo, desde la comida que se ponía en el plato (que debía sen sencilla y sin especias) hasta lo que se hacía en la cama (que debía ser igualmente sobrio y sin especiar) empezaba, por primera vez, a quedar bajo el control de la religión". Tal vez sus páginas provoquen un corte de digestión a algunos creyentes pero será difícil que no los fascine al mismo tiempo con su brillante recreación histórica del momento trágico y surreal en que la civilización se hundió en las tinieblas. Los demonios, por ejemplo.

Al decidir a quién venerar, las congregaciones no elegían entre un dios u otro; estaban escogiendo entre el bien y el mal, entre Dios y Satanás

"Aquel era un mundo de apariciones diabólicas, un lugar en que Satanás podía pasar a tu lado por un camino y un demonio podía sentarse frente a ti en la cena; un mundo en que el alma inmortal estaba en peligro perpetuo". Esto que hoy invitaría a una sonrisa, no era ninguna broma entonces. Para los panegiristas cristianos se trataba de una amenaza mortal que además les servía como dispositivo ideológico para purgar el mundo de paganos: "Una nueva generación de predicadores inflexibles pronunciaba un sermón intimidatorio tras otro, en los que quedaban claras las opciones del pueblo. Al decidir a quién venerar, las congregaciones no elegían entre un dios u otro; estaban escogiendo entre el bien y el mal, entre Dios y Satanás".



las-tentaciones-de-san-antonio-del-retablo-de-isenheim-mathias-grunewald-1512-16.jpg

'Las tentaciones de San Antonio' del Retablo de Isenheim (Mathias Grünewald, 1512-16)


Catherine Nixey recuerda que no tenía por qué haber ocurrido así, que mientras que los pastores cristianos exigían pureza, su grey, bastante menos apasionada, estaba incorporando al dios cristiano sin mayor problema al cada vez más nutrido panteón de divinidades paganas y ora le rezaba a él, ora sacrificaba un carnero en el altar de Júpiter. El propio emperador Constantino, que legalizó el cristianismo en el Imperio Romano en el año 313, se mostró comprensivo con los ritos antiguos. "Ningún hombre será privado de la completa tolerancia", proclamó en el célebre edicto de Milán. Pero los clérigos cristianos, por fin dueños de la situación, no iban a permitirse semejantes lujos 'demócratas'. Al poco de su legalización, los templos paganos ardían de Oriente a Occidente mientras sus sacerdotes -y miles de sus fieles- eran asesinados.

Los últimos filósofos
Año 532 d.C. Siete hombres huyen de Atenas hacia Oriente con un parco equipaje de libros. ¿Cuál es su oficio? Filósofos, los últimos miembros de la Academia, la más famosa escuela de Grecia fundada por Platón mil años antes. La cuna de la razón occidental se había tornado un lugar peligroso para su actividad, los soldados de Cristo buscaban ejemplares prohibidos casa por casa para quemarlos en grandes piras -junto a sus poseedores-, la discusión pública había sido prohibida y los frisos del Partenón, asaltados y mutilados. Apenas nos quedan hoy palabras de aquel "grupo melancólico", como las de su líder, el septuagenario pero aún enérgico Damascio: "Toda mi vida ha sido barrida por el torrente".

Sólo un uno por ciento de la literatura latina sobrevivió a los siglos. El noventa y nueve por ciento se perdió


¿Por qué contar ahora esta historia? Sencillamente, responde Catherine Nixey, porque nadie lo había hecho, porque la épica aventura de un puñado de monjes defendiendo de la oscuridad medieval el legado clásico es una versión real pero también tremendamente parcial: "Los palimpsestos -manuscritos sobre los que se grababa de nuevo- aportan indicios de los momentos en que desaparecieron las obras antiguas. Agustín sobrescribió el último ejemplar de 'Sobre la República' de Cicerón para anotar encima sus comentarios de los 'Salmos'. Una obra biográfica de Séneca desapareció bajo otro 'Antiguo Testamento' más. Un códice con las 'Historias' de Salustio se raspó para dar lugar a más escritos de San Jerónimo.... Sólo un uno por ciento de la literatura latina sobrevivió a los siglos. El noventa y nueve por ciento se perdió".



catherine-nixey-en-portada-de-the-times-magazine.jpg

Catherine Nixey en portada de The Times Magazine


Concluye Catherine Nixey: "Se produjo otra pérdida definitiva, aún menos recordada que las demás, pero a su modo, casi tan importante. La memoria de que existió una oposición al cristianismo desapareció. La idea de que los filósofos pudieron haber luchado con vehemencia, con todo lo que tenían, contra el cristianismo fue, y aun es, ignorada. El recuerdo de que muchos se alarmaron por la expansión de esta religión violentamente intolerante desaparece del paisaje. La idea de que muchos no estaban entusiasmados sino disgustados por la visión de sus templos en llamas y demolidos se dejó -y se deja- de lado. La idea de que los intelectuales estaban consternados -y asustados- por la visión de los libros ardiendo en piras ha caído en el olvido. El cristianismo contó a las generaciones posteriores que su victoria sobre el viejo mundo fue celebrada por todos, y las siguientes generaciones lo creyeron. (...) El 'triunfo' del cristianismo era completo".


https://www.elconfidencial.com/cult...mundo-clasico-catherine-nixey-resena_1554344/
 
Última edición por un moderador:
Registrado
18 Ago 2015
Mensajes
3.934
Calificaciones
19.426
MAS ALLA DEL INVIERNO

ISABEL ALLENDE
9788401019760.jpg

La esperada nueva novela de Isabel Allende.

Isabel Allende parte de la célebre cita de Albert Camus -«en medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible»- para urdir una trama que presenta la geografía humana de unos personajes propios de la América de hoy que se hallan «en el más profundo invierno de sus vidas»: una chilena, una joven guatemalteca ilegal y un maduro norteamericano. Los tres sobreviven a un terrible temporal de nieve que cae en pleno invierno sobre Nueva York y acaban aprendiendo que más allá del invierno hay sitio para el amor inesperado y para el verano invencible que siempre ofrece la vida cuando menos se espera.

Más allá del invierno es una de las historias más personales de Isabel Allende: una obra absolutamente actual que aborda la realidad de la emigración y la identidad de la América de hoy a través de unos personajes que encuentran la esperanza en el amor y en las segundas oportunidades.
https://www.casadellibro.com/libro-mas-alla-del-invierno/9788401019760/53
 
P

pilou12

Guest
La fórmula de la felicidad: ¿autocontrol o desparrame?
Para Massimo Pigliucci le respuesta para una vida plena se encuentra en el estoicismo clásico. Para Jules Evans en perder el control y entregarse al éxtasis y el misticismo


estoicos.jpg

Grabado representando a Epicteto, una de las figuras más importantes del pensamiento estoico
MARTA MEDINA
TAGS

25.04.2018 –


Trabajé durante varios años en Casa del Libro. Nunca dejó de sorprenderme la cantidad ingente de clientes que subían a la tercera planta de la librería en busca de tal o cual libro con la fórmula secreta para encontrar la felicidad, no amargarse la vida, atreverse a no gustar, conseguir la autoafirmación o sobreponerse a cientos de angustias existenciales más, algunas de lo más particulares. Frente a las ventas tirando a exiguas de la mayor parte de la narrativa de ficción, los libros de autoayuda se encontraban siempre en las listas de los más comprados, una prueba de que la necesidad de encontrar un rumbo, una guía, un manual de instrucciones sobre cómo actuar en la vidasigue siendo una preocupación capital hoy, más de dos mil años después de que —por poner un ejemplo— Epicteto se plantease en sus 'Disertaciones' "¿cuál es la meta de la virtud si no es una vida que fluye con placidez?".


portada-de-como-ser-un-estoico.jpg

Portada de 'Cómo ser un estoico'

Precisamente, en su columna de este martes, Ramón González Férriz también discurre sobre esta preocupación del ser humano insatisfecho y desorientado por adherirse a un relato que le sirva como sostén existencial, una "expresión de que vivimos angustiados, incómodos, perplejos porque no sabemos para qué sirve nuestra existencia ni por qué hay que vivirla si, al final, siempre está la muerte". Las respuestas han podido encontrarse, a gusto del consumidor, en las religiones, la mística, la ciencia hiperracionalista o la meditación, la política, las drogas o el culto al líder de la clasificación de LaLiga Santander. En esta "modernidad líquida" de Zygmunt Bauman, competitiva, egocéntrica, materialista y mutante, en la que la decadencia de los absolutos deja pocos asideros estables, las preguntas de ¿cómo deberíamos enfrentarnos a la vida? o ¿cómo puedo sobrellevar la deriva al menos de una forma ordenada? nunca ha tenido tantas y tan distintas contestaciones.




El escritor y profesor de Filosofía Massimo Pigliucci propone una solución peculiar —aunque no es el primero que lo hace— en su último libro, 'Cómo ser un estoico' (Ariel, 2018): la respuesta a los pesares puede estar en una filosofía nacida 2.600 años atrás. Pigliucci cuenta en su ensayo cómo cuando se reencontró con las reminiscencias de las voces de Epicteto, Marco Aurelio o Zenón de Citio, vio por fin la luz al final de la búsqueda del sentido de su vida. Porque como integrante de una sociedad obsesionada con el control de todos los aspectos de nuestra vida —incluso el paso del tiempo, indómito—, Pigliucci siguió el consejo que desde el siglo I d.C. le enviaba Epicteto y que alivió gran parte de esta carga:"debemos hacer lo mejor con las cosas que están en nuestro poder, y tomar el resto como las presenta la naturaleza" porque "tenemos una tendencia a preocuparnos y concentrar nuestras energías en aquello que no podemos controlar". ¿Se reconoce?

Epicteto dijo que "tenemos una tendencia a preocuparnos y concentrar nuestras energías en aquello que no podemos controlar"

No es resignación, no se equivoquen. Es aceptar las propias limitaciones. Tras una breve introducción a la historia de la filosofía clásica, Pigliucci ilustra con ejemplos claros y asequibles cómo una corriente de pensamiento milenaria sí puede solucionar problemas del mundo posmoderno. El estoicismo fomenta el pensamiento positivo, el rechazo a las pasiones exaltadas y el apego excesivo a los bienes materiales, promueve las bondades de la reflexión sosegada —si lo que nos diferencia del resto de los animales es la capacidad de raciocinio, deberíamos darle más uso— y de las buenas compañías, mientras censura las actitudes posesivas en las relaciones personales: "debemos disfrutar del amor y la compañía de otros seres humanos mientras podemos, intentando con todas las fuerzas no darlos por supuesto".

En 'Cómo ser un estoico', su autor también expone formas de enfrentarse al miedo a la muerte —"debes sobrellevar bien la enfermedad", propugna—, como gestionar la ira, la ansiedad y la soledad, y enumera una serie de "ejercicios espirituales prácticos" para acercarse lo más posible a una existencia plena y en armonía con la naturaleza y la sociedad. "No admitas el dueño en tus tiernos párpados hasta que hayas evaluado cada uno de los hechos del día: ¿cómo he errado, qué he hecho o dejado de hacer? Empieza así y revisa tus actos y entonces por los actos infames amonéstate, por los buenos alégrate", sugiere Epicteto. En resumen: hay que ser un poco más conscientes de nuestros comportamientos e intentar abordar la vida con sabiduría, valor, justicia y templanza. Algo que parece de cajón si uno no se levantara todas las mañanas con las noticias de sucesos del telediario.

Dijo Zygmunt Bauman que la sociedad se encuentra en una "situación en la que, de modo constante, se nos incentiva y predispone a actuar de manera egocéntrica y materialista" y es verdad que el pensamiento preponderante prioriza lo que puede sacar el individuo de la sociedad por encima de lo que éste puede aportarla. Una idea que también transpira el libro de Pigliocci, que pone como ejemplo digno de admiración de una estoica contemporánea como, Malala Yousafzai, la joven que recibió tres disparos cuando viajaba en el autobús escolar por criticar abiertamente en un reportaje del 'New York Times' la "dura represión de los talibanes contra la educación de la mujer" en Pakistán.

"¿Malala ha marcado la diferencia?", se pregunta Pigliucci. "Sí, tanto en la práctica como de modelo para otros, un buen ejemplo para los demás"

"Esta experiencia es suficiente para colocarla a nivel de [Helvidio] Prisco [ejecutado por sus críticas a l Gobierno de Vespasiano] y de muchos otros a lo largo de los siglos y en todas las culturas que se han atrevido a oponerse a la represión y la barbarie. Pero resultó que los disparos solo fueron el principio para Malala". Enfrentándose a las amenazas de muerte, Malala ha seguido reclamando la educación para las niñas, ha conseguido que Pakistán apruebe la primera ley sobre el derecho a la educación y, accesoriamente, ha sido la persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz. "¿Malala ha marcado la diferencia?", se pregunta Pigliucci. "Sí, tanto en la práctica como de modelo para otros, un buen ejemplo para los demás".



portada-de-el-arte-de-perder-el-control.jpg

Portada de 'El arte de perder el control'



Si no le convence lo que propone Pigliucci —al fin al cabo hay que esforzarse y desprenderse de los vicios para ser un buen estoico—, quizás prefiera una opción más desenfadada, como la que propone el londinense Jules Evans —investigador del Centro para la Historia de las Emociones de la Universidad Queen Mary, uno de los fundadores del London Philosophy Club y ex estoico— en su libro 'El arte de perder el control: un viaje filosófico en busca del éxtasis'.

Para Evans el problema y la solución a las tribulaciones del día a día moderno son muy diferentes: "nuestra mente está en constante actividad" por lo que hay que "desprenderse del yo" y entregarse al arrebatamiento. "El estoicismo insiste en que la manera de crecer es a través del autoanálisis racional y el autocontrol" y no ve con buenos ojos "el amor romántico, la embriaguez, la música y la danza, en general, que en todos casos presuponen momentos de rendición extática".

En 'El arte de perder el control', Evans aduce que la sociedad occidental "carece de rituales" que celebren el furor —será que no ha estado nunca en las fiestas de un pueblo— y desprecia "los estados mentales no racionales". El inglés cuenta desde su propia experiencia cómo protagonizó un avivamiento místico que le hizo plantearse las limitaciones del estoicismo y abrazar el misticismo. "Al tercer día, la atmósfera del lugar [un retiro espiritual en Gales] empezó a hacer mella en mí. Los demás asistentes eran muy amables. Su fe y su esperanza eran fortísimas. [...] el sábado por la noche, mientras la música me envolvía, me vino al pensamiento la idea de que quería servir a Dios y no a mis pequeñas ambiciones mundanas. [...] De pronto noté que el pecho se me llenaba de una energía poderosa que me empujaba la cabeza para atrás, cada vez más, cada vez más, hasta que casi me dolían los músculos del cuello. [...] La cosa duró tres cuartos de hora, durante los cuales las oleadas de dolorosa felicidad se sucedían".

Jung creía que el inconsciente, la psique es un organismo autorregulado que busca la plenitud y la mejora de forma natural

Evans afirma que el arte puede ser tan catártico como la religión para los no creyentes; el teatro, un espacio de sueño colectivo —los sueños son la experiencia extática más frecuentes en los seres humanos y Freud decía que los sueños son la vía rápida hacia el inconsciente— o la poesía y los videojuegos como vehículos para "perdernos a nosotros mismos durante semanas enteras". "Jung creía que el inconsciente, la psique es un organismo autorregulado que busca la plenitud y la mejora de forma natural", sentencia.

También describe cómo las sustancias psicodélicas pueden ayudar a provocar esta "experiencia mística" de disolución del yo para lograr una "conexión con una realidad trascendente (que hay quien la llama dios y hay quien no) o cómo hay que reconectar con el aspecto sagrado de la ecología para reencontrar el amor en la naturaleza. Y defiende Evans el poder del éxtasis para "motivarnos, sanarnos y liberarnos" —ideas que se ha demostrado que, aplicadas de manera literal, pueden llegar a ser muy peligrosas—.

Las propuestas de Pigliucci y Evans para encontrar la felicidad y el sentido de la vida son todo lo opuestas que pueden ser dos polos, pero tan sólo dos muestras de que en los más de 110.000 años de existencia del Homo sapiens sapiens las grandes preguntas no han cambiado demasiado. Y que quizás las respuestas al final se escondan en las anotaciones de un emperador romano del año 170 d.C o en las reflexiones de un antiguo comerciante fenicio antiepicureísta y no en el último modelo de iPhone.

https://www.elconfidencial.com/cult...cos-perder-el-control-filosofia-vida_1547236/
 
P

pilou12

Guest
Esto es lo que cuenta 'España de mierda', la novela que Alfred regaló a Amaia
El relato critica el mal trato que da el país al mundo de la cultura y en concreto de la música


1524738374_103795_1524821058_sumario_normal.jpg



HÉCTOR LLANOS MARTÍNEZ 27 ABR 2018 -

Mucho se habla de Amaia Romero y Alfred García desde que iniciaron una relación sentimental en Operación Triunfo 2017 y fueron elegidos para participarán en el Festival de Eurovisión de mayo. El 23 de abril, Día del Libro, él le regaló a ella una rosa y una novela del catalán Albert Pla de la que ya le había hablado mientras se conocían en la academia: España de mierda. Compartió en redes sociales el detalle que tuvo con su novia y comenzó la polémica.

A partir de ese momento, seguidores del concurso y periodistas consideraron que era un gesto demasiado independentista para alguien que va a representar a España en un concurso internacional. Carlos Herrera dijo en su programa de radio de la COPE que al cantante veinteañero "le falta un hervor".

La pareja publicó al día siguiente un vídeo a través de Twitter respondiendo a la polémica. Amaia explica que Albert Pla, cantautor que debutó en la literatura en 2015 con este España de mierda, es un referente musical para ambos. "Estamos a muerte con España. No entendemos por qué no se puede regalar un libro a una persona. No es un libro que hable de política, ni de independentismo, ni habla mal de España. Simplemente es una sátira del país", explica Alfred a cámara.

¿Quién escribe el libro?

Albert Pla (Sabadell, 1966) es uno de los cantautores más conocidos en España, en cuyo repertorio hay temas en castellano y en catalán. La provocación y la ironía llevadas al extremo del absurdo son parte de su personalidad artística, por lo que sus manifestaciones públicas rara vez pueden interpretarse en un sentido literal, aunque a menudo manifiesta opiniones en contra de la monarquía.

De hecho, el catalán se maneja con facilidad en el terreno de la contradicción, como en el polémico texto al hilo del referéndum ilegal del 1 de octubre en el que comentaba, de forma sarcástica, sentirse "devorado por el buey del independentismo". Horas después, explicaba que la carta abierta formaba parte de una apuesta: "Sabía que si escribía un artículo mal escrito y lleno de mentiras y tonterías, me lo publicarían todos los medios españoles".

"Me encantaría que Cataluña fuese independiente, ahora bien, no voy a mover un dedo para ello. Tampoco sé si me encantaría; me la suda, no le doy ninguna importancia", comentaba él mismo en 2014, un año antes de publicar España de mierda. En esa misma época, dijo que la independencia estaba en el puesto 195 de sus prioridades.

En el programa de radio Carne Cruda, Albert Pla ha contestado a la polémica: "No puedo decir nada porque me condenarían, así que lleváis razón, viva España".

¿Qué cuenta el libro?

Raúl Gadea, un joven cantante uruguayo, y Tito, su representante y habitual del Madrid de Lavapiés, se embarcan en una gira de conciertos por varias ciudades españolas. En su viaje, viven episodios surrealistas, desde Galicia a Andalucía. Inician un camino de Santiago a la inversa que les lleva al final a pasar por Madrid, Cantabria, País Vasco, Cataluña, León y Murcia. Y, en ese periplo narrativo, Pla recurre a ciertos tópicos regionales para hacer humor.

En el texto se menciona desde la página 1 a muchos más músicos que políticos. Por ejemplo, Jorge Drexler, Javier Krahe, Rosendo, Julián Hernández (Siniestro Total), Andrés Calamaro, Quimi Portet (El último de la fila) o Kiko Veneno.

Los dos protagonistas viven anécdotas en la carretera y en los conciertos, momentos que Pla reconoce haber recopilado de su profesión como músico y haber transformado para el libro. La mayor parte del texto incluye críticas, a menudo bastante obvias, al mal trato que se da en España al mundo de la cultura y en concreto al de la música, con la corrupción política de fondo.

Entre sus bromas con tono crítico, el autor incluye a Podemos y a Ciudadanos; a PP y PSOE. Pla hace burla del independentismo desde varios puntos de vista.

Les contaron que los terroristas del Bierzo eran un grupo recién creado que luchaba por la independencia del Bierzo, harto de estar sometido al poder despótico de los leoneses.

Tenían planeado un atentado en el consistorio de León, pero la bomba exploró en el mismo piso franco donde la banda lo estaba preparando. Las seis víctimas eran los terroristas. Al parecer, las tres facciones de la banda -los que querían grabar el comunicado en gallego-leonés, los que lo querían en gallego y los que lo querían en lengua burón, idioma oficial de los arrieros del valle de Fornela- estaban discutiendo acaloradamente en el momento de la explosión.

Los últimos prefirieron autoinmolarse con su propia bomba a hacer un comunicado en gallego. "¡Antes muertos que gallegos!, giraton antes de hacer estallar la bomba.

También incluye en la novela la figura del ingeniero Isaak Westinghouse, alemán residente en Guatemala hijo de madre polaca, con abuelo ortodoxo ucraniano y abuela paquistaní, que diseña una infección que solo se instala en las gargantas de los catalanoparlantes, para erradicar el idioma y a los catalanes con ayuda de la ONU.

En cuanto al mundo de la cultura, Pla relata la nube de intereses que rodean al mundo de la música, casi siempre alejados de la calidad en favor del negocio. Lo refleja a través de un concierto en la Sala Galileo de Madrid.

Después del concierto, la gente estaba feliz, sospechosamente feliz. Extremadamente. Eufóricos, totalmente entusiasmados. A todos les había encantado.

Tanta sonrisita y buenas palabras hicieron que Raúl no supiera nunca si el concierto fue bueno o malo.

Todo el mundo era importante esa noche. Manueldiseñadorymodelo. Joséescenógrafodelteatroestegrande. Los madrileños tienen nombres extraños. Parecen añorar su pasado cortesano, les gusta aparentar que tienen cierta nobleza o importancia social. RamónproductoryareeglistadeJuanPardo. Se sienten desnudos sin abolengo, por eso se hacen llamar por el nombre y las acciones que emprenden. MaríahijadeldirectorTrueba: Eso les confiere un rango igual a un título nobiliario.

La novela también lanza un dardo a la falta de criterio de los responsables de programación de grandes recintos culturales.

Pero ser concejal de Cultura [de Gijón] también tiene una parte engorrosa, como es decidir qué espectáculos se programan en el Teatro Jovellanos.

Normalmente, le aconsejaba su mujer, que veía mucho la tele y estaba al día.

La programación era bastante buena. Contrataban a todos los cómicos de las series de televisión, los vodeviles protagonizados por los galanes de la televisión y las obras de teatro de los presentadores de la televisión.

La novela cuenta con dos portadas, una que combina la estelada y la bandera española y otras que lleva una ilustración que hace referencia a la road moviemusical que es de lo que realmente trata el relato. Esta segunda portada, sin banderas, es la que Alfred regaló a Amaia en Sant Jordi.


1524738374_103795_1524816150_sumario_normal.jpg


Las dos portadas de España de mierda de Albert Pla


¿Qué se dijo del libro en su momento?

En las reseñas periodísticas del libro, durante los días posteriores a su lanzamiento a finales de 2015, no se encuentran referencias al independentismo y sí a que la novela critica cómo el país ignora al mundo de la cultura.

"Lo que Pla trata de explicar al lector es que en este país la música es menos que un cagao, que no importa a nadie". El Español.

"La novela no es un reflejo de nada; es la España de hoy, en la que ninguno de nosotros nos gusta vernos reflejados. Vodevil rocanrolero y road movie llena de mala leche y de crítica salvaje". Efe Eme.

"En realidad no es más que un nuevo gancho para sus seguidores de siempre. Entre el delirio y la ensalada de tópicos regionales". El Diario de Sevilla.

En las reseñas publicadas en Amazon, solo se hace referencia al independentismo en las que se han publicado después del 23 de abril de 2018, tras la polémica relacionada con Amaia y Alfred.

https://verne.elpais.com/verne/2018/04/26/articulo/1524738374_103795.html
 
Última edición por un moderador: