El hilo paranormal de Cotilleando

*Siguiendo con otra experiencia que tuve en esa comarca de Lleida, voy a contar la segunda (me ocurrieron 4 historias raras, aunque solo las cuento como tres ya contaré por qué) en la misma época, en el mismo entorno, en el mismo año, separadas por unos meses, me cito a mi misma para no repetirme mucho, y seguir el hilo.

-Aprovecho para dar las gracias a todas las primas que han calificado la historia. ;)

Esto ocurrió en Ponts en Lleida, donde habíamos alquilado una casa para vivir un tiempo por el trabajo de mi marido, y que había pertenecido a un ex-alcalde del pueblo que además era músico, y había dado clases en aquella casa.

Esta casa estaba enfrente del parque principal o núcleo principal del pueblo, y tenía 4 plantas, a veces la veo aún en Google Maps.

-La tercera experiencia me ocurrió en la casa, y la cuarta en el río de Segre en el tramo cerca de Ponts, pero hoy vengo a contar la segunda, que me ocurrió en ese parque.

El gran ventanal de la casa era de esos que se ven todos los lados, derecha, izquierda y centro, y que sobresalen de la fachada.
Me gustaba mirar al centro sobre todo porque se veía el parque que era precioso muy bien cuidado, y además quería ver quién estaba, aunque el pueblo era pequeño y no solía haber mucha gente en el, y no conocía a casi nadie, excepto a algunos compañeros de mi marido que también estaban trasladados allí, algunos con sus mujeres.

Siempre miraba cuando salía para que no hubiera nadie, más que nada por uno de mis perros que era muy "broncas", y si se despistaba no hacía sus necesidades, y me tenía horas vagando de un lado a otro hasta que las hacía.

Hay que recordar que yo estaba embarazada, y la verdad no tenía ganas de dar paseos por sitios que apenas conocía.

En esta comarca hay mucha niebla en invierno, pero niebla espesa casi no se ve nada, y oscurece muy pronto sobre las 16:30 del mediodía ya casi es de noche. ¡Ríete de Londres!.

Nunca había visto cosa igual, yo soy de Madrid y por mucha niebla que pudiera haber siempre se ve, ¡claro que seguro que por las farolas!, y en este pueblo había poca iluminación.

-Resumo salí al parque sobre las 6 de la tarde, no se veía casi nada ya, la niebla era muy baja, casi no veía ni a mi perro, que estaba atado a mi lado.

De repente apareció un hombre de unos 40 años o menos, hermosote, cachas, con camisa blanca y manga corta (con el frio que hacía), se acerco tanto que pude verlo perfecto a pesar de la niebla, y me dice:

-"Hola, soy compañero de tu marido", ¿Qué haces aquí con el día tan malo que hace?, creo que me conto tu marido que estabas embarazada ¿verdad?.

Todas estas preguntas me las hizo juntas de golpe, estaba muy sorprendida, apareció de la nada o de la niebla avasallando con preguntas.

Le conteste de seguido también:

-¡ah! pues mucho gusto, estoy sacando a mis perros, sí, estoy embarazada.

Además sabía mi nombre, yo el suyo no, le pregunte, no me lo llego a decir en ningún momento, de repente me dice:

-Ojala tengas suerte con el embarazo ¿quieres que te diga por la palma de tu mano que tal te irá?

Alucine mi marido tenía un compañero adivino que leía palmas de las manos, que ¡fantasía!.

Le abrí la mano que no llevaba las correas de mis perros, es decir la mano izquierda, no sé como iba a leer nada con esa niebla de hecho no me vi ni yo la mano y menos líneas, ¡que locura! recuerdo que pensé.

-Cogió mi mano
que mosqueo tenía yo en ese momento, ¡dios!, nadie se lo puede ni imaginar

Y de repente me habla pero con diferente voz, como otra voz con otro registro más dulce, y con un tono más bajo:

-Vas a perder al bebe, pero no te asustes vas a estar bien. ¡Cuánto lo siento!,
y se despide de mi con un "adiós" andando hacía dentro del parque difuminándose con la niebla.

Antes de irse como me quede en shock, le vi alejarse malamente porque la puñetera niebla no me dejo ver mucho, y le pregunte chillando ¿Cómo te llamas?... no me contesto

Estaba deseando que llegase mi marido del trabajo para preguntarle por ese compañero, cuando lo hice y le describí no lo conocía.
Hay que aclarar que solo eran 6 compañeros más la secretaría, y luego en los días siguientes los conocí a todos, porque quería ver a todos sus compañeros, pero ese hombre del parque no estaba y nunca más lo volví a ver, (estuve allí un año)

Y para resumir, y finalizar esta experiencia, porque todo aquello me causo una ansiedad tremenda, efectivamente perdí a mi bebe.

-Pero tuve antes de perder a mi niño, 2 experiencias más, todo esto ocurrió en los 4 primeros meses del año completo que estuve allí.

Espero que no haya sido muy largo. Gracias por leer.
Tus experiencias me chiflan. Estoy aquí con las palomitas a la espera de la siguiente.
 
*Siguiendo con otra experiencia que tuve en esa comarca de Lleida, voy a contar la segunda (me ocurrieron 4 historias raras, aunque solo las cuento como tres ya contaré por qué) en la misma época, en el mismo entorno, en el mismo año, separadas por unos meses, me cito a mi misma para no repetirme mucho, y seguir el hilo.

-Aprovecho para dar las gracias a todas las primas que han calificado la historia. ;)

Esto ocurrió en Ponts en Lleida, donde habíamos alquilado una casa para vivir un tiempo por el trabajo de mi marido, y que había pertenecido a un ex-alcalde del pueblo que además era músico, y había dado clases en aquella casa.

Esta casa estaba enfrente del parque principal o núcleo principal del pueblo, y tenía 4 plantas, a veces la veo aún en Google Maps.

-La tercera experiencia me ocurrió en la casa, y la cuarta en el río de Segre en el tramo cerca de Ponts, pero hoy vengo a contar la segunda, que me ocurrió en ese parque.

El gran ventanal de la casa era de esos que se ven todos los lados, derecha, izquierda y centro, y que sobresalen de la fachada.
Me gustaba mirar al centro sobre todo porque se veía el parque que era precioso muy bien cuidado, y además quería ver quién estaba, aunque el pueblo era pequeño y no solía haber mucha gente en el, y no conocía a casi nadie, excepto a algunos compañeros de mi marido que también estaban trasladados allí, algunos con sus mujeres.

Siempre miraba cuando salía para que no hubiera nadie, más que nada por uno de mis perros que era muy "broncas", y si se despistaba no hacía sus necesidades, y me tenía horas vagando de un lado a otro hasta que las hacía.

Hay que recordar que yo estaba embarazada, y la verdad no tenía ganas de dar paseos por sitios que apenas conocía.

En esta comarca hay mucha niebla en invierno, pero niebla espesa casi no se ve nada, y oscurece muy pronto sobre las 16:30 del mediodía ya casi es de noche. ¡Ríete de Londres!.

Nunca había visto cosa igual, yo soy de Madrid y por mucha niebla que pudiera haber siempre se ve, ¡claro que seguro que por las farolas!, y en este pueblo había poca iluminación.

-Resumo salí al parque sobre las 6 de la tarde, no se veía casi nada ya, la niebla era muy baja, casi no veía ni a mi perro, que estaba atado a mi lado.

De repente apareció un hombre de unos 40 años o menos, hermosote, cachas, con camisa blanca y manga corta (con el frio que hacía), se acerco tanto que pude verlo perfecto a pesar de la niebla, y me dice:

-"Hola, soy compañero de tu marido", ¿Qué haces aquí con el día tan malo que hace?, creo que me conto tu marido que estabas embarazada ¿verdad?.

Todas estas preguntas me las hizo juntas de golpe, estaba muy sorprendida, apareció de la nada o de la niebla avasallando con preguntas.

Le conteste de seguido también:

-¡ah! pues mucho gusto, estoy sacando a mis perros, sí, estoy embarazada.

Además sabía mi nombre, yo el suyo no, le pregunte, no me lo llego a decir en ningún momento, de repente me dice:

-Ojala tengas suerte con el embarazo ¿quieres que te diga por la palma de tu mano que tal te irá?

Alucine mi marido tenía un compañero adivino que leía palmas de las manos, que ¡fantasía!.

Le abrí la mano que no llevaba las correas de mis perros, es decir la mano izquierda, no sé como iba a leer nada con esa niebla de hecho no me vi ni yo la mano y menos líneas, ¡que locura! recuerdo que pensé.

-Cogió mi mano
que mosqueo tenía yo en ese momento, ¡dios!, nadie se lo puede ni imaginar

Y de repente me habla pero con diferente voz, como otra voz con otro registro más dulce, y con un tono más bajo:

-Vas a perder al bebe, pero no te asustes vas a estar bien. ¡Cuánto lo siento!,
y se despide de mi con un "adiós" andando hacía dentro del parque difuminándose con la niebla.

Antes de irse como me quede en shock, le vi alejarse malamente porque la puñetera niebla no me dejo ver mucho, y le pregunte chillando ¿Cómo te llamas?... no me contesto

Estaba deseando que llegase mi marido del trabajo para preguntarle por ese compañero, cuando lo hice y le describí no lo conocía.
Hay que aclarar que solo eran 6 compañeros más la secretaría, y luego en los días siguientes los conocí a todos, porque quería ver a todos sus compañeros, pero ese hombre del parque no estaba y nunca más lo volví a ver, (estuve allí un año)

Y para resumir, y finalizar esta experiencia, porque todo aquello me causo una ansiedad tremenda, efectivamente perdí a mi bebe.

-Pero tuve antes de perder a mi niño, 2 experiencias más, todo esto ocurrió en los 4 primeros meses del año completo que estuve allí.

Espero que no haya sido muy largo. Gracias por leer.
¡¡Vaya experiencia!!😱 Siento la pérdida del bebé❤️❤️❤️❤️
 
Bueno os cuento,
Como comenté antes la mayor parte de cosas paranormales que me han pasado han sido en mi casa del pueblo, ya de por si mi pueblo tiene mucha "magia" y han pasado muchisimas culturas por el.

Estas experiencias me ocurren desde que tengo uso de razón en algunas de ellas incluso estaba en la habitación durmiendo entre mis padres siendo muy pequeña y sin tener ningun tipo de sugestión.

- La primera vez que note algo, fue exactamente en esa situación, estaba durmiendo en la cama con mis padres, me desperté y vi la figura de un hombre mirandome desde la puerta yo no tenia ni idea ni de q eran los fantasmas, pero mi abuela era muy religiosa y a mi lo que se me ocurrió fue despertar a mi madre y decirle, mama estoy viendo a Jesucristo hola? Mi madre puso una cara que no os podéis imaginar, en ese momento volvió en si e intento quitarle hierro al asunto, luego con los años entendí y me entere de tantas cosas que le habían pasado a ella también.

- Teniendo yo 11 años, falleció mi abuela, era mi segunda madre, teniamos una relación tan estrecha que yo tarde mucho tiempo en superar su perdida, murio en Madrid y nos fuimos al pueblo a enterrarla y en ese momento, por tema de espacio decidieron que mi prima y yo ocuparamos su habitacion que tenia dos camas, yo decidi dormir en la cama de mi abuela xq su olor todavia estaba en la almohada y me encantaba.
La primera mañana, el dia del entierro, según me desperte por la mañana temprano, el colchón se hundió como si se hubiera sentado a la altura de mi tripa (yo estaba de lado, mi abu estaba gordita y la zona hundida era bastante extensa, se que era ella perfectamente, y de hecho es la unica vez q no he tenido miedo con mis experiencias paranormales.
Pero esa noche, desde la cama de mi abuela se veia un espejo que habia en el pasillo, siempre he odiado ese espejo por cierto jaja, vi perfectamente pasar a una señora que no era mi abuela, creo que era su madre pero pase un miedo ... no fui capaz de moverme ni de llamar a mis padres.

- Un día ya mayor de edad estabamos mi prima y yo durmiendo en la habitación, no os he dicho que la casa tiene dos alturas y bastantes habitaciones , pues estando las dos en la cama y solas en la casa , escuchamos perfectamente como arriba se pusieron a abrir y cerrar una ventana y a darse paseitos por la estancia , justo en la habitacion de arriba que coincidia con la nuestra, mi prima ha ido bastante mas que yo al pueblo y ella siempre intentaba inventar excusas (para protegerse ) y esa noche me dijo es el aire (las dos sabiamos q era mentira xq era invierno y estaban todas las ventanas cerradas y ademas por la humedad se hinchan y es imposible abrirlas facil) a la mañana siguiente me dijo, no puedo aguantar mas cosas como la de anoche, esq no paran....

- En otra ocasión estando las dos en la planta de arriba durmiendo, cada una en su cama tendriamos 15 años o asi ( cuando ya éramos adolescentes nos acondicionaron una habitación para las dos ya definitiva) apagamos la luz y de repente le sonó un sms en el móvil y encendió la luz, de repente me dice, gracias! Y yo le dije , yo no he encendido la luz eh, y se me queda mirando con cara de panico y en ese instante la puerta que tampoco se podia cerrar del todo por el tema de la humedad se cerró de golpe con una fuerza brutal.

- Me puse mala en unas jornadas que se hacen en el pueblo, y me fui a casa sola, era medio dia, sobre las doce y media o así, recuerdo que me senté en el sofá en silencio a ver si se me pasaba el dolor de cabeza que tenia, me tosieron al lado, escuche perfectamente como un hombre tosia , como si tuviera una persona sentada en el cojín de al lado en sofá.
Me fui corriendo de casa.

-Y la experiencia que mas me ha marcado:
En las fiestas del pueblo siempre salíamos hasta el amanecer, pero una noche me fui antes a casa, nosotras siempre salíamos con deportivas xq nos pasábamos toda la noche andando de un sitio para otro.
Llegue y estaba toda mi familia en casa, mis tios, mi hermano, mis padres, menos mi prima que se quedó mas tiempo por ahi.
En la planta de arriba solo dormiamos ella y yo, pues a los 15 minutos de acostarme, escucho unos tacones subiendo la escalera de la puerta de mi casa,y digo, esta muchacha se podia haber venido conmigo , yo pensando que era mi prima, pero de repente caí en que habia salido con unas nike, como yo, sigo oyendo a alguien o algo como da pasos abajo y de repente, empieza a subir las escaleras como si viniese a por mi, muy deprisa.
Los pasos se pararon en la puerta de mi habitación. Por como subia las escaleras supe que lo que fuera aquello, no era de este mundo.
La puerta no se abrió pero me quede totalmente paralizada, el corazón se me salia del pecho. Yo estaba ya esperando el momento aterrador de enfrentarme a esa entidad pero nunca se abrio.
Por suerte tenia el movil debajo de la almohada y el unico movimiento que pude hacer fue sacarlo y darle a la tecla de llamar, mi madre era la ultima llamada y contestó y subio corriendo, ella estaba despierta y me dijo que no habia oido nada, era completamente imposible, esos pasos con tacones retumbaron en toda la casa, os lo juro.

A mi hermano que es mas pequeño jamas le conte nada de esto xq no queria que se sugestionará ni tuviese miedo de ir al pueblo, hace mucho de aquello han pasado ya 12 años o asi y somos los dos casi treintaañeros, me dijo hace poco que habia pasado el finde en el pueblo y que le habia pasado una cosa muy fuerte, estaba durmiendo con su novia, de repente escucho pasos en la calle luego dentro de casa y oyó como subian las escaleras de casa corriendo haciendo mucho ruido con los zapatos, las pisadas pararón en su puerta, tampoco se abrió.
Nunca ha escuchado esa historia, solo lo sabiamos mi tia, mi prima, mi madre y yo y esto le pasó con ya con 27 años.
Según ocurrió se fueron a casa de su novia a dormir, estaban aterrados y los dos oyeron lo mismo.

Aparte de esuchar como se pasean a sus anchas, encienden luces, las apagan y demás creo que no he pasado una noche alli que no halla visto o esuchado algo .
Mis tios me han contado mas historias de la casa, como la del telefono, tambien altercados con maletas que salen disparadas ..

Hace muchísimo frío en mi casa, incluso en verano tienes q dormir con manta, y fuera puede haber perfectamente 30 grados de madrugada, es un pueblo de Toledo.

Ha habido muchas muertes, en la epoca de la guerra civil mi bisabuelo fue asesinado, casamientos rarunos, y gente que se unio a la familia por parte de esos matrimonios que tenian muy mala energia.

Por cierto, no se xq motivo en mi familia es como un tema tabú, hasta que se abrió la caja de pandora y nos quedamos muy sorprendidos al darnos cuenta de que a casi todos nos han pasado cosas que nos hemos callado para no sugestionar a los demas o no parecer unos locos... aun tenemos muchas cosas que contarnos....

Aquí os dejo alguna de las perlas que me han pasado, disculpad por haberme extendido tanto,
Un beso primas,
Yo viví unos años en una casa señorial bastante antigua y leyéndote me ha recordado totalmente a cómo fue mi vida y la de mi familia allí (yo acababa de empezar la universidad y aun vivía con ellos). Allí era un no parar de todo tipo de fenómenos como los que tú cuentas, hasta el punto en que eso era lo cotidiano: pasos inexplicables cuando no había nadie, puertas y luces que se abrían y cerraban solas, tremendos ruidos de muebles del desván que parecía que caían o se arrastraban solos, ronquidos en una habitación donde no había nadie, violentos golpes en la mesilla de noche mientras dormíamos, tirones hasta arrancar las lámparas, palabras sueltas que interferían en los diálogos, llamadas imposibles a puertas interiores cuando todo estaba cerrado al exterior, golpes salidos de la nada a nuestro perro que se arrastraba de dolor, presencias que nunca visualicé pero sí percibí claramente...en fin, muy parecido a lo tuyo.
 
Bueno, en mi caso, experiencias paranormales tuve pocas. Una de ellas fue ver una sombra negra entrar en mi cuarto y desaparecer dentro de mi armario. Me quedé en shock. Ocurrió cuando me mudé con el resto de la familia a un piso. Desde el primer día estuve inquieta. Intenté estar tranquila, pero no pude... había algo en ese piso que no me deja estarlo. Estuvimos viviendo allí un año y durante ese tiempo casi no dormí en mi habitación. Estaba inquieta, sentía que alguien estaba conmigo, me sentía observada. Un día pasó lo que comenté arriba. Se lo conté a un familiar mío y tras un rato me confesó que también vio una sombra salir de la pared del pasillo y entrar al baño. Otro hecho que ocurrió fue que estaba en el salón leyendo cuando de repente oí un ruído que venía desde detrás de la puerta de la habitación principal. No fui a ver qué era porque estaba aterrada e intentaba con todas mis fuerzas tranquilizarme. Decidí grabar un audio con la esperanza de captar ese ruido y enseñárselo a mis familiares. Logré grabarlo, pero lo que me dejó en shock fue que en el audio el ruído parece el de un libro cayendo cuando en realidad lo que estaba oyendo yo era el ruído que hace alguien cuando coge una bolsa de algún snack. Y digo esto último porque era justo ese ruído. No el de una bolsa normal sino el de una bolsa de snack. Me dejó en shock porque lo que oí no tenía nada que ver con lo que grabé. Cuando mis familiares llegaron a casa les expliqué lo que pasó y les puse el audio. Nadie sabía explicar nada. Fuimos a comprobar si había algo detrás de la puerta y también comprobamos el resto de la casa y no había nada de nada. No me lo explico. Menos mal nos mudamos porque sino me hubiese vuelto loca. No estaba tranquila en ninguna zona de la casa.
 
Hola primas,

Os cuento lo que me pasó hace algún tiempo y lo que me pasó de forma más reciente ya que creo que puede estar relacionado.

Hace un par de años nos mudamos a esta casa, vivo en Inglaterra en una casa construida en 1750 approx y estamos haciendo algunas reformas en ella nosotros mismos

El caso es que una noche al cabo de vivir aquí un año más o menos, soñé que la casa tenía dos escaleras, unas más grandiosas que eran de estilo eduardiano y otra más modesta que es la que hay actualmente. No me acuerdo muy bien del sueño pero me acuerdo exactamente y mi casa no parecía 100% la misma pero recuerdo la sensación al bajar las escaleras.

La casa siempre me ha dado buena sensación y no hay energías negativas en ella. De vez en cuando se enciende el cepillo de dientes sin haberlo tocado cuando normalmente tienes que pulsarlo y tarda un rato y el gato le gusta bastante la escalera no solo el trozo del rellano por el que pasan las tuberías por debajo, también los escalones.

Ahora, un vecino amigo nuestro, que lleva 30 años viviendo ahí nos contó que la señora que vivió en esa casa antes que la anterior propietaria murió a los 80 años, se calló por las escaleras porque se le quedó enganchado el tacón o algo así, una desgracia, pobre señora. Por suerte su hijo vive unas casas más abajo, tenemos pendiente hacerle una visita para presentarnos y con suerte nos podrá contar algo más de la casa. Curiosamente en el pequeño rellano hay una alfombra clavada y una madera hundida, me pregunto si es para evitar accidentes como el que le costó la vida a esta señora.

Conociendo esta información puede que mi sueño quisiera decir que esa escalera es un mundo hacia el otro lado? Se aceptan interpretaciones. Por si acaso (ya me he caído una vez por la escalera) evito pisarla sin zapatillas y voy muy despacio y segura.
Interpretación.
La casa te está reclamando que le devuelvas su escalera.

Las chimeneas y escaleras no se quitan
 
Bueno, en mi caso, experiencias paranormales tuve pocas. Una de ellas fue ver una sombra negra entrar en mi cuarto y desaparecer dentro de mi armario. Me quedé en shock. Ocurrió cuando me mudé con el resto de la familia a un piso. Desde el primer día estuve inquieta. Intenté estar tranquila, pero no pude... había algo en ese piso que no me deja estarlo. Estuvimos viviendo allí un año y durante ese tiempo casi no dormí en mi habitación. Estaba inquieta, sentía que alguien estaba conmigo, me sentía observada. Un día pasó lo que comenté arriba. Se lo conté a un familiar mío y tras un rato me confesó que también vio una sombra salir de la pared del pasillo y entrar al baño. Otro hecho que ocurrió fue que estaba en el salón leyendo cuando de repente oí un ruído que venía desde detrás de la puerta de la habitación principal. No fui a ver qué era porque estaba aterrada e intentaba con todas mis fuerzas tranquilizarme. Decidí grabar un audio con la esperanza de captar ese ruido y enseñárselo a mis familiares. Logré grabarlo, pero lo que me dejó en shock fue que en el audio el ruído parece el de un libro cayendo cuando en realidad lo que estaba oyendo yo era el ruído que hace alguien cuando coge una bolsa de algún snack. Y digo esto último porque era justo ese ruído. No el de una bolsa normal sino el de una bolsa de snack. Me dejó en shock porque lo que oí no tenía nada que ver con lo que grabé. Cuando mis familiares llegaron a casa les expliqué lo que pasó y les puse el audio. Nadie sabía explicar nada. Fuimos a comprobar si había algo detrás de la puerta y también comprobamos el resto de la casa y no había nada de nada. No me lo explico. Menos mal nos mudamos porque sino me hubiese vuelto loca. No estaba tranquila en ninguna zona de la casa.

Vaya experiencia! prima fuiste muy valiente, porque ver sombras es para mi la peor situación en que te puedes encontrar en una casa, donde te tienes que sentir protegida y tranquila, me resulta espeluznante la experiencia.

Lo de los ruidos sí, que lo sé porque me paso, y lo contaré en la próxima experiencia, también quise grabarlos, pero me dio miedo porque dicen que se escuchan cosas diferentes, y pensé en si salía una voz, ya me c*gab*

También creo que morirse no debe de ser el final, sino el principio de "algo", aunque no sepamos de qué, sería una tontería nacer para luego morir sin más, no tiene ningún fundamento.

Y me has recordado que cuando tenía once años me paso una cosa que nunca olvido fue mi segunda experiencia de niña, pero no fue una sombra, llegamos del cine de ver una peli de Manolo Escobar nunca se me olvidará, y al entrar en mi habitación y encender la luz vi a un señor riéndose y fumando, cuando chille y vino mi madre corriendo, no había nadie, pero si, que aún estaba el olor y el humo del cigarro, en mi casa de entonces no se podía entrar por ningún sitio excepto por la puerta, y era un quinto piso, no había nadie, llamamos incluso a la policía.
No pude dormir en esa habitación durante muchos meses, y cuando entraba a por mi ropa siempre tenía que acompañarme mi madre, fue una tortura porque no olvidaba la cara del señor riéndose.

Yo creo que todo nos indica algo, pero no sabemos interpretarlo.
 
*Siguiendo con otra experiencia que tuve en esa comarca de Lleida, voy a contar la segunda (me ocurrieron 4 historias raras, aunque solo las cuento como tres ya contaré por qué) en la misma época, en el mismo entorno, en el mismo año, separadas por unos meses, me cito a mi misma para no repetirme mucho, y seguir el hilo.

-Aprovecho para dar las gracias a todas las primas que han calificado la historia. ;)

Esto ocurrió en Ponts en Lleida, donde habíamos alquilado una casa para vivir un tiempo por el trabajo de mi marido, y que había pertenecido a un ex-alcalde del pueblo que además era músico, y había dado clases en aquella casa.

Esta casa estaba enfrente del parque principal o núcleo principal del pueblo, y tenía 4 plantas, a veces la veo aún en Google Maps.

-La tercera experiencia me ocurrió en la casa, y la cuarta en el río de Segre en el tramo cerca de Ponts, pero hoy vengo a contar la segunda, que me ocurrió en ese parque.

El gran ventanal de la casa era de esos que se ven todos los lados, derecha, izquierda y centro, y que sobresalen de la fachada.
Me gustaba mirar al centro sobre todo porque se veía el parque que era precioso muy bien cuidado, y además quería ver quién estaba, aunque el pueblo era pequeño y no solía haber mucha gente en el, y no conocía a casi nadie, excepto a algunos compañeros de mi marido que también estaban trasladados allí, algunos con sus mujeres.

Siempre miraba cuando salía para que no hubiera nadie, más que nada por uno de mis perros que era muy "broncas", y si se despistaba no hacía sus necesidades, y me tenía horas vagando de un lado a otro hasta que las hacía.

Hay que recordar que yo estaba embarazada, y la verdad no tenía ganas de dar paseos por sitios que apenas conocía.

En esta comarca hay mucha niebla en invierno, pero niebla espesa casi no se ve nada, y oscurece muy pronto sobre las 16:30 del mediodía ya casi es de noche. ¡Ríete de Londres!.

Nunca había visto cosa igual, yo soy de Madrid y por mucha niebla que pudiera haber siempre se ve, ¡claro que seguro que por las farolas!, y en este pueblo había poca iluminación.

-Resumo salí al parque sobre las 6 de la tarde, no se veía casi nada ya, la niebla era muy baja, casi no veía ni a mi perro, que estaba atado a mi lado.

De repente apareció un hombre de unos 40 años o menos, hermosote, cachas, con camisa blanca y manga corta (con el frio que hacía), se acerco tanto que pude verlo perfecto a pesar de la niebla, y me dice:

-"Hola, soy compañero de tu marido", ¿Qué haces aquí con el día tan malo que hace?, creo que me conto tu marido que estabas embarazada ¿verdad?.

Todas estas preguntas me las hizo juntas de golpe, estaba muy sorprendida, apareció de la nada o de la niebla avasallando con preguntas.

Le conteste de seguido también:

-¡ah! pues mucho gusto, estoy sacando a mis perros, sí, estoy embarazada.

Además sabía mi nombre, yo el suyo no, le pregunte, no me lo llego a decir en ningún momento, de repente me dice:

-Ojala tengas suerte con el embarazo ¿quieres que te diga por la palma de tu mano que tal te irá?

Alucine mi marido tenía un compañero adivino que leía palmas de las manos, que ¡fantasía!.

Le abrí la mano que no llevaba las correas de mis perros, es decir la mano izquierda, no sé como iba a leer nada con esa niebla de hecho no me vi ni yo la mano y menos líneas, ¡que locura! recuerdo que pensé.

-Cogió mi mano
que mosqueo tenía yo en ese momento, ¡dios!, nadie se lo puede ni imaginar

Y de repente me habla pero con diferente voz, como otra voz con otro registro más dulce, y con un tono más bajo:

-Vas a perder al bebe, pero no te asustes vas a estar bien. ¡Cuánto lo siento!,
y se despide de mi con un "adiós" andando hacía dentro del parque difuminándose con la niebla.

Antes de irse como me quede en shock, le vi alejarse malamente porque la puñetera niebla no me dejo ver mucho, y le pregunte chillando ¿Cómo te llamas?... no me contesto

Estaba deseando que llegase mi marido del trabajo para preguntarle por ese compañero, cuando lo hice y le describí no lo conocía.
Hay que aclarar que solo eran 6 compañeros más la secretaría, y luego en los días siguientes los conocí a todos, porque quería ver a todos sus compañeros, pero ese hombre del parque no estaba y nunca más lo volví a ver, (estuve allí un año)

Y para resumir, y finalizar esta experiencia, porque todo aquello me causo una ansiedad tremenda, efectivamente perdí a mi bebe.

-Pero tuve antes de perder a mi niño, 2 experiencias más, todo esto ocurrió en los 4 primeros meses del año completo que estuve allí.

Espero que no haya sido muy largo. Gracias por leer.
Gabriel es su nombre.
 
Bueno, en mi caso, experiencias paranormales tuve pocas. Una de ellas fue ver una sombra negra entrar en mi cuarto y desaparecer dentro de mi armario. Me quedé en shock. Ocurrió cuando me mudé con el resto de la familia a un piso. Desde el primer día estuve inquieta. Intenté estar tranquila, pero no pude... había algo en ese piso que no me deja estarlo. Estuvimos viviendo allí un año y durante ese tiempo casi no dormí en mi habitación. Estaba inquieta, sentía que alguien estaba conmigo, me sentía observada. Un día pasó lo que comenté arriba. Se lo conté a un familiar mío y tras un rato me confesó que también vio una sombra salir de la pared del pasillo y entrar al baño. Otro hecho que ocurrió fue que estaba en el salón leyendo cuando de repente oí un ruído que venía desde detrás de la puerta de la habitación principal. No fui a ver qué era porque estaba aterrada e intentaba con todas mis fuerzas tranquilizarme. Decidí grabar un audio con la esperanza de captar ese ruido y enseñárselo a mis familiares. Logré grabarlo, pero lo que me dejó en shock fue que en el audio el ruído parece el de un libro cayendo cuando en realidad lo que estaba oyendo yo era el ruído que hace alguien cuando coge una bolsa de algún snack. Y digo esto último porque era justo ese ruído. No el de una bolsa normal sino el de una bolsa de snack. Me dejó en shock porque lo que oí no tenía nada que ver con lo que grabé. Cuando mis familiares llegaron a casa les expliqué lo que pasó y les puse el audio. Nadie sabía explicar nada. Fuimos a comprobar si había algo detrás de la puerta y también comprobamos el resto de la casa y no había nada de nada. No me lo explico. Menos mal nos mudamos porque sino me hubiese vuelto loca. No estaba tranquila en ninguna zona de la casa.
El ruido de la bolsa de snacks yo lo he escuchado al lado de mi cama de madrugada, lo has descrito a la perfección, porque yo decía que era una bolsa normal, pero no. Di la luz de la mesita y se dejo de escuchar. Dos veces me ha pasado. Creo que ya lo he contado por aquí.
 

Temas Similares

Respuestas
9
Visitas
1K
Back