Dolores Delgado, de Ministra de Justicia del PSOE a Fiscal General del Estado (1 Viewer)

Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
24.277
Calificaciones
137.764
PSOE en privado sobre inmigrantes: “Ni menores ni poll*s” llegan con “dermatitis y sífilis”


Sep 25, 2018 POLÍTICA 0



Redacción – Otra ministra del Gobierno de Pedro Sánchez contra las cuerdas. La ministra y sus colegas íntimas: “Ni menor ni poll*s. Tiene dermatitis, tiene sífilis, me cago en Dios, que cuando lo llevaron al hospital –el Gregorio Marañón-, ¿por qué te crees que venía con un mono blanco?”. La hoy ministra Justicia, Dolores Delgado del Ejecutivo de Sánchez mantenía una estrecha amistad con el preso ex comisario José Villarejo, investigado en el caso Tandem por -entre otros- delitos de extorsión y revelación de secretos, y ha impuesto una fianza de un millón de euros a su socio, el abogado Rafael Redondo, al que ha dado un plazo de siete días para abonarla y poder salir así de prisión. La ministra de Sánchez, pillada bromeando abiertamente sobre s*x*, comenta asuntos judiciales y policiales, y tiene conversaciones sobre asuntos de índole íntimo y familiar con Villarejo, el resto de los comisarios de policía y su compañero de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y sobre la inmigración con sus colegas íntimos en un almuerzo, que organiza el preso Villarejo en 2009 junto a: -además de Delgado- el exmagistrado Baltasar Garzón, el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, Miguel Ángel Fernández Chico, y dos mandos policiales adjuntos al DAO de aquella época: Enrique García Castaño, alias ‘El Gordo’ y Gabriel Fuentes. Barcelona (España), martes 25 de septiembre de 2018. Fotografía: Dolores Delgado es la nueva ministra de Justicia de Pedro Sánchez. Archivo Efe

El ejecutivo de Sánchez se lava las manos y abandona a su suerte a la ministra, como siempre

Según recoge este lunes Efe, el Gobierno de Pedro Sánchez

Moncloa ha confirmado esta tarde que el presidente Pedro Sánchez ha hablado con la ministra Dolores Delgado, tras difundirse audios de una comida que compartió con el preso ex comisario José Villarejo en 2009, y ha subrayado que ésta no acepta “chantajes” de Villarejo, como tampoco -recuerdan- los aceptó el rey emérito.

Sánchez, que se encuentra en Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, ha cambiado impresiones con Delgado, “como es natural” -señala el entorno del presidente-, después de que los audios publicados por el digital moncloa.com hayan llevado al PP a pedir su dimisión y a Cs a reclamar su comparecencia urgente.

Desde Moncloa se remiten al comunicado emitido por la ministra, en el que ésta -dicen- “ha sido clara y contundente: no al chantaje de Villarejo, como ya intentó con el Rey emérito”, comparan fuentes oficiales.

Además, subrayan que la ministra ha anunciado que comparecerá a petición propia en el Congreso para dar explicaciones sobre el asunto.

Los hechos

Los hechos remontan hasta el pasado año 2009, durante la etapa del Gobierno socialista del ex presidente José Luís Rodríguez Zapatero.

Tal como explica el digital ‘Moncloa.com‘, medio que ha tenido acceso a todos los audios demoledores, con el titular «Los audios que prueban la estrecha amistad entre Dolores Delgado y el comisario Villarejo», pese a que lo ha negado en reiteradas ocasiones en la última semana, la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado, mantenía una estrecha amistad con el comisario José Manuel Villarejo y su grupo de colegas en la Policía Nacional.

Delgado fue una de las cinco personas invitadas a la comida de agradecimiento que Villarejo, hoy en prisión preventiva, dio para festejar una medalla al mérito que le acababan de conceder. El almuerzo tuvo lugar el 23 de octubre de 2009 en Madrid, y a lo largo del mismo la entonces fiscal de la Audiencia Nacional se comportó como una colega más, con absoluta familiaridad.

La ministra ha negado haber tenido “ningún tipo de relación personal, profesional, oficial o no oficial” con Villarejo. Hoy MONCLOA.COM puede demostrar que eso es a todas luces incierto.

En el almuerzo organizado por Villarejo participaron -además de Delgado- el exmagistrado Baltasar Garzón, el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, Miguel Ángel Fernández Chico, y dos mandos policiales adjuntos al DAO de aquella época: Enrique García Castaño, alias ‘El Gordo’ y Gabriel Fuentes.

Salvo a Delgado, al resto de comensales que celebraban aquella medalla no les ha ido bien. Cuatro de los cinco policías presentes están o han estado imputados en casos de corrupción (Villarejo sigue en prisión provisional desde noviembre del año pasado), el otro ha fallecido (Miguel Ángel Fernández Chico) y el juez Garzón ha sido inhabilitado.

La comida se celebró en el restaurante Rianxo, en el número 47 de la madrileña calle Raimundo Fernández Villaderde, duró más de tres horas y media desde la llegada de los comensales hasta la sobremesa, y en ella se sirvieron tortillas de patatas, jamón serrano con tomate, ‘xoubas’ con pimientos, almejas al natural, lubinas y solomillos. Todo ello regado con un Ribera del Duero –Pago de Capellanes-.

La comida

Las conversaciones están recogidas en un dispositivo de grabación que el comisario Villarejo activó minutos antes de llegar al restaurante.

Casi cuatro horas de grabación, confirma el digital ‘Moncloa.com’, que no tienen desperdicio. Así fue el saludo inicial de Delgado y Garzón con el resto de invitados al «banquete del Rianxo».

La camaradería entre la ministra y los amigos de Villarejo llega a tal punto que los mandos policiales se dirigen en varias ocasiones al entonces magistrado de instrucción de la Audiencia Nacional y a la fiscal con los motes cariñosos de ‘Lola’ y ‘Balta’, lo que desmonta aun más si cabe, la versión de la ministra de Justicia.

La hoy ministra bromea abiertamente sobre s*x*, comenta asuntos judiciales y policiales, y tiene conversaciones sobre asuntos de índole íntimo y familiar con Villarejo, el resto de los comisarios de policía y su compañero de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Dolores Delgado, quien es identificada como “pareja” del magistrado en la conversación previa que tienen los mandos policiales antes de que estos lleguen al restaurante, relata nada más sentarse en la mesa la polémica del día: la llegada a España de dos piratas somalíes –uno de ellos presuntamente menor- que habían sido detenidos por la Armada en un esquife tras formar parte del secuestro del pesquero ‘Alakrana’ en aguas del Índico.

La entonces fiscal lamenta la “horrible” imagen que está dando España, “de país bananero” y “de coña”, por las peripecias del caso que desencadenó la ‘fragata Canarias’ en aguas somalíes.

Los detenidos fueron trasladados en avión desde las costas africanas a la Audiencia Nacional para que se les tomase declaración bajo la acusación del delito de piratería.

“Lo que pasa es que no tenían que haber traído a ninguno de los dos, eso lo primero”, subraya Delgado antes de que varios de los presentes despotriquen por el hecho de que uno de ellos haya venido con dermatitis y sífilis.

“Ni menor ni poll*s. Tiene dermatitis, tiene sífilis, me cago en Dios, que cuando lo llevaron al hospital –el Gregorio Marañón-, ¿por qué te crees que venía con un mono blanco?”, advierte uno de los comisarios.

Garzón no participa en esta parte de la conversación porque se ha dejado el móvil en el vehículo oficial que le ha llevado de la Audiencia Nacional al Rianxo y ha tenido que volver a por él, pero tras incorporarse a la mesa acapara toda la atención. Primero le preguntan por su causa en el Supremo para evitar la inhabilitación como juez.

Y a continuación, entra de lleno en el caso ‘Alakrana’ ya que, de inicio, el caso recayó en él por ser el juez de guardia, aunque el exmagistrado confiesa que sorprendentemente estaba en una boda durante su guardia.

Garzón critica “lo torpes” que han sido los mandos de Defensaen este asunto ya que lo más fácil, a su juicio, hubiera sido aprovechar el “limbo jurídico” y utilizar a los piratas detenidos como “moneda de cambio”.

El magistrado confiesa que hubiera sido mejor “abordar” el ‘Alakrana’ con todas las consecuencias. “Que mueren una persona, que mueren dos. ¡Qué le vamos a hacer! En la vida, aquí puede haber un atentado y que mueran cincuenta”, justifica.

Además, desvela que en Defensa ha habido “bronca” ya que el entonces Jefe de Estado Mayor (JEMAD), el hoy dirigente de Podemos José Julio Rodríguez, se negó a la intervención militar pese a la presión “de los operativos”.

Los comensales terminan alabando la firmeza mostrada por la Francia de Nicolas Sarkozy, quien ordenó directamente ametrallar a varios piratas somalíes unos días antes en el desenlace de otro secuestro. “Los gabachos son muy bordes”, sentencia Villarejo.

El preso ex comisario José Villarejo, investigado en el caso Tandem, llama a la ministra Delgado “Lola” (mi lolita)

Tras ello, Garzón vuelve a monopolizar la comida lanzando una pulla al entonces presidente de la Audiencia Nacional, el “acojoneras Angelito Juanes”, por salir únicamente en defensa del magistrado Eloy Velasco “cuando ha puesto a la etarra (Maite Aranalde) en polvorosa” -en “libertad máxima” precisa Delgado-, cuando Santiago Pedraz se encuentra ese día con que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, está sugiriendo una posible “prevaricación” con los piratas somalíes. “Se ha quedado el chaval con un agobio…”, apostilla Delgado refiriéndose a Pedraz.

La conversación sobre el ‘Alakrana’ concluye de forma lapidaria por parte de uno de los comisarios. “Si es menor y dice que quiere estar en Somalia”, les dice a Garzón y Delgado, “le coges y le metes en un avión y pum: a tomar por culo y te quitas del medio al negrito”.

El almuerzo dura casi cuatro horas, si bien el magistrado y la entonces fiscal se van a las tres horas de comida. Es significativo que, en su agradecimiento por la medalla obtenida, sólo hubiera dos personas que no fueran policías, el dúo Garzón-Dolores Delgado. El exjuez tenía entonces -y mantiene- una fuerte relación de amistad con Villarejo.

La confianza personal era fuerte también con quien Villarejo llama “la Lola”, la ministra Dolores Delgado que ha negado cualquier relación con el ex comisario ahora en prisión, y al que se le atribuye entre otras cosas, un pulso al Estado.

Ambos comentan con total confianza asuntos íntimos de la relación de la fiscal con una pareja de menor edad y ella le explica su criterio sobre cómo se comportan los hombres.

La ministra se debe el vino del magistrado

En la conversación no faltan comentarios sexistas, homófobos contra compañeros de la carrera judicial y chanzas sobre personalidades del entorno.

Durante el almuerzo se sirvieron varias botellas de vino y cervezas. En un momento dado Garzón advierte a los policías de que “aquí hay una fiscal que solo está bebiendo cerveza. Aunque luego bebe el vino de mi copa”, comentario que los comisarios acompañan con sonoras risotadas.

Poco antes de las tres horas de ágape, Dolores Delgado dice a sus compañeros de mesa, “bueno, yo me voy a por mi niña”. La hoy ministra y Baltasar Garzón se van juntos, igual que habían llegado. Cuando se alejan de la mesa Villarejo hace un comentario para sí mismo: “Ayyy, qué malandrín”.

Sobre Villarejo

Madrid, 13.08.2018

El juez mantiene en prisión al comisario Villarejo y pone una fianza de un millón a su socio Rafael Redondo

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha decidido mantener en prisión al excomisario José Villarejo, investigado en el caso Tandem por -entre otros- delitos de extorsión y revelación de secretos, y ha impuesto una fianza de un millón de euros a su socio, el abogado Rafael Redondo, al que ha dado un plazo de siete días para abonarla y poder salir así de prisión.

Villarejo y Redondo, que pidieron su libertad el pasado día 1, son los únicos imputados en el denominado caso Tándem que se encuentran en la cárcel. El excomisario fue detenido el pasado 3 de noviembre y tras prestar declaración el juez le envió a prisión provisional. Desde entonces se encuentra ingresado en la prisión de Estremera.

La prisión para Villarejo, “absolutamente proporcionada”

En relación a Villarejo, el juez De Egea argumenta que se le investiga por delitos de pertenencia a organización criminal, cohecho, y blanqueo de capitales (en la causa principal), así como por descubrimiento y revelación de secretos y extorsión, tal y como recoge Servimedia.

Añade que, de las indagaciones, resulta que su actuación era principal o medular, en el desarrollo de una organización que realizaba informes de consultoría, inteligencia, vigilancia, y recibiendo como contraprestación fondos de los clientes, dinero que pudo tener un recorrido ilícito tras varias operaciones bancarias en Uruguay o Panamá.

Por ello, el juez cree que la prisión incondicional resulta para él “absolutamente proporcionada a la gravedad de los delitos presuntamente cometidos y a las penas que se pudieran imponer en una eventual sentencia condenatoria”, de modo que no ha disminuido el riesgo de fuga, máxime con los activos patrimoniales de gran valor que tiene en el extranjero.

Sobre Rafael Redondo, el juez De Egea explica que se le investiga como coautor de delitos de blanqueo y pertenencia a organización criminal, y considera que en este momento es proporcional mantener su situación de prisión, pero eludible con fianza de un millón de euros.

Se levanta el secreto de sumario de tres piezas de la causa

El magistrado también ha acordado el levantamiento del sumario de tres de la piezas en las que está dividida esta causa: King, Land y Pintor. Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el levantamiento del secreto no será efectivo hasta la primera semana de septiembre.

El juez abrió la pieza Pintor, la sexta, a principios de agosto con la detención del empresario Juan Muñoz, marido de Ana Rosa Quintana, de su hermano y de dos abogados, a los que tomó declaración y dejó en libertad, investigados por contratar supuestamente los servicios del excomisario para un chantaje. De Egea tomó la decisión de levantar el secreto de Pintor a petición de Anticorrupción.

La decisión del juez también afecta a la pieza King, sobre el informe King, una investigación para sacar los trapos sucios de un hijo del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, encargada al excomisario por un enemigo político de ese país, recoge Efe.

La otra pieza es Land, en la que se investiga la participación de Villarejo en la guerra familiar de los Cereceda, promotores de la lujosa urbanización de La Finca. En relación a ésta, el juez archivó la causa para los clientes de Villarejo a finales de julio, si bien decidió mantener la investigación sobre estos hechos respecto de Villarejo y Redondo.

Con esta decisión, son cuatro las piezas sobre las que se ha ordenado el levantamiento del secreto dado que el juez ya acordó esta medida anteriormente para Iron, la parte de la investigación que sobre un encargo al bufete Herrero Asociados y que el juez también archivó en lo relativo a los clientes del comisario jubilado.

De esta forma, solo quedaría bajo secreto la pieza Big, en la que investiga al excomisario Enrique García Castaño, supuesta mano derecha de Villarejo, por ayudarle a conseguir información confidencial; y Carol, sobre una conversación de Villarejo con la amiga de Juan Carlos I Corinna zu Sayn-Wittgenstein acerca del patrimonio del exjefe del Estado y que se filtró en dos medios digitales, El Español y okdiario.

Cs pide Delgado comparezca en el Congreso y aclare sus vínculos con Villarejo

Ciudadanos ha registrado este lunes, 24 de septiembre de 2018, en el Congreso la petición de comparecencia urgente de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, para que aclare qué relación tiene con el comisario José Manuel Villarejo después de unas grabaciones conocidas hoy en una comida en la que ambos estaban presentes.

La portavoz de Cs, Inés Arrimadas, cree que la ministra tiene que dar explicaciones porque esas grabaciones ponen de relieve que “parece que no ha dicho toda la verdad” cuando hace unos días Delgado negó cualquier tipo de relación personal o profesional con el comisario, en prisión por el caso Tándem, más allá de haber coincidido con él en algún acto.

Arrimadas, en una rueda de prensa en la sede de Alcalá al término de la reunión de la Ejecutiva permanente, se ha referido de esta manera a los audios desveladas hoy por el digital Moncloa.com de una comida que fue grabada por Villarejo en 2009, en la que también participó el juez Baltasar Garzón y altos mandos policiales, donde comentan “asuntos judiciales, policiales y personales”, según esta web.

Ciudadanos quiere que la ministra acuda a la comisión de Justicia a dar cuenta de su vinculación con exaltos mandos policiales, actualmente imputados, “y la contradicción de sus declaraciones al respecto”, señala en la solicitud de comparecencia.

fuente

25 SEP 2018

PSOE en privado sobre inmigrantes: “Ni menores ni poll*s” llegan con “dermatitis y sífilis”
 

Registrado
24 Sep 2008
Mensajes
13.927
Calificaciones
54.278
Ubicación
Estados Unidos.
El Doctor Sánchez Cum Laude no ha abandonado a la Lola. La sigue sosteniendo, mira para otro lado.-..Y AQUÍ NO HA PASADO NADA.
 

Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
8.769
Calificaciones
26.898

El escándalo de Dolores Delgado ralentiza la elección del nuevo director del CNI
Sánchez apuesta por una mujer con perfil político pero intenta evitar que la polémica salpique ahora a los servicios de inteligencia
Pablo Muñoz
Pablo MuñozSEGUIR
Esteban Villarejo
Esteban VillarejoSEGUIRMADRID Actualizado:20/01/2020 11:56hGUARDAR
31
El escándalo provocado por el nombramiento de la exministra de Justicia como fiscal general del Estado ha llevado al Gobierno a retrasar, de momento, el nombramiento de un nuevo secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), pendiente desde que el pasado mes de julio se jubilara el general Félix Sanz Roldán. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apuesta por que asuma el reto una mujer con claro perfil político, pero al mismo tiempo es consciente de lo delicado que sería poner a los servicios de inteligencia en el centro de una polémica como la de la Fiscalía, en un momento, además, en el que nadie pone en cuestión el trabajo que realiza el Centro y en el que la tranquilidad en el mismo es la nota predominante.
Si algo tenía la figura de Sanz Roldán es que contaba con la confianza tanto del Gobierno como de la oposición. La estabilidad que consiguió implantar en el CNI, tras los cinco años convulsos en los que Alberto Saiz –un hombre de José Bono– estuvo al frente del centro, fue clave para que los servicios de inteligencia salieran del debate político y pudieran trabajar con la tranquilidad necesaria. De hecho, el general se mantuvo en su puesto con los gobiernos socialistas y también con los populares.





Ahora el Ejecutivo tiene que volver a elegir un nuevo director, y debe optar si lo hace con la complicidad de la oposición o, como en el caso de Dolores Delgado, enfrentándose a ella. En estos momentos, tras el desgaste sufrido con la Fiscalía General, la primera de las posibilidades no parece que sea prudente, aunque con Sánchez, según admiten incluso fuentes socialistas consultadas por ABC, este tipo de pronósticos son siempre inciertos.


Las preferencias de Sánchez son conocidas: quiere que por primera vez una mujer esté al frente del CNI no de manera interina, como sucede ahora con Paz Esteban, y que tenga un cierto perfil político, lo que sin duda complicará las cosas a la hora de llegar a un entendimiento con el Partido Popular.
Hasta ahora ha habido dos experiencias de civiles al frente de los servicios de inteligencia, y ninguna de las dos serán recordadas precisamente como sus etapas más tranquilas. El diplomático Jorge Dezcállar fue nombrado en 2001 por José María Aznar para dirigir lo que entonces se denominaba Cesid, antecedente del CNI, y en 2004 le sucedió, como ya se ha dicho, Alberto Saiz.
Asesinatos en Irak


El mandato del primero estuvo marcada por el salvaje asesinato de siete agentes del Centro en Irak en noviembre de 2003 y por la matanza yihadista del 11 de marzo de 2004 en Madrid, acontecimientos ambos que provocaron duros enfrentamientos con el Gobierno del PP, tal como relató el propio Dezcállar en sus memorias. El del segundo fue aún más convulsa, con fuertes divisiones internas y acusaciones de corrupción que acabaron por provocar su dimisión. El grado de descontrol en el CNI, que lo llevó a acaparar grandes espacios en los medios de comunicación, decidió a José Luis Rodríguez Zapatero a volver a elegir a un militar de prestigio para poner orden en la Casa. Fue una de sus decisiones más acertadas, como lo demuestra que Roldán haya seguido en el cargo hasta julio pasado, con gobiernos, hay que volver a insistir en ello, de los dos grandes partidos.
Sin duda, el CNI actual tiene un funcionamiento mucho más engrasado que en 2009 y de hecho la salida del general Roldán y su sustitución de forma interina por Paz Esteban no ha generado el menor problema en el quehacer diario de los sevicios de inteligencia. Probablemente por eso el Gobierno considera que ha llegado el momento de que sea de nuevo un civil el que se ponga al frente de los mismos.
En cuanto a que sea una mujer la nueva directora tampoco debería extrañar, ya que desde hace años el Centro ha contado con mujeres para puestos de altísima responsabilidad, y siempre han dado un resultado excelente. El mejor ejemplo de ello, pero no el único, es el de la actual directora interina, que tiene una larguísima experiencia en los servicios de inteligencia, siempre en puestos clave.
La sombra de Saiz
Sin duda, lo más problemático del perfil que se busca no es su mayor o menor afinidad al Gobierno, lo que es razonable al tratarse de un cargo de la máxima confianza del Ejecutivo, sino al PSOE. Una vez más, la sombra de Alberto Saiz, que fue consejero en la Junta de Castilla-La Mancha con José Bono de presidente y que fue nombrado a pesar de tener una nula experiencia en temas de seguridad, planea sobre la decisión. Tras diez años de calma absoluta, volver a situar al CNI en el ojo del huracán, esta vez por sospechas de que pueda ser utilizado con fines partidistas, debería ser evitado a toda costa.
Otra cualidad necesaria en el elegido –más bien la elegida, como se ha señalado–, según las fuentes consultadas por ABC, es que tenga experiencia en asuntos de seguridad y que tenga visión de Estado, más allá de su ideología. Además sería bueno que tuviera una capacidad de interlocución con la oposición, cuya complicidad es imprescindible en determinados asuntos de Estado.
Con atención

En el Centro, mientras, se asiste con tranquilidad, pero con suma atención, a la marcha de los acontecimientos. Para el CNI es importante que haya un nombramiento en un espacio de tiempo razonable, porque aunque la interinidad actual no ha provocado disfunción alguna por el momento, la opinión generalizada es que no puede mantenerse demasiado tiempo más.
La figura del director es muy importante, entre otras cosas, para las relaciones con el resto de servicios de inteligencia, especialmente de los países aliados. Es quien está al frente del Centro el que, en buena medida, debe potenciar la confianza y la colaboración con las distintas agencias porque de ese clima positivo depende que exista un intercambio fluido de información, clave para el buen funcionamiento y la eficacia del CNI. La interinidad, hasta ahora, no ha provocado disfunción alguna, pero lo más eficaz, y lo lógico, es que el resto de responsables de Inteligencia se relacionen con alguien de su mismo estatus.
Alineamientos
Hay otro elemento que aconseja un nombramiento en no demasiado tiempo: como en cualquier organización, la expectativa de una nueva dirección genera movimientos de personas para tratar de posicionarse mejor ante los nuevos tiempos. Poner fin a la incertidumbre, y que cada uno sepa cuál va a ser su papel en el futuro, es importante para la estabilidad, aunque como ya se ha señalado en la actualidad la estructura del Centro está consolidada y demostrada la eficacia de los equipos actuales.
Pedro Sánchez, pues, tiene por delante uno de esos nombramientos que, como el de la Fiscalía General del Estado, dejará claro si prefiere continuar con el choque de trenes con la oposición o busca rebajar la tensión. Si opta por lo primero corre el riesgo de quedarse solo en un tema tan sensible como es la seguridad nacional, donde hay retos planteados –ciberseguridad, terrorismo yihadista, crimen organizado o inmigración ilegal– que necesitan un consenso.
El legado de Féliz Sanz Roldán
Sea quien sea el nuevo secretario de Estado director del CNI, va a tener muy difícil superar el listón que ha dejado Félix Sanz Roldán. El general accedió a dirigir el centro en unas circunstancias muy difíciles, con divisiones dentro y escándalos fuera. Supo reimplantar la disciplina, poner orden y, sobre todo, modernizar el Centro. Eligió bien las prioridades y el CNI fue decisivo en el final de ETA, como ahora lo es en la lucha contra el yihadismo; combatió el crimen organizado y potenció el Centro Criptológico Nacional, consciente de que la ciberseguridad es el mayor reto del futuro.
Las inevitables quinielas
Ana Botella

Trabajadora, valiente y con experiencia en seguridad
Ana Botella, hasta ahora secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, es una de las personas que suenan con más fuerza para dirigir el CNI, aunque a veces esto es suficiente para que el «favorito» en las quinielas sea descartado. A su favor tiene estos 19 meses de intenso trabajo en Interior, en los que ha tejido relaciones muy estrechas con la Policía y la Guardia Civil. En el Centro, además, según las fuentes consultadas por ABC, está muy bien valorada. Un alto cargo operativo de las Fuerzas de Seguridad la define como «muy trabajadora, lista y valiente». Otro responsable de Interior asegura que «tiene visión de Estado y vocación que servirlo, lo que antepone a su ideología».
Esperanza Casteleiro
La mano derecha de la ministra de Defensa
Esperanza Casteleiro es la jefa de Gabinete de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y su mano derecha en el Departamento. Su nombre es otro de los que suena con fuerza para dirigir el CNI –hay que insistir en que se trata, como en el caso anterior, de comentarios que pueden ser interesados o no– y tiene la ventaja de que el Centro depende del Ministerio en el que presta sus servicios y que es de la máxima confianza de su titular. Obviamente, conoce bien el CNI por su trabajo al lado de Robles. Si despierta algún recelo es precisamente por esa relación tan estrecha; su nombramiento daría a la ministra mucho más peso dentro del Gobierno.
Paz Esteban
El valor de la experiencia y la continuidad en el trabajo
La ministra de Defensa ha comentado en algún corrillo que no va a hacer cambios en su equipo, y cuando se le ha preguntado sobre el nombramiento pendiente en el CNI ha mantenido el mismo discurso. Lo cierto es que Paz Esteban, que dirige el Centro de forma interina desde julio, no provoca recelos ni en el Gobierno ni en la oposición, tiene una experiencia muy por encima de cualquier otro perfil y ha pilotado la transición en los servicios de inteligencia de forma ejemplar. Sería una apuesta clara por la continuidad. Nacida en 1958, es licenciada en Filosofía y Letras. En 1983 ingresó en el Cesid. Hasta 2004, desempeñó diversos puestos en el ámbito de la Inteligencia Exterior, momento a partir del cual pasó a desarrollar funciones de planeamiento y estrategia en órganos de dirección. Desde 2010, fue directora del Gabinete Técnico del Secretario de Estado director del CNI.
TEMAS
 

Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
8.769
Calificaciones
26.898
Que ya empieza a pagar el chantaje a ERC. Sabemos porqué la han nombrado contra toda ética

Un informe de Delgado será determinante para que la rebaja del delito de sedición se aplique a los golpistas
La futura fiscal general del Estado tendrá un papel esencial para que sus socios de ERC condenados por el Supremo se beneficien de la aplicación retroactiva de la reforma del Código Penal.


 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
47.459
Calificaciones
76.287
Ubicación
227
Y mas.... ¡Que ascazo!

Falsificada el acta que propuso a Pablo Llarena como Magistrado del Tribunal Supremo

Fueron los propios integrantes de la Comisión Permanente del CGPJ los que hicieron públicas sus dudas acerca de la validez de los acuerdos adoptados el día 14 de enero de 2016, entre cuyas decisiones se encontraba la composición de la terna que llevaría a Pablo Llarena a la Sala 2ª del Tribunal Supremo
Por
Fernando Presencia
-
04/09/2018








Los propios vocales integrantes de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) fueron los que divulgaron a los medios de comunicación sus dudas acerca de la validez de los Acuerdos adoptados el 14 de enero de 2016, entre cuyas decisiones se encontraba la composición de la terna que llevaría a la Sala 2ª del Tribunal Supremo a Pablo Llarena.

Las decisiones que se tomaron ese día en la Permanente consistieron en la aprobación de la composición de dos ternas de candidatos para el Tribunal Supremo, una para un puesto de magistrado de la Sala Segunda de lo Penal entre cuyos nombres se encontraba el de Pablo Llarena, y otro de la Sala Tercera de lo contencioso administrativo en la que figuraba Fernando Román – amigo íntimo del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes-.

Ese mismo día quedaron conformadas también las ternas de los candidatos para las presidencias de los Tribunales Superiores de Justicia (TSJs) de Andalucía, Castilla-León, Castilla-La Mancha (en la que figuraba un sobrino del Cardenal Rouco Varela que ya entonces había sido denunciado por corrupción, Vicente Rouco Rodríguez), y también de los TSJs de la Comunidad Valenciana y Cataluña.


Las dudas acerca de la validez de los acuerdos adoptados por la Comisión Permanente de fecha 14 de enero traían causa de la indebida utilización del mecanismo de la sustitución por parte del Presidente Lesmes a favor del Vicepresidente Juanes, que todo daba a entender que se hizo en fraude de Ley.
Lesmes quería que en una de las ternas se incluyera a su amigo Fernando Román.

Y para “despejar” cualquier sombra de duda sobre su “imparcialidad” no se le ocurrió otra cosa que delegar su voto en Juanes, quien por otra parte no había asistido a una sola de las entrevistas, ni había tenido conocimiento previo de los expedientes de los candidatos. Por eso Juanes necesitaba “instrucciones” para votar en el sentido en el que lo hizo.

Era evidente que Lesmes tenía que abstenerse pero se equivocó en el modo elegido para su sustitución, ya que la “delegación de voto” perpetuaba en el mandatario las causas de abstención del mandante, provocando la nulidad de todos los acuerdos alcanzados ese día por la Comisión Permanente.

Por esa razón, una de las vocales que componían la Comisión Permanente ese día, la abogada del Estado Nuria Díaz Abad, puso en tela de juicio el modo empleado por Carlos Lesmes para su sustitución, que aprovechó la ocasión para desplazarse a París para asistir a la apertura del Año Judicial de la Corte de Casación francesa.


Es a partir de las objeciones de Díaz Abad cuando saltaron todas las alarmas, pues el descubrimiento del fraude no solamente ponía en peligro la composición de la terna en la que se había incluido a Fernando Román, sino que podía hacer estallar todo el sistema, salpicando la nulidad a todos las ternas que se habían constituido ese día, nada menos que 7, de las cuales 5 correspondían a la provisión de vacantes de presidente de los TSJs de Andalucía, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Es entonces cuando, ya de vuelta Carlos Lesmes de su viaje a París, actuó la perversa maquinaria de la transparencia en la documentación de los actos del Consejo General del Poder Judicial.

La intervención de Nuria Díaz Abad se hizo constar en el acta del día 14 con un simple “voto en contra”, sin más detalle, y solo en referencia al acuerdo 1.1.2., la composición de la terna en la que se incluyó a Fernando Román. Pero además, para evitar cualquier peligro de contagio a las demás ternas y “salvar los muebles” se sacaron del acta del día 14 los acuerdos sobre la composición de las ternas para la plaza de presidente de los TSJs de Andalucía, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Cataluña, que se llevaron a un acta de una inexistente Comisión Permanente supuestamente celebrada dos días antes, lo que era físicamente imposible porque el día 12 de enero las entrevistas duraron toda la tarde/noche y no hubo tiempo para realizar ningún informe, ni debatirlo.

De esta forma ya no había peligro de que el sistema se derrumbara, aunque fuera a costa de haberse cometido un delito de falsedad en documento público y oficial que colocaría bajo sospecha a todos los acuerdos adoptados por el CGPJ los días 12 y 14 de enero de 2016, entre ellos la propuesta de nombramiento de Pablo Llarena Conde como candidato a la plaza de Magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo.

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
47.459
Calificaciones
76.287
Ubicación
227
La vocal del Poder Judicial que cuestionó la imparcialidad de Dolores Delgado fue rechazada hace un año por el Gobierno para una plaza de magistrada en Europa

Nuria Díaz Abad optó en 2019 al puesto de magistrada española en el Tribunal General de la UE pero el Ejecutivo frenó su candidatura en favor de José Martín y Pérez de Nanclares

Es la autora del voto particular contra el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado que presentó una hora después de perder la votación que avaló el nombramiento

En su argumentación, Díaz Abad aseguró que el nombramiento de Delgado "no contribuye a la percepción de la independencia de la Fiscalía"

Gonzalo Cortizo
21/01/2020 - 21:18h

Dolores Delgado reingresa al servicio activo en la carrera fiscal


Dolores Delgado en una imagen de archivo EFE

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que lideró la resistencia al nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado fue rechazada por el Gobierno para un puesto de magistrada en Europa hace menos de un año. Ocurrió a principios de 2019, con Delgado al frente del Ministerio de Justicia y tras un procedimiento de varios meses en el que su departamento era el encargado de recibir las candidaturas en un correo corporativo del Ministerio.
Menos de un año después de haber recibido el portazo del Gobierno para el puesto que pretendía, Nuria Díaz Abad ha encabezado al grupo de vocales conservadores que han intentado cerrar la puerta de la Fiscalía General del Estado para la exministra.




A finales de 2018, el Ejecutivo inició los trámites para cubrir las dos plazas que corresponden a España para jueces del Tribunal General e inició el proceso para la selección de candidatos. En el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros el 2 de noviembre de 2018 se aclaraba que los candidatos deberían ser "personas que ofrezcan absolutas garantías de independencia y que posean la capacidad para el ejercicio de altas funciones jurisdiccionales".

Nuria Díaz Abad llevaba años trabajando su perfil para un puesto en la justicia europea. Pese a no ser jueza, el CGPJ la impulsó para presidir la Red Europea de Consejos de Justicia, cargo al que llegó en 2016. Según confirman fuentes de su entorno a eldiario.es, a finales de 2018 presentó su candidatura para uno de los dos puestos de magistrado que debía proponer el Consejo de Ministros.


Su nombre figuraba en la propuesta paritaria que barajaba el Gobierno y que incluía el nombre del abogado del Estado Miguel Sampol. Díaz Abad contaba con la complicidad del cuerpo de abogados del Estado al que pertenece y con el apoyo del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Ambos fueron íntimos colaboradores mientras coincidieron en el Consejo General del Poder Judicial.

Durante los últimos compases del proceso de selección la candidatura de Abad acabaría por venirse abajo. Según fuentes jurídicas, consultadas por eldiario.es, se empezaron a suceder las "llamadas de alarma a Moncloa" para advertir del perfil conservador de la candidata y de su vinculación ideológica con el Opus Dei. Sobre esto último apenas hay referencias publicadas salvo que Díaz Abad fue la persona escogida por el Colegio Mayor Belagua (Navarra), perteneciente esta organización ultracatólica, para pronunciar la conferencia de clausura del curso 2016-2017 que tituló, "Mirando al futuro de la Unión Europea".

Las llamadas acabarían surtiendo efecto y solo unas horas antes de que expirase el plazo, el Consejo de Ministros dejaba caer la candidatura de Díaz Abad para decantarse por otro perfil; el del catedrático José Martín y Pérez de Nanclares. Frente a la idea inicial de presentar una lista paritaria para la renovación del órgano jurisdiccional europeo, el ejecutivo acabaría presentando una lista con dos hombres.

Con la decisión de última hora, el Gobierno se saltó las recomendaciones incluidas en el protocolo sobre el Estatuto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En ese texto, modificado a finales de 2015, se realizaba la siguiente sugerencia a los países miembros: "Es de suma importancia garantizar la paridad entre mujeres y hombres en el Tribunal General [...]. Procede organizar las renovaciones de modo que los estados miembros empiecen a proponer dos jueces al objeto de escoger una mujer y un hombre".

En el entorno de Nuria Díaz Abad dicen desconocer si Dolores Delgado impulsó el veto que la descabalgó de la candidatura en la última fase del proceso de selección. A pesar de que la elección de candidatos corresponde al Consejo de Ministros, el Ministerio de Justicia fue el encargado de recibir las candidaturas a través de una dirección de correo electrónica corporativa. Además, el comité de selección que preparó la decisión estaba configurado por cuatro miembros, de los cuales dos correspondían al departamento que dirigía Dolores Delgado.

Poco menos de un año después de aquel portazo del Gobierno a las pretensiones de Díaz Abad, la vocal del CGPJ ha liderado el grupo de resistencia que dentro del Poder Judicial ha eludido su obligación de valorar la candidatura propuesta por el Gobierno para la Fiscalía General del Estado. Durante el debate celebrado por el poder judicial el pasado jueves, Nuria Díaz Abad anunció la redacción de un voto particular contra la decisión mayoritaria de avalar el nombramiento de Dolores Delgado. El texto de ese voto particular fue presentado en el registro de manera inmediata. Su autora necesitó solo una hora para presentar un documento de cinco folios en el que defendía que el perfil de la exministra no era apropiado para la Fiscalía General.

El voto particular redactado por Díaz Abad fue secundado por otros seis vocales conservadores, una cuota insuficiente para imponerse sobre la mayoría que dio luz verde al nombramiento. En el voto particular, expresa su convencimiento de que la candidata propuesta por el Gobierno no es idónea porque "las circunstancias que concurren en ella crean una apariencia de vinculación con el Poder Ejecutivo que no contribuye a la percepción de la independencia de la Fiscalía".

www.eldiario.es

La vocal del Poder Judicial que cuestionó la imparcialidad de Dolores Delgado fue rechazada hace un año por el Gobierno para una plaza de magistrada en Europa

Nuria Díaz Abad optó en 2019 al puesto de magistrada española en el Tribunal General de la UE pero el Ejecutivo frenó su candidatura en favor de José Martín y Pérez de NanclaresEs la autora del voto particular contra el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado que presentó...
www.eldiario.es

Quelonio
#1 Quelonio | 21/01/2020 - 22:07h

"La justicia en España es independiente" dijo en su día Nuria Díaz Abad. ¿Independiente de qué? Debería haber dicho que la justicia en España es un chiringuito. Y si no que se lo pregunten a ella misma, tras la reunión de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial del 14 de enero de 2016. Precisamente la reunión que dió al parecer entrada al Supremo al juez Llarena y al sobrino de Rouco Varela en el Tribunal Superior de Castilla La Mancha, ya acusado de corrupción en ese momento. Ambos muy amigos de Carlos Lesmes que es el que maneja el chiringuito a su antojo. Ver https://diario16.com/ocultado-voto-particular-acta-falsificada-propuso-pablo-llarena/
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
47.459
Calificaciones
76.287
Ubicación
227
Pongo la noticia del nik Quelonio del post anterior. Interesante las manipulaciones de algunos de la judicatura....

Ocultado el voto particular en el acta falsificada que propuso a Pablo Llarena

Después del revuelo que causó la inmediata divulgación pública sobre las “dudas en las decisiones tomadas en la Permanente” del CGPJ del día 14 de enero de 2016, entre cuyos acuerdos se encontraba la composición de la terna que llevaría a Pablo Llarena a la Sala 2ª del Tribunal Supremo, se hizo desaparecer del acta el voto particular de la vocal Nuria Díaz Abad
Por
Fernando Presencia
-
09/09/2018







La misma tarde de aquel jueves 14 de enero de 2016 un medio de comunicación hacía públicas las “dudas en las decisiones tomadas en la Permanente” del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ese día, entre cuyos acuerdos se encontraba la composición de la terna que llevaría a Pablo Llarena a la Sala 2ª del Tribunal Supremo.

El revuelo fue inmediato. Una de las vocales que componían la Comisión Permanente, la abogada del Estado, Nuria Díaz Abad, puso en tela de juicio la presencia de Juanes, sustituyendo al presidente del CGPJ y del TS, Carlos Lesmes, que se había desplazado a París para asistir a la apertura del Año Judicial de la Corte de Casación francesa.

Díaz Abad no compartía la interpretación que se había hecho de la Ley Orgánica del Poder Judicial para permitir la cuadratura de ese círculo, y así lo expuso al comienzo de la sesión en la que tenían que aprobarse la composición de dos ternas de candidatos para el Tribunal Supremo, una para un puesto de magistrado de la Sala Segunda de lo Penal entre cuyos nombres se encontraba el de Pablo Llarena, el que fuera presidente de la todopoderosa APM y otro de la Sala Tercera de lo contencioso administrativo en la que figuraba Fernando Román – amigo íntimo del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes-.

Ese mismo día quedaron conformadas también las ternas de los candidatos para las presidencias de los Tribunales Superiores de Justicia (TSJs) de Andalucía, Castilla-León, Castilla-La Mancha (en la que figuraba un sobrino del Cardenal Rouco Varela que ya entonces había sido denunciado por corrupción, Vicente Rouco Rodríguez), y también de los TSJs de la Comunidad Valenciana y Cataluña.


Fue a partir de que se hiciera público el voto particular de Díaz Abad cuando saltaron todas las alarmas, porque el descubrimiento del fraude no solamente ponía en peligro la composición de la terna en la que se había incluido a Fernando Román, sino que podía hacer estallar todo el sistema, salpicando la nulidad a todas las ternas que se habían constituido ese día, incluidas las de Pablo Llarena y la de Vicente Rouco Rodríguez.

Hay que tener en cuenta que el sobrino del Cardenal Rouco Varela acababa de ser denunciado por corrupción ante la misma Sala 2ª del Tribunal Supremo, lo que obligó a Lesmes a hacerle entrega precipitadamente de la medalla de San Raimundo de Peñafort antes de que fuera admitida a trámite la querella, consiguiendo con ello el archivo anticipado de las actuaciones penales.

Por esa razón, la terna para cubrir la presidencia del TSJ de Castilla La Mancha era la más vulnerable de todas las que se decidieron en la Permanente del día 14 de enero del año 2016.

La amistad entre Pablo Llarena, Vicente Rouco y Carlos Lesmes venía de hace tiempo, y se consolidó cuando el primero con ayuda del segundo alcanzó la presidencia de la asociación mayoritaria de jueces, la conservadora y todopoderosa APM (Asociación Profesional de la Magistratura), en enero de 2013. En noviembre de 2015 Pablo Llarena se presentó a la reelección, para un periodo de dos años más en el cargo de presidente de la asociación, mientras su amigo Vicente Rouco trataba de convencer al otro candidato para que tirara la toalla y se integrara en una candidatura “de consenso” liderada por Llarena, pero no lo consiguieron. El paso siguiente fue la candidatura a un puesto de Magistrado en la Sala 2ª del Tribunal Supremo, que esta vez sí que se consiguió.

Era evidente entonces que, si había que protegerse del escándalo que podía provocar el voto particular de la vocal Nuria Díaz Abad, había que hacerlo protegiendo en primer lugar la terna del TSJ de Castilla La Mancha por ser la más vulnerable.

Por esa razón se sacaron del acta del día 14 los acuerdos sobre la composición de las ternas para la plaza de presidente de los TSJ de Andalucía, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Cataluña, que se llevaron a un acta de una inexistente Comisión Permanente supuestamente celebrada dos días antes, lo que era físicamente imposible porque el día 12 de enero las entrevistas duraron toda la tarde/noche y no hubo tiempo para realizar ningún informe, ni debatirlo.

Por otro lado, decidieron amortizar la candidatura del amigo íntimo de Lesmes, Fernando Román, que no tenía ninguna posibilidad en esa convocatoria, y protegieron la candidatura de Pablo Llarena colocando el voto particular en el acuerdo 1.1.2., el referido a la terna para cubrir la plaza de magistrado de lo contencioso administrativo.

Además, para evitar cualquier posibilidad de que el voto particular pudiera ser utilizado en la impugnación de los demás acuerdos, se “desactivó” haciéndolo constar con un simple “voto en contra”, sin más detalle, ocultando en el acta su verdadero contenido, con lo que se vulneró el derecho de la vocal disidente a que se reflejara en el acta la opinión que había expresado, impidiendo también el derecho de los legitimados a pedir la nulidad de todos los acuerdos adoptados ese día por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, sin tan siquiera poder denunciar ante los tribunales de justicia la evidente falsedad que se acababa de consumar.

 
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
8.769
Calificaciones
26.898
El despacho de Garzón maniobra para que el juez omita la "dañina" grabación de Villarejo a Delgado
El letrado que defiende al comisario Enrique García Castaño reclama al juez que le facilite una copia del informe elaborado por la Policía del audio de la comida en el Restaurante Rianxo



 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)