La hija de Leonardo Falotico encuentra el cuerpo sin vida de su padre en su coche, dos meses después de su desaparición

Registrado
6 Mar 2018
Mensajes
16.771
Calificaciones
69.581
2020
Leonardo Antonio Falotico Capo, desaparecido el pasado 15 de octubre, ha sido encontrado muerto en Barcelona. Su propia hija fue la que descubrió la furgoneta en la que se había marchado, donde yacía el cuerpo sin vida. Desde la familia denuncian el trato de los Mossos d'Esquadra y la gestión realizada durante la investigación, donde se acogían a una denuncia de hacía más de una década para declarar que el hombre se había ido por voluntad propia.
Leonardo Antonio Falotico Capo desapareció el 15 de octubre de este mismo año. Había sido visto por última vez en Mollet del Vallès, Barcelona, y se había llevado su furgoneta. A sus 56 años de edad, la familia aclara que en los últimos meses se produjeron cambios en su temperamento, llegando a sufrir episodios depresivos, de mal carácter o incluso de amargura.

Dos meses después de haber interpuesto la denuncia de desaparición a los Mossos, ha sido la hija del desaparecido quien ha hallado el vehículo, a una distancia de tan solo 5 kilómetros del domicilio familiar, en la avenida principal de la localidad de La Llagosta en uno de las habituales búsquedas que hacía por su cuenta desde hacía dos meses. El cuerpo sin vida de Leonardo se encontraba dentro de su furgoneta
Joaquín Amils, presidente de SOSDesaparecidos, narra acerca de las condiciones de Leonardo los meses previos a su desaparición: “Manía de que todo el mundo estaba en contra de él, de que no era aceptado, había perdido dos trabajos… Todo indicaba que estaba sufriendo un brote psicótico depresivo o algo por el estilo”.


Desde el primer momento la familia sospechó que había cometido alguna locura. Estuvieron buscándole durante semanas en sitios conocidos a los que podría haber ido con la furgoneta”, explica Amils. Un período en el que, tanto hija como esposa, no pararon de moverse, llegando incluso a la frontera con Francia, donde conocían un lugar que Leonardo frecuentaba por temas de trabajo.

En el lado contrario han estado los Mossos D’Esquadra, quienes desde un primer momento se han referido a lo ocurrido como “una marcha voluntaria”. El motivo que les llevó a gestionar el asunto de esta manera fue la existencia de una denuncia de hacía 16 años, una denuncia del 2004 vinculada por una disputa familiar. Se trata de una ‘excusa’ con la que los Mossos llegaron, incluso, a “despreciar” a la familia, según denuncia su esposa Jacqueline a elcierredigital.com.
Jacqueline era la esposa del difunto Leonardo. Tras lo ocurrido, cuenta a elcierredigital.com la situación que han vivido ella y su hija durante los dos largos meses desde la desaparición. “Los Mossos no lo enfocaron como una desaparición, sino como una medida que tomó porque estábamos mal”, resolución tomada a raíz de la denuncia realizada hacía más de una década.

Mi hija lo encontró en un pueblo de Santa Perpetua, a cinco minutos en coche desde casa” relata la madre. “Cuando encontró la camioneta ella rápidamente llamó a los Mossos, y ellos le dijeron que abriera el coche, a mi hija. Actuaron en todo momento de una manera grotesca, no sé por qué funcionaron así”, explica. Unos hechos que acabaron provocando mucho dolor y angustia a una familia que vivía unos momentos pavorosos. “En ningún momento actuaron como policías”, clama Jacqueline.
Desde un inicio, el trato de los Mossos enturbió la investigación. “Cuando yo fui a poner la denuncia, lo primero que me dijo el jefe de la investigación fue: "¿Qué pasó en el 2004?”, nos cuenta su viuda. Un hecho que le sorprendió, pues nada tenía que ver con la desaparición de su marido. “Estaban más pendientes de saber qué pasaba en la familia que de enfocarse en buscarlo. Yo les decía que por favor lo buscaran, que lo encontraran con vida, dada la depresión que él tenía”, explica.

De hecho, ya desde el principio, madre e hijas aseguraban que seguramente estuviese en los pueblos cercanos. “No se había llevado dinero, la gasolina que había en el coche no daba para un viaje largo… Y ellos llegaron a decirme que él no volvería. Que si lo encontraban, diría que no querría volver”, cuenta Jacqueline, impotente ante una situación que le superaba.

Expresa, además, que sus continuas llamadas a los Mossos cada semana acabaron recibiendo un “no llames más”. “Es como que se sintieron muy molestos. Me dijeron que si encontraban a mi marido, a mí no me lo iban a informar, sino que avisarían a mis hijas, porque yo estaba exigiendo una serie de cosas. Yo solo quería saber qué estaban investigando cada semana”, explica.


Todo la situación vivida a raíz de la desaparición de Leonardo Antonio Falotico Capo ha supuesto un enorme dolor para su familia. Jacqueline, completamente superada por el modo de actuación de los Mossos, explica que solo pudo llamar al Consulado y escribirles para que se pusieran en contacto con los Mossos.

“De no llamar nunca ni apoyar a la familia, pasaron a empezar a llamar. Que cómo estamos, que cómo está la familia… Ahí ya vi que ellos lo hacían por el Consulado”, matiza. Entre lágrimas, la mujer suspira y admite que, al final, ellas tenían razón: “Se demostró lo que desde un principio decíamos, que él iba a estar sin vida y cerca de casa…”.
Frente a las declaraciones de los Mossos, que aseguraban que se había ido de forma voluntaria y no volvería, Jacqueline solo buscada “que se implicaran en el caso y lo encontraran”. Después de sufrir durante dos meses y tras los últimos acontecimientos, la madre solo espera que esto no se repita en otros casos, “que la gente no se haga ilusiones con la Policía catalana como nosotros nos las hemos hecho”, pide Jacqueline.
 

Registrado
30 Dic 2017
Mensajes
14.614
Calificaciones
68.689
2020
Leonardo Antonio Falotico Capo, desaparecido el pasado 15 de octubre, ha sido encontrado muerto en Barcelona. Su propia hija fue la que descubrió la furgoneta en la que se había marchado, donde yacía el cuerpo sin vida. Desde la familia denuncian el trato de los Mossos d'Esquadra y la gestión realizada durante la investigación, donde se acogían a una denuncia de hacía más de una década para declarar que el hombre se había ido por voluntad propia.
Leonardo Antonio Falotico Capo desapareció el 15 de octubre de este mismo año. Había sido visto por última vez en Mollet del Vallès, Barcelona, y se había llevado su furgoneta. A sus 56 años de edad, la familia aclara que en los últimos meses se produjeron cambios en su temperamento, llegando a sufrir episodios depresivos, de mal carácter o incluso de amargura.

Dos meses después de haber interpuesto la denuncia de desaparición a los Mossos, ha sido la hija del desaparecido quien ha hallado el vehículo, a una distancia de tan solo 5 kilómetros del domicilio familiar, en la avenida principal de la localidad de La Llagosta en uno de las habituales búsquedas que hacía por su cuenta desde hacía dos meses. El cuerpo sin vida de Leonardo se encontraba dentro de su furgoneta
Joaquín Amils, presidente de SOSDesaparecidos, narra acerca de las condiciones de Leonardo los meses previos a su desaparición: “Manía de que todo el mundo estaba en contra de él, de que no era aceptado, había perdido dos trabajos… Todo indicaba que estaba sufriendo un brote psicótico depresivo o algo por el estilo”.


Desde el primer momento la familia sospechó que había cometido alguna locura. Estuvieron buscándole durante semanas en sitios conocidos a los que podría haber ido con la furgoneta”, explica Amils. Un período en el que, tanto hija como esposa, no pararon de moverse, llegando incluso a la frontera con Francia, donde conocían un lugar que Leonardo frecuentaba por temas de trabajo.

En el lado contrario han estado los Mossos D’Esquadra, quienes desde un primer momento se han referido a lo ocurrido como “una marcha voluntaria”. El motivo que les llevó a gestionar el asunto de esta manera fue la existencia de una denuncia de hacía 16 años, una denuncia del 2004 vinculada por una disputa familiar. Se trata de una ‘excusa’ con la que los Mossos llegaron, incluso, a “despreciar” a la familia, según denuncia su esposa Jacqueline a elcierredigital.com.
Jacqueline era la esposa del difunto Leonardo. Tras lo ocurrido, cuenta a elcierredigital.com la situación que han vivido ella y su hija durante los dos largos meses desde la desaparición. “Los Mossos no lo enfocaron como una desaparición, sino como una medida que tomó porque estábamos mal”, resolución tomada a raíz de la denuncia realizada hacía más de una década.

Mi hija lo encontró en un pueblo de Santa Perpetua, a cinco minutos en coche desde casa” relata la madre. “Cuando encontró la camioneta ella rápidamente llamó a los Mossos, y ellos le dijeron que abriera el coche, a mi hija. Actuaron en todo momento de una manera grotesca, no sé por qué funcionaron así”, explica. Unos hechos que acabaron provocando mucho dolor y angustia a una familia que vivía unos momentos pavorosos. “En ningún momento actuaron como policías”, clama Jacqueline.
Desde un inicio, el trato de los Mossos enturbió la investigación. “Cuando yo fui a poner la denuncia, lo primero que me dijo el jefe de la investigación fue: "¿Qué pasó en el 2004?”, nos cuenta su viuda. Un hecho que le sorprendió, pues nada tenía que ver con la desaparición de su marido. “Estaban más pendientes de saber qué pasaba en la familia que de enfocarse en buscarlo. Yo les decía que por favor lo buscaran, que lo encontraran con vida, dada la depresión que él tenía”, explica.

De hecho, ya desde el principio, madre e hijas aseguraban que seguramente estuviese en los pueblos cercanos. “No se había llevado dinero, la gasolina que había en el coche no daba para un viaje largo… Y ellos llegaron a decirme que él no volvería. Que si lo encontraban, diría que no querría volver”, cuenta Jacqueline, impotente ante una situación que le superaba.

Expresa, además, que sus continuas llamadas a los Mossos cada semana acabaron recibiendo un “no llames más”. “Es como que se sintieron muy molestos. Me dijeron que si encontraban a mi marido, a mí no me lo iban a informar, sino que avisarían a mis hijas, porque yo estaba exigiendo una serie de cosas. Yo solo quería saber qué estaban investigando cada semana”, explica.


Todo la situación vivida a raíz de la desaparición de Leonardo Antonio Falotico Capo ha supuesto un enorme dolor para su familia. Jacqueline, completamente superada por el modo de actuación de los Mossos, explica que solo pudo llamar al Consulado y escribirles para que se pusieran en contacto con los Mossos.

“De no llamar nunca ni apoyar a la familia, pasaron a empezar a llamar. Que cómo estamos, que cómo está la familia… Ahí ya vi que ellos lo hacían por el Consulado”, matiza. Entre lágrimas, la mujer suspira y admite que, al final, ellas tenían razón: “Se demostró lo que desde un principio decíamos, que él iba a estar sin vida y cerca de casa…”.
Frente a las declaraciones de los Mossos, que aseguraban que se había ido de forma voluntaria y no volvería, Jacqueline solo buscada “que se implicaran en el caso y lo encontraran”. Después de sufrir durante dos meses y tras los últimos acontecimientos, la madre solo espera que esto no se repita en otros casos, “que la gente no se haga ilusiones con la Policía catalana como nosotros nos las hemos hecho”, pide Jacqueline.
Lo siento por la familia, ya pueden descansar, la hija ha encontrado el cuerpo. Lo que cuentan es alucinante.
 
Registrado
28 Oct 2016
Mensajes
10.873
Calificaciones
48.145
Es difícil juzgar sin conocer las dos partes, al menos yo procuro antes de emitir un juicio conocer ambos lados. Desde luego lo que narran describe claramente el proceso de una persona que ha caido en un brote o en una depresión y lo que sucediera hace 16 años no creo que se pueda estrapolar a tantos años después. Creo que nos faltan datos, ya que sólo tenemos los que ha proporcionado la familia que seguramente no ha dado todos, incluso cuando dice que la hija lo llevaba buscando me resulta raro que justo lo encuentre tan cerca de casa pero dos meses después?. A lo mejor es que como soy fan del suspense pero a mi claramente me faltan datos y me chirrian cosas como esa.

Yo propongo que intentemos seguirlo si es que vuelve a darse información porque personalmente huele raro, son momentos que los servicios están colapsados con la pandemia pero tanta dejadez no sé a mi me chirría mucho, igual que me chirria la casualidad que lo encuentre la hija tan cerca de casa después de buscar 2 meses....
 
Registrado
21 May 2020
Mensajes
2.846
Calificaciones
7.028
Qué pasó en 2004?

Alguna disputa familiar o en el trabajo de la que se vieran las consecuencias en octubre y por eso el hombre acabase así?
 

Registrado
21 May 2020
Mensajes
2.846
Calificaciones
7.028

Su esposa explica a elcierredigital.com que Leonardo había trabajado durante dos meses y medio como vigilante de seguridad que "renunció a que le extendieran el contrato durante seis meses más porque dijo que se sentía mal tratado, no le gustaba como le trataban en la empresa, que eran racistas con él, le trataban de manera inhumana y renunció. El carácter le cambió mucho en poco tiempo y se enfadaba por todo, yo sabía llevarlo y no tenía problemas aunque no podíamos hablar de su trabajo porque se enfadaba muchísimo".

Leonardo "no estaba psicológicamente bien, en una de las últimas discusiones con la hija pequeña los vecinos llamaron a la policía porque el levantaba mucho la voz y cuando llegaron los mossos él ya se había ido. Yo pensaba que el estrés laboral era el culpable de todo. Pero encontró otro trabajo similar, fue y a los tres o cuatro días volvió a dejarlo por el mismo motivo, se sentía perseguido y tratado mal. El día que se fue me preocupé pero como tenía un colchón y mantas en la furgoneta pensé que estaba enfadado y se le pasaría. En otras ocasiones hablaba con la hija mayor y le convencía de que no era para tanto y que volviera a casa", explica su esposa a elcierredigital.com.
 
Registrado
23 Nov 2014
Mensajes
1.477
Calificaciones
2.305
Que tristeza, Hay que hacer un esfuerzo por parar estas situaciones que llevan a lass personas acosadas a quitarse de enmedio Son ya muchos los casos que se estan produciendo
 

Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
8.495
Calificaciones
45.665
Da la sensaciòn de que no estaba siendo acosado si no que él pensaba que estaba siendo acosado.
No parece que en esa casa las cosas marcharan muy bien.
Por lo que veo se supone que el señor se fue de casa por propia voluntad y vagaría por ahí hasta parar donde fue encontrado y que allí murió de muerte natural o suicidio pero no que llevara allí desde el inicio de la desaparición. Sería interesante saber cuando tiempo llevaba muerto.
 
Registrado
6 Mar 2018
Mensajes
16.771
Calificaciones
69.581
Da la sensaciòn de que no estaba siendo acosado si no que él pensaba que estaba siendo acosado.
No parece que en esa casa las cosas marcharan muy bien.
Por lo que veo se supone que el señor se fue de casa por propia voluntad y vagaría por ahí hasta parar donde fue encontrado y que allí murió de muerte natural o suicidio pero no que llevara allí desde el inicio de la desaparición. Sería interesante saber cuando tiempo llevaba muerto.
Parece una enfermedad mental. Y en una casa donde alguien tiene una enfermedad sin controlar o en plena crisis.. Nada, puede ir bien..
Que Pena la falta de recursos para salud mental.
Espero que se aclare y si este caso no se a llevado como se tenía que llevar espero que haya consecuencias. De todas formas dejar q la hija abra el coche q se pueden perder pruebas si es q se necesitan... Y q su hija tenga q ver el posible cuerpo de su padre... Como así fue. Para mi ya es un fallo.
 
Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
8.495
Calificaciones
45.665
Que tristeza, Hay que hacer un esfuerzo por parar estas situaciones que llevan a lass personas acosadas a quitarse de enmedio Son ya muchos los casos que se estan produciendo
Disculpa,que acabo de ver q le he dado “ me parto” a tu mensaje.Le di sin querer con el dedo al desplazarme para abajo con el ipad.No que me ría de tu comentario.Ya lo he quitado.
 
Registrado
6 Mar 2018
Mensajes
3.647
Calificaciones
28.179
Aquí en este foro ha salido algún caso de aparecer gente que llevaban años desaparecidos y en todos esos años no se habían encontrado.

Recuerdo un caso de uno que limpiando una finca encontró un cadáver de un hombre desaparecido hace un montón de años y que a la familia también le decían que había sido voluntario.

Si a esto le sumamos la de casos que hay en este foro sin resolver tanto crímenes como desaparecidos....


Pues faltan medios, falta preparación o algo falla.