Fran Rivera y Lourdes Montes. Boda religiosa, hijos y otros temas.

S

Sra Perez

Guest
Me pregunto si la Búho Senior y toda la familia buhil (sotos, seventis etc etc) eran tan taurinos antes de que la niña entroncara. Porque si no lo son y están teniendo que ir a miles de festivales y corridas por no hacerle el feo al yerno, o peor, por hacerle la pelota, menudo marronazo.

La Sibi creo que se ha declarado objetora, a ella le va mas el rollo viaje, hacer fotos paletas de hoteles y restoranes y yastá.
 
Registrado
3 Abr 2014
Mensajes
32.331
Calificaciones
122.157
Me pregunto si la Búho Senior y toda la familia buhil (sotos, seventis etc etc) eran tan taurinos antes de que la niña entroncara. Porque si no lo son y están teniendo que ir a miles de festivales y corridas por no hacerle el feo al yerno, o peor, por hacerle la pelota, menudo marronazo.

La Sibi creo que se ha declarado objetora, a ella le va mas el rollo viaje, hacer fotos paletas de hoteles y restoranes y yastá.
tanto soto como palur dijeron un día que ellos en semana santa huían a la playa, q no eran de semana santa. Pero claro, el postureo se instaló en la familia cuando llegó la paca
 
Registrado
30 Jun 2013
Mensajes
2.141
Calificaciones
9.068
La verdad, no creo que la hija, con 18 años tenga ganas de irse al piso del padre, con la madrastra y la bebé... ¡¡serían multitud!! Otra cosa es que vaya de vacaciones o de visita cuando ella quiera. Vive espléndidamente con la madre, sin tener que aguantar a ningún padrastro ni a ningún hermano/a bebé ¿Va a dejar esa vida cómoda? No me lo creo.

Yo antes me la veo trasladándose a vivir a Sevilla cuando cumpla los dieciocho pero ella en su propio piso independizándose allí con su fiesta, su padre pero solo de visita...
El texto también es raro. No la llamaban Tana? No es Caye el diminutivo del tío?
 
Registrado
3 Abr 2014
Mensajes
32.331
Calificaciones
122.157
2e4m3jb.jpg
 
Registrado
3 Abr 2014
Mensajes
32.331
Calificaciones
122.157
El segundo por la izquierda

2u8uef4.jpg


 
Registrado
3 Abr 2014
Mensajes
32.331
Calificaciones
122.157
Yo antes me la veo trasladándose a vivir a Sevilla cuando cumpla los dieciocho pero ella en su propio piso independizándose allí con su fiesta, su padre pero solo de visita...
yo creo que la niña cuando cumpla los 18 años, la madre posiblemente de las viviendas q tiene Eugenia en alquiler en Sevilla, le de uno a la niña y se lo arreglará, para cuando a la niña le apetezca ir a Sevilla, vaya libremente y no tenga que aguantar a los paca y a carmen-esto.
 
Registrado
28 Feb 2014
Mensajes
13.626
Calificaciones
79.001
Pues ya hay que ser cateto para que te metan en una academia a que te disfracen de boy scout para sacarte un título básico. Parece que aquí los de alta alcurnia cuando tienen un lerdo en casa, lo empaquetan para los yuesei y a sacarse unos estudios de los de talonario.
Por lo menos vendrán con el inglés aprendido.
 
Registrado
23 May 2013
Mensajes
11.087
Calificaciones
75.195
Nos adentramos en el blog de Fran Rivera, la cosa más rara de internet

El torero hace gala de un "campechanismo" que desafía toda lógica 2.0.

Por Virginia de la Cruz 28/03/2016 12:10
Francisco Rivera (Madrid, 1974) es un hombre de tradiciones, y ya está creando las suyas propias, como liarla parda en internet. La última entrega fue hace unos días gracias a un post de instrucciones para la Semana Santa en su blog Las Cosas Mías. Suyas y de todos, porque ¿quién no se ha sentido algo perdidillo a la hora de elegir gemelos, corbata y calcetines para el Jueves Santo? ¿Quién no ha dudado sobre si llevar blazer o traje oscuro el Viernes de Pasión? ¿Quién, QUIÉN, no ha seguido alguna vez a rajatabla lo de estrenar algo el Domingo de Ramos?

En el fantástico post “Cómo vestir en Semana Santa”, Francisco nos regala un how to de la Semana Santa sevillana que él, como costalero, torero y aikidoka, conoce perfectamente, amén de los consejos de estética masculina. Lo que al parecer ha tocado la sensibilidad de algunos y algunas ha sido el siguiente párrafo:

francisco_rivera_885_511x.jpg



© Captura de su blog "Las cosas mías", alojado en Hola.com

Sinceramente, no entiendo el revuelo. No esperará la gente que las mujeres nos limpiemos con la manga o que nos sonemos la nariz con la mantilla de encaje de nuestra tatarabuela. ¡O que llevemos kleenex!

Quizá el escozor que ha provocado proceda de otro momento polémico provocado por una campaña publicitaria del garito que posee junto a Carlos Herrera en Sevilla. Hace unas semanas Facua le otorgó el premio al Peor Anuncio del Año.

Un hombre + una mujer con cinco copas de más = plan perfecto.
Peor Anuncio del Año.
anuncio_8765_511x.jpg



Francisco pidió disculpas y se retiró la campaña, y aquí paz y después gloria. Todavía no se habían apagado las brasas de su anterior polémica, cuando apareció toreando con su bebé en brazos. Eso sí, si algún día la niña le dice que quiere ser torera… que se vaya olvidando.

diez_minutos_6654_511x.jpg



© QMD

Y aquí paz y después gloria.



http://www.msn.com/es-es/entretenimiento/celebrity/nos-adentramos-en-el-blog-de-fran-rivera-la-cosa-más-rara-de-internet/ar-BBr1InY?li=BBplW3c&ocid=LENDHP
 
Registrado
3 Abr 2014
Mensajes
32.331
Calificaciones
122.157
UY! QUE LA PACA DESPRECIÓ UN PURO DEL REY

http://www.republica.com/reino-de-corazones/2016/03/28/pongase-gafas-negras-majestad/#

Reino de Corazones
foto_reino-de-corazones.png

El blog de Jaime Peñafiel en Republica.com

Póngase gafas negras, majestad
JAIME PEÑAFIEL 28/03/2016

La temporada taurina que se inició como feria en las Fallas de Valencia, alcanza su plenitud con el inicio de los festejos taurinos con motivo de la Feria de Sevilla, el Corpus de Granada… De ahí, ya imparable hasta las Fiestas de El Pilar en Zaragoza, con cientos de corridas y novilladas.

No soy taurino pero sí aficionado a los toros. Sobre todo, a las corridas de rejoneo, esas que los buenos aficionados llaman, despectivamente, “del caballito”. También soy amigo de muchos toreros: Espartaco, Ponce, Cordobés padre e hijo, etc. Lo fui mucho de Luis Miguel Dominguín y de los Bienvenida y de Paquirri hasta el extremo de que, cuando le mató un toro en Pozoblanco, en 1984, iba a acudir, en representación de “La Revista”, que yo dirigía, a la Fiesta de la Hispanidad en Miami, acompañado de Isabel Pantoja. Ya tenían hasta los billetes.

Las recientes manifestaciones en pro de la llamada Fiesta Nacional en Valencia, con decenas de miles de aficionados y con toreros de la categoría de José Tomás, Ponce, El Juli, Morante de la Puebla, Manzanares, Castella, al frente “reivindicando el toro como parte de nuestra cultura”, es una demostración de que este espectáculo tan español no puede morir.

A pesar de que a la Familia Real o lo que de ella queda, no suele vérseles en las plazas de toros. Salvo a don Juan Carlos y a la infanta Elena, los dos grandes aficionados como lo fue también la condesa de Barcelona, madre y abuela de ellos.

Tan buenos aficionados son, que al Rey emérito le gustan las corridas, no desde el palco real, que tienen casi todas las plazas, como casi todos los teatros, sino desde la barrera.

En una de las últimas ferias madrileñas de San Isidro, don Juan Carlos asistió a cuatro de los veintiocho festejos. En todos ellos, ocupó la barrera del 1.

Un dato curioso: no se olvida nunca de llevar ni los puros, que le envía Fidel Castro, ni el regalito, un llavero de plata con el escudo de la Casa Real, para corresponder a los brindis de cortesía que los toreros le hacen, en el primer toro de su lote. Pero, en una corrida, regresó al palacio de La Zarzuela con uno de esos regalos en el bolsillo porque, uno de los matadores, decidió no cumplir con este deber de cortesía. El Rey se fumó un puro ante el desabrido y descortés gesto, que no pasó desapercibido para nadie ya que el desprecio del torero, Fran Rivera, quiso que fuera ostensiblemente visible. No fue la política el motivo. Fue algo peor. ¿Una revancha? ¿Una venganza? ¿Una mezquindad? Corramos un “estúpido” velo porque de esto hace ya algún tiempo.

Las reinas de España y la Fiesta Nacional

Camilo José Cela, por boca de don Oliverio, en el “Nuevo viaje a La Alcarria”, “lo que se dice demasiada razón no tiene nadie. Pero, a los anti taurinos, que se las dan de muy europeos, pero no son mas que medio vegetarianos, tampoco les asiste la razón”. Tal parecía que hablaba, que se refería a doña Sofía, medio vegetariana y anti taurina confesa. Lo es, hasta el extremo que, el propio Juan Carlos, le reconoció al escritor José Luis de Vilallonga: “Ya se que Felipe no va a los toros. Pero, ¿qué quieren?, si no va a las corridas, probablemente, es para no disgustar a su madre”. ¡Mas claro …!

No es la única reina. Letizia, tampoco, aunque no se si es vegetariana ó vegana. Pero ellas deberían aprender de otra reina, Victoria Eugenia, gran y sufridora reina, de quien, un día, nos ocuparemos ampliamente en esta columna.

No olviden, que tuve la oportunidad de ser el último periodista a quien concedió una larguísima entrevista, pocos días antes de su muerte. En ella, hablamos de muchas cosas, de las infidelidades que tanto le habían hecho sufrir, de los españoles ….. Pero también, de sus obligaciones como reina consorte (doña Sofía y Letizia lo son), entre ellas acompañar siempre al rey, incluso, a los toros que, como inglesa, tanto odiaba.

-No se olvide, amigo Peñafiel, que nací inglesa, que siempre amé mucho a los animales y que mi primer regalo que recibí fue un poni.

Lo que no esperaba Victoria Eugenia es que uno de los actos programados, con motivo de su boda con el rey reinante, Alfonso XIII, fuera … una corrida de toros. La delegación oficial inglesa a la boda de la entonces princesa Victoria Eugenia de Battenberg, entre ellos los Príncipes de Gales, se negaron a asistir, debido a la repugnancia por este “deporte nacional español”.

-Pero a mí no me quedó mas remedio que estar presente porque, encima, era en mi honor.

Y allá que fue a la plaza, realzando su belleza con un vestido resplandeciente de encaje blanco, con rosas prendidas en la mantilla también blanca.

En aquella época, los espectáculos taurinos eran sanguinarios, comparados con los de hoy. Entre otros motivos porque los caballos de los picadores no llevaban petos que les protegieran.

-No se puede imaginar lo terrible que fue para mi contemplar como un toro enloquecido (sic) hizo literalmente pedazos a un caballo bajo el palco real donde yo estaba, mientras la multitud rugía ante la bravura de aquel toro. Una atroz sensación de angustia interna me colocó al borde del desvanecimiento, que no me podía permitir.

Ignoro si sintió la taquicardia golpeándole la blusa, como a la Rigalt.

Sufrió tanto ante aquel “holocausto sin emoción”, como lo calificó, que decidió tomar dos medidas: primero, como tenía el doloroso y difícil deber de acompañar a su esposo, el rey, gran aficionado a las corridas, lo hizo llevando unas gafas totalmente ahumadas.

-Aunque los espectadores no lo sabían, yo no veía lo que estaba pasando en el ruedo. Solo que, cuando oía aplaudir, aplaudía.

-Además, pedí al ministro de quien dependían los espectáculos taurinos que protegiera a los caballos de los picadores de las cornadas de los toros. Como consecuencia de esta petición mía, se diseñaron los petos que mitigaban el sufrimiento a los desamparados animales.

Dicen que las primeras corridas fueron, irónicamente, muy decepcionantes para los espectadores porque los detalles más sangrientos, gracias a los petos, fueron omitidos, como concesión a la joven reina inglesa de España. Y es que al público lo que le gustaba era la sangre.

-Un día vi como un toro destripaba, materialmente, a cuatro caballos. Lo peor es que, allí mismo, les metieron las tripas con las manos y los cosieron para que siguiera el espectáculo.

No puedo de por menos que terminar este artículo con lo que mi compañera de El Mundo, Carmen Rigalt, escribió a propósito del tema que nos ocupa: “Sigo siendo anti taurina, pero menos. Desde que pasó lo que pasó -la prohibición de los toros en Cataluña y luego la inercia de esa prohibición extendiéndose como una mancha de aceite- la tristeza se ha apoderado de mí. Ahora pienso igual que antes pero siento diferente”.