Esther Doña. Viuda del marqués de Griñón.

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.181
Calificaciones
21.874
Cleopatra, según cuenta la historia, no era realmente guapa y mira la q monto¡¡¡
Bueno, cuando se es la reina de Egipto creo que con toda la parafernalia basta para montar lo que montó. Y los egipcios, todos, de pintaban como puertas con lo cual, una guapura media sube a guapura alta...y con esclavos, leones y ventiladores con plumas de avestruz, todo adobado con cortinajes de algodón egipcio, imposible no quedar fascinado.
 
Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.894
Calificaciones
63.183
Orbyt.
09/05/2020
EL LÍO DE TÍTULOS QUE DEJÓ EL MARQUÉS DE GRIÑÓN EN SU TESTAMENTO
SORPRESA Y DESENCANTO FAMILIAR CON LA CONCESIÓN DEL MARQUESADO DE GRIÑÓN
CUATRO MUJERES Y CINCO HIJOS
EL PALACIO DE ‘EL RINCÓN’

Carlos Falcó decidió que su título más célebre fuera para Tamara. La decisión acarrea problemas porque además Marqués de Griñón es una marca comercial que ya pertenece a su primogénito
Lo correcto hubiera sido que el título estuviera vinculado al negocio del clan, lo que ha causado decepción. El marqués dejó escrito que si Tamara renunciaba, el marquesado recaería en su hijo Duarte Falcó de la Cierva. POR MARÍA EUGENIA YAGÜE

Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
CARLOS FALCÓ DISPUSO EN SU testamento que Tamara fuera la nueva marquesa de Griñón, el título más conocido de la familia, que da nombre a los vinos y aceites que comercializaba el aristócrata. Manolo Falcó Girod como hijo primogénito, hereda el de marqués de Castel-Moncayo, con grandeza de España, creado en 1682 por Carlos II. Un linaje más antiguo que el marquesado de Griñón, concedido por Isabel II en el siglo XIX a una antepasada de los Falcó. Xandra Falcó Girod, la segunda de los hijos, ya era marquesa de Mirabel, por voluntad de su abuela paterna Hilda Fernández de Córdoba.
Lo que aparentaba ser una sucesión sin fisuras ha creado malestar y polémica, aseguran fuentes familiares a LOC. Los hijos de Carlos Falcó se enteraron en la lectura del testamento ante notario de la disposición añadida por el marqués, cediendo a su hija Tamara el marquesado de Griñón.
SOCIO MAYORITARIO
Sorpresa y decepción, añaden estas fuentes, sobre todo para su hijo Manolo, quien para ayudar a las empresas de su padre, con problemas económicos desde hace años, ha ido comprando acciones de las mismas para evitar la quiebra, hasta ser el socio mayoritario. Pero el padre nunca le comunicó su intención sobre un título tan ligado a los negocios familiares.
Los títulos nobiliarios no conllevan normalmente más que historia y honores, pero en este caso, el marquesado de Griñón tiene un contenido patrimonial muy concreto, al estar unido a una marca comercial de vinos y aceites, hoy en manos de Manolo Falcó.
El nuevo marqués de Castel-Moncayo ha pasado el confinamiento en Madrid aunque reside en Londres con su mujer e hijos, donde tiene un gran prestigio financiero como codirector global de la banca estadounidense Citi Group.
ERROR JURÍDICO
El marqués de Griñón cometió un error de tipo jurídico, en la concesión del título “a su querida hija Tamara” (sic) al añadir que si ella renunciara al mismo, “éste pasaría a su cuadragénico hijo Duarte Falcó de la Cierva”. Según la jurisprudencia nobiliaria, a quien le correspondería, de renunciar Tamara, sería a su hermano Manolo y no a quien determinara su padre.
El hijo mayor del marqués podría haber consultado estos días el tema con expertos en Derecho Nobiliario. Según los juristas, Falcó se excedió en su papel de distribuidor, al marcar la futura línea de sucesión sin tener competencias para ello. Y añaden que en los títulos no se sucede al padre, sino al fundador histórico de la distinción. El marqués tendría que haberse quedado en ceder el suyo a Tamara, y punto, sin señalar otros posibles beneficiarios, alterando así el orden sucesorio.
Este error podía invalidar parcialmente la concesión del título, si se recurriera ante un tribunal, aunque ningún juez dudaría de la legitimidad de Tamara Falcó para ostentarlo. Por otra parte, algunos familiares del marqués lamentan la desconsideración de Carlos Falcó hacia su hijo mayor, por no haberle informado de sus intenciones.
Imaginativo, audaz y excelente relaciones públicas, Carlos Falcó no fue el mejor administrador de sus negocios. Con su hijo Manolo contrajo deudas reconocidas y documentadas por valor de varios millones que dejan la parte económica de su herencia muy mermada. De hecho, entre los bienes materiales que Griñón deja a sus hijos está el palacio de El Rincón, en la localidad de Aldea del Fresno, una imponente mansión de 3.000 metros cuadrados, edificado en 1862 por un antepasado de la familia. Alfonso XIII y su esposa la reina Victoria Eugenia frecuentaban sus salones. Franco hizo de El Rincón su cuartel general durante la Batalla de Brunete.
‘LA ESCOPETA NACIONAL’
El 1994 Paloma Falcó, una tía de Carlos que no tenía hijos, lo deja en herencia a su sobrino. Griñón lo convirtió en su residencia habitual, plantó viñedos y proyectó alquilarlo para celebraciones privadas o rodajes de películas y series. El Rincón fue escenario de La escopeta nacional, la mítica película de Berlanga, de series como Águila Roja y de escenas de Mientras dure la guerra, lo último de Alejandro Amenábar.
Fátima de La Cierva, tercera esposa de Carlos Falcó, arregló algunas estancias en las que el matrimonio hacía su vida familiar, pero el costoso mantenimiento del palacio era difícil de asumir para el marqués. “Allí caía una gotera y así se quedaba“, cuenta un amigo de la familia.
Carlos Falcó lo puso a la venta, sin éxito, por 10 millones. Una cantidad superior a las deudas contraídas con su hijo mayor, pero que al hacer el reparto entre los cinco hijos, no les dejaría ninguna fortuna.
El marqués también era propietario de un tercio del palacio de Mirabel, en la localidad extremeña de Plasencia, junto a su hermano Fernando, marqués de Cubas, y su sobrina Carla Falcó Medina, duquesa de Montellano, hija de Felipe Falcó, el hermano mayor, fallecido en 1962 en un accidente de tráfico.
Pero es difícil poner a la venta esta joya renacentista del siglo XV, prácticamente intocable pensando en una posible reforma con vistas a su explotación. En diciembre de 2017, la Junta de Extremadura, alegando su carácter de Bien de Interés Cultural, paralizó la venta de una de sus obras de arte, el busto de Carlos V, obra de Pompeo Leoni, que los Falcó sacaban a subasta con un precio de salida de 400.000 Euros.
Una propiedad que se atribuye erróneamente a Carlos Falcó es Casa de Vacas en Malpica del Tajo, de 300 hectáreas, donde está la bodega más importante. La finca es propiedad de su hijo Manolo, que la heredó directamente de su abuelo, por medio de un fideicomiso.
Tamara, por su parte, tiene más de Falcó que de Preysler. Su sentido del humor, el carácter alegre y optimista y la sencillez en el trato la semejaban a su padre, que sentía debilidad por la tercera de sus hijos. Pero su foto en la portada de ¡Hola!, anunciando su nuevo estatus nobiliario con una tiara histórica de la Maison Chaumet, la habría firmado su madre.
Hay buena relación entre Manolo, Xandra, Tamara, Aldara y Duarte, los cinco hijos de los tres matrimonios anteriores de Carlos Falcó. Tamara nos contaba en una entrevista del pasado febrero que sus hermanos Enrique y Manolo eran sus asesores financieros. La joven se ha convertido últimamente en una cotizada madrina para marcas de lujo. Parte de sus vacaciones las pasa en la casa de Sotogrande de su hermano mayor.
Tamara hereda uno de los título que más ha aparecido en la prensa de sociedad y en la económica, y no hay duda de que con ella como titular, seguirá siendo el más mediático. En cuanto a Esther Doña, podrá seguir llamándose marquesa viuda de Griñón, pero como simple distinción social, sin ninguna validez jurídica. Desconocemos el legado del marqués a su cuarta y última esposa, pero era de sobra conocido que Carlos Falcó tenía más títulos que fortuna y dependía económicamente de su hijo mayor. Antes de su boda en 2017, Doña aseguró que habían firmado un documento de separación de bienes, “porque su boda era por amor y no por interés material”.
En todo caso, las cuatro mujeres que tuvo el marqués tienen derecho a repartirse su pensión de viudedad, que rondaría a los 100 euros cada una.
La marquesa viuda ha comunicado que abandonará El Rincón para instalarse en uno de los dos pisos que tiene en Majadahonda, –el otro está alquilado–, adquiridos durante su matrimonio, el segundo, con Ángel Martínez Higueras, con el que acabó en pleitos, acusada de presuntos delitos de estafa procesal y denuncia falsa. Hace pocos meses fue absuelta y se libró de una pesadilla que arrastraba desde hacía años.
Otra alegría que tuvo en los últimos meses fue vivir en Madrid. Un amigo de Carlos Falcó, Javier Chico de Guzmán, duque de Ahumada, les cedió un piso que tenía en el Barrio de las Letras, que disfrutaban a menudo.
Carlos Falcó fue un gran señor, culto, divertido, emprendedor y positivo hasta el final. Al día siguiente de ingresar en la Fundación Jiménez Díaz, llamaba a un amigo: “Tengo la mejor habitación de la clínica, con unas vista estupendas a la Casa de Campo. Estoy muy bien, me han puesto dos tubitos en la nariz para el oxígeno, pero me iré a casa pronto”.
El coronavirus no le dejó volver ni despedirse de su esposa y de sus hijos. Una crueldad imperdonable que nos priva de un gran hombre, lleno de ilusión por vivir.

Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
Jeannine Girod, guapísima y veinteañera, fue la primera esposa de Falcó, a los 26 años. Juntos se fueron a California en los 60, para estudiar agricultura y vinos. Ya divorciado y con dos hijos, conoció a Isabel Preysler, de la que nació Tamara, además de los tres que aportaba de su matrimonio con Julio Iglesias. Después, el marqués de Griñón encontró en Fátima de la Cierva, aristócrata y con vocación de cooperante, la mujer ideal durante los 20 años que pasaron juntos. Tuvieron dos hijos, Duarte y Aldara. Su último amor, Esther Doña, malagueña y 43 años más joven, le hizo feliz, a pesar de todo.
Palacio decimonónico, elegante y romántico al que se llega a través de un kilómetro de viñedos y árboles centenarios para toparse con una imponente fachada, torreón incluido,‘El Rincón’ es el marco ideal para el ocaso de un marqués amante de la vida y los vinos, que viene a ser lo mismo, las mujeres, la naturaleza y la Historia. Carlos Falcó heredó la mansión de una tía suya sin descendencia y allí se instaló con su esposa Fátima de la Cierva y sus hijos Duarte y Aldara. El palacio perdió poco a poco su antiguo esplendor por lo costoso de su mantenimiento y los marqueses de Griñón decidieron rentabilizarlo para celebrar bodas, eventos de moda y hasta rodajes de series y películas de corte histórico. La boda de Julio Iglesias junior con Charisse Verhaert en 2102, volvió a reunir allí, por unas horas, a sus padres, Isabel Preysler y Julio Iglesias. Pronovias celebró allí uno de sus desfiles. Y Carlos Falcó convirtió los jardines de su palacio en una fastuosa fiesta nupcial, para su boda en septiembre de 2017, con la última mujer de su vida, Esther Doña.
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.181
Calificaciones
21.874
Yo me imagino que el testamento nos desvelará todo pero como le quede el usufructo de la finca ésa,no la
echan ni con agua caliente.Aunque lo dudo porque debe de costar un pastizal mantenerla y no creo que deje mucho cash.
El usufructo le interesará canjearlo por pasta . Porque no la veo vivir ahí sola, a no ser que tenga un pollo esperando a instalarse con ella. Aún así hay muchos gastos de calefa y mantenimiento. El campo no es lo suyo.
Todo eso suponiendo que la finca era del fallecido.
 
Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.894
Calificaciones
63.183
15889358654989.jpg

Griñón en los viñedos de la finca 'Casa de Vacas'.EFE

PREMIUM
  • MARÍA EUGENIA YAGÜE
Viernes, 8 mayo 2020 - 22:31
Comentar
Carlos Falcó dispuso en su testamento que Tamara fuera la nueva marquesa de Griñón, el título más conocido de la familia, que da nombre a los vinos y aceites que comercializaba el aristócrata. Manolo Falcó Girod como hijo primogénito, hereda el de marqués de Castel-Moncayo, con grandeza de España, creado en 1682 por Carlos II. Un linaje más antiguo que el marquesado de Griñón, concedido por Isabel II en el siglo XIX a una antepasada de los Falcó. Xandra Falcó Girod, la segunda de los hijos, ya era marquesa de Mirabel, por voluntad de su abuela paterna Hilda Fernández de Córdoba.
Lo que aparentaba ser una sucesión sin fisuras ha creado malestar y polémica, aseguran fuentes familiares a LOC. Los hijos de Carlos Falcó se enteraron en la lectura del testamento ante notario de la disposición añadida por el marqués, cediendo a su hija Tamara el marquesado de Griñón.
SOCIO MAYORITARIO
Sorpresa y decepción, añaden estas fuentes, sobre todo para su hijo Manolo, quien para ayudar a las empresas de su padre, con problemas económicos desde hace años, ha ido comprando acciones de las mismas para evitar la quiebra, hasta ser el socio mayoritario. Pero el padre nunca le comunicó su intención sobre un título tan ligado a los negocios familiares.
Los títulos nobiliarios no conllevan normalmente más que historia y honores, pero en este caso, el marquesado de Griñón tiene un contenido patrimonial muy concreto, al estar unido a una marca comercial de vinos y aceites, hoy en manos de Manolo Falcó.
El nuevo marqués de Castel-Moncayo ha pasado el confinamiento en Madrid aunque reside en Londres con su mujer e hijos, donde tiene un gran prestigio financiero como codirector global de la banca estadounidense Citi Group.
Tamara Falcó, futura marquesa de Griñón.
Tamara Falcó, futura marquesa de Griñón.GTRES

El marqués de Griñón cometió un error de tipo jurídico, en la concesión del título "a su querida hija Tamara" (sic) al añadir que si ella renunciara al mismo, "éste pasaría a su cuadragénico hijo Duarte Falcó de la Cierva". Según la jurisprudencia nobiliaria, a quien le correspondería, de renunciar Tamara, sería a su hermano Manolo y no a quien determinara su padre.
El hijo mayor del marqués podría haber consultado estos días el tema con expertos en Derecho Nobiliario. Según los juristas, Falcó se excedió en su papel de distribuidor, al marcar la futura línea de sucesión sin tener competencias para ello. Y añaden que en los títulos no se sucede al padre, sino al fundador histórico de la distinción. El marqués tendría que haberse quedado en ceder el suyo a Tamara, y punto, sin señalar otros posibles beneficiarios, alterando así el orden sucesorio.
Este error podía invalidar parcialmente la concesión del título, si se recurriera ante un tribunal, aunque ningún juez dudaría de la legitimidad de Tamara Falcó para ostentarlo. Por otra parte, algunos familiares del marqués lamentan la desconsideración de Carlos Falcó hacia su hijo mayor, por no haberle informado de sus intenciones.
DEUDAS RECONOCIDAS
Imaginativo, audaz y excelente relaciones públicas, Carlos Falcó no fue el mejor administrador de sus negocios. Con su hijo Manolo contrajo deudas reconocidas y documentadas por valor de varios millones que dejan la parte económica de su herencia muy mermada. De hecho, entre los bienes materiales que Griñón deja a sus hijos está el palacio de El Rincón, en la localidad de Aldea del Fresno, una imponente mansión de 3.000 metros cuadrados, edificado en 1862 por un antepasado de la familia. Alfonso XIII y su esposa la reina Victoria Eugenia frecuentaban sus salones. Franco hizo de El Rincón su cuartel general durante la Batalla de Brunete.
El 1994 Paloma Falcó, una tía de Carlos que no tenía hijos, lo deja en herencia a su sobrino. Griñón lo convirtió en su residencia habitual, plantó viñedos y proyectó alquilarlo para celebraciones privadas o rodajes de películas y series. El Rincón fue escenario de La escopeta nacional, la mítica película de Berlanga, de series como Águila Roja y de escenas de Mientras dure la guerra, lo último de Alejandro Amenábar.
El marqués de Griñón, con su última esposa, Esther Doña.
El marqués de Griñón, con su última esposa, Esther Doña.GTRES
Fátima de La Cierva, tercera esposa de Carlos Falcó, arregló algunas estancias en las que el matrimonio hacía su vida familiar, pero el costoso mantenimiento del palacio era difícil de asumir para el marqués. "Allí caía una gotera y así se quedaba", cuenta un amigo de la familia.
El palacio del rincón
Carlos Falcó lo puso a la venta, sin éxito, por 10 millones. Una cantidad superior a las deudas contraídas con su hijo mayor, pero que al hacer el reparto entre los cinco hijos, no les dejaría ninguna fortuna.
El marqués también era propietario de un tercio del palacio de Mirabel, en la localidad extremeña de Plasencia, junto a su hermano Fernando, marqués de Cubas, y su sobrina Carla Falcó Medina, duquesa de Montellano, hija de Felipe Falcó, el hermano mayor, fallecido en 1962 en un accidente de tráfico.
Manolo Falcó, primogénito del marqués.
Manolo Falcó, primogénito del marqués.
Pero es difícil poner a la venta esta joya renacentista del siglo XV, prácticamente intocable pensando en una posible reforma con vistas a su explotación. En diciembre de 2017, la Junta de Extremadura, alegando su carácter de Bien de Interés Cultural, paralizó la venta de una de sus obras de arte, el busto de Carlos V, obra de Pompeo Leoni, que los Falcó sacaban a subasta con un precio de salida de 400.000 Euros.
Una propiedad que se atribuye erróneamente a Carlos Falcó es Casa de Vacas en Malpica del Tajo, de 300 hectáreas, donde está la bodega más importante. La finca es propiedad de su hijo Manolo, que la heredó directamente de su abuelo, por medio de un fideicomiso.
Tamara, por su parte, tiene más de Falcó que de Preysler. Su sentido del humor, el carácter alegre y optimista y la sencillez en el trato la semejaban a su padre, que sentía debilidad por la tercera de sus hijos. Pero su foto en la portada de ¡Hola!, anunciando su nuevo estatus nobiliario con una tiara histórica de la Maison Chaumet, la habría firmado su madre.
Hay buena relación entre Manolo, Xandra, Tamara, Aldara y Duarte, los cinco hijos de los tres matrimonios anteriores de Carlos Falcó. Tamara nos contaba en una entrevista del pasado febrero que sus hermanos Enrique y Manolo eran sus asesores financieros. La joven se ha convertido últimamente en una cotizada madrina para marcas de lujo. Parte de sus vacaciones las pasa en la casa de Sotogrande de su hermano mayor.
Tamara hereda uno de los título nobiliarios que más ha aparecido en la prensa de sociedad y en la económica, y no hay duda de que con ella como titular, seguirá siendo el más mediático.
LA VIUDA
En cuanto a Esther Doña, podrá seguir llamándose marquesa viuda de Griñón, pero como simple distinción social, sin ninguna validez jurídica. Desconocemos el legado del marqués a su cuarta y última esposa, pero era de sobra conocido que Carlos Falcó tenía más títulos que fortuna y dependía económicamente de su hijo mayor. Antes de su boda en 2017, Doña aseguró que habían firmado un documento de separación de bienes, "porque su boda era por amor y no por interés material".
En todo caso, las cuatro mujeres que tuvo el marqués tienen derecho a repartirse su pensión de viudedad, que rondaría a los 100 euros cada una.
La marquesa viuda ha comunicado que abandonará El Rincón para instalarse en uno de los dos pisos que tiene en Majadahonda, -el otro está alquilado-, adquiridos durante su matrimonio, el segundo, con Ángel Martínez Higueras, con el que acabó en pleitos, acusada de presuntos delitos de estafa procesal y denuncia falsa. Hace pocos meses fue absuelta y se libró de una pesadilla que arrastraba desde hacía años.
Otra alegría que tuvo en los últimos meses fue vivir en Madrid. Un amigo de Carlos Falcó, Javier Chico de Guzmán, duque de Ahumada, les cedió un piso que tenía en el Barrio de las Letras, que disfrutaban a menudo.
Carlos Falcó fue un gran señor, culto, divertido, emprendedor y positivo hasta el final. Al día siguiente de ingresar en la Fundación Jiménez Díaz, llamaba a un amigo: "Tengo la mejor habitación de la clínica, con unas vista estupendas a la Casa de Campo. Estoy muy bien, me han puesto dos tubitos en la nariz para el oxígeno, pero me iré a casa pronto".
El coronavirus no le dejó volver ni despedirse de su esposa y de sus hijos. Una crueldad imperdonable que nos priva de un gran hombre, lleno de ilusión por vivir.
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.181
Calificaciones
21.874
No sé cómo estarán en Madrid, pero Olivia de Borbón ha publicado en Stories que todavía no le han dado el certificado de defunción de su madre y, al parecer, está teniendo problemas con temas de bancos, trámites que tiene que hacer en Alemania, etc.

Así que puede que haya mucho más retraso si es que no están expidiendo certificados de defunción con rapidez que se debiera.
Tenlo x seguro. Los funcionarios trabajan a medio gas por no poder acudir todos mismo tiempo a la oficina. Y con la de defunciones que hay no comprendo como no han reforzado la emisión de certificados... está montándose un caos administrativo según mi opinión muy fácilmente mejorable. Pero no hay voluntad o sapiencia.
 
Registrado
2 Jun 2013
Mensajes
13.681
Calificaciones
80.978
Ubicación
en el pub, pinta en mano
Yo creo que si tamara no tiene descendencia, entonces el título pasaría al descendiente de tamara más cercano, ahora mismo esto es un sobrino
Sea de la parte preysler o falco, no? el sobrino de mayor edad es el primer descendente heredero de tamara,la titular del marquesado
El mismo modo que si tamara adoptara A un niño este niño adoptado seria el siguiente marques, no?

Qué alguien me corrija si me equivoco, pero por favor con información de verdad, no un yo creo o un con la corona no pasa así (porque la corona es diferente creo),

A lo que voy, creo que mientras sea descendiente de tamara, la titular del título, no es necesario que sea falco necesariamente,
Lo que no se es quien es el,sobrino de más edad,por edad quizás hijo de manolo o Sandra

Prima, perdona, pero un título nobiliario no se le deja a quien tú quieras. Es más, el marqués se lo habrá dejado a Tamara con la aprobación de los otros hijos mayores, que tienen mejor derecho al título. Es la Ley.

Me parece disparatado que alguien pueda pensar que Tamara se lo puede dejar a quien le de la gana.

Mira, a ese título tienen mejor derecho que Tamara sus dos hermanos mayores y sus descendientes, pero estos “ceden” sus derechos porque ellos también tienen título (Castel-Moncayo, con G.E., el premio “gordo” de esta rama, y Mirabel).

A falta de Tamara, los potenciales herederos serían muchos:

Primero, los descendientes del Marqués:
Manolo y sus hijos, que son los que tendrían, en estos momentos, el mejor derecho.
Xandra y sus hijas
Aldara y Duarte (creo que se llaman así)

Después, los descendientes de la abuela Hilda (Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui); entre ellos:
La Duquesa de Montellano, su hermana y la descendencia de ambas
El Marqués se Cubas y su hijo

Una generación anterior, y ya no son Falcó, sino Fernández de Córdoba:
La familia de los Duques de Arión, la de los Marqueses de La Puente y Sotomayor, etc.

No, Tamara solamente puede elegir sucesor entre quienes tengan derecho al título y siempre y cuando los otros potenciales sucesores con mejor derecho no se opongan.

Boyerito, nunca.

(Aparte de que este título recayó al marqués en un reparto familiar; no sé hasta dónde llega el estatuto de limitaciones en este caso, pero si quisieran pleitear, lo mismo la rama “principal” y con mejor derecho es la Arión).
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.181
Calificaciones
21.874
Cuando falleció mi padre, yo me dirigí al registro y con el certificado de defunción, y tu dni, sí que te dan el certificado de últimas voluntades en el momento.
tienes que pedir cita, eso sí.
Y sin ser familiar: el acceso al certificado de defunción de una persona es público para quienes lo soliciten y así poder verificar si el fallecido te ha mencionado en su testamento.
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.181
Calificaciones
21.874
Prima, perdona, pero un título nobiliario no se le deja a quien tú quieras. Es más, el marqués se lo habrá dejado a Tamara con la aprobación de los otros hijos mayores, que tienen mejor derecho al título. Es la Ley.

Me parece disparatado que alguien pueda pensar que Tamara se lo puede dejar a quien le de la gana.

Mira, a ese título tienen mejor derecho que Tamara sus dos hermanos mayores y sus descendientes, pero estos “ceden” sus derechos porque ellos también tienen título (Castel-Moncayo, con G.E., el premio “gordo” de esta rama, y Mirabel).

A falta de Tamara, los herederos serían muchos:

Primero, los descendientes del Marqués:
Manolo y sus hijos
Xandra y sus hijas
Aldara y Duarte (creo que se llaman así)

Después, los descendientes de la abuela Hilda (Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui); entre ellos:
La Duquesa de Montellano, su hermana y la descendencia de ambas
El Marqués se Cubas y su hijo

Una generación anterior, y ya no son Falcó, sino Fernández de Córdoba:
La familia de los Duques de Arión, la de los Marqueses de La Puente y Sotomayor, etc.

No, Tamara solamente puede elegir sucesor entre quienes tengan derecho al título y siempre y cuando los otros potenciales sucesores con mejor derecho no se opongan.

Boyerito, nunca.
Y que sucede si el primogénito quiere todos los títulos y no "cede" como dices tú? ¿Esta cesión es firmada? No sabía, gracias
 
Registrado
27 Feb 2014
Mensajes
2.293
Calificaciones
13.418
cuando fallecio, salio una entrevista que ya tenia algun tiempo donde hablaba de los titulos, los que tenian todos sus hijos, y que quizas el de griñon era para tamara. no veo donde esta la novedad y la sorpresa. ni creo que no lo hablara con los hijos en su momento.
 
Registrado
2 Jun 2013
Mensajes
13.681
Calificaciones
80.978
Ubicación
en el pub, pinta en mano
Y que sucede si el primogénito quiere todos los títulos y no "cede" como dices tú? ¿Esta cesión es firmada? No sabía, gracias

Podría reclamarlo en la próxima sucesión o en cuanto hubiese algún pleito sucesorio.

Hay abogados especialistas en esto, y “nobles” que se pasan el día pleiteando con primos lejanos y quitándose títulos. De hecho, el gobierno hace unos años tuvo que legislar para cambiar las leyes de rehabilitación de títulos por tanto pleito ridículo que había.

En general, las familias se llevan bien y, siempre y cuando cada hijo tenga un titulito, no pleitean. Pero luego ya no hay títulos para repartir en la siguiente generación, así que lo que el abuelo creyó dejar atado y bien atado acaba en complejas y costosas investigaciones genealógicas o pleitos, con tíos reclamando títulos a sobrinos o viceversa.

Pero, vamos a esperar, que Tamara todavía tiene que hacer un papeleo, los hermanos aceptar, y tiene que pagar el impuesto.
 
Registrado
7 Oct 2019
Mensajes
1.996
Calificaciones
12.868
Orbyt.
09/05/2020
EL LÍO DE TÍTULOS QUE DEJÓ EL MARQUÉS DE GRIÑÓN EN SU TESTAMENTO
SORPRESA Y DESENCANTO FAMILIAR CON LA CONCESIÓN DEL MARQUESADO DE GRIÑÓN
CUATRO MUJERES Y CINCO HIJOS
EL PALACIO DE ‘EL RINCÓN’

Carlos Falcó decidió que su título más célebre fuera para Tamara. La decisión acarrea problemas porque además Marqués de Griñón es una marca comercial que ya pertenece a su primogénito
Lo correcto hubiera sido que el título estuviera vinculado al negocio del clan, lo que ha causado decepción. El marqués dejó escrito que si Tamara renunciaba, el marquesado recaería en su hijo Duarte Falcó de la Cierva. POR MARÍA EUGENIA YAGÜE

Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
CARLOS FALCÓ DISPUSO EN SU testamento que Tamara fuera la nueva marquesa de Griñón, el título más conocido de la familia, que da nombre a los vinos y aceites que comercializaba el aristócrata. Manolo Falcó Girod como hijo primogénito, hereda el de marqués de Castel-Moncayo, con grandeza de España, creado en 1682 por Carlos II. Un linaje más antiguo que el marquesado de Griñón, concedido por Isabel II en el siglo XIX a una antepasada de los Falcó. Xandra Falcó Girod, la segunda de los hijos, ya era marquesa de Mirabel, por voluntad de su abuela paterna Hilda Fernández de Córdoba.
Lo que aparentaba ser una sucesión sin fisuras ha creado malestar y polémica, aseguran fuentes familiares a LOC. Los hijos de Carlos Falcó se enteraron en la lectura del testamento ante notario de la disposición añadida por el marqués, cediendo a su hija Tamara el marquesado de Griñón.
SOCIO MAYORITARIO
Sorpresa y decepción, añaden estas fuentes, sobre todo para su hijo Manolo, quien para ayudar a las empresas de su padre, con problemas económicos desde hace años, ha ido comprando acciones de las mismas para evitar la quiebra, hasta ser el socio mayoritario. Pero el padre nunca le comunicó su intención sobre un título tan ligado a los negocios familiares.
Los títulos nobiliarios no conllevan normalmente más que historia y honores, pero en este caso, el marquesado de Griñón tiene un contenido patrimonial muy concreto, al estar unido a una marca comercial de vinos y aceites, hoy en manos de Manolo Falcó.
El nuevo marqués de Castel-Moncayo ha pasado el confinamiento en Madrid aunque reside en Londres con su mujer e hijos, donde tiene un gran prestigio financiero como codirector global de la banca estadounidense Citi Group.
ERROR JURÍDICO
El marqués de Griñón cometió un error de tipo jurídico, en la concesión del título “a su querida hija Tamara” (sic) al añadir que si ella renunciara al mismo, “éste pasaría a su cuadragénico hijo Duarte Falcó de la Cierva”. Según la jurisprudencia nobiliaria, a quien le correspondería, de renunciar Tamara, sería a su hermano Manolo y no a quien determinara su padre.
El hijo mayor del marqués podría haber consultado estos días el tema con expertos en Derecho Nobiliario. Según los juristas, Falcó se excedió en su papel de distribuidor, al marcar la futura línea de sucesión sin tener competencias para ello. Y añaden que en los títulos no se sucede al padre, sino al fundador histórico de la distinción. El marqués tendría que haberse quedado en ceder el suyo a Tamara, y punto, sin señalar otros posibles beneficiarios, alterando así el orden sucesorio.
Este error podía invalidar parcialmente la concesión del título, si se recurriera ante un tribunal, aunque ningún juez dudaría de la legitimidad de Tamara Falcó para ostentarlo. Por otra parte, algunos familiares del marqués lamentan la desconsideración de Carlos Falcó hacia su hijo mayor, por no haberle informado de sus intenciones.
Imaginativo, audaz y excelente relaciones públicas, Carlos Falcó no fue el mejor administrador de sus negocios. Con su hijo Manolo contrajo deudas reconocidas y documentadas por valor de varios millones que dejan la parte económica de su herencia muy mermada. De hecho, entre los bienes materiales que Griñón deja a sus hijos está el palacio de El Rincón, en la localidad de Aldea del Fresno, una imponente mansión de 3.000 metros cuadrados, edificado en 1862 por un antepasado de la familia. Alfonso XIII y su esposa la reina Victoria Eugenia frecuentaban sus salones. Franco hizo de El Rincón su cuartel general durante la Batalla de Brunete.
‘LA ESCOPETA NACIONAL’
El 1994 Paloma Falcó, una tía de Carlos que no tenía hijos, lo deja en herencia a su sobrino. Griñón lo convirtió en su residencia habitual, plantó viñedos y proyectó alquilarlo para celebraciones privadas o rodajes de películas y series. El Rincón fue escenario de La escopeta nacional, la mítica película de Berlanga, de series como Águila Roja y de escenas de Mientras dure la guerra, lo último de Alejandro Amenábar.
Fátima de La Cierva, tercera esposa de Carlos Falcó, arregló algunas estancias en las que el matrimonio hacía su vida familiar, pero el costoso mantenimiento del palacio era difícil de asumir para el marqués. “Allí caía una gotera y así se quedaba“, cuenta un amigo de la familia.
Carlos Falcó lo puso a la venta, sin éxito, por 10 millones. Una cantidad superior a las deudas contraídas con su hijo mayor, pero que al hacer el reparto entre los cinco hijos, no les dejaría ninguna fortuna.
El marqués también era propietario de un tercio del palacio de Mirabel, en la localidad extremeña de Plasencia, junto a su hermano Fernando, marqués de Cubas, y su sobrina Carla Falcó Medina, duquesa de Montellano, hija de Felipe Falcó, el hermano mayor, fallecido en 1962 en un accidente de tráfico.
Pero es difícil poner a la venta esta joya renacentista del siglo XV, prácticamente intocable pensando en una posible reforma con vistas a su explotación. En diciembre de 2017, la Junta de Extremadura, alegando su carácter de Bien de Interés Cultural, paralizó la venta de una de sus obras de arte, el busto de Carlos V, obra de Pompeo Leoni, que los Falcó sacaban a subasta con un precio de salida de 400.000 Euros.
Una propiedad que se atribuye erróneamente a Carlos Falcó es Casa de Vacas en Malpica del Tajo, de 300 hectáreas, donde está la bodega más importante. La finca es propiedad de su hijo Manolo, que la heredó directamente de su abuelo, por medio de un fideicomiso.
Tamara, por su parte, tiene más de Falcó que de Preysler. Su sentido del humor, el carácter alegre y optimista y la sencillez en el trato la semejaban a su padre, que sentía debilidad por la tercera de sus hijos. Pero su foto en la portada de ¡Hola!, anunciando su nuevo estatus nobiliario con una tiara histórica de la Maison Chaumet, la habría firmado su madre.
Hay buena relación entre Manolo, Xandra, Tamara, Aldara y Duarte, los cinco hijos de los tres matrimonios anteriores de Carlos Falcó. Tamara nos contaba en una entrevista del pasado febrero que sus hermanos Enrique y Manolo eran sus asesores financieros. La joven se ha convertido últimamente en una cotizada madrina para marcas de lujo. Parte de sus vacaciones las pasa en la casa de Sotogrande de su hermano mayor.
Tamara hereda uno de los título que más ha aparecido en la prensa de sociedad y en la económica, y no hay duda de que con ella como titular, seguirá siendo el más mediático. En cuanto a Esther Doña, podrá seguir llamándose marquesa viuda de Griñón, pero como simple distinción social, sin ninguna validez jurídica. Desconocemos el legado del marqués a su cuarta y última esposa, pero era de sobra conocido que Carlos Falcó tenía más títulos que fortuna y dependía económicamente de su hijo mayor. Antes de su boda en 2017, Doña aseguró que habían firmado un documento de separación de bienes, “porque su boda era por amor y no por interés material”.
En todo caso, las cuatro mujeres que tuvo el marqués tienen derecho a repartirse su pensión de viudedad, que rondaría a los 100 euros cada una.
La marquesa viuda ha comunicado que abandonará El Rincón para instalarse en uno de los dos pisos que tiene en Majadahonda, –el otro está alquilado–, adquiridos durante su matrimonio, el segundo, con Ángel Martínez Higueras, con el que acabó en pleitos, acusada de presuntos delitos de estafa procesal y denuncia falsa. Hace pocos meses fue absuelta y se libró de una pesadilla que arrastraba desde hacía años.
Otra alegría que tuvo en los últimos meses fue vivir en Madrid. Un amigo de Carlos Falcó, Javier Chico de Guzmán, duque de Ahumada, les cedió un piso que tenía en el Barrio de las Letras, que disfrutaban a menudo.
Carlos Falcó fue un gran señor, culto, divertido, emprendedor y positivo hasta el final. Al día siguiente de ingresar en la Fundación Jiménez Díaz, llamaba a un amigo: “Tengo la mejor habitación de la clínica, con unas vista estupendas a la Casa de Campo. Estoy muy bien, me han puesto dos tubitos en la nariz para el oxígeno, pero me iré a casa pronto”.
El coronavirus no le dejó volver ni despedirse de su esposa y de sus hijos. Una crueldad imperdonable que nos priva de un gran hombre, lleno de ilusión por vivir.

Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
Jeannine Girod, guapísima y veinteañera, fue la primera esposa de Falcó, a los 26 años. Juntos se fueron a California en los 60, para estudiar agricultura y vinos. Ya divorciado y con dos hijos, conoció a Isabel Preysler, de la que nació Tamara, además de los tres que aportaba de su matrimonio con Julio Iglesias. Después, el marqués de Griñón encontró en Fátima de la Cierva, aristócrata y con vocación de cooperante, la mujer ideal durante los 20 años que pasaron juntos. Tuvieron dos hijos, Duarte y Aldara. Su último amor, Esther Doña, malagueña y 43 años más joven, le hizo feliz, a pesar de todo.
Palacio decimonónico, elegante y romántico al que se llega a través de un kilómetro de viñedos y árboles centenarios para toparse con una imponente fachada, torreón incluido,‘El Rincón’ es el marco ideal para el ocaso de un marqués amante de la vida y los vinos, que viene a ser lo mismo, las mujeres, la naturaleza y la Historia. Carlos Falcó heredó la mansión de una tía suya sin descendencia y allí se instaló con su esposa Fátima de la Cierva y sus hijos Duarte y Aldara. El palacio perdió poco a poco su antiguo esplendor por lo costoso de su mantenimiento y los marqueses de Griñón decidieron rentabilizarlo para celebrar bodas, eventos de moda y hasta rodajes de series y películas de corte histórico. La boda de Julio Iglesias junior con Charisse Verhaert en 2102, volvió a reunir allí, por unas horas, a sus padres, Isabel Preysler y Julio Iglesias. Pronovias celebró allí uno de sus desfiles. Y Carlos Falcó convirtió los jardines de su palacio en una fastuosa fiesta nupcial, para su boda en septiembre de 2017, con la última mujer de su vida, Esther Doña.
De sorpresa, nada de nada, ya había dicho el marqués en vida que el título de Griñón se lo quería dejar a Tamara.
 
Registrado
20 Oct 2009
Mensajes
16.601
Calificaciones
47.397
Bueno, cuando se es la reina de Egipto creo que con toda la parafernalia basta para montar lo que montó. Y los egipcios, todos, de pintaban como puertas con lo cual, una guapura media sube a guapura alta...y con esclavos, leones y ventiladores con plumas de avestruz, todo adobado con cortinajes de algodón egipcio, imposible no quedar fascinado.
A Antonio, que fue con el que tuvo una relación formal de años y y tres hijos ya que con Julio era más bien "unos polvetes cuando te pasas por aquí y te cuento cómo cargarte a mi hermano y los suyos ", le gustaban ese tipo de mujeres.

Es decir, es muy desconocida su primera mujer Fulvia, mayor que el y viuda pero de armas tomar. Cicerón tenía una con ella.. la acusaba de masculina porque para vengar la muerte de su primer marido lío la de Cristo. Se presentaba ante los políticos romanos en el Senado a dedicarles muy fuertes discursos. Era durísima . La presente mera mujer romana en acuñarse en moneda. Ciceron, enemigo de su primer y luego del segundo marido, decía que era "un hombre con faldas". Lo mismo se presentaba en el campo de batalla detrás de Antonio que iba a echarle bronca al ejército que liaba un cirio ante el Senado. Algo impensable de una mujer romana. Ni guapa no joven.

Luego de la muere de Fulvia, por ahí en el campo de combate siguiendo las aventuras bélicas de su segundo marido, le casaron con Octavia, ya siendo amante de Cleopatra y se encontró con una mujer guspísima, dulce, femenina etc... Y se aburrió como una ostra

Cleopatra era como Fulvia pero con reino. Consiguió ser reina cargándose a hermano y opositores . A Antonio le gustaba ese tipo de mujer. Curiosamente nunca busco belleza y juventud y le gustaba que sus esposas fueran compañeras de sus líos, guerras e intrigas

Cabe decir que Augusto se burlaba de que Antonio "se dejaba dominar por sus mujeres". Mientras la mujer de Augusto era la "perfecta romana recatada"... Eso sí... no tuvo hijos con ella, Livia se llamaba que era divorciada con dos varones. así que luego de manera muy rara todos los herederos de Augusto de sangre (su sobrino y sus nietos varones hijos de su única hija Julia que tuvo de un matrimonio anterior) fueron muriendo de las maneras más variopintas hasta que el imperio recayó ... en el hijo de su esposa al que no le pasó nada que ya estaba mami para cuidarlo.

Todo esto se exagera en la novela "yo Claudio" que es algo exagerada pero vamos algo raro pasaba en la familia con la santa esposa de Augusto que muy modosita pero... Se ve que Augusto no sabía que las mujeres modositas son las más terribles

Cleopatra fascinaba a Antonio porque era precisamente su tipo de mujer que le gustaba llevada al extremo o a Julio en parte, ya que gustaba de las estrategias e intrigas de la joven reina pero a Augusto nunca le gustó un pelo, el prefería a su guapa y "recatada" esposa, nunca se hubiera fijado en Cleopatra.
 
Última edición:
Registrado
1 Ene 2014
Mensajes
14.893
Calificaciones
84.417
Los hijos adoptados no pueden heredar títulos nobiliarios en España, así lo ha ratificado la jurisprudencia del Tribunal Supremo.
Es algo muy interesante, porque en el Reino Unido, la ley dice específicamente que no sólo no pueden heredar los adoptados si no que tampoco pueden los concebidos por técnicas de reproducción asistida si la técnica implica donación de óvulos o esperma, es decir, si no son hijos genéticos de ambos progenitores.
Por ejemplo, el único hijo del conde de Lonsdale, que nació por in vitro con semen de donante, no puede heredar. Sin embargo, los marqueses de Bath tuvieron a su segundo hijo por maternidad subrogada en Estados Unidos. Al ser hijo genético tanto del marqués como de la marquesa, aunque gestado por una segunda mujer, tiene derecho a la sucesión (después de su hermano mayor).
Que yo sepa, no hay nada similar regulado en España al respecto.
Pues muchas gracias por el apunte
Muy interesante lo que dices, yo no sabía que en España los adoptados no tenían los mismos derechos, cosa que no me parece normal, no? Digo si adoptas en con todas las consecuencias y ese hijo es eso, un hijo tuyo
Pero bueno, que podemos pensar de gente que piensa en eso de la sangre como algo paranormal que hereda algún tipo de poder o derecho superior y chorradas así
 
Registrado
7 Mar 2012
Mensajes
4.710
Calificaciones
11.426
y aunque sea una Republica, ni en Italia porque los Principes de Doria Pamphilj se extinguieron hace no mucho (año 2000) porque los hijos adoptados no pueden heredar el titulo, no no es iun titulo del Vaticano, es de Carlos V (I de ESP).
Pero todas esas grandes familias italianas tienen títulos vaticanos.
O los Medina Sidonia que tuvieron multitud de títulos italianos, caducados, creo.

Y los titulos del vaticano son un lío monumental, y los tuvieron hasta Mamá JFK Kennedy que era condesa. Lo que no sé es si se puede heredar o no (lo de mamá JFK) o esa familia (asquerosa en mi opinión) renunció a ello por ser claro, yanquis.

@Claudina @Dowie ¿sabeis algo? que os veo muy expertas y se os agradece.
 
Última edición:
Registrado
1 Ene 2014
Mensajes
14.893
Calificaciones
84.417
Prima, perdona, pero un título nobiliario no se le deja a quien tú quieras. Es más, el marqués se lo habrá dejado a Tamara con la aprobación de los otros hijos mayores, que tienen mejor derecho al título. Es la Ley.

Me parece disparatado que alguien pueda pensar que Tamara se lo puede dejar a quien le de la gana.

Mira, a ese título tienen mejor derecho que Tamara sus dos hermanos mayores y sus descendientes, pero estos “ceden” sus derechos porque ellos también tienen título (Castel-Moncayo, con G.E., el premio “gordo” de esta rama, y Mirabel).

A falta de Tamara, los potenciales herederos serían muchos:

Primero, los descendientes del Marqués:
Manolo y sus hijos, que son los que tendrían, en estos momentos, el mejor derecho.
Xandra y sus hijas
Aldara y Duarte (creo que se llaman así)

Después, los descendientes de la abuela Hilda (Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui); entre ellos:
La Duquesa de Montellano, su hermana y la descendencia de ambas
El Marqués se Cubas y su hijo

Una generación anterior, y ya no son Falcó, sino Fernández de Córdoba:
La familia de los Duques de Arión, la de los Marqueses de La Puente y Sotomayor, etc.

No, Tamara solamente puede elegir sucesor entre quienes tengan derecho al título y siempre y cuando los otros potenciales sucesores con mejor derecho no se opongan.

Boyerito, nunca.

(Aparte de que este título recayó al marqués en un reparto familiar; no sé hasta dónde llega el estatuto de limitaciones en este caso, pero si quisieran pleitear, lo mismo la rama “principal” y con mejor derecho es la Arión).
Sí, sí, nunca quise decir que tamarapodía elegir a quien dejarlo, a sj voluntad, pero si pensé que lo heredará, por orden de nacimiento, el mayor de sus sobrinos,
sino tiene hijos,
pensaba que una vez siendo ella la titular del marquesado entonces cualquiera de sus descendientes más directos tenia derechos, es decir los sobrinos, independientemente de la rama, falco o Presley, siempre el mayor con más preferencia etc
Pero vaya, como bien dices parece que en temas de títulos los falco tendrían a su vuelta el título, siempre que tamara no tenga hijos
Gracias