Manifestantes en contra de Vox persiguen, agreden y rompen la cámara a un equipo de Cuatro en Cataluña

Registrado
24 Jun 2019
Mensajes
1.090
Calificaciones
2.496

  • Manifestantes en contra de Vox persiguen, agreden y rompen la cámara a un equipo de Cuatro en Cataluña




  • Redacción NIUS
    Redacción NIUS
    07/02/202115:45h.


    clipping_88xQUL_b7d9.jpg


    Uno de los agresores, delante de la cámara durante el directoCUATRO AL DIA
El periodista Jordi Julià y su cámara han sufrido una agresión durante el directo en Cuatro al Día para informar del acto de campaña electoral de Vox en Salt (Gerona).

Cuando estaba iniciando la conexión, dos personas han irrumpido delante de la cámara y luego han golpeado el micrófono.
El presentador Roberto Arce ha decidido abortar la conexión, pero después los energúmenos han perseguido a los informadores y han roto su cámara.
Se trata de dos personas contrarias a las políticas de Vox que habían ido a protestar contra el mitin de Santiago Abascal en Salt. El propio líder de Vox ha denunciado el lanzamiento de piedras y huevos y ha tenido que abandonar el acto de campaña.
Los mossos d´Esquadra se han tenido que emplear a fondo para interponerse entre radicales independentistas y los seguidores de Vox.
Los concentrados en la calle contra su visita han lanzado objetos al grupo de Vox --que se han cubierto con paraguas con la bandera española-- y les han gritado 'Fuera fascistas', mientras había un cordón policial de Mossos d'Esquadra que cerraba el paso a los concentrados.

En un comunicado, Vox ha dicho que Abascal se ha dirigido directamente al jefe del dispositivo para mostrarle los objetos que estaban lanzando, y que han llegado a impactar contra los asistentes.
Vox ha criticado que "sin embargo, el responsable del dispositivo no ha proporcionado ningún tipo de respuesta a la demanda de seguridad del presidente Abascal".



 
Última edición:

Registrado
9 Sep 2019
Mensajes
1.174
Calificaciones
3.847
sí cubrieron los medios españoles los ataques contra Vox en Cataluña

La mayor parte de los medios de comunicación reflejaron las agresiones contra la formación de Santiago Abascal con titulares ambiguos o confusos

En los últimos años, marcados por la desinformación y las noticias falsas, se ha popularizado una máxima sobre la profesión periodística que reza lo siguiente: «Si una persona dice que llueve y otra dice que no, el trabajo del periodista no es dar voz a ambas opiniones, sino abrir la ventana y comprobar por sí mismo si está lloviendo».
Mutatis mutandis, algo parecido ha ocurrido este fin de semana con los ataques sufridos por Vox por parte de independentistas catalanes durante la campaña electoral para los comicios de esta comunidad autónoma, que se celebrarán el 14 de febrero. La formación de Santiago Abascal sufrió el acoso y las agresiones de grupos de manifestantes primero en Vic (Barcelona), el sábado, y después en Salt (Gerona) y Valls (Tarragona), el domingo.
El candidato del partido verde a las catalanas, Ignacio Garriga, y otros dirigentes de la formación, como el propio Santiago Abascal, Macarena Olona o Javier Ortega Smith, sufrieron el lanzamiento de piedras, huevos, petardos y otros objetos. El líder de Vox, además, denunció que los Mossos d’Esquadra actuaron con «pasividad» frente a los manifestantes violentos.



La cobertura de los medios​

Sin embargo, a pesar de que las imágenes registradas durante los actos de Vox hablaban por sí mismas —o, por seguir con la analogía inicial, no dejaban lugar a la duda de que efectivamente estaba lloviendo— la mayor parte de los medios de comunicación reflejaron lo sucedido con titulares cuya claridad brillaba por su ausencia.
Por ejemplo, La Sexta resumió lo ocurrido calificándolo de «tensión». El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, denunció en su cuenta de Twitter la diferencia en la cobertura de la pintada con el mensaje ‘Coletas, rata’ aparecida en agosto cerca del lugar de veraneo del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que «mereció horas de debate» en la cadena de Atresmedia.




De forma similar tituló eldiario.es, el digital dirigido por Ignacio Escolar. «Una protesta en Vic contra un acto electoral de Vox acaba en altercados«, rezaba el titular de la noticia. Eso sí, el encabezado no especificaba quién había sido el responsable de esos «altercados».
Paralelamente, hubo un grupo de medios que optaron por dejarlo todo en un «enfrentamiento». A pesar de que las imágenes recogidas en los actos de Vox evidencian que la esencia de lo ocurrido durante el fin de semana en esas poblaciones catalanas fueron los ataques de los manifestantes independentistas contra los simpatizantes de la formación verde, algunos medios decidieron centrar su atención en los altercados entre los soberanistas violentos y los Mossos d’Esquadra, como si el hecho de que las agresiones se produjeran durante actos de Vox fuera accidental. Fue este el caso de dos cabeceras catalanas, ‘El Periódico’ y ‘La Vanguardia’, que titularon respectivamente «Un herido tras un enfrentamiento entre antifascistas y Mossos tras un acto de Vox» y «Enfrentamientos entre antifascistas y Mossos tras un acto de Vox en Vic».
Cabe añadir, eso sí, que el diario del Grupo Godó rectificó al día siguiente con nuevos ataques registrados en Salt y Valls. ‘La Vanguardia’ sí habló entonces en su titular de «lanzamiento de piedras a Abascal y otros dirigentes de Vox».

Cuando no se abre la ventana​

Hasta ahora hemos comentado los casos de medios cuyas líneas editoriales ostentan una notable distancia ideológica con Vox, por lo que en parte puede entenderse —que no justificarse— una cierta equidistancia hacia los ataques sufridos por los de Santiago Abascal.
Sin embargo, a muchos sorprendió especialmente la actitud adoptada por cabeceras más próximas al ámbito del centro derecha. Diarios como ‘El Mundo‘ o ‘ABC’ no abrieron la ventana para comprobar si llovía, es decir, no miraron los hechos tal y como se habían producido, sino que optaron por transmitir lo sucedido como una denuncia o una opinión por parte de Vox. Así, el periódico de Unidad Editorial tituló «Vox denuncia un ataque en Vic con simpatizantes heridos y daños en la furgoneta de sus representantes». O sea, que aparentemente en la redacción de ‘El Mundo’ no pudieron comprobar los ataques, por lo que se contentaron con decir que Vox los «denunciaba».
Algo parecido ocurrió con la crónica de ‘ABC‘, cuyo titular rezaba «Independentistas en Vic «atacan» a Garriga y Smith, que tienen que salir custodiados». Son esas comillas de «atacan» las que no han sentado nada bien en el entorno de Vox. De hecho, su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, animó a sus seguidores a darse de baja si alguno estaba suscrito al diario fundado por Torcuato Luca de Tena. En su mensaje, Espinosa citaba otro tuit de la propia cuenta de Vox, que las comillas en el titular de ‘ABC’ eran las «más repugnantes del periodismo que se recuerdan».



Lo curioso es que el mismísimo director del diario monárquico, Julián Quirós, y otro columnista del periódico, Jesús Lillo, han cargado en sendos artículos contra Espinosa de los Monteros. Los títulos de ambas piezas hablan a las claras del contenido; Quirós encabezaba su columna hablando de «El señorito Iván», mientras que Lillo titulaba «El número dos de Vox quiere que ABC escriba al dictado». Este último, por cierto, afirmaba sin dudarlo en su artículo que «ABC es el periódico que con más contundencia ha condenado los ataques dirigidos contra representantes de Vox».

El caso de la Cadena SER​

Por último, cabe mencionar la cobertura hecha por la Cadena SER. La radio de PRISA elaboró dos piezas separadas, una para los hechos del sábado en Vic y otra para lo ocurrido el domingo en Salt y Valls. En la primera, siguió la línea de ‘El Mundo’ y ‘ABC’ titulando «Abascal y Ortega-Smith denuncian «agresiones» y «lanzamiento de piedras» en los mítines de Vox en Cataluña».
En la segunda, sin embargo, fue un paso más allá y, en vez de hablar de ataque de los independentistas a los afiliados de Vox, afirmó que el acto de la formación de Abascal se había convertido en una «batalla campal entre antifascistas y simpatizantes del partido [Vox]». Vamos, que la violencia, para la Cadena SER, vino por ambas partes. Nótese, además, que aquí a los violentos se les llama «antifascistas».



Esta cobertura contrasta con la que la radio de PRISA hizo de otra noticia de este mismo domingo. El domicilio del presidente de Asturias, el socialista Adrián Barbón, apareció atacada con lanzamiento de huevos y octavillas, estas últimas con el mensaje ‘Barbón, nos tienes hasta los huevos’. Ante este hecho, la SER no dudó en calificar lo sucedido como un «ataque», a diferencia de las agresiones sufridas por los dirigentes y simpatizantes de Vox.

 
Registrado
15 Ene 2020
Mensajes
2.880
Calificaciones
23.294
¿Meted alguna sentencia o noticia con resolución firme de casos como los que estamos hablando?