Libros, libros, libros

Tema en 'Foro de Literatura' iniciado por Invitado, 15 Ago 2005.

  1. Zula

    Zula

    Mensajes:
    6.674
    Me Gusta recibidos:
    96
    Registrado:
    13 May 2009
    Se acaba de conocer el Premio Planeta 2014, para el mexicano Jorge Zepeda: Milena o el fémur más bello del mundo.

    Habrá que leerlo este otoño.
     
    • Gracias Gracias x 1
    Última edición: 15 Oct 2014

  2. Chini

    Chini

    Mensajes:
    2.616
    Me Gusta recibidos:
    2.121
    Registrado:
    20 Sep 2013
    LITERATURA Galardón

    Un Planeta 'criminal'
    • Jorge Zepeda logra el premio con una novela sobre corrupción en México y Pilar Eyre queda finalista con una intriga detectivesca a la que une un "amor otoñal".
    LAURA FERNÁNDEZBarcelona
    Actualizado: 15/10/2014 23:47 horas0
    El Planeta se ha rendido, definitivamente, al género. Y no a cualquier género: se ha rendido al noir en un año marcado, socialmente, por la intriga política y la corrupción, un año en el que la ficción, incluso desde el altar del galardón mejor dotado de las letras españolas (con sus 600.000 euros sigue al frente en ese sentido), ha intentado reflejar la realidad, una realidad más que nunca marcada por la crisis y sus durísimas (y picarescas) consecuencias. Jorge Zepeda Patterson, reputado periodista mexicano, lo ha hecho a través de la historia de un grupo de amigos, Los Azules, decididos a resolver el asesinato de una prostituta croata que ha sido víctima de una red de trata de blancas.

    Los Azules, protagonistas de una novela anterior de Zepeda, 'Los Corruptores', se conocieron en el colegio y en la actualidad ocupan todos importantes puestos en diversos ámbitos de la sociedad, lo que les da acceso a todo tipo de información, sobre todo información relacionada con la corrupción que siempre tienta al poder. El telón de fondo es Marbella, ciudad motor de la trama, que se adentra en el mundo de la corrupción y denuncia el engranaje de una sociedad basada en la mentira. Y esa historia, que presentó bajo el seudónimo de Eduardo Nevado y con el título 'Los crímenes del cromosoma XY' (que resultó, una vez abierta la plica Milena o el fémur más bello del mundo) es la que le ha valido el Premio Planeta, en un noche marcada también por el homenaje a la Gauche Divine en forma de "historia de amor otoñal" firmada por la finalista, la periodista experta en la Casa Real y colaboradora de ELMUNDO, Pilar Eyre.

    Zepeda Patterson es un periodista y analista político mexicano, fundador de diversos medios de comunicación, entre ellos el periódico 'El Siglo 21' de Guadalajara, y autor de novelas como la mencionada'Los Corruptores', su último disparo en Planeta, un thriller poderoso y valiente sobre el crimen y la corrupción política a través de las vidas de cuatro amigos que siguen desde niños un código de lealtad. Los mismos cuatro amigos que protagonizan Milena o el fémur más bello del mundo, en la que también, como en aquella, trata el crimen y la impunidad, la manipulación política, el tráfico de influencias y el silencio institucional.

    El estilo de aquella combinaba lo estrictamente periodístico con algo parecido a la prosa de novela de aventuras urbana, pero el telón de fondo entonces era Ciudad de México. Eso sí, el punto de partida era igualmente un homicidio de carácter sexual, que escondía mucho, mucho más, como ocurre con el asesinato de la prostituta croata al arranque de la historia que le ha valido a Zepeda Patterson el Planeta.

    Por su parte, Pilar Eyre, conocida periodista, experta en la Casa Real, que cuenta en su haber con numerosos y documentados ensayos sobre destacados miembros de la misma, quedó finalista con la novela titulada 'Mi color favorito es verte', que había presentado con el seudónimo de Coral Teide y el título de 'Se llamaba Sébastien'.

    La historia la protagoniza una famosa novelista a punto de cumplir los 60, vinculada a la Gauche Divine barcelonesa, que se enamora locamente de un joven francés que conoce durante unas vacaciones. Un amor no correspondido que ella misma relata con altas dosis de humor. La novela es también una suerte de intriga detectivesca, según apuntaron ayer algunos miembros del jurado, que este año tuvo que elegir a los 10 finalistas entre un total de 453 manuscritos, entre los que, ya se dijo, predominaba el género negro.

    [​IMG] [​IMG]
     
    • Gracias Gracias x 3
  3. armadillo

    armadillo

    Mensajes:
    1.173
    Me Gusta recibidos:
    499
    Registrado:
    25 Abr 2011
    Género:
    Femenino
    Ubicación:
    Madrid
    Me acabo de leer "Mi color favorito es verte", y un poco más y abro un hilo, presa de un frenesi extraño. Pero recordé que hay un hilo para hablar de libros y aqui estoy escribiendo.

    Aviso, voy a hablar del final, así que el o la que se lo esté leyendo , que no lea este post.



    Primero: me he reido muchisimo. Pero , concho, el libro es amargo de co_ _ _ _s. Amarrrrgo. Tremendo. Un libro cómico-amargo diría yo. El que no tenga humor negro no se reirá nada supongo.

    Cuando llegas al final te quedas con las ganas de matar al puñetero Sebastian, que no es que sea un anti héroe al uso, es lisa y llanamente un cabrón con pintas, ridículo, mentiroso, sádico, h de p, lo que se dice un verdadero MIERDA envuelto en una media de seda (como una vez llamón a Napoleón a Tayllerand).

    Por este hombre, (tipo el que anunciaba café Saimaza) , la prota , la misma Eyre (¡espero que haya sido solamente una fabulación y no un reflejo de la realidad!), se cuela como una quinceañera, se desespera, se opera, se emborracha como un cosaco loco, recorre kilómetros en su busca y navega incansable por internet, intentanto salvar a su mierdoso enamorado, que finje estar secuestrado en Oriente Medio en el curso de una peligrosa misión , mientras que en realidad esta en Montpellier dando clases de Historia y viviendo con su mujer danesa y su hija adolescente. Y para más inri, recibiendo los lamentables mensajes de la desesperada sesentona española, que berrea su amor a la luna y mendiga palabras de amor a una supuesta secretaria que en realidad es el cher mierda Sebastian. Ah! Qué ejercicio más completo de masoquismo es este libro. Los elementos masoquistas más tremendos del amor están todos en este libro.

    Y ese agradecimiento tan tremendo porque a los sesenta ha ligado con un casi cincuenton! Ya decía Benjamín Franklin lo beneficioso que era folgar con hembras mayores: "No quieren casarse con uno, si les levantas las faldas y les tapas la cara con ellas no les ves las arrugas, y finalmente...¡Son tan agradecidas!"

    ay , ay , ay
     
    • Gracias Gracias x 4
  4. Artem

    Artem

    Mensajes:
    2.499
    Me Gusta recibidos:
    1.808
    Registrado:
    2 Mar 2014
    Lo estoy leyendo esta semana, una delicia.
    [​IMG]
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  5. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    10.955
    Me Gusta recibidos:
    11.560
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
    CULTURA

    Muere la escritora P. D. James
    • La escritora británica ha muerto en Oxford este jueves a los 94 años
    • Es la autora de obra tan conocidas como 'Un impulso criminal' o 'Muertes poco naturales'.
    [​IMG]
    P. D. James EFE

    EfeLondres
    Actualizado: 27/11/2014 17:15 horas1
    La escritora británica P.D. James, una de las novelistas del género policíaco más reconocidas del siglo pasado, murió hoy a los 94 años, confirmó su agente.

    Phyllis Dorothy James, más conocida como P.D.James, fue autora de obras como 'Un impulso criminal', 'Muertes poco naturales', 'Intrigas y deseos', 'Mortaja para un ruiseñor' o 'Muerte de un forense',

    Nacida en Oxford en 1920, era hija de un funcionario y llegó a trabajar en varios departamentos gubernamentales en Inglaterra. Sin embargo, ella misma aseguraba en su página web que desde pequeña ya sabía que quería dedicarse a la literatura.

    "Con gran tristeza, la familia de la autora P.D. James comunica que ha muerto en paz, en su casa de Oxford, en la mañana del 27 de noviembre de 2014, a los 94 años de edad", aseguró hoy un portavoz de la familia.

    James vendió millones de libros en todo el mundo y muchos de ellos fueron adaptados a la televisión y al cine posteriormente. Fue galardonada con premio Diamond Dagger de la Asociación de Cronistas del Delito en 1987 por su trayectoria, y recibió la Medalla de Honor de las Letras en 2005 por el National Arts Club, entre otros reconocimientos.

    La escritora llegó a decir el pasado año a la cadena británica BBC que estaba trabajando en una nueva historia de detectives y que para ella "era importante escribir una más".

    "A medida que te haces más mayor escribir se vuelve más complicado, ya que la inspiración tarda más en llegar. Sin embargo,el hecho de ser novelista hace que tengas que seguir escribiendo", aseguró la autora.

    La editorial Faber & Faber, que publicó los libros de James desde su primera novela, en 1962, definió a la escritora como una persona "excepcional, una inspiración y una gran amiga para todos".

    "Fue una persona excepcional en todos los aspectos, una inspiración y una muy buena amiga para todos nosotros. Para Faber & Faber ha sido un privilegio poder publicar sus libros", indicó la editorial británica mediante un comunicado.

    "Trabajar con ella era muy divertido, era una persona llena de alegría, y la echaremos mucho de menos", concluyó la nota.

    El también escritor de novela negra Ian Rankin, fue de los primeros en rendir homenaje a P.D.James, con un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

    "Estoy muy triste por la muerte de P.D.James. Cada evento en el que tuve la suerte de estar con ella era una alegría. Tenía un intelecto afilado y mente ágil", tuiteó Rankin.

    Tras hacerse pública su muerte, el primer ministro británico, David Cameron, tuiteó: "Entristecido al saber de la muerte de P.D. James,una de las más grandes escritoras del crimen en el Reino Unido, que emocionó e inspiró a generaciones de lectores".
    http://www.elmundo.es/cultura/2014/11/27/54773b55268e3e5f308b456c.html
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  6. ROSA MARIA

    ROSA MARIA

    Mensajes:
    40.802
    Me Gusta recibidos:
    7.218
    Registrado:
    16 Feb 2008
    Género:
    Femenino
    GENTE TÓXICA

    De Bernardo Stamateas.
    Muy bueno, de lenguaje sencillo y partiendo de ejemplos comunes nos relata cómo identificar a la gente tóxica y acaso identificarnos nosotros mismos, para aprender a batallar con ellos sin apegarnos.

    Gracias por la lista de los diez libros, ya estoy leyendo el último de Ken Follet.......ya comento.
     
  7. La Pasionaria_

    La Pasionaria_

    Mensajes:
    922
    Me Gusta recibidos:
    763
    Registrado:
    24 Oct 2014
    Género:
    Femenino

    Esta novela es una obra maestra. En mis tiempos era de leerme tochos, ahora ya no, le doy a la literatura clásica, a autores como Javier Marias, o literatura inglesa: McEwan, Barnes, o francesa, como Jean Echenoz... no suelo leer best-sellers y la literatura norteamericana se divide en dos: bazofia y maravillas, no hay termino medio. Esta es obra maestra, una maravilla.

    "Libertad" la empecé por eso con prevención, por su volumen, y ¡me la tragué entera! ¡Que maravilla! Tan real como la vida misma respecto a las trampas que nos presenta la libertad de elegir sin valorar lo que se tiene y lo que te da la vida, estropeártela por querer tener lo que crees que es mejor para tí en función de caprichos y nimiedades... Franzen escribe de forma asombrosa... Los personajes son fabulosos, perfectamente estudiados y estructurados, de carne y hueso y no estereotipos, quizás el final me choque un poco, pero es una novela con mayúsculas, de las pocas que me han impactado en los últimos tiempos, como "Los enamoramientos" de Javier Marias...

    Recomiendo a todo el mundo que lea "Libertad", es, como dice el cursi de Enrique Iglesias, "una experiencia religiosa", jajaja...

    Y soy fan de Margaret Atwood, la canadiense. Sus "El cuento de la criada" y "El asesino ciego" son maravillas que quitan la respiración.
     
    • Me Gusta Me Gusta x 2
    • Bingo Bingo x 1
  8. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    10.955
    Me Gusta recibidos:
    11.560
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
  9. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    10.955
    Me Gusta recibidos:
    11.560
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
    image.jpg NOVELA NEGRA El rey del terror se pasa al noir

    Su satánica majestad
    • Stephen King, el escritor de terror por antonomasia, se pasa al género de la novela negra con su último libro 'Mr. Mercedes'
    MARGA NELKEN
    Actualizado: 11/12/2014 03:40 horas2
    Sigue siendo el Rey. El puñetero 'king' de lo letrero. Rey de reyes. King of kings. Y por eso nos sumamos a la petición que Santiago Roncagliolo elevó hace poco a las autoridades suecas. Que sí. Que ya va siendo horas, señoritingas y señoritingos amigos y residentes en Estocolmo, que empezamos a estar hartos de ver el careto de pena que se le queda cada año al bueno de Murakami y por eso es obligado que, en una de estas, aunque sólo sea por joder un poco,le concedan el premiaco mayor de las letras mundiales aStephen King.

    Aunque sólo sea por la cantidad de lectores que el tipo ha traído al mundo. Aunque tengan que repartirlo entre él y esa caterva de 'negros' que, al parecer, y según las malas lenguas, tiene currelando a jornada chinesca en lo más profundo de su trastero.

    Aunque sólo sea por llevar la contraria un poco.

    King. Stephen King. Se harta Stephen King de soltar sustos al personal, en esa especie de Halloween ininterrumpido donde vive (y, o, escribe) y se pasa al 'noir' para dejar claro que los suyos, ya puestos, pueden ser 'thrillers' de lo más apañaditos. Ya puestos, habrá pensado el prolífico juntaletras nacido en Portland, Maine, EE.UU., hace la friolera de 67 años. ¿Por qué no cambiar de género? "¡Joder, si para contar algo mucho mejor que esos suecos del diablo me basto y me sobro!". Y tanto que se ha sobrado, el Rey.

    Que ya quisieran muchos listillos facturar una novela 'negropolicial' como este 'Mr. Mercedes' que hoy nos ocupa y que ha publicado, de lo más correctamente, la gente de Plaza & Janés. ¡Y atención, listillos, antes de empezar a escuchar quejas quiero que quede muy claro que, lo que es para esta doña, señora bastante curtida en el género, lo que hace King en Terror son 'best-sellers' de culto, que no de (o para) incultos, esos que tanto se llevan ahora!

    El género 'King'
    Empieza bien, el viejo King, recordando a James M. Cain antes de arrancar lo suyo. "Hacia el mediodía me arrojaron del camión de heno...". Ahí queda ese comienzo de novela, la de Cain, la de su novelaza 'El cartero siempre llama dos veces', que King se encarga de recordarnos antes de meterse en harina con lo suyo. Vale que King no es Cain. Pero, ¿qué coxx? King no necesita ser Cain para facturar, con eficacia al cien por cien y un chorrazo de decencia, una novela negra que se lee de un tirón y cuya historia (¡lo cual se agradece!) trata de no pisar campos de patatas mil y una veces trillados.

    [​IMG]
    Stephen King escribe buena novela negra. Lo cual no debería sorprender a nadie, puesto que eso, en realidad, es lo que lleva haciendo desde siempre. Convirtiendo los géneros en un único género denominado 'king'. Negro, verde, rojo, amarillo, naranja... El color da igual. Lo que está claro es que King, haga lo que haga, funciona.

    Tampoco es que se salga mucho de lo que venía haciendo antes de este cambio de chaqueta letrera, la verdad. Aparece un 'psychokiller', cosa que en el maestro del terror viene a ser como decir que en las novelas de Javier Cercas el protagonista es un señor con bigote y DNI. Y al psicópata de King, un tal Brady Hartsfield, le encantan los coches alemanes, al parecer. Por eso atropella al personal al volante de un mercedes. Y hay un pasma retirado, un tal Bill Hodges, que se ve obligado a dejar a un lado el traje de jubilata para lanzarse de nuevo al cuello de este loco del volante. Y la novela está plagada de guiños a la vastísima obra de King, y a las teleseries más molonas del otro lado del charco, y a la maldita crisis que nos aprieta a todos el gaznate, y a un montón de detalles repletos de actualidad palpitante que hacen que la novela se lea de un tirón (¡para eso es un 'crack', el bueno de King!).

    Poco más que añadir al respecto. Que decide el señor King instalarse a vivir durante unos años en lo 'noir', pues bienvenido será. Que opta por regresar a sus terroríficas pesadillas, pues adelante. Andamos ya todos un poco mayores, y cansados, y la verdad es que no vamos a prejuzgar a estas alturas del partido al máximo goleador por haberse cansado de escribir lo mismo. King, Stephen King, es una apuesta segura. Aunque le dé por los sonetos con estrambote. Os dejo con los primeros párrafos de un libro que, como todos los suyos, viene muy bien para regalar en estas fechas tan señaladas. Pues eso. Que por Reyes... ¡otro King!

    Mr. Mercedes
    Augie Odenkirk tenía un Datsun de 1997 que aún funcionaba bien pese a sus muchos kilómetros, pero el combustible salía caro, sobre todo para un hombre sin trabajo, y el Centro Cívico estaba en la otra punta de la ciudad; decidió, pues, tomar el último autobús del día. A las once y veinte de la noche se apeó con la mochila a la espalda y el saco de dormir enrollado bajo el brazo. Pensó que a eso de las tres de la madrugada agradecería ese saco de plumón. Era una noche fría y neblinosa.

    -Buena suerte, amigo -dijo el conductor cuando Augie se bajó del autobús-. Deberías conseguir algo solo por ser el primero.
    Pero en realidad no lo era. Cuando Augie llegó a lo alto del empinado y ancho acceso al gran auditorio, vio que frente a las puertas aguardaban ya más de veinte personas, algunas de pie, en su mayoría sentadas. Una cinta amarilla con el rótulo PROHIBIDO EL PASO, sostenida por postes, formaba un pasillo zigzagueante a modo de laberinto. Augie había visto ya antes ese dispositivo en cines, así como en el banco donde ahora estaba en números rojos, y comprendía su finalidad: apelotonar al mayor número de gente posible en el menor espacio posible. Cuando se acercó al extremo de lo que pronto sería una fila interminable de aspirantes a un empleo, Augie vio con estupefacción y desaliento que la última era una mujer con un niño dormido en una mochila portabebés. La criatura tenía las mejillas encarnadas por el frío y un leve resuello acompañaba cada una de sus espiraciones.
    La mujer oyó aproximarse a Augie, un poco falto de aliento, y se volvió. Era joven, y tirando a guapa pese a las acusadas ojeras. Tenía a sus pies una pequeña bolsa acolchada. Augie supuso que guardaba ahí las cosas del bebé.
    -Hola -saludó ella-. Bienvenido al club de los madrugadores.
    -A quien madruga Dios lo ayuda. -Tras una breve vacilación, Augie se decidió a presentarse porque, al fin y al cabo, qué más daba, y le tendió la mano-. August Odenkirk. Augie. Me reestructuraron hace poco. Así lo llaman en el siglo XXI cuando te ponen de patitas en la calle.
    La mujer le estrechó la mano. Tenía un apretón más que aceptable, firme y nada tímido.
    -Soy Janice Cray, y este angelito es Patti. A mí también me reestructuraron, digamos. Era empleada doméstica de una familia de Sugar Heights, todos muy simpáticos. Él... en fin, tiene un concesionario de coches. Augie hizo una mueca. Janice movió la cabeza en un gesto de asentimiento.
    -Eso pienso yo. Dijo que sentía dejarme marchar, pero tenían que apretarse el cinturón.
    -Pasa mucho hoy día -comentó Augie, preguntándose: ¿Es que no tienes a nadie con quien dejar a la niña? ¿Nadie en absoluto?
    -No me ha quedado más remedio que traerla.
    Augie supuso que Janice Cray no necesitaba ser adivina para leerle el pensamiento.
    -No tengo a nadie -añadió ella-. Nadie literalmente.Una chica de mi calle no podía quedarse hoy toda la noche... ni aunque hubiera podido pagarle, y no puedo. Si no consigo trabajo, no sé qué vamos a hacer.
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  10. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    10.955
    Me Gusta recibidos:
    11.560
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
    image.jpg
     
    • Gracias Gracias x 1
  11. angiemarie

    angiemarie

    Mensajes:
    3.028
    Me Gusta recibidos:
    2.609
    Registrado:
    7 Oct 2012
    1779782_1651533881740348_929144132832191470_n.jpg
     
    • Me Gusta Me Gusta x 3
    • Gracias Gracias x 1
  12. La Pasionaria_

    La Pasionaria_

    Mensajes:
    922
    Me Gusta recibidos:
    763
    Registrado:
    24 Oct 2014
    Género:
    Femenino
    ¡Oh, Platero, que preciosidad, es una maravilla ser niña y leer la descripción de Platero, tal dulce, deseando tocarlo y acariciarlo!

    Aquí teneis el PDF de la obra ¡gracias por haberlo recordado, Ambers!

    file:///C:/Documents%20and%20Settings/privado/Mis%20documentos/Downloads/platero-y-yo-juan-ramon-jimenez%20(1).pdf
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  13. angiemarie

    angiemarie

    Mensajes:
    3.028
    Me Gusta recibidos:
    2.609
    Registrado:
    7 Oct 2012
    BBCMundo.
    ¿Cuáles son los «best sellers» de esta Navidad más allá de nuestras fronteras? La ronda de corresponsales nos lleva a París, Berlín, Roma, Nueva York y Londres.

    5Londres, a dos velocidades

    [​IMG]
    EFE
    Martin Amis, uno de los nombres propios ahora en Reino Unido
    En el Reino Unido se han publicado en 2014 algunos libros magníficos, pero lo que vende son los libros-acontecimiento y de personajes conocidos.

    ¿Quiénes mandan en los escaparates estas Navidades? Pues los esperables: los best sellers globales y los famosos locales que se han puesto a contar su vida, o a arreglar el mundo por escrito. El inevitableGeorge R. R. Martin, el prolífico Stephen King, los leguleyos deJohn Grisham, y por supuesto, el último milagro escandinavo: el noruego Jo Nesbø.

    Gone Girl (Perdida), la (buena) novela de Gillian Flynn que David Fincher acaba de llevar al cine, editada en junio de 2012, sigue siendo el libro más vendido en bolsillo ¡Lleva 51 semanas en el top diez! Es el libro que suele verse en las manos de chicas absortas en el metro.

    Fauna televisiva
    En la no ficción de tapa dura manda la fauna televisiva. La lideresa es la actriz Lynda Bellingham, que unas semanas antes de fallecer debido a un dramático cáncer de colon completó su segunda entrega autobiográfica. Se titula Hay algo que me muero por decirte, juego de palabras un poco negro, dado el trance.

    Otro que ha apilado ejemplares en las tiendas en 2014 es el políticoBoris Johnson, el flequillo rubio más revuelto de Inglaterra, que lanzó a final de año su biografía El factor Churchill. El eminente churchilliano Max Hastings le ha propinado un duro repaso, viniendo a decir que nada nuevo aporta el alcalde de Londres con su estudio y que en realidad lo único que busca es conectar su figura con la de un estadista tory de leyenda, de cara a sus aspiraciones a hacerse algún día con el liderazgo conservador. El libro apareció a mitad de precio en menos de un mes.

    De cara al bicentenario de Waterloo, uno de los ensayos del año es «Napoleón» de A. Roberts
    Otro escritor televisivo es el cómico Russell Brand. Humorista vitriólico, inmensamente popular en el Reino Unido, se ha puesto estupendo y ha escrito un manifiesto político epatante, Revolution. La llamada a la revuelta de un individuo como Brand, potentado, vividor y ex drogota, le ha valido collejas mortificantes de los críticos. Lo han despellejado sin piedad, echándole sal en cada herida. Pero su libro arrasa, con su foto con look cristológico mirándonos retador en la portada.
    Al margen de las listas de ventas, 2014 ha traído algunos libros excelentes en todos los géneros. Curiosamente, los que pasan por ser tal vez los dos mayores novelistas británicos vivos, Ian McEwan y Martin Amis, han pinchado, en especial el primero. Aunque todavía seguimos viéndolos como los jóvenes renovadores y revoltosos que fueron, son ya dos abueletes de 66 y 65 años. McEwan, adorado por la crítica, esta vez ha sido cuestionado por La ley de la infancia, novela que cuenta la historia de una juez de vida turbulenta que debe decidir si se autoriza una transfusión a un niño Testigo de Jehová.

    Maltratado por los lectores
    Martin Amis ha arriesgado con un tremendo órdago. Para muchos, demasiado atrevido. ¿Se puede hacer humor sobre Auschwitz? Amis lo intenta en La zona de interés. La crítica lo ha tratado mejor que a su amigo McEwan. Pero los lectores, no: ha vendido 7.800 copias en el Reino Unido, lo que supone 115.000 libras de caja. Sin embargo, ha salido ileso de su dificilísimo empeño artístico. La novela no es antológica, pero es buena.

    Mejor le ha ido a Richard Flanagan, ganador del Booker con una de las obras del año. En un mundo donde los lectores se arremolinan alrededor de libros-acontecimiento, un premio es la mejor –a veces, la única– tarjeta de presentación. Le ocurrió a Eimear McBride con su novela experimental Una chica es una cosa medio formada, un libro escrito sin comas. Era su primera obra y se pasó nueve años sin lograr publicarla. Cuenta una extraordinaria historia sobre la relación de una joven con su hermano, que padece daños cerebrales. Al final un pequeño sello se atrevió a confiar en ella y acabó ganando el Premio Goldsmiths en 2013 y, este año, el Baileys. El empujón de los galardones ha vencido a la pereza de los lectores y lo ha convertido en una de las triunfadoras del curso, y encima jugando a hacer literatura en serio. En cuanto a Flanagan, lleva 52.000 copias vendidas en el Reino Unido (670.000 libras) con su flamante Booker La estrecha carretera al norte profundo, homenaje a las penalidades que sufrió su padre como preso de los japoneses en la Segunda Guerra Mundial.

    ¿Cómo está el paciente? Pues ya saben: el muerto goza de excelente salud
    Otras dos novelas atractivas del año sonWittgenstein Jr., parodia sagaz del mundo universitario de Lars Iyer, y Cómo ser ambos, de Ali Smith, que cruza con audacia y magisterio las historias de una pintora de frescos del Renacimiento y un adolescente de nuestros días.
    En los ensayos y la Historia mandan los héroes recientes. En un país que se adora a sí mismo y a su monarquía, se ha valorado muchoVictoria, una vida, de A. N. Wilson, que retrata a una emperatriz con más pasión y humor del que su aparente rigorismo venía concediéndole.

    Inglaterra se frota las manos porque el próximo junio se conmemoran 200 años de la caída de Napoleón en Waterloo. Uno de los ensayos del año es Napoleón el grande, la fantástica biografía de Andrew Roberts sobre el corso de tamaño portátil y ambición monumental. De 60 escenarios de grandes batallas de Napoleón, Roberts los ha visitado todos menos siete. Los muy, muy ingleses han tildado la obra de hagiográfica. Pero hay más Napoleón: el mago de la novela históricaBernard Cornwell se queda en historiador a secas y cuenta con primor la batalla de Waterloo. Una delicia.

    En política, el ex ministro laborista Alan Johnson se ha destapado como un aplaudido memorialista y ya va por su segunda entrega, Please Mr. Postman. Muy recomendable es Cómo ser conservador, del filósofo Roger Sturgeon, que reivindica la ideología de la libertad frente al izquierdismo imperante en los círculos académicos universitarios. Y si quieren un inesperado disfrute, El conocimiento, de Lewis Dartnell, un joven astrobiólogo de la Universidad de Leicester que ha planteado una pregunta apasionante: si un cataclismo destruyese el mundo, ¿qué deberían saber los supervivientes para reconstruir la parte técnica de nuestra civilización? Lo bueno es que la responde. Una de las maravillas de 2014.

    Como la excelente biografía de Beethoven de Jan Swafford, que hace que caminemos al lado del atormentado genio romántico, o la curiosa autobiografía de la ciclista galesa Nicole Cooke, una de esas historias de superación ejemplarizantes y con final feliz que hacen del deporte una de las bellas artes.

    En resumen: ¿cómo está el paciente? Pues ya saben: el muerto goza de excelente salud. Por Luis Ventoso
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  14. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    10.955
    Me Gusta recibidos:
    11.560
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
    Hawking sobre dos piernas
    Jane Hawking, primera esposa del científico, aporta en unas memorias un retrato intenso y vívido de aquellos años de formación intelectual y emocional del físico

    JAVIER SAMPEDRO Madrid 29 DIC 2014 - 01:32 CET2
    Archivado en:

    [​IMG]
    El científico Stephen Hawking y la escritora Jane Hawking el día de su boda, en 1965.

    56
    Twittear1

    Enviar a TuentiStephen Hawking, cosmólogo, físico teórico, escritor de éxito, polemista agudo y personaje de Los Simpsons, postrado por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) en su silla de ruedas de alta tecnología y comunicándose con el mundo mediante un sintetizador de voz que va cambiando de softwarepero mantiene –por expreso deseo del usuario— su inconfundible y algo inquietante timbre robótico. La figura resulta tan familiar, de hecho, que resulta fácil olvidar que el físico fue hasta los veintipocos años una persona sana que se movía sobre dos piernas, soñaba con un futuro brillante y se enamoraba como cualquier joven, o al menos como cualquier joven educado en Oxford. Su primera mujer, Jane Hawking, nos aporta ahora un retrato intenso y vívido de aquellos años de formación intelectual y emocional. Y también de todo lo que vino después.

    Hacia el infinito; mi vida con Stephen Hawking (Lumen, que llegará a librerías el 2 de enero) no es exactamente una biografía del físico, ni tampoco una autobiografía de su autora. Consciente de que la celebridad de su ex marido no cesará en décadas ni en siglos por venir, la escritora y conferenciante Jane Hawking ha decidido contar ella misma su relación con él antes de que "dentro de cincuenta o cien años alguien se inventara nuestras vidas". Esta es la narración de la mujer que mejor conoció a Stephen Hawking durante su juventud, y la que decidió casarse con él pese a su trágica enfermedad. También es por tanto la historia de un dilema moral: uno de los más graves a los que se puede enfrentar un ser humano a lo largo de su vida.

    Hawking pertenecía a una de esas familias británicas que parecen sacadas de una película de Frank Capra, excéntricas, intelectuales y despreocupadas de su imagen entre los más o menos horrorizados vecinos. El padre, el médico Frank Hawking, no solo era el único apicultor de Saint Albans, una ciudad de 60.000 habitantes, 30 kilómetros al norte de Londres, sino también el único que tenía un par de esquís. “En invierno”, narra Jane, “pasaba esquiando por delante de nuestra casa camino del campo de golf”. Los Hawking eran conocidos en Saint Albans por costumbres como la de sentarse a comer en la mesa leyendo un libro cada uno, y la abuela vivía en la habitación de la buhardilla, que tenía una entrada independiente desde la calle, y solo bajaba con ocasión de algún acontecimiento familiar o para dar un concierto de piano, instrumento del que era virtuosa.

    Jane Hawking fue por primera vez a casa de los Hawking en 1962, invitada al 21 cumpleaños de Stephen, y tuvo ocasión de conocer allí a sus amigos de Oxford, que se consideraban a sí mismos “los aventureros intelectuales de su generación”, en palabras de la autora, “consagrados en cuerpo y alma al rechazo crítico de todo lugar común, a la burla de los comentarios manidos o tópicos, a la afirmación de su propia independencia de criterio y a la exploración de los confines de la mente”. Jane, una muchacha de firmes convicciones cristianas y opiniones convencionales, se sintió siempre algo abrumada por todo ese despliegue de cohetería, pero desde el principio vio en Stephen algo más que eso, una naturaleza empática e independiente de la que, casi sin darse cuenta, cayó enamorada en pocos meses.

    [​IMG]
    Eddie Redmayne (Stephen Hawking) y Felicity Jones (Jane) en un imagen de 'La teoría del todo'. / ©FOCUS FEATURES/COURTESY EVERETT COLLECTION (©FOCUS FEATURES/COURTESY EVERETT COLLECTION / CORDON PRESS)

    La noticia llegó un sábado de febrero de 1963 de boca de su amiga Diana: “Oye, ¿os habéis enterado de lo de Stephen?”. El joven talento llevaba dos semanas en el hospital de Saint Bartholomew, porque había estado tropezando continuamente y no se podía ni abrochar los cordones de los zapatos. Los médicos le habían diagnosticado la esclerosis y le habían dado dos años de vida. Jane se quedó perpleja. “Aún éramos lo bastante jóvenes para ser inmortales”, escribe. Diana le contó que Stephen estaba muy deprimido, y que había visto morir al chico de la cama de al lado en el pabellón del hospital. Stephen se había negado a aceptar una habitación individual, fiel a sus principios socialistas. Genio y figura.

    Pero el libro de Jane Hawking no tiene el tono de una tragedia, como tampoco lo ha tenido la ya larga vida de Stephen. Quienes conocen de cerca al físico se quedan indefectiblemente perplejos por un detalle: lo muy poco que le importa su discapacidad. Hawking no solo ha dejado perplejos a sus médicos por sus décadas de supervivencia a la ELA –un caso insólito para la medicina—, sino que demuestra cada día que puede llevar una vida tan normal como pueda llevar un físico teórico. Su productividad científica le sitúa en la élite de la disciplina, disfruta como cualquiera de una buena cena con los amigos, y jamás ha renunciado a su agudo sentido del humor.

    La esclerosis se presentaba en aquellos primeros años con crisis alternadas con episodios de relativa normalidad, y poco después de su deprimente ingreso en el hospital de Saint Bartholomew, Jane tuvo ocasión de comprobar el estrepitoso estilo de conducción de su novio. Stephen la llevó a Cambridge en el gigantesco Ford Zephyr de su padre –un coche que había vadeado ríos en Cachemira durante la estancia india de la familia— en lo que acabó constituyendo una de las experiencias más espeluznantes a las que se había enfrentado la joven. “Parecía utilizar el volante para alzarse y ver por encima del salpicadero”, cuenta Jane. “Yo apenas me atrevía a mirar a la carretera, pero Stephen parecía miarlo todo salvo la carretera”. Qué años aquellos.

    Hay mucho más en este libro, una mirada extraordinaria a la vida de una figura aún más extraordinaria: el físico más popular de nuestro tiempo enfrentado al amor y al destino, los dos agujeros negros a los que acabamos sucumbiendo todos los miembros de esta especie paradójica.

    Un pronóstico falso
    A Stephen Hawking le dieron dos años de vida después de diagnosticar su enfermedad hace 53 años. Y contra todo pronóstico, el científico sigue vivo y activo. El próximo 16 de enero se estrenará en España La teoría del todo, una película basada en la novela Hacia el infinito, escrita por su primera mujer, Jane Wilde Hawking, y dirigida por el realizador James Marsh. El actor Eddie Redmayne interpreta al teórico y divulgador científico que cambió la historia de la ciencia y la tecnología moderna para siempre. La película se centra en la relación que mantuvo el físico británico con Jane Wilde (Felicity Jones), con quien contrajo matrimonio en 1965 después de que le diagnosticaran la enfermedad y de la que se separó en 1990.
    http://elpais.com/cultura/2014/12/28/actualidad/1419771636_555372.html
     
  15. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    10.955
    Me Gusta recibidos:
    11.560
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
    'Best sellers' viejunos que poblaron tus estanterías
    De 'El alquimista' a Lucía Etxebarría, 23 novelas que todos leímos en algún momento.
    • RAQUEL PIÑEIRO 29/12/2014 - 08:13 CET
      Hubo un tiempo anterior a Ruiz Zafón y a 50 sombras de Grey. Anterior incluso a Dan Brown y a Harry Potter. De ese tiempo son los best sellers viejunos que pueblan cualquier hogar lector que haya existido durante los ochenta y noventa (a veces han sido publicados a finales de los setenta y la estela de su éxito abarca esas décadas), alimentados por años de suscripciones al Círculo de Lectores y regalos del Día del libro. De desigual calidad y ambiciones, algunos son hoy clásicos contemporáneos y otros solo fueron parte de modas pasajeras a las que era complicado permanecer ajeno. Es difícil elaborar una lista rigurosa con números de ventas reales, así que, ante la incertidumbre, nos queda algo tan sencillo como observar nuestras casas y las de nuestros amigos. Eleva los ojos hacia tus estanterías y reconoce las lecturas, esas de las que te enorgulleces y también de las que te avergüenzas, que marcaron buena parte de tu vida.

      Las obras de Larry Collins y Dominique Lapierre, juntos o por separado: Es casi imposible encontrar un hogar que haya sido lector activo durante los últimos cuarenta años que no tenga al menos una obra de estos periodistas y escritores, aliados para escribir relatos periodísticos que nacieron ya con la voluntad de serbest sellers. ¿Arde París? (1960) fue su primer éxito, una recreación de los últimos días de la ocupación nazi en París, y en O llevarás luto por mí (1967) pusieron los ojos en la España franquista y en la figura del torero Manuel Benítez El Cordobés, verdadero icono de una época y de un país no tan lejano como podría parecer. La fama de los autores se multiplicó internacionalmente con la publicación de Oh, Jerusalén (1971) y Esta noche, la libertad (1975), retratos de la formación del estado de Israel y de la descolonización de la India (como curiosidad, este último fue el más vendido en España durante el mes de noviembre de 1975). Collins siguió escribiendo obras sobre episodios de la Segunda Guerra Mundial o conflictos entre la CIA y el narcotráfico en Panamá, mientras que Lapierre se marcó dos hitos de esa literatura que hace llorar y exalta la fe en el ser humano con La ciudad de la alegría (1985) y Más grandes que el amor (1990). Volvieron a reunirse ante un hecho histórico tan grande aunque fuese con un guiño marketiniano a su primera obra: ¿Arde Nueva York?fue en 2004 la respuesta de los autores a los atentados del 11-S.

      Vázquez Montalbán que se convertiría en una presencia habitual de la literatura española en las últimas décadas. Construyendo una analogía entre los mares del sur que cautivaron a Gauguin y los barrios periféricos levantados durante el desarrollismo en Barcelona, el autot demostró que, cuando es buena, no hay nada que retrate mejor su momento como una intriga policíaca.

      Umberto Eco. Su intriga detectivesca en medio de una abadía medieval fue el mayor hito de eso que se llamó “best seller de calidad”, una categoría donde también se incluyen otras obras como El amante de Marguerite Duras o La insoportable levedad del ser de Milan Kundera. Ejemplos con los que los pertenecientes a una incipiente pseudoélite cultural española podían mirar de tú a tú a sus homólogos europeos. El nombre de la rosa se hizo inmensamente popular (la película protagonizada por Sean Connery ayudó a ello) y todos sus lectores pudieron sentirse muy cultos y elevados a la vez que disfrutaban de una trama tan compleja como adictiva.

      El clan del oso cavernario de Jean M. Auel (1980): A veces los temas más insólitos se convierten en fenómenos populares. Esta novela ambienta en el paleolítico -que también inició una saga propia, Los hijos de la tierra- sobre las desventuras de una niña cromañón en una sociedad de neandertales, fue un éxito internacional que hasta dio pie a una efímera moda prehistórica completada al año siguiente con el estreno de la película En busca del fuego. Criticado por falta de rigor y por tomarse la licencia de que sea la protagonista la inventora de prácticamente todos los avances de la humanidad del periodo, el libro logró también popularizar el interés por la prehistoria, la antropología y la arqueología en toda una generación de lectores.

      Tuareg de Alberto Vázquez-Figueroa (1981): Prolífico autor de libros de aventuras muy populares y clásico superventas de la época, probablemente esta sea su novela más famosa, un retrato del Sáhara y un himno a la libertad en el contexto de la descolonización francesa del norte de África, en un momento en el que la española estaba todavía muy reciente.

      Isabel Allende. La obra que la descubrió al mundo tomaba los elementos claves del fenómeno –realismo mágico, enrevesadas sagas familiares, hechos históricos reales que van marcando la trama, esa escritura rica que huele y que sangra- para iniciar una trilogía continuada luego con los relatos de las hijas y nietas de sus protagonistas en Hija de la fortuna y Retrato en sepia.

      Usted puede sanar su vida de Louise L. Hay (1984): Definitivamente, este es de esos libros que nadie (o tal vez solo algunos personajes televisivos y futbolistas) reconocen haber leído sin menor atisbo de vergüenza. Curiosidad es lo mínimo que debería despertarnos este libro de autoayuda que es, sencillamente, una de las obras más vendidas del mundo. La autora lo escribió tras curarse de un cáncer de forma “milagrosa” para explicar cómo reforzar nuestra autoestima es vital para nuestra existencia. Convertida en gurú de la autoafirmación, sus obras se venden por millones. Cada cierto tiempo surge alguna actualización del mismo mensaje igualmente exitoso, como El Secreto, de Rhonda Byrne (2006).

      J.J. Benítez aúna conocimientos enciclopédicos sobre los más variados temas con mucha imaginación. Sabio para algunos, farsante para otros, su serie Caballo de Troya arrasó entre los lectores de los ochenta y noventa. Contó la historia de un viajero en el tiempo que se trasladaba a la época de Jesús de Nazaret, contando su vida desde una perspectiva que poco tenía que ver con los evangelios canónicos. El noveno y último de los libros salió en 2011 y el autor, en un ejemplo de coherencia con su propio discurso, sigue defendiendo que no es una novela de ficción sino una realidad fruto de jugosas investigaciones.

      No digas que fue un sueño de Terenci Moix (1986): Entre los premios Planeta, esta obra del llorado escritor catalán fue la más exitosa de la década de los ochenta al despachar un millón y medio de ejemplares con la muy poética y estética historia de Marco Antonio y Cleopatra. Otros premios especialmente vendidos en este momento fueron Yo, el Rey, de Juan Antonio Vallejo-Nágera, Y Dios en la última playa de Cristóbal Zaragoza o El manuscrito carmesí de Antonio Gala.

      Noah Gordoncumple a la perfección con ambos requisitos, contando la historia de un huérfano con vocación por la medicina que gracias a un mentor judío y un viaje por Persia consigue los conocimientos que ambiciona pese al oscurantismo de su época.Chamán y La doctora Cole continuaron con la saga familiar de médicos para solaz de miles de lectores fieles.

      Las novelas de Jack Ryan de Tom Clancy: En el contexto de la Guerra Fría las novelas de espionaje e intriga política tenían buena parte del trabajo hecho. El analista de la CIA Jack Ryan destacó como el personaje más carismático de la obra de Clancy en novelas como La caza del octubre rojo (1984) -antes traducido como La caza del submarino ruso-, Juego de patriotas (1987) o Peligro inminente (1989). Como signo de los tiempos, el estilo del protagonista cambió –algo muy obvio en sus diversas encarnaciones cinematográficas- de analítico espía que trabajaba con la mente a héroe de acción en una línea más jamesbondiana.

      El alquimista de Paulo Coelho (1988): Tal vez muchos de los lectores que tuvo en su día esta obra se avergüencen de poseerla porque ha quedado identificada con esa parte tan denostada de la literatura: la autoayuda o, peor todavía, la autoayuda disfrazada de fábula con pretensiones filosóficas. Maestro new agepara unos, pamplinero vende humos para otros, Paulo Coelho consiguió un súper éxito de los que hacen época e inauguró un género del que sigue siendo la máxima estrella: libros trufados de esoterismo y vagos mensajes de autoafirmación. El sueño de cualquier campaña de marketing.

      Ken Follet (1989): Elbest seller por excelencia de la época porque aúna todo en lo que pensamos cuando hablamos de este tipo de obras: un volumen de páginas que permitiría emplearlo como mortal arma arrojadiza (más de mil), personajes que sufren terribles adversidades y la ambientación en un mundo y una época lo suficientemente atractivos como para interesar al lector y darle además la sensación de que está aprendiendo algo. La historia de las primeras catedrales góticas británicas sigue enganchando a golpe de derrumbe de bóveda y obispo intrigante.

      Michael Crichton: Pocas cosas más noventeras que una novela de este escritor y su correspondiente adaptación cinematográfica.Parque Jurásico (1990) o Acoso (1994) encarnan esos éxitos masivos despectivamente llamados “de aeropuerto” por parte de la crítica pero capaces de enganchar al lector con tramas trepidantes. EnAcoso trato el peliguado tema del acoso sexual en EE UU y lo llevó al campo de las relaciones laborales. De Parque Jurásico solo diremos que dio pie a uno de los mayores fenómenos culturales de las últimas décadas.

      La tapadera de John Grisham (1991): La crítica a la filosofía yuppie de los ochenta hecha novela y encarnada además en un subgénero que gusta casi tanto en este país como en Estados Unidos: las películas y novelas sobre abogados. Y si les ponía cara Tom Cruise, éxito asegurado.

      Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza (1991): Una deliciosa farsa nacida un poco por casualidad se convirtió en el mejor retrato posible de la Barcelona preolímpica (esas zanjas provocadas por las obras) y a la vez en una certera traslación de un país que estaba a punto de cambiar para siempre. Los lectores se troncharon de risa, se sintieron reconocidos y se hartaron de recomendarlo.

      El mundo de Sofía de Jostein Gaarder (1991): Tan leído por padres inquietos como por adolescentes que lo tenían en la lista de lecturas obligatorias de filosofía. Es sencilla pero ambiciosa: una serie de cartas remitidas a una niña en las que se explica en tono sencillo y divulgativo nada menos que la historia del pensamiento occidental.

      Tamaro, se hartó de vender ejemplares y de ser recomendada en clubes de lectura de todo el mundo.

      la autora se convirtió, tal vez a su pesar, en el personaje controvertido que la mercadotecnia literario española demandaba. Tan criticada como adorada por sus fans, con esta obra sobre una complicada relación entre tres hermanas introdujo la depresión, las drogas, el sexo casi incestuoso y el frenesí de la vida urbana de los noventa en las mesillas de noche del mainstream.

      *Si se desea un análisis en profundidad del fenómeno, puede encontrarse en el libro Código best seller, de Sergio Vila-Sanjuán, de dónde se han extraído algunas de las cifras de este texto.
    • http://verne.elpais.com/verne/2014/12/28/articulo/1419807489_266091.html
     
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.