El hilo paranormal de Cotilleando

Jajajajajajajaj "piltra" hace un Monton de anos que no oia esa palabra. Jajajaja por lo menos despues del miedo que me da este hilo, me rio.

Que descanseis los que os vais a la piltra (jejejeje) que alli es de madrugada, no?
7 horas de diferencia con respecto a Chicago. son las 03.20 am
 
Hace unos años fui a un vidente hawaiano recomendado por una amiga. Si se le llevaban fotos hacía comentarios sobre ellas. Allá me fui pertrechada de fotos de toda la familia, mis hijos, mis sobrinos, mis padres, incluidos los ya fallecidos y una foto copiada del ordenador de Felipe y Eva Sannum en la boda de Haakon. Yo no llevaba ningún distintivo que pudiera dar pistas de alguna clase. Me propuse tambien no hacer comentarios y mantener la cara sin expresión.

Me senté enfrente de él en una mesa rectangular como de formica. Llevaba las fotos en un sobre. Me dijo que las pusiera boca abajo. Ni las vió ni tenía forma de verlas. Me dijo que no predecía el futuro, que veía el presente y el pasado. Me dijo que no predecía el futuro, que veía el presente y el pasado.

Se me quedó mirando muy fijamente, me dijo que estaba rodeada de ángeles. Que había alguien que me cuidaba con un nombre que empezaba con J (jota). Mi padre se llamaba Juan. Ni mueca por mi parte. Que estaban todos bien y que no me preocupara por el perro que estaba feliz. Era imposible que supiera nada de mi perro. Tres meses antes había muerto mi madre, tuve que volver a mi tierra dejando a mi perro muy enfermo, estaba yo posponiendo lo inevitable de una forma muy egoísta porque no me veía con fuerzas de llevarlo al vet. Cuando me despedí sabía que no le vería más. Días después mi marido y una de mis hijas lo llevaron al vet para sacrificarlo. Me dijeron por tlef que lo habían hecho. Aún hoy se me saltan las lágrimas cuando lo cuento por no haber estado con él hasta el último momento. Me dijo unas cuantas cosas más, personales, en todas dio en la diana.

Por si ya no estaba impresionada, lo de las fotos me dejó de piedra. Las puso delante de él, sin darles la vuelta, separó tres fotos del montón. Si en la foto había algún adulto con un niño él solo reconocía al niño. En la foto de una de mis hijas, esta tenía en brazos a la hija de un amiga, la gemelita superviviente de dos niñas a las que yo había estado enviando Reiki durante semanas desde que nacieron prematuras y muy pequeñitas, una murió. Estuvo un ratito pasando los dedos de las dos manos por el revés e la foto hasta que me dijo que era una de dos, al principio no le entendí, pero cuando siguió diciendo que estaba conectada a mí espiritualmente me dí cuenta que hablaba de la niña, me dijo que podía cortar ya, que no lo necesitaba. Me calcó a mis hermanos, a mis hijos, a mis sobrinos. con la foto de Felipe apuntó que era una persona muy importante que estaba con una mujer en una fiesta que parecía una boda, le pregunté si se iba a casar con ella, dijo que no.

Las tres fotos que había separado me dijo eran de personas fallecidas. De una de ellas me explicó la causa de su muerte, exacta. Que estaba feliz, de los otros dos me dijo solo que estaban felices.

Al cabo de unos 7-8 meses volví con una amiga que había pedido cita para ella y para otra que no pudo ir, así que me llamó. Venía con nosotras una amiga de ella rusa que fue la primera en entrar. A los cinco minutos salió diciendo que le había dicho que no la quería ver, que se fuera de inmediato. No nos atrevimos a preguntarle por qué. Luego fuí yo, sin problema de ninguna clase, esta vez le hice preguntas. Luego fué mi amiga, y sin problemas también.

Un hombre impresionante. Tenía cara de bondad y un voz muy suave. Tenía a su pies un perro de 22 años, viejín, viejín.
 
Última edición:
Hace unos años fui a un vidente hawaiano recomendado por una amiga. Si se le llevaban fotos hacía comentarios sobre ellas. Allá me fui pertrechada de fotos de toda la familia, mis hijos, mis sobrinos, mis padres, incluidos los ya fallecidos y una foto copiada del ordenador de Felipe y Eva Sannum en la boda de Haakon. Yo no llevaba ningún distintivo que pudiera dar pistas de alguna clase. Me propuse tambien no hacer comentarios y mantener la cara sin expresión.

Me senté enfrente de él en una mesa rectangular como de formica. Llevaba las fotos en un sobre. Me dijo que las pusiera boca abajo. Ni las vió ni tenía forma de verlas. Me dijo que no predecía el futuro, que veía el presente y el pasado.

Se me quedó mirando muy fijamente, me dijo que estaba rodeada de ángeles. Que había alguien que me cuidaba con un nombre que empezaba con J (jota). Mi padre se llamaba Juan. Ni mueca por mi parte. Que estaban todos bien y que no me preocupara por el perro que estaba feliz. Era imposible que supiera nada de mi perro. Tres meses antes había muerto mi madre, tuve que volver a mi tierra dejando a mi perro muy enfermo, estaba yo posponiendo lo inevitable de una forma muy egoísta porque no me veía con fuerzas de llevarlo al vet. Cuando me despedí sabía que no le vería más. Días después mi marido y una de mis hijas lo llevaron al vet para sacrificarlo. Me dijeron por tlef que lo habían hecho. Aún hoy se me saltan las lágrimas cuando lo cuento por no haber estado con él hasta el último momento. Me dijo unas cuantas cosas más, personales, en todas dio en la diana.

Por si ya no estaba impresionada, lo de las fotos me dejó de piedra. Las puso delante de él, sin darles la vuelta, separó tres fotos del montón. Si en la foto había algún adulto con un niño él solo reconocía al niño. En la foto de una de mis hijas, esta tenía en brazos a la hija de un amiga, la gemelita superviviente de dos niñas a las que yo había estado enviando Reiki durante semanas desde que nacieron prematuras y muy pequeñitas, una murió. Estuvo un ratito pasando los dedos de las dos manos por el revés e la foto hasta que me dijo que era una de dos, al principio no le entendí, pero cuando siguió diciendo que estaba conectada a mí espiritualmente me dí cuenta que hablaba de la niña, me dijo que podía cortar ya, que no lo necesitaba. Me calcó a mis hermanos, a mis hijos, a mis sobrinos. con la foto de Felipe apuntó que era una persona muy importante que estaba con una mujer en una fiesta que parecía una boda, le pregunté si se iba a casar con ella, dijo que no.

Las tres fotos que había separado me dijo eran de personas fallecidas. De una de ellas me explicó la causa de su muerte, exacta. Que estaba feliz, de los otros dos me dijo solo que estaban felices.

Al cabo de unos 7-8 meses volví con una amiga que había pedido cita para ella y para otra que no pudo ir, así que me llamó. Venía con nosotras una amiga de ella rusa que fue la primera en entrar. A los cinco minutos salió diciendo que le había dicho que no la quería ver, que se fuera de inmediato. No nos atrevimos a preguntarle por qué. Luego fuí yo, sin problema de ninguna clase, esta vez le hice preguntas. Luego fué mi amiga, y sin problemas también.

Un hombre impresionante. Tenía cara de bondad y un voz muy suave. Tenía a su pies un perro de 22 años, viejín, viejín.
Vaya mala época sufriste, lo siento. Sobre todo lo del perro, esas cosas hacen que se me encoja el corazón.
 
Hace unos años fui a un vidente hawaiano recomendado por una amiga. Si se le llevaban fotos hacía comentarios sobre ellas. Allá me fui pertrechada de fotos de toda la familia, mis hijos, mis sobrinos, mis padres, incluidos los ya fallecidos y una foto copiada del ordenador de Felipe y Eva Sannum en la boda de Haakon. Yo no llevaba ningún distintivo que pudiera dar pistas de alguna clase. Me propuse tambien no hacer comentarios y mantener la cara sin expresión.

Me senté enfrente de él en una mesa rectangular como de formica. Llevaba las fotos en un sobre. Me dijo que las pusiera boca abajo. Ni las vió ni tenía forma de verlas. Me dijo que no predecía el futuro, que veía el presente y el pasado.

Se me quedó mirando muy fijamente, me dijo que estaba rodeada de ángeles. Que había alguien que me cuidaba con un nombre que empezaba con J (jota). Mi padre se llamaba Juan. Ni mueca por mi parte. Que estaban todos bien y que no me preocupara por el perro que estaba feliz. Era imposible que supiera nada de mi perro. Tres meses antes había muerto mi madre, tuve que volver a mi tierra dejando a mi perro muy enfermo, estaba yo posponiendo lo inevitable de una forma muy egoísta porque no me veía con fuerzas de llevarlo al vet. Cuando me despedí sabía que no le vería más. Días después mi marido y una de mis hijas lo llevaron al vet para sacrificarlo. Me dijeron por tlef que lo habían hecho. Aún hoy se me saltan las lágrimas cuando lo cuento por no haber estado con él hasta el último momento. Me dijo unas cuantas cosas más, personales, en todas dio en la diana.

Por si ya no estaba impresionada, lo de las fotos me dejó de piedra. Las puso delante de él, sin darles la vuelta, separó tres fotos del montón. Si en la foto había algún adulto con un niño él solo reconocía al niño. En la foto de una de mis hijas, esta tenía en brazos a la hija de un amiga, la gemelita superviviente de dos niñas a las que yo había estado enviando Reiki durante semanas desde que nacieron prematuras y muy pequeñitas, una murió. Estuvo un ratito pasando los dedos de las dos manos por el revés e la foto hasta que me dijo que era una de dos, al principio no le entendí, pero cuando siguió diciendo que estaba conectada a mí espiritualmente me dí cuenta que hablaba de la niña, me dijo que podía cortar ya, que no lo necesitaba. Me calcó a mis hermanos, a mis hijos, a mis sobrinos. con la foto de Felipe apuntó que era una persona muy importante que estaba con una mujer en una fiesta que parecía una boda, le pregunté si se iba a casar con ella, dijo que no.

Las tres fotos que había separado me dijo eran de personas fallecidas. De una de ellas me explicó la causa de su muerte, exacta. Que estaba feliz, de los otros dos me dijo solo que estaban felices.

Al cabo de unos 7-8 meses volví con una amiga que había pedido cita para ella y para otra que no pudo ir, así que me llamó. Venía con nosotras una amiga de ella rusa que fue la primera en entrar. A los cinco minutos salió diciendo que le había dicho que no la quería ver, que se fuera de inmediato. No nos atrevimos a preguntarle por qué. Luego fuí yo, sin problema de ninguna clase, esta vez le hice preguntas. Luego fué mi amiga, y sin problemas también.

Un hombre impresionante. Tenía cara de bondad y un voz muy suave. Tenía a su pies un perro de 22 años, viejín, viejín.
Es curioso que lo primero que te dijo el hombre fuese lo del perro. Intuía que era por lo que más sufrías y te dijo que ESTABA BIEN. Que buena noticia.
 
Jajajajajajajaj "piltra" hace un Monton de anos que no oia esa palabra. Jajajaja por lo menos despues del miedo que me da este hilo, me rio.

Que descanseis los que os vais a la piltra (jejejeje) que alli es de madrugada, no?
Los tacos también te deben recordar mucho España, ya sabes que sólo en español suenan bien ciertos tacos. jajaja.
 
Voy a ver "Al final de la escalera", ¿alguien la ha visto? ya de paso apunto pelis de tema paranormal...

"Los Otros", "El sexto sentido", "Poltergeist", "Paranormal activity", etcccccc
 

Temas Similares

Respuestas
9
Visitas
1K
Back