CASO ALCASSER

Registrado
22 Mar 2017
Mensajes
16.016
Calificaciones
118.196
No se que edades tenéis, pero si pudisteis ver aquello en primera persona sabréis que lo que vivió este país con el Caso Alcasser ha sido incomparable a ningún caso de desaparición o asesinato. Se dieron muchos factores para ello, tres chicas a la vez, de familias normales, el inicio de las televisiones privadas en España. Los programas de Nieves Herrero durante la desaparición y el hallazgo de los cadáveres y los programas de Pepe Navarro después. Yo era más pequeña que ellas pero recuerdo como si fuera hoy todo aquello y la psicosis que generó en la sociedad. Pero antes hubo más, como los casos que hemos comentado y después no lo se, yo creo que como aquellos no, ha habido casos puntuales de gente que ha actuado sola, pero como estos y por los motivos que creemos quiero creer que no, que todo esto tuvo que servir de algo.
 
Registrado
29 Jun 2014
Mensajes
5.126
Calificaciones
21.880
Habiendo tantísimos casos en el mundo (Savile, Bélgica) y tantos miles de orfanatos en los que se abusa, está claro que la pederastia le mola al poder y lo encubren casi por sistema por si acaso. El que no lo vea es que no quiere ver. Pero lo de ellas fue algo más.
 
Registrado
9 Oct 2016
Mensajes
4.278
Calificaciones
15.246
Ya te digo, menudo miedo. ¿habéis visto el vídeo donde salen dos chicos (supuestas victimas) hablando de lo ocurrido?. Pues no sé donde leí de que estaban en la carcel.
Eran chavales de la calle unido a la experiencia que les pasó ya...perdidos para siempre.

Y el caso se destapó porque abusaron de las hijas de un empresario de la zona, el resto eran niños o huerfanos o que sus padres no les podían mantener.

No se que edades tenéis, pero si pudisteis ver aquello en primera persona sabréis que lo que vivió este país con el Caso Alcasser ha sido incomparable a ningún caso de desaparición o asesinato. Se dieron muchos factores para ello, tres chicas a la vez, de familias normales, el inicio de las televisiones privadas en España. Los programas de Nieves Herrero durante la desaparición y el hallazgo de los cadáveres y los programas de Pepe Navarro después. Yo era más pequeña que ellas pero recuerdo como si fuera hoy todo aquello y la psicosis que generó en la sociedad. Pero antes hubo más, como los casos que hemos comentado y después no lo se, yo creo que como aquellos no, ha habido casos puntuales de gente que ha actuado sola, pero como estos y por los motivos que creemos quiero creer que no, que todo esto tuvo que servir de algo.
Con lo de Alcasser las crías de edad similar a las niñas fue cuando tomamos conciencia que hay que divertirse, si pero teniendo mucho cuidado con la gente. Empezamos a tener miedo y a sentirnos menos libres.
 
Registrado
29 Jun 2014
Mensajes
5.126
Calificaciones
21.880
Ambas alfombras salen en fotos. La azul no tiene dibujos.
Perdón edito pa comentar que JIB comentó varias veces que si desinforman es para salvar la vida, y que espera que la gente sepa leer entre líneas. Es decir que datos de JIB sin contrastar mejor no, y no hay otros, así que en este caso hay que intuir, es lo que creo.
 
Registrado
9 Ene 2018
Mensajes
968
Calificaciones
4.960
¿Vosotros pensáis que murió al principio? Yo no creo que esté vivo a estas alturas, pero no tengo ninguna teoría sobre cuánto tiempo llegó a vivir.

Aquí he leído opiniones diciendo que seguro que no llegó a salir del piso, pero luego veo el programa de La Sexta y oigo a la abuelita aquella que dice que secuestró al marido para que lo llevara a x sitio, y me descuadra un poco, porque no parece que mienta.

¿Qué teorías tenéis quienes pensáis que se lo cargaron/murió enseguida, o que incluso ya estaba muerto cuando aparecieron las niñas? ¿Y por qué pensáis que sale gente en principio ajena al círculo de Anglés (la anciana, el irlandés del barco) diciendo que lo vieron e interactuaron con él?

Este caso me parece extrañísimo y siempre me ha tocado especialmente porque vivo cerca.

Los colmeneros insistieron en que la mano que vieron medio desenterrada cuando descubrieron los cuerpos era de un hombre, que tenían clarísimo que la mano que vieron después, cuando subieron con los guardias civiles, era otra, y era de mujer. Recuerdo que hablaron de un reloj, no recuerdo detalles. Por eso, y por lo de los papeles milagrosos que aguantaron meses junto a la fosa, a la intemperie, sin volarse, y que llevaron a la Guardia Civil hasta Anglés, mi teoría es que fue un escenario preparado. Y que ese primer cadáver que vieron era el de Angles. Habéis leído el libro de JIB? Salen las declaraciones oficiales y la transcripción del juicio etc.

Lo de la escapada es que no hay por donde cogerlo. Y ya no sólo por peliculera, es que el tío iba dando su nombre real a todo el mundo, y llamando la atención por todos lados. El colmo fue dejar sus propias fotos en una casa que ocupó. Es como si alguien haciéndose pasar por él se hubiera cruzado España para dejarse ver cuanto más mejor, y que hubiera suficientes testigos, le faltó un cartel luminoso con el nombre. No pienso en absoluto que los testigos mientan (excepto la familia, de la que no me creo nada), muchos habrán visto al falso Anglés, y otros habrán creído verlo, como pasa siempre con desaparecidos mediáticos que los ven en todos sitios.

Es obvio que dos personas solas no pudieron hacer eso. Recordemos que se encontraron en los cadáveres 7 vellos púbicos que no eran de las niñas ni de Ricart. Y que el forense Frontela habló de dos enterramientos. Los cadáveres estuvieron antes en otro sitio, y luego fueron trasladados. No imagino a los tarados estos moviendo cuerpos, para qué?? Y que en la fosa apareció también algún hueso pequeño (de una mano creo) que no era de ellas. Esta parte da para mucho que hablar, y extenderse en detalles.

Hace mucho que no pensaba en este caso, yo era algo menor que las niñas y también me marcó mucho. Hace unos años estuve recopilando información y flipaba con todo lo que iba viendo. En fin es una acumulación de cosas sin sentido... no creo que haya un caso parecido
 
Registrado
24 Abr 2013
Mensajes
371
Calificaciones
1.863
Sobre la alfombra azul versus moqueta marrón.
Del blog de las sombras
Alcàsser. La alfombra.




La presencia de la alfombra en la fosa de La Romana es uno de los aparentes y múltiples absurdos del caso Alcàsser. El motivo más lógico de su aparición se debería a haberla utilizado para trasladar los cuerpos hasta la fosa, y de hecho Ricart apuntó a dicha hipótesis en una de sus primeras declaraciones: la del 28 de enero, a las 23:55, en la que afirmó que cargaron los cuerpos de las niñas en el maletero del coche envueltos en la moqueta. Por lo tanto, parece lógico que se deshicieran de ella enterrándola porque contenía restos biológicos. Lo que pasa es que sabemos que Anglés y Ricart no fueron los asesinos de las niñas. Entonces... ¿por qué se enterró la dichosa alfombra en la fosa? Si contenía restos biológicos comprometedores ¿por qué no se quemó? Y de nuevo aparece otra opción que ya hemos visto con otras evidencias del caso: la posibilidad de que la alfombra fuera plantada en la fosa para comprometer a alguien. ¿A alguien que tenía una alfombra azul de un diseño tan característico que se reconocía de inmediato su origen?

En el folio 482 del sumario se describe la famosa alfombra/moqueta del siguiente modo: "... Muestra nº 8: Una bolsa conteniendo alfombra de color marrón oscuro..." Parece ser que entonces sí que era una alfombra, aunque no azul. Una vez analizada por el I.N.T., se emitió un informe anunciando que en diferentes porciones de la alfombra "no se detectaba actividad fosfatásica, no se visualizaban espermatozoides y el estudio de las peroxidasas era negativo." (Sumario, folios 1182-1208; 1667-1677). ¿En diferentes porciones? ¿Las muestras se tomaron de forma aleatoria o de las zonas concretas de la alfombra en las que había manchas que pudieran ser de sangre u otros fluidos corporales? Se describió la alfombra como "de color verdoso y parduzco oscuro de apariencia sintética, con fibras cuyo aspecto recuerda a las fibras de nylon." Verdosa-parduzca, marrón oscuro, azul... ¿De cuántas alfombras estamos hablando?

Sin embargo, el profesor Luis Frontela Carreras había estado haciendo su propia investigación. En el mes de abril de 1997 consiguió un aparato de luz láser argón de alta potencia para estudios forenses con el que descubrió unas posibles manchas de sangre y semen en una zona determinada de la alfombra. Frontela comunicó su hallazgo pero se le denegó la realización de la prueba correspondiente para confirmar la composición de las manchas y su descubrimiento no se tuvo en cuenta. Además, el I.N.T. desautorizó el trabajo de Frontela, afirmando que no tenía ninguna base científica.


En cuanto a las pruebas perdidas, al comienzo del juicio la acusación particular había hecho constar la ausencia de 14 piezas de convicción: nº 33 (chaqueta oscura), nº 34 (dos piedras en camiseta), nº 84 (dos vasos de plástico amarillo), frasco de cristal vacío, nº 130 (botella de cristal vacía blanca), nº 167 (linterna marca Cegasa), nº 178 (Bote cargador de gas), nº 180 (aerosol marca Aerohogar), nº 198 (botella de butano), nº 213 (carenado de moto), nº 214 (cuchillo de cocina del registro), nº 240 (garrafa de plástico blanca), nº 247 (sierra de metal azul), nº 255 (cortafríos marca Bellota) y la aparición de otras nuevas que desconocía (una cámara de vídeo de 8 mm., y unas ampollas), solicitando que se suspendiera el acto hasta que obraran a la vista del tribunal. El ministerio fiscal se opuso, la acción popular 1 se opuso y la acción popular 2 también se opuso.


José Carboneres Álvarez, el controvertido funerario de Alberique, declaró en el juicio "... Que la alfombra estaba debajo de ellas, dentro de la fosa y ellas encima. Que la alfombra era de color azul. Sin lugar a dudas..." Cuando le enseñaron la moqueta para que la reconociera, se hizo un lio. "... Que creo que esa es la alfombra, pero el azul pareció allí un poco más claro. Que la alfombra la vi azul ahí y es esa, o por lo menos igual. Que esa alfombra creo que es la que salió de la fosa. Bueno, yo que sé, pero a mí me parece que era esa, era muy fuerte, intentamos sacarla y no se sacó, pero yo la vi más azul. Que allí todos vimos azul la alfombra, llegué a casa y todas las explicaciones que he dado, azul, azul. Que me parece que es de la calidad de esa o de la manera, pero me pareció aquella un poco más clara. Que la alfombra por lo menos es igual de calidad a la que salió. Que yo lo consideré azul, me parece que es esa pero yo la considere azul..."

Vamos, que era azul, azul, pero le enseñaron la marrón y dijo que era esa.

Para Fernando García, la cosa estaba clara: habían quemado la alfombra -la verdadera- en las dependencias del cuartel de Patraix, en Valencia. Se lo había reconocido el mismísimo jefe de la UCO, el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Carrascosa Carrascosa (lo que implicaba que vaya usted a saber qué alfombra le habían entregado a Frontela). Sin embargo, Carrascosa lo negó todo en el juicio, afirmando que Fernando García le había dicho el nombre del dueño de la alfombra, añadiendo que se dedicaba a coleccionar alfombras persas. Manuel López Almansa, abogado de Ricart, le pidió que revelara el nombre, pero Mariano Tomás, presidente de la sala, se opuso para "proteger los derechos de las personas". Ya, como en los casos de Rosario Porto y Alfonso Basterra, padres de Asunta, de José Bretón, padre de Ruth y José, o de Sergio Morate, el ex de Marina Okarynska, cuya presunción de inocencia fue celosamente protegida por la Justicia y los medios de comunicación. Por su parte, Fernando García declaró en un receso de la vista que Carrascosa era un mentiroso, por negar lo de la alfombra y por afirmar que le había ofrecido ayuda, lo que era falso.

Fernando García no era el único en creer que la alfombra había sido quemada. En un artículo, firmado por Teresa Laguna, podemos leer "... Por otra parte, fuentes de toda solvencia confirmaron a Las Provincias que miembros de la Guardia Civil de la 311 comandancia quemaron la moqueta en la que aparecieron envueltos los cuerpos de Desirée, Toñi y Miriam..."

Uno de los rumores sobre la alfombra que fueron más debatidos fue el relativo a unas preguntas hechas por un lector en un post del blog de Luis Solana, titulado "Felipe González sigue siendo un genio", de fecha 25 de septiembre de 2007. El forero en cuestión le habría preguntado si había conocido a las niñas, si conocía la existencia de una casa propiedad de los padres de J. Mª Maravall en El Bixquert (Xàtiva) y si la alfombra pertenecía a dicha casa. Lástima que no se hiciera un volcado de pantalla como prueba, porque el caso es que dicho comentario en la actualidad no aparece en el blog. Todos los posts del día 25 desaparecieron. De todos modos, al parecer no recibió respuesta alguna.

Nota: Con el tiempo me han hecho llegar el volcado de pantalla:






Francisco Pérez Abellán.
Entrevista a Fernando García Mediano y Juan Ignacio Blanco Durán.
Caso Abierto. 30 De Septiembre De 2009.


JIB: "... Y, entre otras cosas, algo que se me quedó grabado constantemente que le dije «... Bueno ¿y la alfombra? ¿se acuerda usted de que color era?» Y había en el bar, donde nosotros estábamos, una máquina de tabaco, de Ducados, donde estaba... «... Como el azul ese del Ducados... Igual». Oiga, pero que la alfombra que hay aquí... dice ... «Yo se lo estoy diciendo, se lo juro por la memoria... de mi madre que eso fue así»..."


Entrevista a Juan Ignacio Blanco.
La Quinta Esfera - Radio Ritmo de Getafe.
Domingo, 17 de febrero de 2013.


JIB: "...Y le encontramos en... en... en un bar, nos sentamos, nos ponemos a hablar con él... «Bueno, cuéntenos usted algo de... de lo que pasó aquel día». Dice «Bueno, ¿qué quiere que le cuente?» Dice Fernando, como siempre, «La alfombra, ¿de qué color era?» Y (...) había una máquina, de tabaco, en el propio bar, que anunciaba Ducados, con el azul Ducados, ese tono así... «Azul, como eso». Dice... Pero oiga usted, aquí en el sumario pone que es marrón, marrón oscura. Dice «Oiga, que yo he estado allí. Le digo yo que azul, como eso.» Y el hombre, incluso hasta para demostrar que lo que estaba diciendo era verdad, recuerdo que sacó la cartera y... y... y dentro de la cartera llevaba la foto de las tres niñas. Y al lado llevaba una de monseñor Escribá de Balaguer..."


Entrevista a Juan Ignacio Blanco.
Dimensión Límite. Programa 116.
¿Qué pasó en Alcácer? [2ª Parte].
Sábado, 16 de marzo de 2013.


JIB: ... Como tampoco están de acuerdo con... se les enseñó la alfombra en el acto de la vista oral y ellos negaron que esa fuera la alfombra que... que ellos habían visto allí y que había allí.

DC: ¿Qué tipo de alfombra era esa, Juan Ignacio?

JIB: Era azul. Es una alfombra azul. Lo que pasa es que con la alfombra, desde el principio, pero eso es... forma parte de la rumorología, porque en el caso Alcácer ha habido mucha rumorología. Y al principio de... de aparecer los cadáveres, se hablaba de una alfombra persa de un valor incalculable, aunque podía provenir de un chalet de lujo...

DC: O sea, que no cuadraba que una alfombra de esas características estuvieran en un sitio enterrado para unas niñas ¿no? Por dos delincuentes comunes.

JIB: Sí, no, evidentemente. Bueno, lo de la alfombra no ha cuadrado nunca. O sea, yo no puedo entender eso. Vamos a ver. Si tú vas a matar a tres niñas a pie de fosa, si la alfombra es la que hay ahí, en el juzgado. Es una alfombra pesadísima, gruesa, que mide cuatro metros por tres sesenta, que pesa cerca de cincuenta y cinco kilos, y que, supuestamente, Antonio Anglés y Miguel Ricart cargaron desde la fosa que está abajo, digo desde la caseta, que está abajo, hasta la fosa, simplemente para envolver a las niñas. Y dices, “pues a mí me tendrá usted que dar alguna otra explicación porque no lo entiendo, usted mata a las niñas a pie de fosa, con todo el respeto y perdón del mundo, se les da una patada, se las entierra y se acabó”. Y no tienes que meter encima una alfombra que, además, al ser tan gruesa ocupa muchísimo y es la que de alguna manera impedía o hacía que los cadáveres estuvieran prácticamente a... a ras de suelo. O sea, es que es una majadería utilizarla para... para lo que dice la sentencia y los hechos probados que utilizaron la... la alfombra. ¿No?

DC: O sea, tú defiendes la tesis de que era una alfombra fuera de lo común, ya no solamente en el grosor, sino quizá también en su valor. ¿O lo del valor tú lo descartas y lo dejas, como antes decías, a la rumorología popular?

JIB: No, no. Yo nunca he dicho. Yo nunca he dicho que la alfombra... Si es que para mí, la alfombra, lo que tiene que ver no es en la calidad ni en lo maravillosa que sea en sí. Es una alfombra que yo comprendo que ellos hayan podido llevarse hasta la caseta. Lo que pasa es que es una alfombra de esas que hay que llevarla entre dos, que pesa una barbaridad, pero que se ve que es muy abrigadita, pero no significa que sea de calidad, ni muchísimo menos. Hombre, lo que pasa es que no es tampoco una moqueta raída vieja. Pero. Es una alfombra, normal y corriente -además, un trozo muy grande de alfombra- que pesa mucho y que abulta mucho.

DC: Si, de hecho, pero si ya... incluso a citar a un tercer hombre, cuando con todo este, con todo este asunto concreto, es decir esa alfombra se puede haber trasladado por tres personas sin problemas tú mismo dices que era... que se podía trasladar por dos ¿no?

JIB: Sí, sí, por supuesto. Pero si lo que no le encuentro es el sentido. Que es lo que te quiero decir desde el principio. Es decir, si yo a las niñas las estoy matando a pie de fosa, y las voy a enterrar, no sé por qué tengo que enterrar una alfombra con ellas también. Porque eso es ridículo. Eso me obliga a abrir el agujero más gordo y a que me ocupe más espacio y haber tenido que subirme la alfombra desde abajo, desde la caseta, con lo que pesa, simplemente que es una paliza y es un rollo. Y dices “¿qué misión puede tener?” Y dices “hay diversas posibilidades”.

[...]

MC: Estaba hablando ahora del tema de las alfombras. De la alfombra o alfombras, no estoy muy seguro de... de si habría... Y en un momento determinado, yo recuerdo oírte comentar que en... en... en esa alfombra sí se habían encontrado unas marcas, que podían sugerir la presencia de un trípode. ¿Puede ser?

JIB: Sí.

MC: Porque esto nos lleva ya a otra dimensión de esta historia.

JIB: Bueno, el... Yo no sé si afortunada o desgraciadamente el tema de... del [...] siempre ha sido algo que... que de una forma u otra ha... ha rodeado el caso Alcácer. El profesor Frontela se atrevió a más en... en el acto del juicio, y yo creo que en parte, entre comillas, lo demostró y él lo pudo hasta plantear. Que las lesiones de Desirée, concretamente, tal y cómo se habían producido, y sobre todo partiendo de la ropa hacia dentro, el tenía claro que se la había ido desnudando, en un intento de mostrar su cuerpo a una tercera persona. Que las lesiones siempre se habían producido de cara a que, de alguna forma, quien las disfrutara, entre comillas, fuera una tercera persona que está enfrente. Entonces, ese tipo de detalles que él da, y que además son claros de cómo se le había cortado la... la ropa de Desirée y cómo se habían hecho las lesiones, estaban siempre hechas desde... desde atrás, y en un intento, evidentemente, siempre, de mostrar hacia esa otra tercera persona dominante. Esa otra tercera persona es la que se puede sustituir, evidentemente, por una cámara...

[...]

MC: Es difícil hablar sin hablar ¿no? Es complicado. Eh... entiendo entonces que, desde el momento de su desaparición, hasta que mueren, tú incluyes en esa cronología la grabación de un vídeo snuff que se habría realizado sobre esa alfombra que luego aparece, porque ahí sí tengo un pequeño fallo para... para comprender esa cronología. Eh... si la alfombra... eh... estaba ubicada en la casa de La Romana, yo entiendo que ahí no es dónde se grabaría en teoría el... el presunto vídeo ¿no? Es decir, la muerte no se produjo tampoco en La Romana, sino en otro lugar dónde supuestamente, entre otras cosas, se habría grabado esa película.



El caso Alcàsser en una foto: bloque de cuerpos, una mano aislada, pico de alfombra azul.

JIB: Claro, eso es... quizás, a lo mejor, antes me he explicado mal. Es decir, la... la alfombra no ha aparecido... no pertenece a... a la caseta de La Romana ni mucho menos. Eso es lo que dicen ellos, evidentemente, y que Antonio Anglés y Miguel Ricart se la tienen que llevar cargando hasta la fosa para esa situación. La alfombra cumple una misión que es muy clara, que es el transporte de los cadáveres. Es decir, los... los tres cuerpos, y eso se ve clarísimamente en la única foto que hay con los tres cadáveres dentro de la fosa, forman un bloque. Forman un bloque que está separado por grietas del resto de la tierra. Es decir, es un bloque que se ha desenterrado, en bloque, se ha utilizado esa alfombra como medio de transporte, para poder transportar esos cuerpos. De ahí que aparecieran esos famosos huesos de los que hemos hablado antes y que falten los análisis de ADN que no les da la gana de hacérselos, parecen demostrar, sin ningún género de duda, que vienen de una fosa donde hay más cuerpos. Y dónde, con ese bloque de cuerpos, se han colado dos o tres huesos que forman parte de otro de los enterramientos... [...] ... Pero, evidentemente, la alfombra sí tiene restos de las niñas, como hemos comentado antes, en esa zona tan grande dónde tiene todos estos líquidos, porque las niñas, en su primer enterramiento, están con la alfombra esa. Pero esa alfombra sirve para trasladarlas, en el medio de locomoción, lógicamente, el... los cuerpos hasta la fosa de La Romana, que es dónde se vuelven a poner...

Carta del profesor D. Luis Frontela Carreras.
11 de mayo de 1997.


Luis Frontela Carreras, Catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla, en contestación al fax recibido del Excelentísimo Sr. Presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia, con fecha 9 de mayo, en el que se me pide manifieste qué autoridad judicial me ha ordenado la práctica del análisis de la moqueta con posterioridad al 29-11-96, fecha en que por esa Sala se confirmó el auto de conclusión del Sumario, y si se hizo advertencia en anteriores informes practicados de las posibilidades de esta pericia, manifiesta:

  1. Con fecha 17 de septiembre de 1993 recibí la moqueta y otras muestras, acompañadas del oficio adjunto, del Instituto Nacional de Toxicología, indicando: ... según lo ordenado por el Juzgado de Instrucción nº 6 de Alcira... No recuerdo haya recibido ningún escrito ni oficio en relación a la moqueta.
  2. Al recibir las muestras de un Organismo Oficial del Ministerio de Justicia, acompañadas del oficio de referencia, estimábamos lógico que el destino de dichas muestras era estudiarlas.
  3. Las muestras que recibimos, directamente relacionadas con las autopsias efectuadas fueron las primeras en ser estudiadas, con el fin de evacuar el informe de las mismas; el resto de las muestras se examinaron a continuación. Cuando llegamos a la moqueta nos llamó poderosamente la atención la discrepancia entre la zona más manchada a simple vista y los lugares donde fue cortada y tomadas las muestras; no obstante en los informes que leímos del Instituto Nacional de Toxicología se decía que en dicha moqueta no había sangre ni esperma, por lo que, dando por válidos dichos resultados, no procedían más estudios ni informes. Dábamos por válidos los resultados porque, las manchas de sangre pueden ser detectadas aunque no sean visibles a simple vista, al menos en nuestro laboratorio es costumbre buscarlas por medios químicos mediante la denominada "huella de Taylor" es decir frotando con un papel de filtro especialmente humedecido en toda la superficie del objeto a estudiar y empleando el reactivo de Kastle Meyer o el de Adler, de la Bencidina, que indica el Instituto Nacional de Toxicología que les dio resultados negativos (ignoramos si este Centro lo realizó únicamente en los trozos cortados o en toda la moqueta).
  4. En el mes de abril de 1997 nos fue entregado por la casa "Cencri" un aparato luz láser Argon de alta potencia para estudios forenses. El manejo y aplicaciones de dichos láseres, aplicados a la criminalística ya lo hacíamos hace más de diez años en los laboratorios de la policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard), aunque hasta estos últimos años no se han fabricado aparatos portátiles. Con dicho láser examinamos de nuevo las muestras que obraban en nuestro poder, entonces descubrimos la confirmación de nuestra extrañeza inicial, en la moqueta había manchas y elementos de interés criminalístico que inmediatamente estudiamos, sin pérdida de tiempo.
  5. Llegado este punto actuó mi moralidad, mi conciencia profesional y mi espíritu de colaboración con la justicia. En ese momento, y no antes, disponía de nuevos elementos de juicio, que no creía oportuno callar, debía transmitírselos a los jueces, quienes son al fin y al cabo, quienes tienen la potestad de valorarlos; por muchos formalismos que existan no podía asumir, de ninguna manera, que la postura correcta hubiese sido el silencio. Si bien a título científico y dada la naturaleza del Sumario dos peritos efectuamos las observaciones y estudios, yo, como director del Instituto de Medicina Legal, asumí plenamente la responsabilidad de profundizar en el estudio de las muestras, únicamente por una razón: ser útil a la justicia.
  6. Todos los estudios realizados han sido llevados a cabo de forma desinteresada, no habiéndose cobrado honorarios alguno, sin que ni siquiera se nos haya compensado gran parte de los gastos originados y que han sido abonados de nuestro peculio personal.
  7. Por el contrario, en este caso "Alcácer" sufrimos y estamos sufriendo un verdadero calvario, salpicado de lamentables inconvenientes, que soportamos gracias a nuestra profesionalidad:

Tuvimos que afrontar como uno de los médicos forenses, el día que efectuamos las autopsias, en vez de respetar la libertad e imparcialidad pericial, nos llamaba la atención porque las estábamos haciendo minuciosamente, dado que considerábamos que no eran completas las que se habían realizado previamente. Cuando comenzamos las segundas autopsias, comprobamos atónitos, que se habían amputado o no disponíamos de las cabezas, genitales, manos y otras lesiones de los cadáveres, en un incomprensible acto, en contra de toda ética y actuación profesional, de quienes sabían que a continuación de ellos íbamos a efectuar nosotros otras segundas autopsias y cuando no corría tanta prisa la toma y ocultación a nuestros ojos de dichas muestras.

La ropa de las víctimas estaba mojada, introducidas en bolsas, en contra de los correctos dictados de la ciencia que obliga a secar las prendas (no a mojarlas) con el fin de que no se deterioren las manchas de interés criminalístico que pudiera haber.

Trajimos a Sevilla las ropas de las víctimas para su estudio con el pleno conocimiento y autorización del Juez de Instrucción, inmediatamente comenzamos a secarlas y, sin terminar esta operación, recibimos un telegrama del Juez ordenándonos que las devolviéramos inmediatamente ¿por qué? Cuando meses más tarde nos envían de nuevo las ropas, comprobamos que entre el barro y las prendas se hallaban pelos de gran interés criminalístico, que por la circunstancia de su localización se encontraban en la ropa desde que fueron enterrados los cadáveres, y que no habían sido "vistos" ni estudiados en otros laboratorios donde habían permanecido dichas prendas. Comunicada la existencia de dichos pelos y realizado un primer informe de los mismos, sin ultimar su estudio, se nos ordenó los devolviésemos al Instituto Nacional de Toxicología; allí, al parecer, efectúan estudios del ADN y por tal motivo amputan los bulbos, no obteniendo resultados. Dichos pelos nos son enviados de nuevo y, posteriormente, parte de los mismos, nos ordenan sean enviados a otro laboratorio. Y así, podría ir recorriendo toda una serie de "peculiaridades", poco comprensibles, hasta llegar al hallazgo de manchas de interés criminalístico en la moqueta, manchas que no habían sido visto antes por otros investigadores.

Y es cuanto manifiesta en el escrito, que consta de tres folios, firmados en Sevilla a 11 de mayo de 1.997.


Carrascosa niega haberle dicho al padre de Miriam que la Guardia Civil destruyó pruebas.
Levante EMV. Martes, 1 de julio de 1997.

El padre de Miriam, Fernando García, y su equipo han criticado duramente la actuación del teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Carrascosa Carrascosa, jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) del cuerpo cuando se produjo el rapto y asesinato de las adolescentes. García llegó a afirmar que el teniente le había reconocido que una alfombra hallada en la fosa de La Romana fue quemada en las dependencias del cuartel de Patraix, en Valencia.

Antonio Carrascosa, que se querelló por éstas y otras informaciones, desmintió ayer, tajantemente y ante el tribunal que juzga a Miguel Ricart, las imputaciones del padre de Miriam.

El testigo relató que ha mantenido tres conversaciones con Fernando García, la primera el 6 de octubre de 1996. En una de ellas, le exigió ver una alfombra persa supuestamente hallada junto a los cadáveres de las niñas. "Me dijo el nombre de su titular -su propietario- y me añadió que se dedica a coleccionar alfombras persas", explicó el mando policial.

Carrascosa le contestó: "El único conocimiento que yo tengo es que en la fosa apareció una moqueta". Y le añadió que la información de que disponía era "bastante buena y creíble" porque en el levantamiento de los cadáveres participaron el juez, la secretaria del juzgado y un equipo de la policía judicial.

No obstante, le precisó que si tenía pruebas o indicios de lo que afirmaba "debía acudir al juez y denunciarlo". Fernando García, según la versión del teniente coronel, le espetó: "Ya se verá en su día, ya se verá en su momento", y no aceptó el ofrecimiento de indagar sobre dónde estaba en esos momentos la moqueta que envolvía los cadáveres -la tenía el forense Luis Frontela- porque "no existía".

El ex jefe de la UCO respondió con un rotundo "falso" a la pregunta de si le había comentado a García que se habían destruido pruebas, que la alfombra de la discordia había acabado reducida a cenizas en las dependencias de la 311 Comandancia. "No le pude informar de si se había guardado o no en el cuartel porque no lo sabía", aclaró.

El abogado defensor de Ricart, Manuel López Almansa, pidió a Carrascosa el nombre del coleccionista de alfombras. El presidente de la sala, Mariano Tomás, lo consideró improcedente y recordó que "el tribunal tiene la obligación de proteger los derechos de todas las personas y cuando alguien intenta transgredir esto no lo puede permitir"...

[...]

Fernando García, padre de una de las víctimas de Alcácer, tildó ayer de "mentiroso" al teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Carrascosa, después de que éste negara en estrados haberle comunicado que la moqueta en la que fueron envueltos los tres cadáveres había sido destruida en el cuartel de Patraix. García, sensiblemente alterado, hizo esta valoración a los informadores nada más salir de la sala, durante un receso en la vista oral.

Horas después, al finalizar la sesión, el padre de Miriam reiteró nuevamente a los medios de comunicación su impresión respecto a que "Carrascosa está diciendo cosas que no se ajustan a la verdad. Antes dijo una cosa, ahora dice otra. Él sabrá el motivo".

En su opinión, a lo largo de la testifical del actualmente ex jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Policía Judicial, hubo "falsedades" y negó, además, que el agente se hubiera ofrecido a facilitarle información relativa a la investigación del triple crimen: "No me ofreció nunca nada, pero claro, si le creéis a él...", manifestó desafiante a los periodistas que le recordaron las palabras vertidas en estrados por el agente...
 
Registrado
9 Oct 2016
Mensajes
4.278
Calificaciones
15.246
Pongo a continuación un artículo o entrada que hablan del caso macastre.

La Valencia Oculta: los oscuros años 90, parte 1

Éste es un artículo que jamás hubiésemos querido escribir. Los hechos que vamos a contar son macabros, aunque lo normal es que ya los conozcáis porque son más que conocidos por todos nosotros, pero es una parte oscura de nuestra historia reciente y es algo que jamás debemos olvidar para que nunca se vuelva a repetir. No os vamos a engañar, en este artículo hay una parte conspiranóica que no vamos a ocultar, es algo que está ahí, pero en ningún momento vamos a dejar de lado la parte oficial, que es en la que nos vamos a centrar principalmente. Cuando tratemos cada caso de forma individual ya ampliaremos las teorías de la conspiración que circulan por la red relacionadas con cada crimen.

El principio de los años 90 fue una época muy oscura en la sociedad española, siendo aún más cruda en la costa mediterránea, especialmente en la Comunidad Valenciana. Muchos fueron los crímenes que se cometieron, y era habitual encontrar casos de secuestros en las páginas de los periódicos y los programas de televisión. Incluso había un cierto denominador común, y es que las chicas jóvenes parecían un blanco demasiado atractivo para quien llevaba a cabo estos actos.

1352602967_335293_1352603315_portada_normal.jpg


Muchas son las teorías que se han desarrollado a partir de esta serie de sucesos, desde que se trataban de crímenes aislados hasta que podía tratarse de la actuación de sectas satánicas, pasando por grupos organizados que llevaban a cabo este tipo de prácticas macabras por puro placer, hasta gente que grababa los crímenes en vivo para después vender las cintas en el mercado negro. Por toda la información que hemos podido reunir y todo lo que nos hemos documentado, la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado no fue precisamente la mejor. Muchos son los que defienden que había peces gordos detrás, gente importante y que de salir a la luz daría un vuelco a la vida política y social española. Otros creen en algo más terrenal: ante la mediatización de este tipo de casos, la gente necesitaba culpables, alguien sobre quien arrojar toda la ira y la rabia, y una vez habiendo un implicado (o posible implicado), se podía cerrar el caso, aunque no estuviese del todo claro, llegando a casos como el de Rocío Wanninkhof, en el que hubo un falso culpable en la cárcel durante unos años. Incluso hay que considerar que los medios técnicos con los que se contaba en aquella época eran muy limitados en comparación con los que se tiene hoy en día.

El caso es que, hilando fino, podemos encontrar una serie importante de factores en común entre algunos de estos crímenes, ante los que quizá es inevitable generar sospechas y pensar que quizá no se trataba de hechos aislados. Como siempre, nuestro objetivo es que saquéis vuestras propias conclusiones. Empezamos.
El crimen de Macastre, un caso sin resolver 26 años después
El primer caso, conocido como el crimen de Macastre, tuvo lugar el 14 de enero del año 1989 y afectó a tres jóvenes de las localidades de Benimamet y Paterna. Hijos de familias desestructuradas, Francisco Flores, su novia Rosario Gayete y una amiga de ambos llamada Pilar Ruiz salieron un fin de semana de acampada por una montaña cercana a la localidad de Catadau y jamás volvieron a sus hogares. Según cuentan algunas crónicas, Francisco estaba de permiso ese fin de semana, ya que el joven estaba internado en un reformatorio. Eran años en los que la vida en los barrios conflictivos era dura, y no era raro ver como muchos jóvenes caían en las drogas y todo lo que rodea a este ambiente. Al parecer, eran consumidores habituales de benzol, lo que provocó que una de las primeras hipótesis de la Guardia Civil fuese la muerte por consumo de drogas.

images


Después de coger el autobús que les conduciría a Catadau (último momento en que se les vería con vida), por algún motivo que aún hoy se desconoce, los tres jóvenes no acamparon finalmente en la montaña tal y como parecía que tenían previsto, sino que acabaron refugiándose en una caseta. Una posibilidad a tener muy en cuenta para este cambio de ubicación es la del frío, a pesar de que en Valencia las temperaturas no son extremas como en otras zonas de la Península, en enero son demasiado bajas como para dormir a la intemperie. El caso es que ninguno de los tres jóvenes volvería a su hogar una vez finalizado el fin de semana.

Fue el 19 de enero de 1989 cuando aparecería el primer cuerpo de uno de los jóvenes. Un pastor acudió al lugar donde guardaba sus utensilios y se encontró con el cadáver de Rosario Gayete. Esta caseta no estaba en Catadau, sino en Macastre, a unos 30 kilómetros de distancia del que teóricamente iba a ser su destino, tal y como indicaba el billete de autobús que se encontró en el bolsillo del pantalón de Francisco Flores. Además de esto, lo sorprendente del asunto es que no mostraba síntomas de violencia, por lo que se dio como casi segura la posibilidad de que hubiese fallecido por consumo de drogas. Lo que quedaba claro a partir de aquel momento es que algo le había sucedido a estos chicos.

Rosario+SHC.jpg

Imagen creada por Sergio Hugo Castro – lawebdelassombras.blogspot.com
En el ano de Rosario se halló un líquido blanquecino similar al semen. Se enviaron muestras al Instituto Toxicológico de Valencia, que confirmó que lo era, y al Instituto Toxicológico de Madrid , que descartó que se tratara de semen.

Tras hallar el cuerpo sin vida de Rosario, comenzó una búsqueda por el monte en la que se peinó toda la zona, pero no se halló ni rastro de los otros dos jóvenes.

Estando en marcha la investigación, el 27 de enero de 1989, apareció una mano (aparentemente de mujer) sobre un banco situado junto a una marquesina de una parada de autobuses en la Gran Vía Fernando el Católico de Valencia. Solo un día después se localizó un pie amputado, que se relacionó con el de Pilar, en el interior de un contenedor de basuras en la Calle Alcàsser de Valencia. ¿Adivináis qué sucedió el 27 de enero de 1993 en Alcácer? Sí, es el día que aparecen los cuerpos sin vida de las tres niñas de esta localidad. Nos encontramos ante dos “piezas” en las que se unen fecha y lugar de un suceso que llegaría cuatro años después. ¿Casualidad? ¿Un aviso? ¿Un juego macabro? Por si fuera poco, apareció un cráneo en la calle Marqués de Caro. Curiosamente, a Felipe Caro y Roca, Marqués de Caro, le fue concedido el Marquesado de la Romana -por Felipe V- el 16 de junio de 1739. Para el que no lo recuerde, los cuerpos de las niñas de Alcàsser aparecieron en una fosa situada en el paraje de La Romana.

images%2B(21).jpg

losotroscrimenesdealcasser.blogspot.com
El segundo cuerpo apareció 79 días después de la aparición del cadáver de Rosario. El 8 de abril de 1989, unos agricultores que se encontraban recogiendo espárragos por la zona encontraron oculto entre los matorrales el cadáver de Francisco a escasos 400 metros de la caseta donde se encontró el primer cuerpo sin vida. Por la posición del cuerpo se dedujo que el joven había salido huyendo de la caseta. Pero lo más extraño de todo es que se encontrase casi tres meses después estando tan cerca del lugar del primer crimen y de un teóricamente exhaustivo rastreo de la zona.

Francisco+SHC.jpg

Imagen creada por Sergio Hugo Castro – lawebdelassombras.blogspot.com
Como comentado anteriormente, en el bolsillo del pantalón de Francisco se encontró el billete de autobús con destino Catadau, por lo que el hecho de que los cuerpos apareciesen en Macastre es toda una incógnita. ¿Qué hacían tan lejos de su destino inicial? Y más importante, cómo habían llegado hasta allí, a 30 kilómetros de distancia? La única explicación coherente es que alguien llevase a los jóvenes (¿aún con vida?) hasta Macastre. ¿Qué implicación tenía esa persona? ¿Alguien acabó con la vida de Francisco en otro lugar y dejó el cuerpo sin vida en aquel punto después de la investigación? Ah, al igual que el cuerpo de Rosario, tampoco presentaba síntomas de violencia.

macastre.png

Mapa de la zona – wymering.blogspot.com
El 26 de mayo de ese mismo año, cerca del Pantano de Forata, junto al río Magro, un grupo de niños que jugaba en la zona localizó el cadáver de Pilar. Habían pasado 46 días desde la aparición del cuerpo de Francisco y 125 desde que se localizó el de Rosario. Al cuerpo le faltaba el pie izquierdo y la mano derecha, con posible amputación peri-mortem, o lo que es lo mismo, durante la muerte. La cara apareció desfigurada, con el maxilar superior destrozado, y al parecer de forma intencionada.

El lugar de localización del cadáver se encontraba a unos 9 kilómetros de la caseta de Macastre, por lo que, en caso de haber consumido droga, era prácticamente imposible que Pilar hubiese llegado hasta allí por sus propios medios, lo que desmontaba la teoría de muerte por sobredosis. Felisa Ruiz, hermana de Pilar, no reconoció el cuerpo sin vida, ya que según su testimonio, faltaba una cicatriz que la joven tenía en su pierna izquierda y que no vio en el cadáver. También hay que indicar que su estado de descomposición era muy avanzado, y no son pocas las veces que, según determinados expertos, los familiares no reconocen los cadáveres de las víctimas.

Fuente+Cuerna+02.jpg

Zona donde se encuentra el cadáver de Pilar – lawebdelassombras.blogspot.com
Durante la investigación, Protección Civil de Turís recibió una llamada anónima en la que se acusaba a una persona de haber arrojado el cadáver de Pilar a la acequia donde más tarde sería encontrado. El grupo de homicidios de la Guardia Civil de Valencia realizó la correspondiente investigación, interrogando al sospechoso, que fue puesto en libertad ante la falta de pruebas que le involucrasen.

Algunas teorías que circulan por la red y que no han sido certificadas cuentan lo siguiente:

Que Francisco Valeriano apareció muerto con un disparo en la cabeza, realizado con una pistola automática 9 mm. parabellum, o bien que recibió una brutal paliza y se le remató de un disparo con dicha arma cuando estaba próximo a la muerte.

-Que en 1999 aparecieron restos óseos en Macastre, en terrenos de un vecino del pueblo llamado Antonio G., bajo unos plásticos. Y que dichos restos, cotejados con una muestra de la hermana de Pilar, resultaron coincidentes, con lo que se demostraría que pertenecían a Pilar Ruiz Barriga.

Que Francisco Valeriano fue llevado a un lugar donde se estaba mutilando a una mujer con una motosierra, se le dejó huir y luego se realizó una cacería humana, persiguiéndole hasta las inmediaciones de la caseta, donde se acabó con su vida.

Prensa+01.jpg

lawebdelassombras.blogspot.com
Sea como fuere, 26 años después, el crimen ha prescrito y nadie ha sido juzgado por el mismo. Al parecer, el hecho de que se trate de tres jóvenes de muy baja clase social ha hecho que no haya adquirido la importancia de muchos otros casos similares y haya caído en el olvido. Ya se sabe, tanto tienes, tanto vales, aunque siempre queda gente que colabora de forma desinteresada, como el Proyecto Nacional Prometeo para la Revisión de Crímenes sin Resolver, que desde finales de 2013 se ha puesto manos a la obra con este asunto.

Os dejamos un vídeo de Cuarto Milenio donde se trata acerca de este asunto:

El artículo continua con la desaparición de Gloria Martinez

http://valenciaculture.com/la-valencia-oculta-los-oscuros-anos-90-parte-1/





 
Registrado
9 Oct 2016
Mensajes
4.278
Calificaciones
15.246
En esta entrada trata la versión oficial del caso Alcasser
La Valencia Oculta: los oscuros años 90, parte 2
Llegamos a la segunda parte de la serie “Los oscuros años 90” y lo hacemos con el conocido caso de las niñas de Alcácer. Como siempre decimos, es un asunto del que no nos gustaría hablar nunca, porque significaría que jamás ha sucedido, y queremos dejar claro de antemano que nunca tratamos de herir sensibilidades de lectores ni de familiares, por lo que vamos a tratar este suceso con todo el respeto del mundo.

ninas-alcasser.jpg


El caso de las niñas de Alcácer es especialmente conflictivo. Aún habiendo pasado 23 años desde aquella fatídica noche de noviembre de 1992, este suceso sigue en boca de mucha gente y son muchos los que, desconfiando de la versión oficial, siguen indagando, investigando y llenando la red de sus conclusiones, que en algunos casos son aparentemente sensatas y en otros son auténticos disparates.

Lo que sí que queda claro es que pocos confían en la versión oficial de lo sucedido en aquellos días y que si buscas información, hay tanta como para poder escribir más de un libro. Al final del artículo os ofreceremos una pequeña conclusión personal basada en todo lo que hemos leído, escuchado y visto, y si hay alguien que por alguna de aquellas puede sentirse ofendido, pedimos disculpas de antemano.
El caso Alcácer, la versión oficial
Toñi, Miriam y Desireé son tres jóvenes amigas de entre 14 y 15 años, residentes de la localidad valenciana de Alcácer. Como muchos otros jóvenes de esa edad, empiezan a salir de marcha por la noche por las discotecas de la zona donde residían. Uno de los puntos neurálgicos de la fiesta es la discoteca Coolor, ubicada en la vecina localidad de Picassent, donde se dirigían cientos de jóvenes en las noches del fin de semana. Ésta discoteca aparentemente era el destino de las chicas en aquella fatídica noche del 13 de noviembre de 1992.

50b07-alcacer-coolor01.jpg

nozickblog.wordpress.com
Según cuenta la versión oficial, aquella noche los alumnos del Instituto de Picassent en la discoteca Coolor, y allí era donde se dirigían las tres amigas. Para evitar recorrer la distancia andando, las tres chicas deciden hacer autostop, momento en el cual un coche blanco se detiene y les recoge. Según un testigo, en aquel coche viajaban tres personas más. Esa fue la última vez que se les vio con vida.

Llega la noche y las chicas no aparecen por su hogar. Con el transcurso de las horas crece el nerviosismo debido a la falta de noticias. Es en ese momento cuando las familias denuncian la desaparición ante las autoridades. Veinte equipos de rescate rastrean una zona comprendida en un radio de 50 kilómetros. Al día siguiente se suman 300 vecinos a la búsqueda. La familia y la Guardia Civil descartan desde el principio que se hubieran ido por su propia voluntad.

Los días pasaban, no había noticias del paradero de Toñi, Miriam y Desiree, y el nerviosismo crece. La Guardia Civil investiga un posible secuestro y el Instituto Armado solicita por primera vez la colaboración ciudadana. El caso se convierte en portada de todos los periódicos y noticiarios de la época, llegando a todos los rincones de un país que poco a poco va perdiendo la esperanza de encontrar a las tres jóvenes con vida. No había día que el caso Alcácer no estuviese en los medios, surgen las especulaciones y nace la figura pública de Fernando García, padre de Miriam. Es en noviembre cuando Fernando plantea la posibilidad del secuestro por parte de una red de trata de blancas.

1352815517_0.jpg

elmundo.es
El caso tiene tal repercusión que en los primeros días de enero de 1993 las embajadas españolas en los países del Magreb y de Oriente Medio distribuyen 20.000 carteles en árabe con las fotografías de las tres menores.

Finalmente, en la noche del 27 de enero de 1993llega la triste pero cada vez más esperada noticia. Muy cerca del caserón de La Romana, dos apicultores de Montroi encuentran tres cadáveres y ponen en alerta a las autoridades de la zona. Saltan todas las alarmas, el caso parece llegar a su fin. Horas más tarde se confirma que los cuerpos corresponden a las tres niñas. El horror llega a sus familias y la tristeza inunda todos y cada uno de los rincones de un país que asiste, casi en directo, a la indeseada resolución de una desaparición que mantuvo en vilo a la gran mayoría de hogares españoles en un país que no estaba acostumbrado a un suceso de este estilo.

presunto+lugar.jpg

crimenycriminologo.com
La autopsia a los cadáveres de las jóvenes muestra que han sido víctimas de violación y violencia salvaje, además de que sus captores pusieron punto y final a sus vidas con un disparo a las pocas horas del secuestro.

Primeros implicados, Antonio Anglés y Miguel Ricart
Con la aparición de los cadáveres de las chicas, aparecen los primeros sospechosos, que a la postre serían acusados como autores materiales del crimen. Sus nombres son Antonio Anglés y Miguel Ricart, dos conocidos criminales de la zona que contaban con antecedentes penales, aunque nunca con casos tan graves como el que supuestamente cometieron en aquella fatídica noche.

antonio_angles_miguel_ricart1.jpg

laverdadnovende.wordpress.com
Las sospechas llegan ya que a pocos metros del cadáver de una de las chicas aparece un parte médico de Enrique Anglés, uno de los hermanos de Antonio Anglés, lo que hace sospechar del brasileño. En ese momento, su nombre llega a todos los medios nacionales y se convierte en enemigo público número 1 de nuestro país, en la persona más odiada por los españoles y su captura es el objetivo prioritario de las fuerzas de seguridad del estado. Y es entonces cuando la versión oficial del caso Alcácer pierde veracidad para muchas personas.

Según cuenta la versión oficial, Antonio Anglés consigue huir hasta Lisboa, momento en el cual se pierde su rastro para siempre, tras presuntamente subir en un barco con destino a Irlanda. También se cuenta que la Guardia Civil llegó a tenerle rodeado en su casa, pero el entonces presunto asesino, en una maniobra más digna de las películas de acción estadounidenses, consigue escapar de las autoridades y se pierde su rastro para siempre.

Numerosos son los rumores e informaciones falsas que llegan sobre su paradero. Hay quien dice que se encuentra en Brasil, quien afirma que falleció tras saltar de un barco en su intento de huida en dirección a Irlanda y quien incluso afirma que le practicaron una operación de cambio de s*x* y continúa viviendo en Catarroja. Otros afirman que fue asesinado poco después del crimen, aunque esto lo trataremos en el apartado de las teorías de la conspiración que podemos encontrar por la red.

El caso es que Antonio Anglés nunca apareció, por lo que nunca pudo ser juzgado y castigado por este suceso.

mosaico-angles.jpg

Posibles rostros de Antonio Anglés – www.levante-emv.com
Quien sí apareció fue su compañero y amigo Miguel Ricart, coautor de los hechos. Su implicación en el suceso se supuso de una forma un tanto absurda, ya que aparece por casa de los Anglés en pleno registro de la vivienda por parte de la Guardia Civil, con la aparente intención de visitar a Neusa Martins, madre de Antonio Anglés. Su nombre aparece por primera vez tras intervenir la cinta del contestador automático de los Anglés, y en el que se capta el siguiente mensaje:

“Kelly, soy yo, Rubén. Cuando vengas le dices al… al Rubio que… que vaya a… a donde está el plato y la maneta de la moto. Y que traiga los dos sacos de dormir y los Kellogs y la leche que está encima de la nevera. ¿Sabes? Y eso, cuanto antes posible. ¿Vale? Dios, luego.”

Miguel Ricart sí que fue detenido y puesto a disposición judicial como presunto coautor de los hechos, aunque son múltiples las versiones que se dan acerca de su declaración en los juzgados de Catarroja. Al parecer, en su interrogatorio no se le leyeron sus derechos, y su coartada parecía real, ya que por aquellas fechas Ricart había estado en la cárcel de Picassent. Pero en un registro personal que dos agentes de la Guardia Civil realizaron en los archivos de la cárcel, se desmonta la coartada, ya que ese día no estuvo en prisión.

Miguel Ricart fue detenido oficialmente a las 5:40 del 28 de enero, y esta vez sí que se le informaba de sus derechos. Ricart dijo que no quería declarar ni quería abogado, intérprete ni reconocimiento médico, y que deseaba se avisara a María Dolores Cuadrado, su ex pareja.

lectura-derechos-y-detencion-miguel-ricart.jpg

Primera declaración de Miguel Ricart – elcrimendealcasser.wordpress.com
A las 23:55 del 28 de enero, casi exactamente 24 horas después del primer interrogatorio, Miguel Ricart cambió de opinión y decidió declarar, culpando a Antonio Anglés del triple crimen. Habían recogido a las tres niñas en un Seat Ronda y las habían llevado a un camino rural. Antonio Anglés se llevó a Toñi y más tarde a Miriam y él se había quedado en el vehículo con Desirée, con la que mantuvo relaciones sexuales. Más tarde Antonio volvió, se llevó a Desirée y posteriormente se escucharon tres disparos. Después fueron a por una moqueta, cargaron los cuerpos en el maletero del coche y se dirigieron al lugar donde sepultaron a las chicas envueltas en ella. Además, Ricart dijo haber reconocido la voz de Antonio Anglés en la cinta del contestador.

El diario Levante soltó una bomba el 29 de enero de 1993. En sus páginas informaba que “el primer detenido, de unos 40 años, reveló la identidad de otras cinco personas” y que “una de las niñas tenía agarrado en su mano un papel que contenía el nombre de uno de los asesinos”. Este dato ha hecho creer a algunos que la niña lo había escrito en un papel con su propia mano, pero lo que el diario dice es que el famoso certificado del ingreso en urgencias de Enrique Anglés había aparecido en la mano de una de las niñas, no en el entorno de la fosa. Nunca se reveló la identidad de este primer detenido, aunque se cuenta que era un vecino de Silla y su declaración implicó la detención de más personas, todas ellas de mediana edad.

1993.01.29.01%2BUna%2BDe%2BLas%2BNi%25C3%25B1as%2BTenia%2BAgarrado%2BEn%2BSu%2BMano%2BUn%2BPapel%2BCon%2BEl%2BNombre%2BDe%2BUno%2BDe%2BLos%2BAsesinos.jpg

lawebdelassombras.blogspot.com

El juicio a Miguel Ricart
Hemos decidido copiar la parte del juicio del caso Alcácer que ofrece la Wikipedia. La información que se ofrece por internet es demasiado confusa que sería muy sencillo ofrecer algún dato incorrecto y un tanto conspiranoico.

1382713651_371499_1382731682_noticia_normal.jpg

elpais.com
Intento de aplazamiento

Como consecuencia de los informes periciales conocidos el viernes 9 de mayo de 1997, Fernando García, portavoz de las familias de Toñi y Míriam y padre de ésta última, exige la suspensión del juicio hasta que se analicen las nuevas pruebas aportadas. Fernando García afirma que no hay suficientes evidencias que incriminen a Miguel Ricart y asegura que en el crimen podrían haber participado al menos seis personas más. García, además, renuncia a su abogado porque no quiere formar parte de “una pantomima”. Una manifestación en Alcácer, en la que participaron unas 1500 personas, apoya el aplazamiento del juicio el mismo día en el que se conoce el informe.

Por su parte, la familia de Desirée sí está de acuerdo con que el juicio se inicie en la fecha prevista.

Desarrollo

A pesar de las peticiones de aplazamiento, el juicio por el crimen de Alcácer comenzó el lunes 12 de mayo de 1997, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia.

El abogado de Miguel Ricart, el único acusado en el juicio, pedía la absolución de su cliente al creer que contra él sólo existían “meros indicios”. Sin embargo, el fiscal y las acusaciones populares consideraban que había pruebas suficientes para condenarle por rapto, violación y asesinato.

Sentencia

El viernes 5 de septiembre de 1997, 36 días después de la conclusión del juicio, se dicta la sentencia por el triple crimen de Alcácer. Miguel Ricart es condenado a 170 años de prisión por rapto, violación y asesinato con los agravantes de despoblado y ensañamiento. También se le imponen las costas del juicio y una indemnización de 300 millones de pesetas para las familias de las niñas. Ricart sale de prisión en 2013, ante una enorme expectación mediática.

img-20131129-wa0001.jpg

Miguel Ricart a su salida de la cárcel – www.levante-emv.com
En el próximo capítulo de “Los oscuros años 90” seguiremos analizando este crimen, entrando en la parte más conspiranoica del mismo (ojo, no son teorías propias, sino una recopilación de lo que se ha dicho a lo largo de todos estos años) y una pequeña observación personal acerca de todo lo que ha dado de sí este caso.

http://valenciaculture.com/la-valencia-oculta-los-oscuros-anos-90-parte-2/