El Tik Tok vasco de la Guardia Civil que genera controversia interna

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
50.510
Calificaciones
79.824
Ubicación
227

Un vídeo de agentes destinados en Euskadi bailando Jerusalema abre el debate sobre la presencia del cuerpo en redes sociales.​


Ainhoa De las Heras

AINHOA DE LAS HERASMartes, 1 diciembre 2020, 12:16
73
«Nunca se entregará por los caminos a cantos ni distracciones impropias del carácter y posición que ocupa. Su silencio y seriedad deben imponerse más que sus armas». La Unión de Oficial de la Guardia Civil, una de las asociaciones más críticas con el perfil social del cuerpo en TikTok, cita al fundador Duque de Ahumada y se retrotrae al artículo 14 de la cartilla del cuerpo, que nació el 28 de marzo de 1844, para justificar su rechazo.

El vídeo, que dura apenas un minuto recoge imágenes de miembros de distintas unidades de la Guardia Civil destinados en el País Vasco, bailando la famosa 'Jerusalema', que se ha convertido en un grito en todo el mundo contra la pandemia y que une tanto a Cristiano Ronaldo como a niños africanos al mismo son. La canción, creada por Master KG y Nomcebo, y con letra en idioma venda de Sudáfrica, acumula más de 209 millones de reproducciones en Youtube, es el tema más buscado en Shazam del último mes y hay miles y miles de vídeos de TikTok e Instagram con la sencilla coreografía.



En primer término, un guardia de los que custodia el cuartel de La Salve comienza a levantar el pie al ritmo pegadizo del tema , y le siguen otros compañeros de patrullas rurales frente a San Juan de Gaztelugatxe, icono vizcaíno por excelencia, otros destinados en el aeropuerto de Loiu o de la Unidad Canina. «¿Sabes de dónde son estos guardias civiles?», se lee sobreimpreso en las imágenes. Guardias de la Unidad Marítima, frente a la plataforma petrolífera, otros de criminalística con buzos y en un helipuerto con espectaculares vistas a Bilbao completan el controvertido perfil.

«Acercarnos a la juventud»​

Se estrenó el pasado 12 de octubre, día de la patrona del cuerpo, en TikTok. Algo tan aparentemente inocuo, ha levantado ampollas en algunos sectores del instituto armado y ha abierto el debate sobre la presencia del cuerpo en redes sociales y dónde está el límite. «Tratamos de acercar a nuestra institución a la juventud a través de sus herramientas y pretendíamos sacar sonrisas en estos tiempos tan difíciles», defiende una portavoz del cuerpo en el País Vasco, que con sus compañeros dedicó su tiempo libre a realizar el vídeo. «Nuestro trabajo, profesionalidad y honor siguen intactos aunque en ese momento hagamos un movimiento de cadera. Es un guiño a la sociedad, pero seguimos siendo igual de estrictos en cumplir las normas», advierte, y asume: «Aceptamos todas las críticas».

La Unión de Oficiales considera que «hay otras vías para llegar al ciudadano» y aseguran que «está provocando burlas y mofas» e incluso «dañando la imagen del cuerpo, todo lo contrario de lo que, sin duda, con la mejor intención, pretendían». En un duro escrito público, confían en que «el buen nombre y respeto ganados con el sudor y esfuerzo de todos durante tantos años no se nos deslice entre los dedos por querer estar donde no debemos o con el rigor adecuado». «Nuestra institución no debería provocar risas. No todo vale para 'modernizarnos' o 'adaptarnos a los nuevos tiempos'», señalan. Temen también que al calor de este nuevo perfil, otros agentes se animen a «subir vídeos» vestidos de uniforme «para satisfacer intereses personales» y que «causan un sentimiento de vergüenza y preocupación» en muchos guardias