El maltrato a la Guardia Civil por su Directora e Interior

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.850
Calificaciones
76.784
Ubicación
227

OPINIÓN

La policía que nos avergüenza​

https://laultimahora.es/autor/sonia-vivas/
Por
Sonia Vivas.

28 de febrero de 2021 19:00

UH_Opinion_1920-1080_SONIA-VIVAS.jpg

La violencia se ha desatado. Corre libre. Cabalga y campa a sus anchas por las calles de nuestro país, con el beneplácito de los poderes que están por encima del propio poder, el poder económico.

Ese mismo poder que levanta un teléfono y da la orden de blanquear las agresiones policiales a las personas que en las diferentes manifestaciones de estos últimos días salían a pedir libertad de expresión.

Ya que hemos visto claramente cómo se les agredía impunemente mientras ejercían su derecho legítimo a la protesta.

Ese mismo poder que cambia el marco del debate y engorda los disturbios y saqueos para negar una violencia de Estado que, de manera sistemática, trata de tapar la boca de un pueblo cansado de no poder decir nada. De un pueblo cansado de ver como los nazis salen con antorchas, como se juntan, como se organizan, como toman las calles con la equidistancia de medios de comunicación y de la propia policía. Una policía que se siente, en muchas ocasiones, más próxima ideológicamente a ellos que a la totalidad de los ciudadanos a los que se debe.

Ese pueblo que teme que pensar libremente los pueda llevar a la cárcel una vez más.

En estos últimos días hemos visto como dos policías fuera de servicio, en Linares, le daban una paliza de muerte a un hombre que defendió a su hija de catorce años de los comentarios groseros de uno de ellos. Un hombre al que pudimos ver tirado en el suelo recibiendo la mayor de las palizas y que ahora, un juez ha decidido imputar por delito de atentado contra agente de la autoridad. Imputado por defenderse de unos tipos que no estaban de servicio pese a ser policías.

Hemos visto como la policía en Linares ha disparado fuego real, con munición de pequeño calibre, contra la población. Enviando a urgencias con graves lesiones a más de un vecino. Hemos visto como la policía ha apalizado, sin piedad, a los manifestantes en Valencia. Como los que arrinconó y atacó en un dispositivo policial claramente lesivo y antidemocrático.

Hemos visto como la policía le ha sacado un ojo a una chica en Barcelona, usando para ello material antidisturbios prohibido en gran parte de Europa. Hemos visto como un policía local de Almería y un militar eran imputados esta semana por pertenecer a una banda de delincuentes que explotaba sexualmente a menores de edad.

Como un Guardia Civil en Mallorca era detenido por pertenecer a una banda que explotaba personas migradas. Hemos visto a dos policías de Madrid condenados por secuestrar a una mujer a la que pidieron s*x* en grupo, tras ella negarse. Y hemos visto como a una Guardia Civil le piden dos años y medio de cárcel por la justicia militar, tras negarse a quitarle la vigilancia a una víctima de violencia machista. Y la pregunta es: ¿hasta cuándo esta miseria?

 

Registrado
24 Nov 2017
Mensajes
10.008
Calificaciones
37.191
Los terroristas callejeros votantes de Potemos, Cup, ERC, que intentan quemar vivos policías, nos avergüenzan como país, nos indignan, y vamos a meterlos en la cárcel.
#BlueLivesMatters
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.850
Calificaciones
76.784
Ubicación
227
Los terroristas callejeros votantes de Potemos, Cup, ERC, que intentan quemar vivos policías, nos avergüenzan como país, nos indignan, y vamos a meterlos en la cárcel.
#BlueLivesMatters

Debes ponerte al día sobre los detenidos en Barcelona. Te doy una pista. No son de PODEMOS.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.850
Calificaciones
76.784
Ubicación
227

Condenada a prisión una agente de la Guardia Civil tras denunciar “acoso y derribo” de su superior​

La condena, muy criticada, ha sido pedida por el Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla debido a un escrito que remitió al comandante de la Guardia Civil que instruía varios expedientes disciplinarios abiertos a la agente, en los que informaba del “acoso y derribo” al que se veía sometida tras negarse a cumplir su orden de rebajar protección a una víctima de violencia de género

Por
Alba González.

1 de marzo de 2021 18:00

Agente Guardia Civil prisión acoso superior

En 2017, la agente de la Guardia Civil María Luisa Flores se negaba a acatar la orden de un mando superior de rebajar el riesgo a una víctima de violencia de género que había recibido amenazas de muerte y agresiones por parte de su pareja, quien también había amenazado a otros compañeros del cuerpo e, incluso, provocado daños en uno de los vehículos.

Desde entonces, sufre lo que ella misma denomina una situación de “acoso y derribo”, ya que dicho instructor no ha cesado de abrirle expedientes disciplinarios. Tras la negativa, fue obligada a asistir ante los servicios médicos de la Comandancia “en contra de su voluntad” y, a pesar de la inexistencia de causas que lo justificaran, emitieron una parte de baja por estrés laboral.

No fue la única vez. Tras no acudir a dichos reconocimientos médicos, la mayoría archivados, la Fiscalía Jurídico Militar del Tribunal ha considerado las acciones como una “falta muy grave”. A ello se suma un escrito, a modo de recurso, que la agente remitió al mismo comandante encargado de instruir el caso donde informaba de las praxis del mando implicado. En él, describía que "cada vez que se ha mostrado como instructor, lo ha hecho de forma descuidada y poco aseada, con mal olor y un cerco de sudor bastante desagradable bajo ambos brazos, manchando así toda la uniformidad de este Cuerpo y detrimentando la misma con un fétido olor, siendo bastante desagradable para la pulcra encartada", según la diligencia a la que ha tenido acceso 20minutos.

Ahora, piden a al agente 9 meses de prisión y la suspensión del empleo por un delito de injurias a un superior. Decisión muy criticada en las esferas militares que aseguran una “increíble utilización” del Código Penal Militar.

 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.850
Calificaciones
76.784
Ubicación
227

Acusan de prevaricación y omisión del deber a un Jefe de Policía por archivar sin investigación una denuncia por homofobia​

Así lo ha denunciado un miembro de la Agrupación Reformista de Policía (ARP) ante los hechos que presenció en Santa Cruz de la Palma, donde el Jefe local de la Policía Judicial ordenó a un subordinado archivar un atestado sobre una agresión homófoba sin abrir siquiera investigación

Por
Alba González.

2 de marzo de 2021 21:00

Denuncian Jefe de Policía archivar delito de odio homófobo

“La denuncia interpuesta por ARP se refiere a la presunta orden por escrito que habría dado dicho Jefe local de Policía judicial a un subordinado para que procediera al archivo de un atestado iniciado por la denuncia de un ciudadano que habría sufrido maltrato de obra y un presunto delito de odio por motivo de la orientación sexual”, puede leerse en el comunicado emitido por ARP donde informan de la denuncia presentada.

Alegan, además, que la orden para archivar el atestado se dio “inmediatamente después de que la víctima denunciara el hecho y sin practicar diligencia de investigación alguna ni remitir al Juzgado”.

Los acontecimientos se desarrollaron en la Comisaría Local de Santa Cruz de La Palma, en Santa Cruz de Tenerife, y fueron presenciados por uno de los miembros del sindicato. Ante esto, han denunciado al Jefe local de la Policía Judicial por un presunto delito de “prevaricación administrativa y omisión del deber de perseguir delitos” ya que privó a la víctima del derecho a la tutela judicial efectiva al no trasladar el caso a la autoridad judicial competente. A la vez, le acusan de atribuirse facultades que “solo corresponden al Juez Instructor y al Ministerio Fiscal”.

Ahora, el agente y miembro de ARP teme represalias, por lo que desde el sindicato han solicitado protección y, según ha podido saber LÚH, han apelado en varias instancias, tanto policiales como gubernamentales, a que se active el protocolo interno en la Comisaría afectada.

En concreto, han remitido comunicaciones a la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, al Director General de la Policía e, incluso, han apelado a la atención del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ante la gravedad de los hechos de los que, dicen, no son tan aislados como deberían y ocurren en más ocasiones de las exigibles en democracia. Señalan, además, que son promovidos por altos mandos que basan sus actuaciones en prejuicios raciales, de género, de orientación sexual, ideológicos o religiosos.


Democracia plena lo llaman.