DULCES, POSTRES Y DEMÁS REPOSTERIA (1 Viewer)

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Bizcocho de yogur, receta básica y 5 ideas para tunearlo con las que te harán la ola

El bizcocho de yogur no falla nunca y como es una receta muy básica la puedes tunear de muchas maneras hasta dar con tu bizcocho favorito.





Preparación : 10 min Horneado : 45 min Dificultad : Muy fácil


Llevar un bizcocho de yogur a cualquier sitio es garantía de éxito, una comida familiar, una reunión de amigos, la merienda del cole, o simplemente para desayunar. Pero si esta receta tan sencilla la varias un poquito cada vez que la hagas, ya te aplauden !!


“Ya me pasarás la receta” me dicen cada vez, “Es el bizcocho de yogur de siempre!!”

Puedes prepararlo con más o menos cuidado, pero siempre sale, es lo que tienen estas recetas, una vez que la encuentras, ya no puedes dejarlas escapar, porque con solo una pequeña variación ya parece que has ampliado tu recetario.

Ingredientes para el bizcocho de yogur básico

  • Yogur, 1
  • Aceite de girasol o de oliva suave, 1 medida de yogur
  • Azúcar, 2 medidas de yogur
  • 3 huevos
  • Ralladura de 1 limón o de 1 naranja
  • Harina, 3 medidas de yogur
  • Levadura, 1 sobre
  • 1 pizca de sal
Preparación del bizcocho de yogur

1: Mezclar los ingredientes



Precalentamos el horno a 200ºC.


La gracia de esta receta está en que no necesitamos ni báscula para prepararla, pues solo utilizaremos el recipiente del yogur para medir los ingredientes. En un bol batimos con las varillas un yogur con el aceite y el azúcar. Le añadimos los huevos y la ralladura de limón y seguimos batiendo, puedes añadirle también un poquito del zumo de medio limón. A continuación añadimos la harina, la levadura y la sal y batimos hasta que quede una crema homogénea sin grumos.

Vertemos la masa en un molde engrasado y enharinado (en vez de harina si le pones pan rallado queda también estupendo), o también puedes cubrir todo el molde con papel de horno.

2: Hornear el bizcocho de yogur





Metemos el molde en el horno a media altura y bajamos la temperatura del horno a 180ºC. Horneamos 45 min, o hasta que al pinchar con cuchillo fino, una brocheta de madera o mismo un espagueti, éste salga limpio.



5 ideas para triunfar tuneando tu bizcocho de yogur
Nunca me canso de hacer este bizcocho, y lo mejor de todo es que admite muchas variaciones, tantas como alcance vuestra imaginación! Estas son algunas de mis preferidas :

Bizcocho de yogur con manzana y arándanos



Antes de hornear, ponemos por encima una manzana pelada y bien picada, podemos añadir unos arándanos, preferiblemente frescos. Espolvoreamos con un poco de azúcar y al horno. Es el tuneo perfecto para cuando los frutos rojos están en temporada y puedes cambiar los arándanos por moras o frambuesas, o usar una mezcla de las tres bayas.

Bizcocho de yogur con melocotón en almíbar




Antes de meterno en el horno, colocamos por encima de la masa un melocotón troceadito, puede ser natural o en almíbar cuando los melocotones no estén en temporada. Si usas melocotones en almíbar puedes añadir un par de cucharadas del almíbar a la masa en vez del zumo de limón para que el sabor sea más intenso.

Bizcocho de yogur chocolateado




Sustituimos media medida de harina por media de cacao sin azúcar y resultará un bizcocho con sabor intenso a chocolate negro.


Bizcocho de yogur de calabaza y chocolate


Añadimos 100 g de puré de calabaza -ojo, no puré de calabaza del que te harías para comer, sino del que se usa para repostería que no es más que calabaza cocida o asada hasta que esté blandita, bien escurrida y triturada- y dos cucharadas de cacao sin azúcar, y el resultado será un bizcocho de chocolate con un extra de jugosidad sorprendente que recuerda a un brownie pero mucho menos grasiento.


Tarta de cumpleaños con relleno de nata y fresas



Solo necesitaremos a mayores 500 ml de nata y 500 g de fresas. Otra variante de esta tarta que también nos gusta mucho es utilizando melocotones en almíbar, cuando no es época de fresas estos melocotones son una solución muy apañada.

La mitad de las fresas las troceamos y con 2 cucharadas de azúcar las dejamos macerar una hora por lo menos.

Montamos la nata con 3 cucharadas de azúcar. La mitad de la nata la metemos en una manga pastelera, y la otra mitad la mezclamos con las fresas maceradas escurridas, el líquido que quede lo usaremos ahora.

Horneamos el bizcocho en un molde redondo. Cuando el bizcocho esté frío lo cortamos a la mitad, mojamos cada parte con un poco del líquido de las fresas -o del almíbar de los melocotones- y echamos la mitad de la nata sobre la parte inferior. Cubrimos con la otra parte del bizcocho y adornamos haciendo círculos con el resto de la nata. Cortamos en láminas finas el resto de las fresas y adornamos la tarta por encima y por los laterales. Unas velitas y ya tienes una tarta de cumpleaños casera superfácil.

Con una receta básica de bizcocho de yogur , un poco de imaginación y nada de miedo a equivocarte, conseguirás resultados asombrosos, a seguir experimentando!!


https://cocinillas.elespanol.com/2018/11/bizcocho-de-yogur-tuneos/
 

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Galletas decoradas para regalar en Navidad


Por: Mikel López Iturriaga





Con la que está cayendo, y con lo difícil que resulta rentabilizar los contenidos en Internet, no deja de sorprenderme que existan personas como las que hacen Kireei. No contentas con actualizar a diario este fantástico blog dedicado a las "cosas bellas", Cristina Camarena, Meisi Ferrer y Elena Ferro acaban de emprender dos nuevas aventuras paralelas: un blog de cocina, Pimienta Rosa, y una revista gratuita online, Kireei Magazine.

en las páginas de la revista 'online'; el cómo se hizo del reportaje está en un post de Pimienta Rosa.











Dificultad

Para niños.

Ingredientes

Galletas

  • 200 gr. de mantequilla
  • 400 gr. de harina de reposteria
  • 200 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
Glaseado

  • 200 gr. de azúcar glas
  • 1 clara de huevo
  • Colorantes alimenticios
  • Unas gotas de zumo de limón
Preparación

1. Para las galletas, mezclar la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una consistencia cremosa. Añadir el huevo y mezclar. Sumar la vainilla, y después la harina. Mezclar todos los ingredientes y formar una bola. Dejar reposar en el frigorífico una hora.

2. Precalentar el horno a 180 grados.

3. Estirar la masa sobre una superficie enharinada con un rodillo (si no se tiene, se puede usar una botella de cristal). Dejarla con un dedo de grosor y hacer las formas con uno o varios cortagalletas diferentes (un vaso también sirve). Hornear durante 20 minutos vigilando que no se tuesten demasiado, pues quedarían secas.

4. Para la cobertura, batir la clara a punto de nieve y añadirle el azúcar mezclándolo todo bien (es importante que quede espesa y no chorree; si está demasiado líquida se puede agregar un poco más de azúcar).

5. Poner unas gotas de colorante hasta conseguir el color deseado. También se pueden añadir unas gotas de limón para realzar el sabor, teniendo cuidado de que no aligere mucho la consistencia.

6. Decorar las galletas al gusto con una manga pastelera con boquilla pequeña, o en su defecto, una bolsa de congelar con la esquina ligeramente cortada.

https://blogs.elpais.com/el-comidista/2010/11/galletas-decoradas-regalo-navidad.html
 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Brownie de turrón de Jijona y almendras, receta de Navidad



El turrón de Jijona está realizado con almendra marcona, y además de ser delicioso tomado tal cual, por su cremosidad e intenso sabor es un ingrediente ideal para postres navideños como este brownie de turrón de jijona y almendras, receta de Navidad, una receta en la que sustituimos el chocolate por turrón.

La forma de servirlo, como en todos los brownies, es templado, y se acompaña muy bien de helado de vainilla, por el contraste de sabor y temperaturas.

Ingredientes, 6 personas
200 gr. turrón de Jijona (del blando), 100 gr. mantequilla, 3 huevos, 100 gr. de azúcar, 100 gr. de harina, 100 gr. almendras peladas. 20 gr. almendras fileteadas, para decorar. Helado de vainilla, para acompañar.


Elaboración
Trocea las almendras un poco, pero no deben quedar muy picados. Calienta el turrón con la mantequilla, al baño María o en el microondas a potencia media, removiendo hasta que quede una crema espesa y lisa. Deja templar unos minutos.

Bate los huevos con el azúcar, con las varillas, hasta que estén cremosos. Añade la crema de turrón y mantequilla, sin dejar de remover, incorporando poco a poco la harina tamizada y finalmente las almendras troceadas.

Remueve y vierte la mezcla en un molde rectangular untado con mantequilla y harina, de unos 15×25 cm. aproximadamente. Dejar reposar 15 minutos a temperatura ambiente, o hasta que empiecen a formarse burbujas en la superficie. Introduce en el horno precalentado a 180º, horneando durante unos 20-25 minutos, o hasta que la superficie quede dorada y firme al tacto y el interior jugoso y tierno.








Degustación
Sirve este original brownie de turrón y almendras, receta de Navidad, templado, cortado en porciones rectangulares. También se puede servir con helado de vainilla. Si se guarda, mejor calentar la porción que vayamos a comer, en un plato de postre en el microondas, 10 segundos a máxima potencia, lo justo para que quede tierno y templado. A pesar de los ingredientes, es bastante ligero y de sabor suave a almendras, y mucho menos pesado que su homónimo de chocolate.

https://pepekitchen.com/articulo/brownie-de-turron-de-jijona-y-almendras-receta-de-navidad/
 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Polvorones de sabores. Para todos los gustos.




A pesar de ser un dulce que no ha sido tradicional en mi casa y que no conocí hasta ser adulta, he de admitir que los polvorones me resultan tremendamente atractivos. Las Navidades, en mi casa y en la de la mayoría de casas catalanas, han estado siempre vinculadas a otro tipo de dulces tradicionales como les neules, unos barquillos en forma de canuto largo y estrecho, las figuritas de mazapán y els torrons. Eso sí, no eran tan variados como hoy en día. Lo típico era el torró d'Alacant, el de Xixona y el de yema tostada. Siempre acompañados de cava. Con el tiempo se han ido universalizando costumbres y ahora es habitual encontrar cajas de mantecados y polvorones en las tiendas catalanas, sin embargo no ha sido hasta que conocí a mi marido que tuve ocasión de probarlos.

Todo esto os lo cuento porque es la primera vez que los hago, y me gustaría pensar que me he esforzado en elaborarlos y en presentároslos con el mimo y el respeto que se merecen todas las tradiciones. Así que lo primero que hice fue informarme, todo lo bien que supe, acerca de este dulce. De sus orígenes, si había una receta magistral, si existía una liturgia determinada... en fin, todo lo que pude. Tengo que decir que no ha sido nada fácil, cientos de personas en la red se preguntan cual es la diferencia entre mantecado y polvorón, así que la cosa pintaba mal. Sin embargo, cuando ya iba perdiendo toda esperanza de aprender algo, di con un artículo que me pareció la respuesta a todas, o casi todas, mis preguntas. No daba recetas magistrales pero sí aclaraba conceptos.

El artículo viene rubricado por la Dra. Ana Haro García, del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada, que os dejo aquí para que podáis consultarlo si os apetece. En síntesis, si es que esto es posible, explica que es una tradición andaluza cuya producción, tal como la conocemos ahora, tiene 140 años de antigüedad. Sin embargo cuenta también que está basado en una elaboración casera, que habría ido pasando de generación en generación, y que muy posiblemente se remonta al S.XVI.

Con la harina de los excedentes de trigo y la manteca de los mejores cerdos criados en las dehesas de encinares, las amas de casa elaboraban una masa a la que añadían azúcar, canela, y ajonjolí, y que cocían al horno. Precisamente el hecho de que estuvieran elaborados con manteca hizo que estos dulces fueran llamados mantecados. Dos siglos más tarde las monjas de los conventos se unirían a esta tradición casera, pero no sería hasta 1870 que una estepeña, Micaela Ruiz Téllez, viendo la oportunidad que suponía que su marido trabajara transportando mercancías de una localidad a otra, decidiera que se llevara sus productos caseros para vender fuera de Estepa (Sevilla). Para que sus dulces aguantaran más tiempo, y pudieran ser transportados sin perder cualidades, se le ocurrió la brillante idea de resecarlos, conservándolos así como si acabaran de salir del horno. De esta manera nacería el mantecado que conocemos hoy en día, tierno por dentro pero crujiente por fuera.

A pesar de que se elaboran en otras localidades, la asociación de fabricantes de Mantecados de Estepa ha solicitado el reconocimiento de una Indicación Geografica Protegida para los mantecados, polvorones, roscos de vino y alfajores producidos en esta localidad, ya que si bien no es el único lugar donde se fabrican, sí son responsables de la mayor parte de la producción actual del país.


Y a todo esto aún no he dado respuesta a la que parece ser la pregunta del millón, qué diferencias existen entre polvorón y mantecado? Pues según esta misma fuente el polvorón es simplemente una variedad de mantecado. La principal diferencia sería que en su elaboración, además de los ingredientes característicos, harina, manteca, azúcar y canela, lleva siempre almendra en diferentes proporciones, en función de su categoría (extra, suprema, etc), una cobertura de azúcar glace y presenta una forma más alargada u ovalada que los mantecados, que suelen ser de forma cuadrada. Normalmente, los polvorones, son menos compactos que los mantecados pues llevarían menor cantidad de manteca, o mayor de harina, con lo cual es habitual que se deshagan fácilmente con el simple contacto. Es por ello que, cuando tienen mucha harina, se suelen pegar al paladar. Los polvorones vienen tradicionalmente envueltos en papel y se suelen aplastar un poquito antes de abrir, precisamente para evitar que se deshagan. Los mantecados, además, pueden llevan clara de huevo lo cual los hace más consistentes que los polvorones.

En vista de todo esto he de deciros que los polvorones que os traigo hoy deben ser categoría ultra-mega-suprema :), porque llevan tal cantidad de almendra que ni siquiera se deshacen al cogerlos, ni se pegan al paladar, ni hay que aplastarlos. La receta de estos polvorones pertenece a mi ya libro de cabecera "Cocinar es Fácil" de Montserrat Seguí de Queralt. He intentado ser fiel a las medidas, pero tengo que confesar que, al picar yo misma las almendras, en lugar de comprarlas en forma de harina, he aportado un punto extra de grasa que he tenido que equilibrar. Además he modernizado la receta con sabores variados. Creo que han quedado muy buenos, y no lo digo yo, que soy neófita en cata de mantecados y polvorones :), sino en opinión de alguien que los adora.

A por ellos :) :


Ingredientes para unas 40 unidades (de bocado) :



  • 350gr. de harina de repostería (floja)
  • 150gr. de almendras, peladas y tostadas
  • 150gr. de manteca de cerdo ibérico
  • 150gr. de azúcar glace
  • 1 cucharita (de café) de canela molida
para los sabores:

  • 1 cucharita extra de canela molida
  • 1 cucharita colmada de cacao puro 100%
  • ralladura de mandarina (como una cucharita bien colmada)
  • azúcar glace extra para la decoración


Pesad y preparad los ingredientes para la masa principal.





Llevad la harina al horno, no muy fuerte, con la finalidad de quitarle la humedad (resecarla). Dejadla hasta que empecéis a sentir su olor, unos 20 min, aproximadamente. No es necesario esperar a que se tueste.

Id removiéndola con unas varillas de tanto en tanto.




Mientras, picad las almendras.




Tened la precaución de no hacerlo hasta el punto que se convierta en una pasta cremosa.

Si lo deseáis podéis utilizar harina de almendra, pero yo os aconsejo que uséis almendras de la mayor calidad que os sea posible y las trituréis en casa.


Cuanto mejor sea la calidad de los ingredientes mejor sabor tendrán los polvorones.





Una vez tengáis la harina lista, ponedla en un bol bien grande, agregad el azúcar glace, la cucharita de canela y la almendra picada.

Mezcladlo bien.





Añadid ahora la manteca de cerdo troceada. Si queréis reservad una pequeña cantidad para irla incorporando poco a poco, por si acaso tuvierais que ajustar el punto de grasa.





A partir de aquí se hace inevitable trabajar con las manos.

Con paciencia, poco a poco, id uniendo la manteca con el resto de ingredientes hasta formar una bola.





Esta bola resultante debe ser lo suficientemente elástica como para que no se agriete fácilmente al ser manipulada, y a la vez no debe resultar grasienta al tacto.

Si lo hacéis con estas medidas y tal como os he mostrado no deberíais tener ningún problema.

Dejadla reposar unos minutos mientras preparáis los ingredientes de los sabores.





Dividid la masa en 4 partes, si es que deseáis estos 4 sabores distintos.

Coged una parte, estiradla un poco con las manos y añadid la cucharita extra de canela.

Volved a amasar para integrar bien.

SIGUE...
 
Última edición:

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs



De nuevo estiradla un poco con el rodillo hasta que obtengáis una plancha de aproximadamente 1 cm de grosor.

Con corta galletas de diferentes diseños id cortado porciones. El dibujo os ayudará a diferenciar los sabores una vez hechos. Los retales volvéis a amasarlos, estirarlos y cortar, hasta terminar con la masa.

Haced lo propio, con la ralladura de mandarina y el cacao y el resto de masa.





Una vez formados todos los sabores, disponed los polvorones en una bandeja apta para el horno, y si es posible sobre una plancha de silicona.

Si no disponéis de ella, simplemente enharinad la bandeja.





Llevadlos al horno regular, con gratinador o calor superior, por unos minutos, hasta que estén algo doraditos en su parte superior.


En cuanto enfríen espolvoreadlos con azúcar glace.





Se conservan estupendamente por varios días sin ningún cuidado especial. Pero si tenéis la precaución de guardarlos en una caja metálica pueden durar un par de semanas en perfectas condiciones.


Si los probáis espero que os gusten. Deseo, de verdad, haber sabido estar a la altura de esta tradición, que habiendo permanecido ajena para mí ya tiene un rinconcito entre mis dulces navideños. :)


http://www.salseandoenlacocina.com/2010/12/polvorones-de-sabores-para-todos-los.html
 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Sequillos

Hace muchos años pasaba todas las vacaciones en un pueblo de montaña de la provincia de León, Soto de Sajambre, donde después de tanto tiempo, conocías a todo el pueblo y entrabas en las casa como si fueras de allí.
En una de esas casas, había una señora ya muy mayor, que se llamaba Simona, que siempre tenía un plato con galletas, y yo me quedé con que eran “Sequillos” y de aquella jamás me preocupé de saber como se hacían.

Ahora con la llegada de las Navidades, mirando recetas, veo que los Sequillos son típicos de las Navidades (aunque ella los hacía durante todo el año), y que mejor excusa que estas fechas para prepararlos y de paso quitarme estas ganas que siempre tuve de saber como hacerlos





SEQUILLOS

* 330 gr. de harina
* 170 gr. de manteca de cerdo
* 130 gr. de azúcar
* 2 yemas de huevo
* Sal
* Vainilla
* Una pizca de impulsor

Mezclamos y amasamos todos los ingredientes, añadiendo al final la harina mezclada con el impulsor.

Espolvoreamos la mesa con harina, y con ayuda de un rodillo estiramos la masa y la dejaremos de unos 6 cm. aprox.
Cortamos con ayuda de un cortapastas y ponemos sobre la bandeja del horno (donde habremos puesto papel de horno para evitar se nos peguen)
Horneamos a 200º C unos 15 min.

No debemos dejar que se nos doren demasiado, pues sino se resecarían y no quedarían bien.

Podemos espolvorearlos con azúcar glas (tan típico de estas fechas), rebozarlos con azúcar normal, o dejarlos tal cual

https://www.comoju.es/2010/12/sequillos.html
 

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Receta de Tronco de Navidad





Autor Layla Pujol



El tronco de Navidad es un postre navideño tradicional en Francia y otros países del mundo. El tronco navideño es un bizcocho enrollado con relleno de crema de café y cubierto con crema de chocolate.

Ingredientes



  • Para el bizcocho del tronco navideño:
  • 3.5 oz (100 gramos) de harina
  • 3.5 oz (100 gramos) de azúcar
  • 5 huevos, 4 separados las yemas y las claras
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla

  • Para la crema pastelera del relleno y la cobertura de chocolate:
  • ½ taza de agua
  • 3 yemas de huevo
  • 3.5 oz (100 gramos) de azúcar
  • 9 onzas (250 gramos) de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 3.5 oz (100 gramos) de chocolate oscuro
  • 3 cucharaditas de café instantáneo diluido en 2 cucharadas de agua

  • Para decorar el tronco de Navidad:
  • Frutas frescas como frambuesas, moras o cerezas
  • Hojas de menta o romero
  • Grageas
Preparación


  1. Instrucciones para el bizcocho (parte 1 de 3):

  1. Precaliente el horno a 400 grados F o 200 grados C. Mezcle las 4 yemas de huevo con el azúcar y la vainilla. Use un batidor de mano o una cuchara de palo para mezclar los ingredientes suavemente durante unos 3 minutos. Añada el quinto huevo entero y continúe mezclando durante 3 minutos más. Poco a poco incorpore la harina a la mezcla de las yemas. Aparte bata las 4 claras de huevo a punto de nieve. Luego agregue las claras batidas a la mezcla de las yemas y la harina. Forre una lata de hornear con papel manteca o si lo tiene una hoja de silicona (JellyRoll). Extienda la masa del bizcocho sobre el papel manteca o la hoja de silicona, el grosor de la masa debe ser casi de 1 centímetro. Hornee durante 10 minutos a 400 grados F o 200 grados C. Retire el bizcocho del horno y cúbralo con una toalla húmeda durante 5 a 10 minutos.


  1. Instrucciones para la crema pastelera (parte 2 de 3):
  2. Combine el azúcar y el agua en una cacerola a fuego lento, revuelva regularmente para evitar que se pegue, hasta que que los ingredientes estén bien mezclados y formen un almíbar. En un tazón, mezcle los huevos con el almíbar de azúcar usando una batidora de mano. Agregue la mantequilla (a temperatura ambiente) y mezcle hasta obtener una crema espesa. Divida la crema en dos partes iguales. Mientras tanto, en otra cacerola, derrita lentamente el chocolate oscuro con una cucharada de agua. Agregue el café instantáneo diluido a la primera parte de la crema y mezcle bien – esta será la crema para el relleno. En otro tazón, agregue el chocolate derretido a la segunda parte de la crema. Ambas cremas deben estar espesas, si no lo están, colóquelas en la refrigeradora durante unos 15 minutos.

  1. Instrucciones para armar y decorar (parte 3 de 3):
  2. Quite la toalla húmeda del bizcocho. Separe cuidadosamente el bizcocho del papel mantecado o de la hoja de silicona. Cubra el bizcocho con la crema pastelera de café de manera uniforme. Enrolle el bizcocho en sentido longitudinal, tomando el lado más corto y suavemente rodando a lo largo del bizcocho. No presione, y no se preocupe demasiado si los bordes no quedan uniformes en este momento. Cubra el bizcocho enrollado con la crema de chocolate, use una espátula plana para que quede completamente cubierto con la crema. Refrigere por una hora para que la cobertura de chocolate de solidifique un poco. Luego, use un cuchillo bien afilado para cortar los bordes del bizcocho enrollado para que queden rectos y con la apariencia de un tronco recién cortado. Con mucho cuidado transfiera el tronco al platillo o bandeja en la que se va a servir. Utilice el file de un palillo chino o un tenedor para tallar – con suavidad- pequeñas marcas en el glaseado. Decore con las frutas, hojas y grageas. Refrigere hasta que el momento de servir.






Como la mayoría de los niños, mi parte favorita de la cena era el postre. Uno de los postres tradicionales en Francia es el tronco navideño o buche de Noel. El tronco de Navidad es uno de esos postres llamativos que parecen difíciles de preparar, pero en realidad, es más fácil de lo que parece. Solo se requiere un poco de organización en la cocina. La receta del tronco de Navidad consiste de tres partes principales: un bizcocho, una crema pastelera que se usa para el relleno y para la cobertura, y por ultimo, armar y decorar el tronco navideño.


SIGUE..

 
Última edición:
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
POSTRES PARA NAVIDAD: SABAYÓN CON CÍTRICOS, TARTA DE ALMENDRA Y PERA Y DE CHOCOLATE Y ALBARICOQUE


MIKEL LÓPEZ ITURRIAGA


Llegamos al final de la serie de Navidad con los postres: tres propuestas fáciles y sin mucho esfuerzo que pueden sustituir tranquilamente a la típica tarta comprada en pastelería. Os confieso que con tanta receta estoy un poco lleno, y eso que las fiestas todavía no han ni empezado.

Así que me proclamo en dieta estricta de lechuga hasta el día 24, con la excepción de la comida de mañana con unos ex compañeros, los ataques a unos polvorones buenísimos que han llegado a casa, la celebración familiar de mi cumpleaños con bollos de mantequilla, el tradicional chocolate con churros en el Casco Viejo de Bilbao y alguna otra cosita que caiga por ahí.


SABAYÓN CON CÍTRICOS







El sabayón no es más que una crema de huevo y azúcar hecha al baño maría, a la que se le puede añadir vino, licor, chocolate o el zumo de alguna fruta. Es muy fino y tiradísimo de hacer, y si va acompañado por cítricos y aromatizado con licor de avellana empapuza menos de lo normal.

Ingredientes

Para 8 personas

  • 3 naranjas
  • 3 mandarinas grandes
  • 1/2 limón
  • 6 huevos
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 chorrito de licor de avellana (o similar)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Cruesli o galletas Hobnob trituradas (opcional)
Preparación

1. Poner agua a calentar en una cazuela baja grande. Exprimir el medio limón.

2. En un bol metálico o una cazuela más pequeña batir con un batidor de varillas durante unos dos minutos tres huevos, las yemas de los otros tres y el azúcar, hasta que la mezcla coja un color amarillo pálido.

3. Cuando el agua esté casi hirviendo, bajar el fuego al mínimo y meter el bol al baño maría. Batir constantemente los huevos con la varilla unos dos minutos, y añadir entonces la mitad del zumo de limón. Seguir batiendo hasta que la mezcla espese, y añadir el resto del zumo. Volver a batir un minuto más y sumar entonces un pequeño chorro de licor. Batir tres minutos más, retirar del baño maría y añadir la mitad de la mantequilla. Mezclar bien hasta que se derrita, y repetir la operación con la otra mitad. Reservar tapado en contacto con film.

4. Pelar a lo vivo las naranjas y las mandarinas (ver vídeo de cómo se hace). Hasta aquí se puede hacer con antelación dejando los cítricos con el zumo de las pieles y los pellejos internos.

5. Repartir en boles o vasos individuales la mitad de las naranjas y las mandarinas, cubrir con cucharadas de sabayón y terminar con más cítricos. Espolvorear con un poco de cruesli o de galleta triturada en grueso si se le quiere dar un punto crujiente.


TARTA DE AVENA, ALMENDRA Y PERA






Esta tarta mezcla la base de una de mi cuñada May con el relleno de una de almendra y pera inspirada en un recetario de Carme Ruscalleda. El resultado es crujiente por el cereal, gomosillo por el mazapán y jugoso por la pera. O sea, un escándalo.

Ingredientes

Para 6-8 personas

Base

  • 130 gr. de mantequilla
  • 40 gr. de azúcar
  • 60 gr. de avena
  • 140 gr. de harina
Relleno

  • 3 peras conferencia
  • 200 gr. de almendra molida
  • 220 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 huevos
  • 250 gr. de azúcar
Preparación

1. Precalentar el horno a 200 grados.

2. Preparar la base derritiendo la mantequilla en un cazo a fuego muy suave. Mezclar con el azúcar, la avena y la harina. Engrasar un molde desmontable de unos 25 cm. de diámetro con mantequilla. Extender la masa, que estará muy húmeda, con las manos por la base y los lados hasta la altura que dé (tiene que quedar finita). Hornear durante 10 minutos y dejar que se enfríe.

3. Mientras la base se hornea, preparar las peras del relleno poniendo a hervir un cuarto de litro de agua y 150 gr. de azúcar en un cazo (no remover mientras se calienta, porque puede cristalizar; sí se puede menear el cazo). Pelar las peras y cortarlas en cuartos desechando el corazón. Cuando hierva el almíbar y el azúcar se haya disuelto del todo, añadir las peras, retirar del fuego, tapar y dejar enfriar.

4. Preparar el relleno mezclando 100 gr. de azúcar con 200 gr. de mantequilla muy blanda. Añadir 200 gr. de almendra molida y 4 huevos. Mezclar bien hasta que quede una masa homogénea.

5. Verter el relleno y repartir las peras escurridas por encima, formando una rueda e intentando que quepa la mayor cantidad posible (sin aplastar). Repartir taquitos de los 20 gr. de mantequilla sobrante por encima, y cocer en el horno a 190 grados durante unos 20 minutos. Servir templada o a temperatura ambiente.



TARTA DE CHOCOLATE Y ALBARICOQUE






He hecho esta tarta un montón de veces, y nunca defrauda. Los albaricoques ligeramente ácidos son el perfecto contrapeso para el chocolate negro.

Ingredientes

Para 6-8 personas

Base

  • 140 gr. de harina
  • 30 gr. de azúcar glass
  • 75 gr. de mantequilla bien fría cortada en daditos
  • 1 yema de huevo
Relleno

  • 180 gr. de albaricoques secos
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 135 gr. de mantequilla
  • 110 gr. de chocolate negro (con 60-70% de cacao)
  • 2 huevos grandes
  • 60 gr. de azúcar
Preparación

1. Mezclar la harina y el azúcar de la base en un bol. Añadir la mantequilla y arenarla (desmigarla con las puntas de los dedos hasta que la mezcla quede como arena gruesa). Ligar la masa con la yema de huevo y una cucharada de agua, y si queda muy seca, un poco más del líquido. Formar una bola, filmar y meter en la nevera como mínimo una hora.

2. Poner la masa en el centro de un molde redondo de unos 25 cm de diámetro, e ir aplastándola con los dedos hasta que cubra el molde y los bordes (cuesta, pero se consigue con un poco de paciencia; es más fácil en cuanto la masa se templa un poco). Pinchar por toda la masa con un tenedor, y meter en la nevera 30 minutos más.

3. Precalentar el horno a 180 grados, cubrir la masa con papel de aluminio y pesos de cocina (o garbanzos o alubias secas), y hornear 10 minutos. Sacar, quitar el papel y si está muy cruda (muy blanca), hornear sin cubrir 5 minutos más. Tiene que quedar ligeramente dorada. Sacar y dejar que se enfríe sin desmoldarla, a poder ser sobre una rejilla.

4. Picar los albaricoques secos en trozos muy pequeños, y cocerlos suave en un cacito durante 5 minutos con 2 cucharadas de agua y 2 de limón. Cuando estén bien blandos, retirar y triturarlos en puré. Extender esta pasta sobre la masa, y dejar que se enfríe.

5. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maría (con una cazuela o bol metálico sobre otra cazuela más grande con agua al fuego). Retirar, añadir los huevos y el azúcar y batir con energía hasta que quede una masa ligera y esponjosa. Verter sobre la masa y extender bien con una espátula.

6. Cocer en el horno a 180 grados entre 15 y 20 minutos, hasta que se forme una fina costra en el chocolate pero el centro aún tiemble al mover la tarta. Dejar enfriar y servir con yogur griego o crème fraîche de acompañamiento.


https://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2010/12/17/receta/1292569200_129256.html

 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
40.512
Calificaciones
69.774
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
Postres navideños que te van a sorprender




postre de navidad / Foto: iStock


Lili Ortiz Editor

Estos delirios dulces no pueden faltar en tus fiestas de Navidad y Año Nuevo. Son deliciosos y lucen tan bien que no querrás comerlos, al menos antes de tomarles un par de fotos.

Te pasamos las recetas:
( pinchar en el titulo en naranja , para descubrir la receta)


Brownies de chocolate en forma de arbolito de Navidad
Sólo necesitas cuatro ingredientes para preparar estas bellezas.






Gelatina de clericot
Te presentamos la versión más navideña del tradicional tinto de verano.






Cupcakes esfera
Los cupcakes más navideños tienen apariencia de esferas con brillantina o acabado de espejo. Prepáralos con esta técnica y sírvelos como postre en las cenas de fin de año. También pueden ser un excelente regalo.






Panettone tradicional
El secreto para que este postre italiano tenga un sabor inigualable está en la masa, que debe dejarse fermentar por horas. Aunque la receta es un poco laboriosa, vale la pena prepararla para compartir en la cena de Navidad.






Tronco de Navidad

Cubierto de chocolate, el bûche de Noël (como también es conocido) es un postre originario de Francia y suele prepararse, presentarse y decorarse con la forma de un tronco listo para la chimenea.






Pastel de Navidad
Encuentra las decoraciones más bonitas de esta temporada.






Roles de canela
Nada como el olor a pan recién horneado, si lo acompañas con canela, es delirante.





https://www.cocinadelirante.com/postre/recetas-de-postres-navidenos






 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)