Centro Comercial de Parla (Madrid). 2º ataque tóxico en una semana

B

Borsalino

Guest
Segundo ataque tóxico en una semana contra el centro comercial de Parla: «El picor era muy fuerte»
Empleados y clientes de una pizzería se vieron afectados solo seis días después del primer incidente

1597229493193.png

Exterior del centro comercial El Ferial. Parla.

Aitor Santos Moya - Actualizado:12/08/2020 09:47h

Solo seis días después de que un grupo de personas arrojase una sustancia tóxica al interior de la tienda Espaço Casa, ubicada en el centro comercial El Ferial de Parla, un segundo ataque de índole similar golpeó el lunes a otro establecimiento de la superficie, con cinco empleados dentro y cerca de una decena de clientes. Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 21.30 horas, cuando algunas de las personas congregadas en la pizzería Pomodoro comenzaron a notar un fuerte picor de garganta. De inmediato, desalojaron el restaurante y dieron la voz de alerta.

Fuentes de Emergencias 112 confirmaron ayer a este diario la entrada de un aviso, sin que finalmente se llegase a desplazar ninguna unidad del Summa debido a que en la propia llamada se precisó que «nadie necesitaba de asistencia sanitaria».

El caso fue derivado a la Policía Local y la Nacional, que investigan ahora lo ocurrido a fin de identificar a los autores. «Estábamos tres empleados más los dos jefes que también trabajan allí y tres mesas de dos personas, más algún cliente que pedía en la barra», señala una de las afectadas, quien, en el momento de sufrir los primeros síntomas, observó a un matrimonio con una niña de tres años entrar al comercio: «Pero el padre se dio cuenta y le dijo a la mujer “vámonos, que aquí han echado algo”».

Además de la tos, esta trabajadora incide en el picor de ojos, nariz y garganta, el cual este último «no se pasaba ni bebiendo agua». Tras el ataque, la aquejada acudió a la tienda Espaço Casa para conocer de primera mano la actuación que habían llevado a cabo el pasado miércoles por la noche. Ese día, varios de sus trabajadores se vieron afectados, de forma leve, tras la aparición en el interior del espacio de una sustancia tóxica desconocida.

Pese a que desde el negocio damnificado eludieron entonces hacer declaraciones, la plantilla de este establecimiento portugués, especializado en la comercialización de utilidades y artículos para el hogar, no cree que el elemento arrojado sea gas pimienta, ya que las personas más expuestas no sufrieron de irritación en los ojos.

Cometida la segunda ofensiva, se están revisando las cámaras de seguridad situadas frente a la puerta de la pizzería con el propósito de localizar a los causantes. «No tenemos ni idea de quiénes han podido ser», advierten los empleados. Dada la cercanía en tiempo y espacio y lo indiscriminado de ambos ataques, lo que sí parece claro es que el único objetivo de los autores consiste en provocar daños incomprensibles, empleando para ello sustancias de elevada peligrosidad.

 

Registrado
21 May 2020
Mensajes
668
Calificaciones
7.477
Antiguos empleados,¿quizás?
Podría ser, aunque el ataque ha sido en dos comercios diferentes y sería mucha casualidad que la misma persona haya trabajado en los dos sitios y le salieran rana los dos empleos.
También podría ser alguien que quiera meter miedo a la gente para que dejen de acudir a sitios públicos por esto del covid. Algo así como:

No tenéis miedo a contagiaros y seguís esparciendo virus? Pues a ver si ahora os quedan ganas...

Suena muy psicópata pero la gente está muy quemada con el tema y si sumamos aburrimiento, tiempo libre y gente con malas ideas...

La cosa es que si no hay relación entre un establecimiento y otro, diría que volverá a actuar de nuevo y encima estará el/la cabron/a echándose unas risas.
Por cierto, cómo es posible que no sepan qué es lo que se ha echado? ?
 

Registrado
22 Ene 2019
Mensajes
928
Calificaciones
4.557
Puede ser perfectamente gas pimienta. Si no hay gran cantidad en el ambiente o que no te pille de lleno, no tienen porqué picar los ojos.

Cuadra con alguien que entre y dispare una cantidad discreta. Sale tranquilamente y hasta pasado un tiempo, no se entera nadie.

Quién? Cualquier hijoputx...