Celebración del Día de la Fiesta Nacional. Octubre 12, 2021

Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
15.515
Calificaciones
107.935
Ubicación
Polo Norte

Desfile, recepción y la duda de Leonor: las novedades para el Día de la Fiesta Nacional​

La Casa Real acaba de confirmar cómo serán las celebraciones del próximo 12 de octubre, para el que se instaurará la nueva normalidad​



Por
A. Rodríguez
04/10/2021 - 19:09 Actualizado: 04/10/2021 - 20:07
El covid-19 sigue ahí, pero no podemos negar que limita mucho menos la vida pública que hace unos meses, tanto de personas anónimas como de los miembros de las más altas instituciones de nuestro país. Y una prueba de ello es que varios de los actos grandes de la agenda de los Reyes retoman su desarrollo habitual. Es el caso de las celebraciones por el Día de la Fiesta Nacional, para el que se recuperará el desfile militar en el paseo de la Castellana, además de la tradicional recepción en el Palacio Real a las autoridades del Estado y representantes de la política, la cultura y la sociedad de nuestro país.

Son los dos actos centrales de esta festividad y que no se celebraron el año pasado debido a la situación sanitaria. El multitudinario desfile militar que cada 12 de octubre recorre la arteria principal de Madrid pasó a ser un pequeño acto en el Patio de Armas del Palacio Real, mientras que se prescindió directamente de la recepción posterior. Sí hubo algunos invitados al desfile, aunque fueron muy pocos y se les pidió que no fueran acompañados para respetar las restricciones. Y este año, aunque sí habrá recepción, también será mucho más reducida que las que se daban antes de la pandemia, además no habrá cóctel tras el tradicional besamanos, también adaptado al contexto.

Así pues, volveremos a ver al rey Felipe y la reina Letizia presidiendo el desfile militar desde el palco, retomando uno de los actos más esperados del año en Zarzuela. La duda es, eso sí, si veremos también a la princesa Leonor y la infanta Sofía, como viene sucediendo desde 2014. Cuando se anunció la marcha de la heredera al UWC Atlantic College de Gales, se matizó que lo compatibilizaría con su vida institucional. Y ahora, a apenas una semana de una de las fechas marcadas en rojo en su calendario oficial, todo apunta a que, efectivamente, asistirá, aunque no hay una confirmación oficial de Casa Real. De no asistir, sería la primera vez que vemos a su hermana pequeña sola en un acto de estas características.


A pesar de que las celebraciones serán más relajadas, no cambiará la existencia de distancias interpersonales, como tampoco el hecho de que se sustituyan los apretones de mano por inclinaciones de cabeza o gestos mucho más higiénicos en estas circunstancias. Y también, como viene siendo habitual en los últimos 16 meses, estarán muy presentes las mascarillas, ya un complemento más en los looks de Letizia, Sofía o la propia Leonor.


El Día de la Fiesta Nacional es, como decíamos, uno de los grandes actos del año para la familia real, aunque no tendrán que esperar mucho tiempo hasta que llegue el siguiente, la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Esta cita, y al igual que las celebraciones del próximo 12 de octubre, también recuperará algo de normalidad. Aunque con aforo reducido, la ceremonia de entrega de galardones volverá al teatro Campoamor, además de que, tras el paréntesis de 2020, se celebrará el tradicional concierto que siempre tiene lugar la noche antes de la ceremonia. Y, a diferencia de esta próxima cita, sí está confirmada la presencia de la princesa Leonor, que cada año se convierte en la gran protagonista.


 
Registrado
1 Mar 2019
Mensajes
603
Calificaciones
2.694
Abrimos apuestas?

Viene Leonor:

No viene Leonor: Pirula
Pues tendría que perder un día de clase mínimo. Lo que les va a fastidiar es que a partir del 25 de octubre, en Gales tienen una semana de vacaciones escolares, así que va a estar a punto para los premios Princesa de Asturias. Yo creo que vendrá, no hay excusa
 
Registrado
6 Jul 2019
Mensajes
1.627
Calificaciones
7.487

Desfile, recepción y la duda de Leonor: las novedades para el Día de la Fiesta Nacional​

La Casa Real acaba de confirmar cómo serán las celebraciones del próximo 12 de octubre, para el que se instaurará la nueva normalidad​



Por
A. Rodríguez
04/10/2021 - 19:09 Actualizado: 04/10/2021 - 20:07
El covid-19 sigue ahí, pero no podemos negar que limita mucho menos la vida pública que hace unos meses, tanto de personas anónimas como de los miembros de las más altas instituciones de nuestro país. Y una prueba de ello es que varios de los actos grandes de la agenda de los Reyes retoman su desarrollo habitual. Es el caso de las celebraciones por el Día de la Fiesta Nacional, para el que se recuperará el desfile militar en el paseo de la Castellana, además de la tradicional recepción en el Palacio Real a las autoridades del Estado y representantes de la política, la cultura y la sociedad de nuestro país.

Son los dos actos centrales de esta festividad y que no se celebraron el año pasado debido a la situación sanitaria. El multitudinario desfile militar que cada 12 de octubre recorre la arteria principal de Madrid pasó a ser un pequeño acto en el Patio de Armas del Palacio Real, mientras que se prescindió directamente de la recepción posterior. Sí hubo algunos invitados al desfile, aunque fueron muy pocos y se les pidió que no fueran acompañados para respetar las restricciones. Y este año, aunque sí habrá recepción, también será mucho más reducida que las que se daban antes de la pandemia, además no habrá cóctel tras el tradicional besamanos, también adaptado al contexto.

Así pues, volveremos a ver al rey Felipe y la reina Letizia presidiendo el desfile militar desde el palco, retomando uno de los actos más esperados del año en Zarzuela. La duda es, eso sí, si veremos también a la princesa Leonor y la infanta Sofía, como viene sucediendo desde 2014. Cuando se anunció la marcha de la heredera al UWC Atlantic College de Gales, se matizó que lo compatibilizaría con su vida institucional. Y ahora, a apenas una semana de una de las fechas marcadas en rojo en su calendario oficial, todo apunta a que, efectivamente, asistirá, aunque no hay una confirmación oficial de Casa Real. De no asistir, sería la primera vez que vemos a su hermana pequeña sola en un acto de estas características.


A pesar de que las celebraciones serán más relajadas, no cambiará la existencia de distancias interpersonales, como tampoco el hecho de que se sustituyan los apretones de mano por inclinaciones de cabeza o gestos mucho más higiénicos en estas circunstancias. Y también, como viene siendo habitual en los últimos 16 meses, estarán muy presentes las mascarillas, ya un complemento más en los looks de Letizia, Sofía o la propia Leonor.


El Día de la Fiesta Nacional es, como decíamos, uno de los grandes actos del año para la familia real, aunque no tendrán que esperar mucho tiempo hasta que llegue el siguiente, la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Esta cita, y al igual que las celebraciones del próximo 12 de octubre, también recuperará algo de normalidad. Aunque con aforo reducido, la ceremonia de entrega de galardones volverá al teatro Campoamor, además de que, tras el paréntesis de 2020, se celebrará el tradicional concierto que siempre tiene lugar la noche antes de la ceremonia. Y, a diferencia de esta próxima cita, sí está confirmada la presencia de la princesa Leonor, que cada año se convierte en la gran protagonista.


Cada año que pasa la actividad es más deslucida. Ahora la excusa es la pandemia.
 
Registrado
1 Nov 2010
Mensajes
6.090
Calificaciones
32.162
Sobre el atuendo de la quin, pues no se... Estoy viendo el atelier de Varela y no se me ocurre que haya nada apropiado. LLeva dos años de vaporosas faldas midi, que me gusta como le quedan, pero no creo que repita ese patrón, aunque nunca se sabe
 
OP
M
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
15.515
Calificaciones
107.935
Ubicación
Polo Norte
En este artículo se pueden ver sus estilismos desde el 2005. Elijo el peor, para mi gusto.

1633447775012.png



 
Registrado
18 Abr 2020
Mensajes
312
Calificaciones
1.358
Especulan los participantes (cotillas todas, por no decir el disparate politicamnet correcto de "participantas" ) sobre si viene a la fiesta nacional la hija mayor del jefe del Estado y consecuentemente en situación de expectativa de destino. O sea, jefa del Estado "in pectore". Es la misma situación en potencia que estaba su papá cuando era ¿novio? (o lo que a la sazón fuera) de su mamá en otro 12 de octubre día de la fiesta nacional y que el muy "responsable" princesito entonces, rey hoy, no tuvo inconveniente en irse a Nueva York con su ¿novia? (o lo que a la sazón fuera) la hoy reina hoy, dejando a todos plantados con dos palmos de narizonas borbónicas.

Claro, que peor fue lo que hizo después, a los pocos días de la masacre del 11M ( casi doscientos muertos) largándose de guaracha al Caribe, cuando toda España estaba de luto y los cuerpos de las víctimas aún calientes. Y lo hizo con engaño y yéndose de tapadillo, con nocturnidad y alevosía(con todas las agravantes que concurren en un delito) O sea, cobardemente. Después de haber dicho que suspendía la fiesta de despedida de soltero, con lo cual al agravio añadía el insulto a todos los españoles de bien. Pero esto es lo que hay, lo que nos han impuesto y que la mayoría de los españoles no nos merecemos.
 
Registrado
12 Sep 2007
Mensajes
10.904
Calificaciones
21.148
Especulan los participantes (cotillas todas, por no decir el disparate politicamnet correcto de "participantas" ) sobre si viene a la fiesta nacional la hija mayor del jefe del Estado y consecuentemente en situación de expectativa de destino. O sea, jefa del Estado "in pectore". Es la misma situación en potencia que estaba su papá cuando era ¿novio? (o lo que a la sazón fuera) de su mamá en otro 12 de octubre día de la fiesta nacional y que el muy "responsable" princesito entonces, rey hoy, no tuvo inconveniente en irse a Nueva York con su ¿novia? (o lo que a la sazón fuera) la hoy reina hoy, dejando a todos plantados con dos palmos de narizonas borbónicas.

Claro, que peor fue lo que hizo después, a los pocos días de la masacre del 11M ( casi doscientos muertos) largándose de guaracha al Caribe, cuando toda España estaba de luto y los cuerpos de las víctimas aún calientes. Y lo hizo con engaño y yéndose de tapadillo, con nocturnidad y alevosía(con todas las agravantes que concurren en un delito) O sea, cobardemente. Después de haber dicho que suspendía la fiesta de despedida de soltero, con lo cual al agravio añadía el insulto a todos los españoles de bien. Pero esto es lo que hay, lo que nos han impuesto y que la mayoría de los españoles no nos merecemos.

Totalmente de acuerdo con lo que dices menos con el final, ¿de verdad crees que la mayoría de los españoles no nos merecemos lo que nos han impuesto? Yo creo que eso y mucho más, se olvidan los hechos, se olvida la historia, se olvidan los graves desplantes hechos a la ciudadanía, ¿no nos hemos merecido el trato de menosprecio y desaire que se nos ha dado como consagrados como verdaderos súbditos? ¿No se ha puesto en primera plana el vasallaje que ha seguido a tales arrogancias, a tales desvergüenzas?

Los militares cuentan y han de cumplir con unos códigos de obediencia que van implícitos a su profesión, el ciudadano de a pie no, o eso quiero creer, y sin embargo se sujeta a personas que, encumbradas por motivos espurios, aplican sus principios de grandeza-sumisión, realeza-acatamiento ejerciendo el libre albedrío que una soberanía bien contemplada les permite vulnerar en las más elementales bases del correcto proceder, ese que tendrían que llevar como insignia imperecedera.

Pero nada que suponga una puesta a punto de semejantes descalabros, nada sucede. Un rey actual que ha vapuleado los más fundamentales principios de la dignidad, propia y ajena, y la respetabilidad obligada, un rey pasado que nadie absolutamente hoy en día y en este territorio español pone en solfa unos principios jurídicos de fiscalización, que no existe, acerca de la multitud de operaciones financieras , principios inevitables para aplicar al ciudadano de a pie cargar con la vergüenza de sustentar una institución corrompida encargada de procurarnos la unión tan ansiada para proseguir con sus larguezas en provecho propio.

Todo ello implica negativamente a la persona de a pie que no acaba de respirar por sus propios principios más elementales. En términos no absolutos, desde luego.