CASO ALCASSER

Registrado
4 Jun 2019
Mensajes
441
Calificaciones
1.358
Lo preguntaba pq creo que FG y JIB dejaron de tener contacto al poco del juicio.De hecho el mismo JIB dice en una entrevista que después del juicio ya se fue de todo aquello,quitando su presencia en la asociación como secretario o algo así.
Era un juicio por injurias y calumnias....2009 seguro? pensé q era sobre el 2002-2004.

Fue éste


El juez ordena la detención del criminólogo del 'caso Alcàsser'
Agencias/Levante-Emv.Com 20.02.2009 | 14:12
Fernando García, junto a la presentadora del programa, Amalia Garrigós, y al director del mismo, Ferran Pérez.
Fernando García, junto a la presentadora del programa, Amalia Garrigós, y al director del mismo, Ferran Pérez. EFE/Kai Försterling
Juan Ignacio Blanco no ha comparecido hoy en el juicio por calumnias durante la emisión del programa televisivo 'El juicio de Alcàsser'
El magistrado del Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha ordenado hoy la detención del criminólogo Juan Ignacio Blanco que debía declarar esta mañana en el juicio por injurias y calumnias contra el padre de una de las tres niñas de Alcàsser asesinadas en 1992, la presentadora y el director de un programa de Canal 9, y el propio Blanco.
Ha tomado esta decisión el magistrado después de comprobar, antes de comenzar la vista oral, que Blanco, uno de los cuatro acusados, no había acudido a pesar de que, como ha corroborado después la fiscal, "había sido debidamente citado en el domicilio que había designado a tal efecto" ante el Juzgado competente.
Por su parte, el criminólogo ha llamado a la secretaria judicial excusando su no asistencia y sosteniendo que fue ayer cuando tuvo conocimiento del señalamiento -para hoy- del juicio y que, al residir fuera de España, no le ha dado tiempo a llegar, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).
Tanto la fiscal de la Sala como el letrado de la acusación y los tres de la defensa presentes han considerado que "interesa" la comparecencia del criminólogo por no ser "prudente" celebrar la vista faltando uno de los acusados "para evitar posibles nulidades del proceso", por lo que, aunque el magistrado les ha propuesto celebrar sin Blanco, se han negado.
La fiscal ha ido más allá y ha solicitado que se proceda a la detención del acusado y que se presente en el Juzgado, medida que el magistrado ha considerado adecuada, al determinar que la incomparecencia es "injustificada", y ha librado las "oportunas órdenes a la policía judicial para localizarle".
Se da el hecho de que el juicio que debía celebrarse hoy, y que se prevé que se celebre la próxima semana, una vez detenido Blanco, ya se ha suspendido en siete ocasiones, la última el pasado 17 de noviembre cuando se solicitó el aplazamiento por encontrarse enfermo uno de los abogados.
El padre de una de las tres niñas de Alcàsser acusado de las injurias y calumnias, Fernando García, ha acudido a la cita visiblemente afectado y desmejorado. Aunque ha entrado a la sala "esperando que el juicio salga bien y que todo acabe", ha salido de la misma desalentado y "deseando que esta pesadilla termine".
García, al igual que Blanco, se enfrenta a 16 años de prisión por descalificar en un programa de Canal 9 al ex fiscal jefe del TSJCV Enrique Beltrán, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación del triple asesinato y a los miembros del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia que juzgó a Miquel Ricart, el único autor procesado por el crimen.
Fernando García ha explicado a los medios de comunicación que piden una pena "de locura" por unas opiniones que hizo en un momento en el que estaba "pasándolo muy mal" y en el que quería saber a toda costa "quién, cómo y por qué había matado" a su hija.
Se ha mostrado "muy dolido" por volver a revivir "aquellos hechos" y ha asegurado que no ha ofendido a nadie. "Sólo dije la verdad. Las cosas se estaban haciendo mal y eso me cabreaba porque se trataba de mi hija, una criatura de 14 años, a la que habían hecho todas esas barbaridades".
Tras asegurar que no conoce el paradero del criminólogo, ha tenido palabras de "mucho ánimo" para los padres de Marta del Castillo "y para todos los padres de todos esos chicos que todavía siguen desaparecidos, que deben estar "sufriendo tanto".
En el juicio también comparecerán como acusados la presentadora del programa emitido por Canal 9, Amalia Garrigós, y el director del mismo, Ferrán Pérez, para quienes el fiscal solicita sendas penas de 4 años de prisión.

Y más


ernando García reconoce que se equivocó en sus afirmaciones sobre el caso Alcàsser
El padre de una de las niñas de Alcasser está acusado de injurias y calumnias por unas declaraciones realizadas en un programa de Canal 9. Entre sus declaraciones ha lamentado: "a mí no me respetan, matan a mi hija y aquí estoy, acusado, pasando vergüenza"
Europa Press 23.02.2009 | 17:06
Fernando García (i), padre de unas de las tres niñas de Alcasser (Valencia), asesinadas en 1992, conversa con el criminólogo Juan Ignacio Blanco (c), y su abogado Francisco Masset, durante el receso en el juicio por injurias y calumnias que se sigue contra él, Blanco, la presentadora Amalia Garrigos y el director del programa de la televisión autonómica valenciana, Ferran Pérez, por descalificar al fiscal jefe del TSJCV, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación.
Fernando García (i), padre de unas de las tres niñas de Alcasser (Valencia), asesinadas en 1992, conversa con el criminólogo Juan Ignacio Blanco (c), y su abogado Francisco Masset, durante el receso en el juicio por injurias y calumnias que se sigue contra él, Blanco, la presentadora Amalia Garrigos y el director del programa de la televisión autonómica valenciana, Ferran Pérez, por descalificar al fiscal jefe del TSJCV, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación. EFE/Manuel Bruque

Fernando García, padre de una de las tres adolescentes asesinadas en Alcàsser en 1992, reconoció hoy, durante el juicio que se celebra contra él por calumnias en el juzgado de lo penal número 2 de Valencia, que se equivocó en algunas de las afirmaciones que vertió en el programa 'El juí d'Alcàsser', de la televisión autonómica valenciana por lo que pidió perdón. No obstante, destacó que "la rabia es la rabia" y que "el dolor es el dolor" y que por eso, dijo, "a veces se dicen este tipo de cosas". Así, matizó que, a pesar de que no tenía voluntad de ofender a nadie, "volvería a hacerlo otra vez".
García se expresó en estos términos a preguntas de su abogado durante el juicio que comenzó hoy contra él, el criminólogo Juan Ignacio Blanco, y dos periodistas de la televisión pública valenciana por las declaraciones que se vertieron en el programa 'El juí d'Alcàsser' contra el ex fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) Enrique Beltrán, la Guardia Civil, forenses y los magistrados que juzgaron y condenaron a Miguel Ricart a 170 años de cárcel por el asesinato, rapto y violación de las tres jóvenes de Alcàsser.
En todo momento, García, que aseguró que se sentía "mental y emocionalmente preparado" para participar en aquel momento en un programa de televisión, afirmó que no recordaba prácticamente nada de lo que dijo. "No recuerdo si fue exactamente así"; "Necesitaría ver el contenido de la grabación, sino, no lo recuerdo"; "No recuerdo haber escuchado esas expresiones", aseguró.
En este punto, preguntado por si se acordaba de que criticó que había confabulación, indicó que ésta era una forma de expresión, "a lo mejor errónea", puntualizó. Preguntado por si mantenía la afirmación de que la Guardia Civil torturó a Ricart, afirmó que "era lo que él dijo", en referencia al único detenido y condenado por el triple crimen.
No obstante, lo que sí subrayó es que "nunca" había dado nombres de nadie. "Jamás he nombrado el nombre de nadie", dijo en referencia a su participación en los programas de televisión. Al mismo tiempo, destacó que la finalidad de sus afirmaciones no era otra más que la de emitir su opinión. Puso como ejemplo que cuando dijo que faltaban fotografías intermedias del levantamiento de los cadáverers, que era "una forma de expresar su opinión", al igual que cuando afirmó que había confabulación.
"Me es muy difícil -insistió- recordar frases y lo que no quiero tampoco es equivocarme", dijo a preguntas de su letrado. Sin embargo, pidió perdón aunque afirmó que "volvería a hacerlo otra vez". "No tenía voluntad de ofender a nadie, pero la rabia es la rabia y el dolor es el dolor", por eso, agregó, "a veces se dicen este tipo de cosas". En ese momento, --se emocionó-- "sólo quería saber quién había matado a mi hija. Me equivoqué tanto que pido perdón otra vez".
"A MI NO ME RESPETAN"
En este momento, pidió que "cualquiera" de la sala se pusiera en su lugar porque "sólo" tenía "dolor en el corazón" por perder a una hija, además de "impotencia" porque a su alrededor "sólo había vacío". Afirmó que el dolor era "tan sumamente grande" que la rabia "tenía que contenerla". "Desde pequeño mi padre me ha enseñado a respetar a todo el mundo, y yo lo he hecho, pero a mí no me respetan, matan a mi hija y aquí estoy, acusado, pasando vergüenza", afirmó. Por último, Fernando García aseveró que cuando acudía al programa de televisión, nadie le decía lo que tenía que comentar. "No recibí instrucciones de nadie", aseveró, y añadió que les pedían que fueran respetuosos.
Por su parte, el criminólogo Juan Ignacio Blanco, quien compareció voluntariamente después de que el pasado viernes el juez dictara orden de detención contra él tras no presentarse "injustificadamente" en el juicio después de numerosas suspensiones, sólo quiso responder a preguntas de su letrado.
Blanco declaró que en sus intervenciones en los programas "decía lo que consideraba oportuno" puesto que, según comentó, no había nada pactado y nadie le daba "ninguna contraseña" de lo que tenía que decir. Aseveró que no tenía ánimo de difamar o de ofender, puesto que no había tenido "el gusto/disgusto de conocer a Beltrán o a los guardias civiles. Yo no tengo nada contra esas personas, ni he tenido ningún interés".
Lo que hizo, según expuso, fue valorar el trabajo de estos especialistas, que en ese momento y ahora lo considera "malo" porque "se hicieron muchas cosas mal". En su opinión, durante la investigación e instrucción, "se cometieron muchos errores e irregularidades. Las cosas se hicieron francamente mal y el 'caso Alcàsser' sigue sin solución real", lamentó.
Por otro lado, la presentadora del programa, Amalia Garrigós, declaró que su "única" función era la de moderar, y que había un guión indicativo que debía seguir, diferenciando "bien" lo que era información de opinión. También indicó que "muchas veces" intentó evitar que se elevara el tono de las afirmaciones durante el programa, aunque en otras ocasiones tenía cortar cuando ya se había producido. No obstante, reiteró que sólo pedir a los participantes que no hicieran descalificaciones personales.
Así, el director del programa, Ferran Pérez, corroboró esta versión, y afirmó que "ni la presentadora, ni los redactores ni yo opinábamos", y afirmó que no podía valorar si en las intervenciones había descalificaciones. También dijo que fue el director de la cadena el que le propuso dirigir el programa, y que cuando le llamó ya estaba prácticamente diseñado.
Además, señaló que momentos antes de emitirse el programa, desconocía las opiniones que iba a realizar García, y aseveró que "muchas veces bajamos para tranquilizar los ánimos y disminuir el tono". Así, aseveró que intentaba estar pendiente "en todo momento" del programa, aunque "no siempre podía escucharlo todo", destacó.
 
Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
11.453
Calificaciones
65.890
Fue éste


El juez ordena la detención del criminólogo del 'caso Alcàsser'
Agencias/Levante-Emv.Com 20.02.2009 | 14:12
Fernando García, junto a la presentadora del programa, Amalia Garrigós, y al director del mismo, Ferran Pérez.
Fernando García, junto a la presentadora del programa, Amalia Garrigós, y al director del mismo, Ferran Pérez. EFE/Kai Försterling
Juan Ignacio Blanco no ha comparecido hoy en el juicio por calumnias durante la emisión del programa televisivo 'El juicio de Alcàsser'
El magistrado del Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha ordenado hoy la detención del criminólogo Juan Ignacio Blanco que debía declarar esta mañana en el juicio por injurias y calumnias contra el padre de una de las tres niñas de Alcàsser asesinadas en 1992, la presentadora y el director de un programa de Canal 9, y el propio Blanco.
Ha tomado esta decisión el magistrado después de comprobar, antes de comenzar la vista oral, que Blanco, uno de los cuatro acusados, no había acudido a pesar de que, como ha corroborado después la fiscal, "había sido debidamente citado en el domicilio que había designado a tal efecto" ante el Juzgado competente.
Por su parte, el criminólogo ha llamado a la secretaria judicial excusando su no asistencia y sosteniendo que fue ayer cuando tuvo conocimiento del señalamiento -para hoy- del juicio y que, al residir fuera de España, no le ha dado tiempo a llegar, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).
Tanto la fiscal de la Sala como el letrado de la acusación y los tres de la defensa presentes han considerado que "interesa" la comparecencia del criminólogo por no ser "prudente" celebrar la vista faltando uno de los acusados "para evitar posibles nulidades del proceso", por lo que, aunque el magistrado les ha propuesto celebrar sin Blanco, se han negado.
La fiscal ha ido más allá y ha solicitado que se proceda a la detención del acusado y que se presente en el Juzgado, medida que el magistrado ha considerado adecuada, al determinar que la incomparecencia es "injustificada", y ha librado las "oportunas órdenes a la policía judicial para localizarle".
Se da el hecho de que el juicio que debía celebrarse hoy, y que se prevé que se celebre la próxima semana, una vez detenido Blanco, ya se ha suspendido en siete ocasiones, la última el pasado 17 de noviembre cuando se solicitó el aplazamiento por encontrarse enfermo uno de los abogados.
El padre de una de las tres niñas de Alcàsser acusado de las injurias y calumnias, Fernando García, ha acudido a la cita visiblemente afectado y desmejorado. Aunque ha entrado a la sala "esperando que el juicio salga bien y que todo acabe", ha salido de la misma desalentado y "deseando que esta pesadilla termine".
García, al igual que Blanco, se enfrenta a 16 años de prisión por descalificar en un programa de Canal 9 al ex fiscal jefe del TSJCV Enrique Beltrán, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación del triple asesinato y a los miembros del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia que juzgó a Miquel Ricart, el único autor procesado por el crimen.
Fernando García ha explicado a los medios de comunicación que piden una pena "de locura" por unas opiniones que hizo en un momento en el que estaba "pasándolo muy mal" y en el que quería saber a toda costa "quién, cómo y por qué había matado" a su hija.
Se ha mostrado "muy dolido" por volver a revivir "aquellos hechos" y ha asegurado que no ha ofendido a nadie. "Sólo dije la verdad. Las cosas se estaban haciendo mal y eso me cabreaba porque se trataba de mi hija, una criatura de 14 años, a la que habían hecho todas esas barbaridades".
Tras asegurar que no conoce el paradero del criminólogo, ha tenido palabras de "mucho ánimo" para los padres de Marta del Castillo "y para todos los padres de todos esos chicos que todavía siguen desaparecidos, que deben estar "sufriendo tanto".
En el juicio también comparecerán como acusados la presentadora del programa emitido por Canal 9, Amalia Garrigós, y el director del mismo, Ferrán Pérez, para quienes el fiscal solicita sendas penas de 4 años de prisión.

Y más


ernando García reconoce que se equivocó en sus afirmaciones sobre el caso Alcàsser
El padre de una de las niñas de Alcasser está acusado de injurias y calumnias por unas declaraciones realizadas en un programa de Canal 9. Entre sus declaraciones ha lamentado: "a mí no me respetan, matan a mi hija y aquí estoy, acusado, pasando vergüenza"
Europa Press 23.02.2009 | 17:06
Fernando García (i), padre de unas de las tres niñas de Alcasser (Valencia), asesinadas en 1992, conversa con el criminólogo Juan Ignacio Blanco (c), y su abogado Francisco Masset, durante el receso en el juicio por injurias y calumnias que se sigue contra él, Blanco, la presentadora Amalia Garrigos y el director del programa de la televisión autonómica valenciana, Ferran Pérez, por descalificar al fiscal jefe del TSJCV, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación.
Fernando García (i), padre de unas de las tres niñas de Alcasser (Valencia), asesinadas en 1992, conversa con el criminólogo Juan Ignacio Blanco (c), y su abogado Francisco Masset, durante el receso en el juicio por injurias y calumnias que se sigue contra él, Blanco, la presentadora Amalia Garrigos y el director del programa de la televisión autonómica valenciana, Ferran Pérez, por descalificar al fiscal jefe del TSJCV, a los forenses y agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación. EFE/Manuel Bruque

Fernando García, padre de una de las tres adolescentes asesinadas en Alcàsser en 1992, reconoció hoy, durante el juicio que se celebra contra él por calumnias en el juzgado de lo penal número 2 de Valencia, que se equivocó en algunas de las afirmaciones que vertió en el programa 'El juí d'Alcàsser', de la televisión autonómica valenciana por lo que pidió perdón. No obstante, destacó que "la rabia es la rabia" y que "el dolor es el dolor" y que por eso, dijo, "a veces se dicen este tipo de cosas". Así, matizó que, a pesar de que no tenía voluntad de ofender a nadie, "volvería a hacerlo otra vez".
García se expresó en estos términos a preguntas de su abogado durante el juicio que comenzó hoy contra él, el criminólogo Juan Ignacio Blanco, y dos periodistas de la televisión pública valenciana por las declaraciones que se vertieron en el programa 'El juí d'Alcàsser' contra el ex fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) Enrique Beltrán, la Guardia Civil, forenses y los magistrados que juzgaron y condenaron a Miguel Ricart a 170 años de cárcel por el asesinato, rapto y violación de las tres jóvenes de Alcàsser.
En todo momento, García, que aseguró que se sentía "mental y emocionalmente preparado" para participar en aquel momento en un programa de televisión, afirmó que no recordaba prácticamente nada de lo que dijo. "No recuerdo si fue exactamente así"; "Necesitaría ver el contenido de la grabación, sino, no lo recuerdo"; "No recuerdo haber escuchado esas expresiones", aseguró.
En este punto, preguntado por si se acordaba de que criticó que había confabulación, indicó que ésta era una forma de expresión, "a lo mejor errónea", puntualizó. Preguntado por si mantenía la afirmación de que la Guardia Civil torturó a Ricart, afirmó que "era lo que él dijo", en referencia al único detenido y condenado por el triple crimen.
No obstante, lo que sí subrayó es que "nunca" había dado nombres de nadie. "Jamás he nombrado el nombre de nadie", dijo en referencia a su participación en los programas de televisión. Al mismo tiempo, destacó que la finalidad de sus afirmaciones no era otra más que la de emitir su opinión. Puso como ejemplo que cuando dijo que faltaban fotografías intermedias del levantamiento de los cadáverers, que era "una forma de expresar su opinión", al igual que cuando afirmó que había confabulación.
"Me es muy difícil -insistió- recordar frases y lo que no quiero tampoco es equivocarme", dijo a preguntas de su letrado. Sin embargo, pidió perdón aunque afirmó que "volvería a hacerlo otra vez". "No tenía voluntad de ofender a nadie, pero la rabia es la rabia y el dolor es el dolor", por eso, agregó, "a veces se dicen este tipo de cosas". En ese momento, --se emocionó-- "sólo quería saber quién había matado a mi hija. Me equivoqué tanto que pido perdón otra vez".
"A MI NO ME RESPETAN"
En este momento, pidió que "cualquiera" de la sala se pusiera en su lugar porque "sólo" tenía "dolor en el corazón" por perder a una hija, además de "impotencia" porque a su alrededor "sólo había vacío". Afirmó que el dolor era "tan sumamente grande" que la rabia "tenía que contenerla". "Desde pequeño mi padre me ha enseñado a respetar a todo el mundo, y yo lo he hecho, pero a mí no me respetan, matan a mi hija y aquí estoy, acusado, pasando vergüenza", afirmó. Por último, Fernando García aseveró que cuando acudía al programa de televisión, nadie le decía lo que tenía que comentar. "No recibí instrucciones de nadie", aseveró, y añadió que les pedían que fueran respetuosos.
Por su parte, el criminólogo Juan Ignacio Blanco, quien compareció voluntariamente después de que el pasado viernes el juez dictara orden de detención contra él tras no presentarse "injustificadamente" en el juicio después de numerosas suspensiones, sólo quiso responder a preguntas de su letrado.
Blanco declaró que en sus intervenciones en los programas "decía lo que consideraba oportuno" puesto que, según comentó, no había nada pactado y nadie le daba "ninguna contraseña" de lo que tenía que decir. Aseveró que no tenía ánimo de difamar o de ofender, puesto que no había tenido "el gusto/disgusto de conocer a Beltrán o a los guardias civiles. Yo no tengo nada contra esas personas, ni he tenido ningún interés".
Lo que hizo, según expuso, fue valorar el trabajo de estos especialistas, que en ese momento y ahora lo considera "malo" porque "se hicieron muchas cosas mal". En su opinión, durante la investigación e instrucción, "se cometieron muchos errores e irregularidades. Las cosas se hicieron francamente mal y el 'caso Alcàsser' sigue sin solución real", lamentó.
Por otro lado, la presentadora del programa, Amalia Garrigós, declaró que su "única" función era la de moderar, y que había un guión indicativo que debía seguir, diferenciando "bien" lo que era información de opinión. También indicó que "muchas veces" intentó evitar que se elevara el tono de las afirmaciones durante el programa, aunque en otras ocasiones tenía cortar cuando ya se había producido. No obstante, reiteró que sólo pedir a los participantes que no hicieran descalificaciones personales.
Así, el director del programa, Ferran Pérez, corroboró esta versión, y afirmó que "ni la presentadora, ni los redactores ni yo opinábamos", y afirmó que no podía valorar si en las intervenciones había descalificaciones. También dijo que fue el director de la cadena el que le propuso dirigir el programa, y que cuando le llamó ya estaba prácticamente diseñado.
Además, señaló que momentos antes de emitirse el programa, desconocía las opiniones que iba a realizar García, y aseveró que "muchas veces bajamos para tranquilizar los ánimos y disminuir el tono". Así, aseveró que intentaba estar pendiente "en todo momento" del programa, aunque "no siempre podía escucharlo todo", destacó.

Muchas gracias!
Ahora que releo,al haberme citado,me refería a que tenía entendido que dejaron de tener contacto continuo después del juicio,pero del juicio por la muerte de las niñas.Igual alguno sabéis si eso es cierto o no.
Sobre el juicio por calumnias en su momento leí parte de la sentencia donde se plasma parte de las declaraciones que hicieron,pero no recuerdo si es en referencia a este juicio o tuvieron más,aunque creo que no.
 
Registrado
1 Oct 2017
Mensajes
3.984
Calificaciones
21.092
Muchas gracias!
Ahora que releo,al haberme citado,me refería a que tenía entendido que dejaron de tener contacto continuo después del juicio,pero del juicio por la muerte de las niñas.Igual alguno sabéis si eso es cierto o no.
Sobre el juicio por calumnias en su momento leí parte de la sentencia donde se plasma parte de las declaraciones que hicieron,pero no recuerdo si es en referencia a este juicio o tuvieron más,aunque creo que no.
En el año 2002 se emitió el documental "Alcasser, vidas marcadas" y JIB ya hablaba fatal de Fernando García, o sea que el distanciamiento tuvo que ser anterior, cuadra con que después del juicio celebrado en 1997 empezasen a distanciarse a consecuencia del reparto de todo el dinero que ganaba Fernando y que según el otro no repartía...
 
Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
11.453
Calificaciones
65.890
En el año 2002 se emitió el documental "Alcasser, vidas marcadas" y JIB ya hablaba fatal de Fernando García, o sea que el distanciamiento tuvo que ser anterior, cuadra con que después del juicio celebrado en 1997 empezasen a distanciarse a consecuencia del reparto de todo el dinero que ganaba Fernando y que según el otro no repartía...

Es que a cuento de lo que han comentado Amy y Mambo me surgiò la duda.Al final con este caso siempre salen cosas en las q no te habías parado mucho a pensar hasta ahora y creo,pero puedo estar equivocada y de ahí mi pregunta,que las investigaciones paralelas que llevaron a cabo FG Y JIB fue antes del juicio,entre septiembre/octubre del 96 que es cuando JIB se mete en el caso hasta verano del 97.Durante ese verano,el del 97 es cuando se realiza el programa de Terelu y es cuando se habla de los encuentros peculiares o situaciones peligrosas por las que han pasado,es decir,antes de que se intentara registrar la fundaciòn,que sino recuerdo mal fue poco después de dictarse la sentencia por el crimen.
 
Registrado
20 Jul 2019
Mensajes
1.560
Calificaciones
2.225
Muchas gracias!
Ahora que releo,al haberme citado,me refería a que tenía entendido que dejaron de tener contacto continuo después del juicio,pero del juicio por la muerte de las niñas.Igual alguno sabéis si eso es cierto o no.
Sobre el juicio por calumnias en su momento leí parte de la sentencia donde se plasma parte de las declaraciones que hicieron,pero no recuerdo si es en referencia a este juicio o tuvieron más,aunque creo que no.
Oiga!!!
Y no podían presentar las cintas en ese juicio para evitar ser condenados???

Nada cuadra y nada tiene sentido
 

SuperCotilla

Cotilla y Moderadora
Miembro del Staff
Moderadora
Registrado
1 Sep 2004
Mensajes
42.978
Calificaciones
208.239
Acaban de entregar a FG de forma anónima los 13 vídeos y 11 fotografías que tenía Jib.
Se está preparando un amplio dispositivo de la GC para capturar a los moralejos y desde el ministro de interior comunican que en las próximas horas se llevará a cabo la detención de los asesinos de Alcasser.

Se prevée abrir el sumario B y una convalecencia pública del fiscal Beltrán para pedir disculpas por su error y presentar su dimisión.

También en próximas horas, la audiencia provincial de Valencia devolverá a FG toda la cantidad a la que fué condenado injustamente por injurias y calumnias.

Esta tarde, especial informativo en todas las televisiones.

Por favor deja de mentir y trollear. Gracias.