prostit*ción: abolición, prohibición, regulación

Tema en 'Tribuna Política' iniciado por Opinatrix, 29 May 2016.

  1. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    ¿Qué opinan los principales partidos políticos sobre esta cuestión?

    http://www.huffingtonpost.es/2015/12/06/legalizar-prostitucion_n_8434262.html

    Carlota Ramírez Hazte fan[email protected]
    Legalizar la prostit*ción: ¿Sí o no? ¿Qué dicen los partidos?
    Publicado: 06/12/2015 21:46 CET Actualizado: 10/02/2016 19:53 C
    [​IMG]


    "Ningún político se ha tomado nunca un café con una prost*t*ta para ver qué necesitan". Mamen Briz, portavoz de Hetaira, un colectivo en defensa de los derechos de las prost*tutas que vela por la normalización de esta actividad, plasma así el destierro político que sufren sus reivindicaciones. El debate volvió a la actualidad en abril de este año, después de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, propusiese regular esta actividad. Se acercan las elecciones generales del 20 de diciembre y los grandes partidos comienzan a hacer campaña. ¿Abordarán este tema? ¿Hablarán de ello en la próxima legislatura?

    Manuel Cancio, catedrático de Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Madrid, explica que "la situación de la prostit*ción en España es compleja". Hay cierta legislación pero "sólo se refiere al ejercicio de la prostit*ción en los espacios públicos". "Existe una regulación muy ambigua", asevera el catedrático, "es cierto que se castiga al que abusa de la prost*t*ta, pero la prostit*ción no está ni prohibida ni permitida". La prostit*ción libre no se castiga explícitamente en el Código Penal español, aunque sí los delitos de prostit*ción de menores o la prostit*ción forzada. En la nueva Ley de Seguridad Ciudadana el ejercicio de esta actividad en la calle está penado con multas de entre 601 y 30.000 euros.

    En la sociedad hay dos posiciones principales respecto a la prostit*ción: la de regularla y la de prohibirla. La situación en España está entre los dos modelos. Para Cancio, la mejor opción es implantar uno de ellos, pero señala que se trata de algo muy complicado, ya que "muchas mujeres que la practican son irregulares, por lo que están en un limbo. No pueden acudir a la policía".

    REGULACIONISTAS
    Aquellos que están a favor de regular la prostit*ción como un trabajo más, exigen que se actúe de manera autónoma. Es el caso de asociaciones como Hetaira u organizaciones como Amnistía Internacional. Exigen derechos laborales para las trabajadoras del s*x*, así como formación, lugares donde ejercer, contratos, etc. Un ejemplo de modelo regulacionista sería Amsterdam con su barrio rojo o Alemania.

    Es importante aclarar que no es lo mismo prostit*ción que trata de personas.Aunque esté relacionado. Según la ONG Anesvad, que cita diversos estudios, ocho de cada diez mujeres en España ejercen la prostit*ción en contra de su voluntad, pero “no se trata de una cuestión de mayorías o minorías, ya que las minorías también deben tener derechos”, señala Mamen Briz. En Hetaira llevan luchando en defensa de los derechos de las prost*tutas y la normalización de esta actividad desde 1995. “En 2002 se empezó a sancionar a las prost*tutas que ejercían en la calle con ordenanzas cívicas”, cuenta, “esto hace que ante la opinión pública parezca una práctica ilegal, aunque no lo es”.


    “Nosotras abogamos por una normalización de la prostit*ción y una consecución de derechos laborales. Los políticos no son conscientes de lo que pasan las prost*tutas”, se queja la portavoz de Hetaira. Recuerda también que este año, Amnistía Internacional ha declarado públicamente su posición a favor despenalización de la prostit*ción, después de dos años trabajando en ello con varias organizaciones y colectivos.

    LAS TRABAJADORAS DEL s*x*

    En octubre de este año, las prost*tutas que ejercen en el polígono de Marconi, situado en el distrito de Villaverde (Madrid) crearon una asociación para luchar contra el abandono institucional que sufren. La asociación se llama AFEMTRAS (Agrupación Feminista de Trabajadoras del s*x*) y se ha creado con el objetivo de representarse y luchar contra la discriminación que sufren.

    En la presentación de la asociación, una de sus portavoces, Fernanda Valdés, quiso dejar clara su situación: “Somos prost*tutas que ejercemos el trabajo sexual porque así lo decidimos. No somos víctimas de trata, sino prost*tutas por decisión propia”. Se quejan de leyes como la Ley de Seguridad Ciudadana porque les hacen “la vida más complicada”, además de los controles de migración y los despliegues policiales en los lugares donde ejercen.

    “Sabemos lo que queremos, somos feministas porque luchamos por una sociedad en donde ninguna mujer, prost*t*ta o no, sea discriminada. Y creánnos, por desgracia, sabemos mucho de esto. Hemos querido llamarnos ‘trabajadoras del s*x*’ porque es lo que somos. Gracias a nuestro trabajo sacamos adelante nuestras vidas y las de nuestras familias. Queremos ser partícipes de todas las decisiones que se pongan en marcha en materia de prostit*ción”, declaró Fernanda Valdés.

    Por tanto, exigen al Gobierno la derogación inmediata de la Ley de Seguridad Ciudadana, que impide que puedan "acordar servicios sexuales con los clientes, pues sobre ambas partes pesa la posibilidad de ser multadas". Quieren "trabajar en lugares donde el ambiente sea de civismo y tolerancia", ya que son "las primeras interesadas en trabajar en espacios tranquilos, limpios y no peligrosos".

    ABOLICIONISTAS
    Entre los prohibicionistas hay dos clases: los que quieren abolir la prostit*ción desde un punto de vista moral y los que quieren prohibirla señalando que se trata de violencia contra la mujer. Este último es el caso de Rosa Cobo, teórica feminista española; escritora y profesora titular de Sociología del Género en la Universidad de La Coruña, que está escribiendo un libro sobre este tema. Tiene una posición muy crítica respecto a la prostit*ción. Primero, "porque la prostit*ción es una institución básica de las sociedades patriarcales"; y segundo, "porque en estos momentos es una realidad económica neoliberal. Hay una industria a escala global y es un sector clave para el capitalismo", explica. Según el INE, la prostit*ción supone el 0,35% del PIB anual.

    Cobo mantiene que "la legalización de la prostit*ción debe verse como un test" para medir en qué medida la sociedad está mercantilizada. Para ella, regular la prostit*ción supondría, en gran parte, la victoria del capitalismo liberal. "¿Hacia dónde debe dirigirse la sociedad?", se pregunta. Habla de casos como el de Alemania, donde se legalizó la prostit*ción hace años y se han hecho menos de 100 contratos a las trabajadoras del s*x*, que son miles. "Si hoy en día las empresas procuran no hacer contratos a sus empleados, ¿crees que se lo harían a estas mujeres?", dice. También recuerda que "un 90% de las personas que ejercen la prostit*ción no tienen papeles, así que no se las puede hacer un contrato".
    "Hace tiempo hice un estudio sobre los anuncios de prostit*ción en los medios de comunicación", cuenta Cobo. Una de las cosas que más la llamó la atención en este estudio es que lo que más gusta a los demandantes dentro de esta "industria del s*x*" son las mujeres que están embarazadas. "Bajo mi punto de vista, eso no se puede legalizar", explica.

    Para ella, la solución ideal sería "que se hiciesen políticas públicas para que estas mujeres puedan acceder a espacios laborales que no las erosionen. Se tiene que penalizar al cliente, nunca a las mujeres, pero siempre después de elaborar estas políticas".



    ¿CÓMO SE POSICIONAN LOS PARTIDOS?


    PP

    Marta González, diputada del Partido Popular, señala que están "absolutamente en contra" de la legalización de la prostit*ción. Admite que no es un tema que se haya tocado mucho durante la pasada legislatura, pero que se trató "de manera colateral" en una subcomisión del Congreso sobre la trata de personas, porque "son dos temas directamente relacionados", señala.

    "Muchos opinan que la legalización es algo adecuado a la realidad, porque prostit*ción va a haber siempre, pero si vemos los países que han puesto en marcha las medidas para regularla, no han conseguido mejoras en el problema de la trata de personas", explica. "En cambio, países como Suecia, que es abolicionista, sí que ha mejorado aunque haya costado años", añade.

    Al ser preguntada por qué, entonces, su partido no ha puesto en marcha medidas para abolir esta actividad, señala que "la sociedad española no está madura para esto. En Suecia tardaron unos 20 años". González asegura que lo que sí irá incluido en su programa electoral, será una modificación del artículo 187 del Código Penal para castigar más duramente el proxenitismo.

    Respecto a la prostit*ción voluntaria, señala que su partido "no dice nada", pero "desde una perspectiva ética no nos parece correcto que un Estado se beneficie de esto". ¿No cree, entonces, el PP, que estas mujeres que ejercen voluntariamente deberían tener derechos laborales? "No", responde la diputada. "No es un trabajo, no puede serlo. Si lo fuese entraríamos en campañas como empezar con cursos de formación, con emisión de facturas porque serían autónomas... Habría mucha problemática dentro de la legalización de la prostit*ción. No es un debate para el que nuestra sociedad esté madura", concluye.

    PSOE

    Carmen Montón, Secretaria de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, deja claro que su partido tiene el mismo discurso que la ONU sobre el problema de la prostit*ción: "Nosotros hemos querido dar el último paso y tenemos una propuesta de políticas encaminadas a la eliminación de la prostit*ción. Queremos penalizar el proxenitismo y que se persiga la trata de personas". Señala que han incluido esta última iniciativa en el borrador de su programa electoral, "que, al ser participativo, se irá ampliando". "En un momento de crisis económica, no creo que la prostit*ción sea una salida laboral para las mujeres. Nosotros apoyamos el discurso de la ONU, en el que la prostit*ción se ve como violencia contra la mujer", explica.

    Al ser preguntada por casos como el de las trabajadoras del s*x* de AFEMTRAS, responde que el discurso de su partido es "que la compra de s*x* no entra en los parámetros laborales. No podemos obviar que más del 90% de las mujeres que ejercen la prostit*ción están en redes de trata de personas. Perseguimos la dignidad de estas mujeres", dice.

    CIUDADANOS

    Alber Rivera ya anunció en abril que incluirá la legalización de la prostit*ción en el programa electoral del partido para las elecciones generales. "Estas personas parece que no existen. Hay una especie de doble moral colectiva, pero están ahí y tienen su sufrimiento", explicó entonces en declaraciones a La Ser.

    En el programa electoral para las elecciones municipales del 2015, ya señalaron su postura sobre este tema. El punto 5.12 dice lo siguiente:

    "Diseñaremos el III plan contra explotación sexual y atención a la prostit*ción. Incrementaremos las campañas de prevención de la prostit*ción, en especial en colectivos vulnerables y desarrollaremos medidas especiales de vigilancia por la Policía Local para erradicar su ejercicio. Incidiremos en el apoyo a las personas que, habiendo sido objeto de explotación, necesiten recuperar su autoestima e integrarse social y económicamente en ámbitos alternativos. Desarrollaremos la legislación en materia de legalización de la prostit*ción, para que se ejerza en el marco de derechos y deberes de nuestro entorno social, sanitario, laboral y económico."

    PODEMOS

    Podemos aún no tiene una postura clara sobre este tema. Así lo asegura Jesús Gil, responsable de prensa y miembro del Consejo Ciudadano del partido. "Desde el área de Igualdad estamos contactando con distintas organizaciones para que nos ayuden a crear una postura", explica. Asegura que "no es un tema con el que se pueda frivolizar" y que "hay que informarse antes y escuchar a los distintos sectores afectados". También critica que otros partidos hayan tomado una postura clara a la ligera.

    IZQUIERDA UNIDA

    Izquierda Unida ha tenido también una posición clara sobre esta actividad. Así lo refleja su programa electoral de las elecciones autonómicas, cuyo tercer punto destaca que pretenden:

    "Desarrollar políticas encaminadas a la abolición de la prostit*ción, como forma extrema de violencia de género. Ejecutando políticas activas desde los municipios para erradicar todas aquellas licencias de actividad que tenga relación con la explotación sexual, así mismo con la difusión en los medios de comunicación local o de regulación por ordenanzas municipales, donde se pueda difundir publicidad de esa forma de violencia o donde se difunda una imagen discriminatoria o denigrante. No apoyaremos ninguna ordenanza que pretenda criminalizar o sancionar a las mujeres en situación de prostit*ción".

    También destacan la elaboración de "programas integrales de actuación dirigidos a mujeres que ejercen la prostit*ción. Dichas actuaciones en ningún caso favorecerán ni legitimarán a los que comercian y se lucran (proxenetas, clientes, traficantes...) con los cuerpos y las vidas de las mujeres". Y se señala que "la prostit*ción como forma extrema de violencia de género no puede ser materia de reglamentación. Ésta no debe en ningún caso debe entenderse como vía transitoria hacia la abolición, posición desde la que nuestra organización afronta su trabajo en este ámbito".




    Yo establezco una diferencia entre el prohibicionismo y el abolicionismo que me parece fundamental: en el prohibicionismo se castiga tanto a la prost*t*ta como al cliente. En el abolicionismo solo a clientes y proxenetas, en su calidad de explotadores de la mujer, que es considerada víctima. Teniendo en cuenta esto, mi postura en este tema es 100% abolicionista.
     
    • Gracias Gracias x 1

  2. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    http://justicewomen.com/cj_sweden_sp.html

    La solución de Suecia para la prostit*ción:
    ¿Por qué nadie intentó esto antes?
    [​IMG]

    compartir|

    En un mar de siglos de clichés desesperados porque 'siempre habrá prostit*ción', el éxito de un país sobresale como un faro solitario que ilumina el camino. En apenas cinco años, Suecia ha disminuido drásticamente la cifra de mujeres dedicadas a las prostit*ción. En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prost*tutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostit*ción era legal.

    Adicionalmente, es nula la cantidad de mujeres extranjeras que ahora están siendo traficadas a Suecia para comercio sexual. El gobierno sueco estima que en los últimos años sólo entre 200 y 400 mujeres y niñas han sido traficadas cada año hacia este país, cifras que no son tan significativas en comparación con las 15,000 a 17,000 mujeres traficadas anualmente hacia la vecina Finlandia. Ningún otro país y ningún otro experimento social siquiera se acercan a los prometedores resultados que están siendo observados en Suecia.

    ¿Cuál compleja fórmula ha utilizado Suecia para lograr esta proeza? Sorprendentemente, su estrategia no es en absoluto compleja. De hecho, los principios de ésta parecen tan y anclados con tal firmeza en el sentido común que de inmediato nos llevan a preguntar: "¿Por qué nadie intentó esto antes?"

    La trascendental legislación sueca de 1999

    En 1999, luego de años de investigación y estudios, Suecia aprobó una ley que: a) penaliza la compra de servicios sexuales y b) despenaliza la venta de dichos servicios. La novedosa lógica detrás de esta legislación se estipula claramente en la literatura del gobierno sobre la ley:

    "En Suecia la prostit*ción es considerada como un aspecto de la violencia masculina contra mujeres, niñas y niños. Es reconocida oficialmente como una forma de explotación de mujeres, niñas y niños, y constituye un problema social significativo... la igualdad de género continuará siendo inalcanzable mientras los hombres compren, vendan y exploten a mujeres, niñas y niños prostituyéndoles".

    Además de la estrategia legal de dos vías, un tercer y esencial elemento de la ley sueca sobre la prostit*ción provee que amplios fondos para servicios sociales integrales sean dirigidos a cualquier prost*t*ta que desee dejar esa ocupación; también provee fondos adicionales para educar al público. Siendo así, la estrategia única de Suecia trata la prostit*ción como una forma de violencia contra las mujeres, en la cual se penaliza a los hombres que las explotan comprando servicios sexuales, se trata a las prost*tutas, en su mayoría, como víctimas que requieren ayuda y se educa al público para contrarrestar el histórico sesgo masculino que por tanto tiempo ha embrutecido el pensamiento acerca de la prostit*ción. A fin de anclar sólidamente su visión en terreno legal firme, la ley sueca referida a la prostit*ción fue aprobada como parte de la legislación general de 1999 sobre la violencia contra las mujeres.

    Un primer obstáculo en el camino

    Es interesante observar que, a pesar de la extensa planificación que tuvo lugar en Suecia previo a la aprobación de la ley, durante los primeros dos años de vigencia de este novedoso proyecto casi no ocurrió nada. La policía efectuó muy pocos arrestos de clientes y la prostit*ción, que antes había sido legalizada en el país, continuó casi como si nada. Los pesimistas del mundo reaccionaron a la muy publicitada falla con un estridente recordatorio: "¿Ven? La prostit*ción siempre ha existido y siempre existirá".

    Pero los suecos, muy seguros del pensamiento detrás de su plan, no prestaron atención a las críticas. Rápidamente identificaron el problema y luego lo resolvieron. El punto de falla, donde los mejores esfuerzos se habían estancado, era que las fuerzas de seguridad no estaban haciendo su trabajo. Se determinó que los agentes de policía necesitaban capacitación a profundidad y orientación en lo que el público y la legislatura del país ya comprendían perfectamente. La prostit*ción es una forma de violencia masculina contra las mujeres. Los explotadores/compradores deben ser castigados y las víctimas/prost*tutas necesitan recibir ayuda. El gobierno sueco invirtió cuantiosos fondos, de modo que policías y fiscales, desde los más altos niveles hasta los agentes que trabajaban en las calles, recibieron una intensa capacitación y el mensaje de que el país hablaba en serio. Fue entonces que Suecia empezó a ver resultados sin precedentes.

    Hoy día no sólo el pueblo sueco continúa apoyando firmemente el enfoque del país a la prostit*ción (el 80 por ciento de la gente lo respalda, según los sondeos de opinión), sino también policía y fiscales se encuentran ahora entre sus más fuertes apoyos. Las fuerzas de seguridad de Suecia han descubierto que la ley sobre prostit*ción les beneficia en el manejo de todos los crímenes sexuales, en particular porque les habilita para virtualmente erradicar el elemento del crimen organizado, que es una plaga en otros países donde la prostit*ción ha sido legalizada o regulada.

    La falla de las estrategias de legalización y/o regulación

    El experimento de Suecia es un ejemplo único y solitario, en una población de tamaño significativo, de una política sobre prostit*ción que sí funciona. En el 2003, el gobierno de Escocia, con miras a reformar su propio enfoque a la prostit*ción, le encargó a la Universidad de Londres la elaboración de un análisis integral de resultados de políticas sobre prostit*ción en otros países. Además de revisar el programa sueco, el equipo de investigación seleccionó a Australia, Irlanda y los Países Bajos a fin de representar varias estrategias orientadas a legalizar y/o regular la prostit*ción. No revisó la situación en aquellos países donde la prostit*ción está totalmente penalizada, como es el caso en los Estados Unidos, pues el resultado de dicho enfoque es muy conocido. El mundo ya está bien familiarizado con las fallas y la futilidad del mecanismo de arrestar prost*tutas y dejarlas en libertad para luego volver a arrestarlas.

    Tal como lo reveló el estudio encargado a la Universidad de Londres, los resultados en los estados bajo revisión que habían legalizado o regulado la prostit*ción fueron tan desalentadores como la penalización tradicional, o tal vez aún más. En cada caso los resultados eran drásticamente negativos.

    Según el estudio, la legalización y/o regulación de la prostit*ción condujeron a:

    • un drástico aumento en todas las facetas de la industria del s*x*,
    • un marcado incremento en el involucramiento del crimen organizado en la industria del s*x*,
    • un dramático aumento en la prostit*ción infantil,
    • una explosión en la cantidad de mujeres y niñas extranjeras traficadas hacia la región, así como
    • indicaciones de un incremento en la violencia contra las mujeres.
    En el estado de Victoria, Australia, donde fue creado un sistema de prostíbulos legalizados y regulados, hubo tal explosión en la cantidad de éstos que la capacidad del sistema para regularlos fue de inmediato abrumada, y con igual rapidez esos establecimientos se convirtieron en un nido de crimen organizado, corrupción y crímenes relacionados. Además, las encuestas de las prost*tutas que trabajan bajo sistemas de legalización y regulación revelan que ellas mismas continúan sintiéndose coaccionadas, forzadas e inseguras en este negocio.

    Una encuesta de prost*tutas legales bajo la política de legalización en los Países Bajos muestra que el 79 por ciento de ellas dice querer salir de la industria del s*x*. Y aunque cada uno de los programas de legalización/regulación prometieron ayuda para aquéllas que deseaban abandonar la prostit*ción, esa ayuda jamás se concretó en ningún grado significativo. En contraste, el gobierno sueco sí cumplió con proveer amplios fondos para servicios sociales destinados a ayudar a prost*tutas que querían salir de la industria. El 60 por ciento de las trabajadoras sexuales en Suecia aprovechó los bien financiados programas y tuvo éxito en abandonar el comercio sexual.*

    * El informe íntegro del gobierno de Escocia acerca de políticas sobre prostit*ción puede ser leído en www.scottish.parliament.uk
    Entonces, ¿por qué nadie intentó esto antes?

    Con el éxito de Suecia alumbrando el camino con tal claridad, ¿por qué otros países no están adoptando rápidamente ese plan? En realidad, algunos sí lo están haciendo. Tanto Finlandia como Noruega están a punto de seguir esos pasos. Y si Escocia escucha los consejos de su propio estudio, también irá en esa dirección. Pero la respuesta a la pregunta de por qué otros países no están apurándose a adoptar el plan de Suecia probablemente sea la misma que respondería por qué los gobiernos no han probado antes la solución sueca.

    Considerar a las prost*tutas como víctimas de coerción y violencia por parte de hombres requiere que un gobierno primero pase de ver la prostit*ción desde la óptica masculina a verla desde los ojos de las mujeres. Y los países, en su mayoría si no es que prácticamente todos, continúan viendo la prostit*ción y cualquier otro asunto desde una óptica predominantemente masculina.

    Suecia, en contraste, ha sido líder en promover la igualdad de las mujeres durante mucho tiempo. En 1965, por ejemplo, penalizó la violación dentro del matrimonio. En los Estados Unidos, hasta en la década de 1980 había estados que aún no habían hecho ese reconocimiento fundamental del derecho de las mujeres a controlar su propio cuerpo. Suecia también destaca por tener la más elevada proporción de mujeres en todos los niveles del gobierno. En 1999, cuando aprobó la trascendental ley sobre prostit*ción, el Parlamento sueco estaba conformado casi en un 50 por ciento por mujeres.

    La política sobre prostit*ción de Suecia fue originalmente diseñada y cabildeada por las organizaciones de albergues para mujeres. Luego la promovieron y lucharon por ella, en un esfuerzo bipartidario, las singularmente poderosas y numerosas parlamentarias suecas. Y el país no se ha detenido ahí. En el 2002 aprobó legislación adicional que complementaba la ley original sobre prostit*ción. Ese año, la Ley de Prohibición del Tráfico Humano para el Propósito de Explotación Sexual llenó algunos de los vacíos que había en la legislación previa y fortaleció aún más las facultades del gobierno para perseguir a la red que rodea y apoya la prostit*ción, como reclutadores, transportadores y anfitriones.

    ¿Por qué no copiamos aquí el éxito de Suecia?

    Aunque quizás sea cierto que los Estados Unidos y otros países aún están mucho más inmersos que Suecia en la oscuridad patriarcal, no hay razón por la que no puedan impulsar ahora cambios de políticas como los que esa nación ha realizado. La belleza del asunto es que una vez que se ha abierto el terreno y la prueba del éxito ha sido establecida, tendría que ser mucho más fácil convencer a otros de ir por ese mismo camino.
     
  3. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    http://www.elmundo.es/internacional/2013/11/24/529116d063fd3dd05a8b4576.html

    POLÉMICA Debate sobre la prostit*ción

    Alemania, el burdel de Europa
    [​IMG]
    YOAV LEMMER AFP

    ROSALÍA SÁNCHEZ Berlín
    Actualizado: 24/11/2013 19:35 horas
    Miles de turistas sexuales llegan a diario a Alemania procedentes de países árabes y de Estados Unidos. Los principales aeropuertos perceptores de este tipo de turismo son el de Saarbrücken, casi en la frontera con Francia y que capta clientela de más alto nivel, y Berlín, donde reina el low cost. La definición de Alemania como destino pujante de turismo sexual, en el informe 'prostit*ción. Un escándalo alemán', de Alice Schwarzer, está basada en cifras como la de 3.000 burdeles abiertos, 400.000 prost*tutas operativas y 1,2 millones de clientes diarios. El problema ha alcanzado tal magnitud que su solución ha formado parte de las negociaciones que lleva a cabo la canciller Merkel con los socialdemócratas del SPD, para formar una gran coalición de gobierno, al mismo nivel que la mejora de las pensiones o el abaratamiento de la energía.

    Para explicarnos cómo ha llegado Alemania a esta situación, es necesario remontarse a 2002, cuando fue aprobada una ley que descatalogaba la prostit*ción como "ejercicio que atenta a las buenas costumbres", de forma que quedaba completamente legalizado. El objetivo de esta norma era permitir a las personas dedicadas a la prostit*ción ingresar en el sistema social alemán, cotizar pagando impuestos y beneficiándose de los derechos sanitarios, así como permitir que pudiesen solicitar jubilación y seguro de desempleo a cargo del Estado alemán.

    La primera parte de la normativa se está cumpliendo. La prostit*ción no es legalmente perseguida y resulta tan sencillo abrir un burdel como abrir una panadería, burocráticamente hablando. Pero desde 2002 hasta ahora solamente 44 prost*tutas se han inscrito en el registro social, dato que pone en evidencia que quienes se están beneficiando de esta legislación, posiblemente la más liberal en materia de prostit*ción de Europa, no son las prost*tutas, sino las mafias de la prostit*ción forzada y de tráfico de personas.

    Según calcula la policía alemana, más de un 80% de las mujeres que se dedican a la prostit*ción en Alemania son extranjeras, en particular procedentes de Rumania y Bulgaria. La libertad de movimientos entre países europeos está jugando a favor de las mafias e investigaciones como las de Alice Schwarzer o la periodista Rita Knobel-Ulrich destapan que alrededor del 90% de las prost*tutas se encuentran sometidas a regímenes similares a la esclavitud.

    A la espera de que sea publicado el acuerdo final de la gran coalición de gobierno, lo hablado hasta ahora por los negociadores de los dos grandes partidos políticos alemanes no tiene que ver con devolver la prostit*ción a la clandestinidad, pero sí como exigir mayores requisitos, quizá permisos especiales para la apertura de locales dedicados a este negocio, que permitan un mayor control de la situación del personal contratado. También está sobre la mesa la prohibición de las tarifas en paquete y la posibilidad de sancionar a los clientes en los casos en que se esté abusando de la situación de indefensión o inferioridad de las prost*tutas.
     
  4. Bubi

    Bubi

    Mensajes:
    9.548
    Me Gusta recibidos:
    2.522
    Registrado:
    20 Oct 2009
    Yo personalmente he concocido prost*tutas, y desde luego NO hay que generalizar, aun está la prost*t*ta de toda la vida que debe de ser ewscuchada ante tanta genet que habla por ellas y que se convierten en sus 2defensoras2 sin conocerlas...

    No todas las prostitutras son extranjeras y esclavas, eso para comenzar. luego el problema es que hay que regular de verdad, el problema no es que la regulación no funcione sino que se hace mal, y luego hay que pensar que sacar las prost*tutas de la zona civilizada aun aumenta mas esos lugares de 2turismo sexual2 al que sobetodo los suecos son muy aficionados... claro han sacado la prostit*ción de sus calles, pero taranquilos los suecos son ricos, ahorta están a al cabeza de los que se van a buscar prostirtutas fuera... ejem ejem

    En Alemania tiene problemas porque la polizeiu no se ha dedicado a ir por todos los burdeles de Berlin, que son facilmente indentificable a a hacer un registro e ir buscando a ilegales y demás. Mas que nadaq por desidia, el problema no se arregla solo, si regulas lo haces bien o no la haces, pero Alemania es un mudno aparte, especialmente Berlín...

    el caso de Alemania tiene que ver con la cultura de cabarets. de verdad, al que sea de fiesta salvaje. no hay ciudad con fiesta mas salvaje que Berlin. ya no es la prostit*ción,e sq ue los cabarets y lugares de fiesta tienen desde s*x* explicito, es completamente legal practicar s*x* en el bar, no hay prohibicioens contra el tabaco o contra casi nada, hay sado donde quieras buscarlo. Eso si, hay algo bueno, no hay ciudad que sea mas abierta y tolerante que esta, nadie juzga a nadie y todos van a su bola, es algo cultural,. viene de antes de l II guera mundial de la postguerra de la primera, edn la época del pesimismo absoluto surgieron los cabarets. luego con el nazismo todo se escondió pero hoy dia es así, en los herederos de los cabartes, las sals de fiesta, de Berlion hay de todo, si quieres te apuintas sinoo pues no, pero hay un nivel de toelrancia que no encuentras en otra ciudad del mundo, es "el vive y deja vivir" a la enesima potencia, las mujeres pasean desnudas por los bares, si es cierto, sin que nadie las moleste si ellas no quiern, hombres tambien, ves gays besqandose, una parejapracticando s*x* en una columna, hay prost*tutas tanto mujers como travestís ... nadie se mete con nadie la tolerancia es absoluto y es algo de los que los berlineses se muestran orgullosos lo creia o no, tiene esa forma de ver el s*x* y la fiesta y hasta hace poco pues no era un problema..

    el problema es que entre estos cabarets y sitios de fiesta se ha colado de todo, porque la lesgislación alemana es muy comprensiva en Berlín, y eso estaba bien mientras eran alemanes berlineses de toda la vid que practicaban su versión del s*x* feliz "no me meto con nadie" pero ahora con la afluencia de extranjeros del este pasa de todo. Nunca han habido redadas ni demas en cabarets y sitios de fiesta porque se entiende que hay cierta tolerancia, por sui hay marihuana y otras cosas, y la policia pasa, pero el tema se las ha dio de las manos, las mafias dele ste de Europa campan por Berlin y pueden destruir esa forma que los berlineses tenian de disfrutar de la ffiesta. O sea, se ha de buscaer una solución que no pasa por otra cosa que ir haciendo redaads por los locales simplemente para buscar extranjeras isin papepeles y en regi,en de semiesclavituda.
     
  5. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    El problema está en la base, en decidir si la prostit*ción puede ser considerada un trabajo como cualquier otro. En mi opinión no.

    En mi opinión se debe luchar por su abolición del mismo modo que se abolió la esclavitud o se legisla contra el trabajo infantil. Por razón de la dignidad humana. 2 de cada 3 prositutas sufren trastorno de estrés postraumático, similar al trauma de guerra, derivado de su actividad, que es esencialmente violenta. Más de la mitad ha sufrido abusos sexuales en su infancia, hecho que junto a la pobreza está detrás de muchas falsas voluntariedades.

    http://ic.galegroup.com/ic/ovic/Vie...ecu26050&zid=65e5f9c11b537a3fa5c22af7aeebfda6

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9698636

    Es un hecho científicamente demostrado que el abuso sexual en la infancia lleva a veces a las mujeres que lo han padecido a colocarse en el futuro en situaciones de humillación, acordes con una identidad dañada y una tendencia inconsciente a la repetición del trauma. Muchas de ellas niegan sentirse mal por su trabajo, pero por lo general es mentira y basta con molestarse en rascar un poquito para que la realidad aflore. La negación es una defensa habitual contra su sentimiento de indignidad, que no quieren reconocer ni reconocerse a sí mismas por la más elemental autoprotección. Además de que para soportar la prostit*ción las mujeres se disocian, salen de su cuerpo, algo que con el tiempo va haciéndose más habitual y llega a dividir a la persona en partes separadas, una que prosigue con su vida normal, va a la compra y cuida de sus hijos y otra que sufre el trauma de la prostit*ción. Es un mecanismo básico y muy habitual en traumatizaciones profundas.

    En estas condiciones es fácil que la mujer niegue sentirse mal aunque en realidad sólo sea resiliencia por lo general más aparente que real. El abuso de alcohol y drogas también es masivo, en relación igualmente a la necesidad de adormecer la conciencia para poder sobrellevar la violencia que conlleva su actividad.

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7143150

    ¿Quién querría un "trabajo" así para sus hijas, madres o hermanas?
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  6. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    Carta de respuesta de una exprostituta a una "prost*t*ta feliz":


    http://traductorasparaaboliciondela...schke-mau-estoy-hasta-las-narices-de-vosotras

    Después de haber leido una entrevista a la lobbista de la prostit*ción Stephanie Klee, se ha hartado. Huschke Mau, superviviente de la prostit*ción, responde. "Yo soy una las tan cacareadas prost*tutas voluntarias '", escribe. "!Y estoy hasta las narices de vosotras, defensoras de la prostit*ción"!.

    "! ESTOY HASTA LAS NARICES DE VOSOTRAS !”

    Querida Stephanie Klee,

    Te escribo referente a la entrevista que la revista ciudadana Zitty Berlín mantuvo contigo. En un primer momento pensé agradecerte que la hubieras dado, pero como aún no la había leído, no dije nada. En primer lugar: Puedo tutearte? Porque se puede decir que somos compañeras. Pues sí, conozco bien la prostit*ción ya que he pasado diez años en ella.

    Sabes, encuentro tus declaraciones sobre la prostit*ción bastante llamativas. Sólo me sorprende un poco que hayas olvidado mencionar algunas cosas que me parecen muy importantes.
    En primer lugar se te ha olvidado plantear la pregunta fundamental de si es absolutamente necesaria la prostit*ción. Es bueno que al menos no utilizas el viejo, casposo pseudoargumento de que sin burdeles se elevaría la tasa de violaciones (lo que implicaría que los hombres no pueden controlar sus impulsos, y si no fueran a prostituir, podrían violar a otras)

    Pero ¿para qué necesita la sociedad la prostit*ción, Stephanie? ¿Para qué necesitamos el hecho de que a los hombres se les permita comprar mujeres (porque la mayoría de las prost*tutas son mujeres, y los que son hombres, operan en el ambiente homosexual). ¿Cómo te explicas ese hecho y que expresa para ti? Al parecer, esto no es una característica de una relación de poder para ti. Y ahí está, el primer punto ciego en tu lente.

    El único que disfruta la prostit*ción es el putero!

    Escribes que la prostit*ción seria s*x*. Sabes, para tener s*x*, se requiere al menos dos personas. Y no una que sirve a los deseos sexuales del cliente únicamente (!) y que por lo tanto necesita "disociarse" de su propia sexualidad, de sí misma, su persona y su personalidad.

    Me gustaría preguntarte, en que entorno de prostit*ción vives que no te has enterado que las "variedades" de la "sexualidad", es decir, los "deseos" de los puteros son cada vez más violentos y dirigidos cada vez más a la humillación. Lee en los foros de puteros querida Stephanie en los que pone muy claramente que los hombres puteros perciben como una expresión de poder, cuando escupen a las mujeres del burdel en la cara, se permiten "eyacular" en ella el esperma; las cosas que quieren hacer de sexx anxx, lo mucho que la mujer "soporta"; cuando ellos eyaculan en la cara y quieren que se trague el semen, y después de eso, los puteros, las estrangulan metiendoles la poxx hasta la amígdala.

    Por favor lee el lenguaje de los foros de puteros, lee como les pone, como disfrutan sabiendo que eso no le gusta a la mujer, sino que lo hace por dinero, que está obligada a hacerlo, porque necesita la maldita pasta, o porque en la habitación contigua hay un peligroso proxeneta sentado. Como ellos deliberadamente tratan de transgredir los límites, manifestando su lado sádico, si no lanzándose a
    fondo a ello, si de forma muy consciente. No se trata de s*x* en la prostit*ción, se trata de poder. Y sólo de poder. No hagas como si las mujeres pudieran vivir ahí su sexualidad, el único que la vive es el putero, cuyos deseos tu satisfaces. O sea, a tu costa.

    Y no, Stephanie, el putero no olvida ese sentimiento de poder que se ha comprado, no. No olvida que las mujeres están disponibles, que puede cogerlas, que están ahí para satisfacer sus deseos, que se disocian en el acto de su sexualidad y su alma y no se les permite tener necesidades / límites / deseos. Oh no. Asume esta sensación de que el s*x* le equipara con el poder, sale del burdel y lo refleja en el trato con las mujeres no prostituidas. La prostit*ción es violencia. Una máquina de satisfacción machista.

    No hagas como si nunca hubieras experimentado violencia de los puteros, y no cuentes la historia del cliente majo y amable que sólo quiere abrazar y siempre respeta tus límites. Alemania ha legalizado la prostit*ción, y a que ha conducido? a cada vez más prostit*ción y sobre todo: a demanda cada vez más extrema. Y con esto no quiero decir sólo que hay cada vez más puteros, sino que los hombres están aprendiendo que está bien comprar a las mujeres. (Sí, ya puedo escuchar el pseudo-argumento, que el putero no compra a una mujer, sino la prestación de un "servicio", ¡qué tontería! ¿Puedes separarte de tu coxx, tu culo, tus senos, tu boca, de lo que haces con ellos? Está afectada siempre toda la persona.)

    Vosotras no habláis por mí ni por las prost*tutas que conozco!

    Fíjate en lo que quieren entonces los puteros: Besar, todo sin, sexx anxx (también sin), francés total (es decir, tragar esperma) anal con lengua, fisting (penetración con el puño), chorro en la cara, quieren Gangbang- y fiestas de violación, siempre quieren chicas más jóvenes, quieren chicas sin "tabúes" que estén condicionadas a hacer TODO lo que los puteros quieran. Quieren tarifa plana para fo**ar con tantas niñas/mujeres como sea posible, todo incluido en la entrada del club.

    ¿Cómo justificas eso? Es patente que con la legalización de la prostit*ción se revela su verdadera esencia: Violencia. Disponibilidad completa de los cuerpos de las mujeres. La acción desinhibida del poder masculino. Y: tortura sexualizada.

    Entonces, querida Stephanie, si quisieras echar un vistazo a los foros de puteros, verías que los puteros son misóginos. Que les encanta atormentar a las mujeres e ir a sus límites de aguante. Y aún más: Los puteros quieren prost*tutas forzadas. Pues con ellas pueden estar seguros de que las prácticas que deben sufrir las hubieran rechazado aquellas prost*tutas alemanas "decentes" de la vieja escuela. Eso es lo que los puteros quieren.

    ¿Cómo te las arreglas para pasar por alto el hecho de que ahora en cada ciudad hay varios macroburdeles, en los que “trabajan” casi sólo mujeres que apenas hablan alemán, que son llevadas por la mañana y recogidas por la tarde por sus "protectores" y que ofrecen las prácticas que duelen y que son peligrosas para la salud? Les gusta o qué? Es que son todas masoquistas? Y escribes, que para estas mujeres (de Rumania, Bulgaria) es la prostit*ción una gran alternativa? Encuentras que la prostit*ción es una estupenda alternativa a la pobreza?

    Hablas de la prostit*ción, como si fuera algo deseable, que fuera genial para las mujeres y las niñas. ¿Por qué no mencionas las razones que llevan a las mujeres a la prostit*ción? Y ya saco a colación la prostit*ción forzada. Por cierto, que es forzado para ti? Tener que decidir por la prostit*ción debido a la pobreza y la falta de perspectivas? Esto no es un problema, sino una gran oportunidad para tí? Incluso las mujeres que ingresan "voluntariamente" se exponen a la coerción en el sector:

    Cuando las rentas de las habitaciones son tan altas que tienen que aceptar un putero aunque no quieran, porque de lo contrario incurren en deudas con en el "propietario", por ejemplo. Cuando
    no se atreven a rechazar a un “cliente”, porque de lo contrario se provoca estrés con los " guardianes" o con los "dueños de los burdeles", que no les gusta ver que sus chicas están "estropeando" su reputación.
    Lo planteas así sin rodeos, como si las mujeres quisieran disfrutar de la vida en el "oficio". Querida Stephanie, soy una de las tan cacareadas prost*tutas "voluntarias". A los 18 años empecé, después de 17 años de haber sido golpeada por mi padrastro y haber sido abusada sexualmente, me marché de casa. Pensé que sólo puedo hacer esto, que sólo soy buena para fo**ar. Y si yo solo soy buena para eso, ah, esto es ahora mi seguro de vida que posibilita mi supervivencia.

    Al principio pensaba que aún tenía poder. Me decía: Fíjate, incluso pagan por ti; he regulado con la ayuda de la prostit*ción el acceso a mi cuerpo. Pensé: Sobre ti todos deben pedir permiso ahora. Y además podía filtrar: No, no más todos, sólo aquellos que puedan permitírselo.

    No soy la única. No he visto una sola prost*t*ta que no haya sido sexualmente abusada / violada como niña o como adulta, o que haya experimentado otra forma de violencia sexual. Y me atrevo con la tesis arriesgada que nuestra sociedad no persigue consecuentemente el abuso masivo de las chicas jóvenes, porque lo aprovecha. El abuso es como el adiestramiento temprano. Esto es práctico, porque a través del abuso las mujeres / niñas aprenden aquí a disociarse. A no estar ahí (y eso es exactamente lo que paga el putero - que la voluntad de la mujer en ese momento no esté ahí pues el ha pagado para que se vaya).

    La relación entre el abuso sexual y la prostit*ción ha sido largamente documentada, al menos el 60 por ciento (otras estadísticas hablan de hasta un 90 por ciento) de todas las prostituidas femeninas fueron abusadas sexualmente de niñas. Lo único que estas mujeres viven de la vida, Stephanie, es la recreación de sus traumas que esperan así procesar, pero por supuesto no pueden. Y no quieres ninguna ayuda para salir de la prostit*ción, pero ayuda para entrar en la prostit*ción, sí?

    No actúes como si nunca hubieras experimentado violencia de los puteros!

    En la prostit*ción viven las mujeres que están traumatizadas, y por la prostit*ción continuarán traumatizadas. O ¿cómo te explicas querida Stephanie que las prostituidas (también yo) sufren en masa de trastorno de estrés post-traumático (estudios hablan de al menos el 60 por ciento con un trastorno de estrés postraumático en toda regla)?

    Dices, la prostit*ción introduce a las prost*tutas sentimientos elevados, pues serian felices de hacer felices a los “clientes” y de tener dinero en el bolsillo. Pero ¿qué significa "hacer feliz al cliente"? Significa eso que he sido exitosamente violenta contra mi misma mientras me disocio de mi asco, de mi propia voluntad, para que el “cliente” pueda ser violento hacia mí, mientras me usa para sus deseos. Y eso hace a las prost*tutas tan felices, ¿no? ¿Te hace feliz, disociarte y “no estar ahí”?

    Dices que sólo cuando la prost*t*ta sale por la puerta del burdel, comenzaría su trauma, y que éste se basaría en su discriminación social. Me gustaría contarte algo al respecto, sobre lo que piensas, que lo que se necesitaría son ayudas para entrar en lugar de ayudas para salir.

    Yo soy una de las que se han prostituido desde que la prostit*ción en Alemania ya no es más algo inmoral. ¿Debo decirte a lo que ha llevado? Yo, como la mayoría de las prost*tutas, no me he registrado como tal, porque tenía miedo de no ser capaz de salir. Porque tuve miedo de ser preguntada por qué ya no quiero trabajar como prost*t*ta, cuando es un trabajo como otro cualquiera. Y eso es exactamente lo que pasó cuando traté de salir. Busqué ayuda en la asistencia sanitaria y solo coseché incomprensión. Y no salí.

    ¿Qué podría contar de la oficina de desempleo cuando hago una solicitud ALG II, para no tener que chupar mas diez pollas al día, y tener donde vivir y algo que poder comer? ¿De qué, preguntaron, había vivido los últimos tres meses? Y cuando se lo hube dicho, me preguntaron entonces por qué no quería seguir haciéndolo, ya que había un estupendo prostíbulo por aquí cerca que todavía están buscando ...? O tendría que probar que ya no me prostituyo? Y como prueba una mujer eso?
    ¿Qué podría relatar de la oficina de desempleo?

    Te olvidas también del consumo de drogas y alcohol, que predomina en la “industria” entre las prostituidas, Stephanie. (¿Por qué ocurre todo esto? Si todo es tan estupendo? Pero al parecer es únicamente una gran fiesta, una orgía, como parte del goce de la vida, eh?) Te olvidas de tanto. Te olvidas de la prostit*ción forzada, de la violencia de los puteros, de la violencia de los proxenetas (ah sí, ellos ya no se llaman más proxenetas, sino "socios", "seguridad", "arrendadores"). Te olvidas de la misoginia, del odio a una misma. Te olvidas de que el arrendador, los dueños de burdeles, los periódicos (sí, esos anuncios donde se anuncian a las prostituidas son extremadamente caros), el Estado (los impuestos) se benefician. Te olvidas de todos los que se aprovechan de lo que genera una prostituida.

    ¿Quién obtiene la menor parte de ello? La prostituida. Ella obtiene la parte más escasa del dinero, todos ganan de ella, todos ellos obtienen algo de ella (s*x*, dinero, lujuria de poder satisfecha), pero ¿qué obtiene ella? Un trastorno de estrés postraumático, una adicción a sustancias y mucha soledad y odio a sí misma. Todo esto viene de la discriminación social, verdad?

    Curioso, a mi personalmente me vienen en flashbacks que tengo debido a mi TEPT (Trastorno de Estrés PosTraumático) causados por la prostit*ción, sólo las imágenes revividas de puteros que abusaban de mí!. Stephanie, pregunta a [email protected] terapeutas de trauma de donde viene el trastorno de estrés postraumático que tienen las prostituidas, que (ójala) algún día acaben con el!

    Estoy hasta las narices de vosotras defensoras de la prostit*ción, de la prostit*ción ajena, que queréis contarme a mi que la prostit*ción es una profesión como otra cualquiera. Estoy harta de vosotras que queréis contar aquí toda la historia de la oh-tan-estupenda prostit*ción voluntaria. Vosotras que no tenéis ni idea de la prostit*ción, y en vuestro modo de reconoceros de izquierdas alguna cosa debieras pensar sobre que " la prostit*ción ha sido ante todo una expresión de poder sobre las mujeres”, pero solo parloteais que es una inversión de las relaciones de poder, que ahora la prost*t*ta tiene poder sobre el putero. Nunca he sentido poder tumbada bajo un maldito putero, y no conozco ninguna que alguna vez se haya sentido de esta manera!

    Me dais ganas de vomitar, las que estáis en la prostit*ción y os llamáis "trabajadoras sexuales". Porque os creéis con derecho a hablar por todas nosotras las que estamos involucradas en la prostit*ción, y porque vosotras a los que no saben nada de la prostit*ción, (mujeres - porque los hombres lo saben en su mayoría, como puteros, solo que ellos no os contarán porque van realmente al burdel, lo que quieren allí y lo que hacen!) les hacéis creer que todo está bien.

    No está bien.

    No puedo soportar mas, que hagáis como si hablarais en nombre de TODAS las prost*tutas. Vosotras sois una minoría en la prostit*ción. Describís una realidad que no existe. Negáis a las víctimas de violencia el ser víctima e incluso les sugerís que se alegren por ello, ya que todo es tan estupendo. Silenciáis a la MAYORIA de las prostituidas.

    La mayoría, que sigue bebiendo, tomando drogas o reviviendo su abuso una y otra vez con la falsa esperanza de de mitigar el dolor. La mayoría, que transforma el odio a aquellos que le han infligido la violencia, en algún momento lo admiten, en odio a sí misma y en encaminarse "voluntariamente" a
    esta espiral de violencia. Vosotras acosáis con desprecio a las mujeres que quieren hablar sobre la violencia en la prostit*ción: "Oh, siento que TU hayas tenido una mala experiencia", como si la violencia no subyaciera en la estructura de la prostit*ción, sino en la falta de profesionalidad de la mujer, en su personalidad defectuosa que no puede soportar una oh-tan-estupenda experiencia.

    No liberáis a nadie con vuestra charlatanería neoliberal!

    ¿Queréis hablar por todas? Vosotras NO habláis por mí ni por ninguna prostituida que conozca. Vosotras os aprovecháis de la situación que la mayoría de las prostituidas están demasiado ocupadas con su supervivencia, demasiado traumatizadas para hablar. Os niego el derecho de hablar por todas las prostituidas porque vosotras, a las que que podrían relatar esta violencia, las hacéis callar, os aprovecháis de su silencio, simplemente no las mencionáis y con ello las hacéis víctimas de nuevo.

    Cuando decís, "todos deben poder hacer lo que quieran", en realidad pensáis sólo en que LOS PUTEROS Y LOS PROXENETAS QUE ESTÁN DETRÁS DE VOSOTRAS puedan hacer lo que quieran. Y no las prostituidas.

    No liberáis a nadie con vuestra charlatanería neoliberal. Cuando decís que la prostit*ción debe ser liberada únicamente de todos los controles, reglamentos, etc., y todo seria chupi, estáis mintiendo y siguiendo una teoría extraña: si las víctimas de la esclavitud se sienten infelices porque son esclavas, entonces ayuda legalizar la esclavitud , ya que con ello los esclavas ya no son "socialmente discriminadas" y pueden dejarse esclavizar en mejores condiciones?


    Sin saludo,

    Huschke Mau [email protected],


    Huschke Mau ha enviado esta carta al Partido Feminista, ya que es el único partido en Alemania, que aboga por una prohibición de la compra de s*x* y un castigo a los puteros según el modelo sueco. Huschke Mau también está en TwitterHuschkeMau
     
    • Gracias Gracias x 2
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  7. Batuca

    Batuca

    Mensajes:
    9.681
    Me Gusta recibidos:
    3.601
    Registrado:
    24 Feb 2015
    Género:
    Femenino
    Pues a pesar de mi cojera levemente derechona, soy partidaria de la legalización. Si existen es porque son necesarias. Algo que no es necesario no existiría o, al menos no tendría tanta presencia. Además, se acabaría con el abuso sobre mujeres extranjeras que ejercen la prostit*ción en unas condiciones deprimentes y que son pasto de proxenetas y se eliminaría también una de las causas de la trata de mujeres y niñas/os.

    No veo nada inmoral en que un hombre utilice los servicios de mujeres que los ofrecen libremente.

    Por otra parte está el tema sanitario que estaría más controlado y se limitaría la propagación de ETS porque tendrían acceso a medios y a la sanidad pública, podría regularse legalmente el uso obligatorio del preservativo o su no uso con certificados médicos que acreditaran que tanto la prost*t*ta y el cliente están "limpios" y ya, visto desde el punto de vista administrativo, pues también sería una fuente de impuestos como otra cualquiera.

    Laboralmente también estarían más protegidas con contratos o de otra forma si van por libre...

    No sé que problema han tenido siempre los gobiernos para legalizar la prostit*ción porque no va a dejar de existir y lo suyo es que se ejerza de la forma más segura... Debe ser cuestión de moralina decimonónica o algo así.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 2
  8. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    Siguiendo esa lógica, deberíamos legalizar el asesinato, el robo, el abuso sexual infantil...
     
    • No estoy de acuerdo No estoy de acuerdo x 2
  9. Batuca

    Batuca

    Mensajes:
    9.681
    Me Gusta recibidos:
    3.601
    Registrado:
    24 Feb 2015
    Género:
    Femenino
    Bueno, es que yo todo lo que pones ahí lo considero ética y moralmente reprobable. Si a ti te parece igual o comparable quitar la vida a una persona, robar, o abusar de menores, que pegarse un polvo libre y consentido mediando pago, puesssss...., te deseo suerte en la vida, jajajajaja.

    La primera diferencia y la más importante, es el consentimiento: dudo mucho que alguien de el suyo para que le maten, le roben o que un menor pida con alegría que abusen de el o asienta, salvo que medie fuerza o engaño.

    Eso por no decir que el hecho de ser prost*t*ta tampoco impide que una mujer pueda ser objeto de un delito de violación o abusos.

    No me puedo creer que hayas escrito eso en serio. Y lee todo el post mío, que te quedas en el primer argumento porque te interesa para rebatirlo cuando son más importantes los demás.

    Lo dicho: la clave está en el consentimiento.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  10. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    El consentimiento para serlo de verdad debe ser libre, y para ello, entre otras cosas, debe haber otras opciones. La mayoría de las mujeres prostituidas son inmigrantes en situación irregular, víctimas en su mayoría de la trata.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  11. Batuca

    Batuca

    Mensajes:
    9.681
    Me Gusta recibidos:
    3.601
    Registrado:
    24 Feb 2015
    Género:
    Femenino
    Veamos, ¿qué parte de esto no has entendido, cosa que deduzco porque que me repites lo que ya puse?

     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  12. azafrán

    azafrán

    Mensajes:
    7.561
    Me Gusta recibidos:
    3.374
    Registrado:
    29 Feb 2016
    Otro día, hablamos de los trabajadores (auxiliares, gerocultores, peones, limpieza) de las residencias privadas y-o concertadas de la tercera edad y de sus penosas condiciones laborales, a cambio de unos euros más del salario mínimo interprofesional y un calendario laboral semiesclavista.
     
  13. Batuca

    Batuca

    Mensajes:
    9.681
    Me Gusta recibidos:
    3.601
    Registrado:
    24 Feb 2015
    Género:
    Femenino
    Los de las públicas tampoco te creas que están mucho mejor... Y aún así, una plaza en una residencia cuesta una pasta...
     
    • Gracias Gracias x 1
  14. Opinatrix

    Opinatrix

    Mensajes:
    1.187
    Me Gusta recibidos:
    1.410
    Registrado:
    5 Sep 2011
    Sí lo he entendido y te agradecería que no te pusieras tan estupenda, si eres tan amable. Simplemente no estoy de acuerdo contigo.

    La voluntariedad de la prostit*ción es falsa en la inmensa mayoría de los casos, y sigue siendo así cuando se legaliza. En los países que han legalizado la prostit*ción ha aumentado el número de mujeres prostituidas, que siguen siendo procedentes de la trata, un número ínfimo se han registrado legalmente, y también la prostit*ción infantil. Incluso esa ínfima proporción de prost*tutas supuestamente voluntarias y que parece que consideran su actividad igual a cualquier otra se niegan a registrarse por motivos fiscales y por no perder el anonimato. Incluso las mujeres que dicen dedicarse voluntariamente y no tener trauma alguno por ello, son sometidas a violencia reiteradamente y obligadas a hacer cosas que no quieren, más cuanto más aumenta la competencia. No lo cuentan tan fácilmente, pero es así me atrevería a decir que sin excepción.

    Y por favor, fregar suelos y limpiar WCs o asear ancianos incapacitados puede ser desagradable y mal pagado, pero no implica exposición a violencia de forma continuada, no provoca situaciones de vulnerabilidad extrema ni estrés postraumático ni es comparable de ninguna manera.

    A los que sí ha ayudado la regulación es a los proxenetas, que ven florecer sus negocios vendiendo el cuerpo de mujeres sin opciones, ofreciendo servicios cada vez más extremos para poder competir y hasta "tarifas planas". Y a los clientes, que ven reconocida la prostit*ción como una opción de ocio como cualquier otra.

    Apoyar que se legalice la prostit*ción sería aceptar que nuestras hijas vayan un día a una oficina del INEM y les ofrezcan un trabajo de p*ta o un curso formativo.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  15. Sra Perez

    Sra Perez Guest

    Uf, que tema más interesante para debatir. Es algo parecido a cuando se debate la legalización de las drogas duras, hay argumentos de peso a favor de ambas opciones.

    Desde luego que las opiniones en esto varían según el modelo de negocio que uno tenga en mente: No es lo mismo ejercer la prostit*ción de forma voluntaria, como autónoma o en cooperativa, con reglas bien marcadas sobre a lo que el cliente tiene o no derecho (que desgraciadamente creo que representaría un tanto por ciento ínfimo de lo que supondría la prostit*ción legalizada, pero que sería una opción razonable) , o el modelo en el que la prost*t*ta sigue siendo una empleada explotada por el dueño del negocio y tiene que hacer lo que le manden so pena de ser despedida y puesta en una lista negra , o amenazada o agredida (que creo que es el que se implantaría, y que traería muchísimas mas ventajas a los proxenetas y a los clientes que a las prost*tutas).

    Y por supuesto que aun cuando la prostit*ción se legalizara seguiría habiendo negocio con la trata de personas y la explotación de mujeres sin papeles o en situación irregular. Igual que la venta de tabaco es legal pero hay todo un mundo paralelo de venta ilegal y no sometida a control alguno.

    Supongo que estar a favor o encontra de la legalización depende mucho de qué tipo de normativa pueda promulgarse, y de cómo se oriente la legalización en lo que respecta a la proteccion de los derechos fundamentales de las prost*tutas

    Me ha conmovido la carta de Huschke Mau, presenta la realidad de una gran parte de las prost*tutas tan descarnada y terrible como es en realidad. Desgraciadamente el mundo de la prostitucion tal y como lo presentan Gigí e Irma la Dulce no existe.

    Y acabo: A mí me repatea el hígado cada vez que en un medio de comunicación un tertuliano (giliprogre la mayor parte de las veces) dice aquello de "Hay que respetar la prostit*ción, que es un trabajo como otro cualquiera" . ¡Vamos, que va a ser igual tener un hijo chapero que uno chapista!
     
    • De acuerdo De acuerdo x 2
    • Tema Repetido Tema Repetido x 1
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.