La España de Franco (2 Visitantes)

Registrado
4 Ene 2016
Mensajes
3.946
Calificaciones
13.298
La verdad del abuelo de Iglesias: iba a ser fusilado y acabó en el Ministerio de Trabajo falangista
A Manuel se le acusó sin pruebas fehacientes de participar en el asesinato de un marqués. Un franquista y un cura le sacaron de prisión y lo enchufaron.

26 enero, 2020 02:25

Diego Rodríguez Veiga @diegoricks

En cumplimento a su respetado escrito de fecha 7 del actual, Nº 9745, en el que interesa la detención del natural de Almendralejo, ÁNGEL MEDEL CARRERA, tengo el honor de participar a V.S. que, según los informes adquiridos, dicho individuo fue ejecutado en esta Plaza el día 31 de julio del año 1940.
Dios guarde a V.S. muchos años
Mérida, 12 de Abril de 1943
El Comandante de Puesto


Pudo ser él, pero se libró. El nombre que figura en el informe, el de Ángel Medel -con el “fue ejecutado”, subrayado-, fue el de uno de los nueve encausados y condenados a muerte por el asesinato de Joaquín Dorado y Rodríguez, marqués de San Fernando, y Pedro Ceballos Zúñiga en 1936. Otro de los nombres que figuraba en la causa era el de Manuel Iglesias Ramírez, también condenado a muerte y abuelo paterno del actual vicepresidente segundo y secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.


Pero corrió mejor suerte que su compañero. En otra misiva remitida por un juez militar de Madrid, firmada en 1943, se lee lo siguiente: “Tiene inmediata libertad, recluso procedimiento 12851, Manuel Iglesias Ramírez”. ¿Qué pasó entre medias? EL ESPAÑOL ha tenido acceso al sumario del juicio contra Manuel Iglesias. Entre papeles firmados por la Gracia de Dios, España y la Revolución Nacional-Sindicalista se encuentran los testimonios contra él, los informes de su participación en la Guerra Civil y todos los datos que llevaron a que terminara condenado y en la cárcel, aunque se libró del paredón también casi por la Gracia de Dios. Pero cada cosa a su tiempo.

Testimonio de María Ceballos Zúñiga, familiar de los asesinados.


Testimonio de María Ceballos Zúñiga, familiar de los asesinados. EL ESPAÑOL

Nacido en Villafranca de los Barros (Badajoz) en 1913, Manuel Iglesias se formó con los jesuitas y acabó estudiando Derecho en Sevilla. Actuó como secretario en varios tribunales militares, llegando a presidir uno de ellos y, cuando acabó la Guerra Civil, fue apresado y condenado a muerte. Iba a ser uno de los tantos que fueron purgados en los años posteriores a la contienda. Pero fue absuelto.
Qué fue de Enrique del Pozo, el cantante y tertuliano convertido en vendedor de juguetes sexualesJesús CarmonaHa sido cantante, actor, director y tertuliano del corazón, pero en la actualidad reside en Italia, alejado de la exposición mediática.

Sorprendentemente, un año después de su puesta en libertad encontró un puesto en el Ministerio de Trabajo, regido entonces por el falangista de línea dura José Antonio Girón. Durante aquellos años fue escalando socialmente y llegó a trabajar en la llamada Casa Sindical, en el madrileño Paseo del Prado.

El edificio fue sede del Sindicato Vertical y es donde ahora se ubica el Ministerio de Sanidad, donde Iglesias (nieto) tiene su despacho de vicepresidente social. De hecho, el edificio es ahora una suerte de fortín del ala más izquierdista del Gobierno de coalición, ya que también tiene su oficina ahí Alberto Garzón, ministro de Consumo. Pero cuando Pablo Iglesias entra por la puerta del Ministerio, no es el primero de la saga que lo hace. Ya lo hizo su abuelo, que tiene una de esas historias que ya no existen.

Informe sobre Manuel Iglesias Ramírez.


Informe sobre Manuel Iglesias Ramírez. EL ESPAÑOL

“Casado bajo las leyes marxistas”
Madrid, 7 de noviembre de 1936. El intento de golpe de Estado de Francisco Franco falló y la guerra lleva ya unos meses desangrando el país. En el primer piso de la calle del Prado número 20, el marqués de San Fernando, Joaquín Dorado y Rodríguez y su cuñado Pedro Ceballos son sacados violentamente de su casa por un grupo de milicianos republicanos e introducidos en un automóvil. No se supo más de ellos hasta que se confirmó que habían sido ejecutados en la pradera de San Isidro.
Así es el relato que se puede leer en la denuncia, interpuesta tras acabar la guerra por María Ceballos Zúñiga, esposa de Joaquín y hermana de Pedro. En ella, cuenta que una señora llamada Eulalia Lemus Morán, natural de Villafranca de los Barros, conoce a todos los milicianos. La segunda declaración recogida en el sumario es directamente la de la propia Eulalia y ahí empiezan a aparecer por primera vez los nombres señalados. “Tiene noticias de que había sido asesinado el marqués de San Fernando y su cuñado, por habérselo dicho su pariente Manuel Iglesias Ramírez”, se puede leer en el atestado de su declaración. Ya estaba señalado.
Manuel Iglesias y el resto de implicados en este suceso, también los asesinados, se conocían de haber vivido en la localidad de Villafranca de los Barros. Ahí, y también cuando se mudó a Madrid, el abuelo de Pablo Iglesias empezó a participar en distintas actividades marxistas y llegó a ser presidente de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), teniendo un papel protagonista en numerosas huelgas. Al estallar la contienda se involucró activamente con las milicias republicanas, dándoles armas, participando en mítines y locutando discursos de aliento por la radio para los soldados en el frente.

Sobre que Manuel Iglesias ordenaba la detención y ejecución de gente.


Sobre que Manuel Iglesias ordenaba la detención y ejecución de gente. EL ESPAÑOL

Los años posteriores a la Guerra Civil, con la victoria del bando nacional, todo aquel que no hubiera secundado a Franco durante la contienda se convertía automáticamente en sospechoso. La Ley de Responsabilidades Políticas, aprobada en febrero de 1939, sirvió para purgar no sólo a los que hubieran colaborado con la República sino también a aquellos que hubieran mostrado una pasividad “grave”. Con esa norma empezaron las purgas de la posguerra y los campos de concentración, a través de juicios con escasas garantías.
Prueba de la parcialidad de los encargados de la Justicia es que, en un informe sobre Manuel Iglesias, el delegado local de Información e Investigación de Villafranca de los Barros cuenta que Manuel conoce a todos los implicados y “ha contraído matrimonio en la zona roja bajo las normas del marxismo”. Es difícil saber con exactitud qué viene a significar esto. Será, como mínimo, que el matrimonio es bajo régimen de gananciales.
Esta falta de garantías y el claro sesgo ideológico detrás de todas las pruebas, hace difícil creer las evidencias que se aportan contra Manuel Iglesias. Además, el librarse de la cárcel después de haber matado a un marqués era algo difícil incluso para los amigos de Franco. Manuel no era amigo del generalísimo pero sí del clero y algunos falangistas de Villafranca de los Barros, elevados a autoridad competente tras la victoria nacional, que intercedieron para salvarle la vida.

Sobre cuando le acusaron de ordenar la ejecución de los asesinados.

Sobre cuando le acusaron de ordenar la ejecución de los asesinados. EL ESPAÑOL

Las ‘pruebas’ contra Manuel
Con el foco ya puesto sobre él y sobre su pasado, y una vez apresado, Manuel Iglesias lo tenía complicado para salir indemne de la causa. En el sumario al que ha tenido acceso este diario hay numerosos informes de autoridades locales que le sitúan en el centro de todo lo que pasó, asegurando incluso que fue él quien ordenó el asesinato del marqués y su cuñado.
Se sabe por confidencias de personas residentes en Madrid que el informado (Manuel Iglesias) fue el causante de la detención y muerte del Sr. Marqués de San Fernando y de D. Pedro Ceballos Solís, ya que al siguiente día de la detención se personó en la casa de los detenidos haciendo la pantomima de que cuánto había sentido lo sucedido.
(...)
Posteriormente, los familiares o servidumbre de los citados señores fueron al domicilio de ‘Revertino’, que así se apoda el informado, al objeto de averiguar sus paraderos, despachándolos este en forma impetuosa y diciéndoles, al mismo tiempo, que ya sabrían que habían sido fusilados en la pradera de San Isidro. Este sujeto es de pésimos antecedentes y reo de cuidado.

El que firma esto, esta vez, es el alcalde de Villafranca de los Barros, y lo hace en 1939, “año de la Victoria”. A día de hoy, y en cualquier sistema mínimamente democrático, el “se sabe por confidencias” no valdría como prueba. Pero esta no es la única que se aportó contra él. El informe acerca de la conducta y antecedentes sociales de Manuel Iglesias es otra de ellas:
Tengo el honor de participar a la respetable Autoridad de V.S. que dicho individuo, durante el dominio rojo en esta Ciudad, formaba parte del Comité rojo de esta localidad donde fue delegado gubernativo y se presentó en la Casa-Cuartel a recoger el armamento de la fuerza como tal delegado, también fue el que trajo los fusiles a los milicianos, ordenaba la detención de personas de orden, registros domiciliarios y de cortijos y cuantos desmanes cometieron en ésta.
Con todas estas pruebas endebles en su contra, era prácticamente imposible que Manuel Iglesias se librara del paredón. Y, efectivamente, la sentencia le condenaba “a la pena de muerte, como autor responsable de un delito de Rebelión Militar con las agravantes apreciadas”. Sin embargo, en 1943 su pena fue condonada por la prisión permanente, después por 30 años de reclusión y, más tarde, fue puesto en libertad. Todo en el mismo año. ¿Por qué?

Condena y cuando le conmutan la pena.

Condena y cuando le conmutan la pena. EL ESPAÑOL

En el Ministerio de Trabajo
Aunque Manuel Iglesias no era amigo de Franco, sí que lo era de Pedro Gamero del Castillo, ministro sin cartera del caudillo en los años tempranos de la dictadura y protegido político de Ramón Serrano Suñer. Él intercedió por Manuel a la vez que lo hizo el obispado madrileño y un policía político falangista, amigo de Manuel de la infancia. Todos ellos comentaron que era un buen cristiano e, incluso, el policía falangista contó que le había salvado la vida cuando le escondió de los milicianos republicanos.
Esa buena fe que unía personas en una época que se separaban por la ideología ayudó a que, en cuestión de cuatro años, Manuel Iglesias pasara de ser condenado a muerte a ser puesto en libertad. Así lo cuenta el historiador Francisco Espinosa Maestre en su libro Masacre. La represión franquista en Villafranca de los Barros (1936-1945). No en vano el propio Pablo Iglesias ha recordado en varias ocasiones que a su abuelo lo libraron del paredón los falangistas y el clero.
Salvada la vida, Manuel entró enchufado por una cuñada suya en el Ministerio de Trabajo en noviembre de 1944. El titular de la cartera en ese momento era José Antonio Girón, fascista del ala de Onésimo Redondo y fundador de las JONS, junto a Ramiro Ledesma Ramos, que más tarde se integraron en la Falange Española de José Antonio Primo de Rivera.

Orden de puesta en libertad de Manuel Iglesias.

Orden de puesta en libertad de Manuel Iglesias. EL ESPAÑOL

El Ministerio al que entró a trabajar Manuel era de lo más fascista, en cuestión de cercanía a las ideas de Mussolini, que había en la época. Ahí fue cuando se crearon los distintos sindicatos verticales y Girón mantuvo su puesto aún cuando Franco empezó a prescindir de los falangistas. Lo logró gracias a su lealtad al generalísimo y al apoyo de Serrano Suñer, aunque fue destituido a finales de la década de los 50 cuando los tecnócratas entraron en el juego.

Manuel encontró su primer puesto de trabajo en la posguerra en el Servicio del Seguro Obligatorio de Enfermedad y Mutualismo laboral, que operaba muy vinculado con los sindicatos. Este diario ha consultado con varios historiadores y todos coinciden en que es muy probable que, aunque el Seguro Obligatorio dependía del Instituto Nacional de Previsión, dado su puesto y la cercanía a los sindicatos, es muy probable que Manuel trabajara en algún momento en la Casa Sindical donde ahora tiene su despacho Pablo Iglesias.

Después de su puesta en libertad, su pista hay que seguirla en las páginas de sociedad de los diarios y en las bibliotecas. Participó como testigo en numerosas bodas de la alta alcurnia, escribió varios libros sobre derecho laboral y fue colocándose en un buen puesto social que le ayudó a vivir en el exclusivo barrio Salamanca y mantener a su familia. Sin embargo, nunca dejó el socialismo y estaba afiliado al PSOE en la clandestinidad. Manuel Iglesias no falleció en la década de los 40, no era su sino, lo hizo en Madrid en 1986. Pero dejó a sus espaldas las batallitas de la mili, mucho más viscerales que las que se escuchan ahora.

Retrato contemporáneo de Manuel Iglesias Ramírez.

Retrato contemporáneo de Manuel Iglesias Ramírez. FPI

Pues tuvo buena suerte el hombre

Es algo malo?
 

Registrado
4 Ene 2016
Mensajes
3.946
Calificaciones
13.298
Sigues,negando la realidad
Si, jamia

La realidad es que franquito era muuu guenooo

Que los rebeldes disparaban flores y bombardeaban con caramelos, por eso no hay muertos ni desaparecidos del bando republicano

Que en las cunetas y en las fosas comunes lo que hay son sublevados y los pérfidos sectarios comunistas populistas venezolanos los hacen pasar por republicanos

Que los "topos" se escondieron porque querían, ya que nadie les perseguía ni nadie les iba a hacer nada. Pura manipulación sectaria comunista.

Vamos, el mundo según helene

A mi abuela paterna ya no puedes, pero tu mundo de piruleta vas y se lo cuentas a mi padre, que no sabe nada de su padre ni de su hermano, que tenia ocho años, desde los primeros días de la sublevación militar
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.972
Calificaciones
70.060
Ubicación
227
Mujeres vejadas, encarceladas y violadas: retratos del feminicidio franquista

Retratos de "carne y hueso" de cien mujeres represaliadas por el régimen de Franco.



Las aceituneras de San Juan, asesinadas por el franquismo.
Las aceituneras de San Juan, asesinadas por el franquismo.
SEVILLA

07/03/2020 16:57 ACTUALIZADO: 07/03/2020 23:08
MARÍA SERRANO

¿Quién fue Gertrudis Ríos? Una maestra gaditana que todo el pueblo de Algodonales conocía por sus enseñanzas en pedagogías modernas y su carácter fuerte, alegre y bondadoso. ¿Y Carmen y Concha Díaz? Dos hermanas que tuvieron que elegir en el peor momento de la historia de España cuál de ellas iba a ser fusilada como escarmiento por la desaparición de su hermano José. ¿Y Rafaela Ayala? La mujer que fue asesinada junto a su hija María por insultar a los falangistas que mataron a su marido en un camino rural de Morón de la Frontera (Sevilla).

La periodista Susana Falcón ha vivido en primera persona el exilio y la huella de la dictadura Argentina, su país natal. Su conciencia por la memoria la ha llevado a sacar a la luz un centenar de historias inéditas de cien mujeres, cien rosas, recopiladas en forma de relato poético que denuncian la barbarie cometida durante la guerra y la dictadura de Franco.

Su libro, Cien mujeres andaluzas. Retratos del feminicidio franquista (editorial Garaje poesía) ha querido desentrañar la historia "de carne y hueso" de un centenar de mujeres andaluzas que fueron víctimas del feminicidio franquista cometido hace menos de un siglo en nuestro país. Falcón habla de mujeres que fueron fusiladas, encarceladas, rapadas. "Este libro va para ellas a las guerrilleras, las exiliadas, las resistentes y las sobrevivientes, todas dueñas de la dignidad más inmensa", apunta Falcón a Público.


Las víctimas, protagonistas de este libro, salen del detalle más burocrático para convertirse en mujeres protagonistas. Falcón destaca la ingente tarea que ha supuesto retratar cada detalle de cada una de ellas, como el color de sus ojos o qué les gustaba hacer en su tiempo libre. "Justamente, eso era muy importante para mí, que fueran ellas en carne y hueso, por eso ha sido mas difícil conseguir la información, que en muchas historias sepamos detalles de su vida, si eran altas o bajas, de buen o mal carácter. Quería sacarlas de la trama burocrática, saber si tocaba un instrumento", como fue el caso de Amparo García Cano, a la que llamaban Amparito de Cádiz, cigarrera de profesión y que tocaba la bandurria en su tiempo libre.

Cada uno de estos perfiles han podido salir a la luz gracias a las investigaciones de historiadoras de la talla de Pura Sánchez que, a través de su libro Individuas de dudosa moral, Falcón pudo tirar del hilo para desgranar cada uno de los perfiles. La investigadora Sánchez ha destacado la necesidad de dar luz a la vida de este centenar de mujeres andaluzas anónimas para que se iluminen, esclareciendo así "las biografías de las sin nombre, olvidadas tan frecuentemente por la historia, con mayúsculas y con minúsculas". Falcón aclara "que las investigaciones de las autoras y páginas como Todos los nombres me han permitido dar con sus historias, tan difíciles de sacar a la luz a pesar de que están en la memoria colectiva".

La maestra Gertrudis, las hermanas Díaz y el final de Ayala

Falcón va poco a poco haciendo un repaso, a través de un relato poético de biografías como la de Gertrudis Ríos, una maestra de Algodonales (Cádiz) cuyo cuerpo torturado se encuentra aún en un paraje perdido. "Dónde tiraron a Gertrudis, la maestra, en qué agujero de la tierra habían escondido su cuerpo torturado, después de pasearla por el pueblo exhibiendo los estragos del ricino ante los alucinados ojos de los niños y niñas que fueron sus alumnos". Aquella maestra, apunta Falcón, fue un referente en las luchas sindicales y dejó huella imborrable en su pueblo al introducir pedagogías modernas, heredadas de aquella Segunda República. Aún no se conoce su paradero, al igual que el de su marido Ramón, cartero de profesión.

Falcón no puede dejar de lado la historia de las hermanas Díaz Ramos, Concha y Carmen, dos mujeres sevillanas, hermanas del dirigente comunista José Díaz, que tuvieron que decidir la peor de las suertes en la cárcel improvisada del cine Jáuregui, abarrotadas de civiles. Los falangistas se dirigieron a ambas para espetarles. "Decidan, pero rápido, cuál de las dos va a morir". Falcón señala a Público que fue una de las historias más estremecedoras, al pensar como la hermana mayor Carmen le pedía a Concha, diez años más joven que "cuidara de sus hijas y las críe junto a las suyas". "Carmen estaba dispuesta a la muerte cercana". Falcón retrata, gracias a los testimonios orales como Carmen Díaz pidió a aquellos falangistas que no la dejaran morir sin vendas en los ojos, "como su hermano merecía con dignidad irrevocable".
La maestra Gertrudis Ríos, asesinada por el franquismo.
La maestra Gertrudis Ríos, asesinada por el franquismo.

Su cuerpo se encuentra sellado en una de las fosas del inmenso camposanto de San Fernando en la ciudad de Sevilla. Rafael Ayala Dorado era de Alcalá de los Gazules pero vivía antes de la guerra junto a su marido Juan en una tierra arrendada por el Conde de la Maza en un cortijo de Morón de la Frontera. Pensó como muchas familias aquellos días del verano de 1936 "por qué huir, si no hemos hecho nada", pero Rafaela nunca imaginó como el devenir de aquel verano acabaría en la peor de las tragedias. Trabajando como jornaleros en sus cosechas un día de buena mañana Rafaela vio como aquellos falangistas se llevaron a Juan, su marido, para simplemente hacerle unas preguntas. Cuando pasan varios días "parten Rafaela y su hija María, a buscarlo por lugares de detención, la falange, al cuartelillo". Con la peor de las intenciones los falangistas las llevan hasta el camino donde está el cuerpo acribillado de Juan. Rafaela y su hija pierden la compostura, lloran ante la ira y el desprecio de los guardias civiles. Aquellos falangistas pensaron que era mejor unirlas al cuerpo de Juan. Rafaela y su hija María fueron cosidas a balazos en el mismo camino de Morón, mientras el resto de la familia intentaría huir para no acabar en las mismas circunstancias.

Las aceituneras de San Juan, entre las más jóvenes

"La detención, los golpes, los abusos que ni mentar quieren, después el barco con nombre gallego, prisión flotante en el puerto sevillano. Y al final los disparos en las tapias del cementerio, la muerte, la fosa común" Falcón habla en su libro de casos colectivos como fue la trágica historias de las aceituneras de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), y que logró rescatar gracias a la ayuda de investigadores locales como fue el caso de Raúl Sánchez Caro, quien se dejó la vida por desentrañar la vida y luz de estas jornaleras.

Ellas eran María, Rosario, Leonisa, Josefa, Francisca, Gabina, Victoria, Josefa y Guadalupe. Eran mujeres del mundo agrícola de entre 19 y 43 años de edad. Todas vivían en el municipio de San Juan de Aznalfarache y fueron fusiladas en la saca del 24 de octubre de 1936. A Josefa la violaron antes de su muerte. Eso cuenta la bisnieta de su hermana Caridad, Esmeralda. También le cortaron los pechos. De María Díaz Arriaza se ha logrado rescatar parte de su biografía. El asesinato de sus hermanos menores. De Guadalupe solo se conoce el testimonio de su hijo huérfano a los 10 años, Manuel Anillo. Su único delito fue ser trabajadoras afiliadas al sindicato de la UGT en Andalucía.

El último caso, Isidora Márquez Herrero es el retrato más longevo, del que Falcón haya tenido constancia. Se trata de un caso estremecedor, el encarcelamiento de una anciana de 97 años en Hinojosa del Duque, (Córdoba) que logró volver de nuevo a su pueblo y en autobús en octubre de 1943 tras ser encarcelada al final de la guerra. "Volviste, Isidora, volviste. Con tu hatillo pobre en una mano centenaria y fatigada te apeaste del autobús, cuatro años después". Falcón relata como fue acusada por una vecina de informar a milicianos y como en las cárceles del régimen la tuvieron encerrada, a pesar de tener con 101 años de edad.

 

Registrado
7 Dic 2019
Mensajes
3.411
Calificaciones
9.896
Ubicación
From everywhere
Esto es lo que estan consiguiendo ,remover odios pasados ,ni esta Franco, ni la derecha es como entonces , y la izquierda tampoco. yque pinta un hilo de Franco ahora ?
Totalmente de acuerdo. Aquí estamos nosotros arruinando la labor de nuestros abuelos. Ellos fueron capaces de dejar el pasado atrás mientras que nosotros nos dedicamos a remover la mi**da con palillo y a dividirnos.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.972
Calificaciones
70.060
Ubicación
227

Una canción que parece que la censura no supo interpretar a que y a quien estaba dedicada.




Por éstos....


¿Sabías que la canción «Al alba» de Luis Eduardo Aute está basada en un hecho real?
ALFRED LÓPEZ 26 DE MAYO DE 2018

«Al alba» es una de las composiciones más conocidas de Luis Eduardo Aute. La canción se convirtió en todo un símbolo y un himno reivindicativo y de protesta cantada por todos aquellos que querían cambios en los convulsos tiempos del final de la dictadura franquista, debido a los hechos en los que se había basado la canción.


¿Sabías que la canción «Al alba» de Luis Eduardo Aute está basada en un hecho real?


La letra fue escrita tras los fusilamientos del 27 de septiembre de 1975 y con ella el autor quería expresar su repulsa y condena al régimen por haber llevado a cabo la ejecución de cinco personas pertenecientes a la rama político-militar de ETA y del FRAP. Éstas se convirtieron en las últimas ejecuciones del franquismo, a dos meses escasos de la muerte del dictador, en un intento de demostrar que el régimen todavía mantenía el control sobre el país.

Los fusilamientos fueron muy criticados no sólo desde España, sino por el espectro internacional. Muchas fueron las delegaciones diplomáticas de otros países que presentaron una súplica para que no se llevasen a cabo y una posterior queja formal por haberlos realizado.

Ampliamente conocida es la anécdota que explica que el propio papa Pablo VI llamó a Franco para pedirle clemencia por los condenados. El dictador no cogió el teléfono y mandó decir que estaba en su alcoba descansando.

Cabe destacar que el autor siempre defendió (en numerosas declaraciones) esta versión sobre lo que le motivó a escribir la canción pero, no se sabe por qué, hace unos años ofreció una entrevista en la que su ambigüedad dejo algo en duda la verdadera razón por la que compuso ‘Al alba’.


 
Última edición:
Registrado
23 Nov 2014
Mensajes
441
Calificaciones
828
Una canción que parece que la censura no supo interpretar a que y a quien estaba dedicada.




Por éstos....


¿Sabías que la canción «Al alba» de Luis Eduardo Aute está basada en un hecho real?
ALFRED LÓPEZ 26 DE MAYO DE 2018

«Al alba» es una de las composiciones más conocidas de Luis Eduardo Aute. La canción se convirtió en todo un símbolo y un himno reivindicativo y de protesta cantada por todos aquellos que querían cambios en los convulsos tiempos del final de la dictadura franquista, debido a los hechos en los que se había basado la canción.


¿Sabías que la canción «Al alba» de Luis Eduardo Aute está basada en un hecho real?


La letra fue escrita tras los fusilamientos del 27 de septiembre de 1975 y con ella el autor quería expresar su repulsa y condena al régimen por haber llevado a cabo la ejecución de cinco personas pertenecientes a la rama político-militar de ETA y del FRAP. Éstas se convirtieron en las últimas ejecuciones del franquismo, a dos meses escasos de la muerte del dictador, en un intento de demostrar que el régimen todavía mantenía el control sobre el país.

Los fusilamientos fueron muy criticados no sólo desde España, sino por el espectro internacional. Muchas fueron las delegaciones diplomáticas de otros países que presentaron una súplica para que no se llevasen a cabo y una posterior queja formal por haberlos realizado.

Ampliamente conocida es la anécdota que explica que el propio papa Pablo VI llamó a Franco para pedirle clemencia por los condenados. El dictador no cogió el teléfono y mandó decir que estaba en su alcoba descansando.

Cabe destacar que el autor siempre defendió (en numerosas declaraciones) esta versión sobre lo que le motivó a escribir la canción pero, no se sabe por qué, hace unos años ofreció una entrevista en la que su ambigüedad dejo algo en duda la verdadera razón por la que compuso ‘Al alba’.


No estoy a favor de la pena de muerte, porque creo como San Agustin que una vida, viva, vale mas que una vida muerta, pero en esa epoca yo ya tenia mas que uso de razón, y por razones que no viene al caso, conocimiento de ciertos hechos, Esas personas habian matado a otras, pertenecian a bandas armadas que derspues siguieron MATANDO a seres inocentes, y repito no me parece bien que los mataran, pero tampoco me parece biemn lo que ellos hicieron y lo que luego siguió haciendo algunos de los que indultaron, mentiria si dijera que me dan pena, tampoco, a mi me dan pena los que ellos habian matado y los que siguieron matando, pero si que me escandaliza, que muychas personas, y bno sigio de este foro, se escandalicen por el fusdilamiento de unos aseinos y nadie ponga el gerito por losd asesinatos a niños concebidos y no nacidos, y no quiero ofender a nadie, sino dar mi punto de vista y opinart sobrte algo que ya tenia muchos años en aquella epoca y por cierto si que soy consciente de a quien esta dedicada la cancion, pero cuando Aute la escribió y la canto una cantante que no recuerdo su nombre Franco estaba ya o muerto o poco le querdaba y el regimen no estaba yab para sustos
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.972
Calificaciones
70.060
Ubicación
227
No estoy a favor de la pena de muerte, porque creo como San Agustin que una vida, viva, vale mas que una vida muerta, pero en esa epoca yo ya tenia mas que uso de razón, y por razones que no viene al caso, conocimiento de ciertos hechos, Esas personas habian matado a otras, pertenecian a bandas armadas que derspues siguieron MATANDO a seres inocentes, y repito no me parece bien que los mataran, pero tampoco me parece biemn lo que ellos hicieron y lo que luego siguió haciendo algunos de los que indultaron, mentiria si dijera que me dan pena, tampoco, a mi me dan pena los que ellos habian matado y los que siguieron matando, pero si que me escandaliza, que muychas personas, y bno sigio de este foro, se escandalicen por el fusdilamiento de unos aseinos y nadie ponga el gerito por losd asesinatos a niños concebidos y no nacidos, y no quiero ofender a nadie, sino dar mi punto de vista y opinart sobrte algo que ya tenia muchos años en aquella epoca y por cierto si que soy consciente de a quien esta dedicada la cancion, pero cuando Aute la escribió y la canto una cantante que no recuerdo su nombre Franco estaba ya o muerto o poco le querdaba y el regimen no estaba yab para sustos

Sus juicios fueron una auténtica farsa.


Una cosa fueron sus ideas que pueden ser discutibles, pero ninguna idea merece la muerte, a no ser que pasen a la acción, es decir, a asesinar.

No están probados esos asesinatos. Sus juicios como solía ocurrir en aquella época eran meras componendas.


Y lo que mas me chirría es que el responsable de verdaderas matanzas muriera en la cama y encima enterrado en una basílica, y encima sin ser condenada su dictadura en sede parlamentaria porque se ha negado la derecha y en especial el PP. Y si me contradices en ésto, busca el diario de sesiones en donde se refleja esa condena en Sede Parlamentaria junto con su fecha.

Por otro lado mezclas los abortos con ésto, pero ya de pasada te recuerdo lo poco que han importado los niños quitados a las presas, los niños que una vez nacidos han caído en la pobreza e incluso han sido abusados por miembros de la curia.
 
Registrado
3 Ago 2018
Mensajes
5.218
Calificaciones
37.633
Bueno si
Resulta que todos los hospitales que hay en la Comunidad de Madrid fueron construidos en la época de Franco y de Esperanza Aguirre.
Si, pero contamos también que la mitad no se equiparon porque el plazo de 10 años para ello no se cumplió y el número de camas apenas aumentó... o se recorto en personal. Madrid no es ejemplo sanitario de nada.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 2)