Una española, nueva jefa gabinete de Juncker

Registrado
10 May 2017
Mensajes
3.160
Calificaciones
8.416
UNIÓN EUROPEA
Una española, nueva 'mano derecha' de Juncker
    • Compartir en Facebook
    • Compartir en Twitter
    • Enviar por email
  • 21 FEB. 2018 11:58
15192428141199.jpg

Clara Martínez Alberola, con Jean-Claude Juncker. Jennifer JacquemartEC - Audiovisual Service
17comentariosVer comentarios

Clara Martínez, hasta ahora 'número tres', asciende al puesto técnico más influyente de la Comisión Europea

Martin Selmayr blinda su futuro como secretario general del Ejecutivo

La española Clara Martínez Alberola se convertirá el próximo 1 de marzo en la jefa de gabinete de Jean-Claude Juncker, el puesto técnico más influyente de la Comisión Europea. Es la primera vez que una mujer (y un español) asciende al todopoderoso cargo, el engranaje clave para el funcionamiento del Ejecutivo y aún más con el diseño actual de Juncker. Martínez, hasta ahora número tres, da un paso al frente con el nombramiento de Martin Selmayr, hasta ahora chief of staffal puesto de secretario general de la Comisión, el más alto de la administración.

Así lo ha anunciado este mediodía el propio presidente. Sobre el papel es simplemente una reorganización interna, pero dado el perfil de los afectados va mucho más allá. El 1 de marzo se jubila el actual secretario general, Alexander Italianer. Nombrar a Selmayr, la figura más poderosa, temida y controvertida como su sucesor no dejará a nadie indiferente.

PUBLICIDAD
inRead invented by Teads


Todo el mundo en Bruselas sabe que Selmayr, el perro de presa de Juncker, es una de las personas más capaces, eficientes e inteligentes de la burbuja europea. También una de las más detestadas por su agresividad, formas y su acceso absoluto a Juncker. Es el que lleva el día a día, el que pone firmes a los comisarios, a los que asusta también. Es quien está detrás de cada gran decisión y estrategia. Cualquier analogía no hace justicia a su influencia y ascendente.

¿Por qué Juncker lo cambia de puesto entonces? Al nombrarlo secretario general lo blinda de cara al futuro. En mayo de 2019 habrá nuevas elecciones y a final del ejercicio habrá un nuevo presidente de la Comisión. El futuro de Selmayr, demasiado fuerte y demasiado radiactivo para la mayoría de los cargos, era cuestión prioritaria. Y tras la decisión de Italianier de jubilarse enseguida ("una decisión respetable y respetada"), Juncker ha visto claro el camino. "Lo conozco desde hace 25 años a Italianer, que es holandés pese a su nombre. Ha tenido un recorrido europeo muy respetable", ha dicho el presidente esta mañana.

De esta forma Selmayr no sólo ocupa "la cabeza de la administración", y puede seguir teniendo un papel esencial, sino que se asegura poder seguir haciéndolo en el futuro, pues los secretarios pueden sobrevivir a los fines de legislatura. "He estudiado en detalle el comportamiento de mis predecesores, Sullivan pasó de jefe de gabinete a secretario general con Prodi. Hay un precedente", ha explicado el luxemburgués, consciente de que su decisión tendrá repercusión en todas las capitales. De hecho, sólo se metió la sucesión de cargos en la agenda del colegio de comisarios para evitar filtraciones.

"Selmayr es alguien que conoce bien la casa y tiene ramificaciones por toda Europa. Tiene todas las cualidades y no habrá ruptura. Si hubiera elegido a otro habríamos perdido meses de transición y así se asegura el funcionamiento", ha dicho del alemán. "Clara es española y europea, jefa de gabinete adjunta hasta hoy. He querido nombrarla, y el Colegio lo ha apoyado, porque he observado en estos años que conoce como nadie los asuntos comunitarios. Estoy orgulloso de poder anunciarlo. Ha habido 19 jefes de gabinete en la Comisión y es la primera vez que una mujer en esta función y me alegra que haya aceptado".

Para España, y apenas días después de la confirmación de que Luis de Guindos será el candidato a la vicepresidencia del BCE, es un paso importante. No es un éxito diplomático, pues ella ya era la segunda del propio Selmayr y es un ascenso por méritos propios. Pero aun así, alguien que estos años ha jugado un papel clave (sobre todo en la gestión de la crisis catalana y la reacción de Juncker) y que tendrá la llave para acceder directamente al presidente.

Hace justo dos años, el presidente del Gobierno en funciones impuso, de forma completamente inesperada, la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III a Selmayr y la cruz de Isabel la Católica a Clara Martínez.