Presupuestos para el 2021 en España

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.533
Calificaciones
78.864
Ubicación
227

La importancia de que EH Bildu haya sido la primera formación en mostrar su apoyo a los Presupuestos​

https://laultimahora.es/autor/javier-lezaola/
Por
Javier Lezaola.

12 de noviembre de 2020 00:01

El anuncio de Otegi indica que los acontecimientos transcurren por la senda del bloque de investidura, trazada por Unidas Podemos y por una parte del PSOE

Pablo Iglesias y Mertxe Aizpurua se saludan este miércoles en el Congreso | Fotos: Dani Gago
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha dado este miércoles en Radio Euskadi una noticia de alcance: su formación, que cuenta con cinco diputados en el Congreso, votará a favor del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, formaciones con las que EH Bildu ha mantenido reuniones “públicas y privadas” y con las que su relación está siendo “muy fluida”. Votará a favor, eso sí, “si las cosas no se tuercen” de aquí a la votación, pero Otegi es “optimista” sobre que las cosas no se tuerzan, porque “se están haciendo bien” y “están bien encaminadas”.

Tras el anuncio de Otegi, el líder de Unidas Podemos y vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de coalición, Pablo Iglesias, ha calificado de “buena noticia” esa “disponibilidad” de EH Bildu de votar a favor de los Presupuestos, pues “demuestra responsabilidad y compromiso para avanzar con políticas de izquierdas”. “El bloque de la investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado”, ha añadido Iglesias. “Seguimos trabajando para mejorar la condiciones de vida de la ciudadanía y avanzar en la ampliación de los derechos sociales y económicos”, ha tuiteado después la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, junto a una foto suya saludando a Iglesias este miércoles en el Pleno del Legislativo.

Que EH Bildu haya sido la primera formación en mostrar su apoyo al proyecto de ley de Presupuestos es de vital importancia, pues indica que los acontecimientos transcurren por la senda de coherencia política y parlamentaria –EH Bildu fue una de las formaciones que facilitaron la investidura del presidente del Gobierno de coalición– trazada por Unidas Podemos y por una parte del PSOE. Además, ese sí de la formación de Otegi ha llegado antes del debate de las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley, lo que indica la sintonía de formaciones de izquierdas como EH Bildu con un Gobierno que está en minoría parlamentaria –PSOE y Unidas Podemos suman 155 de los 350 escaños del Congreso, es decir 21 menos que los 176 que marcan la mayoría absoluta– y que por tanto su coalición progresista necesita el apoyo de fuerzas de izquierdas que impulsen políticas económicas, sociales y territoriales alejadas de las que representan el PP, el partido ultraderechista Vox y Ciudadanos. Y es que el sí de EH Bildu acerca los Presupuestos a los socios del bloque de investidura y los aleja de Ciudadanos –que gobierna varias comunidades autónomas y ayuntamientos en coalición con el PP y con el apoyo del Vox–, alejando así también lo que intenta otra parte del PSOE: situar a Ciudadanos como socio estratégico para darle alas con el objetivo de que el líder del PSOE y presidente del Gobierno de coalición, Pedro Sánchez, pueda elegir socio de gobierno entre Unidas Podemos y Ciudadanos tras las próximas generales. Además, que el anuncio haya sido hecho no por el grupo de EH Bildu en el Congreso sino al más alto nivel –por el coordinador general de la formación, Arnaldo Otegi– le confiere una importancia añadida.

En este sentido, Otegi ha destacado que en esta ocasión los Presupuestos no son sólo unos Presupuestos, por un lado porque “estamos en medio de una pandemia gravísima en términos sanitarios, económicos y sociales, que apunta a una crisis grave en términos sociales y económicos” y por otro lado porque actualmente “se está jugando un poco la orientación política” del Estado español “para los próximos años”. El coordinador general de EH Bildu ha reconocido asimismo la importancia de que, por primera vez desde la II República, exista un Gobierno central “de coalición con una fuerza política que en principio está a la izquierda del PSOE” y ha asegurado que, “en términos de negociación y de diálogo” con las formaciones de ese Gobierno, para EH Bildu “ahora mismo hay una prioridad”, que es “blindar los derechos de la gente”. Así, ha recordado el acuerdo alcanzado el pasado mes de mayo por PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para derogar la reforma laboral de 2012 y ha destacado la “receptividad” y los “avances” que existen sobre otras materias –entre las que ha citado las pensiones– “que hay que poner encima de la mesa para que existan realmente unos Presupuestos que protejan a la gente”.

Alerta sobre la extrema derecha​

EH Bildu está integrada por los partidos Sortu, Eusko Alkartasuna y Alternatiba, además de por personas independientes de ningún partido. Sortu, partido del que forma parte Otegi, emitió el pasado 30 de octubre –con motivo de “la movilización y los disturbios” registrados la víspera en el barrio bilbaino de Indautxu “como consecuencia del llamamiento realizado por sectores de extrema derecha”– un comunicado en el que alertaba sobre la extrema derecha –que pretende “aprovechar la situación de crisis sanitaria, social y económica” para “reforzar su agenda desdemocratizadora, vulneradora de derechos y autoritaria” echando mano de “un discurso desobediente, antiautoritario y contestatario absolutamente impostado”– y en el que animaba a la sociedad vasca a “dar la espalda a la ultraderecha” y a “seguir movilizándose” por “inversiones públicas” en rastreo, en educación, en sanidad o en residencias de mayores.

Por su parte, Iglesias ha insistido este miércoles, en declaraciones a laSexta, en la necesidad de convertir el bloque de investidura “en un bloque de legislatura y en un bloque de dirección de Estado” y ha asegurado que, de cara a la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos y tras el anuncio “provisional” de EH Bildu, “toca seguir trabajando” con ERC y con el resto del bloque de investidura “para dejar cerrada la mayoría”. Sobre el más que posible alejamiento de Ciudadanos del proyecto de ley de Presupuestos del Gobierno de coalición, el líder de Unidas Podemos ha recordado que su formación lleva “muchos meses” insistiendo en que el apoyo a unos Presupuestos de un Gobierno de coalición “de izquierdas” por parte de un partido que “gobierna gracias a la ultraderecha” y “forma parte del bloque de Colón con la ultraderecha y con la ultraultraderecha” era “inviable”, y “al final la realidad lo confirma”. “Creo que al final el sentido común se impone, y en este sentido creo que la obligación de este Gobierno es apostar por los socios de la investidura”, ha insistido el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de coalición.

Finalmente, que EH Bildu haya sido la primera formación en dar el sí al proyecto de ley de Presupuestos del Gobierno de coalición también evidencia que las negociaciones públicas –con fotos– entre el Ejecutivo y las formaciones con representación en el Congreso que arrancaron el pasado jueves con Ciudadanos tienen más de mediáticas que de reales, pues el Gobierno de coalición ya llevaba días negociando discretamente –sin fotos– con ERC, PNV, la propia EH Bildu y otras formaciones del bloque de investidura.

 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.533
Calificaciones
78.864
Ubicación
227

El Gobierno solventa el primer trámite de los Presupuestos en el Congreso con una fuerte división entre sus posibles apoyos​


La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, interviene en el Congreso de los Diputados durante la segunda jornada del debate de los Presupuestos Generales para 2021 EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press
Rodrigo Ponce de León

12 de noviembre de 2020 10:54h
15
@rodrigopdl
El Gobierno de coalición ha salvado este jueves, sin problemas y como estaba previsto, el primer trámite del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 en el Congreso con el rechazo a las siete enmiendas a la totalidad que habían presentado PP, Vox, Junts per Catalunya, Foro Asturias, la CUP, Coalición Canaria y el BNG, a los que se sumó UPN, que no presentó enmienda propia. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha conseguido 198 votos, muchos más de los 175 necesarios, para tumbar las iniciativas contrarias a los nuevos PGE.


Esta victoria, sin embargo, ha sacado a la luz los problemas futuros del Gobierno para sacar adelante las cuentas públicas ante la dicotomía, imposible de solucionar por los discursos escuchados en el Congreso, que se le ha abierto entre los posibles apoyos. Ciudadanos y ERC han dejado patente la imposibilidad de acercar posturas entre ambas formaciones que se han vetado mutuamente.
El objetivo de sacar adelante unos Presupuestos con un amplio apoyo, que tenga el respaldo de formaciones de izquierdas e independentistas además del voto favorable de Ciudadanos, se entrevé cada vez más compleja. Esta pugna va a tener además consecuencias también en las relaciones internas del Gobierno de coalición. La formación de Pablo iglesias se ha posicionado claramente para obstaculizar la participación de la formación de Inés Arrimadas en un acuerdo presupuestario.

La segunda jornada de debate de enmiendas a la totalidad del proyecto a los Presupuestos Generales del Estado de 2021 se ha convertido en una pugna entre los posibles apoyos del Gobierno. La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha avisado al Ejecutivo de Pedro Sánchez que "van a tener que elegir" entre "la vía sensata de Ciudadanos o la vía del separatismo de ERC y Bildu que vuelven a humillar a todos los hijos que quieren que sus hijos se escolaricen en castellano". Momentos antes, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, había señalado en su intervención que el Gobierno debería dejar de mentir al plantear un pacto presupuestario en el que participen Ciudadanos y la formación independentista catalana: "Ciudadanos no es que sea incompatible con ERC, Ciudadanos es incompatible con la izquierda".

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha tratado de mantener los puentes de diálogo entre las dos formaciones y ha pedido que no se veten los apoyos a unas cuentas públicas muy necesarias. Montero ha criticado que no tenga como primer objetivo el interés de las personas en la situación de crisis que vive España y ha solicitado a ambos partidos que "no jueguen a un todo a nada".

Una posición muy diferente a la que ha tenido su socio de Gobierno. El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha dejado claro que Ciudadanos no cuenta con el beneplácito de la parte que le corresponde del Gobierno de coalición. "No pueden huir de la foto de Colón, señora Arrimadas, porque ustedes dependen de la ultraderecha para ser algo", ha insistido Echenique.

Tras escuchar las diferentes posiciones ha quedado claro que el Gobierno de coalición no le quedará más remedio que optar por una de las dos partes. La líder de Ciudadanos no ha parado de insistir a la ministra "que les llega la hora de la verdad, van a tener que elegir. No podrán decir que no tenían otra opción" y ha definido las partes: "La radicalidad económica de Podemos y las cacicadas del independentismo" o "la antítesis a las concesiones al independentismo".

"Dejen de hacer concesiones al secesionismo por un puñado de votos. Hemos hecho muchas cosas juntas por el bien de los españoles. No se dejen humillar por Analdo Otegi. Es raro que ustedes se tengan que retorcer tanto para tener a un socio económico como Bildu", ha resaltado la presidenta de Ciudadanos.

Aunque el portavoz de Unidas Podemos se ha esmerado en su intervención para dejar claro que le cierran la puerta a la formación liberal para llegar a un acuerdo presupuestario -"Vox hace su mismo discurso pero bien cargado de coñac"-, el portavoz de ERC le ha mandado también un mensaje al partido de Pablo Iglesias con el aviso de que darle aire a Ciudadanos supondrá "salir de la ecuación, si callan frente a la operación salvar a Ciudadanos, se juegan la gobernabilidad de su país para la próxima década".

La respuesta de Montero a Rufián ha sido una petición para que se dejen de vetos: "estos Presupuestos los puede votar ERC porque son unos Presupuestos progresistas de marcado carácter social". La ministra ha tratado de reconducir el debate sobre los objetivos de las cuentas públicas al reseñar al portavoz de la formación independentista que "no ceda en cuestiones que sean importantes para conseguir una unidad de acción. Le digo que lo importante es el qué, y cada uno posicionarse respecto a qué aprobamos y no tanto con quién". No parece que Montero tuviera mucho éxito.

Por parte de EH Bildu, su portavoz Oskar Matute, ha definido las cuentas públicas de 2021 como una herramienta "para acabar la deriva neoliberal del Estado que se ha impuesto desde hace unas décadas". El portavoz de la izquierda abertzale ha recalcado que a su formación les "importa más el qué, que con el quién", pero luego ha matizado como respuesta a la ministra que el Gobierno debe tener en cuenta que "con las políticas de izquierdas hay unos quienes y con las políticas de derechas están el PP, Vox, Ciudadanos, las empresas del Ibex y las élites que han mangoneado durante décadas".

El PNV, a lo suyo​

La portavoz económica del PNV, Idoia Sagastizabal, ha anunciado todavía queda “un buen trecho” para alcanzar un acuerdo presupuestario, donde ha destacado que formaciones políticas como la suya no tendrán palabra en “el grueso económico de los Fondos europeos", que se "reconduzca" la subida del impuesto al diésel y que se incremente la partida destinada al País Vasco así como el cumplimiento de la ejecución de los compromisos ya adoptados: “Ni siquiera han firmado los convenios comprometidos para la entrada en las capitales vascas” del Tren de Alta Velocidad.

A pesar de la crítica, Sagastizabal ha apuntado la “actitud proactiva y propositiva” del PNV y su “voluntad firme de dialogar y pactar”. La diputada del Grupo Vasco ha explicado que el voto en contra de EAJ-PNV a las enmiendas de totalidad presentadas por otros Grupos debe entenderse “como punto de partida de una negociación para poder discutir discrepancias, para abordar la agenda vasca con mayor profundidad y con verdadero compromiso y lealtad, de manera que se pueda avanzar con los proyectos tractores que van a venir de los Fondos europeos hacia una nueva realidad económica y social”.

Montero le ha mandado un mensaje conciliador a la diputada del PNV al asegurar que su formación es "un socio preferente" del Gobierno. La ministra de Hacienda ha dicho que "no había dudas" de que se alcanzará un acuerdo con la formación nacionalista, admitiendo su "error al no entender" que la tributación del diésel era una línea roja" para la formación vasca.

 
Registrado
11 Dic 2017
Mensajes
580
Calificaciones
3.104
Yo más que lo apoyen o no, me pregunto aún a día de hoy, que hacen estas personas representando a España, años después del daño que le hicieron. Se está llevando al país a la fuerza hacia un único sentido.
Es más..... por qué se ve tan mal a un partido de extrema derecha, y no a uno de extrema izquierda?
Por qué unos pueden decir abiertamente que son comunistas y está tan mal visto que otros digan que son de derechas ( No nombran ni al innombrable, sólo por ser de derechas ya vienes catalogado así).
Puede ser porque no ganaron en la guerra civil entonces está bien visto que sigan apareciendo? Porque si hacemos cordón sanitario hacemos cordón sanitario para unos y para otros, ya que los dos hicieron mucho daño a la sociedad.

Alguien que dé su visión sin partidismos?
Que nadie se ofenda, pero da la impresión que en este país ya no se puede dar una opinión independiente, vista desde fuera. Me gustaría saber que opináis, sin que muy respetablemente vuestras ideas sean más de un color u otro, si lo vieseis desde un punto de vista exterior.
No sé si soy la única a la que no le cuadra que a un grupo ideológico le hagan “el vacío”pero al extremo contrario se le tenga tan normalizado.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.533
Calificaciones
78.864
Ubicación
227
@pupita12 te voy a dar la mía. Si sigues el foro sabrás que soy una persona de izquierdas.

Dicho ésto la gente se lleva a las manos a cabeza por el tema de BILDU.

Ningún diputado de ese partido que parece que es el demonio ha cometido asesinatos. Ha pasado la ley de partidos, cosa que otros no, no se les ha investigado siquiera, y cuyo ideario no es compatible con los derechos humanos, como por ejemplo VOX. Nadie se ha metido con ellos y sin embargo esa formación política sería mas aceptable para poder pactar con quien fuera.

Por si no lo sabes VOX es el descendiente ideológico de Franco lo mismo que el PP. Ninguno de los dos ni VOX ni el PP han condenado en sede parlamentaria los asesinatos del dictador del que ideológicamente descienden vía Alianza Popular, pero no importa ¿verdad? Pues a mi sí me importa recalcarlo una y otra vez.

Y resulta rechinante que precisamente ellos, los descendientes ideológicos de un asesino sean los que se crean con autoridad moral, legal o como quieras definirlos a juzgar a BILDU.

BILDU un partido que ha sido capaz de apoyar unos presupuestos del Estado, siendo de ideología independentista, que no quiere decir que sea proclives a aplaudir los asesinatos.

¿Qué diputado, periodista o político de ésta sociedad se cree por encima del resto para echar en cara a una formación política un apoyo en los presupuestos de España? ¿Quien se atreve a arrogarse esa facultad? Vemos que demasiados.

Y entre esos demasiados están los que harían mejor estando callados los que se autodenominan socialistas como García Page, presidente de Castilla la Mancha que haría mejor papel en el PP, o me viene a la memoria otro presidente autodenominado socialista Fernandez Vara, presidente de Extremadura que chirría en el partido socialista, y que haría mejor papel volviendo al PP, de donde salió estando en Alianza Popular.


1605207292800.png


Volviendo al tema....Nadie es mas que nadie para criticar a nadie si aprueban unos presupuestos o no, con el gobierno de coalición, y nadie es menos que nadie para poder hacerlo.

Bienvenidos sean los acuerdos, y repudiados los que no aceptan que alguien llegue a un acuerdo con el Gobierno en éste asunto.
 
Última edición:

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.533
Calificaciones
78.864
Ubicación
227

POLÍTICA

Hoy recordamos: como Bildu y PSOE lograron normalizar sus relaciones, dando un paso hacia la consolidación democrática​

Entre 1987 y 1988 se aprobaron los Acuerdos de Madrid y el Pacto de Ajuria Enea, donde se invitaba a la convivencia democrática en las instituciones y a la tolerancia política. Desde entonces, las relaciones entre la izquierda vasca y el PSOE –no exentas de vaivenes y negaciones– han mejorado hasta normalizarse, mientras el PP ha optado por una deriva desleal y atrincherada que no respeta los tratados
https://laultimahora.es/autor/alba-gonzalez-perez/
Por
Alba González.

12 de noviembre de 2020 17:00

EH Bildu PSOE mejora relaciones

Existe un amplio marco institucional, con más de 30 años de historia, que protege la existencia de la diversidad política lejos de la violencia. Lo cierto, a pesar del interés partidista de la derecha, es que ETA renunció a las armas hace ya más de 9 años, y su último atentado fue hace 11. EH Bildu surgía en un contexto posterior, en 2012, producto de la escucha política que dio cabida parlamentaria a la izquierda vasca y que hoy cuenta con una cifra nada despreciable de 5 diputados en el hemiciclo.

A día de hoy, se asiste a un hecho histórico, muestra de diálogo democrático sin parangón, donde EH Bildu apoya, por vez primera, unos Presupuestos Generales del Estado. Síntoma de la normalidad de sus relaciones con el PSOE en su ejercicio de gobierno. En eso consiste, por definición, la democracia, amparada, además, por los mencionados marcos legales.

Las conversaciones entre la fuerza abertzale y la de gobierno son fluidas, como así confirmaba el líder de Bildu, Arnaldo Otegui. Algo que augura la consolidación del llamado bloque de investidura. Sin embargo, este panorama de fructífero diálogo se ve empañado por la sombra gris de una derecha atrincherada, caso omiso al amparo legal, en acontecimientos de hace más de una década.

La motivación para el diálogo entre sendas formaciones surge de un peligroso suceso: la irrupción de la extrema derecha en el panorama democrático y el viraje ultra del resto de fuerzas conservadoras. Santiago Abascal se ha erigido líder indiscutible del bloque, donde el PP juega con una baza verde sus cartas. Así, han decidido alimentar el odio con argumentos que se alejan abruptamente de los acuerdos que ellos mismos firmaron y que, incluso, fueron sistemáticamente utilizados por sus referentes políticos e ideológicos. Conste el ejemplo primogénito de José María Aznar durante sus gobiernos.

Sin embargo, en un ejercicio fidedigno de análisis de la realidad, se puede observar la existencia de ediles de Bildu, como Oskar Matute, que ha rechazado siempre y explícitamente la violencia, a la par que diputados de Vox exigen reiterada y programáticamente la ilegalización de todos los partidos que no se asemejen a las ideas que ellos defienden. Ante el beneplácito, además, de un PP absolutamente radicalizado.

Esta situación pudiera esclarecer una afirmación: la Constitución, los pactos legales e institucionales y la diversidad política garante de la democracia tan solo rigen los principios de algunas fuerzas mientras no les sean una amenaza. Cuando se vuelven en contra, se rescatan los fantasmas. Como si el cuento lo narrara Dickens.



A ver si los presis de CCAA socialistas se enteran y sobre todo la pija vicepresidenta del Gobierno Vasco Idoia Mendía, que en sus declaraciones se deja decir que Pablo Iglesias está engordando la estrategia de BILDU. ¿Qué estrategia?
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.533
Calificaciones
78.864
Ubicación
227

Bomba de racimo de Rivera contra los planes de Inés Arrimadas​

Iñigo Sáenz de Ugarte
@guerraeterna

Inés Arrimadas en su intervención en el debate presupuestario.
12 de noviembre de 2020 22:02h
45

Albert Rivera fue cuidadoso en una entrevista en septiembre al insistir en que no pretendía echar el aliento del resentido sobre Inés Arrimadas en el caso de que discrepara de algunas de sus decisiones. "Sería muy injusto que yo, que nunca admití tutelas, ejerciera de Pepito Grillo de Inés". Hasta ahora, no ha desmentido esa afirmación. Nada de Pepito Grillo con la misión de dar buenos consejos. De repente, Rivera ha optado por el papel de la bruja de Blancanieves, Margaret Thatcher con John Major, o José María Aznar mostrando su desdén por el marianismo de Rajoy.

El aviso que ha enviado a Arrimadas tiene la forma de un bomba de racimo contra su estrategia de las últimas semanas. El proyectil lleva en su interior muchas pequeñas bombas que le seguirán estallando en la cara a su destinataria en el futuro. No es que Rivera no esté de acuerdo con algún movimiento o que tenga dudas razonables sobre sus planes. Le dice a la presidenta de Ciudadanos que a este ritmo acabará sin dignidad. Ni Securitas Direct se atreve a prever desgracias con tanta dureza.

"Uno puede ser laxo, uno puede tener cintura, pero tiene que tener dignidad", dijo el jueves en la presentación de su libro en Zaragoza. "Y creo que la dignidad en la vida cuando la pierdes, eso ya no se recupera. Sinceramente, veo todo lo que pasa y digo: ay, por Dios, menos mal que dimití, porque si tengo que aguantar todo esto, tengo que ir escoltado, pero frente a mis votantes". Inés Arrimadas con guardaespaldas en los mítines de Ciudadanos. Una imagen singular para unirse a las críticas internas y de los medios conservadores a la presidenta del partido por aceptar negociar los presupuestos con el Gobierno.

Indigna, traidora. Con los mejores deseos de su mentor político. Si alguien piensa que Rivera no se estaba refiriendo a ella, las palabras "si tengo que aguantar todo esto", dejaban poco margen para la duda.

Arrimadas ha intentado que su grupo parlamentario vuelva a ser relevante en el Congreso. Diez diputados en la Cámara no dan para muchos alardes. Mantenerse a la vera del PP convierte a Ciudadanos en un satélite de ese partido. Superar en agresividad a Pablo Casado sería imposible para ella, ni aunque se tomara diez Red Bull antes de cada discurso. Debe encontrar su propio camino con un discurso que le distinga de socialistas y populares. Eso es además más importante de cara a las elecciones catalanas, donde el objetivo es atenuar el impacto de la caída que auguran los sondeos.

En este giro de rumbo, no tan pronunciado como las acrobacias que Rivera llegó a ejecutar, Arrimadas ha llegado hasta donde ha podido. Antes del debate presupuestario, ya tuvo que recular. En una reunión de la dirección del partido, se recurrió a sacar dos condiciones nuevas –sobre el castellano en la enseñanza y un referéndum de independencia en Catalunya que a nadie en el Gobierno se le va a ocurrir convocar– para subir el precio del pacto. Los dirigentes no ocultaban la presión que estaban recibiendo por parte de militantes y algunos medios de comunicación, la de los segundos mucho más ruidosa. El anuncio de Bildu de que podría votar a favor de los presupuestos, y no limitarse a la abstención, reforzó la vía que reclamaba el fin de los devaneos con Pedro Sánchez.

En su discurso ante el pleno, Arrimadas eligió un tono moderado en la crítica, que la ministra de Hacienda agradeció, para que no pareciera que había sido derrotada en la primera decisión de gran calado que ha tomado desde que se convirtió en presidenta. Sería demasiada humillación en tan poco tiempo. Sin embargo, el mensaje fue claro: nosotros o ellos. "Nosotros somos la antítesis de las concesiones al separatismo. Para estos presupuestos, tienen ustedes que elegir: la vía de la moderación o la vía del separatismo", avisó al Gobierno.

La tesitura se pelea con las matemáticas. Un Gobierno sin mayoría absoluta está obligado a prestar más atención a los 18 diputados de ERC y Bildu que a los diez de Ciudadanos. Lo que se ha llamado la mayoría de la investidura es lo único que despeja durante al menos un año el peligro de unas elecciones anticipadas en mitad de una pandemia.

El Gobierno consiguió que 198 diputados votaran contra las enmiendas a la totalidad a los presupuestos, una suma notable a la que es probable que haya que restar a Ciudadanos en la votación definitiva.

Unidas Podemos ha hecho todo lo posible por impedir que Ciudadanos formara parte del pacto presupuestario. Hasta el punto de que Pablo Echenique asumió el papel, al no estar en el Gobierno, de lanzar provocaciones al partido de Arrimadas para hacerles saber que no iban a poder votar a favor y que si lo hacían eran unos estúpidos por aprobar unas cuentas de corte claramente izquierdista. Pablo Iglesias eligió el rol más institucional de elogiar las ventajas de conservar la mayoría que había hecho presidente a Sánchez.

En ese ruedo donde impera el 'te vas a enterar' que es el Congreso, Arrimadas presumió de las renuncias de Podemos, las propuestas que no han superado la criba del Ministerio de Hacienda: más IVA a la educación concertada, el incremento del Impuesto de Sociedades y un mayor aumento del IRPF. Sea o no cierto, parecía que María Jesús Montero asentía cuando Arrimadas daba estos ejemplos. Ahora que los políticos van con mascarilla, es más complicado saber si van de farol en las partidas de mus.

A la ministra Montero, solo le restaba la opción de dar ánimos a la líder de Ciudadanos. "Me consta que para usted no tiene que estar siendo nada fácil", le dijo, y eso que a esa hora no se conocía el viaje que le había metido Rivera a su (antigua) colega. Era como si estuviera despidiendo a una amiga a la que ha conocido durante poco tiempo y le ha caído muy bien. Adiós, Inés del alma mía, fue bonito mientras duró.


Ay, ay Rivera, jugando a ser el aznarín de Ciudadanos. ¡Pobrecillo!

Hay que recordarte que gracias a tí C's se quedó con 10 diputados.

¿Corre peligro tu despachito de abogados?

¿Te amenazado el PP que no te darán trabajos?
 
Última edición:
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.533
Calificaciones
78.864
Ubicación
227

Reforma laboral, autónomos y un modelo fiscal en el que pague "quien más tenga": las próximas batallas del Gobierno para sellar sus Presupuestos​

  • El sector del Ejecutivo integrado por Unidas Podemos aspira a reforzar la mayoría de la investidura en torno a una serie de compromisos para la legislatura inspirados en el principio de ampliar el escudo social
  • Ciudadanos quiere negociar "hasta el último minuto" pero exige a Sánchez que aclare ya si está de su lado o del lado de ERC y EH Bildu

Yolanda González
[email protected] @yolanda_glez
Publicada el 13/11/2020 a las 06:00
Facebook Twitter Whatsapp Telegram
Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante la segunda jornada de debate a la totalidad de los Presupuestos de 2021.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante la segunda jornada de debate a la totalidad de los Presupuestos de 2021.
EFE
El primer proyecto de Presupuestos Generales del Estado del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos superó este jueves su primer examen en el Congreso, el de totalidad, con nota. Con la mayoría más amplia en un trámite de este tipo en la Cámara Baja: 198 votos frente a 150. El Ejecutivo tiene motivos para ser optimista de cara a la siguiente fase, en la que se debatirán enmiendas concretas y que, una vez superada, sentará las bases para una legislatura larga. Se trata, defienden en la Moncloa, de tener unas cuentas públicas adecuadas a la crisis económica y social derivada de la pandemia del covid-19 y enfocadas a poner fin las políticas y los "recortes" del Partido Popular. Porque las cuentas públicas en vigor llevan todavía el sello de Cristóbal Montoro.

Pese al optimismo al ver que los números van saliendo, en el Ejecutivo son conscientes de que en las próximas semanas, los partidos políticos que este jueves daban la espalda a las formaciones que pedían la devolución del proyecto endurecerán sus posiciones y venderán caros los "síes". Y que ni en sus mejores sueños los Presupuestos para 2021 van a recibir luz verde con una mayoría tan amplia como la de los 198 diputados que ahora han pedido con su voto que siga la tramitación. Si algo quedó claro en estos dos días de debate en el Congreso es que si Pedro Sánchez saca adelante las cuentas públicas con los escaños de Ciudadanos (10), en la foto no estarán Esquerra Republicana de Catalunya (13) y EH Bildu (5). Y viceversa.



A tenor de los discursos de los representantes de estas formaciones y de las negociaciones de las últimas semanas hay tres ejes principales en torno a los que van a girar los debates de los próximos días: reforma laboral, ayudas para pymes y autónomos y la búsqueda de un modelo fiscal en el que pague "quien más tenga". La idea de Sánchez es que las nuevas cuentas públicas sean ya una realidad antes de fin de año.

El desmontaje de la reforma laboral de Mariano Rajoy es una de las prioridades de este Gobierno de coalición. Es obvio que una medida de este tipo no viene reflejada en el proyecto de Presupuestos. Pero el Ejecutivo sí puede cerrar compromisos en esta dirección en la negociación, compromisos a largo plazo a cambio del apoyo en las cuentas públicas.


En este sentido, el sector del Ejecutivo integrado por Unidas Podemos aspira reforzar la mayoría de la investidura en torno a una serie de compromisos para la legislatura inspirados en el principio de ampliar el escudo social. De hecho, no es algo nuevo. Porque en las últimas semanas, el partido morado presionó al Partido Socialista para que se llegaran a acuerdos en materia de vivienda o Ingreso Mínimo Vital (IMV) hasta el punto de que los ubicó como una línea roja antes de que el Ejecutivo diera por cerrado el proyecto de Presupuestos.

El partido liderado por el vicepresidente Pablo Iglesias ha sabido atraerse a ERC y EH Bildu, por ejemplo, a la demanda de la regulación del precio de los alquileres.


Negociaciones con el Ministerio de Trabajo
Concretamente, sobre la reforma laboral, fuentes conocedoras del contenido de las conversaciones desarrolladas en las últimas semanas aseguran que el tema está sobre la mesa y que EH Bildu ha fijado esta cuestión como una prioridad. Pero ni en la formación ni en el Ejecutivo ofrecen detalles de cuáles serán los próximos pasos que dará el ministerio de Trabajo, en manos de Yolanda Díaz (Unidas Podemos).

En su discurso de este jueves en el Congreso de los Diputados, el portavoz de EH Bildu en el Congreso, Oskar Matute, fijó estos Presupuestos, a los que en principio su formación quiere votar "sí" como el punto de partida para la derogación de la reforma laboral. Esta cuestión ya generó una crisis entre PSOE y Unidas Podemos en el mes de mayo en una de las prórrogas del estado de alarma. Y EH Bildu era también uno de los actores.

En EH Bildu evitan dar pistas concretas de por dónde irá la letra pequeña de sus demandas en las enmiendas. "Se enmarcan, sobre todo, en avances y compromisos en derechos sociales, laborales y económicos. Negociamos para ampliar derechos y libertades de toda la ciudadanía", defienden desde esta formación.

En todo caso, Matute dejó claro en su intervención que, a su juicio, los cambios fiscales introducidos en las cuentas públicas se quedan cortos. Así, abogó por un modelo fiscal "capaz de hacer real que quien más tenga más pague". "Que subir impuestos a quien más tiene no solo es una posibilidad sino una obligación. Porque la reforma fiscal contemplada en los Presupuestos está bien pero queda corta. Falta avanzar en un impuesto de la riqueza que sortee la nula tributación de Madrid. Reducir las deducciones sobre el impuesto de sociedades. Subir la tributación del IRPF no solo a la elite o súper ricos sino también a los ricos", mantuvo.

El proyecto que ahora se someterá a la fase de enmiendas aboga por subir el Impuesto de Sociedades para grandes grupos empresariales, limitando las exenciones por dividendos y plusvalías generadas por su participación en sociedades filiales, subir un punto el Impuesto de Patrimonio para patrimonios de más de 10 millones de euros, tres puntos el IRPF para rentas del capital de más de 200.000 euros y dos puntos para rentas del trabajo de más de 300.000 euros. Además, se establece una tributación mínima del 15% para las SOCIMIS y se reducirán las desgravaciones a los planes privados de pensiones.

Del llamado bloque de la investidura quien menos pistas dio fue el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián. Avisó de que su partido "pondrá su fuerza negociadora al servicio de los intereses de Cataluña" y de que si Unidas Podemos permite que el PSOE opte por Ciudadanos, Sánchez "podrá escoger y si puede va a elegir a Arrimadas para vivir mediáticamente más cómoda".

Fuentes de la formación republicana consultadas por este diario señalan que en los próximos días irán avanzando el sentido de sus demandas, una vez culminen los trabajos de recogida de las demandas del territorio y de las consejerías y los diferentes departamentos. En el caso de ERC la situación es algo más compleja porque Cataluña está en la recta final hacia las elecciones autonómicas del 14 de febrero.

Cs aprieta en Cataluña

En la derecha ya dan a Rufián como uno de los ganadores de las negociaciones para los Presupuestos apuntando a la enmienda en la ley de Educación sobre el castellano en las aulas. De hecho, una de las exigencias de Ciudadanos para la fase de negociación presupuestaria que comienza ahora, una de las denominadas "líneas naranjas", tiene que ver con esta cuestión. "El Gobierno de España debe comprometerse a rectificar su voluntad de excluir por ley el español como lengua vehicular con esa enmienda a la ley Celaá y frenar que pueda blindarse legalmente la exclusión del español como lengua vehicular", reclaman desde Cs.

Otro de los puntos es el de que el Gobierno "debe comprometerse a oponerse a todo intento de convocatoria de referéndums de secesión en cualquier territorio de España".

En lo que tiene que ver en sentido estricto con el texto presupuestario, Arrimadas demanda "ayudas directas a autónomos, pymes y empresas que hayan visto su actividad e ingresos reducidos en un 50%". En este sentido, piden una "inyección directa que cubra hasta 75% de la facturación del ejercicio anterior, siguiendo el modelo europeo que han aplicado países de nuestro entorno, como Alemania".
Además, abogan por una "baja laboral con prestación para padres y madres con hijos en edad escolar que tengan que guardar cuarentena por covid-19, aun sin PCR positiva, siempre que ambos padres trabajen y no puedan teletrabajar, para que no tengan que renunciar a su salario ni perder días de vacaciones".

En el debate de este jueves, Arrimadas destacó que su partido quiere negociar "hasta el último minuto". Pero exige a Sánchez que aclare ya si está de su lado o del lado de ERC y EH Bildu. Lo intentará el miércoles que viene en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, una sesión en la que las fuerzas de la derecha competirán a la hora de intentar sacar los colores al presidente del Gobierno ante la posibilidad de sacar los Presupuestos gracias al apoyo de EH Bildu. Puertas adentro del PSOE no es un debate cómodo. Ya hay líderes territoriales que no han ocultado en público sus diferencias.

 
Registrado
9 Sep 2019
Mensajes
536
Calificaciones
1.405
@pupita12 te voy a dar la mía. Si sigues el foro sabrás que soy una persona de izquierdas.

Dicho ésto la gente se lleva a las manos a cabeza por el tema de BILDU.

Ningún diputado de ese partido que parece que es el demonio ha cometido asesinatos. Ha pasado la ley de partidos, cosa que otros no, no se les ha investigado siquiera, y cuyo ideario no es compatible con los derechos humanos, como por ejemplo VOX. Nadie se ha metido con ellos y sin embargo esa formación política sería mas aceptable para poder pactar con quien fuera.

Por si no lo sabes VOX es el descendiente ideológico de Franco lo mismo que el PP. Ninguno de los dos ni VOX ni el PP han condenado en sede parlamentaria los asesinatos del dictador del que ideológicamente descienden vía Alianza Popular, pero no importa ¿verdad? Pues a mi sí me importa recalcarlo una y otra vez.

Y resulta rechinante que precisamente ellos, los descendientes ideológicos de un asesino sean los que se crean con autoridad moral, legal o como quieras definirlos a juzgar a BILDU.

BILDU un partido que ha sido capaz de apoyar unos presupuestos del Estado, siendo de ideología independentista, que no quiere decir que sea proclives a aplaudir los asesinatos.

¿Qué diputado, periodista o político de ésta sociedad se cree por encima del resto para echar en cara a una formación política un apoyo en los presupuestos de España? ¿Quien se atreve a arrogarse esa facultad? Vemos que demasiados.

Y entre esos demasiados están los que harían mejor estando callados los que se autodenominan socialistas como García Page, presidente de Castilla la Mancha que haría mejor papel en el PP, o me viene a la memoria otro presidente autodenominado socialista Fernandez Vara, presidente de Extremadura que chirría en el partido socialista, y que haría mejor papel volviendo al PP, de donde salió estando en Alianza Popular.


Ver el archivo adjunto 1691743


Volviendo al tema....Nadie es mas que nadie para criticar a nadie si aprueban unos presupuestos o no, con el gobierno de coalición, y nadie es menos que nadie para poder hacerlo.

Bienvenidos sean los acuerdos, y repudiados los que no aceptan que alguien llegue a un acuerdo con el Gobierno en éste asunto.


Habemus nuevo mantra progre en lo Matrix. Bildu no es Batasuna( repítelo x 1000), Bildu no son asesinos( x otros 1000), Bildu no son los del tiro en la nuca (que no albergas en tu ser a pepito grillo?) . Cuanto progre con ética y moral aletargada en estos momentos, menos para la Guerra Civil, claro. A estas víctimas no las vemos porque son de nuestros socios y estas no cuentan. Pero las de hace 80 años si.

Víctimas inocentes bajo el amparo de una ideología independentista igual te parece hasta una genialidad, por lo que veo.

Entendible,es que los progres sois de memoria, ética e inteligencia selectiva. Que Bildu no es Eta. Ni Podemos es comunista , pero que Vox si es de extrema in extremis derecha y tal.



Que esq no hay diputados etarras,dice. Esa es la logíca.

De la cárcel a la política: los miembros de Bildu que pagaron con prisión su colaboración con ETA​


Los que los enaltecen...



Si Bildu está en primera línea de Gobierno es por Sanchez. Y viceversa. Las ansias de poder.

Todo vale?? Ahí lo dejo.