CHISTES CORTOS

Registrado
6 Jul 2006
Mensajes
12.767
Calificaciones
26.396
1240541_159197440951140_427720799_n.jpg
 
Registrado
6 Jul 2006
Mensajes
12.767
Calificaciones
26.396
A un hombre de unos 73 años le está entrevistando un periodista en un jardín. El hombre entrevistado se expresa del siguiente modo:
-Soy hijo de exiliados.
-Hasta los 27 años y poco antes de la transición no pudo volver a España por culpa de Franco.

-A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo.

-Mi madre, estuvo muchos años en silla de ruedas.
-Ahora tengo 73 años.
-Hace meses me quitaron el 30 % de un pulmón.
-Mi mujer, es inmigrante.
-Tengo tres hijos con ella.
-De los tres, sólo trabaja una, la del medio,... pero no cobra nada.
-Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.
-La mayor, se acaba de divorciar.
-Mi yerno, se daba a las drogas y al alcohol y la ha dejado con dos niños.

-El pequeño de mis hijos, aún no se ha ido de casa y, además, se ha casado con una divorciada y la ha traído a vivir con nosotros.

-Esa señora antes trabajaba, tenía muy buen puesto, pero, desde que vino a mi casa ya no hace nada.

-Ahora tienen dos niñas que también viven bajo nuestro techo, para colmo, este año, con lo de la crisis, casi no nos hemos podido ir de vacaciones y, si me apuras, ni he podido celebrar que España ha ganado el Mundial.

-Para colmo, el marido de la mediana, anda en líos con la justicia.

-Al enterarme me desmayé y casi pierdo un ojo al darme con una puerta...

El periodista, pone cara de asombro y comenta:



Majestad, no creo que su situación sea tan mala.
 
Registrado
7 Oct 2012
Mensajes
3.030
Calificaciones
4.841
EL CAFÉ ALTERA
Un borracho acude a un bar y pide al mesero que le sirva tres cafés.¿Tres cafés?
Sí, uno para mí, otro para tí y otro para tu p*ta madre.
Al día siguiente, el mismo borracho le pide al mesero:Tres cafés...
¿Tres?
Sí... tres... uno para mí, otro para tí y otro para tu p*ta madre.
El mesero no se pudo aguantar esta vez y saltó al otro lado de la barra
y le dió una soberana madriza al borracho.
Al día siguiente todo magullado, regresa el borracho.el mesero lo recibe con ironía y le dice:
¿Tres cafés?...
NO.Responde el lesionadísimo borracho.
Solo dos: uno para mí y otro para tu p*ta madre, para ti no, porque el café te altera.