Manuel Valls podría ser candidato a las municipales en Barcelona


P

pilou12

Guest
Manuel Valls entra como concursante en ‘Supervivientes’
"No quiero dar la impresión de que estoy desesperado por un trabajo pero estoy desesperado por un trabajo"
REDACCIÓN

24 abril 2018

El que fuera primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha entrado en la Isla de ‘Supervivientes’ para concursar en el reality de Mediaset.

No es lo más bajo que Valls ha caído últimamente para conseguir un trabajo. Hace poco, el ex primer ministro fue presentado por Albert Rivera como el candidato que representará a Ciudadanos en las municipales de Barcelona.

"Estoy dispuesto a autohumillarme públicamente a cambio de dinero y un poco de casito. Y también a salir en la tele".


La carrera política de Manuel Valls en Francia está acabada a causa de las medidas austeras, racistas y desproporcionadamente represivas que impuso durante su mandato. Prueba de ello es que, a parte de en los realities y en las asambleas de Ciudadanos, también podemos encontrar a Valls en wallapop, donde ha puesto a la venta sus zapatos, su Play Station 4, su anillo de bodas y unos calzoncillos firmados por François Mitterrand.

Se especula con que Valls será candidato sin necesidad de afiliarse al partido naranja. De ser así, esto confirmaría que Ciudadanos es, como ellos mismos se han definido, "el partido del cambio", puesto que no les importa cambiar sus principios para conseguir sus objetivos.
 
Registrado
4 Dic 2017
Mensajes
9.946
Calificaciones
33.301
Manuel Valls entra como concursante en ‘Supervivientes’
"No quiero dar la impresión de que estoy desesperado por un trabajo pero estoy desesperado por un trabajo"
REDACCIÓN

24 abril 2018

El que fuera primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha entrado en la Isla de ‘Supervivientes’ para concursar en el reality de Mediaset.

No es lo más bajo que Valls ha caído últimamente para conseguir un trabajo. Hace poco, el ex primer ministro fue presentado por Albert Rivera como el candidato que representará a Ciudadanos en las municipales de Barcelona.

"Estoy dispuesto a autohumillarme públicamente a cambio de dinero y un poco de casito. Y también a salir en la tele".


La carrera política de Manuel Valls en Francia está acabada a causa de las medidas austeras, racistas y desproporcionadamente represivas que impuso durante su mandato. Prueba de ello es que, a parte de en los realities y en las asambleas de Ciudadanos, también podemos encontrar a Valls en wallapop, donde ha puesto a la venta sus zapatos, su Play Station 4, su anillo de bodas y unos calzoncillos firmados por François Mitterrand.

Se especula con que Valls será candidato sin necesidad de afiliarse al partido naranja. De ser así, esto confirmaría que Ciudadanos es, como ellos mismos se han definido, "el partido del cambio", puesto que no les importa cambiar sus principios para conseguir sus objetivos.
Se van por las patas abajo con este candidato
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.964
Calificaciones
69.698
Ubicación
227
Humillado en Francia, Manuel Valls inaugura una segunda vida en España


El ex primer ministro francés labró su carrera política con su imagen de mano dura contra la inmigración y restrictiva con los refugiados

Parecía destinado a competir por la presidencia de Francia, pero al final no le quisieron los socialistas ni el nuevo partido de Macron

Iñigo Sáenz de Ugarte
73 comentarios

22/09/2018 - 20:51h
Valls-excelente-nominacion-Borrell-Exteriores_EDIIMA20180604_0883_5.jpg

Valls hace una foto en un coloquio sobre el futuro de Europa en junio. EFE

La burguesía barcelonesa suspira por Manuel Valls
La política ofrece situaciones inesperadas. En un país como España, donde el 86% de la gente dice está a favor de acoger a los refugiados que huyen de las guerras y donde la inmigración no ha causado tensiones sociales graves, un político francés que labró su fama como tipo duro en su rechazo a esas ideas es recibido en algunos medios como un competidor serio a la alcaldía de Barcelona, cuya candidatura puede confirmar en los próximos días.



Bien como cartel electoral de Ciudadanos o de forma independiente apoyado por ese partido, Manuel Valls, nacido en Barcelona hace 56 años cuando su familia ya vivía en Francia, quiere cruzar los Pirineos y resucitar una carrera política que en su país había quedado muerta y enterrada.

En el plano personal, todo lo ocurrido en los últimos años a Valls ha tenido un aire de gran humillación. La descomposición de la presidencia de François Hollande se lo llevó por delante cuando era primer ministro, mientras que encumbró a Emmanuel Macron que, como ministro de Economía, era su subalterno. Hollande y Valls se hundieron hasta el fondo y vieron pasar perplejos en dirección contraria a la que era la nueva estrella de la política francesa.

Por alguna razón, Ciudadanos o la burguesía de Barcelona pretenden que Valls sea el Macron de la política local. Es probable que no le haga ninguna gracia si se lo comentan en la campaña.

En la derecha de la izquierda
Hubo un tiempo en que Valls parecía tener un camino bastante despejado hacia la presidencia francesa. Como miembro del ala más moderada del Partido Socialista, podía considerársele heredero político de Michel Rocard, y por tanto en desventaja para competir por el liderazgo del partido. Pero la victoria de Hollande en las elecciones presidenciales le colocó al frente del Ministerio de Interior en 2012. En Francia el discurso de ley y orden tiene muchos partidarios.

"Es lo más parecido a Tony Blair que tienen en Francia", dijo de él un político británico amigo suyo. The Economist le denominó "el Sarkozy socialista" por ser tan duro como sus predecesores conservadores. Eso quedó demostrado con un incidente que avergonzó a muchos dirigentes socialistas que se preguntaban qué hacía Valls en el Gobierno con su política de deportaciones y sus críticas a los gitanos por no integrarse en la sociedad francesa, es decir, por no cumplir la idea de Valls de lo que debe ser un francés.

Una chica gitana de 15 años fue sacada por la policía de un autobús escolar delante de sus compañeros para ser deportada a Kosovo junto a sus padres y hermanos. Su padre había mentido en su petición de asilo, pero Valls hizo que toda la familia –la madre y los hijos habían nacido en Italia– pagaran por ello. Muchos socialistas pensaron que eso no habría ocurrido si la familia no hubiera sido gitana.

Manuel-Valls-candidato-legislativas-Macron_EDIIMA20170509_0108_5.jpg

Valls cuando era primer ministro, junto a su ministro de Economía, Emmanuel Macron, en 2015. EFE

Lo cierto es que en ese momento Valls era el miembro del Gobierno más popular en las encuestas gracias a que los votantes conservadoras le daban buena nota. Por eso, en 2014 Hollande, hundido en los sondeos, decidió nombrarle primer ministro para que se ocupara del trabajo sucio de imponer la mano dura con la inmigración y de ejecutar un giro económico que incluía bajar los impuestos.

Una pareja infeliz
La jugada no funcionó para ninguno de los dos. Las reformas económicas de orientación liberal no tuvieron el efecto positivo prometido ni contribuyeron a un descenso significativo del paro. El único, y dramático, respiro político vino con los atentados de 2015, que conmocionaron a Francia con el ataque a la sala Bataclan. Permitieron a Valls ocupar el centro del escenario político, la declaración del estado de emergencia y su ascenso en las encuestas hasta un 40% de apoyo. "Estamos en guerra. Nuestra respuesta será despiadada", dijo Valls.

La comunidad islámica francesa sintió que la habían colocado en el bando de los enemigos. Valls tenía la capacidad de defender el laicismo tradicional de Francia como si fuera un fundamentalista. Quiso prohibir el hiyab en las universidades. El ministro de Universidades dijo que no había ningún problema por su uso en los campus y por tanto ninguna necesidad de crearlo.

Cuando le preguntaron a Valls si el islam era compatible con los valores de la sociedad francesa, el primer ministro respondió: "Ciertas personas no quieren creerlo, una mayoría de ciudadanos franceses lo dudan, pero estoy convencido de que es posible". Sólo posible, pero aún no había encontrado pruebas de que fuera así.

El responsable de una organización contra la islamofobia respondió a Valls: "Estamos hartos de ser estigmatizados y de este discurso populista que es peor que el de la extrema derecha".

El impulso en los sondeos tras los atentados había sido un espejismo. Hollande y Valls volvieron a caer y muy rápido. Valls se fue hasta el 22%. El primer ministro prorrogó una y otra vez el estado de emergencia, concedió más poderes a la policía y endureció su discurso contra la inmigración, pero los franceses daban más importancia a la situación económica.

La amenaza exterior
Valls se convirtió en uno más de los políticos que dicen que es imperativo hacer frente a la extrema derecha, pero adoptando una parte de su retórica. Unos meses después de la crisis de los refugiados en el verano de 2015, insistió en Davos en que había una amenaza exterior: "Hoy, cuando hablamos en Europa, unos pocos segundos después eso se escucha en los teléfonos móviles en los campos de refugiados". Por tanto, había que impedir que tuvieran esperanzas, más de las pocas que les concedía Valls.

"Francia necesita a la izquierda", dijo al dimitir como primer ministro y presentar su candidatura a la presidencia. Pero la izquierda ya se había olvidado de él. Era el más conocido en las primarias socialistas y aun así fue derrotado por Benoît Hamon, que tampoco tenía mucho futuro en los comicios. Luego recomendó votar a Macron y se mostró convencido de que formaría parte del nuevo movimiento político.

El destino natural de Valls era aportar su experiencia a la campaña de Macron, pero hasta eso estaba ya fuera de sus posibilidades. El futuro presidente parecía interesado en contar con él, pero sus asesores le convencieron de que no tenía sentido reclutar a un político tan desprestigiado.

Valls se sintió algo engañado. Tampoco podía confundirse. Era uno de los símbolos de un grupo de políticos fracasados y derrotados por un neófito. La única ventaja que tenía Valls sobre los demás es que él había nacido en Barcelona, lo que le concedió la opción de un fichaje con vistas a jugar en una Liga extranjera.

22/09/2018 - 20:51h

https://www.eldiario.es/internacional/Francia-Ciudadanos-Valls_0_816818982.html

Mal se anda si se acepta a un perdedor como candidato a la alcaldía de Barcelona.




#4 Salba | 22/09/2018 - 22:43h
Valls es como aquellos futbolistas que cuando ya no dan el nivel se van a jugar a otros países con ligas muy inferiores para hacer caja.



#15 Laila7 | 23/09/2018 - 00:56h
Vaya, Rivera, el que decía que solo veía españoles, el que quiere españolizar a los catalanes, no encuentra un candidato mejor entre sus correligionarios de Barcelona que un francés. Jajajaja ¿Obligarán a Valls a llevar la pulserita rojigualda? Parece un guión de Hollywood.


#13 Mardearena | 23/09/2018 - 00:32h
De advenedizos en la política ya tenemos suficiente, que nuestro panorama político parece una tertulia televisiva donde hay tertulianos que juegan en todos los equipos.
¿Que sabe este tipo de Cataluña, de España y sus problemas, si él está inmerso todavía en la política francesa?.
Esto es como si Rivera apostara a presentarse a las elecciones francesas. Si no tiene ni idea de los problemas de España, ¿los va a tener del país vecino?.
Mal andan las cosas en Ciudadanos cuando tienen que recurrir a un extranjero para competir en las elecciones. Este es otro que quiere llegar y topar. Hubo un momento que moría de éxito, lo mismo que Vals en su país, pero el éxito es efímero.
Recuerdo cuando aparecía desnudo en un cartel, y ese cartel le hacía justicia en cuanto a su desnudez en las cuestiones políticas. Pues todavía sigue en cueros después de tantos años.
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.964
Calificaciones
69.698
Ubicación
227
SEP
24


¿QUIÉN PAGA A MANUEL VALLS SU GIRA ESPAÑOLA, MIENTRAS SE AUSENTA DE DONDE COBRA EN FRANCIA?



Lazarillo

En los medios de comunicación franceses se está considerando el absentismo de Manuel Valls en la Asamblea Nacional del vecino país desde que ha montado un equipo para conquistar la alcaldía de Barcelona con Ciudadanos. El ex jefe del gobierno francés, que un día desertó del Partido Socialista porque no lo quisieron y otro día se ofreció a Macron también sin éxito, ha desaparecido prácticamente de aquel hemiciclo desde que frecuenta España y, más concretamente, su ciudad natal.

Como el caso está llamando la atención y Valls sigue cobrando como miembro del Parlamento de Francia, sus conciudadanos están más que molestos. De las 99 sesiones celebradas hasta ahora en la Comisión de Derecho de la que forma parte, Manuel Valls ha estado presente en sólo 24. En el mismo periodo, fueron 23 sus apariciones públicas en nuestro país, que con toda seguridad se incrementarán en el futuro.

El pasado 18 de septiembre Valls estuvo en Pamplona, pero no quiso responder a las preguntas deFranceTVinfo sobre la financiación de su gira. Es de suponer que los barceloneses hayan tomado buen nota de esta noticia: quien no cumple con su deber en Francia, y cobra por ello, es muy posible que con su candidatura a la alcaldía de la ciudad pretenda hacer lo mismo como autoridad mayor del municipio. No creo que aspire a concejal quien fue jefe del gobierno de una gran nación.

http://www.diariodelaire.com/
 

Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
11.453
Calificaciones
36.071
Valls se centrará en Colau para combatir la “degradación” de Barcelona
El ex primer ministro francés dará cuenta este martes de su candidatura a la alcaldía con el objetivo de debatir sobre las deficiencias de la ciudad


PATROCINADO POR
manuel-valls.jpeg


El exprimer ministro francés Manuel Valls en una imagen de archivo / EFE
ARCHIVADO EN: CIUDADANOS, PSC, AYUNTAMIENTO DE BARCELONA, LLIURES, MANUEL VALLS, JAUME COLLBONI
MANEL MANCHÓN @mmcias

25.09.2018 00:00 h.
7 min
Llega el momento. Manuel Valls oficializará este martes su candidatura a la alcaldía de Barcelona en un hecho sin precedentes: un ex primer ministro, de Francia, opta a liderar una gran capital de otro país, pese a que Valls naciera en Barcelona. Y buscará esa victoria electoral con un modelo de gestión contrapuesto al de Ada Colau. Lejos de presentar batalla contra el independentismo –una cuestión que no rehuye y que será también determinante—, Valls está dispuesto a combatir “la degradación” que, a su juicio, se ha instalado en Barcelona, con problemas serios en distritos como Ciutat Vella, con dificultades enormes en el campo de la vivienda, y con un turismo que resulta beneficioso, pero que ha desbordado la capital catalana.

El político francés, que dejará su acta de diputado en la asamblea francesa, lo que comportará, con toda probabilidad, que la mayoría de Macron pierda un efectivo, en beneficio de la Francia Insumisa, la formación de Mélenchon,buscará un cuerpo a cuerpo con Colau, a la espera de la reacción del independentismo, que, por ahora, tiene al candidato de ERC, Ernest Maragall, como su referente.

El sueño europeo



Será en el CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona), un auténtico emblema del socialismo barcelonés, que ha sido dirigido durante años por el filósofo Josep Ramoneda, como un bastión cultural e ideológico del modelo maragallista, el que todos los candidatos quieren ahora recuperar. En ese espacio, Valls anunciará por qué se presenta como alcaldable, con la esperanza de que se abra un nuevo camino, marcado por el europeísmo.


Aunque ese será el punto débil, en el que incidirán los distintos candidatos, Valls quiere que se transforme en un auténtico valor: un político francés, a punto de llegar a la cúspide –las elecciones a la presidencia francesa, a las que no llegó a optar al perder las primarias— nacido en Barcelona, pero con su carrera personal y profesional en Francia, decide ser candidato a la alcaldía de la segunda ciudad de España y la capital de Cataluña. ¿No era ese el sueño europeo?


Todo lo que buscas en una hipoteca, lo encontrarás en la Hipoteca NARANJA de INGCalcula tu cuota y descubre la hipoteca con el precio que buscas y sin comisiones. Va a ser un largo camino juntos... ¡elige bien con la Hipoteca NARANJA de ING!La quiero >>



Valores culturales
En la tarde de este lunes, su núcleo de confianza, capitaneado por Xavier Roig --que fue uno de los hombres de confianza de Pasqual Maragall—, ultimaba su discurso en el CCCB, que no estará abierto, posteriormente, a las preguntas de los periodistas. Eso lo dejará para los próximos días, dispuesto a despejar todas las incógnitas.

Valls quiere centrarse, por tanto, en los problemas estrictos de la ciudad, con una obsesión particular: encauzar la capital catalana en la red de ciudades mundiales que destacan por sus valores culturales y su potencial de arrastrar al mundo del arte y de la cultura. Eso sin descuidar la vivienda, las narcosalas, el orden en la trama urbana, todo en lo que Ada Colau se ha visto desbordada.

Frente al independentismo

Aceptará el desafío que supone llegar a una ciudad, que pese a conocerla, tiene claves internas, características específicas, con barrios que se decantan por un candidato u otro por muchas razones. Por ello, candidatos como el socialista Jaume Collboni, que llevan años preparando el terreno, que han logrado la complicidad de muchos actores sociales y económicos, esperan superar al político francés.

Las dudas no son menores, tampoco, en la otra pata de la campaña electoral que se avecina: el choque entre el constitucionalismo y el independentismo, que quiere Barcelona como agua de mayo para que sea el banderín internacional del movimiento.

Orden, en la Barcelona convergente
Valls, que aceptó la propuesta de Ciudadanos para que fuera su candidato, ha ido transformando su proyecto, y su intención es que su candidatura sea transversal y claramente catalanista. En los últimos días ha mantenido contactos con dirigentes de Lliures y personalidades ligadas a los democristianos de Unió Democràtica. Aunque no hay nada cerrado todavía, la formación que dirige Antoni Fernández Teixidó podría integrarse en la candidatura, aportando uno o dos miembros. Eso podría posibilitar, más allá de la fuerza concreta de esos partidos, que los votantes de la antigua Convergència apuesten por Valls en distritos como Les Corts, Sarrià o, incluso, en el Eixample. El problema puede llegar con el PP, que desea ahora mantener una candidatura propia, lo que podría dividir ese voto de orden.

El independentismo ha comenzado a tomarse muy en serio la candidatura de Valls. Al margen de la decisión de ERC, de sustituir a Alfred Bosch por Ernest Maragall, la presión ahora se instala en el mundo de Carles Puigdemont, y en el PDeCAT, que había celebrado unas primarias, con Neus Munté como ganadora, pero que, cuya lista, la podría encabezar Ferran Mascarell, aunque se sigue pensando en alguna figura mediática.

¿En la oposición?
Lo que se inicia este martes, con Valls, es una carrera por la alcaldía de Barcelona que va más allá de la capital catalana. Los medios franceses insisten en que si Valls no gana, es difícil que aguante como concejal en la oposición. Pero el francés ha decidido un cambio vital, y está interesado en la política catalana y española, consciente de los cambios que se pueden producir en los próximos años, y en la posibilidad de elecciones, tanto al Parlament de Cataluña como al Congreso de los Diputados.

Es Valls un elemento disruptivo que arranca este martes en el CCCB
 
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
11.453
Calificaciones
36.071
El desafío Valls al hiperliderazgo de Rivera
Ciudadanos destaca como «acto de generosidad» el fichaje del francés, que le obliga a renunciar a sus siglas en Barcelona
resizer.php
Itziar Reyero
@ireyeroSeguir
Actualizado:25/09/2018 09:03h17Arrimadas apuesta por la candidatura de Valls

La presentación este martes de la candidatura de Manuel Valls para la Alcaldía de Barcelona acumula una enorme expectación, sobre todo en filas de Ciudadanos. A la espera del ‘sí quiero’ definitivo, el partido de Albert Rivera destaca la incorporación del exprimer ministro francés a la política española como un «acto de generosidad» que les obliga a renunciar a su propia marca para integrarse en una plataforma colectiva en la que, asumen, no tendrán el timón. El fichaje de Valls, el verso libre de la política francesa, supone un desafío al hiperliderazgo de Rivera en un partido ‘monoparental’ acostumbrado al mando único y a la jerarquía.

El exprimer ministro galo, barcelonés de nacimiento, concretará hoy sus planes en un acto en Barcelona donde no se espera la presencia de dirigentes de Ciudadanos. En la cúpula naranja resaltan que la «excepcionalidad» de la situación política que atraviesa Cataluña les obliga a idear fórmulas novedosas para ganar al populismo de Ada Colau y al independentismo. Ciudadanos ya explora desde hace meses embarcarse en una gran coalición electoral de la mano del presidente francés Macron para las próximas elecciones europeas.

Inés Arrimadas, líder de la oposición en el Parlament, recalca como imperiosa necesidad ganar el Ayuntamiento de Barcelona para el constitucionalismo. Romper con la doble hegemonía del lazo amarillo populista-soberanista que reina en la Plaza de San Jaime. Aunque eso obligue a Ciudadanos a ceder su propia marca de éxito. «Somos la primera fuerza en Cataluña. Solo con nuestras siglas ya tendríamos un buen puñado de escaños», subrayan desde la dirección en Madrid, expectantes por lo que resulte este matrimonio de conveniencia con Valls.

inRead invented by Teads
Operación de riesgo


Los dirigentes de Cs, que hasta ahora renegaban de la amalgama de coaliciones en Podemos e incluso abominan de que un partido nacional como el PSOE tenga ’embriones’ como el PSC, no ocultan que la de Valls es una operación de riesgo. Para empezar, se admite abiertamente que es un incógnita si el político francés, que lleva más de un año de ‘tournée’ europea desde que fue desechado por Macron para su gobierno, se quedará en la oposición si no logra el bastón de mando del Ayuntamiento barcelonés. En la cúpula piden no adelantar acontecimientos.

Falta por concretar casi todo, pero para Ciudadanos es una incógnita si la generosidad de Valls será recíproca y contará con los cinco concejales que el partido naranja obtuvo en 2015, incluida su actual portavoz, Carolina Mejías
 
Registrado
21 Jun 2018
Mensajes
3.639
Calificaciones
24.177
vaya pifiada de ciudadanos con manuel valls... un tio que no es de barcelona ni ha vivido aquí, que en francia no ha encajado viene a barcelona... a veces me parece que ciudadanos más allá del tema independentista no tiene ni candidatos ni otra cosa de que hablar ( no soy independentista )
 
Registrado
19 Ene 2018
Mensajes
2.741
Calificaciones
12.071
vaya pifiada de ciudadanos con manuel valls... un tio que no es de barcelona ni ha vivido aquí, que en francia no ha encajado viene a barcelona... a veces me parece que ciudadanos más allá del tema independentista no tiene ni candidatos ni otra cosa de que hablar ( no soy independentista )

Soy francés, viví en Francia bajo el gobierno de Valls, y la realidad no corresponde casi para nada al relato que algunos indepes intentan transmitir.

Valls no es ningún político "fracasado", salvo si consideramos que todos salvo el que sale elegido presidente de la república son unos fracasados. El sistema político en Francia no es igual al de aquí. No es un sistema parlamentario. Es decir que lo que tenemos aquí con Sánchez, Casado, Rivera e Iglesias allí no se da. Macron es presidente y tiene mayoría absolutísima en la cámara, aunque en primera vuelta recogió el 25% de los votos. Y el resto de líderes políticos básicamente se quedan colgando de la brocha hasta las siguientes elecciones porque no tienen casi ninguna influencia. El sistema es así.

Valls ha sido primer ministro, lo que equivale formalmente a nuestro presidente del gobierno. Es eso ser un fracasado?? Entonces qué era Ada Colau, qué es el hermano de Maragall?

Yo no estuve para nada de acuerdo con la política de Hollande, pero Valls, dentro del socialismo, me pareció siempre un político muy razonable.

En cuanto a que Macron "no lo quisiera en su partido", sus razones tendría. Valls simbolizaba el gobierno anterior, con el que quería romper. Y todavía era un activo en política, del que era mejor alejarse "por si acaso".

Si la gente entiende por fracaso el haber sido primer ministro de la 7a potencia mundial... entonces cómo tenemos que hablar del resto de políticos catalanes?

En una lista compuesta por:
- Manuel Valls, ex primer ministro de Francia, exministro del Interior, exalcalde de Évry (una ciudad importante a las afueras de París, que gracias a su gestión es el 4to "mejor" municipio de Île de France) durante 11 años, ex miembro del consejo regional de Île de France y diputado francés
- Ada Colau, okupa, cuya gestión de gobierno es unánimemente vista como desastrosa (tanto para indepes como no indepes)
- Ernest Maragall, señor mayor que no sé si aguantará una legislatura, cuyo mayor mérito político es el de ser hermano de Pasqual Maragall, ex alcalde y expresidente de la Generalitat
- alguno del PSC con poca talla
- o el candidato del PP

Yo voto a Valls con los ojos casi cerrados.
 
Última edición: