El comandante de la Guardia Civil de Paiporta:"Les dije que fueran a partirle las piernas a la alcaldesa, pero no ha ido nadie

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.352
Calificaciones
77.293
Ubicación
227

1595021203658.png


El comandante de la Guardia Civil de Paiporta, Eduardo Aranda, lleva varios años afrontando denuncias de subordinados por abuso de autoridad y acoso. Fue suspendido varios meses por proferir insultos machistas a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín. Además, está imputado en el Juzgado Togado Militar central número 1, con sede en Madrid, por haber frenado una investigación por una presunta estafa con mascarillas en pleno confinamiento. El último desmán conocido gracias a unas grabaciones a las que ha tenido acceso elDiario.es tiene que ver con su animadversión a la edil del municipio, a la que ya vejó, aunque en este caso, sus declaraciones son, si cabe, de una gravedad mayor.


Las afirmaciones de Aranda, cuya grabación ha sido contrastada con personas que han compartido reuniones y actos con él, se produjeron en junio de 2018 después de la muerte de un joven en los toros de Paiporta de 2018. A finales de mes, el comandante, que dirige a más de 300 guardias, se reunió con una decena de mandos de los puestos de Picassent, Aldaia, Perellonet, Alfafar, Silla y Paiporta para abordar el suceso. En la charla se habla de las competencias y de que el ayuntamiento no les ha avisado del fallecimiento. La intervención del comandante Aranda ante sus subordinados va subiendo de tono hasta que estalla: "¿Es así o no? Para una vez que tenemos una oportunidad de haberle partido la cara... Había que haber entrado en el Ayuntamiento y haberle partido la cara. Yo no sé por qué a veces yo digo las cosas y no se me hace caso".






La charla con sus jefes de puesto continúa y las críticas se vierten contra la policía de la Generalitat. "La autonómica no lleva lo de los toros, solo lleva si los toros están correctamente autorizados o no. Punto. De hecho, como tienen tantas autorizaciones de toros no van a comprobar ni la mitad de las autorizaciones. El otro día a Paiporta no vinieron. La comprobación se hizo a posteriori. Ellos autorizan suponiendo que está correcto. Hay que dejar muy clara una cosa, totalmente diáfana porque, si no, hay algún ayuntamiento que se va a ver más apretado. Por ejemplo el de Paiporta, que se ha ido a partirle las piernas a la alcaldesa, pero no ha ido nadie", explica a los asistentes a la reunión. No contento con la precisión, Aranda la puntualiza por si no había quedado claro: "Pero les dije que fueran a partirle las piernas".


El comandande de la Guardia Civil ya fue suspendido tres meses en 2019 por vejaciones contra la alcaldesa de Paiporta en reuniones privadas con otros mandos y guardias. "Esta me va a comer el nabo", llegó a confirmarse en la información reservada que le abrieron tras estas afirmaciones. La cautelar de tres meses se cumplió, pero sin cerrarse el expediente, donde no se tomó declaración a nadie y con la salida de la instructora tras denunciar presiones, según publicó el periódico Levante-EMV.

Por otra parte, sus problemas disciplinarios dentro de la Guardia Civil no dejan de crecer así como las denuncias de sus subordinados. Además de la investigación en la que está imputado por supuestamente haber intentado impedir una investigación, en el Juzgado Togado Militar central número 2, tiene abierta otra causa.

La reacción del jefe de la Guardia Civil en Paiporta a las distintas denuncias ha sido apartar o poner a patrullar a quienes le cuestionan. Ha llegado a desmantelar el grupo de investigación que denunció sus intentos por paralizar la investigación sobre las mascarillas.

Nada más conocer las grabaciones, la alcaldesa de Paiporta ha mostrado su indignación pública y ha pedido amparo al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Además, ha reclamado a la Fiscalía que actúe de oficio y que la Institución Armada lo cese de su puesto.





Esperemos que haya una reacción por parte del ministerio del interior.

De gente así devienen las cloacas.

 

Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
13.822
Calificaciones
45.213

Ver el archivo adjunto 1520294


El comandante de la Guardia Civil de Paiporta, Eduardo Aranda, lleva varios años afrontando denuncias de subordinados por abuso de autoridad y acoso. Fue suspendido varios meses por proferir insultos machistas a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín. Además, está imputado en el Juzgado Togado Militar central número 1, con sede en Madrid, por haber frenado una investigación por una presunta estafa con mascarillas en pleno confinamiento. El último desmán conocido gracias a unas grabaciones a las que ha tenido acceso elDiario.es tiene que ver con su animadversión a la edil del municipio, a la que ya vejó, aunque en este caso, sus declaraciones son, si cabe, de una gravedad mayor.


Las afirmaciones de Aranda, cuya grabación ha sido contrastada con personas que han compartido reuniones y actos con él, se produjeron en junio de 2018 después de la muerte de un joven en los toros de Paiporta de 2018. A finales de mes, el comandante, que dirige a más de 300 guardias, se reunió con una decena de mandos de los puestos de Picassent, Aldaia, Perellonet, Alfafar, Silla y Paiporta para abordar el suceso. En la charla se habla de las competencias y de que el ayuntamiento no les ha avisado del fallecimiento. La intervención del comandante Aranda ante sus subordinados va subiendo de tono hasta que estalla: "¿Es así o no? Para una vez que tenemos una oportunidad de haberle partido la cara... Había que haber entrado en el Ayuntamiento y haberle partido la cara. Yo no sé por qué a veces yo digo las cosas y no se me hace caso".






La charla con sus jefes de puesto continúa y las críticas se vierten contra la policía de la Generalitat. "La autonómica no lleva lo de los toros, solo lleva si los toros están correctamente autorizados o no. Punto. De hecho, como tienen tantas autorizaciones de toros no van a comprobar ni la mitad de las autorizaciones. El otro día a Paiporta no vinieron. La comprobación se hizo a posteriori. Ellos autorizan suponiendo que está correcto. Hay que dejar muy clara una cosa, totalmente diáfana porque, si no, hay algún ayuntamiento que se va a ver más apretado. Por ejemplo el de Paiporta, que se ha ido a partirle las piernas a la alcaldesa, pero no ha ido nadie", explica a los asistentes a la reunión. No contento con la precisión, Aranda la puntualiza por si no había quedado claro: "Pero les dije que fueran a partirle las piernas".


El comandande de la Guardia Civil ya fue suspendido tres meses en 2019 por vejaciones contra la alcaldesa de Paiporta en reuniones privadas con otros mandos y guardias. "Esta me va a comer el nabo", llegó a confirmarse en la información reservada que le abrieron tras estas afirmaciones. La cautelar de tres meses se cumplió, pero sin cerrarse el expediente, donde no se tomó declaración a nadie y con la salida de la instructora tras denunciar presiones, según publicó el periódico Levante-EMV.

Por otra parte, sus problemas disciplinarios dentro de la Guardia Civil no dejan de crecer así como las denuncias de sus subordinados. Además de la investigación en la que está imputado por supuestamente haber intentado impedir una investigación, en el Juzgado Togado Militar central número 2, tiene abierta otra causa.

La reacción del jefe de la Guardia Civil en Paiporta a las distintas denuncias ha sido apartar o poner a patrullar a quienes le cuestionan. Ha llegado a desmantelar el grupo de investigación que denunció sus intentos por paralizar la investigación sobre las mascarillas.

Nada más conocer las grabaciones, la alcaldesa de Paiporta ha mostrado su indignación pública y ha pedido amparo al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Además, ha reclamado a la Fiscalía que actúe de oficio y que la Institución Armada lo cese de su puesto.





Esperemos que haya una reacción por parte del ministerio del interior.

De gente así devienen las cloacas.
COMOOOOOOO????????. SI ESTA NOTICIA ES CIERTA ESTE SR. TIENE QUE SER EXPULSADO DEL CUERPO E IR A LA CARCEL.-
 

Registrado
5 May 2011
Mensajes
22.315
Calificaciones
127.183

Ver el archivo adjunto 1520294


El comandante de la Guardia Civil de Paiporta, Eduardo Aranda, lleva varios años afrontando denuncias de subordinados por abuso de autoridad y acoso. Fue suspendido varios meses por proferir insultos machistas a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín. Además, está imputado en el Juzgado Togado Militar central número 1, con sede en Madrid, por haber frenado una investigación por una presunta estafa con mascarillas en pleno confinamiento. El último desmán conocido gracias a unas grabaciones a las que ha tenido acceso elDiario.es tiene que ver con su animadversión a la edil del municipio, a la que ya vejó, aunque en este caso, sus declaraciones son, si cabe, de una gravedad mayor.


Las afirmaciones de Aranda, cuya grabación ha sido contrastada con personas que han compartido reuniones y actos con él, se produjeron en junio de 2018 después de la muerte de un joven en los toros de Paiporta de 2018. A finales de mes, el comandante, que dirige a más de 300 guardias, se reunió con una decena de mandos de los puestos de Picassent, Aldaia, Perellonet, Alfafar, Silla y Paiporta para abordar el suceso. En la charla se habla de las competencias y de que el ayuntamiento no les ha avisado del fallecimiento. La intervención del comandante Aranda ante sus subordinados va subiendo de tono hasta que estalla: "¿Es así o no? Para una vez que tenemos una oportunidad de haberle partido la cara... Había que haber entrado en el Ayuntamiento y haberle partido la cara. Yo no sé por qué a veces yo digo las cosas y no se me hace caso".






La charla con sus jefes de puesto continúa y las críticas se vierten contra la policía de la Generalitat. "La autonómica no lleva lo de los toros, solo lleva si los toros están correctamente autorizados o no. Punto. De hecho, como tienen tantas autorizaciones de toros no van a comprobar ni la mitad de las autorizaciones. El otro día a Paiporta no vinieron. La comprobación se hizo a posteriori. Ellos autorizan suponiendo que está correcto. Hay que dejar muy clara una cosa, totalmente diáfana porque, si no, hay algún ayuntamiento que se va a ver más apretado. Por ejemplo el de Paiporta, que se ha ido a partirle las piernas a la alcaldesa, pero no ha ido nadie", explica a los asistentes a la reunión. No contento con la precisión, Aranda la puntualiza por si no había quedado claro: "Pero les dije que fueran a partirle las piernas".


El comandande de la Guardia Civil ya fue suspendido tres meses en 2019 por vejaciones contra la alcaldesa de Paiporta en reuniones privadas con otros mandos y guardias. "Esta me va a comer el nabo", llegó a confirmarse en la información reservada que le abrieron tras estas afirmaciones. La cautelar de tres meses se cumplió, pero sin cerrarse el expediente, donde no se tomó declaración a nadie y con la salida de la instructora tras denunciar presiones, según publicó el periódico Levante-EMV.

Por otra parte, sus problemas disciplinarios dentro de la Guardia Civil no dejan de crecer así como las denuncias de sus subordinados. Además de la investigación en la que está imputado por supuestamente haber intentado impedir una investigación, en el Juzgado Togado Militar central número 2, tiene abierta otra causa.

La reacción del jefe de la Guardia Civil en Paiporta a las distintas denuncias ha sido apartar o poner a patrullar a quienes le cuestionan. Ha llegado a desmantelar el grupo de investigación que denunció sus intentos por paralizar la investigación sobre las mascarillas.

Nada más conocer las grabaciones, la alcaldesa de Paiporta ha mostrado su indignación pública y ha pedido amparo al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Además, ha reclamado a la Fiscalía que actúe de oficio y que la Institución Armada lo cese de su puesto.





Esperemos que haya una reacción por parte del ministerio del interior.

De gente así devienen las cloacas.
Joder, si que debe estar desesperado y descentrado. Querer que es tía chunga te coma el nabo.... Puaj, puaj.....
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.352
Calificaciones
77.293
Ubicación
227

El oficial de la Guardia Civil que amenazó a la alcaldesa de Paiporta con "partirle las piernas" alega que utilizó "jerga futbolística"


Eduardo Aranda, comandante de la Guardia Civil de Paiporta, en una imagen de archivo. Imagen ID: 6106920 Validado 15/07/2020 - 17:58
Sergi Pitarch
29 de septiembre de 2020 22:12h
17
@sergipitarch
La fiscal Yolanda Domínguez, que abrió de oficio una investigación al comandante de la Guardia Civil que fue grabado animando a unos subordinados a "partirle las piernas" a la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín, ha decidido archivar la causa. Domínguez considera que podría existir un delito leve de amenazas, pero que estaría prescrito al haber pasado más de dos años desde que sucedieron los hechos. El Ministerio Público refleja en su propuesta de archivo que debe ser el Instituto Armado el que investigue si la actuación del oficial Eduardo Aranda pudiera ser constitutiva de "algunas de las faltas previstas en el capítulo I del título II de la Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, del régimen disciplinario de la Guardia Civil".


El comandante Aranda, que en estos momentos se encuentra haciendo tareas administrativas en el cuartel de Patraix, en Valencia, a la espera de destino tras ser apartado por la publicación de los audios, alegó ante la fiscal que los audios habían sido "cortados y descontextualizados" y que la expresión "partirle las piernas" fue un "símil futbolístico" para "hacer ver a sus subordinados la necesidad de esforzarse más para desempeñar mejor sus contenidos". Aranda reconoció su voz en los audios y que las afirmaciones las realizó ante otros mandos, pero que se enmarcan dentro de una "conversación más amplia", donde también habló de "haber entrado al ayuntamiento y haberle partido la cara".

Para el archivo de la causa, la fiscal argumenta que la alcaldesa no denunició los hecho en su día "al no tener conocimiento" de los mismos y que tampoco presentó denuncia. "Dichas expresiones no fueron proferidas en presencia de la persona aludida ni se desprende que se hubieran pronunciado con la finalidad de hacérselas llegar por algún medio para perturbar su tranquilidad y ánimo". Por ello, considenta que el acto solo se podría enmarcar como un delito leve de amenazas que estaría prescrito al haber transcurrido hace más de dos años.
Isabel Martín, alcaldesa de Paiporta.

La fiscal explica en su decreto de archivo que el 30 de julio de 2020 incoó diligencias de investigación penal tras tener conocimiento de las grabaciones publicadas por elDiario.es. El Ministerio Público remitió un informe a la compañía de Valencia para interesarse por las actuaciones que hubiera tomado con respecto a este comportamiento. La respuesta fue que el 17 de julio, el comandante Eduardo Aranda "había dejado el mando de la compañía de Paiporta, al habérsele nombrado una comisión de servicio a la jefatura de la comandancia con sede en València", donde se encuentra en estos momentos.

Posteriomente la fiscal decidió llamar como investigado a Aranda y a la alcaldesa de Paiporta como perjudicada. Tras escuchar a ambos, entiende que la causa penal se debe archivar por estar prescrita e insta a la Guardia Civil a seguir el procedimiento administrativo para una posible sanción. De momento, el oficial mantiene empleo y sueldo.


Pero los problemas del comandante Aranda no han sido los únicos que tiene pendientes. El comandande de la Guardia Civil ya fue suspendido tres meses en 2019 por vejaciones contra la alcaldesa de Paiporta en reuniones privadas con otros mandos y guardias. "Esta me va a comer el nabo", llegó a confirmarse que dijo en la información reservada que le abrieron tras estas afirmaciones. La cautelar de tres meses se cumplió, pero sin cerrarse el expediente, donde no se tomó declaración a nadie y con la salida de la instructora tras denunciar presiones, según publicó el periódico Levante-EMV.

Por otra parte, sus problemas disciplinarios dentro de la Guardia Civil no dejan de crecer así como las denuncias de sus subordinados. Además de la investigación en la que está imputado por haber intentado supuestamente impedir una investigación, en el Juzgado Togado Militar central número 2, tiene abierta otra causa. En su anterior destino en Huelva también fue denunciado por sus subordinados por trato degradante y abuso de autoridad.


Así se tiene buen concepto de guardias civiles y policías.

Como éste caso y el de los tuist de Manuela Carmena, los cuales tampoco fueron castigados.

Si no se respeta por la parte de elementos de los CCSS a alcaldesas ¿¿¿que país tenemos???

Y luego se quejan de la fama que tienen.....