Azul y Rosa,Jaime Peñafiel.Sábado,22 de Febrero de 2020.

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.412
Calificaciones
101.623
MI SEMANA AZUL & ROSA


JAIME PEÑAFIEL


22/02/2020

HAY MIRADAS QUE MATAN
¡TRANQUILA, LETIZIA!


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
A la imagen de la portada de EL MUNDO del pasado miércoles 18 se le puede aplicar con toda justicia eso de que “una buena fotografía vale por mil palabras”. En este caso, la mirada de Felipe VI al líder filocomunista Pablo Iglesias durante el Consejo de Ministros celebrado en el Palacio de La Zarzuela bajo la presidencia del Rey. Era la primera vez que tal cosa sucedía desde que el socialista Pedro Sánchez es presidente. Según el protocolo, Pablo Iglesias se encontraba sentado en el flanco derecho de la mesa a tiro de mirada del Rey... ¡Y qué mirada! Las hay que, si no matan, sí llevan un estado de ansiedad, el lado oscuro de la inteligencia. Porque una mirada conecta con lo más interno de cada uno y es visceral. Por lo tanto, es algo incontrolable y totalmente sincero. A través de una mirada podemos conocer todo lo que pasa en el interior de una persona, en este caso de Felipe VI. Su mirada a Iglesias decía muchas cosas y preguntaba muchas más. Porque las miradas nos delatan cuando estamos enfadados, enamorados, preocupados o indignados. En la del Rey se advierte lo incómodo que se siente frente a un individuo que sabe lo que dijo sobre él: “Felipe, nunca serás rey. ¿Para que sirve la Monarquía que pertenece a otro siglo? España no necesita un rey”. O cuando él y su inefable compañera, Irene Montero, amenazaron a Felipe VI con la guillotina y con echarle a los tiburones. ¡¡¡Muy fuerte!!!!
Estas graves amenazas e insultos contra el Jefe del Estado no son las únicas palabras del largo historial que ponen en duda la idoneidad de los dos para sentarse en la mesa del Consejo de Ministros bajo la presidencia de quien tanto odiaban. Desafortunados comentarios grabados a fuego en el corazón de Felipe VI y que se puso de manifiesto en la espléndida fotografía de la portada de este periódico.
Pero, como dice Esther Palomeras, “ellos, los de entonces, ya no son los mismos de hoy”. Y ya se sabe lo que dice el refranero español: “Si quieres saber cómo es Juanito, dale un carguito”. O lo que decía Henry Kissinger: “El poder es el mayor afrodisíaco que existe”. También desvela cómo somos, eso lo digo yo.
La Reina impaciente no sólo es el título de la comentada nueva biografía sobre la consorte española escrita por un periodista argentino residente en Barcelona llamado Leonardo Faccio y que acaba de ser puesta a la venta esta mi semana con gran expectación. Pienso que el estado anímico de Letizia será de impaciencia. Aunque después de Adiós Princesa (Foca), libro escrito por David Rocasolano, primo hermano de Letizia, poco o nada nuevo puede ya aportarse. Lo más sorprendente del libro es conocer que, de vez en cuando, se reencuentra con su ex maridoAlonso Guerrero. “Ahora Letizia es una buena amiga”, asegura al autor. Según el compañero Darío Prieto, el primero en ocuparse de este libro el pasado 18 de enero, el primo tiene sus dudas. “Le parecen muchas cien entrevistas con otras tantas personas para hablar de ella. No habrá ni 20 personas que la conozcan de verdad”. Sorprende, por violar la ética profesional, las declaraciones de Carmen Navarro, su cosmetóloga, desvelando los tratamiento a los que Letizia se sometió para mejorar su aspecto. Quienes la conocen por pertenecer a su círculo mas íntimo no hablarán nunca. Pero sí lo hace su ex profesor Fermín Bouza: “Letizia ha preferido ser respetada, pero no querida”. O Andrew Morton, que no sé que coxx pinta en relación con la consorte española. Se atreve a decir :“Felipe, un niño que se sentía asfixiado por su madre, ha elegido a una pareja dominante y controladora”.
Además, los que presumen de ser amigos de Felipe y Letizia ni son buenos amigos ni le hacen ningún favor largando. Como esa amiga de Efe que dice en el libro: “Letizia era republicana y nada espiritual” y “decía que nunca en su vida iba a tener hijos”. José Infante, compañero en TVE: “A Letizia la religión no le interesaba porque ella era agnóstica”. Por supuesto que el autor, como desvelaba Darío, no ha contactado con David para hablar de su prima. Y eso que se trata del “perfil biográfico más completo sobre ella” (?) como se anuncia, que es mucho decir. Todo lo que se podía escribir sobre su vida se ha escrito ya. Además, escribir sobre el pasado de una persona es un ejercicio interior enormemente inquietante desde todos los ángulos. Hay que pensárselo bien antes de emprenderlo. Se corre el riesgo de que la imagen que aparece en el espejo del papel no sea la que más le favorece.
Uno de sus amores mexicanos declara: “Por salud mental, no le sigo la pista”. Y otro amor, del servicio internacional de Efe: “No me interesa regalar mis memorias” y Eliseo García Nieto: “Dudo de si fui amigo de esa persona o no”.
Ante este libro sobre la vida de la Reina Letizia, recuerdo lo que Rose Kennedy decía a propósito de los periodistas y escritores que pretendían escribir su biografía: “Sin duda deben creer que son unas personas un tanto especiales con especial sabiduría, con especial bagaje de experiencia. Posiblemente, los que la escriben, sobre todo los que lo hacen en la prensa de evasión, son los únicos que lo tienen claro: el dinero, fácil y rápido”. Pero hay que hacerlo con respeto, con temor, con humildad, rigor, sinceridad y pudor, digo yo. Si no se escribe así resultan, cuando menos, gratuitas y pretenciosas, unos simples chismorreos que no alcanzan ni el calificativo de biografía. Mucho me temo que este es el caso de La Reina impaciente. ¡Tranquila, Letizia!


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
Las cajeras de los establecimientos de electrodomésticos y hasta las de El Corte Inglés pueden sentirse felices. Es el camino más corto para llegar a ministras (...) ¿Qué habrá sido de ‘Choupette’, la gata de Karl Lagerfeld, heredera, a la muerte del modista, de siete millones de dólares? (...) No es de recibo que siendo hija de quien es se líe a patadas con un coche que la rozó y le grite “¡gilipollas!” al conductor (...) El pasado 7 de febrero hizo ya trece años de la muerte de la hermanísima. Pero sólo su hija de 19 años la ha recordado en las redes sociales con la canción ‘Eterno’ del grupo Ocer y Rade, que trata de un hijo de echa de menos a su madre: “Sólo quiero decirte que no te olvido, que te echo de menos” (...) Sorprendente declaración de él: ‘Nunca quise dejar la relación, pero las cosas pasan...” (...) Gran sorpresa: ahora resulta que la antigua empleada de Gucci, que ha sorprendido con un tango en el festival de San Remo, se autotitula como “profesora de baile por la Royal Academy of Dance” de Londres. ¡Genial!
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.298
Calificaciones
78.630
Ubicación
227
Pablo Iglesias al igual que Irene Montero han sido elegidos en las urnas, pero Felipe no ha sido elegido de ninguna manera, ni en las urnas ni en un referendum, por lo tanto los dos primeros tienen mas legitimidad que Felipe, que tiene su puesto gracias a un óvulo y un espermatozoide. Ese es su único mérito, el ser hijo de quien es.

Por cierto su padre fue elegido por Franco, algo que le recuerda IM en el famoso tuit al que alude.

1582327707909.png

Peñafiel: Yo misma he trabajado para pagarme estudios de limpiadora en una mansión en la que debía tratar al cabeza de familia de señor y a su esposa de señora. No me avergüenzo de ello, y a pesar de ello tengo mas estudios y curriculum que muchos de los diputados que tienen sus posaderas en el Parlamento.
 
Registrado
12 Sep 2007
Mensajes
10.152
Calificaciones
19.152
¡Ay Peñafiel! Y no es chochez, ni senilidad, no. Más bien estar en una etapa de la vida en la que ya lo único que importa es quedarse a gusto con uno mismo, sí, señor mio, su caso como el de tantos ancianos. Lúcido y veraz.

Resulta que una mirada de Felipe, mirada airada, le revela el estado de ánimo de quien está erigido como moderador del devenir político de este santo pais. Mal empezamos con una defensa que se cae a trozos.

El rey ha de ser una persona perfectamente informada, desde luego, y en esa información cabe absolutamente todo lo que esté dentro del panorama político del pais, sin excepciones. Mostrar su resentimiento, rencor, con determinadas personas titulares de cargos elegidos democráticamente, por la falta de afinidad o disparidad en sus principales objetivos, es ejercicio impropio de tanta preparación diplomática aplicada durante años, según oimos de continuo.

Los poderes, sí, poderes del rey son tasados, impide otra cosa el sistema parlamentario constitucionalizado, por lo cual las competencias del Jefe del Estado como moderadoras no pasan de la sugerencia e intercambio de impresiones, hay detrás un juego parlamentario de las fuerzas políticas.

No es la función unificadora, en toda su amplitud, el punto fuerte de este personaje, función primordial y para la que en realidad está ahí. Sus preferencias, sus reticencias, sus rechazos debe dejarlos en el tintero del correspondiente compartimento cerebral, nada de eso debe aflorar y sin embargo aflora, se percibe, se ve. Gracias Peñafiel por su involuntaria metedura de pata, la de ponernos al Jefe del Estado en situación de vulnerabilidad debido a una sola presencia, ya me gustaría saber que piensan los votantes de Iglesias, pero lo que si está claro es de que si tienen claro cuales son las competencias reales se regodearán de lo lindo en esta nueva metedura de pata del magnífico diplomático cuya carrera no empezó a ejercer hasta los cuarenta y seis años de edad.

Al rey parlamentario no le queda nada de aquel poder con el que yo creo sueñan los auténticos monárquicos, cual es el del absolutismo y mando real. Sus demostraciones partidistas, ampliamente demostradas, inspiran lo contrario de la obligada función moderadora.

Gracias otra vez Peñafiel y Felipe sigue así, llegaremos antes al final que muchos queremos.
 
Última edición:

Registrado
19 Ene 2018
Mensajes
2.651
Calificaciones
11.247
Pablo Iglesias al igual que Irene Montero han sido elegidos en las urnas, pero Felipe no ha sido elegido de ninguna manera, ni en las urnas ni en un referendum, por lo tanto los dos primeros tienen mas legitimidad que Felipe, que tiene su puesto gracias a un óvulo y un espermatozoide. Ese es su único mérito, el ser hijo de quien es.

Por cierto su padre fue elegido por Franco, algo que le recuerda IM en el famoso tuit al que alude.

Ver el archivo adjunto 1338121

Peñafiel: Yo misma he trabajado para pagarme estudios de limpiadora en una mansión en la que debía tratar al cabeza de familia de señor y a su esposa de señora. No me avergüenzo de ello, y a pesar de ello tengo mas estudios y curriculum que muchos de los diputados que tienen sus posaderas en el Parlamento.

En el caso de Iglesias y Montero, tienen doble “legitimidad”: la de los que votaron por ellos y la de sus promotores en Venezuela e Irán.

En fin...
 

Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
10.125
Calificaciones
71.550
En el caso de Iglesias y Montero, tienen doble “legitimidad”: la de los que votaron por ellos y la de sus promotores en Venezuela e Irán.

En fin...
Te has confundido los de Iran eran los pratocinadores de Vox
El exilio iraní pagó ocho meses los sueldos de Abascal y Espinosa
 
Registrado
4 Ene 2016
Mensajes
6.178
Calificaciones
50.793
si algún día llega la república, al Sr. Peñafiel tendrán que ponerle una plaquita en algún sitio en señal de agradecimiento

Al igual que a todos los partidos que dicen defender al rey

D. Felipe de Borbon y Crecía puede tener las preferencias políticas que quiera

El Rey de España, no.

Flaco favor le hacen toda esa gente
Y poca inteligencia política demuestra el si se deja arrastrar a esa batalla
 
Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.412
Calificaciones
101.623
MI SEMANA AZUL & ROSA


JAIME PEÑAFIEL


22/02/2020

HAY MIRADAS QUE MATAN
¡TRANQUILA, LETIZIA!


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
A la imagen de la portada de EL MUNDO del pasado miércoles 18 se le puede aplicar con toda justicia eso de que “una buena fotografía vale por mil palabras”. En este caso, la mirada de Felipe VI al líder filocomunista Pablo Iglesias durante el Consejo de Ministros celebrado en el Palacio de La Zarzuela bajo la presidencia del Rey. Era la primera vez que tal cosa sucedía desde que el socialista Pedro Sánchez es presidente. Según el protocolo, Pablo Iglesias se encontraba sentado en el flanco derecho de la mesa a tiro de mirada del Rey... ¡Y qué mirada! Las hay que, si no matan, sí llevan un estado de ansiedad, el lado oscuro de la inteligencia. Porque una mirada conecta con lo más interno de cada uno y es visceral. Por lo tanto, es algo incontrolable y totalmente sincero. A través de una mirada podemos conocer todo lo que pasa en el interior de una persona, en este caso de Felipe VI. Su mirada a Iglesias decía muchas cosas y preguntaba muchas más. Porque las miradas nos delatan cuando estamos enfadados, enamorados, preocupados o indignados. En la del Rey se advierte lo incómodo que se siente frente a un individuo que sabe lo que dijo sobre él: “Felipe, nunca serás rey. ¿Para que sirve la Monarquía que pertenece a otro siglo? España no necesita un rey”. O cuando él y su inefable compañera, Irene Montero, amenazaron a Felipe VI con la guillotina y con echarle a los tiburones. ¡¡¡Muy fuerte!!!!
Estas graves amenazas e insultos contra el Jefe del Estado no son las únicas palabras del largo historial que ponen en duda la idoneidad de los dos para sentarse en la mesa del Consejo de Ministros bajo la presidencia de quien tanto odiaban. Desafortunados comentarios grabados a fuego en el corazón de Felipe VI y que se puso de manifiesto en la espléndida fotografía de la portada de este periódico.
Pero, como dice Esther Palomeras, “ellos, los de entonces, ya no son los mismos de hoy”. Y ya se sabe lo que dice el refranero español: “Si quieres saber cómo es Juanito, dale un carguito”. O lo que decía Henry Kissinger: “El poder es el mayor afrodisíaco que existe”. También desvela cómo somos, eso lo digo yo.
La Reina impaciente no sólo es el título de la comentada nueva biografía sobre la consorte española escrita por un periodista argentino residente en Barcelona llamado Leonardo Faccio y que acaba de ser puesta a la venta esta mi semana con gran expectación. Pienso que el estado anímico de Letizia será de impaciencia. Aunque después de Adiós Princesa (Foca), libro escrito por David Rocasolano, primo hermano de Letizia, poco o nada nuevo puede ya aportarse. Lo más sorprendente del libro es conocer que, de vez en cuando, se reencuentra con su ex maridoAlonso Guerrero. “Ahora Letizia es una buena amiga”, asegura al autor. Según el compañero Darío Prieto, el primero en ocuparse de este libro el pasado 18 de enero, el primo tiene sus dudas. “Le parecen muchas cien entrevistas con otras tantas personas para hablar de ella. No habrá ni 20 personas que la conozcan de verdad”. Sorprende, por violar la ética profesional, las declaraciones de Carmen Navarro, su cosmetóloga, desvelando los tratamiento a los que Letizia se sometió para mejorar su aspecto. Quienes la conocen por pertenecer a su círculo mas íntimo no hablarán nunca. Pero sí lo hace su ex profesor Fermín Bouza: “Letizia ha preferido ser respetada, pero no querida”. O Andrew Morton, que no sé que coxx pinta en relación con la consorte española. Se atreve a decir :“Felipe, un niño que se sentía asfixiado por su madre, ha elegido a una pareja dominante y controladora”.
Además, los que presumen de ser amigos de Felipe y Letizia ni son buenos amigos ni le hacen ningún favor largando. Como esa amiga de Efe que dice en el libro: “Letizia era republicana y nada espiritual” y “decía que nunca en su vida iba a tener hijos”. José Infante, compañero en TVE: “A Letizia la religión no le interesaba porque ella era agnóstica”. Por supuesto que el autor, como desvelaba Darío, no ha contactado con David para hablar de su prima. Y eso que se trata del “perfil biográfico más completo sobre ella” (?) como se anuncia, que es mucho decir. Todo lo que se podía escribir sobre su vida se ha escrito ya. Además, escribir sobre el pasado de una persona es un ejercicio interior enormemente inquietante desde todos los ángulos. Hay que pensárselo bien antes de emprenderlo. Se corre el riesgo de que la imagen que aparece en el espejo del papel no sea la que más le favorece.
Uno de sus amores mexicanos declara: “Por salud mental, no le sigo la pista”. Y otro amor, del servicio internacional de Efe: “No me interesa regalar mis memorias” y Eliseo García Nieto: “Dudo de si fui amigo de esa persona o no”.
Ante este libro sobre la vida de la Reina Letizia, recuerdo lo que Rose Kennedy decía a propósito de los periodistas y escritores que pretendían escribir su biografía: “Sin duda deben creer que son unas personas un tanto especiales con especial sabiduría, con especial bagaje de experiencia. Posiblemente, los que la escriben, sobre todo los que lo hacen en la prensa de evasión, son los únicos que lo tienen claro: el dinero, fácil y rápido”. Pero hay que hacerlo con respeto, con temor, con humildad, rigor, sinceridad y pudor, digo yo. Si no se escribe así resultan, cuando menos, gratuitas y pretenciosas, unos simples chismorreos que no alcanzan ni el calificativo de biografía. Mucho me temo que este es el caso de La Reina impaciente. ¡Tranquila, Letizia!


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
Las cajeras de los establecimientos de electrodomésticos y hasta las de El Corte Inglés pueden sentirse felices. Es el camino más corto para llegar a ministras (...) ¿Qué habrá sido de ‘Choupette’, la gata de Karl Lagerfeld, heredera, a la muerte del modista, de siete millones de dólares? (...) No es de recibo que siendo hija de quien es se líe a patadas con un coche que la rozó y le grite “¡gilipollas!” al conductor (...) El pasado 7 de febrero hizo ya trece años de la muerte de la hermanísima. Pero sólo su hija de 19 años la ha recordado en las redes sociales con la canción ‘Eterno’ del grupo Ocer y Rade, que trata de un hijo de echa de menos a su madre: “Sólo quiero decirte que no te olvido, que te echo de menos” (...) Sorprendente declaración de él: ‘Nunca quise dejar la relación, pero las cosas pasan...” (...) Gran sorpresa: ahora resulta que la antigua empleada de Gucci, que ha sorprendido con un tango en el festival de San Remo, se autotitula como “profesora de baile por la Royal Academy of Dance” de Londres. ¡Genial!

 
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
11.573
Calificaciones
84.591
Ubicación
Polo Norte
1. Irene Montero
2.Choupette (lo ha dicho)
3. Victoria Federica
4. Kakatúa
5. Ni idea
6. Georgina Rodríguez, pareja de Ronaldo
 
Registrado
11 Dic 2012
Mensajes
20.188
Calificaciones
105.073
Las cajeras de los establecimientos de electrodomésticos y hasta las de El Corte Inglés pueden sentirse felices. Es el camino más corto para llegar a ministras (...) ¿Qué habrá sido de ‘Choupette’, la gata de Karl Lagerfeld, heredera, a la muerte del modista, de siete millones de dólares? (...) No es de recibo que siendo hija de quien es se líe a patadas con un coche que la rozó y le grite “¡gilipollas!” al conductor (...) El pasado 7 de febrero hizo ya trece años de la muerte de la hermanísima. Pero sólo su hija de 19 años la ha recordado en las redes sociales con la canción ‘Eterno’ del grupo Ocer y Rade, que trata de un hijo de echa de menos a su madre: “Sólo quiero decirte que no te olvido, que te echo de menos” (...) Sorprendente declaración de él: ‘Nunca quise dejar la relación, pero las cosas pasan...” (...) Gran sorpresa: ahora resulta que la antigua empleada de Gucci, que ha sorprendido con un tango en el festival de San Remo, se autotitula como “profesora de baile por la Royal Academy of Dance” de Londres. ¡Genial!

1. lo dice por Irene Montero
2. lo ha dicho y.... nadie lo sabe
3. Victoria Federica
4. Carla Vigo
5. Bigote Arrocet
6. ni idea