Opiniones: JUAN MANUEL DE PRADA

Tema en 'Tribuna Política' iniciado por el porqué de las cosas, 1 Nov 2014.

  1. el porqué de las cosas

    el porqué de las cosas

    Mensajes:
    5.649
    Me Gusta recibidos:
    1.526
    Registrado:
    16 Mar 2013
    http://www.abc.es/lasfirmasdeabc/20141028/abci-podemonios-201410271214.html

    Los podemonios
    Hemos de tragarnos la tabarra jeremíaca de los imbéciles que iniciaron la labor que ahora el de la coleta viene a completar
    Día 28/10/2014 - 04.06h
    Juan Manuel de Prada

    No hay tabarra tan jeremíaca como la que nos endosan esos imbéciles con mando en plaza que se rasgan las vestiduras ante el ascenso del gallardo mancebo de la coleta. Y, cuando les preguntan por las razones de ese ascenso, esos imbéciles siempre nos dicen las mismas mamarrachadas campanudas: que si la corrupción política, que si la crisis económica, que si patatín, que si patatán. Naturalmente, todos estos plañidos y melindres no son sino aspavientos con los que tratan de ocultar la razón verdadera; pues a nadie le gusta declararse padre de un hijo crapuloso. Pero basta leer Los demonios, la novela en la que Dostoievsky profetiza la emergencia del comunismo, para entender el ascenso del gallardo mancebo de la coleta.

    En Los demonios, el gran maestro ruso certifica su ruptura con «esos liberales en pantuflas» que lo habían encandilado en la juventud, «esos miopes que engatusan al pueblo sin entenderlo», a los que considera padres del nihilismo. Stépan Trofímovich, padre de Piotr Stepánovich, es un burgués moderadito, vanidoso, retoricón, afrancesado y mantenido de una duquesa, que gusta de soltar su morralla liberaloide en los saraos, culpando a la religión de todos los males que impiden el progreso del país, hasta proclamar fatuamente: «No soy cristiano, soy más bien un antiguo pagano como Goethe el grande». Cuando se entera de que su hijo (al que ha educado en la laxitud y en la satisfacción del capricho) frecuenta cenáculos subversivos, Trofímovich bromea: «La gente grita que nuestros jóvenes son comunistas, pero a mi modo de ver lo que hay que hacer es compadecerlos y apreciarlos. (…) He llegado a la conclusión –y la he adoptado como norma– de que debo mostrarme amable con la gente moza y detenerla solamente cuando se halle al borde del abismo». Por toda reacción, Trofímovich deja a su hijo Piotr a cargo de unos parientes, para que no estorbe sus mariposeos en los cenáculos postineros; y cuando le insisten que se ha hecho socialista, todavía bromea muy liberalmente: «¿Saben ustedes? Todo esto resulta de cierta falta de madurez, de cierto sentimentalismo. Lo que le cautiva no es el realismo, sino el lado sentimental, ideal, del socialismo, su poesía… Por supuesto, todo de segunda mano».

    Dostoievsky nos va mostrando cómo el frío y repugnante nihilismo del manipulador Stepánovich no es sino la consecuencia lógica de las delicuescencias de su progenitor, mostrando el parentesco de sus ideologías. Piotr Stepánovich se convierte pronto en un cínico manipulador que no duda en servirse del prójimo para sus fines; por supuesto, abomina de Cristo y de la Iglesia, de la familia y la moral, de la propiedad y de la «canalla demócrata», que espera sustituir por «una voluntad magnífica, idólatra y despótica», a través de «un programa de desorden sistemático». Stepánovich, sirviéndose de la golosina igualitaria, desea que la sociedad humana se hunda en el lodazal que su padre ha favorecido con sus frivolidades: «Promoveremos borracheras, chismes, denuncias –propone–; promoveremos un libertinaje inaudito; apagaremos a cualquier genio en la infancia. ¡Todo bajo un denominador común, la igualdad total!».

    Cuando Trofímovich descubra los manejos de su hijo, le preguntará horrorizado qué se propone hacer. A lo que Stepánovich responde muy sereno: «¡Padre, completo la labor que tú has iniciado!». Al menos Trofímovich, al escuchar horrorizado esta respuesta, deja de pontificar en los saraos, para alivio de los circunstantes. Nosotros, menos afortunados, hemos de tragarnos (¡encima!) la tabarra jeremíaca de los imbéciles que iniciaron la labor que ahora el gallardo mancebo de la coleta viene a completar.
     
    • Gracias Gracias x 5

  2. el porqué de las cosas

    el porqué de las cosas

    Mensajes:
    5.649
    Me Gusta recibidos:
    1.526
    Registrado:
    16 Mar 2013
     
    • Gracias Gracias x 2
  3. gintonica

    gintonica

    Mensajes:
    6.679
    Me Gusta recibidos:
    1.997
    Registrado:
    9 Jul 2013
    Tranquilo que el coletas esta controlado es el pretexto perfecto para que el bipartidismo se una contra el comunismo del coletas que romperá Hepaña, si es todo trolas! El coletas también recibía sus becas de caja Madrid de manos del antiguo jefe de casa real quie decidía las becas y a quien, al hijo de Al munió le dijo que no y papa comisario se mosqueó, al coletas se las daban porque es chivo listo!
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  4. Brisky

    Brisky

    Mensajes:
    3.890
    Me Gusta recibidos:
    2.128
    Registrado:
    30 Ago 2013
    Género:
    Femenino
    DE PRADA NO ES UN SABIO, COMO ÉL QUIERE CREER, NO ES MÁS QUE UN LAMECULOS FACHA Y CASPOSO.
     
    • Bingo Bingo x 5
  5. gintonica

    gintonica

    Mensajes:
    6.679
    Me Gusta recibidos:
    1.997
    Registrado:
    9 Jul 2013
    Lo del coletas es un plural por desgracia para nosotros!
     
  6. el porqué de las cosas

    el porqué de las cosas

    Mensajes:
    5.649
    Me Gusta recibidos:
    1.526
    Registrado:
    16 Mar 2013
    Pues lee este artículo de Prada, Brisky, sobre la masacre barbárica del Estado de Israel sobre Gaza de este verano y me contarás. ...No tiene pelos en la lengua y es uno de los pocos que tiene la valentía y la honradez intelectual de decir las verdades de las que los demás escapan porque no son "políticamente correctas" y/o porque están vendidos a potentes "intereses"...Don Dinero es muy potente puede comprlo casi todo...Salvo la integridad personal auténtica.

    Saludos :)

    http://www.abc.es/lasfirmasdeabc/20140727/abci-caiga-sangre-sobre-nosotros-201407271648.html

    Caiga su sangre sobre nosotros
    Los «prescriptores» han defendido las tropelías de Israel, que no han servido sino para enviscar al mundo musulmán
    Día 27/07/2014 - 16.48h

    Juan Manuel de Prada

    EN estos días escucho muchos lloriqueos en ámbitos católicos por la persecución que sufren los cristianos en Oriente Próximo; en cambio, escucho menos deseos de reconocer, mediante un acto de contrición sincera, cuáles son las verdaderas causas de esa persecución. También me llama la atención que en determinados medios sedicentemente católicos, cada vez que hay que explicar lo que está sucediendo en Oriente Próximo, se recurra a la autoridad de «analistas de política internacional», «expertos en geoestrategia» y demás ganapanes neocones, liberales o progres (bueno, en medios sedicentemente católicos a estos últimos se recurre menos, porque con los neocones y los liberales tienen ya cubierta la ración de alfalfa intoxicadora) y no se dé voz a cristianos iraquíes, sirios o palestinos, que son los que están sufriendo en sus propias carnes la persecución, y conocen perfectamente sus causas. Y no se les da voz porque se sabe que lo que van a decir no cuadra con toda la alfalfa que se nos ha obligado a deglutir durante estos años; que se nos sigue obligando a deglutir hoy.

    Lo acaba de decir Michel Sabbah, patriarca emérito de Jerusalén: «Lo que está ocurriendo en Gaza no es una guerra, sino una masacre»; y es que, en efecto, no hay guerra justa donde no hay proporcionalidad en la respuesta. Los cristianos palestinos saben perfectamente que las iglesias que han sido destruidas en Gaza no lo han sido por Hamás, sino por Israel. También los cristianos sirios saben quiénes han financiado y asesorado a la chusma que martiriza a sus hermanos. Y los cristianos iraquíes saben quiénes han sido los causantes de la feroz persecución y éxodo que padecen en estos días. Pero aquí nos basta con lloriquear por nuestros pobrecitos hermanos perseguidos, sin querer conocer las causas; o, todavía peor, impidiendo que nuestros hermanos perseguidos nos las expliquen, porque para eso ya tenemos nosotros a nuestros «especialista» tertulianeses, a sueldo de la embajada americana o israelí (o, todavía peor, gozquecillos que necesitan alinearse gratis con el Nuevo Orden Mundial, para aliviar el gravamen de su insignificancia), que nos lo explican a las mil maravillas, que nos lo llevan explicando a las mil maravillas años o décadas, apoyando la intervención de Estados Unidos en Irak, jaleando la primavera árabe, justificando la guerra en Siria y, por supuesto, aplaudiendo frenéticos con las orejas cada «intervención militar» israelí.

    Durante muchos años –demasiados ya– los «prescriptores» de los católicos españoles en cuestiones sobre Oriente Próximo han sido una patulea que se pone cachonda con el sonsonete de la «extensión de la democracia» (así llaman a la expansión del Nuevo Orden Mundial, los muy bellacos), como el coronal Kilgore de Apocalypse Now se ponía cachondo con el olor del napalm por la mañana. Estos «prescriptores» han jaleado el derrocamiento de todos los dictadores que toleraban o incluso protegían a los cristianos en Oriente Próximo (Sadam Husein, Mubarak, Gadafi, Al Asad…) e impedían su persecución cruenta; estos «prescriptores» han presentado como «luchadores por la libertad» a la chusma islamista que, patrocinada y armada por el Nuevo Orden Mundial, tortura, martiriza o condena al éxodo a los cristianos de Oriente Próximo; estos «prescriptores», en fin, han defendido hasta lo indefendible las tropelías más infames de Israel, que no han servido sino para enviscar al mundo musulmán.

    Esta patulea, queridos católicos españoles, han sido (¡y siguen siendo!) nuestros prescriptores, nuestros líderes y lideresas ideológicos. Ahora lloramos por la persecución de los cristianos en Oriente Próximo. Caiga su sangre sobre nosotros.[/quote]

    http://www.cotilleando.com/foro/threads/caiga-su-sangre-sobre-nosotros.92760/
     
    • Gracias Gracias x 2
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  7. Brisky

    Brisky

    Mensajes:
    3.890
    Me Gusta recibidos:
    2.128
    Registrado:
    30 Ago 2013
    Género:
    Femenino
    VAAALE, YA QUE ME LO PIDES TÚ, VOY A LEERLO......
     
    • Gracias Gracias x 1
  8. Brisky

    Brisky

    Mensajes:
    3.890
    Me Gusta recibidos:
    2.128
    Registrado:
    30 Ago 2013
    Género:
    Femenino
    LEÍDO EL ARTÍCULO, PERO VEO QUE SU ÚNICO MOTIVO DE PREOCUPACIÓN SON LOS CRISTIANOS Y LAS IGLESIAS CRISTIANAS QUE ISRAEL HA DESTRUIDO EN GAZA
    CITO:
    "Los cristianos palestinos saben perfectamente que las iglesias que han sido destruidas en Gaza no lo han sido por Hamás, sino por Israel.
    También los cristianos sirios saben quiénes han financiado y asesorado a la chusma que martiriza a sus hermanos. Y los cristianos iraquíes saben quiénes han sido los causantes de la feroz persecución y éxodo que padecen en estos días."

    HABLA TODO EL RATO DE LOS CRISTIANOS, ES VERDAD QUE CULPANDO A ISRAEL EN UN CASO, Y A LOS DE ISIS EN LOS OTROS, PERO REPITO: NO DICE NI UNA PALABRA DE LOS GAZATÍES PALESTINOS MUSULMANES, NI UNA PALABRA DE CONMISERACIÓN SOBRE ELLOS, COMO SI NO EXISTIERAN.

    ADEMÁS, HAY ALGO QUE ME MOLESTA PROFUNDAMENTE EN SU FORMA DE ESCRIBIR, Y ES QUE SIEMPRE HACE ALUSIONES A TÉRMINOS QUE TIENEN QUE VER CON EL SEXO......EN ESTE ARTÍCULO POR EJEMPLO, REPITE LO DE "CACHONDO" : ........una patulea que se pone cachonda con el sonsonete de la «extensión de la democracia» (así llaman a la expansión del Nuevo Orden Mundial, los muy bellacos), como el coronal Kilgore de Apocalypse Now se ponía cachondo con el olor del napalm por la mañana".

    LO SIENTO, PORQUÉ, ME SIGUE PARECIENDO UN CASPOSILLO RIJOSO......OTRA VEZ SERÁ.

    SALUDOS.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  9. el porqué de las cosas

    el porqué de las cosas

    Mensajes:
    5.649
    Me Gusta recibidos:
    1.526
    Registrado:
    16 Mar 2013
    Lo siento, me equivoqué de artículo: estaba hablando de la secuela del que puse y es este (estaba en el hilo de cotilleando que señalé):

    Saludos :)

    http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20140804&idn=1613140878648

    EN DEFENSA DE LOS PALESTINOS
    JUAN MANUEL DE PRADA

    Para entender lo que está ocurriendo en Palestina y sobrevivir a las intoxicaciones basta escuchar a los cristianos de la región
    DESDE las alturas de la noria del Prater vienés, Harry Lime, el pérfido protagonista de El tercer hombre, puede llamar desahogadamente «puntitos negros» a sus víctimas: «No seas melodramático. Mira ahí abajo. ¿Sentirías compasión por alguno de esos puntitos negros si dejara de moverse? Si te ofreciera veinte mil dólares por cada puntito que se parara, ¿me dirías que me guardase mi dinero o empezarías a calcular los puntitos que serías capaz de parar?». El cinismo desdeñoso de Harry Lime se hace ahora más jactancioso (como espolvoreado de farlopa) en la jerga de la propaganda neocón, que a los «puntitos negros» palestinos los llama «escudos humanos».

    Y la gente zombificada lo acepta como si tal cosa, pensando tal vez que los palestinos son todos terroristas de Hamás. Pero lo cierto es que los palestinos son gentes despojadas y expulsadas de la tierra de sus ancestros, confinadas en un territorio siempre decreciente, hacinadas como chinches en dos campos de concentración o reservas comanches, sin medios de subsistencia que les permitan llevar una vida digna. Y que, cada vez que intentan cultivar sus exiguos campos o explotar sus raquíticas reservas de pesca o poner en marcha una fábrica, son golpeadas ferozmente por los vecinos que las despojaron. Entre estos «puntitos negros» (o «escudos humanos», como prefiere la propaganda) no sólo hay musulmanes, sino también cristianos árabes; y, por supuesto, no todos los musulmanes se adhieren a Hamás
    , que sin embargo –como es natural, allá donde se siembra el odio con bombas– goza de un creciente número de adeptos entre una población cansada de humillaciones, obligada a vivir a la intemperie sin suministro de luz ni agua corriente, reducida a la condición de ratas acorraladas con las que sus vecinos hacen puntería, como en una barraca de pimpampum.
    Para entender lo que está ocurriendo en Palestina y sobrevivir a las intoxicaciones (siempre trufadas de apelaciones a la democracia y la libertad, que desempeñan el mismo papel justificativo que el dinero en el cínico alegato de Harry Lime) basta escuchar a los cristianos de la región. Así, por ejemplo, Fouad Twal, Patriarca de Jerusalén, acaba de afirmar que los bombardeos pretenden «hacer de Gaza una fábrica de desesperados, listos para convertirse en extremistas», recordándonos que «el deseo perverso y ciego de aniquilar al enemigo» ha logrado que «el setenta por ciento de las víctimas sean mujeres y niños». También podemos escuchar a Michel Sabbah, Patriarca emérito de Jerusalén, quien ha calificado sin dubitación lo que está ocurriendo en Gaza de «masacre inútil» que sólo logra «llenar de odio los corazones» y ha advertido que «la única manera de salir de la espiral de violencia y destrucción es abordar la cuestión de fondo, que es la ocupación israelí de los territorios palestinos». Asimismo, se puede prestar atención al sacerdote palestino Manuel Musallam, quien afirma: «Los cristianos no somos una tercera parte en el conflicto entre Israel y el Islam. Somos un bloque junto con los musulmanes, y los israelíes son otro bloque. Compartimos con los musulmanes vida y muerte, paz y guerra, esperanza, miedo y perturbaciones». Tanto es así que la parroquia católica de la Sagrada Familia, en Gaza, refugio de niños discapacitados y ancianos asistidos por monjas del instituto del Verbo Encarnado, fue bombardeada por Israel hace unos pocos días.
    Pero, para la propaganda neocón, Twal, Sabbah y Musallam imagino que serán unos antisemitas tremendos; y los cristianos y musulmanes que mueren de la mano en Palestina (más mil seiscientos ya), unos «escudos humanos» como la copa de un pino.
     
    • Gracias Gracias x 2
  10. Antonete Gálvez

    Antonete Gálvez

    Mensajes:
    541
    Me Gusta recibidos:
    127
    Registrado:
    4 Nov 2011
    Me llegué a leer todos sus libros hasta el premio ese que le dieron, el premio Primavera, o algo así. Tiene una gran novela: las máscaras del héroe y luego también las esquinas del aire.

    Ya no leo nada de él, no me interesa, no dice más que obviedades.

    Qué pedante es en ese artículo y en todo lo suyo, tantas vueltas para hablar de los demonios de Dostoievsky.

    En cotilleando ya había un hilo dedicado a él y a su segunda mujer.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  11. maloles

    maloles

    Mensajes:
    253
    Me Gusta recibidos:
    45
    Registrado:
    10 Sep 2014
    Género:
    Femenino
    escribe muuuuuuuuuuuuuuuuuy bien
     
    • Me Gusta Me Gusta x 2
  12. Coqueta

    Coqueta Guest

    Yo leí "La Tempestad" por la que le dieron el Planeta y me pareció infumable, no he vuelto a leer nada más de él por lo que ignoro si en obras posteriores ha mejorado.
     
  13. el porqué de las cosas

    el porqué de las cosas

    Mensajes:
    5.649
    Me Gusta recibidos:
    1.526
    Registrado:
    16 Mar 2013
    No he leído ningún libro suyo, pero los artículos, sobretodo de esta última etapa ¡¡son magistrales!! como contenido.
    Y como castellano, supongo, a veces me cuesta entender todos los matices, ya que todavía estoy en proceso de aprendizaje del español :)
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  14. Coqueta

    Coqueta Guest

    Pues tendré que leer alguno de sus artículos, la novela de la que hablo es del siglo pasado.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  15. el porqué de las cosas

    el porqué de las cosas

    Mensajes:
    5.649
    Me Gusta recibidos:
    1.526
    Registrado:
    16 Mar 2013
    http://www.finanzas.com/xl-semanal/firmas/juan-manuel-de-prada/20141116/control-social-7835.html

    Control social


    Mucho peores que los sicarios del Nuevo Orden Mundial son esos felones que, desde posiciones «equidistantes», tratan de descalificar a quienes se juegan el tipo, aduciendo que la «crítica sistemática» no es de recibo, que hay que ser «constructivos», que no se puede ser «profeta de calamidades», etcétera. Contra estos tibios y fariseos que, so capa de moderantismo y «positividad», impiden u obstruyen la confrontación de ideas, escribió Chesterton La esfera y la cruz. Sin duda, el «pensamiento positivo» (que no es sino el disfraz de decencia que se pone la más abyecta corrección política) es uno de los instrumentos más aciagos de control social que el sistema ha introducido en nuestras vidas; y sus apóstoles, bajo su apariencia modosita, los más peligrosos jenízaros de la ideología mundialista.

    En un libro muy notable que acabo de leer, Oligarquía y sumisión (Ediciones Encuentro), José Miguel Ortí Bordás se refiere muy acertadamente a esta nueva forma de control social o dominación de las conciencias que ya no actúa, como en los totalitarismos clásicos, allanándolas y forzándolas, sino moldeándolas a su gusto, adaptándolas complacientemente a los paradigmas culturales y políticos vigentes, y reduciendo a los pueblos a la categoría de rebaños gustosamente esclavizados, corifeos de la corrección política y del pensamiento positivo, fundado sobre una antropología optimista (¡el hombre es buenecito y, a poco que lo dejen, irá perfeccionándose todavía más!). Por supuesto, este control social se logra sin que nadie tenga la impresión de estar obedeciendo, sino abrazando libremente (¡con entusiasmo de lacayos fervorosos!) sus directrices. Y, una vez logrado el control completo, el discrepante será automáticamente visto como un desviado o un demente peligrosísimo.

    Mucho más importante -nos recuerda Ortí Bordá- que alcanzar el poder político es conseguir el control social, pues de hecho el poder político no es más que el ejercicio efectivo de un control social previo, en el que las diversas oligarquías, con sus negociados de derecha e izquierda, pueden turnarse tranquilamente, admitiendo de vez en cuando nuevos socios en el reparto del pastel. Por control social debemos entender los mecanismos sibilinos de psicología de masas que logran el sometimiento de las conciencias a los paradigmas culturales de cada época (llámense 'capitalismo financiero', 'derechos de bragueta', 'consumismo', 'ideología de género', etcétera), ante los que se allanan sin darse cuenta, con la misma naturalidad con que respiramos. La finalidad de este control social no es otra sino reforzar la tendencia a la conformidad y lograr que los comportamientos «desviados» sean automáticamente reprimidos por el propio cuerpo social, que hace sentir a quien osa comportarse o pensar de forma «desviada» como una suerte de apestado. Para lograr el control social sobre los pueblos, previamente se destruyen las tradiciones culturales y religiosas que los vinculaban y hacían fuertes, hasta convertirlos en una mera agregación de átomos extraviados e individualistas (¡y con conexión a interné, oiga!); una vez rotos todos los vínculos, a esa agregación de átomos condenados a la intemperie espiritual se les da un catecismo gregario que endiose sus apetitos, al que gozosamente se adhieren mientras todos sus bienes materiales y espirituales son saqueados, de tal modo que «toda contradicción parezca irracional y toda oposición imposible», tal como establecía Herbert Marcuse en El hombre unidimensional.

    Naturalmente, en este tipo de sociedades desintegradas es fácil criar individuos (como las hormigas crían a los pulgones) que consideren que el sistema político y social es difícilmente mejorable. La única discrepancia aceptable, que inmediatamente será asimilada por los negociados de derecha e izquierda existentes, será la que acepte las coordenadas prefijadas por los paradigmas establecidos; y en el caso de que tal discrepancia adopte apariencias airadas, se arbitrará un nuevo negociado ('marcas blancas' del sistema) que, con el reclamo de rebelarse contra alguno de los paradigmas vigentes, fomente la aceptación del resto. Así, por ejemplo, se permitirá al rebaño rebelarse contra los abusos del sistema financiero, siempre que no dejen de reclamar aborto y demás derechos de bragueta; pues el Nuevo Orden Mundial sabe bien que el mejor modo de saquear a la gente y así abastecer mejor los mercados financieros consiste en exaltar la lujuria y prohibir la fecundidad, para que la gente no tenga hijos y el expolio que sufre no lo perciba contra un atentado contra su prole.

    Así, mediante este sutilísimo control social, nos llevan al matadero.
     
    • Gracias Gracias x 2
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.