El dueño del bar franquista "Casa Pepe" recibe una calle gracias al PP y Ciudadanos (1 Viewer)

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
47.044
Calificaciones
75.826
Ubicación
227
El dueño del bar franquista Casa Pepe recibe una calle gracias a PP y Ciudadanos


El pleno de Almuradiel (Ciudad Real) aprueba la medida aprovechando la baja por enfermedad de la alcaldesa del PSOE, con el voto del PP y la abstención de Ciudadanos

El hostelero se hizo famoso por convertir su restaurante en un templo de exaltación de la dictadura: "Hitler o Franco, uno de los dos haría falta ahora en España", decía

El hijo del homenajeado inauguró la calle, con un desfile paramilitar, antes incluso de que el consistorio oficializara la decisión

Carlos Hernández
30 comentarios

23/01/2017 - 20:30h

El bar franquista 'Casa Pepe'. / MAR GONZÁLEZ



"Las mujeres deberían estar en la cocina, haciendo los deberes de la casa". "España era una, grande y libre pero hoy es la escoria del mundo". "Hitler o Franco, uno de los dos haría falta ahora en España". "Yo no sueño con Franco, yo sueño con niñas de 18 a 20 años… ya sabes el dicho, a gato viejo, rata tierna". Estas son algunas de las perlas que repitió durante toda su vida Juan Navarro Muñoz, famoso por regentar el bar de exaltación franquista Casa Pepe hasta su muerte en 2013.

Este hostelero era conocido por sus exabruptos ultraderechistas, racistas y machistas. Sin embargo, su fama responde al hecho de haber convertido un bar de carretera en Almuradiel (Ciudad Real), de 800 habitantes, en un museo franquista en el que se exalta el fascismo y la dictadura. Hay incontables banderas preconstitucionales y los retratos de Franco y de José Antonio Primo de Rivera pueblan las paredes del local, que vive al margen de la Ley de Memoria Histórica.

Tres años después de la muerte del dueño, el Ayuntamiento de Almuradiel, la localidad en cuyo término municipal se encuentra ubicado el restaurante, determinó que este hombre merecía tener una calle.

La propuesta partió del presidente de una asociación vecinal, fue llevada al pleno municipal en diciembre y aprobada gracias al voto favorable de dos concejales del PP y a la abstención de los dos ediles de Ciudadanos. El PSOE, que gobierna la localidad en coalición con Ciudadanos, votó en contra.

Se da la circunstancia de que la alcaldesa, la socialista María Asunción del Moral, se encontraba de baja en el momento de la votación –con lo que no podía votar– aquejada de una grave enfermedad, así que solo un concejal socialista votó en contra.

Aun así, la primera edil se presentó en el pleno para mostrar un vídeo en el que se escuchaba a Juan Navarro denigrar a las mujeres y exaltar la dictadura franquista. Tras exhibirlo, les dijo a sus compañeros de corporación: "Espero que hagáis una reflexión antes de votar". Su estrategia no surtió efecto alguno.

"Le hemos dado la calle por vecino"
El portavoz municipal del PP, Braulio Egido, ha justificado su voto afirmativo porque "se le ha dado la calle por su condición de vecino, no por nada de Franco, ni nada de eso…". Egido explica a eldiario.es que decidió ignorar el vídeo que puso la alcaldesa, en el que se escuchaba a Juan Navarro alardear de su afición a las jovencitas y defender a Franco y a Hitler, por una razón: "Se veía que Juan estaba bebido cuando decía esas cosas". Por su parte, el portavoz de Ciudadanos y alcalde en funciones, Óscar Baeza, ha afirmado que "no me parece ni bien ni mal la propuesta y por eso nos abstuvimos". Tanto Egido como Baeza han negado compartir la ideología franquista del dueño de Casa Pepe y derivan la responsabilidad intelectual a la asociación vecinal que hizo la propuesta.


Nueva calle en Almuradiel (Ciudad Real) en homenaje al dueño del bar franquista de 'casa Pepe'.

La alcaldesa, que se reincorporará en los próximas días a su puesto, espera revertir la decisión: "Tengo que reunirme y ver qué puedo hacer. No me voy a quedar callada ni parada. Me siento mal en todos los aspectos, como mujer y como demócrata. Yo no digo que Juan Navarro fuera buena o mala persona, pero lo que él representa no merece una calle".

Tras las preguntas de eldiario.es, el alcalde en funciones ha asegurado a este medio que ha realizado gestiones urgentes para contactar con el hijo de Juan Navarro: "Es el dueño ahora de Casa Pepe, y no tiene problema en quitar la placa". Sobre el hecho de que se mantenga la decisión adoptada en el pleno, Óscar Baeza ha respondido: "Estamos dispuestos a que se repita la votación pero aún no sé lo que votaremos los concejales de Ciudadanos".

Homenaje con legionarios que indigna a las víctimas
La calle Juan Navarro Muñoz fue inaugurada el pasado 26 de noviembre, en un acto organizado por su hijo. A pesar de que el Ayuntamiento aún no se había reunido para oficializar la decisión, Juan José Navarro convocó a decenas de amigos y simpatizantes. Durante cerca de dos horas, las puertas del bar se convirtieron en el escenario de un desfile, cabra incluida, protagonizado por miembros de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Torremolinos.


En este ambiente castrense, y siempre custodiados por agentes de la policía municipal, oradores y asistentes corearon lemas como "Arriba España" o "Viva Franco". El acto terminó con el himno nacional, el izado de una bandera rojigualda sin escudo y el descubrimiento de la placa que bautizaba la calle con el nombre del hostelero franquista.

"De nuevo se utiliza una institución democrática para rendir homenaje a una persona que dedicó su vida al enaltecimiento de la dictadura franquista. Ese momento histórico plagado de violaciones de derechos humanos y destrucción de cualquier valor democrático", dice Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

Como portavoz de las víctimas del franquismo, Silva exige una respuesta contundente de Mariano Rajoy y de la Fiscalía General del Estado: "El Partido Popular, que en el artículo 3º de sus estatutos dice ser un partido solidario con las víctimas de la violencia de cualquier signo, vuelve a agredir a las víctimas de la dictadura. Ya está bien de autodefinirse demócratas y consentir el enaltecimiento de dictaduras".

http://www.eldiario.es/sociedad/franquista-Casa-Pepe-PP-Ciudadanos_0_604740301.html

Supongo que La Fiscalía actuará por saltarse la Ley de Memoria Histórica ¿no?
 

Registrado
19 Jul 2013
Mensajes
4.309
Calificaciones
19.383
Ojalá @IDOLO, pero tengo mis dudas. El ppsoe está fuerte y seguiremos retrocediendo en el tiempo, desgraciadamente.
Tienen el poderío suficiente, para acabar con todo tipo de oposición. Cómo estarán las cloacas, que casi están acabando con podemos, con ayuda de estos, claro. :(:(:cry::cry:
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
47.044
Calificaciones
75.826
Ubicación
227
"Entre víctimas y verdugos siempre hay que estar con las víctimas"

José Luis Rodríguez Leal, hermano de uno de los asesinados en el despacho de abogados laboristas de Atocha, en Madrid en 1977, responde a la negativa del Ayuntamiento de su pueblo, Casasimarro (Cuenca), de no poner una placa en recuerdo de los fallecidos


Imágen del entierro de los abogados laboristas. / A.G. / REUTERS LIVE!

PACO AUÑÓN
Cuenca
04/01/2017 - 17:19 h. CET

A las diez y media de la noche del 24 de enero de 1977 un grupo de terroristas de ultraderecha asesinaron a cinco personas e hirieron a otras cuatro en un despacho de abogados laboristas en el número 55 de la calle Atocha de Madrid. Entre los fallecidos estaba Ángel Rodríguez Leal, un joven natural de Casasimarro (Cuenca) que estudiaba por entonces cuarto curso de Económicas y que llevaba poco tiempo trabajando de administrativo en el bufete. En 'Hoy por hoy Cuenca' hemos conversado con su hermano José Luis, compañero aquellos años de lucha sindical, de defensa de los derechos de los trabajadores, entusiasta de la democracia que, en la entrevista que hemos mantenido con él, ha recordado la figura de su hermano, los momentos previos al atentado, las circunstancias políticas de aquel momento y ha analizado la polémica creada en Casasimarro por la negativa del equipo de Gobierno del PP de poner una placa en recuerdo de los asesinados en el parque que, en el pueblo, lleva ya el nombre de su hermano.

¿Cómo llegó su hermano Ángel a trabajar en aquel despacho de abogados?


Mi hermano trabajaba en Telefónica y por las tardes iba a la universidad donde estudiaba Económicas. Como resultado de las huelgas del año 76 en Telefónica, hubo una represión brutal. Tras el descabezamiento del movimiento obrero en la empresa fueron despedidos 56 trabajadores, entre ellos mi hermano y yo. Fue entonces cuando el despacho de abogados laboristas nos cedió un cuartito para que los despedidos nos reuniéramos, coordináramos nuestras acciones y aglutinásemos la caja de resistencia para poder mantener los sueldos de los despedidos. En ese tiempo se produjo una vacante en el bufete y le ofrecieron el puesto de administrativo a mi hermano que aceptó el empleo también porque así la caja de resistencia se ahorraba su sueldo.

secuestró a Oriol. Pocos días después al general Villaescusa, que era también de Cuenca. El día 23 unos fascistas asesinaron a Arturo Ruiz en una manifestación en la Gran Vía. En ese ambiente de violencia impune, un policía nacional dispara a bocajarro un bote de humo y le revienta la cara a Mari Luz Nájera. Había responsabilidad pero había miedo. En aquel entorno podía pasar cualquier cosa. Y pasó.

¿Qué le parece a usted que el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Casasimarro, su pueblo, haya denegado la autorización solicitad por el grupo municipal de Ahora Casasimarro para instalar una placa en recuerdo de los asesinados en aquel despacho de abogados laboristas en el parque que lleva el nombre de su hermano? Dice el alcalde que es "para procurar no herir sensibilidades de ninguna tendencia política en aras de prevenir la convivencia política".

Hasta el rey Juan Carlos tuvo la deferencia de recibir a los familiares de los fallecidos de aquel atentado. Me parece que esa postura es débil e impregnada de tiempos pasados. Es una neutralidad falsa. Entre víctimas y verdugos siempre hay que estar con las víctimas, siempre memoria y gratitud a las víctimas del terrorismo que han apuntalado la democracia en este país. Mi respeto personal a todos los miembros del Ayuntamiento de Casasimarro pero creo que con esto están equivocados.

http://cadenaser.com/emisora/2017/01/04/ser_cuenca/1483542247_041949.html


El Pp deniega una plaza de su recuerdo en el parque que lleva el nombre del asesinado en Atocha, pero resulta que en otra localidad el PP pone una calle a un franquista...

Vale....


Bueno.....se me olvidaba....En lo de la calle al franquista....con homenaje de la legión y todo....




¡Para que no falte de nada!
 

Registrado
25 Nov 2012
Mensajes
9.871
Calificaciones
30.936
El dueño del bar franquista Casa Pepe recibe una calle gracias a PP y Ciudadanos


El pleno de Almuradiel (Ciudad Real) aprueba la medida aprovechando la baja por enfermedad de la alcaldesa del PSOE, con el voto del PP y la abstención de Ciudadanos

El hostelero se hizo famoso por convertir su restaurante en un templo de exaltación de la dictadura: "Hitler o Franco, uno de los dos haría falta ahora en España", decía

El hijo del homenajeado inauguró la calle, con un desfile paramilitar, antes incluso de que el consistorio oficializara la decisión

Carlos Hernández
30 comentarios

23/01/2017 - 20:30h

El bar franquista 'Casa Pepe'. / MAR GONZÁLEZ



"Las mujeres deberían estar en la cocina, haciendo los deberes de la casa". "España era una, grande y libre pero hoy es la escoria del mundo". "Hitler o Franco, uno de los dos haría falta ahora en España". "Yo no sueño con Franco, yo sueño con niñas de 18 a 20 años… ya sabes el dicho, a gato viejo, rata tierna". Estas son algunas de las perlas que repitió durante toda su vida Juan Navarro Muñoz, famoso por regentar el bar de exaltación franquista Casa Pepe hasta su muerte en 2013.

Este hostelero era conocido por sus exabruptos ultraderechistas, racistas y machistas. Sin embargo, su fama responde al hecho de haber convertido un bar de carretera en Almuradiel (Ciudad Real), de 800 habitantes, en un museo franquista en el que se exalta el fascismo y la dictadura. Hay incontables banderas preconstitucionales y los retratos de Franco y de José Antonio Primo de Rivera pueblan las paredes del local, que vive al margen de la Ley de Memoria Histórica.

Tres años después de la muerte del dueño, el Ayuntamiento de Almuradiel, la localidad en cuyo término municipal se encuentra ubicado el restaurante, determinó que este hombre merecía tener una calle.

La propuesta partió del presidente de una asociación vecinal, fue llevada al pleno municipal en diciembre y aprobada gracias al voto favorable de dos concejales del PP y a la abstención de los dos ediles de Ciudadanos. El PSOE, que gobierna la localidad en coalición con Ciudadanos, votó en contra.

Se da la circunstancia de que la alcaldesa, la socialista María Asunción del Moral, se encontraba de baja en el momento de la votación –con lo que no podía votar– aquejada de una grave enfermedad, así que solo un concejal socialista votó en contra.

Aun así, la primera edil se presentó en el pleno para mostrar un vídeo en el que se escuchaba a Juan Navarro denigrar a las mujeres y exaltar la dictadura franquista. Tras exhibirlo, les dijo a sus compañeros de corporación: "Espero que hagáis una reflexión antes de votar". Su estrategia no surtió efecto alguno.

"Le hemos dado la calle por vecino"
El portavoz municipal del PP, Braulio Egido, ha justificado su voto afirmativo porque "se le ha dado la calle por su condición de vecino, no por nada de Franco, ni nada de eso…". Egido explica a eldiario.es que decidió ignorar el vídeo que puso la alcaldesa, en el que se escuchaba a Juan Navarro alardear de su afición a las jovencitas y defender a Franco y a Hitler, por una razón: "Se veía que Juan estaba bebido cuando decía esas cosas". Por su parte, el portavoz de Ciudadanos y alcalde en funciones, Óscar Baeza, ha afirmado que "no me parece ni bien ni mal la propuesta y por eso nos abstuvimos". Tanto Egido como Baeza han negado compartir la ideología franquista del dueño de Casa Pepe y derivan la responsabilidad intelectual a la asociación vecinal que hizo la propuesta.


Nueva calle en Almuradiel (Ciudad Real) en homenaje al dueño del bar franquista de 'casa Pepe'.

La alcaldesa, que se reincorporará en los próximas días a su puesto, espera revertir la decisión: "Tengo que reunirme y ver qué puedo hacer. No me voy a quedar callada ni parada. Me siento mal en todos los aspectos, como mujer y como demócrata. Yo no digo que Juan Navarro fuera buena o mala persona, pero lo que él representa no merece una calle".

Tras las preguntas de eldiario.es, el alcalde en funciones ha asegurado a este medio que ha realizado gestiones urgentes para contactar con el hijo de Juan Navarro: "Es el dueño ahora de Casa Pepe, y no tiene problema en quitar la placa". Sobre el hecho de que se mantenga la decisión adoptada en el pleno, Óscar Baeza ha respondido: "Estamos dispuestos a que se repita la votación pero aún no sé lo que votaremos los concejales de Ciudadanos".

Homenaje con legionarios que indigna a las víctimas
La calle Juan Navarro Muñoz fue inaugurada el pasado 26 de noviembre, en un acto organizado por su hijo. A pesar de que el Ayuntamiento aún no se había reunido para oficializar la decisión, Juan José Navarro convocó a decenas de amigos y simpatizantes. Durante cerca de dos horas, las puertas del bar se convirtieron en el escenario de un desfile, cabra incluida, protagonizado por miembros de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Torremolinos.


En este ambiente castrense, y siempre custodiados por agentes de la policía municipal, oradores y asistentes corearon lemas como "Arriba España" o "Viva Franco". El acto terminó con el himno nacional, el izado de una bandera rojigualda sin escudo y el descubrimiento de la placa que bautizaba la calle con el nombre del hostelero franquista.

"De nuevo se utiliza una institución democrática para rendir homenaje a una persona que dedicó su vida al enaltecimiento de la dictadura franquista. Ese momento histórico plagado de violaciones de derechos humanos y destrucción de cualquier valor democrático", dice Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

Como portavoz de las víctimas del franquismo, Silva exige una respuesta contundente de Mariano Rajoy y de la Fiscalía General del Estado: "El Partido Popular, que en el artículo 3º de sus estatutos dice ser un partido solidario con las víctimas de la violencia de cualquier signo, vuelve a agredir a las víctimas de la dictadura. Ya está bien de autodefinirse demócratas y consentir el enaltecimiento de dictaduras".

http://www.eldiario.es/sociedad/franquista-Casa-Pepe-PP-Ciudadanos_0_604740301.html

Supongo que La Fiscalía actuará por saltarse la Ley de Memoria Histórica ¿no?
Espera sentada... en España ganó el fascismo, y de haberlo superado y ser una sociedad verdaderamente democrática, estos hechos vergonzosos no ocurrirían. Hay acontecimientos que delatan demasiado.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)