Alemania: un hijo ilegítimo para Alberto

Registrado
23 Nov 2015
Mensajes
1.727
Calificaciones
6.250
Alberto es como Maradona. Por todos lados hijos.
Y que cambia que el chico grité que es el primogénito? O quiere entrar en línea de sucesión ?. Cosa imposible. Si los otros no pudieron, él tampoco.
Pero a esperar.
Ustedes le ven parecido a Alberto?
 

Registrado
19 Oct 2018
Mensajes
3.347
Calificaciones
18.166
Este fue el primero que demandó a Albert por paternidad y decían en esa época que los abogados de Albert cambiaron el adn , de ahí que la madre de Jazmín fue más pilla y tuvo mejores abogados quienes le hicieron el examen de adn a albert en USA. Cada año hay más herederos!!!
 
Registrado
9 Ago 2014
Mensajes
1.384
Calificaciones
5.487

Los otros hijos de de Alberto de Mónaco

Aunque Alberto de Mónaco tiene por fin a su heredero al trono, Jacques y Gabriella, no son los primeros descendientes del príncipe, quien ha tenido hijos fuera del matrimonio.
miércoles 10 diciembre 2014

Mariana González Góngora
Alberto de Mónaco se convierte en padre por tercera vez.

Alberto Alexander Louis Pierre Grimaldi de 56 años se convirtió en Príncipe Soberano de Mónaco Alberto II tras la muerte de su padre. El 23 de junio de 2010 anunció su compromiso y decidió casarse con Charlene Wittstock el 1° de julio de 2011. Se piensa que dicho matrimonio fue arreglado para mejorar la imagen de la casa real, y poder tener un heredero legítimo que lleve el apellido Grimaldi, situación que será posible luego de que el día de hoy se anunciara que Charlene dio a luz a los mellizos Jacques y Gabriella, siendo Jacques el heredero al trono por ser hombre, con todo y que Gabriella nació minutos antes que su hermano.

En su juventud Alberto fue uno de los royals más rebeldes, su fama pasó de ser mujeriego, hasta tener otras preferencias sexuales. Fue relacionado con modelos de renombre y actrices, el resultado de estas relaciones fueron hijos fuera del matrimonio con dos mujeres diferentes y al parecer hay un tercero que no ha sido reconocido. Hoy estos niños que ya son adolescentes acaban de tener un hermano que algún día llegará a ser el Príncipe Soberano de Mónaco.

A la primera hija que reconoció, el príncipe fue a Jazmin Grace Grimaldi, la cual surgió de una relación de semanas entre el príncipe Alberto y la entonces camarera Tamara Rotolo en Montecarlo. Jazmin nació el 4 de marzo de 1992 en Palm Springs, California y desde ese momento su madre perdió contacto con el Príncipe. En 1992 la madre presentó una demanda de paternidad contra el príncipe, alegando que él era el padre.
Jazmin Grace es la hija de Alberto y Tamara.
Jazmin Grace es la hija de Alberto y Tamara. (Getty Images)


Pero no fue hasta el 31 de mayo de 2006, después de los resultados de pruebas de ADN, que se confirmó la paternidad. El príncipe Alberto admitió entonces ser el padre de Jazmin, incluso la invitó a estudiar y vivir en Mónaco. Además comentó que no había querido reconocerla para proteger su identidad hasta que fuera mayor, pero la reconoció cuando ella tenía 14 años. Se dice que él de verdad sí quería hacerse cargo pero que no lo iba a hacer estando su padre, el príncipe Rainiero, vivo.

Hoy en día la hija mayor de Alberto asiste a la Universidad de Fordham en Nueva York, después de que se graduara en 2010 con honores y el Premio Bellas Artes de la escuela JSerra High School, en Orange County, California. También fue seleccionada como miembro vitalicio de la Federación de Becas de California, y tiene la distinción Sealbearer.

Aunque tiene su vida fuera del principado el 22 de octubre de 2012, Jazmin Grace asistió al 30 º aniversario de los Premios Princesa Grace en Nueva York con su padre, el príncipe Alberto II y su madrastra, la princesa Charlene. Según una revista, el príncipe Alberto es muy protector de su hija y ella tiene una gran admiración y respeto por él.
Con Nicole Coste tuvo un hijo, Alexandre. Aquí en una foto tomada en 2002.
Con Nicole Coste tuvo un hijo, Alexandre. Aquí en una foto tomada en 2002. (Getty Images)

El segundo hijo es Éric Alexandre Stéphane Coste, él nació el 24 de agosto de 2003. Los padres de Éric, Alberto y Nicole, se conocieron en un vuelo de Air France de Niza a París en 1997. Ella atendía primera clase y el quedó fascinado y le pidió su teléfono, pero no fue amor a primera vista. Días después él la invito a Mónaco y se quedaron en su departamento, después de 6 años la relación se agotó, pero en sus últimos días, Nicole descubrió que estaba embarazada. Al parecer Alberto le dijo que se haría responsable y que tuviera al bebé.

Pero fue en mayo de 2005 cuando Nicole Coste afirmó que su hijo menor era del Príncipe Alberto, a todo esto Alberto se portó indiferente ya que estaba de luto por la muerte de su padre, el príncipe Rainiero. Pero su paternidad fue comprobada por medio de las pruebas de ADN realizadas por técnicos suizos que trabajaron bajo las órdenes del gobierno monegasco. El 6 de julio de 2005, el príncipe Alberto confirmó oficialmente, a través de su abogado Lacoste, que el niño de 22 meses de edad era su hijo biológico.

Por otro lado Éric Alexandre Stéphane tiene dos medios hermanos mayores que viven en Sudamérica con su padre, el ex marido de Nicole. Él vive en Francia con su madre, tienen una finca cerca de Mónaco proporcionada por Alberto y también tienen un apartamento en Monte Carlo a su disposición. Se dice queAlberto mantiene un contacto regular con su hijo y también se dice que es en términos amistosos con Nicole Coste.

En una demanda de paternidad anterior, Bea Fiedler, una modelo alemana, afirmó que su hijo Daniel era hijo del príncipe. Esta demanda fue presuntamente anulada después de que una prueba de ADN fuera denegada. Este sería el tercer hijo fuera del matrimonio del Príncipe.

Según el Artículo 10º de la Constitución de Mónaco los hijos fuera del matrimonio están fuera de la línea de sucesión ya que sólo pueden estar en dicha línea los descendientes "directos y legítimos" del príncipe de Mónaco o de los hermanos del monarca. Además el artículo 226-9 del Código Civil de Mónaco especifica que "la legitimación puede beneficiar a todos los niños nacidos fuera del matrimonio, por medio del reconocimiento voluntario o por sentencia judicial”. La ley del principado estipula, que un hijo del príncipe reinante nacido fuera del matrimonio sólo puede heredar el trono si se casa con la madre del niño.

El 26 de octubre de 2006, el príncipe Alberto le dio una entrevista a una de las personalidades más importantes de Estados Unidos, Larry King. En dicha entrevista, el Príncipe comentó que en efecto sus hijos no están en la línea de sucesión al trono de Mónaco, pero que él se haría responsable de todos sus gastos. A pesar de que no pueden reclamar el trono, sí podrán reclamar parte de la fortuna de su padre que según algunos datos está valuada en alrededor de más de mil millones de dólares. Esto es gracias a que según el Convenio Europeo de Derechos Humanos que regula los derechos de herencia, se debe de garantizar parte de la herencia a los hijos nacidos fuera del matrimonio.

Ellos son los medios hermanos de Jacques y Gabriella, hijos de Charlene y Alberto. Jacques, futuro príncipe reinante de Mónaco.
 
Registrado
9 Ago 2014
Mensajes
1.384
Calificaciones
5.487

fiedler-figlio-illegittimo-alberto-monaco-645.jpg

Daniel Fielder y el parecido con Alberto de Mónaco cuando era joven ... Ahora el príncipe tiene que lidiar con su familia
13 novembre 2020
Condividi

Su nombre es Daniel Fielder y afirma ser el fruto de la pasión entre su madre, una estrella alemana de los 80, y el hijo mayor de Ranieri. E incluso sería el primogénito. Como informe exclusivo para Today

Alberto de Mónaco tiene otro hijo ilegítimo que no quiere reconocer haciéndose la prueba de ADN. Esta es la acusación de sorpresa de Daniel Fielder, recopilada exclusivamente por el semanario Oggi. El hombre está convencido de que tiene la sangre azul de los Grimaldis. Afirma ser el resultado de un encuentro apasionado entre su madre, una conocida estrella alemana de la década de 1980, y Alberto de Mónaco. Y la sospecha aumenta, ya que sigue pidiendo la prueba de DN a la que el príncipe no quiere someterse ... - FOTOS EXCLUSIVAS | VÍDEO

ESA NOCHE DE FUEGO ... - Era octubre de 1986. Bea Fiedler era una estrella alemana rubia y curvilínea, cortejada por muchos hombres prominentes. Circulaba el rumor de que en el lujoso hotel Vier Jahreszeiten de Múnich, Bea había tenido encuentros cercanos con el heredero al trono del Principado, Alberto, un conocido tombeur-de-femmes. Hoy, más de 30 años después, Daniel Fiedler, el hijo de Bea, le pide al príncipe que se haga la prueba de ADN: está convencido de que Alberto es su padre.

¿Crees que eres el hijo ilegítimo del príncipe Alberto? “El 90 por ciento, digamos incluso el 99. Pero, lamentablemente, nunca he conseguido que un tribunal apruebe mi solicitud de una prueba de paternidad. Hay un análisis de sangre del príncipe, realizado en un hotel de París en 1992, pero no es oficial ni seguro ».

Ese examen estableció que no eres el hijo del Príncipe. “Es cierto, pero como ya he dicho no fue realizado por un laboratorio certificado y reconocido. Desafortunadamente, no tengo el dinero para una batalla legal. Y eso es una verdadera lástima. Me pregunto: ¿quién no querría saber quién es su verdadero padre?

¿No quieres rendirte? "Por supuesto no. Los tiempos han cambiado. En el momento en que Ranierero todavía estaba vivo, él era el jefe. Y puedo entender que Alberto estaba siendo influenciado… ».

¿Qué quieres decir? “En el sentido de que tal vez fue empujado a negarme. Iba a ser su primer hijo ilegítimo y, en esos días, era moralmente inaceptable. Más tarde, sin embargo, tanto un hijo como una hija ilegítimos se hicieron cargo. Ambos aceptados por Alberto. Aunque creo que ambos han tenido que superar diversos obstáculos para obtener el reconocimiento ».

Entonces cree que tiene una oportunidad. "Sip. Incluso si no es fácil, sin medios para abogados y tribunales, quiero intentarlo. No pienso en el dinero, ni quiero que Alberto piense que solo apunto a su dinero. No, solo quiero saber si es mi padre. Porque lo creo ».

¿Qué piensa tu madre, Bea Fiedler, de todo esto? “No tengo contacto con mi madre, no me siento apegado a ella. Me dejó cuando era muy joven con sus padres, es decir, con mis abuelos. Me criaron con mucho amor. Para mí eran, y siguen siendo, mis verdaderos padres. Ambos siguen vivos, aunque muy viejos, y ahora los estoy cuidando ».

¿Intentó tu madre ponerse en contacto contigo? "Nunca en serio. Creo que ella tampoco siente una conexión real conmigo. Después de todo, ¿cómo podría hacerlo? Nunca estuvo ahí para mí ... Cuando era pequeña, apareció durante uno o dos días, y luego desapareció de nuevo. Ella todavía hizo muchas películas y se dedicó al mundo del espectáculo. Y luego se enfermó, todavía hoy no se encuentra bien ».

Sin embargo, cree que su madre le contó la verdad sobre Alberto de Mónaco. "Sí, también porque se ha confirmado que Alberto y Bea eran muy cercanos en ese momento. Recientemente también descubrí que tengo un signo genético-físico que también tiene Alberto, mi mamá me lo confirmó. Pero prefiero no decir de qué se trata ».

Si eso fuera cierto, serías el hijo mayor del Príncipe ... «Sí, pero ciertamente no tendría ningún derecho al trono. Ni siquiera lo espero, los gemelos de Alberto y Charlène son fantásticos. También tengo una hija de 10 meses. Ella sería la sobrina de Alberto. Estoy convencido de que mi hija también tiene derecho a conocer la verdad ".

¿Y si, al final, el ADN confirma que no eres el hijo de Alberto? Entonces debería aceptarlo. También me gustaría aclarar para mis abuelos. Pero si Alberto está tan seguro de que no soy su hijo, ¿por qué no hace el examen? Tarda un par de minutos. Y no duele ».

Muchos se presentan a Alberto, alegando ser hijos ilegítimos. "Si, lo leí. No sé si estas historias son ciertas. Pero, incluso allí, una prueba conduciría a la verdad. Entiendo que es pesado, pero el Rey de Bélgica también tuvo que
 

Registrado
9 Ago 2014
Mensajes
1.384
Calificaciones
5.487
Stephanie Parker cuenta aqui su affair con Alberto.


MIS NOCHES SECRETAS DE AMOR CON PLAYBOY PRINCE.

Cuando sus ojos se encontraron a través de un club nocturno lleno de gente en Montecarlo, el príncipe Alberto de Mónaco se enamoró instantáneamente. Su cita para la noche fue la supermodelo Claudia Schiffer, pero tan pronto como vio a la hermosa socialité neoyorquina Stephanie Parker, se olvidó de su famosa compañera.

Se subió a sillas y mesas, se abrió paso entre una multitud de personas y se presentó a la mujer que se convertiría en su amante secreta.

Ahora Stephanie ha revelado todos los detalles de su romance con el heredero de la dinastía Grimaldi de 700 años de Mónaco, y cómo estaba feliz de estar a la entera disposición del príncipe durante tres años después de ese encuentro casual en el club nocturno Jimmy'z.

El playboy royal, que el sábado cumplirá 40 años, se sintió poderosamente atraída por la morena Stephanie. Una semana después de su encuentro, estaban haciendo el amor apasionadamente en la suite de su hotel.

El asunto se revela en un nuevo libro de John Glatt sobre la atribulada familia real de Mónaco. Stephanie describe cómo Albert la vio por primera vez cuando estaba en Mónaco durante una escala en su camino a los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

"Recuerdo que dejó su cita con Claudia Schiffer, saltó y trepó sobre personas y sillas en Jimmy'z para saludar", dice.

"Llevaba un traje blanco y me comentó lo bien que me veía. Cuando me preguntó mi nombre le dije que era Stephanie, pero le dije que podía llamarme Stevie porque ya había tenido una Stephanie en su vida (su hermana, la Princesa). Él pensó que era muy divertido y el nombre se quedó ".

Una semana después se volvieron a encontrar en Barcelona. Stevie y su sobrina Nicole acababan de bajar de un tren nocturno y fueron invitadas al hotel de Albert para desayunar.

“Entonces, de la nada, me miró directamente a los ojos y dijo: 'Me encantaría ser tu despertador'. Me sorprendió tanto que no respondí. Pensé que era bastante dulce y él era tan coqueto al respecto que no lo rechacé ".

Acordaron encontrarse de nuevo en una discoteca a medianoche.

"Lo pasamos muy bien bailando juntos", dice Stevie. "Luego, al final de la velada, el príncipe nos preguntó a Nicole ya mí si queríamos volver a su habitación. Así que lo hicimos".

De vuelta en la suite del hotel, el príncipe abrió una botella de champán. Hablaron de Texas y él les dijo cuánto amaba a Estados Unidos. Al poco tiempo, Nicole se quedó dormida en el sofá y Albert sugirió que Stevie se uniera a él en el dormitorio.

Él era apasionado pero gentil con ella, y después de su primer encuentro amoroso, se durmieron abrazados.

"Albert fue uno de los hombres más agradables y considerados que he conocido", dijo.

Después de solo un par de horas de sueño, acababan de reanudar el amor cuando sonó el teléfono. Sin perder el ritmo, Albert descolgó el auricular y empezó a hablar de asuntos de estado, primero en una llamada telefónica y luego durante varias más.

"Ya habíamos comenzado a hacer el amor, así que continuamos mientras él estaba hablando por teléfono", dice Stevie. "Hablaba en español y se ocupaba de sus asuntos mientras seguíamos haciendo el amor. Me pareció muy divertido, ya que las llamadas llegaban una tras otra".

El asunto continuó durante los Juegos Olímpicos. Stevie se coló en la suite de Albert tarde todas las noches. Aunque Claudia Schiffer había volado especialmente para ser su cita en una cena oficial, siempre volvía a Stevie por la noche.

Durante los meses siguientes intercambiaron cartas de amor que firmaron con sus nombres de mascotas: Al Bob y Stevie.

El príncipe Alberto, que lleva una insignia en el bolsillo que proclama que "ser soltero es divertido" aprovecha al máximo su posición como uno de los hombres solteros más ricos y elegibles del mundo. Se ríe de las sugerencias de que ha tenido 150 amantes; dice que es solo "una estimación conservadora".

Así que estaba de humor para más aventuras ese noviembre cuando llegó a Nueva York con su padre y la princesa Carolina para una visita oficial. Se alojaba en la habitación 2121 del Hotel Regency en el East Side de Manhattan, no lejos de la casa de Stevie en ese momento, y no perdieron tiempo en reanudar su aventura.

"Envié rosas rojas a su habitación y las puse sobre su almohada", dice. "Se convirtió en una costumbre y lo hice cada vez que venía a Nueva York durante los años que estuvimos juntos".

Durante las noches a solas en su suite Regency, bebían champán, hablaban y hacían el amor. Cuando Albert se fue temprano para sus citas matutinas, Stevie se hizo cargo de su suite.

Una vez la llevó en avión a Texas para un fin de semana largo en un rancho cerca de San Antonio, donde complació su pasión por todo lo occidental. Se había enamorado del Salvaje Oeste cuando vio la película de su madre Grace Kelly High Noon cuando era niño. Mike Powers, quien se convirtió en un amigo cercano del príncipe, revela: "Hicimos una tradición de visitar Texas una vez al año e ir al rancho de un amigo. Nos gustaba trabajar con ganado, montar a caballo y, en general, actuar como un grupo de vaqueros de farmacia. . Nos reunimos con amigos y lo pasamos muy bien ".

Por el bien de la propiedad, Stevie tenía su propia habitación mientras Albert se quedaba en el gue
 
Registrado
9 Ago 2014
Mensajes
1.384
Calificaciones
5.487

Stephanie Parker Socialité Neoyorkina cuenta aqui su affair con Alberto.

Por el bien de la propiedad, Stevie tenía su propia habitación mientras Albert se quedaba en la casa de huéspedes, pero pronto volverían a pasar las noches juntos.
“Una noche dormí junto a la piscina en la tumbona, justo afuera de la puerta del príncipe”, recuerda. "A la mañana siguiente supe que estaba despierto, así que fui a su habitación y pasé un tiempo con él. Era como si nunca nos hubiéramos separado".

Prácticamente todo estaba permitido en el rancho, excepto las cámaras, que estaban estrictamente prohibidas.

"Todos se quitan la ropa y se bañan en la piscina", dice Stevie. "Una vez, alguien tenía una cámara desechable y trató de tomar una foto de Albert mientras estaba desnudo. Mike Powers simplemente se la quitó".

Durante este viaje, Stevie realmente comenzó a enamorarse de su príncipe. Pero tenía que enfrentarse a los hechos: no podían tener un futuro juntos.

"Nos sentimos profundamente atraídos el uno por el otro", dice. "Pero siempre supuse que había normas muy estrictas sobre con quién podía casarse. Por otro lado, no parecía molesto. Siempre sentí que era un chico normal con el que estaba ".

Pero el asunto empezaba a decaer. En un segundo viaje a Texas, volvió a presentar a Albert a Nicole, su sobrina rubia de 24 años. Aunque todavía estaba durmiendo con Stevie, era Nicole, quien parecía estar volviendo la cabeza.
"En un momento todos estábamos nadando", recuerda Stevie, "y Albert se acercó a Nicole y le preguntó si quería irse de viaje con él. Ella simplemente lo miró y dijo 'No'".
La próxima vez que Albert vino a Nueva York, tenía una nueva novia llamada Camilla Olsson con él. No llamó a Stevie, quien había arreglado dejar su habitual rosa roja en su almohada.

"Ojalá hubiera dicho algo antes", dijo Stevie. “Se corrió la voz de que esta chica se estaba quedando en el mismo hotel, así que no me comuniqué con él porque podría haberme interpuesto en el camino.” Solo traté de ser sensato sobre todo el asunto. Esa parte de nuestra relación terminó, pero seguimos siendo amigos. De hecho, me llama su 'amigo de fax' ".

Durante su tiempo con Albert, Stevie aprendió a ser discreta y nunca hizo preguntas sobre su familia o sus otras novias. Estaba feliz de verlo solo un par de veces al año, y se dio cuenta de que probablemente había muchas otras chicas en todo el mundo que disfrutaban de relaciones como la de ella.

"Creo que esa fue una de las cosas que me mantuvo interesante para él", dice. "No exigí muchas respuestas. Estaba enamorado de él, pero él nunca me dijo que me amaba. Creo que se reserva eso. No es muy libre con esa palabra. Trata de jugar muy seguro". y no lo culpo en absoluto ".

El príncipe Alberto puede mantener su papel de playboy número uno del mundo porque su padre, el príncipe Rainiero, de 75 años, no muestra signos de aflojar las riendas del poder en Mónaco. Los más cercanos a él creen que Rainiero nunca abdicará. "Van a tener que sacarlo", dice uno con franqueza.

A lo largo de los años, Rainiero le ha dado a Albert una carta blanca virtual para darse un capricho. Aunque no le gustaban algunas de las personas con las que se mezclaba, se enorgullecía de las actividades amorosas de su hijo.

"Es un joven maravilloso y un súper embajador del principado", le escribió a un amigo.

"Cubre, puedo decir, todos los campos de actividad, incluido el femenino".

A la luz de la prolífica vida amorosa de Albert, parece extraño que hubiera insinuaciones persistentes de que era gay y que la procesión de mujeres hermosas en su brazo era solo una cortina de humo. Albert estaba molesto y molesto por los rumores.

"Me lastimé al principio", dijo. "No es agradable para nadie cuestionar tu masculinidad. Pero ahora solo me río de eso.

"Las personas que son importantes para mí saben que nunca he estado cerca de eso".

Incluso un par de demandas de paternidad no borraron por completo los rumores. Una aventura de una noche en Munich con una modelo alemana en topless, Bea Fielder ("Me arrancó las bragas con los dientes") resultó en una de esas afirmaciones.

"Me dijo que le recordaba a su madre, la princesa Grace", dijo Bea, recordando su primer encuentro en Ibiza. "Fue el máximo cumplido".

Acordaron volver a verse unas semanas después en el exclusivo club nocturno P-One de Munich. Bea se puso su vestido más sexy y llegó temprano.

"Bajó del bar VIP para saludarme y supe en ese momento que seríamos amantes", recordó.
Después de una hora de baile, regresaron a su habitación de hotel y el príncipe hizo su movimiento. Pero cuando estaban a punto de desvestirse, Bea escuchó un ruido en su puerta. Cuando fue a investigar, encontró a dos de los guardaespaldas de Albert escuchando por el ojo de la cerradura.

"Se veía realmente avergonzado, pero los guardias parecían encontrar todo divertido", dijo.
Después de que los guardias se fueron, Bea dejó que el príncipe la llevara de regreso a la cama.

"No diría que Albert fue un amante memorable, pero ciertamente tenía resistencia", fue su veredicto.

Nueve meses después dio a luz a un hijo y nombró a Albert como padre. El príncipe negó la acusación, pero un tribunal alemán le ordenó que se hiciera un análisis de sangre.

"Daniel tiene los mismos ojos, oídos y color que Albert", dijo Bea. "Él es el único que podría ser el padre".

Pero el asunto se resolvió cuando una sangre demostró que no era el padre.

Una segunda demanda de paternidad fue presentada por la californiana Tamara Rotolo, de 31 años, que había ido a Mónaco con un amigo para unas vacaciones de ensueño.
Poco después de su llegada, la atractiva morena llamó la atención del Príncipe Alberto en un torneo de tenis. Después de la cena, la invitó a volver a su yate y se embarcaron en una historia de amor de dos semanas. Salieron a navegar e incluso fueron fotografiados en el yate. "El día que me iba a ir me pidió repetidamente que me quedara", dijo Bea. Unas semanas después se dio cuenta de que estaba embarazada y le dio la noticia al príncipe cuando él la llamó desde Canadá.
"Estaba asustado", dijo Tamara. "Le preocupaba que le dijera a su padre antes de que él tuviera la oportunidad".

Bea dice que Albert se mantuvo en contacto durante su embarazo e incluso discutió posibles nombres cuando los médicos le dijeron a Tamara que estaba embarazada de una niña. Le dijo que estaba encantado con la idea de tener una hija y llamarla Grace en honor a su madre.

Pero todo cambió cuando nació Jazmin Grace Grimaldi. El príncipe Rainiero estaba furioso y ordenó a su hijo que cortara todos los lazos con Tamara y negara cualquier responsabilidad.
"En el momento en que nació la niña, simplemente cerraron la puerta y dejaron de responder sus llamadas", dijo un amigo de Tamara, el columnista estadounidense Bruce McCormack. "Creo que fue obra de Rainiero, ya que Albert llamaba constantemente antes".

Finalmente, Tamara demandó por la manutención de los hijos y le pidió al príncipe que se hiciera un análisis de sangre. Cuando un funcionario llegó al Hotel Regency en Nueva York para entregarle una citación, el proceso degeneró rápidamente en una farsa.

"Albert pasó todo su tiempo tratando de evitar el servidor de convocatorias", dijo Stevie Parker, quien lo estaba viendo en ese momento. "Finalmente, cuando el hombre trató de servirlo en el vestíbulo, Albert se cayó y se rompió el brazo derecho. Estuvo enyesado por el resto de su viaje".

La demanda de paternidad envió escalofríos a los Grimaldis. Si se confirmaba a Jazmin Grace como la hija de Albert, tendría prioridad sobre los hijos de la princesa Carolina en la escala de sucesión.
Albert suspiró aliviado cuando un juez desestimó el caso y dictaminó que un tribunal de California no tenía jurisdicción cuando el presunto asunto había ocurrido a 11.000 kilómetros de distancia en Mónaco.
Pero Tamara no había terminado y decidió actuar directamente. Su momento llegó cuando Albert, el insaciable fanático del Lejano Oeste, decidió ir a Cody, Wyoming para asistir a un festival de Buffalo Bill. Hizo una gran entrada en una diligencia tirada por cuatro caballos.
Cuando el carruaje se detuvo frente al Museo Histórico de Buffalo Bill, había una multitud de niños ansiosos y sus padres por saludarlo.

El príncipe parecía encantado. Luego, para su horror, Tamara se lanzó hacia adelante entre la multitud y empujó a la bebé Jazmin Grace a unos centímetros del príncipe, declarando: "Albert, saluda a tu hija". Bruce McCormack dijo: "Albert se quedó boquiabierto. Parecía afligido".
Tamara ahora vive como madre soltera en California, luchando por criar a su hijo con un salario escaso.

Ella dice que no quiere un centavo de los Grimaldis y solo espera que algún día el Príncipe Alberto y su familia reconozcan a Jazmin como uno de los suyos. "Ella es su propia carne y sangre", dice Tamara. "Él es el que debe preguntarse todos los días por ella. ¿Cómo no?"

Ahora, una niña muy independiente de seis años, Jazmin Grace tiene un parecido sorprendente con Grace Kelly, con el mismo cabello rubio y rasgos perfectos. Su madre reza para que, con el tiempo, Albert se enfrente a su padre y conozca a su hija.

"Jazmin es plenamente consciente de quién es su padre", dice Tamara. "y el mismo Albert nunca lo ha negado en privado o en público. De vez en cuando ella le envía fotografías actualizadas de Jazmin." Qué pérdida para él ", dice." Y una hermosa ganancia para mí ".

Adaptado por Colin Wills de La casa gobernante de Mónaco de John Glatt (publicado por Piatkus Books el 26 de marzo, precio en libras 18,99). Llame al 01476 541080 para más detalles.

El príncipe Alberto con Tamara Rotolo durante su apasionante historia de amor en Mónaco. . .

. . . y Tamara en una audiencia de caso de paternidad en California

La modelo en topless Bea Fielder, que perdió su demanda de paternidad contra el príncipe

Las otras revelaciones del libro sobre la realeza de Mónaco incluyen:

Grace Kelly fue la segunda opción como novia de Rainiero. Los poderes detrás del trono de Grimaldi pensaron que la imagen sexy de Marilyn Monroe pondría a Mónaco en el mapa, hasta que se dieron cuenta de que la mejor rubia de Hollywood era demasiado rebelde para que la controlaran.

La princesa Grace sufría de una grave enfermedad depresiva que contribuyó a su muerte en un accidente automovilístico en 1982. Estaba tomando hormonas en un intento por mantener su apariencia juvenil. Pero su peso se disparó, su fuerza se agotó y el agotamiento afectó seriamente su capacidad para conducir.

La princesa Stephanie, una niña salvaje, terminó en una clínica de desintoxicación en la década de 1980 gracias a un estilo de vida autodestructivo que combinaba el abuso de cocaína con amantes totalmente inadecuados.

Prince Rainiero convirtió su patio de recreo mediterráneo en un paraíso para fisgones, con 130 cámaras espía para vigilar a solo 30.000 habitantes.

COPYRIGHT 1998 MGN LTD
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 1998 Gale, Cengage Learning. All rights reserve
 
Última edición:

Registrado
11 May 2007
Mensajes
29.692
Calificaciones
124.352
Este fue el primero que demandó a Albert por paternidad y decían en esa época que los abogados de Albert cambiaron el adn , de ahí que la madre de Jazmín fue más pilla y tuvo mejores abogados quienes le hicieron el examen de adn a albert en USA. Cada año hay más herederos!!!

¡Exacto! Recuerdo que se dijo eso del ADN y como ya lo habían enviado y había habido una prueba negativa, la mujer no pudo proceder con la demanda.
 
Registrado
30 Abr 2019
Mensajes
225
Calificaciones
1.380
No se porque Alberto negaría otro hijo Ya reconoció a dos, cual es la diferencia si fueran tres?

Y aqui de nada sirve ser el primer, segundo o tercero. Lo que vale es ser hijo legitimo de un matrimonio.
 
Registrado
11 May 2007
Mensajes
29.692
Calificaciones
124.352
No se porque Alberto negaría otro hijo Ya reconoció a dos, cual es la diferencia si fueran tres?

Y aqui de nada sirve ser el primer, segundo o tercero. Lo que vale es ser hijo legitimo de un matrimonio.

Porque creo recordar que este fue el primero y no te creas, para Tamara lograr que reconociera a Jazmin tampoco fue fácil.
 

oly

Registrado
24 May 2016
Mensajes
527
Calificaciones
1.106
Por favor!!! Dice que con su madre no es apegado porque ella le dejó con sus abuelos quienes lo criaron, ahhh pero sí quiere acercarse a "un supuesto padre" que nunca ha visto! Estos personajes son tan predecible$!!!
Cierto, pero también lo veo lógico, que se pudo preocupar un poco y aprender la lección, el crío no tuvo la culpa y seguro que prefería unos padres responsables, que yo también te digo que si me entero de algo así aunque luego rechace el dinero o lo done le daría las tabarra solo por despecho, quien deja a su hijo así tirado?
 
Registrado
11 May 2007
Mensajes
29.692
Calificaciones
124.352
Por favor!!! Dice que con su madre no es apegado porque ella le dejó con sus abuelos quienes lo criaron, ahhh pero sí quiere acercarse a "un supuesto padre" que nunca ha visto! Estos personajes son tan predecible$!!!

Yo creo que cualquier persona que tiene uno o ambos padres desconocidos, se pasa la vida imaginando cómo sería si tuviese contacto con ellos. Si este joven cree que Albert es su padre, porque así se lo ha dicho su madre, me parece natural que quiera saberlo a ciencia cierta y de ser Albert su padre, me parece también natural que quiera reclamar lo que considera que es su derecho.

Yo, en los zapatos de Albert, me haría el test de una vez por todas, para salir de dudas. y si resulta que es su padre, que enfrente sus responsabilidades, que creo que poco le cuesta abrir un nuevo fondo fiduciario.