Famosos patrios que se tiran a su cuchipandi (2 Visitantes)

  • Autor Deleted member 5586
  • Fecha de inicio
Registrado
29 Dic 2009
Mensajes
8.736
Calificaciones
53.174
Javier Hidalgo fleta un avión a Kenia para pasar Nochevieja

Javier Hidalgo en una imagen de archivo GTRES

10 Comentarios

Ha pasado Nochevieja y su cumpleaños -el 3 de enero- en el rancho más exclusivo del país africano

Javier Hidalgo, el regreso del hijo pródigo

  • MARINA PINA
  • @marinapinau
07/01/2017 03:36

Javier Hidalgo (45) lo ha vuelto a hacer. El nuevo consejero delegado de Globalia ha dado muestras de sus generosidad y ha fletado un avión para pasar una Nochevieja diferente con sus amigos. El hijo pródigo de Juan José Hidalgo ha aprovechado la disponibilidad de la flota aérea de Air Europa -compuesta por 45 aviones- para llevar a amigos y familiares hasta Kenia, donde han cambiado el frío de España por un fin de año cálido, rodeados de animales salvajes en una de las fincas más exclusivas del país africano.

Javier Hidalgo, Sol González y su hija Camila pusieron rumbo al continente negro acompañados por las dos hermanas del empresario y sus familias. Cristina, con su marido Javier Blanco, y María José, acompañada por sus hijas, Elena y María Muñoz Hidalgo. A ellos se sumaron Alfonso de Borbón y Eugenia Silva. El matrimonio mantiene una estrecha amistad con Javier y Sol. Su hijo Alfonsito fue compañero de juegos de Camila el pasado verano en Baleares, por lo que su presencia en el viaje no es sorprendente.

El empresario y su tripulación aterrizaron el pasado 28 de diciembre en Nairobi. A pesar de que desde España las aerolíneas no cuentan con vuelos directos hasta la capital de Kenia, Hidalgo y sus amigos llegaron en un viaje sin escalas gracias a que se trataba de un vuelo privado a pesar de que usaron un avión de la compañía. A su llegada, unos jeeps con las ventanas descubiertas les recogieron para emprender un viaje de 225 kilómetros. Un tour que dado el estado de las carreteras keniatas y la prohibición de superar los 80 kilómetros por hora se prolongó más de tres horas. Pero el tiempo debió merecer la pena cuando el grupo llegó a la reserva natural de Ol Jogi. Se trata de una finca de 23.000 hectáreas que funciona como santuario de rinocerontes. Según la información de sus redes sociales Ol Jogi cuenta con "70 rinocerontes, 400 elefantes, 22 especies diferentes de ungulados, cinco tipos de carnívoros, tres tipos de primates y 310 especies de aves distintas". Esta reserva es, además, el enclave más exclusivo para realizar un safari en Kenia.


Perteneciente a la familia Wildenstein, en 2013 decidieron abrir al público su residencia, reconvertida en un hotel de lujo en el que disfrutar de un safari con la máxima privacidad. Con esta idea nació la casa de Ol Jogi, una construcción integrada en el entorno que la rodea en la que hay capacidad para alojar a 14 huéspedes. Con piscina, spa y un servicio de bebidas all inclusive, la residencia ofrece además, una exquisita cocina dirigida por un cocinero francés. Todo ese lujo tiene un coste de 30.000 dólares por noche (28.882 euros). Un elevado precio que da derecho a los huéspedes a disfrutar de una cena con cristalería con filo de oro y cubertería de plata. Además de descansar en habitaciones con lámparas de cristal de Murano, sábanas de Hermès y complementos de plata de Buccellati. Todo ese derroche ha merecido varios artículos en revistas que han descrito Ol Jogi como "el rancho más lujoso de Kenia", según, por ejemplo, la revista Forbes.

Pero sin duda el mayor privilegio del hotel es hacer safaris sin otros turistas. A pesar del gigantesco tamaño de los parques naturales más populares de Kenia -Masái Mara, Lago Naivasha o Samburu-, es común que varios todo terrenos se arremolinen en torno a los escurridizos guepardos o sigan a leonas cazando. Eso no sucede en Ol Jogi, donde los animales salvajes los visitan sólo los huéspedes de la finca. Por eso Eugenia Silva publicó una foto en su Instagram en la que aparecían dos jirafas con el título: "En nuestro jardín". Esa es la sensación de quienes pueden alojarse en Ol Jogi.

Los 30.000 dólares por noche que cuesta la casa hay que multiplicarlos por las ocho que el grupo de Javier Hidalgo ha dormido allí. Porque tras pasar Nochevieja, la familia Hidalgo y el matrimonio Borbón Silva quisieron festejar el cumpleaños de Javier, el anfitrión. El empresario sopló 45 velas el pasado 3 de enero y lo celebró en Ol Jogi. Unas fiestas con un precio total de 240.000 dólares (unos 227.000 euros). Eso es lo que ha costado alojarse en el Kenia más exclusivo, del que han regresado el 5 de enero.


Eugenia Silva junto a Javier Hidalgo en Kenia INSTAGRAM


Viajes privados

La generosidad de Javer Hidalgo es una de sus virtudes más sobresaliente. A ella se suman sus ganas de disfrutar de la vida. Si esta vez ha sido un viaje a Kenia, hace años fue otro a Nimes el que dio muestra de su desprendimiento. Fue en septiembre de 2012. Ese año, el diestro José Tomás se encerró con seis toros en la plaza de la ciudad francesa. Disfrutar de la destreza con la muleta del de Galapagar costaba un mínimo de 100 euros la entrada más el transporte hasta Francia. Una vez más, Hidalgo organizó una expedición con amigos y fletó un avión para disfrutar de la faena. En esa ocasión fueron 300 los agraciados con la invitación de Javier.

La pasada Semana Santa Hidalgo y su novia Sol viajaron hasta la exclusiva urbanización La Romana, en la República Dominicana, para encontrarse con unos amigos. Allí, en un hotel del grupo Globalia, se reunieron con Alejandra Silva y Richard Gere; el representante de futbolistas, Jorge Mendes y el empresario Nicolás Vallejo-Nágera, Colate. Tras descansar en La Romana, Hidalgo fletó un avión con destino a La Habana. En la capital cubana Javier, Sol, Alejandra y Richard fueron al concierto de los Rolling Stones. Tras la fiesta cogieron otro avión de vuelta a Madrid.

Pero las extravagantes escapadas de Javier Hidalgo no le hacen descuidar los negocios. Después de un tiempo alejado de la compañía de su padre -y de sus amistades- en Miami, Javier volvió a España dispuesto a demostrar su valía profesional. Se asoció con su también amigo Rosauro Varo y montaron Pepephone. Una compañía telefónica low cost en la que nadie confiaba. Años después vendieron la empresa a Másmovil por 158 millones de euros. En la actualidad tiene 25 cargos activos en distintas empresas, aunque ha llegado a estar vinculado a 76 sociedades diferentes. Su puesto más importante es el de CEO de Globalia. Ese puesto se creó a finales del pasado mes de septiembre para él y, como se publicó entonces en LOC, es un gesto de su padre Juan José Hidalgo, para nombrar a Javier su sucesor. Las vacaciones en Kenia han demostrado que, además de tomar las riendas de Globalia, su futuro presidente seguirá viajando con sus amigos.

http://www.elmundo.es/loc/2017/01/07/586d1c1a468aebaa348b467c.html
 

Registrado
13 Ene 2012
Mensajes
2.033
Calificaciones
11.909
Joer que bien se lo montan los millonarios estos...
Claro que la Silva no podrá ni creerse el nivelón al que puede acceder a través de los amiguitos de su marido (por el apellido te quiero, Andrés... refranero español...)
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 2)