Fallece Antonio García-Trevijano, presidente y fundador del MCRC (1 Viewer)

Registrado
30 Dic 2017
Mensajes
11.434
Calificaciones
51.844
Yo admiro mucho al señor Antonio Garcia Trevijano. Un hombre íntegro, fiel a si mismo, a sus profundas convicciones, valiente, luchador, digno, elegante, muy humano, mirando por el bien común, no se vendió, muy culto, instruido, del lado de la justicia y de la verdad, una cabeza privilegiada, un gran hombre, de una altura nada común en el panorama de hoy día, en todos los sentidos. Hablé con él en su blog hace unos años, como las mejores personas qué sencillo, tierno y humano era en su trato cercano. Un buen hombre y todo un ejemplo de dignidad. Buen viaje a la Gloria de Dios, señor García Trevijano, como persona buena que es y maravilloso y eterno descanso que como gran luchador se lo ha ganado usted a pulso. Feliz de haber podido hablar con usted y explicarle por qué le admiro tanto, querido don Antonio García Trevijano :) Hasta siempre :)



IMG_20180302_000549.jpg
 

Registrado
30 Dic 2017
Mensajes
11.434
Calificaciones
51.844
El Intermezzo de Cavalleria rusticana, de Pietro Macagni, es una bellísima composición que fue elegida como música de fondo para un anuncio de la lotería cuyo eslogan era "La libertad es algo que un día te llega". Hoy le ha llegado a usted la más verdadera y pura libertad, va por usted don Antonio :)

 


Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
24.217
Calificaciones
137.129
Parece que desde Moncloa y Zarzuela han tratado de impedir la publicación de este artículo, que ha salido luego en El Confidencial. Su autor ha agradecido al director del Confidencial su valor en resistir las presiones y publicarlo.
Ayer lo comentó Roberto Centeno en una transmisión en vivo que se hizo desde la casa de Don Antonio.

Os vuelvo a dejar el enlace por si os interesa:
 
Registrado
1 Jun 2017
Mensajes
1.336
Calificaciones
5.166
De Don Juan de Borbón decía que era mucho más inteligente que su hijo Jc.

A Jc lo conocía de joven. Lo paseaba en un deportivo que tenía Trevijsno Y Jc le preguntaba, si iba a ser rey algún día? El le contestaba que sí y que además me meterás en la carcel.
 
Registrado
19 Feb 2010
Mensajes
10.986
Calificaciones
51.169
No acabo de entender su amistad con JC y los consejos a Felipe. Alguien que conociera mejor a Don Antonio me lo puede explicar?
Yo no le he conocido, y no sè si puedo explicarte nada. Pero por lo que he leído y escuchado a lo largo de los anyos sobre el, creo que la explicación podría ser la siguiente: Trevijano siempre fue un demócrata convencido, pero al principio no era republicano, no especialmente, parece. Estuvo muy cerca de D.Juan, como muchos otros, quizá porque pensaban que cuando muriera Franco, D.Juan iba a ser rey. Quizá les habría ido muy bien un sistema monàrquico, naturalmente con democracia, a la inglesa. Nada de particular, en mi opinión, no hay que ser forzosamente republicano para ser demócrata. Amistad con JC no creo que tuviera, después de que JC llegase a rey. Sì la tuvo en la epoca en que Juan Carlos estaba en la Academia militar, pero esa era la época, precisamente, en la que no estaba tan claro que Juan Carlos fuese a acceder al trono, en las condiciones en que lo hizo, accediendo a la modalidad impuesta por Franco, y saltándose a su padre.
 
Última edición:
Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
24.217
Calificaciones
137.129
César Vidal sobre García Trevijano con motivo de su fallecimiento.
Qué cobarde, ha esperado a que Don Antonio muriese para despacharse a gusto contra él.

51:25

Antonio García Trevijano es un personaje enormemente interesante. Tengo que decirles aquí que la leyenda dorada de sus admiradores es excesiva, muy excesiva y, además, está llena de mentiras.
Pero, aún así es un personaje interesante. Por ejemplo, Trevijano, que tenía una soberbia que no le cabía en el cuerpo, era algo tremenda la displicencia, la soberbia y la altura en la que se colocaba para juzgar a todo el mundo, a veces con mucha razón, a veces con ninguna en absoluto, solía repetir una serie de cosas que que eran mentira de arriba a abajo, pero que la gente se creía y las difundía, por ejemplo que era el único español cuyas obras estaban en la librería del Congreso de EEUU, ¡mentira, esto es mentira! Hay muchos españoles que tenemos nuestras obras en la librería del Congreso de EEUU y tampoco es un gran mérito porque la librería del Congreso procura tener todo, todo lo que se pueda. Eso de que es una librería, mejor dicho una biblioteca, selecta en donde, además, sólo entra Trevijano es mentira. Trevijano lo decía, sus admiradores lo repetían, pero es falso. Como otras muchas cosas que eran falsas. Como que es falso decir que es el pensador político más importante del siglo XX en España. Hombre, vamos a ver, España no ha tenido pensadores políticos especialmente destacados en ningún momento de la historia. Pero hombre, es que precisamente en el siglo XX donde estaba un Ortega y Gasset, donde ha estado un Manuel Azaña, donde ha estado incluso un José Antonio Primo de Rivera, en otra línea, vamos, no es un siglo como para decir que Trevijano ha sido el mayor pensador político, porque es mentira. Que él a lo mejor se lo creía, y que algunos de sus seguidores lo han ido repitiendo como papanatas, es verdad, pero no es cierto.
Escribió algunos libros bastante interesantes. Un servidor incluso, en algún momento, hizo recensión de alguno de sus libros en prensa, eran libros interesantes, pero eran libros que también tenían agujeros .
Su Teoría de la República tenía agujeros y era muy discutible. Algunos de sus argumentos eran un poco pedestres. Tampoco nos volvamos aquí locos porque no era para eso. Pero sí es verdad que Trevijano tenía una trayectoria política apasionante y de novela que seguramente lo convirtió en el gran resentido que yo he conocido durante décadas, pero que era apasionante y que, por supuesto, él contaba como quería. Por ejemplo:
Trevijano fue seguramente de los antifranquistas más tempranos que hubo en España. Y en ese sentido, como antifranquista temprano, como le pasó a muchos, fueron a hacerle la rosca a Don Juan que vivía en Portugal porque estaba al lado de España e iban a verle gente de todo tipo a ver si se marchaba Franco y venía Don Juan y les concedía algo. Y por ahí apareció todo el mundo. Y ahí apareció gente afín al régimen de Franco que estaba a ver cómo se coloca para el siguiente. Y apareció también Trevijano. Y como Trevijano era un personaje inteligente - de hecho sacó notarías en tiempo récord y era una persona que además tenía dinero - pues efectivamente Trevijano hubo un momento en que era uno de los personajes más cercanos a Don Juan, no vamos a decir que era el número uno, pero seguramente sí que estaba entre los cinco primeros. En esa labor de acercamiento a Don Juan - un aspirante a la Corona - con un presunto republicano, lo sería después, en aquel entonces Trevijano tenía de republicano lo que yo de archipámpano de las Indias. En esa época, no solamente es que Trevijano se dedicara a conspirar por cuenta de un rey que nunca reinó, sino que además se dedicaba también a ayudar al joven Juan Carlos que estaba en la Academia de Zaragoza. Y como Trevijano siempre llevaba unos coches estupendos con unas señoras todavía más estupendas, se dedicó a presentarle chicas de buena familia al entonces cadete Juan Carlos, al príncipe Juan Carlos.
En un momento determinado, que entre medias aparecen episodios gloriosos como el papel de AGT en la independencia de Guinea, que son uno de esos episodios negros en todo el sentido de la palabra negro porque apoyó a un dictador sanguinario y brutal que se llamaba Macías que se comía el hígado de sus adversarios, se supone que para controlarlos mediante la brujería, vamos, se dedicaba a aconsejar a una gente García Trevijano de cuidado. En medio de ese episodio que acabó como el rosario de la aurora, porque España descolonizó como siempre muy mal porque Macías era un personaje pero vamos de novela de terror, o sea, Macías era un personaje de novela de Joseph Conrad, eso era el Corazón de las Tinieblas. En medio de esa historia, en la que estuvo también Trevijano, se produce una situación que le asestó un golpe muy fuerte a sus ambiciones, y es que, en un momento determinado, en vez de seguir la línea legitimista de Don Juan, Don Juan Carlos aceptó que se le nombrara sucesor de Franco, lo cual creó sus más y sus menos entre padre e hijo, claro, padre vió que le soplaban la corona y encima se la soplaba su hijo, en fin, no es un plato de su gusto. En el momento que se ve que a Franco le quedan dos telediarios, Trevijano empieza a intentar unir a la oposición en le exterior. Que se supone que eran los partidos del interior, pero los personajes importantes casi todos estaban en el exterior. Y en ese episodio Trevijano insiste en que el único independiente , decente, etc., etc., era él y que lo muestra hasta los documentos de Wikileaks que le denominan Maverick. Los documentos de Wikileaks si ustedes los leen, dicen todo lo contrario a lo que dice Trevijano. Los documentos de Wikileaks dicen que Maverick, es decir Trevijano, era un pirado. Este es un notario que es un pirado y se ha metido en medio de esto y, fundamentalmente, es un tonto útil del partido comunista. ¿Era García Trevijano un tonto útil del partido comunista? Lo era, pero no se daba cuenta. Y se pasó el resto de su vida diciendo que él no recibibía órdenes del partido comunista. Claro que no las recibía, si era un tonto útil, no se estaba enterando de lo que hacía. Lo que hizo fue reunir una parte de la oposición que controlaba el partido comunista y cuya excusa era un hombre del Opus y Trevijano, dos tontos útiles, posiblemente Trevijano más tonto útil que el hombre del Opus que era Calvo Serer, y, en un momento determinado, esa oposición se unió con la otra plataforma de oposición donde la fuerza importante de izquierdas era el partido socialista, y esos fueron a ver cómo pactaban la Transición. Y, claro, aquí es donde Trevijano se lo llevaban los demonios diciendo que lo había traicionado Santiago Carrillo. No, Santiago Carrillo manipuló a Trevijano todo el tiempo que pudo porque García Trevijano no pasaba de ser su tonto útil. Y como pasa con todos los tontos útiles, se llamen García Trevijano con el partido comunista o Federico Jiménez Losantos con la Conferencia Episcopal, cuando tú has cumplido tu misión pensando que cumples tu misión, pero en realidad estás cumpliendo la que otros te han puesto encima de la chepa. Cuando dejas de ser útil, se te tira a la basura. Y de la misma manera que en un momento determinado Jiménez Losantos el Cardenal Rouco le corta el cuello y lo echa a la calle - Federico dirá que la culpa es del rey, como si quiere decir que la culpa es de los marcianos - pues Antonio García Trevijano le cortó el cuello Santiago Carrillo de acuerdo con el resto de las fuerzas políticas y lo echó a la basura porque su papel ya lo había cumplido, que era dar la impresión que el partido comunista no estaba solo sino que había otras fuerzas de oposición, etc., etc. Esto Trevijano no lo perdonó nunca y es comprensible. Pero como pasa con muchos tontos útiles, en vez de reconocer la realidad y decir me han engañado, yo actuaba de manera íntegra y honrada, pero me engañaron y me pasó esto, pues no, Trevijano seguía dándole vueltas, que no, que el único honrado era él, que todos lo habían traicionado, no, fue el tonto útil de gente que era más lista que él, posiblemente mucho menos culta, posiblemente mucho menos honrada, pero muchísimo más lista que él. ¿Qué pasó a partir de ese momento? Que Trevijano no tocó bola. Se construyó un Estado que él no terminaba de analizar correctamente y no se enteraba de lo que realmente había sido, pero alguna cosa sí que la captaba y, entonces, lo que sucedió es que cuando se llegó a esa situación Trevijano se quedó fuera porque Trevijano sabía muchas cosas, sabía que en un momento determinado muy posiblemente Felipe González y Suárez y Carrillo habían pactado que le metieran unos días en prisión para que no pudiera estar en alguna reunión y eso que dice Trevijano es posible que fuera así, y sabía que él que en un momento determinado pensó ah, no es mi monarquía, ah, pues vamos a por mi república, y como yo soy el único independiente y estoy encima de todo voy a acabar de presidente de la III República, pues acabó de nada. De esa situación, que económicamente era muy buena porque era notario y tenía sus asuntos y todo lo demás, lo saca de un olvido interesado e injusto pero innegable, en un momento determinado José Luis Balbín en un programa de La Clave, un programa de los años 90. Es decir, Trevijano se tiró casi veinte años absolutamente sin tocar prácticamente bola. Y en ese programa en el que le saca Balbín, él defiende que en España no hay Democracia, con bastante elocuencia, habría que decir, aunque luego su definición de lo que es democracia es imposible porque al final la única democracia que existe en el mundo serían los EEUU, es decir, en el resto de los países en el momento en que la democracia es parlamentaria él considera que ya no es democracia porque no hay una separación de total poderes, etc. en fin, es una opinión respetable, pero no deja de ser un disparate. Y, desde luego, que contradice a los pensadores de la democracia desde Aristóteles, vamos, desde Platón. La definición de democracia de Trevijano pues era la definición de democracia trevijanense, que tenía una parte de verdad y en otros aspectos era muy discutible. Trevijano emerge entonces. En aquel entonces lo cortejan grupos de extrema derecha, yo mismo coincidí con él en algún debate en Onda Cero en la radio en el programa de la tarde, y la gente que iba de guarda espaldas, acompañantes o partenaire - partenair para tener quien te lleve la cartera - era gente de Democracia Nacional, que no es precisamente un partido situado en el centro izquierda, y eso le duró a Trevijano hasta la época de Aznar. Llegó la época de Aznar y no se colapsó el sistema con Felipe González y pareció que, libres del gobierno del partido socialista, podríamos salir adelante, fue un espejismo. Y el espejismo duró ocho años y le fue muy bien al país en conjunto con todas las pegas que se le quiera poner. Trevijano se eclipsó. Y se eclipsó porque no tenía espacio y porque no le oía nadie y porque nadie lo iba a utiliza de ariete contra el Gobienro, aunque sí es verdad que en la caída de Felipe González, uno de los conspiradores que insistió mucho en que los medios atizaran a Felipe porque era la única manera de salir - muy poco democrática es esa visión, pero en fin - seguramente tuvo una cierta efectividad y entre esos conspiradores estaba García Trevijano. García Trevijano que no le hacía ascos a que otro llegara al poder, aunque luego haya, en fin, vomitado todo lo que ha querido sobre el resto de los partidos. Trevijano, como si viniera de entre los muertos, volvió a surgir hace unos años cuando se vio en el período final de Zapatero y el inicial de Rajoy, que esto no tiene salida, y ahí él ha repetido o repitió algunas de sus tesis que tienen bastante valor - decir que es un régimen de oligarquías - que es verdad, aunque él nunca llegó a analizar de manera cabal lo que eran esas oligarquías ni el pacto al que había llegado porque todo lo limitaba a su experiencia de la Transición que ni siquiera llegó a interpretar bien, y, efectivamente, se definió por una república constitucional y señaló muchos aspectos que eran ciertos. Sus análisis de actualidad de todas formas eran muy superficiales, muy superficiales. Y la prueba está en que los análisis que él hacía de lo que estaba pasando- cualquiera que oiga sus programas de radio lo puede ver - los hacía sobre la base de lo que contaba la prensa. Y, entonces, de pronto uno de los que había ahí, uno de los admiradores, le leía los titulares de El Mundo. Trevijano generalmente daba una coz diciendo que no sabían escribir - generalmente acertaba - y, a continuación, él comentaba el titular de El Mundo o comentaba el titular de El País o lo que fuera, pero se movía dentro de los causes de los mismos medios del régimen, lo cual es absurdo, porque evidentemente si tú quieres dar una visión global y quieres dar una visión amplia de la realidad, tú no te puedes mover sobre la base única y exclusiva de lo que dicen los medios del régimen que era lo que él hacía. En los últimos años en medio de la descomposición actual, e insistimos, en algunas cosas su juicio y su criterio y su análisis era bastante acertado, en otros era muy, muy superficial, incluso erróneo, pues bueno, Trevijano logra tener una serie de admiradores que siempre contaban que el mayor pensador político de la historia de España, mentira; que era el único que tenía sus obras en la biblioteca del Congreso de EEUU, más mentira todavía, y que ponían una fe en él que de todas formas no daba ninguna solución. Hay que reconocer que en una entrevista que publicó en 2006 en su momento El Español, y que es una entrevista que no está mal porque aparece quién es Trevijano, pues se permite decir esas cosas que las semillas que él siembra ahora a la vuelta de un siglo se recogerán y blá, blá, blá.
No, no se van a recoger porque seguramente de Trevijano a la vuelta de dos años no se va a acordar nadie y tampoco es sorprendente. Pero insistimos, como personaje verdaderamente tiene una novela y tiene hasta una película. No en los términos ageográficos de sus admiradores, sino en los términos reales del conspirador, del mismo tipo que Avinareta que se pasa toda su vida conspirando y que no saca nada porque, a pesar de ser seguramente el más culto y el más leído que los otros conspiradores, los otros conspiradores son más listos que él y lo utilizan como tonto útil y casi siempre lo acaban arrojando a la orilla, a la cuneta de la historia cuando ha cumplido su misión, la de tonto útil. Pero, aparte de eso, efectivamente sabía mucho, seguramente era de los pocos que había leído a pensadores como Pareto en España o a Granci y, evidentemente, su discurso era un discurso bien hilvanado, que luego estuviera muy equivocado en algunas cosas o en otras fuera deficiente, es otro cantar. Y, efectivamente sí, ha sido uno de los grandes pensadores políticos de la España del siglo XX, uno de ellos. Seguramente no el más importante o el mejor, no el que más se va a recordar. En cualquiera de los casos, descanse en paz.
 
Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
24.217
Calificaciones
137.129
El Intermezzo de Cavalleria rusticana, de Pietro Macagni, es una bellísima composición que fue elegida como música de fondo para un anuncio de la lotería cuyo eslogan era "La libertad es algo que un día te llega". Hoy le ha llegado a usted la más verdadera y pura libertad, va por usted don Antonio :)

Me encanta, muchas gracias por compartirlo en un día tan triste como hoy.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)