CASO NOOS. Iñaki Urdangarin en la cárcel de Brieva. Voluntariado en Hogar Don Orione

Registrado
8 Abr 2012
Mensajes
13.289
Calificaciones
53.970
"Felipe es totalmente diferente del padre. Cuando Torres Dulce le presentó sus respetos, Felipe le pidió que tratara a su hermana como cualquier ciudadano. Pero él le dijo que se había comprometido con el rey. Ante eso, Felipe le contestó que el rey era él".
"Una lucha de poder que no habría tenido demasiada repercusión, por eso, al salvarse Cristina alejándose de prisión: "La Infanta no tendría que haber sido absuelta. Es muy fuerte. Entra imputada y sale absuelta y no desmontan ninguno de los 14 motivos de impugnación que tenía el juez que le imputaba. Ninguno". Urbano asegura que Felipe VI es bien consciente de que se juega la corona: "Urdangarin tiene que entrar en la cárcel".
https://www.elnacional.cat/enblau/es/television/pilar-urbano-chester_277014_102.html
San preparao el inocente, ora pro nobis.
 

Registrado
8 Abr 2012
Mensajes
13.289
Calificaciones
53.970
No soporto al preparao

Pues a aguantarle toca, a su alrededor hay montado toda una extensa red economico-politico-social de partidos , que hacen negocios rentables para quienes lo apoyan y para el mismo que maneja de forma inquebrantable todo el convoluto montado con la mal llamada democracia , los partidos republicanos, que los hay, son lo que se dice cuatro gatos que no pueden hacer para cambiar ni siquiera pueden hacer una pequeña mayoria en el Congreso de Diputados.
Cuando sale un grupo que consideran son respondones se rascan las vestiduras y pronostican todas las calamidades habidas y por haber, mientras el jefe del chiringo lo apoyen con tanto cariño y devocion, unos andan muy convencidos de que estamos en una democracia y un estado de derecho etc etc etc.
Adolfo Suarez en sus buenos tiempos se partia de risa con el gol que nos habia colado.
 
Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
11.325
Calificaciones
87.814
05/10/2019

SU HIJO, ARRAIGO PARA LA LIBERTAD
Juan vive en Madrid desde septiembre. Se reunirá con su padre en sus permisos. POR M. PINA

Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
DESPUÉS DE DOS AÑOS DE futuro incierto, Juan Urdangarin (20) ha fijado su residencia en Madrid. El hijo mayor de la Infanta Cristina e Iñaki se instaló en la capital el pasado mes de septiembre y comenzó sus estudios en una prestigiosa universidad privada situada en el elitista barrio de El Viso, como ha confirmado LOC. La discreta vuelta a España del joven responde más a las exigencias de Instituciones Penitenciarias para ofrecer permisos que a las ganas de la familia de establecerse en la capital.

Juan se erigió como cabeza de familia ante la sentencia del Caso Nóos. De hecho, después de terminar el colegio en 2017 decidió tomarse un año sabático para estar junto a sus padres. Uno de los planes que hizo ese año fue viajar de nuevo hasta la localidad camboyana de Battambang para hacer un voluntariado durante unos meses. La familia está muy vinculada a la fundación que el padre Figaredo tiene en la ciudad, de hecho, todos lucen en sus apariciones públicas las pulseras del voluntariado.

En junio de 2018, Urdangarin ingresó en prisión y después del verano su hijo inició la universidad en Essex, como contó LOC en exclusiva. Sin embargo, lejos de instalarse en Inglaterra para estudiar los cuatro años de carrera, este año Juan Valentín ha hecho las maletas de nuevo para mudarse a Madrid. Tras un verano con amigos en Portugal, en septiembre se instaló en Madrid. Aquí se está sacando el carné de conducir y ha comenzado el curso en la citada universidad. Juan está muy integrado con sus amigos y pasea con tranquilidad por el Barrio Salamanca, como se vio en unas instantáneas publicadas por ¡Hola!. Tal y como ha confirmado LOC, el joven es el nuevo objetivo de los fotógrafos y el pasado jueves acudió a comer con unos amigos de la universidad al restaurante La Raimunda, situado en el Palacio de Linares. “Después pasaron la tarde en una casa muy cercana, a la que llegaron caminando”, explican.

Ese mismo día, su padre también fue fotografiado entrando en el Hogar Don Orione, donde realiza su voluntariado. La llegada a Madrid de Juan responde a la situación carcelaria de su progenitor. Iñaki, condenado a cinco años y diez meses de cárcel, podría pedir su primer permiso penitenciario cuando cumpla un cuarto de su condena, situación que llegará el próximo diciembre. Para que le concedan una salida de fin de semana, Urdangarin debe cumplir varios requisitos, el que atañe a su hijo Juan es el arraigo.

Instituciones Penitenciarias podría negar el permiso si el preso no tiene un familiar de primer grado al que visitar. La familia era consciente de esta situación, por eso decidieron que la matriculación de Juan en Madrid, bajo el ala protectora de toda la familia Borbón, en especial de su abuela Doña Sofía y de la Infanta Elena, era lo idóneo.

ELLA, EN SUIZA

Aunque Doña Cristina lleva un año tratando de reconciliarse con la opinión pública, la opción de trasladarse ella a la capital estaba descartada. Sus hijos pequeños, Miguel e Irene, continúan sus estudios en Ginebra, donde están muy integrados en la vida local y en el colegio, en el que llevan seis años estudiando. Pablo, el segundo hijo de la familia, está instalado en Nantes, donde juega en el equipo de balonmano de la localidad.

Si finalmente Instituciones Penitenciarias otorga el primer permiso a Iñaki para salir un fin de semana en diciembre, la familia se reunirá en torno a Juan, quien por su familia se ha instalado en Madrid, donde todos volverán a estar juntos después de año y medio separados.

https://www.elmundo.es/loc/casa-real/2019/10/05/5d973984fdddff030e8b4652.html
 

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
36.781
Calificaciones
67.643
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
CASA REAL ESPAÑOLA
Iñaki Urdangarin: un mes de voluntario y sin sentencia de la Fiscalía
El duque de Palma puede salir de la cárcel dos días por semana para desarrollar en horario de ocho horas (desde que sale de prisión hasta que regresa ) su TBC





Iñaki Urdangarin, visto por Jate.



AUTOR

PALOMA BARRIENTOS
Contacta al autor
pbarrientos11
TAGS
IÑAKI URDANGARIN
19/10/2019



Iñaki Urdangarin cumple en la cárcel de Brieva la sentencia impuesta de cinco años y 10 meses por el caso Nóos. Su situación era, hasta hace un mes, la de aparente soledad. No tenía trato con la población reclusa, que en este lugar es exclusivamente femenina. Solo con los funcionarios que se encargan de su módulo. El exduque de Palma, como cualquier otro interno, podría haber solicitado un cambio de prisión atendiendo a lo duro que puede resultar un aislamiento de estas características.

No lo hizo, pero sí sirvió para que el abogado Pascual Vives pidiera el voluntariado para su cliente, que el juzgado correspondiente confirmó a través de un auto.

Iñaki Urdangarin podría salir de la cárcel dos días por semana para desarrollar en horario de ocho horas (desde que sale de prisión hasta que regresa ) su TBC. Con estas siglas se define el trabajo en beneficio de la comunidad cuyo fin tiene una función educativa. La decisión del juez de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León al permitir estas salidas no tuvo la misma aceptación en la Fiscalía. El ministerio público defendió en un escrito de oposición que no se cumplían los requisitos legales y por lo tanto no estaba de acuerdo con el voluntariado del marido de la infanta Cristina.

Hasta este viernes no había resolución, como así han confirmado a Vanitatis desde la Fiscalía Provincial de Valladolid: "No hay novedad con respecto a la petición que se solicitó desde esta Fiscalía".







El 19 de septiembre comenzaba para Urdangarin una nueva vida como voluntario en el Hogar Don Orione que le ha permitido cambiar su aislamiento gracias al trato con los trabajadores de la institución. Francisco Sánchez, director del centro, explica a Vanitatis que el día a día transcurre con normalidad: "Aquí hay mucho trabajo y bienvenidas sean dos manos más. No hay ningún trato de favor. Iñaki entra y sale por la puerta principal como todos nosotros. Cumple con sus horas y, salvo el jueves pasado que por la lluvia y los atascos llegó más tarde, su horario se mantiene".

Los únicos cambios que se pueden observar a simple vista son los referidos a los escoltas, que no siempre son los mismos: "Cuando llegan los nuevos, les hacemos un recorrido para que sepan dónde se encuentran las salidas de emergencia y en qué lugar desarrolla su horario Urdangarin, que sabe perfectamente cuál es su trabajo".






La única novedad tiene que ver con el informe que desde el centro Don Orione deben enviar a la prisión de Brieva al cumplirse un mes. Es un protocolo que entra dentro de la normalidad: "Hacemos lo mismo con el resto de reclusos que vienen desde la prisión de Madrid y Navalcarnero. En este documento figuran los datos de cuál es su cometido, cómo se desenvuelve, su integración... Y se envía al responsable de la cárcel, en este caso a Brieva. Es lo que se ha hecho con Urdangarin", explica Francisco Sánchez.

Confirma que el marido de la Infanta no hace vida aparte: "Come con los trabajadores. Normalmente con los seis que forman el equipo en el que está integrado Y me gustaría aclarar que en este centro no hay uniformidad como en los hospitales. Cada uno puede ponerse la ropa que considere. En el caso de Iñaki, si lleva una camisa verde o azul es porque prefiere ese color. Lo que hicimos es regalarle una camiseta como a todos los voluntarios y es la que utiliza".

https://www.vanitatis.elconfidencial.com/casas-reales/2019-10-19/inaki-urdangarin-voluntario-1-mes-sentencia-fiscalia-roione_2289644/

 

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
36.781
Calificaciones
67.643
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
CASA REAL ESPAÑOLA
Iñaki Urdangarin: buenas notas y auto judicial con permisos y revelación sorpresa
La Fiscalía aducía que el aislamiento del interno no estaba impuesto de modo forzoso por la Administración penitenciaria, sino que había sido Urdangarin quien lo había elegido





Iñaki Urdangarin. (Cordon Press)



AUTOR

PALOMA BARRIENTOS
Contacta al autor
pbarrientos11
TAGS
IÑAKI URDANGARIN
29/10/2019


Un mes después de ingresar como voluntario en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Iñaki Urdangarin ha recibido su primera evaluación. Un 'notable' alto que forma parte de un informe en el que se habla de cómo ha sido todo este tiempo y que se suma a un recurso de apelación que se resolvía este mismo lunes.

La Fiscalía recurrió el pasado mes de septiembre el auto que permitía al exduque de Palma salir de la cárcel de Brieva para cumplir con un voluntariado en la residencia Don Orione en Pozuelo de Alarcón. Este lunes, por fin, se resolvía el recurso de apelación presentado por el Ministerio Fiscal, que ha sido favorable al marido de la infanta Cristina. El juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº1 de Valladolid tramitó el expediente y ahora ha sido laAudiencia Provincial de Ávila quien ha respondido.

En la primera parte del escrito se especifica la situación actual de Urdangarin. Reproducimos el extracto del auto en el que se hace referencia: “El interno está condenado a una pena total de prisión de 5 años y 10 meses, alcanzando la cuarta parte del cumplimiento de la misma el día 28 de noviembre del presente año, siendo así que el cumplimiento de la cuarta parte de la condena o el no haber disfrutado de permisos no son requisitos ineludibles para la aplicación de las previsiones de los Arts. 100.2 y 117 del Reglamento Penitenciario”.

Por lo tanto, se confirma el permiso. A continuación, y a través de cuatro páginas, se desmontan todos los puntos en los que se basaba el recurso del Ministerio Público.







La Fiscalía aducía que el aislamiento del interno no estaba impuesto de modo forzoso por la Administración penitenciaria, sino que había sido Urdangarin quien lo había elegido y que “de los informes no se deduce que la situación haya provocado perjuicios detectables en la persona o personalidad del penado”. En el recurso se especificaba que este trabajo no cumplía con lo que se considera una reeducación ya que en Don Orione lo que se ofrece es trabajo en beneficio de la comunidad y no era el caso de Urdangarin. “Los programas que aplican al amparo de estos preceptos son cursos de formación o actividades externas de trabajos remuneradas cuyo objetivo es que cuando el interno alcance el tercer grado o salga de prisión, haya adquirido recursos educativos, cualificación profesional o que ya esté integrado en el ámbito laboral”.

Alegaciones, por tierra
Una vez presentado el caso, el magistrado de la Audiencia Provincial de Ávila echa por tierra las alegaciones que transmite con contundencia: “Desde ahora debe anunciarse que el recurso está destinado al fracaso y ello, en primer lugar, por los brillantes, acertados y profusos razonamientos contenidos en la resolución recurrida, que se dan aquí por reproducidos para evitar repeticiones dilatorias e innecesarias. (…) el Reglamento Penitenciario establece como presupuestos, para que un interno clasificado en segundo grado de cumplimiento de una pena privativa de libertad pueda acceder a la ejecución de programas especializados, únicamente los siguientes: a) Perfil de baja peligrosidad social y b) Que no ofrezca riesgos de quebrantamiento de condena”.

Y continúa el auto explicando que “no contempla ni exige dicho precepto el cumplimiento de la cuarta parte de la condena como presupuesto necesario e imprescindible para que el interno pueda acceder a la realización de tales programas especializados, a diferencia del régimen de otros beneficios o institutos penitenciarios”.

En cuanto al segundo motivo del recurso donde la Fiscalía aducía que el aislamiento era “elegido”, el juez lo desmonta con la siguiente explicación (toda una revelación y una sorpresa): “La competencia para determinar en qué centro penitenciario ha de cumplirse la pena privativa de libertad corresponde exclusivamente a la Administración Penitenciaria, tal y como señalan los Arts. 79 LOGP y 31 Rgto. Penitenciario. Dicho ello, no cabe sostener, como insinúa el Ministerio Fiscal, que haya sido la elección del interno la que ha determinado el régimen de cumplimiento al que se encuentra sometido, sino que éste viene impuesto por las especiales circunstancias del centro en el que se desarrolla la ejecución de la pena”.







En este sentido se amplia la explicación con el siguiente párrafo: “No existe resolución expresa alguna en la que se someta al interno a un régimen de cumplimiento en aislamiento, pero no lo es menos que el mismo viene impuesto por las características del centro de ejecución, siendo así que, como anteriormente se señalaba, la elección del mismo es competencia exclusiva de la Administración Penitenciaria, por lo que cabe concluir ha sido ésta la que ha provocado, aún indirectamente, esa situación de aislamiento”.

A continuación, en el apartado tercero, el magistrado contesta a la Fiscalía, que decía en su recurso que no se había constatado que el aislamiento produjera en Urdangarin problemas de salud: “El cumplimiento de la pena, en las circunstancias en las que lo está siendo, esté produciendo efectos perjudiciales en el interno o causando desocialización”.

Se reseña el informe de la educadora social del Centro Penitenciario en el que se recogen los siguientes datos: “Si bien en el interno no se observan las carencias de la mayoría de la población penitenciaria, sí consideramos que la falta de actividad le está afectando negativamente”. Especifica que las características especiales de la cárcel de mujeres de Brieva con la separación por s*x* que exige el sistema penitenciario no permite a Urdangarin realizar ni participar en “las actividades comunes programadas por los profesionales para el resto de las internas”.

Apoyo enriquecedor
Otro de los puntos que rebate el auto se refiere al trabajo que realiza el exdeportista de élite: "El apoyo que puede prestar el interno al colectivo en el que se pretende desarrollar el programa parece muy enriquecedor y positivo, más cuando el informado ya ha intervenido con personas en riesgo de exclusión como colaborador en otras ocasiones", y sigue añadiendo que la colaboración del interno con la ONG a la que se alude podría verse como un paso previo a sus futuros permisos de salida.

La resolución final acordada por la Audiencia da la razón a Urdangarin, que podrá seguir como voluntario: “El recurso de apelación interpuesto por el Ministerio Fiscal contra el auto de fecha 17 de septiembre de 2019, dictado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de Valladolid, en asunto sobre peticiones y quejas 488/2.018 0002, por el que, estimando el recurso formulado por el interno Ignacio Urdangarin Liebaert contra la resolución de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, notificada el día 1 de agosto de 2019, revocando la misma y autoriza las salidas programadas del Art. 117 del Reglamento Penitenciario a dicho interno, para desarrollar el programa con la Institución que consta en las actuaciones, dos días a la semana, con una duración máxima de ocho horas cada día, confirmamos el mismo, declarando de oficio las costas de esta alzada”.

https://www.vanitatis.elconfidencial.com/casas-reales/2019-10-29/inaki-urdangarin-seguira-con-su-voluntariado_2303616/
 
Registrado
27 May 2010
Mensajes
407
Calificaciones
1.755
Curioso que realice el voluntariado en un centro religioso, Hogar Don Orione, estrechamente relacionado con una asociación de carácter religioso creada por miembros de VOX y presidida por Luis Alfonso de Borbón. Ya sabemos en qué ambientes se mueve Mr. Urdangarin: entre ultracatólicos y franquistas.
Aqui están los datos. Hogar Don Orione recibe dinero de la asociación mencionada e incluso han organizado cursos de voluntariado a través de esta asociación con el Colegio Monte- Tabor (opus dei):
https://www.google.es/amp/s/cadenaser.com/ser/2019/03/10/politica/1552243788_884880.amp.html
 
Registrado
8 Abr 2012
Mensajes
13.289
Calificaciones
53.970
Aqui están los datos. Hogar Don Orione recibe dinero de la asociación mencionada e incluso han organizado cursos de voluntariado a través de esta asociación con el Colegio Monte- Tabor (opus dei):
https://www.google.es/amp/s/cadenaser.com/ser/2019/03/10/politica/1552243788_884880.amp.html
No contradigo el articulo, quiero decir que muchas fundaciones y organizaciones de todo tipo hacen donaciones a este tipo de ongs para justificar muchas cosas, ¿ que Hogar Don Orione recibe dinero ?, si claro, recibira dinero de cualquiera que se le ofrezca, exactamente hace lo mismo el Cottolengo del Padre Alegre de Barcelona, cualquiera de vosotras puede ir al Cottolengo y darles dinero, se entrega en recepcion y no piden explicaciones de donde procede el dinero, cualquier empresa, fundacion o perico de los palotes puede hacerlo.
De todo esto no tiene nada que ver Urdangarin, absolutamente nada, si estuviera cerca Barcelona podria acudir al Cottolengo para hacer lo mismo que hace en el Hogar Don Orione, en el Cottolengo aceptan voluntarios de todo tipo, hay departamento de hombres y departamento de mujeres, niños, niñas, viejos y viejas, se aceptan voluntarios de todas las edades y donaciones de todo tipo.


Dejo una entrevista que hizo Bertin Osborne, para que os hagais una idea, su hijo si no tuviera padres o si sus padres lo hubieran abandonado podria estar en un Cottolengo, el Hogar Don Orione es lo mas parecido, aun se organicen en su interior de forma diferente, parece que solo tienen hombres, pero por lo demas es como el Cottolengo, el de Barcelona es muy grande comparado con Don Orione, al ser tan grande tienen diferentes zonas para alojamiento segun edades y sexos, pero luego se juntan todos para las diferentes celebraciones, comer, entretenimiento etc....
 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
36.781
Calificaciones
67.643
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
FAMILIA REAL ESPAÑOLA
Juan Urdangarin, ¿pieza clave para la inminente libertad de su padre?
Poco a poco, Iñaki Urdangarin va cumpliendo los requisitos necesarios para lograr su primer permiso, que podría conseguir el próximo 28 de noviembre




Foto: La infanta Cristina y sus hijos en una imagen de archivo. (Cordon Press)


La infanta Cristina y sus hijos en una imagen de archivo. (Cordon Press)



AUTOR
R. RIAÑO
Contacta al autor
TAGS
JUAN VALENTÍN URDANGARIN
IÑAKI URDANGARIN
INFANTA CRISTINA

17/11/2019




El próximo 28 de noviembre, Iñaki Urdangarin habrá cumplido una cuarta parte de la condena de 5 años y 10 meses de prisión que le fue impuesta tras el caso Nóos. Esto significa que habrá cumplido con uno de los requisitos necesarios para poder solicitar su primer permiso penitenciario.
Si, tras realizar los trámites pertinentes, se le concede dicho permiso, el sueño de libertad comenzará para el esposo de la infanta Cristina y para su familia.
[LEA MÁS: Cuando Urdangarin y la infanta Cristina se convirtieron en un 'regalo' mediático]
Poco a poco, Iñaki Urdangarin va cumpliendo los requisitos necesarios para lograr su primer permiso. El primero de ellos era lograr que el yerno de Don Juan Carlos y Doña Sofía fuera clasificado en segundo grado, una medida a la que ya logró optar en el mes de agosto.

El segundo era cumplir la cuarta parte de su condena, tal y como habrá hecho el 28 de noviembre.




Iñaki Urdangarín en el Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón, Madrid, donde realiza un voluntariado. (EFE)


Iñaki Urdangarín en el Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón, Madrid, donde realiza un voluntariado. (EFE)




Desde 'Look' han contactado con una abogada penalista que ha aclarado qué otros requisitos se le exigen a Urdangarin. Para comenzar, un historial de buen comportamiento, algo con lo que también cuenta, así como el nulo riesgo de quebrantamiento de condena, algo que tampoco es probable que pueda llegar a suceder.
Pero entre todos los requisitos, hay uno ante el cual, su familia juega un importante papel. El preso debe contar con lo que la abogada denomina el requisito de 'arraigo'. Iñaki necesitaría aportar una dirección en la que pueda estar localizable durante su permiso y en la que, a su vez, conviva con algún familiar o persona cercana a él.




Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina en una imagen de archivo. (Getty)


Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina en una imagen de archivo. (Getty)




Hasta ahora, la infanta Cristina y sus hijos han residido en Suiza. Pero los últimos movimientos que la familia está realizando, apuntan a que tienen muy en mente facilitar las cosas a Iñaki para que nada se pueda interponer en el logro de su libertad.
Desde diferentes medios se ha extendido la información de que Juan Valentinse ha instalado en Madrid este curso, donde además se le ha podido ver sacándose el carné de conducir. Desde Vanitatis no hemos podido, de momento, corroborar dicha información, pero de ser así, él podría ser la pieza clave para que su padre cuente con un domicilio y con un familiar que le ayuden a cumplir con el requisito de 'arraigo'.




Juan Valentín Urdangarin. (Cordon Press)


Juan Valentín Urdangarin. (Cordon Press)




Mientras sus hermanos, Miguel e Irene, continúan sus estudios en Ginebra, Pablo vive en Nantes.
Como responsable del área internacional de la Obra Social de La Caixa, la infanta Cristina viajaba de manera habitual a Barcelona. Sin embargo, cada vez es más frecuente verla en Madrid. Quizás, la hermana de Felipe VIprepara el terreno para vivir la Navidad soñada, junto a su marido y sus hijos. Y es que, si Iñaki obtiene finalmente el permiso, contaría con 36 días de libertad que deberá dividir entre los dos semestres del año. Además, no podría disfrutar de más de 7 días seguidos de permiso.

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
40.909
Calificaciones
62.226
Ubicación
227
Urdangarin podrá pedir permisos ordinarios para salir de prisión temporalmente desde este jueves

  • Si la dirección del centro penitenciario, que aún no ha fijado una fecha para analizar la petición y pronunciarse, lo resolviera en los próximos días el marido de la infanta Cristina podría pasar las navidades en casa

  • El cuñado del rey, que ya ha cumplido una cuarta parte de su condena, podrá pedir permisos de un máximo de 36 días al año, al igual que otros presos de segundo grado

infoLibre
[email protected] @_infoLibre
Publicada el 27/11/2019 a las 16:55Actualizada el 27/11/2019 a las 17:35
FacebookTwitterWhatsappTelegramMas Redes
Envíalo a un amigoImprimir
Iñaki Urdangarin, a su llegada al Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo.
EFE
Iñaki Urdangarin puede desde este jueves pedir a la cárcel de Brieva (Ávila) permisos ordinarios para salir de prisión durante un tiempo tasado, aunque la dirección del centro penitenciario no tiene aún fecha para analizar esta petición y pronunciarse, según han confirmado a Europa Press fuentes penitenciarias. Si resolviera en las próximas fechas, el marido de la infanta Cristina podría pasar las fiestas navideñas con su familia.

El cuñado del rey lleva 17 meses en prisión, por lo que ha cumplido ya una cuarta parte de su condena a cinco años y diez meses por el caso Nóos. Como ocurre con cualquier otro preso clasificado en segundo grado, Urdangarin puede pedir permisos ordinarios para salir de la cárcel con un máximo de 36 días al año —18 días por semestre—, aunque sin poder sumar más de una semana de forma consecutiva.

El pasado 19 de septiembre, Urdangarin salió por primera vez del módulo de Brieva que eligió de forma voluntaria tras ser condenado por delitos de prevaricación continuada y malversación (ambos en concurso), tráfico de influencias, fraude a la Administración y dos delitos fiscales. El marido de la Infanta está desde entonces en un módulo en el que no hay otros presos, ya que la de Ávila es una cárcel de mujeres.

Su primera salida fue tras la autorización del juez de Vigilancia Penitenciaria de Ávila, que aceptó su petición para que asistiera a un hogar religioso de Pozuelo (Madrid) dos veces por semana y un máximo de ocho horas al día. La decisión, respaldada por la Audiencia Provincial de Ávila al rechazar el recurso de la Fiscalía, se fundamentó en aplicación del artículo 117 del Régimen Penitenciario sobre "medidas regimentales para la ejecución de programas especializados para penados clasificados en segundo grado", como es el caso de Urdangarin.

Una vez que ingresan en prisión, los reclusos tienen un límite temporal de dos meses para ser clasificados desde el momento en que la sentencia es notificada en los centros penitenciarios. Luego se vuelve a estudiar de forma automática la clasificación de grado cada seis meses como máximo. La última revisión de Urdangarin fue el pasado julio, permaneciendo en segundo grado. Su progresión al tercer grado, en principio, se podría plantear pasada la mitad de la condena, esto es a partir del segundo trimestre de 2021.


Preparación para la vida en libertad

Los permisos ordinarios a los que ahora se puede acoger el cuñado del rey están regulados en el artículo 154 del Régimen Penitenciario. De acuerdo a la norma, se pueden conceder permisos, "previo informe preceptivo del Equipo Técnico", para la salida ordinaria "de hasta siete días de duración como preparación para la vida en libertad".

Estos permisos son hasta un total de 36 días para los penados clasificados en segundo grado o de hasta 48 días para los que estén en tercer grado, "siempre que hayan extinguido la cuarta parte de la condena o condenas y no observen mala conducta".

Los límites máximos anuales de 36 y 48 días de permisos se distribuyen, según el Reglamento Penitenciario, "como regla general en los dos semestres naturales de cada año". Para el preso clasificado en segundo grado, como es Urdangarin en la actualidad, podría disponer de hasta 18 días en total en un semestre —serían 24 días para presos en tercer grado—.

"Dentro de los indicados límites", añade la norma, "no se computarán las salidas de fin de semana propias del régimen abierto ni las salidas programadas que se regulan en el artículo 114 de este Reglamento, ni los permisos extraordinarios".

Antes de su ingreso en prisión en junio de 2018, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo rebajó en cinco meses la condena al exduque de Palma, pasando de los seis años y tres meses de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca a la condena firme de cinco años y diez meses por varios delitos relacionados con la actividad del Instituto Nóos. La Fiscalía había pedido un incremento de la pena de hasta diez años


¡Que vergüenza!
 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
36.781
Calificaciones
67.643
Ubicación
D'ici et d'ailleurs
FECHA CLAVE
La infanta Cristina recupera a su familia, sus amigos, su marido... pero seguirá en Ginebra
La hermana del Rey no se plantea volver a residir en España de momento. Ha llevado con estoicismo la ausencia de Iñaki Urdangarin, haciendo de padre y madre



Foto: La infanta Cristina, en una imagen tomada en Madrid a finales de verano. (CP)


La infanta Cristina, en una imagen tomada en Madrid a finales de verano. (CP)



AUTOR
C. VILLAR
Contacta al autor
28/11/2019



A la infanta Cristina se le puede acusar de muchas cosas, pero no de falta de estoicismo ante la adversidad. Desde que el pasado 18 de junio de 2018 su marido ingresara en la cárcel de Brieva, la hija del rey Juan Carlos solo ha pretendido una cosa: seguir con su vida de la forma más discreta posible. Hay un dicho popular que le va al pelo a la hermana del Rey: no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista. Parece que hoy, cuando su marido cumple un cuarto de condena y empieza a vislumbrar su semilibertad, la travesía que empezó oficialmente en 2011, cuando Urdangarin fue apartado de la dinámica de la Casa Real por su comportamiento "no ejemplar", va llegando a puerto.

La situación profesional de la Infanta no ha variado en los últimos dos años ni lo hará. Sigue manteniendo sus mismas responsabilidades como directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa. Reside en Ginebra y viaja con frecuencia a Barcelona para reunirse con sus colaboradores y asistir a las reuniones necesarias para el seguimiento de los mismos. Por lo general, se desplaza a Barcelona una o dos veces al mes. También son cada vez más habituales sus viajes a Madrid. La hija del Rey no se plantea volver a residir en España, como confirman sus amistades, ni siquiera para estar más cerca de su marido ante un previsible tercer grado penitenciario.

Fuera del ámbito español, donde su nombre está asociado inevitablemente al asunto Nóos, la Infanta es un referente en el mundo de la cooperación. Cristina de Borbón ha luchado especialmente contra la mortalidad infantil desde su compromiso con Gavi Alliance en 2005, una asociación que promueve la vacunación de los niños en países desfavorecidos. Es un proyecto al que le tiene especial querencia y por el que es capaz de romper su habitual alergia a dejarse fotografiar en su día a día, como ocurrió el pasado mes de marzo, en el Global Health Campus. "Estamos muy agradecidos por su fuerte y duradero compromiso con Gavi y con la salud de los niños", la piropeó el CEO de la asociación (a ella y a La Caixa).

Desde aquel acuerdo que lideró la Infanta y en el que ahora están involucrados también el matrimonio formado por Bill y Melinda Gates, han sido vacunados más de 5 millones de niños de zonas especialmente vulnerables de África y Latinoamérica.




La infanta Cristina, en un partido de balonmano de su hijo Pablo. (CP)


La infanta Cristina, en un partido de balonmano de su hijo Pablo. (CP)




En Ginebra colabora también con la Fundación Aga Khan. Se trata de un gigante filantrópico que extiende sus tentáculos por casi cualquier campo, de la educación a la arquitectura, la agricultura, la salud o el desarrollo industrial. Aunque la entidad que preside el Aga Khan ha sido tradicionalmente muy reacia a explicar las labores concretas de la Infanta dentro de su organigrama, Vanitatis ha podido confirmar que doña Cristina está centrada en el Aga Khan Trust and Culture, coordinando la colaboración entre las pequeñas entidades que integran la gran red del Aga Khan.

Eso, en el plano profesional, el lugar donde se ha desarrollado más allá de su pertenencia a la familia del Rey. En el plano íntimo, las cosas también pintan mejor que en los últimos tiempos para ella. Cristina de Borbón ha recuperado a su familia públicamente, como se demostró en el cumpleaños de la reina Sofía o en la visita de los Reyes padres para ver a Pablo Urdangarin jugar al balonmano en Hannover el año pasado. También pasó con ellos la Nochebuena de 2018 y estuvo con sus hijos visitando al rey Juan Carlos tras su operación cardiaca de finales de verano. Su vuelta a la agenda institucional no entra dentro de los planes de la Casa del Rey.

La Infanta está llevando con estoicismo la ausencia de su marido del hogar familiar. La hermana del Rey ha intentado suplir el papel de padre y madre. En septiembre se la vio en Nantes, la ciudad donde se ha instalado su hijo Pablo este año para jugar con el filial del HBC Nantes. También se la vio en Madrid en octubre, acudiendo a dar el último adiós a Germán López Madrid, a cuya familia está muy unida (su viuda, María José Gómez Rodulfo, es buena amiga de Cristina y en los malos momentos le ha brindado su apoyo). Y en la boda de Jaime Urquijo Zobel de Ayala y Alexandra Suárez.




Las infantas Elena y Cristina, en el funeral de Germán López Madrid hace un par de meses. (Lagencia Grosby)



Por momentos, parecía que la infanta Cristina podía multiplicarse. Porque además, aunque no hay constancia pública, se sabe que suele visitar a Iñaki Urdangarin en prisión al menos una vez al mes, y que sigue cultivando la relación con la familia de su marido, con quienes pasó parte de las vacaciones de verano en Estados Unidos. Una hiperactividad que quizá ahora, con su marido a la espera de unos primeros compases de libertad, pueda dar paso a una etapa más relajada en la que hacer borrón y cuenta nueva.


 
Registrado
17 Oct 2019
Mensajes
586
Calificaciones
3.415
Ubicación
Suiza
FECHA CLAVE
La infanta Cristina recupera a su familia, sus amigos, su marido... pero seguirá en Ginebra
La hermana del Rey no se plantea volver a residir en España de momento. Ha llevado con estoicismo la ausencia de Iñaki Urdangarin, haciendo de padre y madre



Foto: La infanta Cristina, en una imagen tomada en Madrid a finales de verano. (CP)


La infanta Cristina, en una imagen tomada en Madrid a finales de verano. (CP)



AUTOR
C. VILLAR
Contacta al autor
28/11/2019



A la infanta Cristina se le puede acusar de muchas cosas, pero no de falta de estoicismo ante la adversidad. Desde que el pasado 18 de junio de 2018 su marido ingresara en la cárcel de Brieva, la hija del rey Juan Carlos solo ha pretendido una cosa: seguir con su vida de la forma más discreta posible. Hay un dicho popular que le va al pelo a la hermana del Rey: no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista. Parece que hoy, cuando su marido cumple un cuarto de condena y empieza a vislumbrar su semilibertad, la travesía que empezó oficialmente en 2011, cuando Urdangarin fue apartado de la dinámica de la Casa Real por su comportamiento "no ejemplar", va llegando a puerto.

La situación profesional de la Infanta no ha variado en los últimos dos años ni lo hará. Sigue manteniendo sus mismas responsabilidades como directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa. Reside en Ginebra y viaja con frecuencia a Barcelona para reunirse con sus colaboradores y asistir a las reuniones necesarias para el seguimiento de los mismos. Por lo general, se desplaza a Barcelona una o dos veces al mes. También son cada vez más habituales sus viajes a Madrid. La hija del Rey no se plantea volver a residir en España, como confirman sus amistades, ni siquiera para estar más cerca de su marido ante un previsible tercer grado penitenciario.

Fuera del ámbito español, donde su nombre está asociado inevitablemente al asunto Nóos, la Infanta es un referente en el mundo de la cooperación. Cristina de Borbón ha luchado especialmente contra la mortalidad infantil desde su compromiso con Gavi Alliance en 2005, una asociación que promueve la vacunación de los niños en países desfavorecidos. Es un proyecto al que le tiene especial querencia y por el que es capaz de romper su habitual alergia a dejarse fotografiar en su día a día, como ocurrió el pasado mes de marzo, en el Global Health Campus. "Estamos muy agradecidos por su fuerte y duradero compromiso con Gavi y con la salud de los niños", la piropeó el CEO de la asociación (a ella y a La Caixa).

Desde aquel acuerdo que lideró la Infanta y en el que ahora están involucrados también el matrimonio formado por Bill y Melinda Gates, han sido vacunados más de 5 millones de niños de zonas especialmente vulnerables de África y Latinoamérica.




La infanta Cristina, en un partido de balonmano de su hijo Pablo. (CP)


La infanta Cristina, en un partido de balonmano de su hijo Pablo. (CP)




En Ginebra colabora también con la Fundación Aga Khan. Se trata de un gigante filantrópico que extiende sus tentáculos por casi cualquier campo, de la educación a la arquitectura, la agricultura, la salud o el desarrollo industrial. Aunque la entidad que preside el Aga Khan ha sido tradicionalmente muy reacia a explicar las labores concretas de la Infanta dentro de su organigrama, Vanitatis ha podido confirmar que doña Cristina está centrada en el Aga Khan Trust and Culture, coordinando la colaboración entre las pequeñas entidades que integran la gran red del Aga Khan.

Eso, en el plano profesional, el lugar donde se ha desarrollado más allá de su pertenencia a la familia del Rey. En el plano íntimo, las cosas también pintan mejor que en los últimos tiempos para ella. Cristina de Borbón ha recuperado a su familia públicamente, como se demostró en el cumpleaños de la reina Sofía o en la visita de los Reyes padres para ver a Pablo Urdangarin jugar al balonmano en Hannover el año pasado. También pasó con ellos la Nochebuena de 2018 y estuvo con sus hijos visitando al rey Juan Carlos tras su operación cardiaca de finales de verano. Su vuelta a la agenda institucional no entra dentro de los planes de la Casa del Rey.

La Infanta está llevando con estoicismo la ausencia de su marido del hogar familiar. La hermana del Rey ha intentado suplir el papel de padre y madre. En septiembre se la vio en Nantes, la ciudad donde se ha instalado su hijo Pablo este año para jugar con el filial del HBC Nantes. También se la vio en Madrid en octubre, acudiendo a dar el último adiós a Germán López Madrid, a cuya familia está muy unida (su viuda, María José Gómez Rodulfo, es buena amiga de Cristina y en los malos momentos le ha brindado su apoyo). Y en la boda de Jaime Urquijo Zobel de Ayala y Alexandra Suárez.




Las infantas Elena y Cristina, en el funeral de Germán López Madrid hace un par de meses. (Lagencia Grosby)



Por momentos, parecía que la infanta Cristina podía multiplicarse. Porque además, aunque no hay constancia pública, se sabe que suele visitar a Iñaki Urdangarin en prisión al menos una vez al mes, y que sigue cultivando la relación con la familia de su marido, con quienes pasó parte de las vacaciones de verano en Estados Unidos. Una hiperactividad que quizá ahora, con su marido a la espera de unos primeros compases de libertad, pueda dar paso a una etapa más relajada en la que hacer borrón y cuenta nueva.


Vivo en Ginebra y como ya expliqué anteriormente, veo a Cristina por las calles de esta ciudad suiza de vez en cuando. También en algún restaurante. Se la ve desgastada y avejentada para su edad. Su mirada es agresiva y esquiva al mismo tiempo. Pero decir que ella es un referente en materia de mortalidad infantil me parece demasiado osado y complaciente. Cristina de Borbón y Grecia es simplemente una funcionaria de una entidad que permite librarse a la hermana del Rey, de dar la cara a los españoles en su día a día y de vivir más que holgadamente en una de las ciudades más caras del mundo como es Ginebra. Ella mantiene un exilio dorado en Suiza gracias a ser quien es y no porque sea ni una lumbrera ni una excepcional profesional. Su cargo laboral es la mampara que le permite vivir su situación lejos de las presiones mediáticas que tendría en España. Basta ya de seguir dorando la píldora a estos vividores del erario público.