Boda el 4 de octubre de Olivia de Borbón y Porras. (1 Viewer)

Registrado
25 Abr 2011
Mensajes
1.169
Calificaciones
8.081
Ubicación
Madrid
Ella en el trola en un video habla de lo feliz que es y que si todas las crisis de los cuarenta son asi de maravillosas...tiene cuarenta??? Zas!! Otra contra el muro!!
Dubois, el friki del muro me recuerda cuando le preguntaron a Bioy Casares cuándo se había estrellado él contra el muro (cuándo se había hecho invisible para las hembras fermosas...), y va el tío y le dice al periodista: si, estee..., lo noté a los ochenta y cinco, cuando me partí la cadera y tuve que ir en carrito"

ja ja ja ja. ¡Toma muro!
 

Registrado
11 Feb 2013
Mensajes
16.314
Calificaciones
96.674
Ubicación
Madrid
Dubois, el friki del muro me recuerda cuando le preguntaron a Bioy Casares cuándo se había estrellado él contra el muro (cuándo se había hecho invisible para las hembras fermosas...), y va el tío y le dice al periodista: si, estee..., lo noté a los ochenta y cinco, cuando me partí la cadera y tuve que ir en carrito"

ja ja ja ja. ¡Toma muro!
Jaaaaaaajajajajaaaaaaa
 
Registrado
13 Feb 2007
Mensajes
8.417
Calificaciones
18.187
Bueno, si no ha encontrado otra cosa, pues éste mismo, que ya tiene una edad...
Ella es mona y me pareció leer en una entrevista que tenía o quería montar un catering. La recordaba de novia del hijo torero de Marina Danko.
Él ni idea. No lo conocía.
Dónde es la boda ?.

Un Catering, como Caritina??????
Qué gran creatividad!
No pintaba al óleo?
Qué boba es la pobre y que aire de cursi tiene
Me gusta más su madre y sus ranas
 
Registrado
6 Abr 2009
Mensajes
10.547
Calificaciones
42.465
La del catering es la hermana que es chef. Olivia era la socia o algo así. Ella se supone que quería ser actriz, pero es muy difícil triunfar en el medio cuando no se trabaja nunca. Su carrera de actriz duró lo mismo que la de Adriana Domínguez. mucho estudio en Nueva York, pero al final sale más fácil ser hija de que ir de casting en casting.

http://www.elmundo.es/magazine/2003/207/1063362482.html


EL “FOIE”. Cristina, quemador en mano, lista para caramelizar el “foie”, su plato preferido.


GASTRONOMÍA | “CATERING” REAL
La Borbón cocinera
Su ilustre apellido no le ha impedido abrirse paso en una profesión tradicionalmente reservada a plebeyos. Cristina de Borbón, hija del sexto duque de Sevilla y de Beatriz von Hardenberg, especializada en alta cocina a domicilio, aspira a montar su propia empresa de “catering”. De momento, su hermana hace de pinche y su cuñado pone la furgoneta. Entre los clientes de su cocina, moderna y colorista, no sólo hay aristócratas.



Huevos de codorniz con mayonesa de hierbas, gambas y eneldo.




Hojaldres de ensalada de cangrejo con nueces




"Foie-mi-cuit" caramelizdo sobre ensalada de hierbas a la vinagreta




Canapé de compota de tomate y jamón de pato




Tartaletas de crema de vainilla con frutas

por Juan Carlos Rodríguez, fotografías de Chema Conesa

Por sus venas corre sangre azul, pero a Cristina de Borbón von Hardenberg no se le caen los anillos –ni le tiembla la cofia– cuando tiene que cocinar para los demás. Disfruta haciéndolo y se siente muy orgullosa de haber encontrado por fin su verdadera vocación. Hija de Francisco de Paula de Borbón y Escafany, sexto duque de Sevilla, y de Beatriz von Hardenberg, a sus 26 años puede presumir de haber hecho prácticas en restaurantes de renombre como Horcher, El Cenador de Salvador o Balzac. Desde siempre tuvo muy claro que su ilustre apellido no sería sinónimo de vida regalada. Y mucho menos incompatible con las sartenes, el mortero o el Thermomix. “De pequeña era muy aficionada a los fogones. Me lo pasaba en grande haciendo pasteles, galletas, pasta, pollo chino... A la mínima oportunidad me arrimaba a los cocineros de mi casa para aprender sus secretos”, recuerda Cristina, especializada en catering de alta cocina a domicilio. A su lado está su hermana mayor, Olivia, que tiene 28 años y ejerce de pinche; licenciada en Empresariales y actriz en ciernes, ella se encarga de la intendencia y de la decoración de los platos: lo más teatral.

Hoy, algunos cocineros españoles son auténticas estrellas mediáticas, pero la profesión elegida por Cristina de Borbón nunca estuvo lo suficientemente reconocida. Y menos en palacio. Hasta el siglo XVIII los cocineros eran tratados como simples vasallos al servicio del rey. El rol de la nodriza era mucho más relevante dentro de la corte. La primera mujer cocinera de la casa real española llegó en 1759: era italiana y se llamaba María Silna. Y hasta 1793 no es incorporada como primera cocinera de palacio la española Ana Santillán. Esta humilde plebeya nunca llegó a imaginar que una Borbón llegaría a desvenar con sus propias manos un hígado de pato, tarea imprescindible para elaborar el plato favorito de la joven aristócrata: el foie caramelizado.

¿El apellido ayuda o es un lastre? “Ayudarme no me ayuda”, asegura Cristina mientras remata un canapé de compota de tomate en su centro de operaciones, un precioso chalé a las afueras de Madrid habitado por su hermana Olivia. “La gente tiende a pensar que lo mío es un capricho. Y yo lo entiendo, porque hay mucho listo por ahí, sin oficio ni beneficio, que vive a costa de su apellido. O mucho famoso al frente de un restaurante sin haber pisado una cocina en su vida. Yo al menos demuestro que valgo. Por muy Cristina de Borbón que sea, si fastidio un plato y el cliente no vuelve por el restaurante, es culpa mía, y quien se resiente es el dueño o el chef”.

Hace unos años su vocación no estaba tan clara. Acabó la carrera de Comunicaciones en el Center International Studies y empezó Turismo, pero a la vista de que ni una cosa ni otra le llenaba lo suficiente, su madre la animó a viajar a Nueva York, donde estudió cuatro meses en el Institute of Culinary Education, orientado a chefs. Su padre, a pesar de ser un experto en las paellas y el arroz a banda, no veía con buenos ojos que su hija se dedicara profesionalmente a la cocina. Prejuicios borbónicos. Pero a ella, la experiencia en Estados Unidos la animó a proseguir su camino: empezó a acudir a congresos de gastronomía y a cursos monográficos de cocineros como Pedro Monje, Sergi Arola o Andrés Madrigal.

La prueba de fuego llegó el día en que su padre organizó una cena en casa para 70 personas. “Le prohibí que dijera a sus invitados que yo había hecho el catering”, recuerda. “Al acabar salí a saludar y la gente se quedó impresionada. A partir de entonces mi padre habla de mí con orgullo”. Sorpresa, sorpresa... Entre los comensales estaba el propietario de Horcher, uno de los restaurantes más reputados de España. “Vino a darme la enhorabuena y me invitó a hacer prácticas a la vuelta de vacaciones”. Una vez allí, ninguno de sus compañeros –todos hombres– llegó a sospechar que la tímida becaria que trinchaba pollos o afilaba cuchillos se apellidara Borbón. Después continuó su formación en Balzac y en El Cenador de Salvador. Lógicamente, su cocina, “clásica y moderna a la vez, colorista y con mucha mezcla de culturas y sabores”, está influenciada por sus maestros. “Horcher me dio la base para crear cualquier plato: las salsas, la caza (ese râble de liebre en hojaldre, ese steak de ciervo a la albahaca) o los postres. En El Cenador de Salvador, más creativa, hice foies, decoré platos y preparé caterings. Y en Balzac aprendí a mezclar todo tipo de especias”.

En la estela de Samanta de España y Norema Salinas, veteranas empresarias dedicadas al catering a domicilio, Cristina no oculta su apellido en la tarjeta de visita. De talante humilde, se la ofrece a cualquier persona que quiera encargarle una cena. “Suelo prepararla en casa del cliente si dispone de una buena cocina; de lo contrario, cocino en mi propia casa. Mi cuñado me ayuda a trasladar la comida en su furgoneta”. Cuando, tras el ágape, el anfitrión desvela la identidad de la chef, los invitados suelen irrumpir en aplausos. Que una Borbón te sirva en la mesa tiene su punto chic.

Catering Cristina, tel.: 610 24 09 29.
 

Registrado
18 Nov 2009
Mensajes
434
Calificaciones
1.446
Yo creo que en ésta pareja los sexos están invertidos, Porras es la ex- mutante y analfabeta de Alvarez Cascos cuyo nombre nunca recuerdo y ella, Avaro Bultó.
No sé porqué, pero es de verdad mi sensación.
 

Registrado
25 Abr 2011
Mensajes
1.169
Calificaciones
8.081
Ubicación
Madrid
Sí, Porras se parece un poco a Esni. :dead: ¡Qué desilusión! En la primera foto del reportaje de la India, se le ve subiendo la pata igual que hace Esni, como un flamingo. Ella es más tímida y él es un showman, pendiente de sus poses para quedar bien en Instagram, en Facebook, etc, etc, para que le vean bien sus miles de seguidores. Tiene que llenar sus salas de fiesta, supongo. :shifty::cool:
 
Registrado
22 Oct 2013
Mensajes
4.147
Calificaciones
26.472
Ubicación
Francia
jajajajajajajajja osea, solo se lo benefició

"Terelu Campos desmiente mantener una relación sentimental con el empresario Julián Porras: ‘es muy amigo mío y le conozco, pero no somos pareja’."
Y este, es hijo del otro Porras? Del friki, me refiero... Porque es todo muy raro, no? Y ella esta en plan pasota total... Ya dice el pobre chico, que esta muy contento porque por fin la vio sonreir...
 
Registrado
25 Abr 2011
Mensajes
1.169
Calificaciones
8.081
Ubicación
Madrid
Estas poses flamencas del Porras han sembrado la sombra de la sospecha en mi corazón... ¿No será de esos tíos que te miran fijamente a los ojos buscando en ellos su reflejo de narcisos?

A ella se la ve tan colada...

Ojalá salga bien la cosa.
 

SuperCotilla

Cotilla y Moderadora
Miembro del Staff
Registrado
1 Sep 2004
Mensajes
35.149
Calificaciones
163.023
A mi Olivia siempre me ha caído muy bien y me ha parecido guapa por su look diferente pero no creo que le vaya a ir bien con este matrimonio, espero que sea feliz pero el no me parece hombre para ella. Empezando porque no lleva calcetines ni bajo amenaza.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)