EH Bildu: Vamos a Madrid a tumbar el Régimen



Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.367
Calificaciones
78.690
Ubicación
227
Voy a recordar otros asesinatos de Estado que parece que a algunos no les interesa recordarlos, y que para mas inri sucedieron el 20 de Noviembre casualmente y fueron cometidos por los GAL. ¿Quien era la X de los Gal? Felipe Gonzalez


A Felipe Gonzalez se le recuerda alguna vez los asesinatos de Lasa y Zabala con cal viva. Los socialistas y el mismo Felipe se sube por las paredes, pero hay otros asesinatos de los GAL, asesinatos de Estado con el Gobierno de Felipe Gonzalez que han sido silenciados.

Un 20 de Noviembre de 1984 fue asesinado en su consulta el pediatra Santiago Brouard. Los asesinos a cara descubierta. ¡Que confianza tenían en que no iban a cumplir la pena total impuesta como así fue!

https://es.wikipedia.org/wiki/Santiago_Brouard

Un 20 de Noviembre de 1989, 5 años mas tarde, también en la legislatura de Felipe Gonzalez fue asesinado el periodista Josu Muguruza. Fue elegido diputado y a pesar de ello fue asesinado por los GAL.


Y del PP y sus dirigentes actuales descendientes de franquistas ni hablo. De VOX idem de idem, Y de C's con la foto del tripartido en Colón los apoya.

Ale, a seguir hablando de Bildu. :rolleyes:
 

Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.813
Calificaciones
29.730

Bildu exige al PSOE que el tren de alta velocidad no pase por sus zonas de influencia​



Bildu exige al PSOE que el tren de alta velocidad no pase por sus zonas de influencia
Tren de alta velocidad (Foto: GETTY).
Mientras en toda España las poblaciones se disputan el desarrollo del tren de alta velocidad, Bildu va a la contra: pide a los socialistas en territorios como Navarra la paralización de este medio de transporte. La portavoz de Bildu en el Parlamento navarro así lo ha exigido en la firma del acuerdo presupuestario alcanzado con el Gobierno de Navarra que comanda la socialista María Chivite.
Bildu reclama una “Navarra más social, más justa y más democrática”. Según su descripción, esa Navarra se fragua con la retirada plena de los fondos destinados al tren de alta velocidad. “En ningún caso la financiación de grandes infraestructuras debería tener cabida en unos fondos que, a priori, están pensados para favorecer un modelo más sostenible, un modelo económico y social del siglo XXI”, ha contestado la portavoz de Bildu recientemente.
 Y de esta manera se lo ha comunicado al PSOE-PSN.
El acuerdo presupuestario alcanzado por el PSOE de Pedro Sánchez y María Chivite con Bildu revela, de hecho, prioridades curiosas para la Navarra que buscan los proetarras y permite la presidenta socialista. Prioridades como, por ejemplo, casi 11 millones de euros distribuidos en partidas para que los de Arnaldo Otegi puedan extender sus redes.


Así consta en el documento que acompaña al comunicado difundido por el Gobierno de Chivite donde se anuncia la alianza presupuestaria con Bildu de cara al próximo ejercicio. Este pacto se hizo público de forma oficial justo al día siguiente de que el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, visitara Navarra y se reuniera con Chivite bajo el pretexto de la presentación del plan ‘España puede’.
El jefe del Ejecutivo evitó pronunciarse sobre su acuerdo con la formación de Otegi pese al malestar de algunos barones socialistas y después de que su vicepresidente y líder de Podemos, Pablo Iglesias, llamara a integrar a los proetarras en la «dirección del Estado». Además, los acercamientos de presos etarras y los beneficiarios penitenciarios a reclusos de la banda terrorista ETA se han multiplicado en las últimas semanas.


PUBLICIDAD

El pacto de socialistas y batasunos en Navarra se produce, además, en paralelo al alcanzado por PSOE y Podemos con Bildu para los Presupuestos Generales de Estado de 2021. En ambos casos, se cerró el compromiso de los proetarras de rechazar las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos y de aprobar las cuentas definitivas tras el trámite de enmiendas parciales. A nivel estatal, nunca un Gobierno de la nación aprobó unos Presupuestos generales de la mano de la marca electoral de ETA o sus herederos.
El acuerdo firmado en Navarra recoge que el Gobierno tripartito de Chivite «habilitará créditos por importe de 1.925.000 euros que serán destinados a financiar enmiendas parciales que serán presentadas por el Grupo Parlamentario EH Bildu-Nafarroa». El texto agrega que «sus enmiendas se presentarán con arreglo a prioridades sociales y dentro de los planteamientos realizados en los documentos presentados por EH Bildu-Nafarroa al Gobierno de Navarra».
A esta cantidad hay que añadir los 9.000.010 euros que suman 34 partidas ya insertadas en el anteproyecto de Ley Foral de los Presupuestos autonómicos de Navarra que fue aprobado por el Gobierno de Chivite el pasado 4 de noviembre. El documento del acuerdo presupuestario con los proetarras distribuido este sábado precisa que estas «propuestas de gastos» fueron presentadas «previamente» por el grupo parlamentario de EH Bildu y «cuya inclusión en el anteproyecto se había solicitado».
El documento recoge partidas económicas para ayuntamientos de Navarra gobernados por Bildu, lo que permite así a los filoetarras seguir extendiendo sus redes. Por ejemplo, hay una asignación de 175.000 euros para el Ayuntamiento de Ziorda con destino al «arreglo de calles, pavimentación e infraestructuras», o también otra de 180.000 euros para el Ayuntamiento de Uharte-Arakil y la «renovación de la red en alta».
Ayuntamientos de Bildu
También figuran 200.000 euros en subvenciones a estas entidades locales que «facilitarán que los ayuntamientos diseñen o implementen programas dirigidos a menores, mayores o personas con discapacidad en entornos seguros que faciliten la conciliación a las familias», reza el documento.
De igual modo, otra partida de 200.000 euros va dirigida a subvencionar que estos ayuntamientos puedan «proponer programas o acciones para hacer frente a las secuelas que la pandemia, el confinamiento, la soledad o el miedo están dejando en nuestras personas mayores».
El acuerdo también contempla, entre dicha treintena de actuaciones, una asignación de 100.000 en subvenciones para «impulsar proyectos culturales transfronterizos en el marco de la Eurorregión», así como la creación de una oficina de Buenas Prácticas y Anticorrupción con sólo 10 euros de cantidad inicial, aunque ampliable
 
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.813
Calificaciones
29.730

La estrategia de Iglesias con Bildu en el Congreso difumina a Podemos en País Vasco​

Podemistas y bildutarras compiten en Euskadi. Otegi y los suyos explotan su cara más pragmática para ubicarse como única alternativa al PNV a costa de unos morados que no paran de perder apoyos
Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral.

Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral. EFE
ALBERTO LARDIÉS
PERFIL
TWITTER

PUBLICADO 23/11/2020 04:45ACTUALIZADO23/11/2020 07:36
La estrategia de Pablo Iglesias de pactar con EH Bildu está provocando un daño colateral para Podemos apenas perceptible a nivel nacional pero evidente en el País Vasco. El más que probable acuerdo presupuestario del Gobierno central con la coalición abertzale en el Congreso refuerza a Arnaldo Otegi y los suyos en Euskadi precisamente en detrimento de Podemos, cuya posición se difumina poco a poco entre sus votantes.
MÁS INFO
A priori el pacto entre Iglesias y Otegi beneficia a ambas partes porque el líder de Podemos consigue alejar a Ciudadanos del Ejecutivo y porque los bildutarras refuerzan su papel de partido "útil" con un perfil más izquierdista que nacionalista. Pero esto también tiene sus consecuencias en la política vasca. Cuanto más crece en el Parlamento nacional Bildu, que con su cara más pragmática emula la tradicional costumbre del PNV de lograr pactos con los gobiernos centrales, menos fuerza y relevancia tiene Podemos en el País Vasco.
Por muchos pactos que alcancen en el Congreso, en Euskadi ambas formaciones compiten por los votos a la izquierda del PSE. Pero lo que está ocurriendo en los últimos días entre Bildu y Podemos en Madrid parece no preocupar demasiado a la actual dirección de Podemos Euskadi, con Pilar Garrido como secretaria general y Miren Gorrotxategi como líder en la Cámara de Vitoria.

Podemos: "No nos preocupa"​

Este mismo viernes le preguntaban expresamente a Gorrotxategi en Radio Euskadi si teme que Bildu pueda ocupar parte de su espacio electoral con su nueva estrategia. Su respuesta fue esta: "Nosotros no pensamos en términos tácticos y electoralistas. Tenemos un espacio político propio y creemos firmemente que ese espacio no lo ocupa EH Bildu. Trabajamos por ensanchar ese espacio. Si EH Bildu decide hacer cosas que puedan empequeñecer ese espacio es algo que no nos preocupa, porque lo que nos preocupa es tener unos Presupuestos progresistas".
En Podemos supeditan la posible pérdida de apoyos en beneficio de Bildu a la aprobación de los Presupuestos
De dichas palabras se deduce que en Podemos Euskadi supeditan esa posible pérdida de apoyos en beneficio de Bildu a la aprobación de las cuentas públicas. La anterior dirección del partido morado en el País Vasco era más combativa con la estrategia de la dirección nacional. Pero es obvio que eso se ha acabado. Garrido, Gorrotxategi y los suyos, todos ellos pablistas una vez desaparecidos los antiguos dirigentes, siguen a pies juntillas las directrices de Iglesias. Y ahora defienden que el pacto con Bildu no les erosiona.

Bildu sí va a por Podemos​

Volviendo a la batalla en las urnas, lo cierto es que en las elecciones autonómicas del pasado verano Bildu centró sus esfuerzos precisamente en mostrar su rostro más amable para ubicarse como la única alternativa de izquierdas al PNV y crecer a costa de Podemos. Esa estrategia, unida a la enorme insistencia con la que Podemos reclamaba formar un tripartito liderado por los bildutarras, provocaron un claro trasvase de votos del partido morado a la coalición de Otegi.
Los podemistas llevan cuatro años perdiendo apoyos en Euskadi. De ser la primera fuerza dos veces en las generales (2015 y 2016) a ser la cuarta fuerza en las autonómicas. En el espacio de Unidas Podemos sufrió un claro retroceso en los comicios de julio al perder dos diputados y miles de sufragios. En cambio, Bildu creció en votos y escaños.
En un documento previo a esas elecciones que desvelaron varios medios vascos los bildutarras dejaban claro que su camino para crecer por la izquierda pasaba por arrebatar votantes a unos morados que, a su juicio, se estaban deshinchando a marzas forzadas. En dicho texto criticaban a sus rivales por "la escasa solidez ideológica, las permanentes disputas y fracturas internas, los errores tácticos".
Bildu y Podemos se han convertido en socios bien avenidos en el Congreso, pero siguen siendo rivales en Euskadi. Al menos por ahora.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.367
Calificaciones
78.690
Ubicación
227

Ortuzar tiene celitis de que ya no es la única fuerza política que pude llegar a pactos en el Estado.

Ya que el tema es de BILDU, mas vale que se preocupe de que no haya ningun 20 N con matanzas a la izquierda abertzale, a diputados elegidos en las urnas por parte del terrorismo de Estado, tal y como he puesto algún post arriba, y encima auspiciados por el GAL.

Así ocurrió como ya he puesto en 1984 y 1989, cuyos inductores intelectuales fueron ascendidos ¡Como no! por Felipe Gonzalez. Me refiero a Julian Sancristobal que sacó 50 millones de pesetas para ese atentado.

A eso debiera dedicarse Ortuzar y el PNV, a intentar que no se cometan mas crímenes de Estado, cosa que bien silencian para poder pactar con el PXXE o PXE de Euskadi, a pesar de que saben que son cómplices de crímenes mediante el GAL.
 
Última edición:
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.367
Calificaciones
78.690
Ubicación
227

La estrategia de Iglesias con Bildu en el Congreso difumina a Podemos en País Vasco​

Podemistas y bildutarras compiten en Euskadi. Otegi y los suyos explotan su cara más pragmática para ubicarse como única alternativa al PNV a costa de unos morados que no paran de perder apoyos
Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral.

Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral. EFE
ALBERTO LARDIÉS
PERFIL
TWITTER

PUBLICADO 23/11/2020 04:45ACTUALIZADO23/11/2020 07:36
La estrategia de Pablo Iglesias de pactar con EH Bildu está provocando un daño colateral para Podemos apenas perceptible a nivel nacional pero evidente en el País Vasco. El más que probable acuerdo presupuestario del Gobierno central con la coalición abertzale en el Congreso refuerza a Arnaldo Otegi y los suyos en Euskadi precisamente en detrimento de Podemos, cuya posición se difumina poco a poco entre sus votantes.
MÁS INFO
A priori el pacto entre Iglesias y Otegi beneficia a ambas partes porque el líder de Podemos consigue alejar a Ciudadanos del Ejecutivo y porque los bildutarras refuerzan su papel de partido "útil" con un perfil más izquierdista que nacionalista. Pero esto también tiene sus consecuencias en la política vasca. Cuanto más crece en el Parlamento nacional Bildu, que con su cara más pragmática emula la tradicional costumbre del PNV de lograr pactos con los gobiernos centrales, menos fuerza y relevancia tiene Podemos en el País Vasco.
Por muchos pactos que alcancen en el Congreso, en Euskadi ambas formaciones compiten por los votos a la izquierda del PSE. Pero lo que está ocurriendo en los últimos días entre Bildu y Podemos en Madrid parece no preocupar demasiado a la actual dirección de Podemos Euskadi, con Pilar Garrido como secretaria general y Miren Gorrotxategi como líder en la Cámara de Vitoria.

Podemos: "No nos preocupa"​

Este mismo viernes le preguntaban expresamente a Gorrotxategi en Radio Euskadi si teme que Bildu pueda ocupar parte de su espacio electoral con su nueva estrategia. Su respuesta fue esta: "Nosotros no pensamos en términos tácticos y electoralistas. Tenemos un espacio político propio y creemos firmemente que ese espacio no lo ocupa EH Bildu. Trabajamos por ensanchar ese espacio. Si EH Bildu decide hacer cosas que puedan empequeñecer ese espacio es algo que no nos preocupa, porque lo que nos preocupa es tener unos Presupuestos progresistas".

De dichas palabras se deduce que en Podemos Euskadi supeditan esa posible pérdida de apoyos en beneficio de Bildu a la aprobación de las cuentas públicas. La anterior dirección del partido morado en el País Vasco era más combativa con la estrategia de la dirección nacional. Pero es obvio que eso se ha acabado. Garrido, Gorrotxategi y los suyos, todos ellos pablistas una vez desaparecidos los antiguos dirigentes, siguen a pies juntillas las directrices de Iglesias. Y ahora defienden que el pacto con Bildu no les erosiona.

Bildu sí va a por Podemos​

Volviendo a la batalla en las urnas, lo cierto es que en las elecciones autonómicas del pasado verano Bildu centró sus esfuerzos precisamente en mostrar su rostro más amable para ubicarse como la única alternativa de izquierdas al PNV y crecer a costa de Podemos. Esa estrategia, unida a la enorme insistencia con la que Podemos reclamaba formar un tripartito liderado por los bildutarras, provocaron un claro trasvase de votos del partido morado a la coalición de Otegi.
Los podemistas llevan cuatro años perdiendo apoyos en Euskadi. De ser la primera fuerza dos veces en las generales (2015 y 2016) a ser la cuarta fuerza en las autonómicas. En el espacio de Unidas Podemos sufrió un claro retroceso en los comicios de julio al perder dos diputados y miles de sufragios. En cambio, Bildu creció en votos y escaños.
En un documento previo a esas elecciones que desvelaron varios medios vascos los bildutarras dejaban claro que su camino para crecer por la izquierda pasaba por arrebatar votantes a unos morados que, a su juicio, se estaban deshinchando a marzas forzadas. En dicho texto criticaban a sus rivales por "la escasa solidez ideológica, las permanentes disputas y fracturas internas, los errores tácticos".
Bildu y Podemos se han convertido en socios bien avenidos en el Congreso, pero siguen siendo rivales en Euskadi. Al menos por ahora.


Yo le recordaría a Fernando Múgica que también es aberrante un partido que se permite ponerse a la misma altura que los terroristas y desde el Estado crear una organización para matar como fue el GAL, y cuyo inductor fue Felipe Gonzalez.

Por cierto, la mesa del congreso negó una investigación en ese sentido con los votos del PP, VOX y C's. Se niegan a una investigación sobre el terrorismo de Estado en tiempos de Felipe Gonzalez con los Gal. ¿Que se iba a descubrir?



Ale, ale, a seguir con BILDU.
 
Última edición:
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.813
Calificaciones
29.730

La estrategia de Iglesias con Bildu en el Congreso difumina a Podemos en País Vasco​

Podemistas y bildutarras compiten en Euskadi. Otegi y los suyos explotan su cara más pragmática para ubicarse como única alternativa al PNV a costa de unos morados que no paran de perder apoyos
Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral.

Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral. EFE
ALBERTO LARDIÉS
PERFIL
TWITTER

PUBLICADO 23/11/2020 04:45ACTUALIZADO23/11/2020 07:36
La estrategia de Pablo Iglesias de pactar con EH Bildu está provocando un daño colateral para Podemos apenas perceptible a nivel nacional pero evidente en el País Vasco. El más que probable acuerdo presupuestario del Gobierno central con la coalición abertzale en el Congreso refuerza a Arnaldo Otegi y los suyos en Euskadi precisamente en detrimento de Podemos, cuya posición se difumina poco a poco entre sus votantes.
MÁS INFO
A priori el pacto entre Iglesias y Otegi beneficia a ambas partes porque el líder de Podemos consigue alejar a Ciudadanos del Ejecutivo y porque los bildutarras refuerzan su papel de partido "útil" con un perfil más izquierdista que nacionalista. Pero esto también tiene sus consecuencias en la política vasca. Cuanto más crece en el Parlamento nacional Bildu, que con su cara más pragmática emula la tradicional costumbre del PNV de lograr pactos con los gobiernos centrales, menos fuerza y relevancia tiene Podemos en el País Vasco.
Por muchos pactos que alcancen en el Congreso, en Euskadi ambas formaciones compiten por los votos a la izquierda del PSE. Pero lo que está ocurriendo en los últimos días entre Bildu y Podemos en Madrid parece no preocupar demasiado a la actual dirección de Podemos Euskadi, con Pilar Garrido como secretaria general y Miren Gorrotxategi como líder en la Cámara de Vitoria.

Podemos: "No nos preocupa"​

Este mismo viernes le preguntaban expresamente a Gorrotxategi en Radio Euskadi si teme que Bildu pueda ocupar parte de su espacio electoral con su nueva estrategia. Su respuesta fue esta: "Nosotros no pensamos en términos tácticos y electoralistas. Tenemos un espacio político propio y creemos firmemente que ese espacio no lo ocupa EH Bildu. Trabajamos por ensanchar ese espacio. Si EH Bildu decide hacer cosas que puedan empequeñecer ese espacio es algo que no nos preocupa, porque lo que nos preocupa es tener unos Presupuestos progresistas".
En Podemos supeditan la posible pérdida de apoyos en beneficio de Bildu a la aprobación de los Presupuestos
De dichas palabras se deduce que en Podemos Euskadi supeditan esa posible pérdida de apoyos en beneficio de Bildu a la aprobación de las cuentas públicas. La anterior dirección del partido morado en el País Vasco era más combativa con la estrategia de la dirección nacional. Pero es obvio que eso se ha acabado. Garrido, Gorrotxategi y los suyos, todos ellos pablistas una vez desaparecidos los antiguos dirigentes, siguen a pies juntillas las directrices de Iglesias. Y ahora defienden que el pacto con Bildu no les erosiona.

Bildu sí va a por Podemos​

Volviendo a la batalla en las urnas, lo cierto es que en las elecciones autonómicas del pasado verano Bildu centró sus esfuerzos precisamente en mostrar su rostro más amable para ubicarse como la única alternativa de izquierdas al PNV y crecer a costa de Podemos. Esa estrategia, unida a la enorme insistencia con la que Podemos reclamaba formar un tripartito liderado por los bildutarras, provocaron un claro trasvase de votos del partido morado a la coalición de Otegi.
Los podemistas llevan cuatro años perdiendo apoyos en Euskadi. De ser la primera fuerza dos veces en las generales (2015 y 2016) a ser la cuarta fuerza en las autonómicas. En el espacio de Unidas Podemos sufrió un claro retroceso en los comicios de julio al perder dos diputados y miles de sufragios. En cambio, Bildu creció en votos y escaños.
En un documento previo a esas elecciones que desvelaron varios medios vascos los bildutarras dejaban claro que su camino para crecer por la izquierda pasaba por arrebatar votantes a unos morados que, a su juicio, se estaban deshinchando a marzas forzadas. En dicho texto criticaban a sus rivales por "la escasa solidez ideológica, las permanentes disputas y fracturas internas, los errores tácticos".
Bildu y Podemos se han convertido en socios bien avenidos en el Congreso, pero siguen siendo rivales en Euskadi. Al menos por ahora
 
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.813
Calificaciones
29.730

Bildu exige a Sánchez negociar futuros gobiernos vascos con los proetarras y apear al PNV​

Podemos es plenamente favorable a este esquema de la formación que lidera Otegi​



Bildu Pedro Sánchez
Pedro Sánchez y Arnaldo Otegi.
Bildu no ha pactado con Pedro Sánchez para salvar los Presupuestos Generales del Estado. Lo ha hecho para avanzar en poder e incrementar su influencia en España y en una parte de ella, en el País Vasco. Por ello, los proetarras han trasladado ya al presidente del Gobierno a través de Pablo Iglesias que uno de los siguientes pasos será exigir la negociación de los futuros gobiernos municipales y autonómicos en el País Vasco con el PSOE-PSE. Y, por lo tanto, quiere que el PSOE deje de tener como socio estable al PNV.
El presidente de Sortu y parlamentario de Bildu, Arkaitz Rodriguez, dejó bien claro hace una semana que el plan de los proetarras marxistas antisistema, evidentemente, no pasa por meter pluma en unos Presupuestos Generales del Estado. Rodriguez afirmó en el Parlamento Vasco que su apoyo a los Presupuestos tan sólo tiene un fin estratégico: el de «tumbar el régimen en favor de las mayorías y los pueblos».
Parlamentarios proetarras navarros y vascos no han dudado en admitir estos días, y en alardear, que, efectivamente, ése es el objetivo. Y que, por lo tanto, el fin último es tener poder para cambiar eso que ellos llaman «régimen». Las mismas fuentes, conocedoras de estas conversaciones, destacan que desde Bildu se admite ya que una de las próximas exigencias al PSOE de Pedro Sánchez a cambio de este apoyo pasará por una petición muy incómoda para el PNV: la de que las negociaciones de futuros gobiernos vascos, tanto municipales, como autonómicos, se hagan de forma prioritaria con Bildu, y no con el PNV.


«Gobiernos progresistas»
Desde la formación proetarra recuerdan que el Gobierno vasco se ha pactado de forma tradicional entre PNV y PSOE-PSE. Y creen que eso debe dar paso a nuevos tiempos de «gobiernos progresistas».


PUBLICIDAD

Igualmente recuerdan desde Bildu que en las elecciones de 2019, algunos ayuntamientos quedaron fuera del ámbito de control de los proetarras, precisamente por esos pactos entre el PNV y los socialistas. Lo cierto es que, tras esas elecciones locales, el PSOE-PSE accedió a las Alcaldías en Zumarraga, con mayoría absoluta, y a las de Eibar, Irún, Lasarte, Iruña de Oca, Ermua y Portugalete gracias a pactos con el PNV. Los socialistas también se quedaron con los Ayuntamientos de Larraul y Berrobi, por ser la única fuerza que concurrió. Y con la de Andoain y Pasajes, tras otro pacto con PNV pese a ser los socialistas segunda fuerza por detrás de EH Bildu.
Podemos es plenamente favorable a este esquema de Bildu. Uno, por su cercanía obvia a los de Arnaldo Otegi. Dos, porque eso les permitiría entrar en las alianzas -con mucha probabilidad serían necesarios en el Gobierno regional vasco para sumar mayoría-. Por eso, ya en la reciente fase final de la carrera electoral por el Gobierno vasco, Iglesias abrió la puerta a una nueva gobernabilidad nacional: la del PSOE y del partido de Pablo Iglesias con Bildu al 100% y sin el PNV.
La formación morada trasladó ya entonces este ofrecimiento a Pedro Sánchez con una doble vertiente: la regional, centrada en el Gobierno del País Vasco; y la nacional, con el fin de sortear los roces, especialmente los económicos y presupuestarios que surgen cada cinco minutos entre PNV y Podemos. Esta segunda vertiente ya se ha cumplido.
La solución de Bildu y Pablo Iglesias es también compartida por la líder del PSOE-PSE en el País Vasco: Idoia Mendia no hace ascos desde hace tiempo a una gobernabilidad con Bildu y sin PNV, en caso de que los resultados de futuras elecciones regionales lo permitan.
El plan final traería beneficios para los dos partidos radicales. En primer lugar, Pablo Iglesias pretende librarse del PNV en las negociaciones con los socialistas -sus roces en materia económica son conocidos-. Los separatistas vascos no pasan por las ensoñaciones comunistas de los morados y se han convertido en un quebradero de cabeza constante para la formación de Iglesias: los votos del PNV son necesarios en el Congreso de los Diputados y todas las medidas de subida masiva de impuestos o derroche social son objetadas y bloqueadas por los hombres de Iñigo Urkullu.
Los beneficios que busca Bildu
Por la parte de Bildu el beneficio es obvio: pretende arrebatar al PNV el cartel de ‘negociador’ ante el Gobierno central y retirarle el activo más vendido por los de Urkullu ante sus votantes, el de que es el partido que capta inversiones, fondos y demás prebendas nacionales para el País Vasco.
Los proetarras buscan, en definitiva, acabar con su gran contrincante regional, el que les bloquea la gobernabilidad vasca. Para ello, Pablo Iglesias quiere que esa comunidad se convierta en el futuro en una continuación de los pactos ya trazados en Madrid. Un modelo que llevaría aún más a la radicalización al PSOE, dejándole más cerca de los deseos de aniquilación socialista que en el fondo alberga Iglesias.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.367
Calificaciones
78.690
Ubicación
227

La estrategia de Iglesias con Bildu en el Congreso difumina a Podemos en País Vasco​

Podemistas y bildutarras compiten en Euskadi. Otegi y los suyos explotan su cara más pragmática para ubicarse como única alternativa al PNV a costa de unos morados que no paran de perder apoyos
Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral.

Pablo Iglesias y Miren Gorrotxategi en un acto electoral. EFE
ALBERTO LARDIÉS
PERFIL
TWITTER

PUBLICADO 23/11/2020 04:45ACTUALIZADO23/11/2020 07:36
La estrategia de Pablo Iglesias de pactar con EH Bildu está provocando un daño colateral para Podemos apenas perceptible a nivel nacional pero evidente en el País Vasco. El más que probable acuerdo presupuestario del Gobierno central con la coalición abertzale en el Congreso refuerza a Arnaldo Otegi y los suyos en Euskadi precisamente en detrimento de Podemos, cuya posición se difumina poco a poco entre sus votantes.
MÁS INFO
A priori el pacto entre Iglesias y Otegi beneficia a ambas partes porque el líder de Podemos consigue alejar a Ciudadanos del Ejecutivo y porque los bildutarras refuerzan su papel de partido "útil" con un perfil más izquierdista que nacionalista. Pero esto también tiene sus consecuencias en la política vasca. Cuanto más crece en el Parlamento nacional Bildu, que con su cara más pragmática emula la tradicional costumbre del PNV de lograr pactos con los gobiernos centrales, menos fuerza y relevancia tiene Podemos en el País Vasco.
Por muchos pactos que alcancen en el Congreso, en Euskadi ambas formaciones compiten por los votos a la izquierda del PSE. Pero lo que está ocurriendo en los últimos días entre Bildu y Podemos en Madrid parece no preocupar demasiado a la actual dirección de Podemos Euskadi, con Pilar Garrido como secretaria general y Miren Gorrotxategi como líder en la Cámara de Vitoria.

Podemos: "No nos preocupa"​

Este mismo viernes le preguntaban expresamente a Gorrotxategi en Radio Euskadi si teme que Bildu pueda ocupar parte de su espacio electoral con su nueva estrategia. Su respuesta fue esta: "Nosotros no pensamos en términos tácticos y electoralistas. Tenemos un espacio político propio y creemos firmemente que ese espacio no lo ocupa EH Bildu. Trabajamos por ensanchar ese espacio. Si EH Bildu decide hacer cosas que puedan empequeñecer ese espacio es algo que no nos preocupa, porque lo que nos preocupa es tener unos Presupuestos progresistas".

De dichas palabras se deduce que en Podemos Euskadi supeditan esa posible pérdida de apoyos en beneficio de Bildu a la aprobación de las cuentas públicas. La anterior dirección del partido morado en el País Vasco era más combativa con la estrategia de la dirección nacional. Pero es obvio que eso se ha acabado. Garrido, Gorrotxategi y los suyos, todos ellos pablistas una vez desaparecidos los antiguos dirigentes, siguen a pies juntillas las directrices de Iglesias. Y ahora defienden que el pacto con Bildu no les erosiona.

Bildu sí va a por Podemos​

Volviendo a la batalla en las urnas, lo cierto es que en las elecciones autonómicas del pasado verano Bildu centró sus esfuerzos precisamente en mostrar su rostro más amable para ubicarse como la única alternativa de izquierdas al PNV y crecer a costa de Podemos. Esa estrategia, unida a la enorme insistencia con la que Podemos reclamaba formar un tripartito liderado por los bildutarras, provocaron un claro trasvase de votos del partido morado a la coalición de Otegi.
Los podemistas llevan cuatro años perdiendo apoyos en Euskadi. De ser la primera fuerza dos veces en las generales (2015 y 2016) a ser la cuarta fuerza en las autonómicas. En el espacio de Unidas Podemos sufrió un claro retroceso en los comicios de julio al perder dos diputados y miles de sufragios. En cambio, Bildu creció en votos y escaños.
En un documento previo a esas elecciones que desvelaron varios medios vascos los bildutarras dejaban claro que su camino para crecer por la izquierda pasaba por arrebatar votantes a unos morados que, a su juicio, se estaban deshinchando a marzas forzadas. En dicho texto criticaban a sus rivales por "la escasa solidez ideológica, las permanentes disputas y fracturas internas, los errores tácticos".
Bildu y Podemos se han convertido en socios bien avenidos en el Congreso, pero siguen siendo rivales en Euskadi. Al menos por ahora

Repe :rolleyes:
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.367
Calificaciones
78.690
Ubicación
227
La realidad de Bildu que la derecha quiere ocultar

La realidad de Bildu que la derecha quiere ocultar​


Desde las redes se han difundido los mensajes conciliadores de miembros del partido vasco para desmentir la imagen radical y ''proetarra'' que la derecha quiere promover

Ayer lunes, el diputado de EH Bildu, Jon Iñarritu, aprovechó su turno para intervenir en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados para mostrar su rechazo y condenar los asesinatos de ETA. Lo hizo refiriéndose al diputado de Vox, Antonio Salvá, padre de Diego Salvá, quien era Guardia Civil y fue, junto a su compañero, la última víctima mortal de la banda terrorista.
‘’Cuando ocurrió ese terrible asesinato, esa injusticia, que el señor Salvá sufrió en su familia y que nunca tenía que haber sufrido, expresé mi condena, mi rechazo con mi partido, y aquello que sostuve hace once años lo sigo sosteniendo igual’’, ha asegurado Iñarritu sobre lo ocurrido en 2009. ‘’Toda víctima de cualquier violencia merece todo mi respeto, solidaridad y pésame. Y usted, señor Salvá, independientemente de lo que yo piense de su formación, que seguramente sea lo mismo que usted piensa de la mía, tiene mi respeto como persona. Pero, como víctima, tiene también mi solidaridad personal y profunda’’, ha agregado.



Además, el parlamentario también ha recordado a Ernest Lluch, quien fue ministro socialista y fue asesinado por ETA hace 20 años: ‘’ Fue una persona que conocí. Un ejemplo en el diálogo en la política y también quiero transmitir esa solidaridad a su familia’’. Por último, ha nombrado al que fue diputado de su propio partido, Josu Muguruza, quien fue asesinado por terroristas de extrema derecha. De esta forma, el diputado ha querido dejar claro que cualquier tipo de violencia es intolerable.


Las redes se han hecho eco de lo ocurrido y han difundido el vídeo de la intervención de Iñarritu como ejemplo de conciliación. A este vídeo se le ha sumado otro de Oskar Matute, cuando ya en 2004 condenó la violencia de ETA. Los usuarios han puesto como ejemplo ambos discursos para desmontar la imagen radical y ''proetarra'' de Bildu que, desde la derecha, se busca promover para criminalizar los acercamientos del Gobierno con la formación vasca.