EH Bildu: Vamos a Madrid a tumbar el Régimen




Registrado
21 Oct 2012
Mensajes
2.601
Calificaciones
11.899
Qué "régimen"?, El que permite estar en el congreso a terroristas?, El que permite sacar asesinos a la calle o acercarles a la tierrucha?
El que es cómplice de terroristas?
Ahhh, pues entonces estoy de acuerdo que los tumben.
 
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.839
Calificaciones
29.791

Ofensiva contra el Ejército: el Gobierno informa a Bildu de las maniobras militares en Navarra​



Bardenas
Pedro Sánchez y Arnaldo Otegi.
El Gobierno de Pedro Sánchez sigue cediendo a las pretensiones de sus aliados proetarras. El Ejecutivo, como reveló OKDIARIO, es favorable a la ambición de la formación de Arnaldo Otegi de sacar de Navarra el campo de maniobras aéreas de Las Bardenas Reales, donde el Ejército español y la OTAN se entrenan de forma habitual. Ello, con el rechazo total de las Fuerzas Armadas. Pero la colaboración no se queda ahí. El Gobierno ha venido informando a Otegi de las maniobras militares que se realizan en este campo, a través de distintas preguntas por escrito en el Congreso.
En la última, fechada el pasado noviembre, el Ejecutivo informaba de forma detallada a los proetarras sobre los ejercicios militares en la zona, además de la utilización o no de armamento en cada uno de ellos.
La habitual excusa de Bildu para presionar al Ejército es el cuidado medioambiental. En una pregunta reciente, el partido reprochaba al Gobierno que se realizasen maniobras «en plena época de nidificación y en plena pandemia de Covid». El partido se refería a las quejas de «varias asociaciones anti polígono de tiro» en las que se denunciaba «la falta de transparencia e información respecto a los ejercicios militares» y censuraba «la hipocresía de cortar algunos accesos en Bardenas desde febrero hasta agosto por nidificación de aves y organizar jornadas para proteger la fauna en Bardenas, mientras se permiten ejercicios militares con fuego real».




En una pregunta aún pendiente de respuesta por el Gobierno, Bildu interroga directamente sobre los planes de Sánchez para la «liberación del territorio de las Bardenas del uso para prácticas militares por parte del Ministerio de Defensa».
Al detalle


PUBLICIDAD

Lo cierto es que el Gobierno, que ha demostrado ser tan puntilloso para ofrecer información sobre las cuestiones más sensibles, ha informado a Bildu puntualmente, y de manera concreta, de las maniobras militares, detallando, por ejemplo, los medios utilizados y si tenían o no carga explosiva.
La ofensiva del independentismo es total. Cabe recordar que el Gobierno ya consintió la cesión de los terrenos del cuartel militar de Loyola, a cambio del apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado. Un gesto que alimenta ahora los planes de los proetarras. No en vano, los nacionalistas vascos y Bildu han entrado en una competencia directa para arrancar el máximo de cesiones al Gobierno socialcomunista.
El complejo de Las Bardenas Reales es el único polígono de tiro para maniobras aéreas que existe en España. Es una instalación única en Europa y habitualmente utilizada por la aviación de otros países. El Ministerio de Defensa tiene derechos de uso sobre estos terrenos desde 1951.
La propiedad corresponde al grupo de municipios y entidades colindantes. Por su utilización, Defensa debe abonar un canon anual, actualmente fijado en 14 millones de euros.
La excusa para echar a los militares sería, como se ha comentado, el supuesto daño al medioambiente, puesto que el paraje tiene la denominación de Parque Natural y Reserva de la Biosfera.
Como publicó este periódico, fuentes del Ejército del Aire se oponen a esta pretensión y señalan que actualmente «no existe ningún lugar que pueda sustituir a Las Bardenas Reales». También apuntan que el Gobierno debería justificar su cierre ante los aliados de la OTAN, por el consiguiente perjuicio para otros países que hacen uso de las instalaciones.
Más cesiones
La cesión se suma a otros gestos acometidos por el Ejecutivo para ganarse el apoyo de Bildu a las cuentas del Estado.
En los últimos meses, en plena negociación presupuestaria, por ejemplo, se ha incrementado de forma exponencial el acercamiento de presos de ETA. Según la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Pedro Sánchez ha trasladado ya a 108 etarras desde su llegada al poder.
Además, varios tenían delitos de sangre. Algunos de los últimos acercamientos más simbólicos se han producido mientras los de Otegi respaldaban las cuentas del Estado, como el asesino del matrimonio Jiménez-Becerril o del histórico Kantauri, en cuyo historial figura el asesinato de Fernando Múgica y al que se le atribuye también el atentado en el que resultó mutilada Irene Villa. Como jefe de los comandos de ETA, ordenó además el secuestro de José Antonio Ortega Lara o el atentado frustrado contra el Rey Emérito.
Bildu, por su parte, se jacta de los compromisos arrancados a Sánchez y avisa que estará «vigilante» para que se cumplan. Arnaldo Otegi, además, ha reiterado su fin último, que es llegar a la «república vasca», anexionando también a Navarra. El dirigente proetarra ha afirmado, asimismo, que los acercamientos son insuficientes y llegan tarde. Su objetivo es la liberación de presos de ETA, empezando por aquellos que padezcan enfermedades graves y los que hayan cumplido la mayor parte de su condena.
 
Registrado
9 Sep 2019
Mensajes
473
Calificaciones
1.206
Si la justicia no funciona, el pueblo será la justicia de los justos


 
Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.839
Calificaciones
29.791

El Tribunal Supremo obliga a repetir el juicio de Otegi por pertenencia a ETA​



Arnaldo Otegi
Arnaldo Otegi. (Foto: AFP)
  • LORETO OCHANDO
  • 14/12/2020 12:15
El Tribunal Supremo ha apoyado la solicitud de la Fiscalía General del Estado y de Vox y, finalmente, ha ordenado repetir el juicio contra el líder de Bildu, Arnaldo Otegi, y contra otras cinco personas. Otegi había sido condenado, pero el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tumbó la sentencia que le condenaba por falta de imparcialidad de uno de los tres magistrados que le juzgó, y condenó, en la Audiencia Nacional. El letrado de Arnaldo Otegi había solicitado que no se repitiera el juicio.
Arnaldo Otegi, líder de la formación EH Bildu, fue condenado por la Audiencia Nacional en 2012 por el conocido como caso Bateragune. El fallo de la Nacional le imponía una pena de diez años, pero tras recurrir, el Tribunal Supremo le redujo la condena y, finalmente, le impuso seis años y medio de inhabilitación para cualquier cargo público por intentar reconstruir a la ilegalizada Batasuna.
Los condenados Arnaldo Otegi, Rafael Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez Torres, Sonia Jacinto Garcia y Miren Zabaleta Tellería volvieron a recurrir, en este caso al TEDH que, En 2018, condenó a España por la parcialidad de una jueza en el mismo caso.


Supremo
Según ha informado el Tribunal Supremo, la decisión de la Sala Segunda se ha tomado por, «en cumplimiento de la sentencia dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que consideró vulnerado el derecho a un juez imparcial de Arnaldo Otegui y de los restantes condenados en el denominado ‘caso Bateragune’, ha acordado por unanimidad la celebración de un nuevo juicio en la Audiencia Nacional».


PUBLICIDAD

La decisión se ha adoptado por el Pleno de la Sala, compuesto por 16 magistrados, en cumplimiento del art. 4.2 del protocolo 7 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que excluye la prohibición de doble enjuiciamiento en supuestos como el que ahora se resuelve. Dicha decisión se fundamenta también en los precedentes de la propia jurisprudencia de la Sala.
La sentencia -de la que es ponente el magistrado Miguel Colmenero- es coincidente con el criterio de la Fiscalía del Tribunal Supremo que interesó la celebración de un nuevo juicio para evitar que los hechos quedaran imprejuzgados.
La Fiscalía
Así, el Supremo ha seguido la estela jurídica marcada por el Ministerio Público, quien en su escrito exponían que la sentencia del TEDH afirmaba que existió “una vulneración del artículo 6.1 del Convenio Europeo de Derecho Humanos por falta de imparcialidad del tribunal de la Audiencia Nacional ante el que se llevó a cabo el enjuiciamiento”. Se decidió “retrotraer las actuaciones al trámite anterior al señalamiento para que se proceda a realizar los trámites necesarios para celebrar un nuevo juicio”.
El fiscal del caso explicaba que además de la sentencia del TEDH, también existe otro fallo, en este caso del Tribunal Constitucional, del año 2013, donde los magistrados acordaban “la retrotracción de las actuaciones en un juicio, y por tanto la repetición de este”, en otro caso como el de Arnaldo Otegi en el que había quedado acreditada la falta imparcialidad objetiva durante el juicio.
Es más, a este respecto, el propio Tribunal Supremo estimó la falta de imparcialidad de la presidenta de la Sala de la Audiencia Nacional, y se decantó por “repetir el juicio con otra composición de Sala”.
Murillo
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) consideró probado en su sentencia de noviembre de 2018 que, el juicio celebrado en la Audiencia Nacional contra Arnaldo Otegi, “no cumplió con todas las garantías, al formar parte del tribunal la magistrada Ángela Murillo”.
El TEDH tomó esta decisión porque Murillo ya había sido apartada en el año 2010 de otra causa judicial por su “supuesta falta de imparcialidad” en un juicio anterior. En aquel juicio, por enaltecimiento del terrorismo, Arnaldo Otegi era uno de los acusados.
El motivo para sacar a la magistrada del juicio fue que, Murillo, preguntó al líder de EH Bildu Arnaldo Otegi si condenaba a la banda terrorista ETA y, cuando el líder artzale se negó a contestar a la pregunta de la juez, ésta le espetó que “ya sabía que no le iba a contestar”, una respuesta que según el Tribunal Supremo evidenciaba la falta de imparcialidad de la magistrada de la Audiencia Nacional.
Debido a este incidente, el Tribunal Supremo apartó a Ángel Murillo del caso, en el cual debía ejercer de presidenta del tribunal, al apreciar en ella «prejuicio». La vista oral fue repetida y el ahora líder de Bildu resultó absuelto en ese procedimiento. Sin embargo, tiempo después sí formó parte de un tribunal que juzgaba a Otegi y, por eso, y tras un largo proceso judicial, ahora hay que repetir aquel juicio en la Audiencia Nacional.