Balti: Viemvenido al Parlamento de las Hislas Valeares (1 Viewer)

Registrado
24 Feb 2015
Mensajes
14.258
Calificaciones
67.458
Bueno, pues nada. Ya casi estamos todos. El artículo no tiene desperdicio.

El nuevo presidente del Parlamento balear está ocupadísimo. Un simple vistazo a sus redes sociales permite admirar la capacidad de indignación del carpintero del metal Balti Picornell, desde hoy la segunda máxima autoridad de las islas.


El PSOE está de los nervios desde que sus socios de Podemos le han plantado como nuevo eje de su Pacto de Gobierno a un republicano, filocomunista, anticlerical, filocatalanista y animalista; y ahora resulta que esos son apenas los cimientos de su activismo, que ahora ha prometido apalancar para poder representar a todos los ciudadanos.

Su Twitter ha sido hasta ahora el calendario maya de la indignación: largo, indescifrable y con la vista puesta en el apocalipsis. Hay días para la República, hay días para no celebrar nada el 12 de octubre, para recordar los aniversarios de la muerte de otros activistas, o la entrada de las tropas comunistas en Berlín, con bandera en ruso y todo.

Balti es un tipo sin apenas estudios pero se erige en las redes sociales como un defensor del catalán en la escuela, e incluso se pregunta por la posibilidad de una Federación de Repúblicas catalanoparlantes.



Simpatiza con el independentismo argumentando que la señera ha casado mejor con la República. Y ha promovido una petición en change.org reclamando que se obligue a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se dirijan a los baleares en catalán.

Su defensa de la lengua autonómica podría haberse traducido como un ataque al castellano si nos basáramos en las continuadas y clamorosas faltas de ortografía que comete en todos sus muros, pero es que el catalán tampoco escapa de sus incorrecciones.


Los que defendieron su candidatura al puesto alegaban que su falta de estudios no le incapacitaba para el puesto, suponemos que confiando en que no tenga que escribir.

Una de sus señas de identidad es que el nuevo presidente del Parlament no se oculta tras las redes sociales. De hecho es rarísimo el fin de semana que no tiene que salir a la calle con una pancarta, contra viento, marea y especialmente público. Su participación constante es de una heroicidad que en ocasiones roza el ridículo.


En las redes lo mismo llora la muerte de Fidel Castro, de quien se despide en Twitter con un «hasta siempre Comandante!», que se planta en el Palacio de Marivent con una bandera republicana para decirle a Felipe VI que es el sucesor de una dictadura. No es que Balti no se sienta cómodo con la actual democracia, es que duda que exista.

Frecuentemente usa las redes para recordarle al Rey que no es bienvenido a la isla de Mallorca, o hace chistes poniendo bubónica por borbónica, o le llama maniquí, y a sus seguidores "lameculos", o suelta frases del estilo: «Señor Borbón, algún dictador te dejó demasiado arraigada su semilla».

Su estética, entre el mesianismo y el heavy, coincide con los gustos musicales que comparte: Metallica, Fear Factory, Slikpnot o Enola Gay. Suele estar muy pendiente de denunciar lo que denomina expolio de la Iglesia Católica, e incluso de lanzar a sus seguidores preguntas de hondo calado teologal del tipo: "¿Y si Jesús hubiera muerto empalado? ¿Pasearíamos un hombre pinchado en un palo?".

http://www.elmundo.es/baleares/2017/02/14/58a22719ca474159078b4665.html
 

Registrado
30 Oct 2016
Mensajes
3.343
Calificaciones
12.729
Qué poco cuidado tienen algunos con el discurso público. Irresponsables incendiarios con el dinero de otros.
 
Registrado
5 Feb 2017
Mensajes
205
Calificaciones
229
Bueno, pues nada. Ya casi estamos todos. El artículo no tiene desperdicio.

El nuevo presidente del Parlamento balear está ocupadísimo. Un simple vistazo a sus redes sociales permite admirar la capacidad de indignación del carpintero del metal Balti Picornell, desde hoy la segunda máxima autoridad de las islas.


El PSOE está de los nervios desde que sus socios de Podemos le han plantado como nuevo eje de su Pacto de Gobierno a un republicano, filocomunista, anticlerical, filocatalanista y animalista; y ahora resulta que esos son apenas los cimientos de su activismo, que ahora ha prometido apalancar para poder representar a todos los ciudadanos.

Su Twitter ha sido hasta ahora el calendario maya de la indignación: largo, indescifrable y con la vista puesta en el apocalipsis. Hay días para la República, hay días para no celebrar nada el 12 de octubre, para recordar los aniversarios de la muerte de otros activistas, o la entrada de las tropas comunistas en Berlín, con bandera en ruso y todo.

Balti es un tipo sin apenas estudios pero se erige en las redes sociales como un defensor del catalán en la escuela, e incluso se pregunta por la posibilidad de una Federación de Repúblicas catalanoparlantes.



Simpatiza con el independentismo argumentando que la señera ha casado mejor con la República. Y ha promovido una petición en change.org reclamando que se obligue a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se dirijan a los baleares en catalán.

Su defensa de la lengua autonómica podría haberse traducido como un ataque al castellano si nos basáramos en las continuadas y clamorosas faltas de ortografía que comete en todos sus muros, pero es que el catalán tampoco escapa de sus incorrecciones.


Los que defendieron su candidatura al puesto alegaban que su falta de estudios no le incapacitaba para el puesto, suponemos que confiando en que no tenga que escribir.

Una de sus señas de identidad es que el nuevo presidente del Parlament no se oculta tras las redes sociales. De hecho es rarísimo el fin de semana que no tiene que salir a la calle con una pancarta, contra viento, marea y especialmente público. Su participación constante es de una heroicidad que en ocasiones roza el ridículo.


En las redes lo mismo llora la muerte de Fidel Castro, de quien se despide en Twitter con un «hasta siempre Comandante!», que se planta en el Palacio de Marivent con una bandera republicana para decirle a Felipe VI que es el sucesor de una dictadura. No es que Balti no se sienta cómodo con la actual democracia, es que duda que exista.

Frecuentemente usa las redes para recordarle al Rey que no es bienvenido a la isla de Mallorca, o hace chistes poniendo bubónica por borbónica, o le llama maniquí, y a sus seguidores "lameculos", o suelta frases del estilo: «Señor Borbón, algún dictador te dejó demasiado arraigada su semilla».

Su estética, entre el mesianismo y el heavy, coincide con los gustos musicales que comparte: Metallica, Fear Factory, Slikpnot o Enola Gay. Suele estar muy pendiente de denunciar lo que denomina expolio de la Iglesia Católica, e incluso de lanzar a sus seguidores preguntas de hondo calado teologal del tipo: "¿Y si Jesús hubiera muerto empalado? ¿Pasearíamos un hombre pinchado en un palo?".

http://www.elmundo.es/baleares/2017/02/14/58a22719ca474159078b4665.html
Y encima anarquistas para poner la guinda,,
Esperemos que corra el tiempo para las próximas elecciones autonómicas y se vayan los que hay ahora gobernando al CARAJOS !!

Saludos.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)