Todo sobre el cumpleaños 95 de la Reina


Registrado
16 Feb 2008
Mensajes
43.551
Calificaciones
82.999

La Reina regresará a Londres para las celebraciones de su 95 cumpleaños.

Su Majestad está planeando una primera reunión familiar con los Sussex desde Megxit en Trooping the Color en junio. SM y la familia real están decididos a dar todos los honores a
@BritishArmy
@thesundaytimes

Vacunados y hasta Junio.....bien lo vale tirar el palacio por el balcón!!
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.219
Calificaciones
68.187
Ubicación
Buenos Aires - Argentina

Isabel II no cierra la puerta a su nieto Enrique y le invita a la celebración de su cumpleaños en junio


Los duques de Sussex, mientras tanto, abandonan las redes sociales acosados por las críticas y ante la inminente publicación de un libro sobre Meghan Markle firmado por su hermanastra​


Isabel II, junto a Meghan Markle y el príncipe Enrique.
Isabel II, junto a Meghan Markle y el príncipe Enrique.Matt Dunham / AP

El País
Madrid - 11 ene 2021 - 20:30

El año 2020 ha sido de todo menos tranquilo y también ha removido los cimientos de la familia real británica, no solo por las consecuencias mundiales de la pandemia sino por los terremotos vividos dentro de la propia institución desde la huída hacia adelante de Enrique de Inglaterra y su esposa Meghan Markle. Esta semana se cumplía un año de la histórica decisión de los duques de Sussex de dar un paso atrás como miembros senior de la casa real británica y en este tiempo se ha escrito de todo sobre su relación con su monárquica familia. Desde la sorpresa y enfado del principio por las formas en las que anunciaron su decisión, a la frialdad casi absoluta hacia la pareja durante su mediática despedida oficial el pasado marzo, donde la sonrisa de actriz de Meghan Markle no pudo disimular el hielo de los gestos de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton hacia ellos cuando se les vio juntos por última vez en la Abadía de Westminster, donde despidieron su agenda celebrando el Día de la Commonwealth.


Un año después de su decisión, los duques de Sussex están asentados en Montecito, California, se han comprado allí una mansión –en la que están rodeados de vecinos famosos como Gwyneth Paltrow, Ariana Grande, Oprah Winfrey, Katy Perry y Orlando Bloom o Ellen DeGeneres– han firmado acuerdos multimillonarios con las plataformas Netflix y Spotify y parece que nada hace presagiar un regreso a su antigua posición en Reino Unido. Sin embargo, algunos de sus gestos, especialmente por parte de Enrique de Inglaterra, sí denotan un interés en mantener los lazos familiares. Mientras algunos tabloides británicos se empeñan en resaltar la implacable postura real a la hora de renegociar los acuerdos de la retirada de la pareja, Isabel II, en su papel de abuela, no olvida al nieto por el que siempre se ha dicho siente una simpatía especial, y le ha invitado junto a su familia a una cita especial: la celebración oficial de su 95 cumpleaños. El aniversario se conmemora anualmente con el tradicional Trooping the colour, un gran desfile militar muy significativo para la corona –se remonta a 1748– que se realiza casi dos meses después del día del cumpleaños de la reina y este año se ha fijado para 12 de junio.

El príncipe Enrique de Inglaterra (segundo por la izquierda) y la duquesa de Sussex, Meghan Markle (a la derecha), presentan a su hijo recién nacido, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, a la reina Isabel II de Inglaterra (centro) y a su esposo Felipe, duque de Edimburgo, en el castillo de Windsor (Reino Unido), junto a la madre de la duquesa de Sussex, Doria Ragland, el 8 de mayo de 2019.
El príncipe Enrique de Inglaterra (segundo por la izquierda) y la duquesa de Sussex, Meghan Markle (a la derecha),
presentan a su hijo recién nacido, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, a la reina Isabel II de Inglaterra (centro) y a su esposo Felipe, duque de Edimburgo, en el castillo de Windsor (Reino Unido), junto a la madre de la duquesa de Sussex, Doria Ragland, el 8 de mayo de 2019.Handout

Si el coronavirus y la salud lo permiten, esa será la fecha elegida para un doble encuentro por todo lo alto: el de Isabel II con sus súbditos tras meses de aislamiento a causa de la pandemia y el de los duques de Sussex con los miembros de la familia real británica. Las especulaciones afirman que si los Sussex aceptan la invitación de la reina –algo que se da por hecho– podrían prolongar su estancia en Inglaterra durante un tiempo y quedarse al menos hasta el 10 de junio, fecha en la que Felipe de Edimburgo cumplirá 100 años. Aunque el marido de la monarca decidió retirarse de la vida pública en 2017 y no parece muy dispuesto a aceptar grandes fastos para celebrar su aniversario, sí le gustaría un encuentro con sus seres más queridos. Algo que por el momento parece que su salud está dispuesta a permitirle, ya que como manifestó recientemente su prima y amiga, lady Butter, “mantiene una mente increíblemente activa, es un gran lector y tiene un enorme conocimiento”.

De momento, los duques de Sussex mantienen comunicaciones periódicas pero constantes con el resto de la familia Windsor con quienes hablan por teléfono y por videollamada, especialmente desde que el covid afectó a Carlos de Inglaterra y la pandemia ha hecho imposible que la pareja, o el príncipe Enrique en solitario, haya podido viajar a su país para estar al lado de los suyos en momentos tan delicados.

Lo que los duques de Sussex no han conseguido es librarse de la persecución mediática, las críticas y las noticias falsas que fueron uno de los motivos que espolearon su salida de sus obligaciones reales. Tanto Enrique de Inglaterra, de 36 años, como Meghan Markle, de 39, han decidido, según publica The Sunday Times, abandonar las redes sociales ante los ataques constantes que reciben de los haters a través de ellas desde que contrajeron matrimonio. Según detalla el diario británico, haciendo referencia a fuentes próximas a la pareja en Estados Unidos, la pareja “no planea” recurrir a Twitter o Facebook para promover la labor de su nueva fundación, Archewell, y “es muy improbable” que regresen a las redes a título personal debido a estos ataques que afectan especialmente a Markle.

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton (delante) y Enrique de Inglaterra y Meghan Markle (detrás), en la abadía de Westminster por el servicio de la Commonwealth.
Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton (delante) y Enrique de Inglaterra y Meghan Markle (detrás), en la abadía de Westminster por el servicio de la Commonwealth.PHIL HARRIS / AFP

Antes de casarse con el príncipe Enrique, Meghan Markle –entonces una actriz conocida por su papel en la serie Suits– tenía una gran actividades en redes sociales con cuentas en Instagram, Twitter y Facebook que contaban con un considerable número de seguidores, y también manejaba una página web y un blog sobre estilo de vida, Tig, en el que ejercía de prescriptora empresas y productos, ofrecía consejos de alimentación y viajes y utilizaba para visibilizar sus ideas en favor de las mujeres y las minorías raciales. En abril de 2019, la pareja, consiguió un millón de seguidores en solo seis horas cuando abrieron en Instagram su cuenta @sussexroyal, pero ahora parece que todo va a cambiar y se centrarán en promover su trabajo a través de vídeos en Internet, intervenciones en televisión elegidas con cuidado y a través de su web Archewell, que comenzó a funcionar en Nochevieja.

Los motivos de su decisión parecen claros pero puede que también haya tenido que ver la inminente publicación del libro firmado por la hermanastra de Meghan, Samantha Markle, hija del primer matrimonio de su padre. The diary of Princess Pushy’s sister. Part 1, no augura nada bueno para la esposa del hijo menor del heredero del trono británico. El texto de su solapa ya anuncia otro terremoto para la pareja: “En medio de una tormenta de noticias falsas y el caos mediático, Samantha Markle comparte la verdad sobre su vida y su familia contra todo pronóstico y entre ultimatums, mientras un cuento de hadas real se hace añicos. A veces, la verdad es más extraña que la ficción”. “A los periódicos les venía bien crear la historia de una princesa del gueto, una Cenicienta afroamericana que pasó de la humildad a la opulencia. Y no es así. Crecimos en una hermosa casa de clase media alta en el Valle de San Fernando, en el sur de California, y para nada cerca de mafiosos, como algunos tabloides intentaron ilustrar”, ha adelantado Samantha Markle.

Lo único innegable por ahora es que la familia no está siendo el mejor apoyo de los duques de Sussex.

 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
14.090
Calificaciones
46.049

Isabel II no cierra la puerta a su nieto Enrique y le invita a la celebración de su cumpleaños en junio


Los duques de Sussex, mientras tanto, abandonan las redes sociales acosados por las críticas y ante la inminente publicación de un libro sobre Meghan Markle firmado por su hermanastra​


Isabel II, junto a Meghan Markle y el príncipe Enrique.
Isabel II, junto a Meghan Markle y el príncipe Enrique.Matt Dunham / AP

El País
Madrid - 11 ene 2021 - 20:30

El año 2020 ha sido de todo menos tranquilo y también ha removido los cimientos de la familia real británica, no solo por las consecuencias mundiales de la pandemia sino por los terremotos vividos dentro de la propia institución desde la huída hacia adelante de Enrique de Inglaterra y su esposa Meghan Markle. Esta semana se cumplía un año de la histórica decisión de los duques de Sussex de dar un paso atrás como miembros senior de la casa real británica y en este tiempo se ha escrito de todo sobre su relación con su monárquica familia. Desde la sorpresa y enfado del principio por las formas en las que anunciaron su decisión, a la frialdad casi absoluta hacia la pareja durante su mediática despedida oficial el pasado marzo, donde la sonrisa de actriz de Meghan Markle no pudo disimular el hielo de los gestos de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton hacia ellos cuando se les vio juntos por última vez en la Abadía de Westminster, donde despidieron su agenda celebrando el Día de la Commonwealth.


Un año después de su decisión, los duques de Sussex están asentados en Montecito, California, se han comprado allí una mansión –en la que están rodeados de vecinos famosos como Gwyneth Paltrow, Ariana Grande, Oprah Winfrey, Katy Perry y Orlando Bloom o Ellen DeGeneres– han firmado acuerdos multimillonarios con las plataformas Netflix y Spotify y parece que nada hace presagiar un regreso a su antigua posición en Reino Unido. Sin embargo, algunos de sus gestos, especialmente por parte de Enrique de Inglaterra, sí denotan un interés en mantener los lazos familiares. Mientras algunos tabloides británicos se empeñan en resaltar la implacable postura real a la hora de renegociar los acuerdos de la retirada de la pareja, Isabel II, en su papel de abuela, no olvida al nieto por el que siempre se ha dicho siente una simpatía especial, y le ha invitado junto a su familia a una cita especial: la celebración oficial de su 95 cumpleaños. El aniversario se conmemora anualmente con el tradicional Trooping the colour, un gran desfile militar muy significativo para la corona –se remonta a 1748– que se realiza casi dos meses después del día del cumpleaños de la reina y este año se ha fijado para 12 de junio.

El príncipe Enrique de Inglaterra (segundo por la izquierda) y la duquesa de Sussex, Meghan Markle (a la derecha), presentan a su hijo recién nacido, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, a la reina Isabel II de Inglaterra (centro) y a su esposo Felipe, duque de Edimburgo, en el castillo de Windsor (Reino Unido), junto a la madre de la duquesa de Sussex, Doria Ragland, el 8 de mayo de 2019.
El príncipe Enrique de Inglaterra (segundo por la izquierda) y la duquesa de Sussex, Meghan Markle (a la derecha),
presentan a su hijo recién nacido, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, a la reina Isabel II de Inglaterra (centro) y a su esposo Felipe, duque de Edimburgo, en el castillo de Windsor (Reino Unido), junto a la madre de la duquesa de Sussex, Doria Ragland, el 8 de mayo de 2019.Handout

Si el coronavirus y la salud lo permiten, esa será la fecha elegida para un doble encuentro por todo lo alto: el de Isabel II con sus súbditos tras meses de aislamiento a causa de la pandemia y el de los duques de Sussex con los miembros de la familia real británica. Las especulaciones afirman que si los Sussex aceptan la invitación de la reina –algo que se da por hecho– podrían prolongar su estancia en Inglaterra durante un tiempo y quedarse al menos hasta el 10 de junio, fecha en la que Felipe de Edimburgo cumplirá 100 años. Aunque el marido de la monarca decidió retirarse de la vida pública en 2017 y no parece muy dispuesto a aceptar grandes fastos para celebrar su aniversario, sí le gustaría un encuentro con sus seres más queridos. Algo que por el momento parece que su salud está dispuesta a permitirle, ya que como manifestó recientemente su prima y amiga, lady Butter, “mantiene una mente increíblemente activa, es un gran lector y tiene un enorme conocimiento”.

De momento, los duques de Sussex mantienen comunicaciones periódicas pero constantes con el resto de la familia Windsor con quienes hablan por teléfono y por videollamada, especialmente desde que el covid afectó a Carlos de Inglaterra y la pandemia ha hecho imposible que la pareja, o el príncipe Enrique en solitario, haya podido viajar a su país para estar al lado de los suyos en momentos tan delicados.

Lo que los duques de Sussex no han conseguido es librarse de la persecución mediática, las críticas y las noticias falsas que fueron uno de los motivos que espolearon su salida de sus obligaciones reales. Tanto Enrique de Inglaterra, de 36 años, como Meghan Markle, de 39, han decidido, según publica The Sunday Times, abandonar las redes sociales ante los ataques constantes que reciben de los haters a través de ellas desde que contrajeron matrimonio. Según detalla el diario británico, haciendo referencia a fuentes próximas a la pareja en Estados Unidos, la pareja “no planea” recurrir a Twitter o Facebook para promover la labor de su nueva fundación, Archewell, y “es muy improbable” que regresen a las redes a título personal debido a estos ataques que afectan especialmente a Markle.

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton (delante) y Enrique de Inglaterra y Meghan Markle (detrás), en la abadía de Westminster por el servicio de la Commonwealth.
Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton (delante) y Enrique de Inglaterra y Meghan Markle (detrás), en la abadía de Westminster por el servicio de la Commonwealth.PHIL HARRIS / AFP

Antes de casarse con el príncipe Enrique, Meghan Markle –entonces una actriz conocida por su papel en la serie Suits– tenía una gran actividades en redes sociales con cuentas en Instagram, Twitter y Facebook que contaban con un considerable número de seguidores, y también manejaba una página web y un blog sobre estilo de vida, Tig, en el que ejercía de prescriptora empresas y productos, ofrecía consejos de alimentación y viajes y utilizaba para visibilizar sus ideas en favor de las mujeres y las minorías raciales. En abril de 2019, la pareja, consiguió un millón de seguidores en solo seis horas cuando abrieron en Instagram su cuenta @sussexroyal, pero ahora parece que todo va a cambiar y se centrarán en promover su trabajo a través de vídeos en Internet, intervenciones en televisión elegidas con cuidado y a través de su web Archewell, que comenzó a funcionar en Nochevieja.

Los motivos de su decisión parecen claros pero puede que también haya tenido que ver la inminente publicación del libro firmado por la hermanastra de Meghan, Samantha Markle, hija del primer matrimonio de su padre. The diary of Princess Pushy’s sister. Part 1, no augura nada bueno para la esposa del hijo menor del heredero del trono británico. El texto de su solapa ya anuncia otro terremoto para la pareja: “En medio de una tormenta de noticias falsas y el caos mediático, Samantha Markle comparte la verdad sobre su vida y su familia contra todo pronóstico y entre ultimatums, mientras un cuento de hadas real se hace añicos. A veces, la verdad es más extraña que la ficción”. “A los periódicos les venía bien crear la historia de una princesa del gueto, una Cenicienta afroamericana que pasó de la humildad a la opulencia. Y no es así. Crecimos en una hermosa casa de clase media alta en el Valle de San Fernando, en el sur de California, y para nada cerca de mafiosos, como algunos tabloides intentaron ilustrar”, ha adelantado Samantha Markle.

Lo único innegable por ahora es que la familia no está siendo el mejor apoyo de los duques de Sussex.

QUE DIOS BENDIGA Y PROTEJA A SU EXCELSA MAJESTAD,. VIVA LA GINEBRA!!!!!!!, EN ESTAS FOTOS SE VE CLARAMENTE COMO LES VA A LOS QUE BEBEN AGUA.-