Laura Escanes

  • Autor Deleted member 23279
  • Fecha de inicio
D

Deleted member 23279

Guest
Me animo a iniciar el tema sobre Laura Escanes. Seguramente todos la conozcais por ser la mujer de Risto. Se habla mucho de la diferencia de edad entre ambos (él 42 y ella 21) y más allá de eso, lo tonta y acomodada que es ella.
No es que crea que el amor tiene edad pero yo personalmente ni loca veo una opcion normal y sana casarse con 21 años y mucho menos con alguien de 42. Si fuese un hombre de 42 años feo y en el paro, otro gallo cantaría, las cosas como son.
La veo una chica acomodada, estaba estudiando una carrera y lo dejó por estar con este hombre.. En fin, hace cosas dignas de chica de 16 años... Ya se arrepentirá, ya..
 

Registrado
14 Oct 2017
Mensajes
256
Calificaciones
1.525
Por no decir el asco que da Risto, que hay hombres y hombres, comparadme a Santi Millán por decir alguno así español, habría mucha diferencia de edad igual pero joder no es ni por asomo el mismo estilo de vida, para mi la Escanes es como una vieja en todo, pelo, ropa... que asco me da la pareja en si :sick:

Edito: Santi Millán tiene 49!!! Y le da mil vueltas aún así a Risto :ROFLMAO:
 

Registrado
14 Oct 2017
Mensajes
256
Calificaciones
1.525
En el vídeo-coña que hizo con Dulceida es cuando más se le nota el look de esposa mayor de un "Pollavieja". Se va a arrepentir de no vivir todo lo que se está perdiendo. Tiempo al tiempo.
Es que ese vídeo es la risión, pones a Dulceida al lado y parece una niña en comparación, con esos pantalones que no le favorecen NADA
 

Registrado
27 Dic 2016
Mensajes
937
Calificaciones
4.411
Madre mia me parto con lo de mujer de pollavieja (jajaja) a mi también me flipa esta chica.. Desde los videos en su habitación de adolescente haciendo el tag del reegeton y enseñando los autógrafos de mikey y minnie de eurodisney en el house tour (real) a ahora que es intelectual sofisticada y adulta y por eso se corta el pelo como una maruja de clase alta. Da pena, no me extraña que su padre no fuera a la boda, tiene que tener la cabeza muy poco amueblada para permitir que la compren así.