La Fundación Princesa Grace se reinventa para luchar contra Covid-19

Registrado
18 Ene 2019
Mensajes
6.398
Calificaciones
44.893

Fundada en 1964, la Fundación Princess Grace aporta anualmente una considerable ayuda a proyectos humanitarios que benefician a los niños y también ayuda a los estudiantes a través de proyectos culturales. En medio de la crisis de salud, la fundación ha adaptado sus esfuerzos para continuar trabajando para los jóvenes que dependen de ella.

"Desde el cierre, los niños no han sido necesariamente los más afectados por la crisis, por lo que muchos proyectos de vivienda para los padres de niños enfermos (" Maisons des parents " ) * han tenido que cerrar", explica Caroline O'Conor, directora del Fundación Princess Grace. “Por lo tanto, los padres tienen que encontrar otro alojamiento que esté cerca del hospital. Por lo general, tienen que recurrir a hoteles que desafortunadamente son mucho más caros ".

€ 80,000 extra por alojamiento hospitalario para padres

Debido a las dificultades presentadas por la pandemia de Covid-19, la fundación ha tenido que adaptar sus métodos para continuar ayudando a los niños hospitalizados y sus familias.

"En Lyon, prácticamente todas las unidades de cuidados intensivos pediátricos han sido reutilizadas para recibir adultos en cuidados intensivos", destaca Caroline O'Conor. "Los niños que normalmente serían atendidos allí fueron trasladados al Hospital Necker en París, lo que obligó a las personas a ir a la capital independientemente de todas las limitaciones financieras que conlleva, como el transporte y el alojamiento".

La fundación donó € 80,000 para ayudar a aliviar el costo de las familias más necesitadas.

Una crisis sin precedentes

Creada por la princesa Grace de Mónaco en 1964, la fundación se centró inicialmente en misiones culturales, ayudando a artistas y artesanos a ganarse la vida con su trabajo. En 1982, después de la muerte de la princesa, su hija, la princesa Caroline de Hanover, se hizo cargo y decidió redirigir el trabajo de ayuda humanitaria.

En 1990, la fundación se convirtió en socio del Hospital Necker-Enfants Malades en París antes de expandir su alcance en todo el país.

"Hoy, el trabajo de caridad y la ayuda humanitaria es donde se destina la mayoría de las donaciones de la fundación", explica Caroline O'Conor. "Somos socios de aproximadamente 62 hospitales en Francia".

Aplazamiento de la Rose Ball

Aunque la fundación opera principalmente con sus propios fondos, también se beneficia de ciertas donaciones, incluidas las relacionadas con Rose Ball **. Es uno de los mayores recaudadores de fondos del año, organizado por Monte-Carlo SBM, donde un boleto cuesta aproximadamente € 800.

“Desafortunadamente, el baile no tuvo lugar en marzo. Veremos si se puede posponer hasta más adelante este año, pero está claro que Rose Ball aporta fondos vitales a la fundación ”.

Si el evento fuera cancelado, la Fundación Princess Grace tendría que reducir significativamente su presupuesto. “Normalmente financiamos la investigación médica pediátrica al apoyar a los laboratorios. Este año vamos a tener que adaptarnos ".

* Debido a que la hospitalización a largo plazo es estresante, los hoteles a menudo son demasiado caros y las instalaciones médicas no son soluciones adecuadas para acompañar a los niños hospitalizados, «Maisons des parents» ofrece un ambiente cálido y amigable para garantizar el bienestar de los niños. La Fundación contribuye financieramente a la construcción, renovación y mantenimiento de «Maisons des parents» en toda Francia.

** Le Bal de la Rose (The Rose Ball) fue establecido por la princesa Grace de Mónaco en 1954. Se organiza en marzo de cada año por el grupo Monte-Carlo SBM en la glamorosa Salle des Etoiles del Sporting Monte-Carlo.

Fundación Princess Grace: 2018 en cifras
Investigación pediátrica

  • 3,17 millones de euros para equipos en la nueva sala de pediatría del Hospital de Mónaco
  • 637.793 € para ayudar a 2.307 niños en 62 hospitales pediátricos franceses
  • € 420,000 a laboratorios de investigación médica pediátrica
  • 150.000 € para construir y renovar dos alojamientos para padres de niños enfermos (de un total de 1,5 millones de euros en 16 años)
  • € 24,500 a organizaciones benéficas locales en Navidad
  • 10.000 proyectos internacionales de caridad
Proyectos culturales

  • 132.530 € en becas para jóvenes estudiantes artistas
  • € 24,000 para artistas reconocidos por la Fundación Príncipe Pierre
  • € 192,369 a la Biblioteca irlandesa Princess Grace
  • € 231,933 a tiendas independientes en Mónaco
Presupuesto significativo

El Rose Ball, que tiene lugar cada primavera, es la principal fuente de fondos para la Fundación (€ 468,449 recaudados en 2018). Las donaciones individuales representaron 139.884 € en 2018. La Fundación siempre ha donado el 100% de sus donaciones cada año a proyectos de caridad que benefician a niños y jóvenes.

 

P

pilou12

Guest
LAS COSTURERAS DE CAROLINA DE MÓNACO FABRICAN MASCARILLAS CON LOS MANTELES DEL BAILE DE LA ROSA

A través de la Fundación Princesa Grace, presidida por Carolina de Mónaco, se han confeccionado ya 400 unidades con los manteles del baile de 2017.

POR D. P.
18 DE MAYO DE 2020



Charlotte Casiraghi, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en el Baile de la Rosa de 2014.


Charlotte Casiraghi, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en el Baile de la Rosa de 2014.© CORDON PRESS.



El pasado marzo la realeza monegasca canceló el Baile de la Rosapor primera vez en su historia. La pandemia no solo impidió ver el que hubiera sido el debut de Christian Louboutin como director artístico de esta velada, la más famosa de la agenda del principado, sino que además privó de su principal fuente de recaudación a la Fundación Princesa Grace, la fundación benéfica organizadora del evento.

Dos meses después, la fundación, presidida por la princesa Carolina desde la muerte de su madre en 1982, ha encontrado una manera de financiarse para seguir ayudando a los más necesitados.
Según recoge el diario monegasco Monaco Matin, la fundación ha reciclado los manteles utilizados en el Baile de la Rosa de 2017 para fabricar mascarillas protectoras contra el coronavirus. Una iniciativa que han ejecutado tres costureras de La Boutique du Rocher, la tienda oficial de la fundación en Montecarlo.
“Las telas no son fáciles de encontrar, así que utilizamos estos manteles que teníamos y que están hechos de una tela resistente", explica al referido diario Catherine Sitalapresard, gerente de la tienda. “Lo han hecho desde sus casas, cortando una las telas, la otra confeccionando las mascarillas y la tercera cosiéndolas”.

Realizadas según los estándares de seguridad recomendados, las mascarillas son reutilizables y se venden por encargo en Mónaco a 5 euros, habiendo ya fabricado el trío de costureras cerca de 400 unidades.





Decoración de las mesas del Baile de la Rosa de 2017, diseñado por Karl LagerfeldGETTY


Celebrado el 19 de mayo de 2017, aquel Baile de la Rosa fue el penúltimo al que asistió Karl Lagerfeld como director artístico de la velada. El tema elegido por el diseñador ese año fue la Secesión de Viena, por lo que los manteles reciclados ahora en mascarillas estuvieron inspiradas en este movimiento artístico. También, por cierto, el vestido de Chanel elegido aquella noche por la princesa Carolina, un diseño de tul blanco muy similar a un vestido que lució en 1909 la modista austriaca Emile Flöge, musa y pareja de Klimt.