Inauguraciones: cortar el listón