Yolanda González en la memoria, 40 años después de último asesinato del franquismo

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.193
Calificaciones
10.670
Yolanda González en la memoria, 40 años después de último asesinato del franquismo
La joven militante del Partido Socialista de los Trabajadores fue asesinada por un comando de extrema derecha la noche del 1 de febrero de 1980.

Yolanda González, la joven de 19 años asesinada por la extrema derecha hace cuarenta años
Yolanda González, la joven de 19 años asesinada por la extrema derecha hace cuarenta años.
MADRID
30/01/2020 22:40
ALEJANDRO TORRÚS
Era el 1 febrero de 1980. Franco había muerto cinco años antes, España ya tenía una Constitución y en los libros de Historia dicen que el país ya era entonces una democracia. La joven de 19 años Yolanda González, estudiante de electrónica y militante del Partido Socialista de los Trabajadores, acababa de llegar a casa. De repente, llamaron a la puerta de su casa en Madrid.
- "Soy Luis, ¿Está Yolanda?"
La joven abrió mínimamente una rendija y desde el otro lado entraron con todo. Iban armados. Registraron mínimamente la casa y se llevaron a la joven. Dijeron que eran policías. La metieron en un coche. Gritaban que Yolanda era de la ETA. Pararon en un descampado. La hicieron bajar del coche. Uno de los captores apuntó a su cabeza con su pistola P-38 Walther. Disparó. Otra vez. Ordenó a su acompañante que efectuara un tercer disparo. Los dos eran de Fuerza Nueva. Yolanda cayó al suelo. Estaba muerta.

Este sábado se cumplen 40 años del asesinato de Yolanda González, la que para muchos es la última víctima del franquismo. Sus compañeros de militancia en el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) se han unido para publicar la obra Los amigos de Yolanda (Andavira), un libro en el que vuelcan sus recuerdos, anhelos y retales de una juventud en la que creyeron en la posibilidad de la revolución.
El asesinato de Yolanda fue una prueba más de la connivencia entre determinados sectores de la Policía y los grupúsculos terroristas de extrema derecha
"El asesinato de Yolanda me dejó anonadado, asustado, responsabilizado e indignado. Anonadado porque fue un golpe totalmente inesperado, nunca había sucedido algo así desde la Guerra Civil. Asustado porque planeaba la sospecha de que todavía vinieran a por mí. Responsabilizado porque daba vueltas en mi cabeza la pregunta de si yo podía haber hecho algo para evitarlo, y me costó tiempo convencerme de que los únicos responsables eran los asesinos y sus instigadores", escribe en la citada obra Alejandro Arizkun, el novio, en aquel momento de Yolanda.
Pero Arizkun no podía haber hecho nada para evitarlo. El asesinato de Yolanda fue una prueba más de la connivencia entre determinados sectores de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los grupúsculos terroristas de extrema derecha. El proceso judicial que siguió, de hecho, muestra las carencias de una Transición que permitió a jueces, fiscales, policías y demás construir la impunidad del presente sin tener que rendir cuentas por la represión del pasado.

Emilio Hellín, condenado por el secuestro y asesinato de Yolanda González.
Emilio Hellín, condenado por el secuestro y asesinato de Yolanda González.
Emilio Hellín, autor de los dos primeros disparos, fue condenado a 43 años y medio de prisión. Sin embargo, consiguió fugarse de prisión en febrero de 1987 y se instaló en Asunción (Paraguay). Regresaría a España en septiembre de 1990 tras ser detenido por la Interpol. Finalmente, cumplió 14 años en prisión de los 43 años a los que fue condenado. Ignacio Abad, autor del tercer disparo, fue condenado a 28 año, ocho meses y un día.
Los otros dos integrantes del comando ultraderechista, Félix Pérez Ajero y José Ricardo Prieto, fueron sentenciados a seis años. El ex guardia civil en la reserva y responsable de Seguridad de Fuerza Nueva, David Martínez Loza, también fue condenado a seis años por inducción del secuestro de Yolanda.
Pero las penas no reflejan el suplicio que se convirtió el proceso judicial para familiares y amigos. El periodista Carlos Fonseca cuenta en la obra No te olvides de mí (Planeta) cómo el juez denegó los requerimientos de las acusaciones para que investigara si las armas incautadas pertenecían a los Cuerpos de Seguridad y también da cuenta de la desaparición de un ordenador en el lugar de trabajo de Hellín que los abogados sospechaban podía estar conectado con los servicios de información. También se ignoraron las acusaciones que se hicieron contra otros miembros de Fuerza Nueva.

"Con los años he entendido que la asesinaron por ser mujer, joven, luchadora y vasca"
"Había armas del Ejército regular en la oficina de su asesino, Emilio Hellín, la cabeza del comando, que sigue sin arrepentirse. Me dejó anonadado su presentación ante al juez al comienzo de la vista,delante de la familia y de todos nosotros: 'Señor juez, yo soy hijo del cuerpo'. Nació en casa cuartel de la Guardia Civil, y se consideraba parte del aparato del estado por nacimiento", recuerda Ángel Varón, compañero de militancia de González.
Pero la vergüenza de vivir en un país que no termina de romper con su pasado más oscuro regresó 33 años después. "Como una pesadilla que no acaba, en 2013 descubrimos que su asesino, Emilio Hellín, había trabajado asesorando a fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", recuerda Marta Cárdaba, compañera del PST de Yolanda González.
El periodista José María Irujo destapó que Hellín había colaborado con el Ministerio del Interior como asesor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en investigación criminal durante los años 2006, 2008, 2009, 2010 y 2011. Unos servicios por los que había cobrado 140.000 euros. El entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se limitó a decir en sede parlamentaria que el asesino trabajó para su departamento cuando gobernaba el PSOE.

Una lucha del presente
Y la familia de Yolanda, natural y política, continuó luchando por mantener viva la memoria de la joven. Por una parte, la familia de González sigue reclamando que Yolanda sea considerada como una víctima del terrorismo, una condición que le ha sido negada a pesar de que su asesinato fue reivindicado por el Batallón Vasco-Español que, en palabras del periodista Carlos Fonseca, "es un poco el precedente de los GAL".
Por otro, se consiguió, tras años de lucha, que en junio de 2015 el Ayuntamiento de Madrid pusiera el nombre de Yolanda a unos jardines de la ciudad y en noviembre de 2018 se instaló gracias a la Junta de Distrito de Latina del Ayuntamiento de Madrid una placa en recuerdo de la joven explicando la lucha de González y el modo en el que fue asesinada.
La placa que recuerda a Yolanda González en el barrio de Aluche (Madrid) ha sufrido hasta cuatro ataques en los tres meses y medio que lleva en pie.
La placa que recuerda a Yolanda González en el barrio de Aluche (Madrid) ha sufrido hasta cuatro ataques en los tres meses y medio que lleva en pie.
Sin embargo, la placa ha sido vandalizada hasta en cuatro ocasiones. Una mañana amaneció con una cruz gamada (símbolo nazi); otra, completamente borrada con pintura; mientras que en otras dos ocasiones fue arrancada literalmente. "Día tras día, sus compañeros y vecinos del barrio luchan para que esa canalla fascista, compañeros de viaje de sus asesinos, no ensucien con sus pintadas la placa del parque que lleva su nombre", escribe Jacobo Bermejo en la obra Los amigos de Yolanda.
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.833
Calificaciones
76.773
Ubicación
227
Seguro que de éste aniversario solo se acuerda su familia.

Hace pocos días se celebró un homenaje a Gregorio Ordoñez en el aniversario de su muerte, que fue muy comentado, lo mismo que los asesinatos de los abogados de Atocha.

Hay muertes que necesitan ser recordadas y otras no, cuando la realidad es que no debieramos recordar ninguna, porque ninguna muerte tan injusta como esas debiera haberse producido.

Es mas, Almeida ha retirado un monumento dedicado a las víctimas de la POSGUERRA.

 
Última edición:
Registrado
19 Jul 2013
Mensajes
4.865
Calificaciones
21.984
Debe ser otra clase de diferencia generacional, pero no entiendo a [email protected] jóvenes. Pienso que la movilización contra la precariedad deber ser a nivel, al menos, europeo. Pero los estadios se llenan y cuando hay manifestaciones para reivindicar algún derecho, no sé dónde se meten que no [email protected] veo, cuando les están quitando derechos que tanto nos ha costado conseguir.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.833
Calificaciones
76.773
Ubicación
227
Debe ser otra clase de diferencia generacional, pero no entiendo a [email protected] jóvenes. Pienso que la movilización contra la precariedad deber ser a nivel, al menos, europeo. Pero los estadios se llenan y cuando hay manifestaciones para reivindicar algún derecho, no sé dónde se meten que no [email protected] veo, cuando les están quitando derechos que tanto nos ha costado conseguir.


Me imagino que si hablas de los estadios te refieres al futbol. Desde luego que el futbol lo considero el opio del pueblo, un entretenimiento mas para que no se piense en otras cosas. :banghead:
 

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.193
Calificaciones
10.670
5e24679499fbb.r_1579502052732.0-348-2667-1721.jpg

ANTIFASCISMOBLOQUE10SECCCRIMINALIZACIÓN Y REPRESIÓN
«Siempre dicen que no es el momento»: 45 años del crimen impune de Pérez Elexpe
Por Danilo Albín Publicado el Ene 21, 2020

Compartir


Publicidad
Los hermanos del joven comunista asesinado por un guardia civil en Portugalete denuncian el calvario judicial que han sufrido para tratar de conseguir “verdad y reparación”. El agente que lo mató por la espalda continuó su carrera en Salamanca, protegido por la ley de amnistía.
Las puertas se cierran. Una tras otra. Cada portazo duele como un golpe entre los Pérez Elexpe, la familia vizcaína que un 20 de enero de 1975 se despertó con la peor de las noticias: Víctor, de 23 años, había sido asesinado por un guardia civil en las calles de Portugalete mientras repartía folletos en solidaridad con una huelga. “Somos como pájaros a los que les falta un ala”, dice entre lágrimas Mariefi, una de sus hermanas.
“Bizkaia, Bizkaia / 20 de enero / Un grito, un grito surca los vientos / son las seis de la mañana / han matado a un compañero”. Así comienza una canción popular inmortalizada tras aquel crimen nunca aclarado ni investigado. “Me llega el recuerdo de aquel día. Lo que sucedió, el sufrimiento, la posterior lucha de mi padre para tratar de conseguir justicia y que se supiese la verdad. Esa lucha la hemos llevado también nosotros, pero no vemos el momento en que se hará justicia”, afirma a Público Fermín Pérez Elexpe, otro de los hermanos de la víctima.
A lo largo de estos 45 años, los familiares de Víctor se han cansado de escuchar siempre una misma frase: “no es el momento”. “Parece que nunca lo es”, se lamenta Fermín con un caldo caliente entre sus manos. En ese preciso instante mira hacia Madrid. “Ahora que hay un gobierno que puede ser más progresista, me gustaría que ya no se vuelva a repetir esa respuesta”, reclama.
Víctor Pérez Elexpe, el joven asesinado por un guardia civil el 20 de enero de 1975.

Víctor Pérez Elexpe, el joven asesinado por un guardia civil el 20 de enero de 1975.

“Dicen que murió sangrando / por la espalda y por el pecho / que a sangre fría y con balas / le atravesaron el cuerpo”, continúa la canción. El autor de los disparos fue Narciso San Juan, un guardia civil que vivía cerca de los Pérez Elexpe en el barrio de Repélega (Portugalete). “Le conocía, y mi hermano tenía la impresión de que le seguía”, recuerda Fermín.
Tras el asesinato de Víctor, el guardia civil fue trasladado a Salamanca. A día de hoy, Mariefi y Fermín no saben qué ha sido de su vida, aunque tienen constancia de que un cura salmantino llegó a hablar con él. “No tenía remordimientos ni quería pedir perdón”, apunta Fermín.
“Aquí no hay justicia, sino olvido”, subraya su hermana en vísperas del 45 aniversario de este crimen impune. Lo dice con conocimiento de causa: hasta ahora, todos y cada uno de los intentos realizados para tratar de conseguir que se investigue este caso han caído en saco roto. La respuesta es siempre la misma: prescripción y ley de amnistía.

Reconocimiento oficial
En 2010, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reconoció oficialmente a Víctor Pérez Elexpe como víctima del franquismo. En una resolución suscrita por el entonces ministro de Justicia Francisco Caamaño, se reconoce que el joven “padeció persecución y violencia por razones políticas e ideológicas, falleciendo el 20 de enero de 1975 en la localidad de Portugalete como consecuencia del disparo de bala efectuado por un Guardia Civil cuando repartía propaganda comunista”.
Ahí empezó un nuevo capítulo del peregrinaje de los Pérez Elexpe en busca de justicia. “Una vez emitida esa resolución fuimos al juzgado de Barakaldo, donde nos respondieron que ese ‘posible asesinato’ había prescripto y que había una ley de amnistía”, cuenta Fermín. De ahí fueron al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y, seguido, al Tribunal Constitucional. Agotada la vía española se dirigieron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que también rechazó la petición.
Los familiares del joven portugalujo recurrieron, al igual que otras víctimas, a la justicia argentina, en el marco de la querella allí formulada contra los crímenes del franquismo. La jueza María Servini de Cubría se interesó por el caso e incluso mostró su interés en desplazarse a España para interrogar al guardia civil, pero volvió a toparse con el muro español. “Se envió un exhorto en 2016 al juzgado número dos de Salamanca, que lo rechazó”, relata Fermín.

«Pedimos verdad»
Lejos de resignarse, los hermanos de la víctima se muestran dispuestos a continuar recorriendo el camino que les lleva “a la verdad y a la reparación”. “Vamos a seguir haciendo lo que sea necesario para tratar de conseguir justicia”, apunta Mariefi. “No estoy pidiendo que ni ese guardia civil ni nadie me venga a pedir perdón –continúa su hermano–. Lo que pido es que se sepa la verdad”.
Esos reclamos volverán a estar presentes este lunes a las 13.00 en el céntrico lugar de Portugalete donde fue asesinado Víctor hace ahora 45 años. Al igual que en cada aniversario, familiares y amigos colocarán flores junto a la placa que recuerda este crimen, registrado en el invierno de 1975. “Cuando pasa algo así no matan solamente a tu hermano: nos matan a todos”, añade Mariefi en otra fría mañana de enero.
 

Registrado
11 Jul 2013
Mensajes
7.714
Calificaciones
16.442
yo no había nacido cuando asesinaron a esra chica, pero a esta chica no la mato franco, la mataron asesinos porque franco llevaba cinco años muerto y ese monumento homenajeaba a chequistas que torturaron y asesinaron a católicos y gente del bando nacional en las checas, no podía permitirse semejante infamia y que se quiera olvidar la barbarie terrorista eta cuando hay muchísimos asesinatos sin esclarecer me da grima
 
Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.193
Calificaciones
10.670
Nunca ha pedido perdón ni se ha arrepentido,

Interior admite que contrató al ultra que mató a la estudiante Yolanda en 1980
IU y ERC piden aclaraciones sobre la vinculación del verdugo de Yolanda González con la policía
Otros
314
Conéctate
Enviar por correo
Imprimir
JOSÉ MARÍA IRUJO
Madrid 25 FEB 2013 - 22:10 CET

VÍDEO: ATLAS
Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, reconoció este lunes que la Dirección General de Policía y la Guardia Civil han contratado a la empresa de Emilio Hellín Moro, el militante de Fuerza Nueva que en 1980 asesinó a la estudiante Yolanda González, de 19 años, uno de los crímenes más brutales de la Transición.
A pregunta de los periodistas, Martínez afirmó que el Ministerio del Interior ha contratado los servicios del forense informático Hellín los años 2006, 2008, 2009, 2010 y 2011 para cursos de especialización a agentes de ambos cuerpos. El viceministro aseguró que “se va a investigar” y añadió que Hellín “es una persona más de la plantilla” de la empresa News Technology Forensics y que ya ha cumplido su pena. Los cursos fueron impartidos por el propio Hellín y la empresa la integran solo él y uno de sus hijos.
Mandos del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil han confirmado que el asesino de Yolanda además de impartir cursos, seminarios y conferencias a los agentes de ese cuerpo y de la policía ha sido contratado para investigaciones judicializadas en casos de terrorismo y crimen organizado. Su especialidad es la recuperación de información de teléfonos móviles, entre otras materias.
ERC pide explicaciones
Martínez asegura que los contratos del Ministerio Interior con Hellín fueron “de manera ordinaria”, en virtud de los términos habituales y que se trata de una empresa “muy reconocida en temas forenses”. Fuentes no oficiales de la Guardia Civil afirman que en 2012 el ultraderechista ha seguido colaborando con el instituto armado. Los diputados de ERC en el Congreso solicitaron ayer la comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández, para que explique las relaciones de las fuerzas de seguridad del Estado con Hellín.
Emilio Hellín, condenado a 43 años de prisión, cumplió 14 y protagonizó una espectacular fuga a Paraguay, donde se refugió durante tres años bajo la protección del dictador Stroessner hasta ser extraditado. Según una investigación de EL PAÍS, en 1996 cambió su nombre por el de Luis Enrique, como refleja su acta de nacimiento. Desde entonces colabora y trabaja para la policía y la Guardia Civil en diferentes investigaciones. Ayer, desapareció su perfil en la web de Linkedin, en donde se presentaba como Luis Enrique Helling.