Yo soy la otra (1 Viewer)

Registrado
3 Jun 2013
Mensajes
2.177
Calificaciones
14.233
Una pregunta: conocéis casos donde el marido deja a su mujer para irse con su amante porque es el amor de su vida?, no hablo de dejar a tu pareja y luego conocer a otra persona, hablo de empezar con esa otra persona durante el matrimonio, dejar a la esposa e irte con la amante porque te enamoras de verdad, conocéis algún caso así?, yo no.

Tengo a una amiga, recién separada donde lleva una relación de "amante" desde antes de separarse con un chico que tiene mujer e hijo, ella esta ciega de amor, loca, y el le promete que si va a dejar a la mujer, que la quiere con locura, hacen planes de futuro......pero, aún no deja a su mujer (aunque le dice que no tienen relación de nada), creéis que dejará a la mujer? yo lo veo en plan, si tanto me quieres y soy el amor de tu vida, porque sigues con tu esposa?
Yo conozco a un señor que se casó con la novia que tuvo a los 15 años. Fueron novios en ese momento, se dejaron de ver y años después la vida los volvió a juntar y se casaron.

Mucho tiempo después y con los hijos ya adolescentes, por trabajo, el señor tiene que vivir un tiempo en otro país. Se va sin la esposa y los hijos. Allá conoce a una mujer algo más joven y se engancha. La esposa se entera y comienzan los escándalos en los aeropuertos y los intentos de suicidio (que no son tales, sólo son para chantajear), pero nada, el matrimonio está roto y llega el divorcio.

Un año después, el señor se casa con la amante, con mucho repudio de familia y amistades porque todos saben que ella está por dinero, para salir de su país y obtener la nacionalidad del señor.

Cinco años después, el señor está divorciado de la amante y vuelto a casar con la esposa. Se dieron una oportunidad más, perdonando el pasado y ahora están felices viajando juntos. Cuando me contaron eso último yo no lo podía creer, porque de verdad, todo el escándalo por la amante fue inmenso y hasta él una vez llegó a afirmar que no nada más era cosa de él sino de su esposa porque "había cosas que no se pueden perdonar". Bueno, al final, se perdonaron por lo que veo.
 
Última edición:

Registrado
1 Oct 2017
Mensajes
25.500
Calificaciones
57.456
Ubicación
Almonte, Huelva
Cinco años después, el señor está divorciado de la amante y vuelto a casar con la esposa. Se dieron una oportunidad más, perdonando el pasado y ahora están felices viajando juntos. Cuando me contaron eso último yo no lo podía creer, porque de verdad, todo el escándalo por la amante fue inmenso y hasta él una vez llegó a afirmar que no nada más era cosa de él sino de su esposa porque "había cosas que no se pueden perdonar". Bueno, al final, se perdonaron por lo que veo.
mmmm ya ves.

pues raro raro; esa mujer no está curtida ni nada.
 
Registrado
3 Jun 2013
Mensajes
2.177
Calificaciones
14.233
mmmm ya ves.

pues raro raro; esa mujer no está curtida ni nada.
No lo sé, porque no fueron los primeros cuernos que le ponía el personaje en cuestión, pero sí los más serios. Y él lo pasó muy mal casado con la amante. Ahora está jubilado y muy metido en la religión. La esposa no tiene mucho de inocente, es bastante especial (sobre todo en cuestión de dinero), pero me consta que sufrió mucho por todo esto (con todo e "intentos de suicidio") pero nunca perdió la esperanza de recuperar a su esposo. Se volvieron a casar por el asunto de la pensión. Él ya estaba divorciado de la amante y no tenía a quién poner como beneficiario pues sus hijos ya son mayores. Se lo propuso a la primera esposa y ella dijo que sí. Y con el tiempo se volvieron a dar las cosas entre ellos, empezaron a salir juntos y tal, y al final él se mudó con ella de nuevo y de vacaciones permanentes.
 
Registrado
12 Feb 2012
Mensajes
1.023
Calificaciones
4.148
Uno le llena la mente, otro el cuerpo y otro el espíritu, ¿no?
Casi me da verguenza contarlo. Daría para novela erótica, en caso de que los editores no la rechazaran por increíble.

León capital, Finales de Enero del 2018. Poco después de las doce del mediodía. Me ha despedido el día anterior, tras sólo dos semanas allí (Juego de tronos laboral) así que dejo la pensión donde residía y me dedico a hacer tiempo para coger el tren chu-chu que sale para Galicia, mi tierra, a las tres y media. Empieza a caer aguanieve, así que me refugio en el primer sitio adecuado que veo, un cafe/confiteria, moderno-artesanal. No soy el primero que tiene esa idea, así que el local está petado. Me he vuelto muy antisocial en los últimos tiempos, pero no hay donde sentarse, así que le pido a una señora a la que le echo unos cincuenta años bien llevados, vestida de uniforme boho-chic de invierno (Abrigo de lana en colores cálidos moteado de colorines, bufanda de lana de ochos y gorro/boina de lana, ambos de color borgoña), si me puedo sentar con ella.

Ella no llama la atención para nada a primera vista, aunque tiene un rostro agradable; salvo por unos ojos azul claro bastante penetrantes, enmarcados por una coqueto bob rubio obscuro, lo que mi hermana siempre ha llamado, rubio gallego. Llevo una maleta de cabina, así que sale el tema de mi situación nómada. Yo he dejado Madrid a finales de Noviembre, al perder también otro trabajo allí; ella vive en Madrid pero vuelve mucho por León, tiene familia, amigos y algún negocio. Ah,y un pisito cerca de la plaza donde se encuentra el local. Mi antigua oficina estaba a tiro de piedra del Retiro y los Jerónimos; ay pues mira, ahí tiene Jaime (El mayor) un Pied-à-terre. Y así sin venir a cuento, le termina contando la historia de sus aventuras a un perfecto desconocido. Yo soy un cuarentón medio calvo y con gafas, de aspecto inofensivo, al que la gente le resulta fácil contarle cosas, pero a estos extremos no había llegado nadie.

Por la manera de hablar de Jaime, entiendo que es un amigo/noviete, no una pareja seria. Jaime es un cincuentón sofisticado y debonaire, pijo de buena familia, un hombre de mundo. Pues mi marido también se llama Jaime ¿Como?. Si, pero que yo no piense que su marido es un pargelilla. Jaime marido, que frisa los 35, (Ella los cuarenta y cinco ya no los cumple), es un guaperas, muy hombre y "empotrador" (Sic, primera vez que oí el término) bien dotado, abogado de profesión, y ella esta locamente enamorada de él, y él de ella, faltaría mas. La verdad que ella por como se expresa y por su gestualidad, tiene un magnetismo muy considerable, desprende cierta sensualidad indefinida y morbosa en las distancias cortas. Por como me mira mientras se mete en harina, si no fuera porque a mí estas cosas no me pasan (Tengo el atractivo sexual de una acelga), no sabría que pensar.

Pero Jaime El Mayor, es un capricho, un extra, galán divertido y decadente, de exóticas habilidades. Me terminó contando que la fundamental, es la capacidad para provocarla el squirting exclusivamente por s*x* oral (¿Es eso posible?, la verdad que por aquel entonces yo había leído algo de pasada sobre eso, pero ni sabia, ni sé hoy, gran cosa del tema).

Bueno pues nada, enhorabuena por tus Jaimes. Jijiji, pues tengo otro Jaime. ¿Mande? Entra en escena Jaime el Joven, yogurín leonès "Alto, guapisimo y muy avanzado para su edad" (Sic) que tras un Erasmus aparentemente muy bien aprovechado en tierras de Flandes, regresó a la gazmoña (Según ella) León donde no halló una hembra a la altura de sus expectativas, hasta que nuestra protagonista, una mujer de su tiempo, lo encontró en Tinder para alegrar sus excursiones al terruño.

A estas alturas de la narración, ya me estaba dejando de hacer gracia el desparpajo de la interfecta, y aprovechando que escampó, me despedí y me fue a comer algo a un bareto cercano que había conocido en esos días. Y de ahí al tren, donde pase el viaje reflexionado sobre como había cambiado el mundo desde mis años mozos...
 

Registrado
18 Oct 2018
Mensajes
3.137
Calificaciones
13.391
Casi me da verguenza contarlo. Daría para novela erótica, en caso de que los editores no la rechazaran por increíble.

León capital, Finales de Enero del 2018. Poco después de las doce del mediodía. Me ha despedido el día anterior, tras sólo dos semanas allí (Juego de tronos laboral) así que dejo la pensión donde residía y me dedico a hacer tiempo para coger el tren chu-chu que sale para Galicia, mi tierra, a las tres y media. Empieza a caer aguanieve, así que me refugio en el primer sitio adecuado que veo, un cafe/confiteria, moderno-artesanal. No soy el primero que tiene esa idea, así que el local está petado. Me he vuelto muy antisocial en los últimos tiempos, pero no hay donde sentarse, así que le pido a una señora a la que le echo unos cincuenta años bien llevados, vestida de uniforme boho-chic de invierno (Abrigo de lana en colores cálidos moteado de colorines, bufanda de lana de ochos y gorro/boina de lana, ambos de color borgoña), si me puedo sentar con ella.

Ella no llama la atención para nada a primera vista, aunque tiene un rostro agradable; salvo por unos ojos azul claro bastante penetrantes, enmarcados por una coqueto bob rubio obscuro, lo que mi hermana siempre ha llamado, rubio gallego. Llevo una maleta de cabina, así que sale el tema de mi situación nómada. Yo he dejado Madrid a finales de Noviembre, al perder también otro trabajo allí; ella vive en Madrid pero vuelve mucho por León, tiene familia, amigos y algún negocio. Ah,y un pisito cerca de la plaza donde se encuentra el local. Mi antigua oficina estaba a tiro de piedra del Retiro y los Jerónimos; ay pues mira, ahí tiene Jaime (El mayor) un Pied-à-terre. Y así sin venir a cuento, le termina contando la historia de sus aventuras a un perfecto desconocido. Yo soy un cuarentón medio calvo y con gafas, de aspecto inofensivo, al que la gente le resulta fácil contarle cosas, pero a estos extremos no había llegado nadie.

Por la manera de hablar de Jaime, entiendo que es un amigo/noviete, no una pareja seria. Jaime es un cincuentón sofisticado y debonaire, pijo de buena familia, un hombre de mundo. Pues mi marido también se llama Jaime ¿Como?. Si, pero que yo no piense que su marido es un pargelilla. Jaime marido, que frisa los 35, (Ella los cuarenta y cinco ya no los cumple), es un guaperas, muy hombre y "empotrador" (Sic, primera vez que oí el término) bien dotado, abogado de profesión, y ella esta locamente enamorada de él, y él de ella, faltaría mas. La verdad que ella por como se expresa y por su gestualidad, tiene un magnetismo muy considerable, desprende cierta sensualidad indefinida y morbosa en las distancias cortas. Por como me mira mientras se mete en harina, si no fuera porque a mí estas cosas no me pasan (Tengo el atractivo sexual de una acelga), no sabría que pensar.

Pero Jaime El Mayor, es un capricho, un extra, galán divertido y decadente, de exóticas habilidades. Me terminó contando que la fundamental, es la capacidad para provocarla el squirting exclusivamente por s*x* oral (¿Es eso posible?, la verdad que por aquel entonces yo había leído algo de pasada sobre eso, pero ni sabia, ni sé hoy, gran cosa del tema).

Bueno pues nada, enhorabuena por tus Jaimes. Jijiji, pues tengo otro Jaime. ¿Mande? Entra en escena Jaime el Joven, yogurín leonès "Alto, guapisimo y muy avanzado para su edad" (Sic) que tras un Erasmus aparentemente muy bien aprovechado en tierras de Flandes, regresó a la gazmoña (Según ella) León donde no halló una hembra a la altura de sus expectativas, hasta que nuestra protagonista, una mujer de su tiempo, lo encontró en Tinder para alegrar sus excursiones al terruño.

A estas alturas de la narración, ya me estaba dejando de hacer gracia el desparpajo de la interfecta, y aprovechando que escampó, me despedí y me fue a comer algo a un bareto cercano que había conocido en esos días. Y de ahí al tren, donde pase el viaje reflexionado sobre como había cambiado el mundo desde mis años mozos...
Lo más fascinante es que los tres tengan el mismo nombre, eso merece un premio.

Si tienes tiempo escribe la novela que igual te sale bien y te pasa como a J.K. Rowling ;)
 
Registrado
26 Jul 2017
Mensajes
1.064
Calificaciones
5.041
Una pregunta: conocéis casos donde el marido deja a su mujer para irse con su amante porque es el amor de su vida?, no hablo de dejar a tu pareja y luego conocer a otra persona, hablo de empezar con esa otra persona durante el matrimonio, dejar a la esposa e irte con la amante porque te enamoras de verdad, conocéis algún caso así?, yo no.

Tengo a una amiga, recién separada donde lleva una relación de "amante" desde antes de separarse con un chico que tiene mujer e hijo, ella esta ciega de amor, loca, y el le promete que si va a dejar a la mujer, que la quiere con locura, hacen planes de futuro......pero, aún no deja a su mujer (aunque le dice que no tienen relación de nada), creéis que dejará a la mujer? yo lo veo en plan, si tanto me quieres y soy el amor de tu vida, porque sigues con tu esposa?
yo si.
Una amiga mia.
 

Registrado
6 Abr 2015
Mensajes
6.120
Calificaciones
28.129
No lo sé, porque no fueron los primeros cuernos que le ponía el personaje en cuestión, pero sí los más serios. Y él lo pasó muy mal casado con la amante. Ahora está jubilado y muy metido en la religión. La esposa no tiene mucho de inocente, es bastante especial (sobre todo en cuestión de dinero), pero me consta que sufrió mucho por todo esto (con todo e "intentos de suicidio") pero nunca perdió la esperanza de recuperar a su esposo. Se volvieron a casar por el asunto de la pensión. Él ya estaba divorciado de la amante y no tenía a quién poner como beneficiario pues sus hijos ya son mayores. Se lo propuso a la primera esposa y ella dijo que sí. Y con el tiempo se volvieron a dar las cosas entre ellos, empezaron a salir juntos y tal, y al final él se mudó con ella de nuevo y de vacaciones permanentes.
Yo conozco el caso de un matrimonio que a los pocos años de casarse, con hijos pequeños, al marido le da un ictus y estando todavía en el hospital, la mujer comenta "lo mejor es que se muera". Total que el marido sale del hospital con graves secuelas y la esposa, en ese momento pide el divorcio dejándolo a cargo de su familia. El marido poco a poco se va recuperando hasta poder vivir solo, recibe una buena herencia de sus padres y ahora, después de 20 años, la esposa quiere volver con el.
En sentido contrario, conozco a un hombre que después de estar separado (no divorciados) de su mujer, cuando a ella le dió una ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) que le dejó una discapacidad, el volvió a vivir con ella para cuidarla, pero tenía una relación con otra con la que sigue viéndose sin que su mujer lo sepa. A mi me parece un acto de generosidad por parte tanto de el como de su amante.
 
Última edición:
Registrado
2 Sep 2016
Mensajes
3.434
Calificaciones
13.063
Yo conozco el caso de un matrimonio que a los pocos años de casarse, con hijos pequeños, al marido le da un ictus y estando todavía en el hospital, la mujer comenta "lo mejor es que se muera". Total que el marido sale del hospital con graves secuelas y la esposa, en ese momento pide el divorcio dejándolo a cargo de su familia. El marido poco a poco se va recuperando hasta poder vivir solo, recibe una buena herencia de sus padres y ahora, después de 20 años, la esposa quiere volver con el.
En sentido contrario, conozco a un hombre que después de estar separado (no divorciados) de su mujer, cuando a ella le dió una ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) que le dejó una discapacidad, el volvió a vivir con ella para cuidarla, pero tenía una relación con otra con la que sigue viéndose sin que su mujer lo sepa. A mi me parece un acto de generosidad por parte tanto de el como de su amante.
Lo que está claro es que en tu entorno siempre son los hombres los buenos de la película (sobre todo si tienen amante) y las mujeres las brujas malas. Que mala suerte tienes
 
Registrado
13 Dic 2007
Mensajes
9.166
Calificaciones
48.200
No sé si estaré acertada o no en lo que voy a decir, pero voy a lanzar una pregunta.

Por muchos casos que he visto en mujeres que por circunstancias diversas acaban siendo infieles. Para gustos hay colores pero en la juventud elegían los típicos malotes, los que hacían sufrir y mas enganchaban. Lloros y más lloros...
Al final la estabilidad se la daba alguien de buen corazón, con mas potencial para formar familia, dinero etc...Llega la boda.
Pero esa vida que parece idilica no tiene el tira y afloja de intensidad y desasosiego. Lo lineal acaba siendo aburrido. Busca los altibajos, por sentirse viva. El amante, el que da esa adrenalina, el me gustas, pero ni contigo ni sin tí. Al final acaba teniendo el perfil del primero, no quiere ataduras serias, el que tiene pareja, no la deja, juega, se cree el rey del mambo, con unas y con otras... enganchada del amante que no deja su vida porque es cómoda y tiene lo que quiere a su servicio.

Al final parece que cuando nos hacen daño, nos quejamos, cuando todo es tranquilidad, nos quejamos...¿Entonces qué queremos? jaja.
Este tema daría para un libro. Bueno, de hecho los hay interesantísimos que tratan el tema desde un punto de vista psicológico, social e incluso económico.

Los seres humanos vivimos toda nuestra vida en una constante dualidad que no deja de ser la que teníamos de niños: fíjate en un crío pequeño, quiere aventura, explorar, jugar con lo prohibido, subirse a donde le han dicho que es peligroso, necesita estímulos, se aburre de hacer siempre lo mismo... pero si se cae necesita saber que podrá correr a los brazos de papá y mamá, que estarán ahí para protegerle de los peligros. Es lo que se conoce como riesgo controlado: el salto al vacío con red debajo, es lo mismo que te provoca ver una película de terror: pasas miedo, pero sabes que cuando se salen los títulos de crédito vuelves a la seguridad de tu casa.

Pues este tema es igual: la rutina se vuelve monotonía y el amante proporciona la adrenalina de lo prohibido, pero claro, el marido es la estabilidad y la comodidad de lo conocido.
 
Registrado
26 Oct 2017
Mensajes
425
Calificaciones
6.159
Hola!, quería haceros una consulta, estos días noto a mi "amigo" que está otra vez un poco más extraño o no se si son percepciones mías, nosotros a pesar de haber hablado en su momento de que no podía ser, seguimos siendo amigos, bueno unos amigos de esos que han tenido algo pero no puede haber nada mas, el hecho es que ayer en el curro estaba yo hablando con otro compañero con el que últimamente tengo mas contacto y mi amigo se acerca y nos dice: Dejen de hablar y reirse tanto y pónganse a trabajar (todo esto con una sonrisa en la cara) a lo que yo le miré y me suelta, y contigo no me digas nada que ni los buenos días me has dado, mi compañero de trabajo se quedó a cuadros por el arrebato pero lo tomamos a broma y seguí a lo mío. Al rato me lo veo que se acerca a donde estoy yo y había otra compañera y le empieza a tocar el cuello a modo de masaje, que pretende, darme celos?, nunca le había visto una reacción así, que opináis?
 
Registrado
6 Abr 2015
Mensajes
6.120
Calificaciones
28.129
Hay esposas que soportan que sus maridos vayan de pvtas pero no soportan que tengan una amante. O sea, entienden que sus maridos echen un polvo pagando cuando ellas ya han renunciado al s*x* pero no soportan que sus maridos se enamoren de otra sin dinero por medio.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)