Violaba a las mujeres a las que obligaba a prostituirse luego en su club de Murcia

Registrado
6 Mar 2018
Mensajes
15.921
Calificaciones
66.200
La Policía Nacional desarticula una trama criminal y al dueño del burdel lo detienen dos veces: la segunda, al escuchar la declaración de las víctimas

«Apostamos por la distinción, discreción y somos únicos en el trato personalizado a nuestros clientes. Disponemos de cinco suites con todas las comodidades». Así se anuncia en su página web, este viernes aún activa, el club Coto Murcia, ubicado en el carril del Molino, en Aljucer. Un local que ha sido escenario de una operación de la Policía Nacional, que ha desarticulado una trama criminal dedicada al tráfico de drogas y a la explotación sexual y laboral de mujeres en este lugar.
Se da la circunstancia de que al dueño del club se le llegó a arrestar dos veces: la primera, en el marco de la citada operación policial; la segunda, cuando se tomó declaración a las víctimas, que relataron las amenazas y vejaciones que sufrían, presuntamente, a manos de este hombre, de 42 años de edad. Contaron las mujeres a la Policía que su jefe las obligaba a mantener relaciones sexuales con él antes de forzarlas a ejercer la prostit*ción. Ante esta denuncia, el sujeto (libre ya tras el prime arresto) fue detenido de nuevo, como presunto autor de un delito de agresión sexual y de abusos, informan fuentes policiales.

Además del propietario del club, se arrestó a siete personas más, una de ellas su esposa.

También se detuvo a cuatro individuos que presuntamente hacían las veces de chófer de las chicas: las llevaban cuando éstas eran requeridas para un servicio a domicilio y se encargaban también de cobrar. Las siete personas están investigadas por delitos relativos a la prostit*ción, agresión sexual, tráfico de drogas, derechos de los trabajadores y favorecimiento de la inmigración ilegal.

Las diez víctimas liberadas en la operación han sido acogidas por la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP).

En cuanto al Coto, en el que había dosis de cocaína, hachís y marihuana preparadas para su venta, la Policía ha solicitado al juez que lo cierre, y está a la espera de la orden judicial que así lo establezca.

Denuncia la trata
Para la denuncia anónima y confidencialidad, sin que la llamada quede reflejada en la factura, la Policía Nacional cuenta con el teléfono 900 10 50 90, además del correo electrónico [email protected]