Victoria Rosell denuncia "chantaje" de una empleada del hogar por exigirle 10.000 euros a cambio de no desvelar pagos en B que ella niega

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.042
Calificaciones
10.665
Victoria Rosell denuncia "chantaje" de una empleada del hogar por exigirle 10.000 euros a cambio de no desvelar pagos en B que ella niega
  • La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género denunció extorsión ante la Policía y sostiene que Vox está detrás de esta maniobra, que persigue causarle un “daño” por su trabajo en el Ministerio de Igualdad


Victoria Rosell, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, en una fotografía de archivo.
elDiario.es
21 de agosto de 2020 21:21h
0
@eldiarioes
La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género y exdiputada de Podemos Victoria Rosell denunció el pasado 18 de julio ante la Policía un "intento de chantaje" de la empleada del hogar que trabajó en su casa familiar de Las Palmas durante dos periodos entre febrero 2012 y junio de 2020. Rosell denunció haber conocido por una abogada amiga que la trabajadora Simona Chambi pretendía "obtener dinero, llegando a un acuerdo por no decir públicamente falsedades como que estaba contratada en negro, cosa que es totalmente incierta". La jueza y exdiputada de Podemos sostiene que Vox está detrás de esta maniobra.

Rosell es la pareja del periodista Carlos Sosa —director de Canarias Ahora, medio asociado a elDiario.es— quien realmente ejercía como empleador de Chambi. Sosa le comunicó el pasado junio la intención de acabar la relación laboral con ella, por lo que le trasladó una carta de desestimiento y le manifestó su intención de abonar la indemnización de 833,34 euros. Pero la trabajadora no estaba conforme con esa cantidad y presentó una demanda al considerar que la indemnización "está calculada incorrectamente, falta finiquito y le solicitaron hacer tareas que no estaba obligada durante el disfrute de sus vacaciones".

En concreto, reclama la cantidad de 11.797,16 euros por los siguientes conceptos: 1.587,16 euros por la indemnización de los cinco años, siete meses y 14 días que estuvo contratada de manera indefinida, 210 euros por vacaciones no disfrutadas y 10.000 euros por supuestamente obligarla a ir a la casa familiar durante sus vacaciones a regar las plantas y dar de comer a un conejo, lo que considera "denigrante" y un "atentado contra su dignidad" al ser ella una mujer inmigrante.
Rosell, que no ha mantenido en ningún momento relación contractual con la trabajadora, considera "delirante" esa petición de 10.000 euros y sostiene que las apreciaciones sobre lo supuestamente "denigrante" que es dar de comer a un animal tienen como objetivo causarle un "daño" por la función que desempeña en la actualidad como delegada del Gobierno contra la Violencia de Género.

En la demanda, la exempleada contratada por la pareja de Rosell asegura que en 2012, cuando fue entrevistada para hacer tareas de limpieza en la casa familiar, Rosell le propuso "inicialmente" la contratación en dinero negro o B, algo que niega de manera tajante el entorno de la ahora delegada del Gobierno, que entonces estaba fuera de la política y ejercía como jueza.
La empleada reconoce después en ese documento que tenía contrato indefinido y estaba dada de alta en la Seguridad Social tanto en ese período, que comprendió hasta noviembre de 2014, como en la segunda etapa en la que trabajó en la casa, entre noviembre de 2015 y junio de 2020. Rosell sostiene en su denuncia que fue precisamente su situación laboral lo que permitió a Chambi, de origen boliviano, regularizar su situación en España y obtener el DNI.
La actual delegada del Gobierno fue víctima de una conspiración promovida por el juez Salvador Alba —su sustituto en el juzgado de Las Palmas cuando dio el salto a la política— y en la que estaba en la sombra el exministro del PP José Manuel Soria. Esta situación la obligó a dejar la política en 2016, aunque finalmente el juez fue condenado a seis años y medio de prisión y a 18 de inhabilitación el pasado septiembre. En el juicio quedó acreditado que Alba maquinó contra ella con la intención de perjudicarla y quedó probado que cometió los delitos de prevaricación, falsedad y cohecho.
 

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.042
Calificaciones
10.665
Mi abuela estubo en una situación parecida, la de empleada de hogar contratada a tiempo parcial se fue de vacaciones a su país de origen y regreso 4 meses después ,en todo este tiempo nunca se puso en contacto con el empleador en este caso mi abuela, regresa y reclama su puesto de trabajo que había abandonado sin comunicarlo hacia 4 meses, en ese tiempo mis abuelos que no son jóvenes 87 y 92 años contrataron los servicios de una cooperativa con la que están encantados por los servicios que les ofrecen y sobre todo no se sienten que no les están haciendo un favor, le reclamaban indemnización por despido improcedente, los salarios y las vacaciones correspondientes de los 4 meses etc. en total eran como 16.000 euros, perdieron el juicio y tubieron que pagar al bufete de abogados que les llevo el caso y fueron codenados a abonar a mis abuelos las costas ocasionadas
Parece ser que están proliferando bufetes de abogados sin escrúpulos especializados en sacarle la pasta a los trabajadores mas desprotegidos
 
Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.042
Calificaciones
10.665
La exempleada doméstica de Victoria Rosell retira de su demanda el presunto chantaje de 10.000 euros que ya investiga un juzgado de Las Palmas


El abogado Federico José Vicente Marín y la extrabajdora del hogar Simona Chambi. ANTENA 3
Canarias Ahora
Las Palmas de Gran Canaria —24 de agosto de 2020 19:52h
0
@Cahora
La exempleada doméstica que prestaba hasta junio sus servicios en el domicilio particular de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género ha retirado de su demanda laboral la exigencia de 10.000 euros que Victoria Rosell denunció en julio pasado como el objeto de un chantaje. Esa cantidad aparecía consignada en la papeleta de conciliación previa a la demanda, que acabó sin acuerdo el 23 de julio en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SEMAC) de Las Palmas de Gran Canaria, como una de las exigencias de la trabajadora a su empleador, el periodista Carlos Sosa, director de Canarias Ahora y pareja de la magistrada en excedencia.

La exempleada, Simona Chambi, tiene abiertas unas diligencias penales en el Juzgado de Instrucción 8 de Las Palmas de Gran Canaria por un presunto delito de extorsión. Días antes de que la papeleta de conciliación llegara a manos del empleador, un destacado militante de VOX en Las Palmas, Luis Ricardo Rosales Medina, ya presumía en reuniones sociales de tener “algo gordo” contra “esa chica que está contra la violencia de las mujeres”, algo estaba relacionado con una empleada de hogar y que su publicación estaba pendiente de lo que ocurriera en el acto de conciliación en el SEMAC. En la papeleta, además de peticiones referidas al finiquito y a las vacaciones pendientes de disfrutar, la exempleada exigía 10.000 euros como pago por lo que consideraba “una humillación como mujer e inmigrante” consistente en acudir durante sus vacaciones al domicilio del empleador a regar las plantas y dar de comer a un conejo. En su demanda, presentada el pasado día 20 de agosto, Chambi hace desaparecer esa exigencia dineraria para centrar su petición únicamente en el despido, que considera nulo o improcedente, a pesar de no tratarse de un despido, sino de un desistimiento así contemplado en el régimen de empleadas de hogar.

El exjefe de prensa de Soria
Además del destacado militante de VOX Luis Ricardo Rosales, estaba al tanto de la operación el exjefe de prensa del exministro de Industria José Manuel Soria (Partido Popular), el presentador radiofónico Juan Santana Hernández, que realizó al menos tres publicaciones en la cuenta de su programa en Twitter amenazando a Victoria Rosell con la palabra “Simona”, escrita en mayúsculas en dos de las ocasiones.

“Y si contamos lo de Simona? El que ríe el último ríe mejor... Ya falta muy poco... muy poco. Tictac, Tictac...”, escribía Santana el 15 de agosto a las 15:23 en la cuenta de su programa, seis días antes de que el periodista Fernando Lázaro publicara en El Mundo la primera noticia referida al caso Simona: “La empleada del hogar de Victoria Rosell denuncia que le pagaba con 'dinero negro”. Lázaro fue el periodista que llevó el peso de las informaciones que partían de Salvador Alba contra Victoria Rosell entre 2015 y 2016, una conspiración que llegó a juicio y que le costó al exjuez una condena a seis años y medio de cárcel por cohecho, prevaricación y falsedad documental, así como una indemnización de 60.000 euros y la pérdida de su carrera profesional. La sentencia está pendiente de casación en el Supremo.
Publicación en la cuenta de Twitter del programa radiofónico presentado por Juan Santana Hernández, en el que amenaza a Victoria Rosell con la palabra “Simona”
Pero Juan Santana no se limitó a ese aviso, sino que en varias publicaciones más, tanto en respuesta a tuits de Victoria Rosell como de otras personas, daba pistas sobre la información que manejaba.
Aprovechando la polémica desatada por una denuncia por malos tratos presuntamente cometidos por un magistrado del Tribunal Constitucional, Santana se dirigió a Victoria Rosell el 16 de agosto, cinco días antes de que se hiciera pública la polémica de la exempleada doméstica, para afearle que no se pronunciara sobre esa cuestión, a la que sumó una insinuación de “posible maltrato a “simona”.

Tuit publicado en la cuenta del programa radiofónico presentado por Juan Santana, el exjefe de prensa del exministro de Industria Jose Manuel Soria (Partido Popular)
La participación de Vox en la operación contra Victoria Rosell, vendría de la mano del empresario Luis Ricardo Rosales Medina, quien desveló la existencia de la demanda laboral un día antes de que fuera notificada al demandado, el periodista Carlos Sosa. En una conversación con la abogada Isabel Saavedra durante un duelo en un tanatorio, Rosales le dijo el jueves 16 de julio tener “algo gordo” contra “esa chica que está contra la violencia de las mujeres” y que se publicaría a resultas de lo que ocurriera en el acto de conciliación en el SEMAC, previsto para siete días después.
Rosales preguntó previamente a su interlocutora si continuaba siendo analista de un programa de la Televisión Canaria porque pretendía darle “una primicia”. La abogada le respondió que ya había dejado ese programa y que, en cualquier caso, no se dedica al periodismo. Fue en ese momento cuando Rosales le relató cuál era la información de la que disponía.
Este empresario desempeñó un destacado papel en el nacimiento de Vox en Las Palmas. Fue, entre otras cosas, quien tanteó a algunos periodistas para contratar uno como director de comunicación del partido. Su implicación era tan elevada que hasta manifestó estar dispuesto a pagar los salarios de su propio bolsillo.

Contactado este lunes por Canarias Ahora, Luis Ricardo Rosales manifestó que la información que manejó respecto a Victoria Rosell “fue una conversación que escuché en un sitio y se la comenté a otra persona. Yo no tengo ni idea ni estoy en ese rollo”.
El comentarista radiofónico Juan Santana, por su parte, cortó la llamada telefónica cuando se le formuló la primera pregunta respecto a este asunto.
La denuncia que el pasado 18 de julio interpuso Victoria Rosell ante la Policía Nacional por presunto chantaje fue judicializada después de algunas pesquisas, entre otras las declaraciones del periodista Carlos Sosa y de la exempleada del hogar Simona Chambi. Se encuentran en el Juzgado de Instrucción 8 de Las Palmas de Gran Canaria, justo el juzgado del que fue titular Victoria Rosell, ahora en situación administrativa de servicios especiales. A su frente se encuentra ahora el juez Arcadio Díaz Tejera, cuya independencia fue fuertemente criticada este lunes por el abogado de Simona Chambi, Federico José Vicente Marín, en el programa Espejo Público, de Antena 3. Además de poner en entredicho la limpieza del reparto informático de la causa por el Decanato, Vicente Marín acusó al magistrado de ser militante del PSOE, “que es lo que yo llamo cloacas del Estado”. Y añadió: “Yo no puedo tener un juez con cargos políticos y que sea un juez imparcial”. Díaz Tejera ha sido concejal y senador del PSOE, además de Diputado del Común de Canarias, pero en la actualidad ni milita en ese partido ni ocupa otro puesto que el de magistrado. Está prohibido.

Díaz Tejera ha tramitado ante la Audiencia Provincial de Las Palmas una causa de abstención, pero no precisamente referida a su anterior actividad política, sino por haber recaído en ese juzgado una cuestión en la que la denunciante es su anterior titular.
El abogado aprovechó la entrevista en Antena 3 para hacer “un llamamiento a las mujeres inmigrantes para que pidan la dimisión de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género”.
 
Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.042
Calificaciones
10.665
1598397290961.png

El abogado Federico José Vicente Marín y la extrabajdora del hogar Simona Chambi.

La exempleada doméstica de Victoria Rosell retira de su demanda el presunto chantaje de 10.000 euros que ya investiga un juzgado de Las Palmas
Esperemos que salga pronto el juicio y a esta chantagista le retirn el permiso de residencia y la manden a su pais
 

Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.909
Calificaciones
30.016
Miente la pandemita Rosell

La empleada del hogar de Victoria Rosell denuncia que le pagaba en negro y la despidió por una baja médica
La empleada del hogar de Victoria Rosell denuncia que le pagaba en negro y la despidió por una baja médica
La actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, junto al vicepresidente Pablo Iglesias (Foto: EFE).
Una mujer de nacionalidad boliviana, Simona Chambi, denuncia que la actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, la podemita Victoria Rosell, y su pareja, Carlos Sosa, la han despedido de forma «improcedente» cuando se encontraba de baja por enfermedad, después de trabajar para ambos como empleada del hogar durante más de siete años.
Según la denuncia presentada ante los Juzgados de lo Social de Las Palmas, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, Simona Chambi ha trabajado como empleada del hogar de Victoria Rosell (quien encabezó la candidatura de Podemos por Las Palmas en las elecciones de 2016 y 2019) en distintos períodos desde septiembre de 2011. Buena parte de este tiempo, sin contrato y cobrando en negro, según la demanda laboral.
Simona Chambi afirma que comenzó a trabajar para la juez Victoria Rosell en septiembre de 2011 por 500 euros al mes. Inicialmente cobraba en «dinero negro o b», pero a los cinco meses se plantó y exigió que le hicieran contrato, para poder regularizar su situación en España, según adelantó El Mundo.

La podemita Victoria Rosell le dijo entonces que «si quería contrato y cotización legal, le descontaría los gastos de cotización a la Seguridad Social», por lo que a partir de ese momento le recortó su sueldo neto y pasó a cobrar 420 euros al mes con un contrato de media jornada, según consta en la denuncia. Fue dada de alta en la Seguridad Social desde el 24 de febrero de 2012, si bien su empleadora, la ex diputada de Podemos, nunca llegó a entregarle una copia de su nómina, según señala en la denuncia.


Victoria Rosell
Fragmento de la demanda interpuesta por Simona Chambi en un Juzgado de lo Social de Las Palmas.

En 2014, Simona Chambi se vio obligada a regresar a Bolivia debido a un problema familiar, por lo que pidió la rescisión voluntaria del contrato y fue dada de baja el 30 de noviembre de aquel año. Nunca cobró el finiquito al que tenía derecho, añade la denunciante.
Mientras se encontraba en Bolivia, Rosell y su marido le telefonearon para que regresara a España, porque «otras empleadas que estaban probando en su ausencia, no duraban ni dos meses trabajando en una casa tan grande». Así que Simona comenzó a trabajar de nuevo en casa de Victoria Rosell: durante cuatro meses le pagaron en negro hasta que de nuevo se plantó y logró que le dieran de alta en la Seguridad Social el 12 de noviembre de 2015. Sin embargo, nunca llegó a recibir una copia del contrato.
Al cabo de dos años, añade la denuncia, Carlos Sosa instó a la mujer a firmar una modificación del contrato, en el que esta vez él pasaba a figurar como empleador. En agosto, cuando se encontraba de vacaciones, Victoria Rosell y su pareja le pedían que subiera cada día a su casa a «dar de comer a un conejo grande y regar las plantas», sin cobrar nada por ello.
Cuando el Gobierno aprobó la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), Simona pidió a su empleadora que le actualizara el sueldo. Victoria Rosell, que en ese momento ya era diputada de Podemos en Madrid, se resistió a hacerlo alegando que, debido a sus desplazamientos semanales en la capital, ahora tenía que atender menos carga de trabajo en la casa. «No creo que por esa razón la casa sea ahora más chica», replicó la empleada del hogar.

Victoria Rosell
Fragmento de la demanda interpuesta por Simona Chambi en un Juzgado de lo Social de Las Palmas.

Finalmente, Simona Chambi se vio obligada a someterse a una operación de cataratas el pasado 26 de mayo en el Hospital Doctor Negrín, de la isla canaria, de lo que informó con suficiente antelación a sus empleadores. Cuando se encontraba de baja médica con incapacidad temporal, debido a complicaciones en la intervención, recibió un mensaje de whatsapp en el que Carlos Sosa le comunicó la decisión de rescindirle el contrato.
«Buenas tardes, Simona», indicaba el mensaje, «de acuerdo con nuestra conversación de esta tarde, adjunto le remito la carta de desestimiento de la que le hablé. Lamento mucho esta situación, pero debe comprender nuestra posición. Si tiene cualquier duda, hágamelo saber. Espero que se ponga buena pronto».
El documento adjunto era el preaviso de extinción de su contrato laboral, con efectos a fecha del 16 de julio de 2020 y una indemnización de 833,34 euros. En su denuncia, Simona Chambi sostiene que su despido es «nulo», ya que la legislación laboral obliga a comunicar el motivo de la extinción, algo que no ha ocurrido en su caso.
Por tanto, pide al juez que obligue a Carlos Sosa (su actual empleador) a readmitirla como empleada del hogar con las mismas condiciones que disfrutaba (es un decir) hasta ahora, o bien que le abone la correspondiente indemnización por despido improcedente.

Victoria Rosell
Fragmento de la demanda interpuesta por Simona Chambi en un Juzgado de lo Social de Las Palmas

 
Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.042
Calificaciones
10.665
Deberían de ser las cataratas del Niagara por lo largo del pos-operatorio
 

Registrado
21 Nov 2017
Mensajes
9.909
Calificaciones
30.016
Victoria Rosell se defiende en Antena3 con el manual del buen podemita: «Yo soy la víctima en esto»

 
Registrado
6 Sep 2018
Mensajes
2.940
Calificaciones
9.984
Ubicación
Sevilla
Deberían de ser las cataratas del Niagara por lo largo del pos-operatorio
Las típicas estafillas, yo uve una operación bastante sería, con cort s con cristales dentro del ojo, una buena cantidad de puntos en la esclerótica, y estuve dos semanas. Cortes profundos.
Las operaciones de cataratas son de lo más común y cómodo.
 
Registrado
23 Nov 2014
Mensajes
1.323
Calificaciones
1.972
Las típicas estafillas, yo uve una operación bastante sería, con cort s con cristales dentro del ojo, una buena cantidad de puntos en la esclerótica, y estuve dos semanas. Cortes profundos.
Las operaciones de cataratas son de lo más común y cómodo.

Sí son faciles si no hay una complicacion, de entrada tienes que estar quince dias sin agachar la cabeza, sin poder coger peso, amen de las cuatro veces que al dia te tienes que echar las gotas, eson sin complicaciones, a mi me han operado de los dos ojos, el primero muy bien, pèro el segundo se complicó bastante y los tresv meses no me los quitó nadie y aun tengo que pasar de nuevo por el quirofano y tengo diversos problemas por ser diabetica
 
Registrado
6 Sep 2018
Mensajes
2.940
Calificaciones
9.984
Ubicación
Sevilla
Sí son faciles si no hay una complicacion, de entrada tienes que estar quince dias sin agachar la cabeza, sin poder coger peso, amen de las cuatro veces que al dia te tienes que echar las gotas, eson sin complicaciones, a mi me han operado de los dos ojos, el primero muy bien, pèro el segundo se complicó bastante y los tresv meses no me los quitó nadie y aun tengo que pasar de nuevo por el quirofano y tengo diversos problemas por ser diabetica
Claro yo digo en condiciones normales, a parte de las gotas yo tenía que echarme también una pomada. Y sin poder mover la cabeza en ninguna dirección porque sino me pegaba un tironazo de los puntos.
A las dos semanas ya había echado fuera casi todos los puntos.
 
Registrado
14 Sep 2007
Mensajes
793
Calificaciones
2.814
Ubicación
Orejilla del Sordete.
Doña Rossell, si usted no hizo pagos en B, muestre los recibos firmados mensualmente y desenmascare a la empleada. Así de sencillo.
Y recuerde que " quien nada debe nada teme".
 
Registrado
6 Sep 2018
Mensajes
2.940
Calificaciones
9.984
Ubicación
Sevilla
Doña Rossell, si usted no hizo pagos en B, muestre los recibos firmados mensualmente y desenmascare a la empleada. Así de sencillo.
Y recuerde que " quien nada debe nada teme".
Pues por eso la ha demandado por chantaje no?, Porque puede demostrar que es falso.
La que se ha retirado es la ex empleada por algo será.