Verano de la familia real noruega 2020 (1 Viewer)

Registrado
18 Ene 2018
Mensajes
9.158
Calificaciones
48.358
De cara no son guapos y contra eso no hay nada que hacer y tampoco me meto.
Bueno, en realidad sí lo haces. De los belgas te has referido a sus "narices gruesas y rostros mofletudos y poco finos" y a su "piel acneica muy problemática". "Poco agraciados (como su padre) los hijos de mi querida Mathilde".
Pero Mette Maritt no estaba enfermísima casi al borde de la muerte???
o era solo para librarse de ir a los eventos aburridos???
Afortunadamente esta enfermedad tiene períodos de remisión en los cuales se puede hacer vida prácticamente normal. De hecho ejercitarse físicamente con caminatas, trote, bicicleta, ¡incluso baile!, les ayuda porque aumenta la resistencia de los músculos ventilatorios y previene la acumulación de mucosidades en las vías respiratorias. En cambio los ambientes cerrados y concurridos son perjudiciales.
 

Registrado
29 Dic 2014
Mensajes
2.121
Calificaciones
11.659
Tenía años que no veía a Marius, me parece raro que ya no ande mucho con ellos, digo ya se que los hijos crecen y van a su rumbo, pero que no fuera con ellos a las vacaciones compartidas con los reyes y ML se me hizo raro, igual si andaba con ellos y solo no salió en las fotos, no se
 

Registrado
29 Mar 2018
Mensajes
7.032
Calificaciones
17.133
Tenía años que no veía a Marius, me parece raro que ya no ande mucho con ellos, digo ya se que los hijos crecen y van a su rumbo, pero que no fuera con ellos a las vacaciones compartidas con los reyes y ML se me hizo raro, igual si andaba con ellos y solo no salió en las fotos, no se
Desconozco si ha ido, pero hace un tiempo se había comentado que no quería posar en las fotos familiares.
 

Registrado
6 Nov 2019
Mensajes
1.024
Calificaciones
4.870
A ver, hay una cosa contra la que no se puede luchar y es la genetica. Viendo las piernas -por ejemplo- de Ingrid, Sverre y sus primas (menos Leah) me da que salen a la parte de los reyes. Leah debe salir mas a Ari Ben en el fisico igual que Marius (el hijo mayor de Mette) es mas delgado.
De todos modos tambien estan en edades que el fisico cambia y a parte, seguramente el suicidio del padre les habra afectado.

Leonor y Sofia a mi tambien me parecen las mas guapas (a pesar de la madre y segun que modelitos) y aunque Sofia tenga el fisico mas Borbon, la familia de la madre es delgada.

Sobre el atuendo... pues estan de vacaciones.Igual si a las nuestras las pillaran un dia cualquiera las veriamos parecido, pero claro, la madre no deja que salga nada sin su visto bueno... osea, nada.

Y al ver las imagenes de primos felices, me he puesto a buscar y esto es lo que he encontrado cuando las niñas aun podian ser un poco naturales y Letizia no las apartaba tanto de la familia paterna. Una pena la verdad. Si luego hemos tenido fotos de los primos juntos, ha sido gracias a que la Reina se ha emperrado en juntar a sus nietos en Mallorca... hasta el palmagate.
Ver el archivo adjunto 1559074Ver el archivo adjunto 1559075Ver el archivo adjunto 1559076Ver el archivo adjunto 1559077Ver el archivo adjunto 1559078Ver el archivo adjunto 1559079

Y una pena tambien que Felipe no pueda disfrutar de sus sobrinos, incluso ahijado, por ser un calzonazos.
LetiZia no es que las aparte es que no se hablan , muy edificante .No pueden y’a ni hacer el paripe , que incluso entraría en su sueldo.
La belleza es muy relativa , de hecho los. canones de belleza cambian.
A mi me parecen físicamente del montón , la mayor con una nariz horrible , y una estatura que no me gustaría para mi familia, la segunda no es guapa , pero parece más alta.

Lo definitivo para mí es la pátina de ordinariez que tienen las dos y la falta de clase, lo de princesas 😂🥳 no les cae bien , son rocasolanitas. , sin ápice de gracia .Por no saber no saben ni contestar 😒😏
 
Registrado
3 Feb 2020
Mensajes
533
Calificaciones
1.663
LetiZia no es que las aparte es que no se hablan , muy edificante .No pueden y’a ni hacer el paripe , que incluso entraría en su sueldo.
La belleza es muy relativa , de hecho los. canones de belleza cambian.
A mi me parecen físicamente del montón , la mayor con una nariz horrible , y una estatura que no me gustaría para mi familia, la segunda no es guapa , pero parece más alta.

Lo definitivo para mí es la pátina de ordinariez que tienen las dos y la falta de clase, lo de princesas 😂🥳 no les cae bien , son rocasolanitas. , sin ápice de gracia .Por no saber no saben ni contestar 😒😏
Leonor aun crecera algo mas. Yo el estiron lo pegue de los 14 a los 16 y aun asi, con tacones lo arregla. Y que ser bajita tampoco es algo tan malo.
Sofia es Borbon Borbon fisicamente y me da que las dos son bastante abiertas y que quieren participar, pero la madre es la que no les deja. Sofia intenta hacerlo todo bien menos y aun asi a veces le salen cosas espontaneas y Leonor como alguien le diga algo o la llame, enseguida intenta atender. Pero cuando esta Letizia siempre se mete y no las deja. Ya se vio cuando estaban en el centro educativo.
 
B

Borsalino

Guest
Aniversario de boda de Harald y Sonia: 'affaire' con doña Sofía y amenaza de suicidio

Su historia de amor es una de las más románticas y estables de la segunda mitad del siglo XX, pese a que el camino hasta el altar no fue precisamente un sendero de rosas

1598687023106.png
Los reyes Harald y Sonia de Noruega. (Reuters)

César Andrés
29/08/2020 05:00

Este 29 de agosto se cumplen 52 años del enlace matrimonial de los reyes de Noruega, Harald y Sonia, un enlace que celebraron en la catedral de Oslo, hasta donde llegaron en un descapotable Lincoln estrenado para la ocasión y después de sortear muchas dificultades: su camino hasta el 'sí, quiero' no había sido precisamente un sendero de rosas.

Su historia de amor es una de las más románticas y sólidas de la segunda mitad del siglo XX. Se conocieron cuando ambos eran dos adolescentes de 15 años en un campamento de verano. Él era el príncipe heredero, ella la hija de un comerciante. De manera natural, como todo a esa edad, surgió el flechazo. Durante una década Harald V y Sonia mantuvieron su romance en secreto.

En esos diez años, la joven menuda y risueña estudió Diseño de Moda y trabajó como costurera, amplió sus estudios sobre el mundo de la confección en Suiza y, de vuelta a Oslo, se matriculó en numerosos cursos sobre Historia del Arte. Él, quizá no tan atractivo como lo es ahora su hijo Haakon, pero sí muy resultón para las féminas, ingresó en la Escuela de Caballería y en la Academia Militar, donde consiguió el rango de general del Ejército de Tierra y Aire y el de almirante de la Marina.

Sonia y Harald, durante su compromiso. (Getty)

Sonia y Harald, durante su compromiso. (Getty)

Cuando Harald cumplió la mayoría de edad le confesó a su padre, el rey Olav V, que mantenía un romance con una burguesita. Harald estaba dispuesto a comprometerse con ella y su padre a impedírselo. Con el fin de que olvidase a la costurera, el rey de los noruegos mandó a su hijo a Oxford a estudiar y pendonear. Incluso provocó el encuentro de su sucesor con varias princesas europeas. Muchachas nobles que a ojos del rey merecían el amor del heredero. Désirée de Suecia no despertó ningún interés en el príncipe Harald, pero a la princesa Sofía de Grecia le hizo ojitos. La ahora Reina emérita de España negó cualquier tipo de flirteo o noviazgo con el noruego en su primera biografía autorizada escrita por la periodista Pilar Urbano. La mujer de Juan Carlos es de la corriente que defiende que “las reinas no tienen pasado”. Amor no hubo, pero voluntad de que lo hubiese habido -al menos por parte de ambas casas-, sí. Especialmente empeñada estuvo la reina Federica de Grecia, una Hannover con vocación de casamentera.



Los Reyes eméritos, en la celebración del 80 cumpleaños de Harald de Noruega. (Reuters)

Los Reyes eméritos, en la celebración del 80 cumpleaños de Harald de Noruega. (Reuters)

El intento de suicidio de Sonia

En 1968, ante los insistentes rumores de compromiso entre el noruego y la helena, una Sonia enamorada hasta las trancas amenazó con suicidarse. Al príncipe Harald se le hincharon las narices reales y dio un golpe en la mesa y le espetó a su padre: “O me caso con Sonia Haraldsen o renuncio a mis derechos dinásticos”. Aceptó el órdago el rey Olav a regañadientes y también el Parlamento noruego. Habemus matrimonio morganático.

Se casaron el 29 de agosto de 1968 en la sencilla catedral de Nuestro Salvador del siglo XVII. Él vestía uniforme azul marino -más elegante que el verde militar y menos sucio que el blanco marinero- y ella, como se esperaba, una especie de hábito, diseño propio, de corte A en seda blanca con aplicaciones de pedrería en el cuello chimenea y en los puños acampanados. No era noble pero era virgen.

Asistieron miembros de las casas reales más importantes, en ejercicio y en el banquillo; las mismas familias principales que en abril de 1956 rechazaron ser testigos de la boda del príncipe Rainiero de Mónaco y la actriz Grace Kelly por tratarse de un matrimonio desigual, entre un miembro de la realeza y una plebeya. Lo que les quedaba por ver.

Harald y Sonia, durante su boda. (Cordon Press)

Harald y Sonia, durante su boda. (Cordon Press)


En el banquete, después de haber sido servido el popular salmón noruego, el enamorado pronunció las siguientes palabras: "Sabes mejor que nadie lo que siento, tanto ahora como en el pasado. Y mejor que nadie entiendes lo que este momento significa realmente”. A veces los príncipes de carne y hueso emulan a los de los cuentos.

Las habían pasado canutas por el camino. Por ese motivo, cuando su hijo y heredero Haakon les presentó la idea de casarse con Mette-Marit –una joven de pasado entretenido con un hijo rubísimo bajo el brazo–, terminaron por apoyarlo, sin poner demasiado impedimento cuando su hija, Marta Luisa, se empeñó en casarse con el incorrecto y polifacético Ari Behn.

Para lamento del mundo del chisme, y la Historia, los reyes de Noruega nunca se han visto envueltos en líos de faldas o pantalones a lo largo de estos 50 años. Suerte que existen las casas reales mediterráneas. De voluntad floja y sangre más caliente.



Los reyes de Noruega, en una imagen realizada con motivo de sus bodas de oro, en 2018. (Cordon Press)

Los reyes de Noruega, en una imagen realizada con motivo de sus bodas de oro, en 2018. (Cordon Press)


 
Registrado
28 Dic 2014
Mensajes
35.933
Calificaciones
117.147
Aniversario de boda de Harald y Sonia: 'affaire' con doña Sofía y amenaza de suicidio

Su historia de amor es una de las más románticas y estables de la segunda mitad del siglo XX, pese a que el camino hasta el altar no fue precisamente un sendero de rosas

Ver el archivo adjunto 1579487
Los reyes Harald y Sonia de Noruega. (Reuters)

César Andrés
29/08/2020 05:00

Este 29 de agosto se cumplen 52 años del enlace matrimonial de los reyes de Noruega, Harald y Sonia, un enlace que celebraron en la catedral de Oslo, hasta donde llegaron en un descapotable Lincoln estrenado para la ocasión y después de sortear muchas dificultades: su camino hasta el 'sí, quiero' no había sido precisamente un sendero de rosas.

Su historia de amor es una de las más románticas y sólidas de la segunda mitad del siglo XX. Se conocieron cuando ambos eran dos adolescentes de 15 años en un campamento de verano. Él era el príncipe heredero, ella la hija de un comerciante. De manera natural, como todo a esa edad, surgió el flechazo. Durante una década Harald V y Sonia mantuvieron su romance en secreto.

En esos diez años, la joven menuda y risueña estudió Diseño de Moda y trabajó como costurera, amplió sus estudios sobre el mundo de la confección en Suiza y, de vuelta a Oslo, se matriculó en numerosos cursos sobre Historia del Arte. Él, quizá no tan atractivo como lo es ahora su hijo Haakon, pero sí muy resultón para las féminas, ingresó en la Escuela de Caballería y en la Academia Militar, donde consiguió el rango de general del Ejército de Tierra y Aire y el de almirante de la Marina.

Sonia y Harald, durante su compromiso. (Getty)

Sonia y Harald, durante su compromiso. (Getty)

Cuando Harald cumplió la mayoría de edad le confesó a su padre, el rey Olav V, que mantenía un romance con una burguesita. Harald estaba dispuesto a comprometerse con ella y su padre a impedírselo. Con el fin de que olvidase a la costurera, el rey de los noruegos mandó a su hijo a Oxford a estudiar y pendonear. Incluso provocó el encuentro de su sucesor con varias princesas europeas. Muchachas nobles que a ojos del rey merecían el amor del heredero. Désirée de Suecia no despertó ningún interés en el príncipe Harald, pero a la princesa Sofía de Grecia le hizo ojitos. La ahora Reina emérita de España negó cualquier tipo de flirteo o noviazgo con el noruego en su primera biografía autorizada escrita por la periodistaPilar Urbano. La mujer de Juan Carlos es de la corriente que defiende que “las reinas no tienen pasado”. Amor no hubo, pero voluntad de que lo hubiese habido -al menos por parte de ambas casas-, sí. Especialmente empeñada estuvo la reina Federica de Grecia, una Hannover con vocación de casamentera.



Los Reyes eméritos, en la celebración del 80 cumpleaños de Harald de Noruega. (Reuters)

Los Reyes eméritos, en la celebración del 80 cumpleaños de Harald de Noruega. (Reuters)

El intento de suicidio de Sonia

En 1968, ante los insistentes rumores de compromiso entre el noruego y la helena, una Sonia enamorada hasta las trancas amenazó con suicidarse. Al príncipe Harald se le hincharon las narices reales y dio un golpe en la mesa y le espetó a su padre: “O me caso con Sonia Haraldsen o renuncio a mis derechos dinásticos”. Aceptó el órdago el rey Olav a regañadientes y también el Parlamento noruego. Habemus matrimonio morganático.

Se casaron el 29 de agosto de 1968 en la sencilla catedral de Nuestro Salvador del siglo XVII. Él vestía uniforme azul marino -más elegante que el verde militar y menos sucio que el blanco marinero- y ella, como se esperaba, una especie de hábito, diseño propio, de corte A en seda blanca con aplicaciones de pedrería en el cuello chimenea y en los puños acampanados. No era noble pero era virgen.

Asistieron miembros de las casas reales más importantes, en ejercicio y en el banquillo; las mismas familias principales que en abril de 1956 rechazaron ser testigos de la boda del príncipe Rainiero de Mónaco y la actriz Grace Kellypor tratarse de un matrimonio desigual, entre un miembro de la realeza y una plebeya. Lo que les quedaba por ver.

Harald y Sonia, durante su boda. (Cordon Press)

Harald y Sonia, durante su boda. (Cordon Press)


En el banquete, después de haber sido servido el popular salmón noruego, el enamorado pronunció las siguientes palabras: "Sabes mejor que nadie lo que siento, tanto ahora como en el pasado. Y mejor que nadie entiendes lo que este momento significa realmente”. A veces los príncipes de carne y hueso emulan a los de los cuentos.

Las habían pasado canutas por el camino. Por ese motivo, cuando su hijo y heredero Haakon les presentó la idea de casarse con Mette-Marit–una joven de pasado entretenido con un hijo rubísimo bajo el brazo–, terminaron por apoyarlo, sin poner demasiado impedimento cuando su hija, Marta Luisa, se empeñó en casarse con el incorrecto y polifacético Ari Behn.

Para lamento del mundo del chisme, y la Historia, los reyes de Noruega nunca se han visto envueltos en líos de faldas o pantalones a lo largo de estos 50 años. Suerte que existen las casas reales mediterráneas. De voluntad floja y sangre más caliente.



Los reyes de Noruega, en una imagen realizada con motivo de sus bodas de oro, en 2018. (Cordon Press)

Los reyes de Noruega, en una imagen realizada con motivo de sus bodas de oro, en 2018. (Cordon Press)


Ah son unos divinos ❤ me encantan.
 
Registrado
12 Nov 2014
Mensajes
4.899
Calificaciones
20.133
LetiZia no es que las aparte es que no se hablan , muy edificante .No pueden y’a ni hacer el paripe , que incluso entraría en su sueldo.
La belleza es muy relativa , de hecho los. canones de belleza cambian.
A mi me parecen físicamente del montón , la mayor con una nariz horrible , y una estatura que no me gustaría para mi familia, la segunda no es guapa , pero parece más alta.

Lo definitivo para mí es la pátina de ordinariez que tienen las dos y la falta de clase, lo de princesas 😂🥳 no les cae bien , son rocasolanitas. , sin ápice de gracia .Por no saber no saben ni contestar 😒😏
A la 1ª línea no voy a contestarte porque la historia se remonta a los comienzos de ese matrimonio y la venganza se sirve "fría"...
La belleza no es relativa sino subjetiva y si bien cambian algunos parámetros a lo largo de los años: peso, corte o color del pelo, maquillaje, etc...Unas facciones pequeñas, unos rasgos equilibrados, una estatura media y un cuerpo bien proporcionado suelen ser indicio de un ser humano bello...
La princesa Leonor es una adolescente muy linda, en ningún caso del "montón"...
La herencia genética es algo contra lo que es imposible luchar. Los seres humanos se parecen a sus progenitores y ascendientes...La nariz, frente, corte de cara, estatura, orejas, color del pelo, o peculiaridades del cuerpo se heredan aleatoriamente de uno de los progenitores, de ambos o de ascendientes lejanos...Por tanto la nariz de la princesa Leonor es la "marca" de los Borbones...
La estatura de una niña de 14 años no es definitiva porque muy probablemente no haya terminado su desarrollo, aparte de que se crece, con más lentitud, hasta los 21 años...Mi abuela decía que la "esencia se vende en frasco pequeño"...
Difícilmente la princesa Leonor o la infanta Sofía podrán tener "pátina de ordinariez" porque su educación seguro que es exquisita y su porte elegante como corresponde...Saben contestar, tal vez más tímidas que otras pero eso es indicio de la buena educación que están recibiendo...
La Princesa Leonor y la infanta Sofía, son 50% Borbón y 50% Rocasolano pero eso no es motivo para ridiculizarlas y mucho menos siendo unas adolescentes, casi unas niñas...
 
Última edición:
Registrado
12 Nov 2014
Mensajes
4.899
Calificaciones
20.133
Leonor aun crecera algo mas. Yo el estiron lo pegue de los 14 a los 16 y aun asi, con tacones lo arregla. Y que ser bajita tampoco es algo tan malo.
Sofia es Borbon Borbon fisicamente y me da que las dos son bastante abiertas y que quieren participar, pero la madre es la que no les deja. Sofia intenta hacerlo todo bien menos y aun asi a veces le salen cosas espontaneas y Leonor como alguien le diga algo o la llame, enseguida intenta atender. Pero cuando esta Letizia siempre se mete y no las deja. Ya se vio cuando estaban en el centro educativo.
Encuentro a la infanta Sofía muy parecida al padre de Dña. Letizia pero, según va creciendo, han ido apareciendo rasgos de la familia de Dña. Sofía, esperemos que no herede las poco agraciadas proporciones del cuerpo...
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)