Urkullu visita el vertedero seis días después de la tragedia (1 Viewer)


Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
Vecinos de Ermua alertan de un nuevo foco de fuego en el vertedero
Vecinos de Ermua alertan de un nuevo foco de fuego en el vertedero

A las once de esta noche se encontraba un retén trabajando en el terreno, según ha confirmado el Ayuntamiento

EL CORREOJueves, 20 febrero 2020, 23:49

Vecinos de Ermua han alertado esta noche de un nuevo foco de fuego en la parte alta del vertedero de Zaldibar. Los primeros avisos se registraron en torno a las 22.00 horas, y según fuentes de la Policía Municipal se activó de inmediato el protocolo previsto.

El incendio que se declaró el 6 de febrero al derrumbarse la escombrera, provocando un episodio de contaminación por dioxinas, se dio por sofocado el martes. Sin embargo, las autoridades ya advirtieron de que se podrían reactivar algunos rescoldos, por lo que en la zona se mantenía un retén de guardia. Cerca ya de la medianoche, bomberos del parque de Iurreta fueron movilizados en labores de supervisión


Normal.....Hay mucho metano en un vertedero.....No le han dado salida. Los controles y la gestión han brillado por su ausencia. Es como una carbonera con gas debajo y con el corrimiento de basura ...¡mejor ni pensar!
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
Zaldibar ilustra años de gestión "errática, ineficaz y cara" de la basura que satura los vertederos en España
Medio ambiente

Accidentes, sentencias y expedientes europeos jalonan una política de residuos por la que la mitad de las 22 millones de toneladas generadas al año acaban en depósitos

Los vertederos vascos suben sus tarifas tras la catástrofe de Zaldibar


Raúl Rejón
20/02/2020 - 21:46h
Arriola espera que se pueda apagar el fuego de Zaldibar próximamente, aunque no puede decir si hoy, mañana o pasado

Trabajos en el vertedero industrial de Zaldibar (Bizkaia).

España arrastra, al menos, una década de gestión errática de los residuos que produce. Una senda que ha derivado en accidentes como el de Zaldibar, expedientes y condenas del Tribunal Europeo por saltarse la normativa comunitaria. Cuando estalla un crisis salta a la primera línea. Luego decae. Mientras, se aproxima el plazo para cumplir la última legislación para la reducción del vertido de residuos: 2035.

El desprendimiento de basura industrial en Bizkaia –con dos víctimas mortales– y el incendio posterior que ha liberado tóxicos al aire es el último episodio de una secuencia funesta. Ya en 2016 y 2017 el Tribunal Europeo de Justicia condenó a España –tras sendos procesos de años instados por la Comisión– por no haber cerrado 90 vertederos irregulares. En 2018, Bruselas conminó de nuevo a España a corregir la situación de, no menos, 1.511 vertederos ilegales: "Cierre, sellado y regeneración", indicaba el expediente abierto por "incumplir sistemática y continuadamente la normativa".




"La alfombra bajo la que se escondía el problema es ya una montaña que rebosa por los lados", reflexiona Julio Barea, encargado de la materia en Greenpeace. Barea recuerda que la manera en que España está manejando los residuos es "ineficiente, ineficaz y cara".

Cada año se generan unos 22 millones de toneladas de residuos urbanos, según los datos de Transición Ecológica. Más de la mitad acaba en vertederos, quebrando la cadena de una economía circular que vuelva a poner en valor los materiales de objetos desechados: metales, textiles, plásticos, maderas...etc.

De esos 22 millones de toneladas, el 84% son residuos mezclados. "Eso los convierte en muy poco reutilizables más allá de los metales que se sacan con imán", indica Barea. La directiva europea obligará a que en 2035 no llegue a vertederos más de un 10% de toda la basura que se cree. El Gobierno tiene en proyecto el real decreto para adaptar a España esta norma, pero la reducción de basura no está activada. La basura crece y crece.

El depósito de Zaldibar tenía una vida útil de 35 años, a razón de 118.000 toneladas anuales. El ritmo de llenado estaba disparado: en nueve años había superado la mitad de la capacidad de depósito.

No es algo extraño. En Madrid, la saturación en 2019 del vertedero de Alcalá de Henares, que da servicio a más de 600.000 habitantes, desató una tormenta política y social. ¿Dónde iban a ir las 260.000 toneladas anuales de basura? La solución fue llevar los desechos a otro vertedero (el de Valdemingómez) en vías de llenarse. El basurero del norte en Colmenar Viejo está a punto de colmatarse (el sellado está previsto para 2024) y el del sureste en Pinto va a recrecerse 12 metros. El 80% de los residuos en esta comunidad acaba en vertederos, según la Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid.

En la Comunidad Valenciana, los principales depósitos se acercan al máximo de su capacidad. Les quedan menos seis años de actividad, según la Consejería de Medio Ambiente. En la provincia de Alicante, el vertedero de Fontcalent está al 99%.
Vista del incendio producido hoy en el cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo), un tercio del cual se encuentra en el término municipal de Valdemoro (Madrid) y que acumula miles de toneladas de ruedas.

Vista del incendio producido hoy en el cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo), un tercio del cual se encuentra en el término municipal de Valdemoro (Madrid) y que acumula miles de toneladas de ruedas.

Entre Castilla-La Mancha y Madrid, el incendio de un enorme vertedero de neumáticos en Seseña en 2016 reveló una historia de dejadez política que alimentó desde 2002 la acumulación de neumáticos: 90.000 toneladas en 11 hectáreas que ardieron durante días liberando grandes cantidades de dioxinas y metales pesados. En 2005 se había ordenado detener la actividad, pero el vertedero no se vació durante esos 11 años que desembocaron en el incendio.

Del 50 al 10% en 15 años

Contener el llenado de vertederos no se limita a reducir residuos. La economía circular se basa en otras dos erres: reutilizar y reciclar para limitar el desperdicio de materiales cuando son todavía útiles. El sistema de reutilización de envases y botellas de plástico, por ejemplo, ha encontrado muchos obstáculos para impulsarse en España. Respecto al reciclaje, las estadísticas del Ministerio de Transición Ecológica indican que el reciclado de vidrio, cartón, metal, plástico, madera, telas, pilas o restos biodegradables, todo junto, suma un 18% de los residuos generados en los municipios: 4 millones de toneladas. Otros 3,9 se de dedican al compostaje.

"La producción es tan grande que parece que los responsables dicen: dejo el problema para el siguiente. Además, no es una materia muy popular", resume Julio Barea. A partir de ahora restan 15 años para rebajar de manera drástica la entrada de residuos a vertederos. El proyecto de real decreto de Transición Ecológica traslada a España el objetivo marcado legalmente en la Unión Europea de limitarlo a una de cada 100 toneladas generadas.

"Será muy difícil conseguir ese objetivo sin aproximaciones previas", analiza Carlos Arribas, de Ecologistas en Acción. La organización entiende que, partiendo desde los niveles actuales, es preciso marcar objetivos intermedios obligatorios si se quiere llegar al 10% en 2035.


#3 Txoketan | 21/02/2020 - 00:20h
El vertedero de Zaldibar ha sido un despropósito desde que en 1997 comienzan el tándem PNV - PSE con los primeros intentos para permitir su construcción en el municipio de Zaldibar. Después han vuelto a la carga y seguido haciendo malabarismos en los plenos municipales, para que finalmente en el año 2011, la entonces alcaldesa del PNV, concediese la licencia de actividad, tan solo 16 días antes de unas nuevas elecciones municipales.
#12 nekanee | 21/02/2020 - 09:54h
Esta foralidad, fijense en lo que emplea el dinero!, ahora ya tira de la caja de pensiones también en su desmesurada ambición de ser más nacionalista que todos! y para ello solo le faltan unos apoyos de nada al gobierno central, sea del color que sea, a ellos les dá igual! qué asco y ahora !!tiene dos hombres enterrados.. ;el desespero, en su día, por sacar al niño Julen en un terreno dificilísimo no cejó, aquí se tiró al toalla enseguida que fueron los más doctos que corrían peligro.. qué asco de mundo!, reciclen pobación, metrallean día sí día también, mentalícense o les multamos, así educan, imponiendo y luego ellos de todas todas nos la pegan...
Queremos ver que el asunto tan feo cunde, por los cuerpos de los obreros enterrados en su puesto de trabajo, por llas poblacioens colindantes que les han estropeado su aire y sus ganados y terrenos fértiles, porque los estados, presumidos, minúsculos, onnipotentes, dá igual!, de todas todas nos la pegan.. queremos DIMISIONES ya!, queremos que nuestros impuestos sirvan para mejorar el entorno no sus propios bolsillos y estatus, queremos dar la vuelta a éste asco que votamos creyendo que nos beneficia algo, queremos que no nos vendan más plástico, ni más materiales que se vuelven contra nosotros, probemos una renta universal y a dedicarnos en masa a sanear lo estropeado y los polítocos, -culpables todos!! idem, arremangados y adelante!
La mayor parte de las libertades que se dan al pobre son como manjares que no puede tocar, cosa que al parecer no advierten los que en su obsequio preparan el festín. Concepción Arenal

 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
Culpas y disculpas de Urkullu. Lo que se ha derrumbado en Zaldibar

No hemos escuchado disculpas, porque no tenemos "culpa" reconocida, no sabemos cuáles son esos "errores" que se han podido cometer, ni sus responsables

Garbiñe Biurrun Mancisidor
23/02/2020 - 21:11h
Extinguido el fuego que se había reactivado esta noche en lo alto del vertedero de Zaldibar

EUROPA PRESS

Pedir disculpas por los errores cometidos es importante. E imprescindible para la sana convivencia en todos los terrenos. Pedir disculpas supone admitir las debilidades propias y saber comprender las ajenas, exige humildad para mostrarnos como somos y también la seguridad de tener la fuerza para intentar no volver a caer en el mismo error.
En el mundo de la política no es frecuente escuchar peticiones de disculpas. Más bien es muy raro. Tanto, que muy pocas veces son disculpas de verdad, sin matices que las empañen. Menos frecuente es aún que a la petición de disculpas se una la consiguiente asunción de responsabilidades de cualquier tipo.




Pues bien, una vez más –o una menos, según se mire– en Euskadi se ha perdido otra oportunidad de superar la estadística y someterse al escrutinio ciudadano e institucional, asumiendo seriamente errores y responsabilidades.

Me refiero a lo acontecido en torno al derrumbe del vertedero en Zaldibar, el pasado 6 de febrero, en el que han resultado sepultados Alberto y Joaquín, dos trabajadores que prestaban servicios en el lugar, y que ha generado una crisis de salud pública sin precedentes –superada en este momento en su manifestación más grave–, así como un debate social y político de relevancia.

En este marco, se presentaron el pasado martes el lehendakari Urkullu y miembros de su Gobierno ante la Diputación Permanente del Parlamento Vasco en una comparecencia solicitada por varios grupos parlamentarios: EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP. Urkullu manifestó sentir mucho "los errores que hemos podido cometer" y haber estado "más pendiente de hacer que de decir", expresó su "voluntad e intención de ayudar" y apeló a su "buena fe", recordando que, en todo caso, había que "responder a una situación inédita y de máxima complejidad".


En mi apreciación, es una muy curiosa manera de pedir disculpas, pero es la manera que parece haber hecho fortuna en el mundo de la política institucional o de partido. ¿Qué significa "los errores que hemos podido cometer"? ¿Se han cometido errores o no? Si así ha sido, ¿de qué concretos errores se trata, quién los ha cometido y por qué razón, y cómo se tendrían que haber solventado?

Por otra parte, cada vez es más frecuente oír hablar de "errores de comunicación". Pero, ¿qué es exactamente esto? No soy conocedora de la materia, desde luego, pero me da la sensación de que cuando se apela a estos errores se está queriendo significar solamente que las cosas se han expresado mal públicamente y que habría que haberlo dicho de otra manera, pero sin abordar la cuestión de fondo.

Tal vez es lo que quiso decir Urkullu al distinguir entre el "hacer" y el "decir". Lo malo es que se ha ido sabiendo lo que se decía, pero no tanto lo que se hacía o se había hecho antes, lo cual es extraordinariamente grave desde el punto de vista de la imprescindible transparencia.

Sin embargo, comunicar no debiera ser tan difícil si lo que se hace se hace bien. Basta con expresarlo con claridad y sencillez, sin apaños, composturas o enredos. Otra cosa es intentar expresar lo que no se ha hecho o contar medias verdades sobre lo mal hecho.

Y es lo que en este caso ocurre. No es que se haya comunicado mal o que se haya estado más pendiente de hacer que de decir. Lo que ha ocurrido es que no debía de ser fácil decir algunas cosas. Por ejemplo, por qué se iniciaron las labores de rescate de los dos trabajadores desaparecidos y se suspendieron al conocer que había amianto depositado en el vertedero. ¿Es que no se conocía este dato con anterioridad o en todo su alcance? Este primer gravísimo error de actuación y toda la situación posteriormente conocida ha dado pie a un buen número de preguntas que se plantean no solo los grupos parlamentarios, sino también la ciudadanía.

Demasiadas incógnitas aún sobre este vertedero –y, por extensión, sobre el resto. Incógnitas que caen como una losa sobre una ciudadanía muy concienciada y sensibilizada sobre la gestión de los residuos de todo tipo en un debate social muy amplio y no resuelto satisfactoriamente aún.

Incógnitas no despejadas todavía acerca de los concretos materiales que se depositaban en este vertedero, sus volúmenes y su peligrosidad, pues leemos testimonios de personas que han trabajado allí que señalan que se recibían residuos peligrosos, como amianto u otros corrosivos e inflamables, sin ser debidamente procesados y sin control de separación y que solo un porcentaje de en torno al 20% sería de materias inertes. O sobre todos los controles del Gobierno Vasco en este vertedero y el contenido de todos los informes al respecto. O una duda previa sobre si es adecuado que un vertedero de estas características se sitúe en la parte alta de una ladera, con el peligro de deslizamiento o derrumbe que ahora se ha materializado. O que se halle situado tan cerca de una autopista y, sobre todo, de núcleos urbanos. O, ¿por qué no?, también algunas conexiones personales que se han apuntado entre los propietarios de la empresa que gestiona el vertedero y algunos representantes y grupos políticos.

Sin duda, hay muchas más preguntas y mejor formuladas por quienes conocen la materia. Yo me he limitado a señalar algunas que no han sido debidamente respondidas –aún. Lo que no se salva por el hecho de que el Gobierno Vasco –desde su Departamento de Medio Ambiente, a cuyo frente se halla el socialista Arriola– traslade a la Fiscalía un informe sobre posibles delitos de la empresa que gestiona el vertedero por las grietas ya detectadas un par de días antes del derrumbe y no informadas. Sin duda habrá que analizar si se han producido tales delitos y algunos otros, como, por ejemplo, contra la seguridad de las personas trabajadoras. Pero no deben terminar ahí las actuaciones.

En fin, que no hemos escuchado disculpas –en el sentido del DRAE, de "razón que se da o causa que se alega para excusar o purgar una culpa"–, porque no tenemos "culpa" reconocida, no sabemos cuáles son esos "errores" que se han podido cometer, ni sus responsables.

Y esto es lo que se ha derrumbado también en Zaldibar: la confianza ciudadana en la protección de nuestra salud y nuestra seguridad por parte de las instituciones. Ah, y nuestra confianza en que podíamos confiar.


Errores yo los concibo cuando se hace algo y te equivocas. No considero errores cuando hay negligencias porque no se ha hecho nada, es decir, que no se ha incomodado a nadie de nuestros amiguitos cuando han hecho algo que no debiera ser consentido como por ejemplo no resolver las irregularidades detectadas hace ya meses, es decir, desde el año pasado.

Eso no son ERRORES, son FAVORITISMOS hacia gente afin a tus intereses políticos.

El tema es que hay dos muertos, y mucha contaminación tanto para personas, animales, plantas, etc etc. y NO POR ERRORES precisamente.

¿Como se puede cuantificar la contaminación que ha generado en el ambiente esas substancias emanadas del vertedero? ¿Quien controla que no se vendan verduras que han sido contaminadas?

¿Las van a tirar los baserritarras a la basura o las van a intentar vender? ¿Quien va a controlar eso?

MUCHOS INTERROGANTES.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
Gasteiz podría admitir la entrada de 23.000 toneladas de residuos no peligrosos en el vertededo municipal de Gardelegi


EP / GASTEIZ 25.02.2020 | 20:35



 Los equipos de rescate continúan la búsqueda de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe del vertedero de Zaldibar

Los equipos de rescate continúan la búsqueda de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe del vertedero de Zaldibar EFE

Representaría un aumento del 23% sobre la cantidad que se recibe actualmente en la infraestructura municipal


El vertedero municipal de Gardelegi (Gasteiz) podría llegar a admitir la entrada de 23.000 toneladas de residuos catalogados como 'No Peligrosos', según el informe técnico que ha redactado el Departamento de Territorio y Acción por el Clima del Ayuntamiento de Gasteiz tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar el pasado día 6.
En un comunicado, el Consistorio ha informado de que este informe es la respuesta al último requerimiento de la viceconsejería de Medio Ambiente a los responsables de los vertederos públicos de Euskadi para que concreten su capacidad para acoger a corto y medio plazo los residuos que numerosas empresas industriales llevaban a la instalación de Verter Recycling siniestrada en Zaldibar.


El concejal de Acción por el Clima, César Fernández de Landa, ha explicado que el Ayuntamiento de Gasteiz podría asumir una cantidad superior de residuos, "siempre y cuando se respeten las condiciones de admisión que vienen determinadas en la Autorización Ambiental Integrada (AAI), y en el Reglamento de explotación del servicio".




Los condicionantes de admisión establecen que los residuos sean admisibles en el vertedero según las condiciones de aceptación marcadas en la AAI; que los residuos cumplan los requisitos establecidos en el reglamento de explotación del vertedero; y que no incluya ningún residuo peligroso, ni siquiera el fibrocemento con fibras de amianto, en ninguna de sus presentaciones, "puesto que el vertedero de Gardelegui ni tiene autorización para recepcionarlo ni contempla solicitarlo".
Asimismo, ha detallado que en las dos reuniones técnicas que el Departamento municipal ha tenido con la viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, se ha trasladado que con estas limitaciones, en la actualidad existen alrededor de 23.000 toneladas de residuos catalogados como 'No Peligrosos' generados en el Territorio Histórico de Araba, que no estaban entrando en el vertedero de Gardelegi y que, "a priori", podrían ser admisibles en el vertedero público municipal.



Según ha informado, estas 23.000 toneladas supondrían un 23% más de las que actualmente recibe la infraestructura municipal cada año y un 3% de la capacidad restante del vertedero.




Los productores de estos residuos deberían solicitar el vertido de sus residuos en Gardelegui y, en caso de que realmente cumpliesen los requisitos marcados en el Reglamento de Servicio y en la AAI, serían admisibles.

Además, el informe plantea que se va a trabajar "en todo momento" en la hipótesis de que estas entradas se produzcan en un único año, "debiéndose de hacer un nuevo estudio, adicionando las experiencias obtenidas en caso de que se desee prorrogar".



Pero ¿De que van? La semana pasada dijeron que a Gardelegui no iba a ir nada de Zaldivar, y ahora han cambiado de opinión y dice que van a llevar residuos no peligrosos.

¡Que broma es ésta! ¿Como vamos a confiar en quien un día dice una cosa y al día siguiente la contraria?
 

Registrado
26 Jun 2017
Mensajes
6.939
Calificaciones
15.231
Gasteiz podría admitir la entrada de 23.000 toneladas de residuos no peligrosos en el vertededo municipal de Gardelegi


EP / GASTEIZ 25.02.2020 | 20:35



 Los equipos de rescate continúan la búsqueda de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe del vertedero de Zaldibar

Los equipos de rescate continúan la búsqueda de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe del vertedero de Zaldibar EFE

Representaría un aumento del 23% sobre la cantidad que se recibe actualmente en la infraestructura municipal


El vertedero municipal de Gardelegi (Gasteiz) podría llegar a admitir la entrada de 23.000 toneladas de residuos catalogados como 'No Peligrosos', según el informe técnico que ha redactado el Departamento de Territorio y Acción por el Clima del Ayuntamiento de Gasteiz tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar el pasado día 6.
En un comunicado, el Consistorio ha informado de que este informe es la respuesta al último requerimiento de la viceconsejería de Medio Ambiente a los responsables de los vertederos públicos de Euskadi para que concreten su capacidad para acoger a corto y medio plazo los residuos que numerosas empresas industriales llevaban a la instalación de Verter Recycling siniestrada en Zaldibar.


El concejal de Acción por el Clima, César Fernández de Landa, ha explicado que el Ayuntamiento de Gasteiz podría asumir una cantidad superior de residuos, "siempre y cuando se respeten las condiciones de admisión que vienen determinadas en la Autorización Ambiental Integrada (AAI), y en el Reglamento de explotación del servicio".




Los condicionantes de admisión establecen que los residuos sean admisibles en el vertedero según las condiciones de aceptación marcadas en la AAI; que los residuos cumplan los requisitos establecidos en el reglamento de explotación del vertedero; y que no incluya ningún residuo peligroso, ni siquiera el fibrocemento con fibras de amianto, en ninguna de sus presentaciones, "puesto que el vertedero de Gardelegui ni tiene autorización para recepcionarlo ni contempla solicitarlo".
Asimismo, ha detallado que en las dos reuniones técnicas que el Departamento municipal ha tenido con la viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, se ha trasladado que con estas limitaciones, en la actualidad existen alrededor de 23.000 toneladas de residuos catalogados como 'No Peligrosos' generados en el Territorio Histórico de Araba, que no estaban entrando en el vertedero de Gardelegi y que, "a priori", podrían ser admisibles en el vertedero público municipal.

Según ha informado, estas 23.000 toneladas supondrían un 23% más de las que actualmente recibe la infraestructura municipal cada año y un 3% de la capacidad restante del vertedero.




Los productores de estos residuos deberían solicitar el vertido de sus residuos en Gardelegui y, en caso de que realmente cumpliesen los requisitos marcados en el Reglamento de Servicio y en la AAI, serían admisibles.

Además, el informe plantea que se va a trabajar "en todo momento" en la hipótesis de que estas entradas se produzcan en un único año, "debiéndose de hacer un nuevo estudio, adicionando las experiencias obtenidas en caso de que se desee prorrogar".



Pero ¿De que van? La semana pasada dijeron que a Gardelegui no iba a ir nada de Zaldivar, y ahora han cambiado de opinión y dice que van a llevar residuos no peligrosos.

¡Que broma es ésta! ¿Como vamos a confiar en quien un día dice una cosa y al día siguiente la contraria?
Nada del vertedero de Zaldibar de lo que tiene allí.
Pero como ese vertedero está inutilizado y el alcalde de Vitoria ha ofrecido Gardelegui pues para allí (dicen que son residuos generados en Alava) y pueden obligar a otros vertederos públicos y privados a recoger también lo que Recogía el vertedero de Zaldibar.

Así lo he entendido residuos que ya están en Zaldibar no, los residuos que recogían.....
 
Registrado
10 Feb 2012
Mensajes
9.757
Calificaciones
39.770
Gracias por la información que aportais . Da la sensación que a través de la tele hay un pelín apagón informativo.
Apenas se trata el tema con dos personas sepultadas ,me parece terrible.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
La familia de Beltrán denuncia el «despropósito absoluto» de la gestión política del rescate

La familia de Joaquín Beltrán, uno de los trabajadores desaparecidos en el derrumbe del vertedero de Zaldibar ha denunciado «el despropósito absoluto» de «los comisarios políticos» del operativo de rescate y el «bochornoso espectáculo» de desinformación de partidos y del Gobierno de Lakua.

NAIZ|03/03/2020 23:25
Zaldibar-concentracion

Protesta de la mayoría sindical por la desaparición de los trabajadores del vertedero (Andoni CANELLADA/FOKU)


La familia de Joaquín Beltrán, uno de los dos trabajadores desaparecidos en el derrumbe del vertedero de Zaldibar el pasado 6 de febrero, ha denunciado este martes el «despropósito absoluto» de los «comisarios políticos» del operativo de rescate.

En un comunicado hecho público este noche, la familia del trabajador atrapado en el desprendimiento de miles de toneladas de residuos afirma que las labores de búsqueda han estado «totalmente descoordinadas desde arriba» y han sido «inadecuadas e insuficientes», por lo que considera que se puede y debe hacerse mucho más de lo que se está haciendo.

Transcurrido casi un mes desde el derrumbe del vertedero, «la realidad es que Alberto (Sololuce) y Joaquín siguen enterrados entre basura», lamentan los familiares.

Critican asimismo el «bochornoso espectáculo de las comparecencias, dimes y diretes, información y desinformación de los portavoces de los distintos partidos políticos, y qué decir de las palabras de viceconsejeros y consejeros del Gobierno Vasco. Qué decir de las palabras del propio lehendakari».

A su juicio, se ha tratado de «una puesta en escena vacía de contenido con la que cubrir las apariencias ante la inminencia del escenario electoral. No vale la 'autocrítica' si no se critica nada, si no se corrige nada».

Por el contrario, los familiares de Joaquín Beltrán expresan su agradecimiento a todo el personal de emergencia, bomberos, Ertzaintza, forenses, agentes y perros de la Unidad Canina, así como a los voluntarios que participan en las tareas de rescate, «dotados de una especial sensibilidad».

También agradecen su trabajo a los profesionales de los medios de comunicación, que han sabido respetar sus sentimientos y trasladar adecuadamente a la calle la dura realidad.

Al margen de las responsabilidades políticas y operativas a depurar en cuanto a la gestión y dirección de la crisis del vertedero de Zaldibar, «muchas y de gran envergadura», la familia hace hincapié en que lo prioritario es encontrar a los dos desaparecidos, por lo que señala que "«no se pueden parar las labores de búsqueda y no se puede hacer que se hace».

«No se trata de preguntar por qué se ha rechazado, o no se ha pedido, tanto da, la ayuda del Ejército, por qué no hay más perros de la admirable unidad canina, por qué no se ha dotado de personal suficiente y experimentado las labores de búsqueda, por qué ha habido máquinas paradas por falta de palistas y combustible y han tenido que ser utilizadas las de las propias víctimas...», reprochan.

La familia de Joaquín Beltrán advierte de que no se va a mantener «observando el espectáculo de la política, viendo cómo unos y otros se acusan mutuamente en plena precampaña electoral».

Tampoco va a «consentir que una vez se celebren las elecciones y la tragedia deje de molestar o de poder rentabilizarse políticamente» sus familiares caigan en el olvido, y recuerda que «hay ejemplos recientes de cómo no se ha escatimado en medios para rescatar a desaparecidos».

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
Las familias de las víctimas del vertedero de Zaldibar se hartan de esperar

Dos hombres siguen sepultados bajo los residuos derrumbados más de cinco semanas después del alud


Concentración en Eibar por la situación del vertedero Zaldibar. En vídeo, las claves de la crisis del vertedero Zaldibar. JAVIER HERNÁNDEZ / EPV

JUAN NAVARRO
Bilbao - 17 MAR 2020 - 16:39CET

La desgracia comenzó el 6 de febrero pasado cuando el vertedero de Zaldibar (Bizkaia) colapsó y arrolló a Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze. Desde entonces, todo han sido contratiempos para recuperarlos: primero se suspendió la búsqueda por la presencia de amianto, un residuo tóxico; después, la inestabilidad del terreno frustró varios días de avance. Además, los fuegos en el depósito limitaron las actuaciones, asimismo lastradas por las dificultades de la maquinaria pesada para trabajar por la inestabilidad del lugar. La proximidad de las elecciones, ahora aplazadas, también convirtió al vertedero en un arma política hasta que la crisis del coronavirus lo ocultó todo. Incluso la falta de avances en las tareas para hallar a Beltrán y Sololuze.

El mensaje de las autoridades ha sido siempre el mismo: que se afanan en encontrarlos. El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, sostuvo este jueves que “es prioritario” encontrar los cadáveres. Pero el principal obstáculo sigue siendo el mismo: que es difícil conseguirlo porque los geólogos insisten en que la zona es muy sensible y que debe intervenirse con máxima precaución.

La fatalidad también ha querido que el área donde sospechan que están los cuerpos, la zona B-1, tenga la amenaza de un talud en su parte superior. Los operativos se afanan por retirar este montículo y poder dirigirse hacia allí. Pero los familiares de las víctimas y los habitantes en los municipios cercanos están hartos de tanta espera sin novedades. Además, pasaron días de angustia por la presencia de sustancias tóxicas en el aire, aunque nunca con niveles insanos.




Cientos de vecinos de las localidades afectadas por el derrumbe se manifestaron el pasado jueves y pararon su actividad durante tres horas para exigir responsabilidades. El lehendakari, Iñigo Urkullu (PNV) acudió al día siguiente al depósito y la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, señaló que las labores continúan “con gran intensidad”. Moreno también aseguró que se ha requerido a la empresa gestora, Verter Recycling 2002, para que se incorpore en “trabajos complementarios”, un encargo que la compañía ha aceptado. Pero el enfado también apunta a la actitud del presidente vasco.

La familia de Beltrán ha lanzado un comunicado donde critican que el lehendakari, en un encuentro mantenido el viernes, les informó de que “la Administración no tiene ninguna responsabilidad” y que la culpa recae “en Verter Recycling”. Los parientes le han pedido “respeto, humanidad, y decencia” y han censurado que, según ellos, el director de comunicación del Gobierno vasco, Julian Beloki, les pidió que tuvieran “mucho cuidado” con lo que decían en los medios. También han clamado contra la “filtración intencional” de la cita del viernes aunque habían exigido absoluta discreción. Por eso no acudieron al vertedero tras la reunión.

El 7 de marzo se cumplió un mes desde la catástrofe. La localidad de Zalla, donde residía Beltrán, acogió una marcha silenciosa. Sus familiares aseguraron que “perdió la vida por la codicia de unos y la mala praxis de otros”. También asistieron allegados de su compañero unidos por un “Seguimos sin respuestas”. “Además de con su pérdida, terrible e irreparable, tenemos que enfrentarnos cada día a la tortura de no tenerle con nosotros y no poder darle el descanso y despedida que merece”, expresó su cuñada, que ejerce de portavoz porque los familiares cercanos “no están en condiciones”.


Que no se nos olvide....
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
Decenas de personas se concentran en Zaldibar tras 100 días del derrumbe
La plataforma Zaldibar Argitu ha subrayado la prioridad de encontrar los cuerpos de Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze, que permanecen sepultados
Foto: Una mujer coloca unas flores frente al consistorio de Eibar (Guipúzcoa). EFE
Una mujer coloca unas flores frente al consistorio de Eibar (Guipúzcoa). EFE
AUTOR
EL CONFIDENCIAL
Contacta al autor
TAGS

16/05/2020 15:20 - ACTUALIZADO: 16/05/2020 19:47

Decenas de personas han respondido este sábado al llamamiento realizado por la plataforma Zaldibar Argitu y se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento al cumplirse los 100 días desde el derrumbe del vertedero en el que permanecen sepultados los cuerpos de los operarios Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze.

La concentración, que se ha desarrollado pasado el mediodía y que por la tarde se han trasladado a los municipios de Elgeta y Zalla. Separados por la distancia de seguridad que establece el estado de alarma, los participantes se han concentrado en silencio tras una pancarta en la que se podía leer 'Alberto, Joaquín, Osasuna Erantzokizunak' (Alberto, Joaquín, salud, responsabilidades).

La plataforma también ha querido recalcar que los equipos de rescate trabajaron sin ninguna medida de protección, poniendo en riesgo su salud

La plataforma no ha sido la única en recordar el trágico accidente. El candidato de PP+Cs a la Lehendakaritza, Carlos Iturgaiz, ha acusado al PNV de no "esclarecer la tragedia" producida en el vertedero de Zaldibar, y "taparla con su obligada ley del silencio por sus chanchullos en ese vertedero". En su cuenta de Twitter, el político ha trasladado su solidaridad y afecto a las familias de los dos operarios. "Dos personas que siguen enterradas por la caótica gestión del PNV", ha denunciado.

Por ahora, y según ha informado el Gobierno Vasco, el operativo de búsqueda puesto en marcha en el vertedero para encontrar los cuerpos ha extraído y revisado 109.395 m3 de residuos, sin éxito. Las labores de búsqueda se siguen efectuando en el horario habitual de 8.30 a 19.00 horas, según informa Europa Press. Personal técnico de intervención y personal de las Brigada Móvil de la Ertzaintza continúan en sus funciones de observación y vigilancia de los residuos que se remueven, extraen y criban en el proceso de búsqueda de Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze.




Ésto sí que urge y no las elecciones vascas....
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
46.195
Calificaciones
74.539
Ubicación
227
La Ertzaintza constata «indicios de criminalidad» en la gestión del vertedero, según el sumario
Las tareas de rescate en el vertedero de Zaldibar, donde Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze siguen sepultados después de cuatro meses, han proseguido durante el estado de alarma./Ignacio Pérez

Las tareas de rescate en el vertedero de Zaldibar, donde Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze siguen sepultados después de cuatro meses,han proseguido durante el estado de alarma. / IGNACIO PÉREZ

Vincula las «actuaciones irregulares» con el colapso de la escombrera de Zaldibar, conocida como 'el agujero' porque no se revisaban los residuos que entraban
David S. Olabarri

DAVID S. OLABARRIDomingo, 7 junio 2020, 07:43
4
Los investigadores de la Ertzaintza consideran que el colapso del vertedero de Zaldibar, que el pasado 6 de febrero se desplomó sobre la AP-8 sepultando a dos trabajadores que siguen desaparecidos, estuvo relacionado con «algún tipo de actuación irregular» vinculada a la gestión de los residuos en la escombrera, según consta en el sumario judicial al que ha tenido acceso EL CORREO. Irregularidades que, según los agentes, vulneraban supuestamente la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que fue concedida en 2007 -y renovada después en 2013- por el Gobierno vasco a la empresa Verter Recycling para que pudiese poner en marcha el vertedero. Tras las «indagaciones» realizadas en esta fase del procedimiento, los especialistas de la unidad de delitos medioambientales y de urbanismo advierten que, de acuerdo con la información procedente de «fuentes abiertas», en las instalaciones de Verter «se estaba eliminando todo tipo de residuos», no sólo para los que tenían autorización. De hecho, aseguran que, entre «algunos profesionales» del sector, el vertedero de Zaldibar «era conocido como 'el agujero'». Básicamente, porque no revisaban el tipo de basuras que llegaban.

En este sentido, la Policía autonómica tiene la «convicción» de la existencia de «indicios de criminalidad» relacionados con dos delitos concretos: un primero cometido contra los recursos naturales y el medio ambiente, ya que se ha puesto en «riesgo grave» el entorno natural y «la salud de las personas». Y otro contra los derechos de los trabajadores. Estas conclusiones indiciarias de la Ertzaintza figuran en el sumario judicial abierto por el Juzgado de Instrucción número 1 de Durango, que ha asumido en un mismo procedimiento las dos causas que se incoaron a raíz del derrumbe del vertedero, una por delitos medioambientales y otra por vulneraciones de los derechos de los operarios.

Verter almacenó amianto sin el visto bueno de la Inspección de Trabajo
Verter almacenó amianto sin el visto bueno de la Inspección de Trabajo

DAVID S. OLABARRI
Lo ocurrido en el vertedero de Zaldibar, que se desplomó en una zona aproximada de 20 hectáreas sepultando a Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, es considerado por numerosos expertos como el mayor desastre medioambiental en la historia de Euskadi. De hecho, la gravedad de lo ocurrido llevó al juzgado a declarar la complejidad de la causa y a decretar el secreto de las actuaciones el 12 de febrero. Esta última es una medida excepcional que impide a las partes conocer las pruebas que se están practicando con el objetivo, entre otros, de que no se pueda entorpecer el desarrollo de la investigación.

El secreto de sumario se levantó a finales de marzo. Todavía faltan de practicar buena parte de las pruebas solicitadas por la Fiscalía en el marco de una instrucción que se prevé muy larga. Por ejemplo, no se han remitido algunos informes externos sobre las causas del accidente y sobre la estabilidad del terreno. Verter, de hecho, llamó a varias empresas apenas tres días antes del desplome, después de que Joaquín Beltrán, uno de los trabajadores desaparecidos bajo toneladas de basura, alertase de la aparición de unas grietas más grandes de lo normal. Una de estas empresas es Lurtek, una firma topográfica que realizó un estudio de estabilidad en diciembre de 2018. Según declaró en el Parlamento el consejero Iñaki Arriola, los responsables del vertedero garantizaron a los funcionarios de Medio Ambiente que la escombrera era estable 16 días antes de su colapso en base a este documento. Según consta en el sumario, tres días antes del derrumbe Verter llamó a Lurtek para que fuesen a examinar las grietas, pero no les transmitieron «urgencia» ni les dijeron que este episodio tuviese «mayor trascendencia».

En este punto del procedimiento, el sumario no deja de engordar. De momento, contiene ya información muy variada. Desde detalles que, en principio, no tienen relación directa con lo ocurrido, hasta expedientes administrativos de cientos de páginas que los investigadores deben analizar para delimitar las responsabilidades. Por ejemplo, se sabe ahora, gracias a la inspección ocular que realizaron los instructores de la Ertzaintza, que el vertedero ocupaba supuestamente no sólo las parcelas para las que tenía autorización administrativa, sino también otras de matorral y de monte frondoso. También se sabe en base a un informe de la inspección de trabajo que Verter, en el marco de una Unión Temporal de Empresas (UTE), adoptó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en 2016 para dos de sus trabajadores.

Sistema de grabación

El sumario contiene también una cronología de los hechos -ya conocidos- que sucedieron desde que se recibió el aviso de un movimiento de tierras sobre la autopista a las 16.02 horas del 6 de febrero hasta que se tuvo que suspender el rescate de madrugada, tras conocerse que aquel vertedero estaba lleno de amianto. En un primer momento, la prioridad absoluta -explican los instructores- eran las tareas de búsqueda de los desaparecidos y las diligencias de investigación sobre el terreno quedaron en un «segundo plano». En este contexto, una de las primeras resoluciones que adoptó el juzgado fue aprobar una orden de entrada y registro en las instalaciones de Verter en Eibar el 14 de febrero. Esta medida, a la que se opusieron sin éxito los servicios jurídicos de la compañía, fue solicitada por la Ertzaintza al conocer que el vertedero contaba con un sistema de videovigilancia que grababa, por ejemplo, la zona por la que accedían los camiones. Se sabía que el servidor estaba bajo los escombros, pero se sospechaba que podía haber un dispositivo auxiliar en las oficinas de Eibar. De este local se incautó diverso material informático, pero no se consiguieron las grabaciones.

El Ministerio Fiscal también ha solicitado otra serie de documentos. Por ejemplo, los informes del Registro Mercantil relativos a Verter y a la empresa de Joaquín Beltrán, que se encargaba de distribuir los residuos que entraban en los camiones. También se han pedido los expedientes administrativos y las copias de las tres inspecciones que los técnicos del Departamento vasco de Medio Ambiente realizaron al vertedero. La última de ellas se llevó a cabo meses antes del desastre y, como ya informó este diario, concluyó en una sanción por la existencia de irregularidades. El juzgado también ha pedido información a Geiser HPC, la empresa que construyó el vertedero de Zaldibar y que cambió la «práctica totalidad» del proyecto que había sido diseñado por otra ingeniería (LKS) y que había conseguido la autorización del Gobierno vasco.

Varios primeros espadas de la abogacía vasca se enfrentarán en el caso de Zaldibar

Las distintas partes involucradas en el caso del vertedero de Zaldibar van ya perfilando sus estrategias jurídicas. De momento, los principales implicados en el procedimiento han contratado ya a sus respectivos servicios jurídicos. Y algunos de ellos son de los despachos más prestigiosos de Euskadi. Por ejemplo, la familia de Joaquín Beltrán ha contratado a Estefanía Rojo, experta penalista del despacho Urraza-Mendieta que consiguió la absolución de los tres ertzainas a los que defendía en el 'caso Cabacas'. Verter Recycling, por su parte, ha fichado a Pedro Learreta, especialista de derecho procesal, civil y mercantil de Garrigues. La familia de Alberto Sololuze cuenta con Bernardo Sebastián, de Syner abogados. También se ha personado la asegurada Allianz, Interbiak, la sociedad pública de la Diputación de Bizkaia, la asociación GuraSOS y Ekologistak Martxan.



Ahora sálvese quien pueda. Había irregularidades detectadas bastantes meses antes del derrumbe y que al parecer nadie obligó a que serían subsanadas. Era más rentable pagar la multa que solucionar esas irregularidades. Desgraciadamente así funcionan las cosas en éste país.

Y el Gobierno Vasco lo permitía....No le obligaron a cerrar hasta que no enmendaran las anomalías detectadas. Eran amiguetes:confused:
 
Registrado
26 Jun 2017
Mensajes
6.939
Calificaciones
15.231
Ahora donde depositan los residuos del vertedero de Zaldibar???
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)