Un nuevo libro desvela el TOC que la reina Isabel II sufrió de pequeña

P

pilou12

Guest
CASA REAL BRITÁNICA
Un nuevo libro desvela el TOC que la reina Isabel II sufrió de pequeña
La nueva obra de Wendy Holden, 'The Governess', cuenta la historia de Marion Crawford, quien fue maestra de la reina cuando era una joven princesa



Foto: Isabel II, en el Trooping the Colour 2020. (Getty)


II, en el Trooping the Colour 2020. (Getty)


AUTOR
J. DÍAZ
Contacta al autor
TAGS
ISABEL II
01/09/2020



Nacida en la primera década del siglo pasado y fallecida en 1988, Marion Crawford fue una institutriz escocesa que durante años trabajó para la familia real británica: entre sus tareas estaban educar y formar a la princesa Margarita y a la princesa Isabel, actual reina de Inglaterra.

Durante 14 años, Crawford (apodada cariñosamente Crawfie) estuvo al servicio de Su Majestad (fue contratada entonces por la reina madre) y siguió como institutriz de la heredera hasta que se casó con Felipe de Edimburgo en 1947. Su devoción por su trabajo era tal que ella misma esperó a casarse una vez que fue apartada de sus deberes.
La buena relación que existía entre la profesora personal de las princesas y los royals se deterioró cuando Marion empezó a publicar en la prensa norteamericana algunos artículos en los que hablaba sobre la familia a la que había asistido.



Las princesas Isabel y Margarita, en 1938. (Getty)


Las princesas Isabel y Margarita, en 1938. (Getty)



Aunque llevaba un año sin trabajar en palacio, la reina madre le dijo por carta que “no debería escribir y firmar artículos sobre las niñas, ya que la gente en posición de confianza con nosotros debe guardar silencio”. En 1950, dos años después de haber dejado su trabajo, escribió un libro sobre su experiencia como institutriz de las dos princesas Margarita e Isabel, 'The Little Princesses', en las que contaba sus intimidades. Eso supuso el final de la relación, no solo con la Casa Real, sino con gran parte de la sociedad de la época. Tuvo que dejar Nottingham Cottage, su casa de gracia y favor, que le había sido concedida de por vida. Ni la reina ni ningún otro miembro de la familia real le volvieron a hablar, tampoco las princesas mandaron flores ni tarjeta cuando falleció, a los 78 años, en 1988.


Nueva revelación


Wendy Holden, con su obra. (RRSS)


Wendy Holden, con su obra. (RRSS)



Ahora, Wendy Holden recupera su historia en 'The Governess', un libro que, entre otras cosas, relata cómo la reina sufría de un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) cuando era niña y que fue detectado por la propia institutriz.

Según un artículo recogido por el diario británico 'The Sun', en el que se recogen extractos del libro, este revela cómo la actual reina alineaba todos su lápices y platos compulsivamente cuando era pequeña. Según lo descrito en sus páginas, Isabel solía colocar en líneas perfectamente rectas sus herramientas de estudio para sentirse segura.
“Marion, cuya formación abarcaba la psicología infantil, se dio cuenta de que estaba viendo un episodio de comportamiento compulsivo-obsesivo", explica el texto. Crawford cuenta que cuando le preguntó a la princesa por qué lo hacía, esta le contestó: “Porque me hace sentir segura”. “¿Segura de qué? ¿A salvo de qué?, preguntó entonces la institutriz.
El libro afirma que Marion nunca recibió una respuesta de la princesa, ya que la reina madre entró en ese mismo momento y la conversación quedó interrumpida.



Isabel II, con su madre. (Getty)


Isabel II, con su madre. (Getty)



Comportamientos compulsivos
Un TOC es un trastorno crónico que presenta dos síntomas denominados obsesiones y compulsiones. Las primeras se definen como cualquier pensamiento o impulso que viene a la mente de manera recurrente, persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos y que causan ansiedad o malestar significativo.
Estos pensamientos, impulsos o imágenes no son simples preocupaciones excesivas sobre problemas normales. La persona intenta ignorar estos impulsos o neutralizarlos mediante otros actos. Reconoce que son el producto de su mente pero no puede evitarlo. En los que afectan al orden y la simetría (como el de la princesa Isabel), tiene la idea de que las cosas han de estar en un orden específico o deben acomodarse de una manera especial “porque así tiene que ser” o porque algo podría pasar si no lo hace (un accidente o mala suerte).


 

Registrado
31 Dic 2017
Mensajes
793
Calificaciones
4.367
Y dice cómo lo superó?...
¿Quién dice que lo superó? Por cierto, qué espanto la foto de la autora del libro.

Me llama la atención este fragmento:

Crawford cuenta que cuando le preguntó a la princesa por qué lo hacía, esta le contestó: “Porque me hace sentir segura”. “¿Segura de qué? ¿A salvo de qué?, preguntó entonces la institutriz.
El libro afirma que Marion nunca recibió una respuesta de la princesa, ya que la reina madre entró en ese mismo momento y la conversación quedó interrumpida.

Parecen querer insinuar que alguien le hacía algo a Isabel II cuando era niña o_O
 
Registrado
16 Feb 2008
Mensajes
43.319
Calificaciones
82.035
La salud física y mental salta a la vista.
La Reina es una mujer fuerte y además ha evidenciado fortaleza espiritual.
 

P

pilou12

Guest
Marion Crawford 1909 - 1988






Marion Crawford , CVO (5 junio 1909 hasta 11 febrero 1988) fue una educadora británica y la institutriz de la princesa Margarita y la princesa Isabel (la futura reina Isabel II ), que la llamó Crawfie . Crawford fue la autora del libro llamado Las princesitas , que contó la historia de su tiempo con la familia real. Después de que el libro fue publicado en 1950, Crawford fue condenada al ostracismo social y dejó Nottingham Cottage , su gracia y favor casa, que había sido concedida a ella para toda la vida. Ni la reina ni ningún otro miembro de la familia real nunca hablaron con ella de nuevo.


Crawford nació, la hija del empleado de un ingeniero mecánico, en Gatehead, East Ayrshire , el 5 de junio de 1909. Se crió en Dunfermline , Fife y enseñó en Edimburgo Moray House Institute. Mientras estudiaba para convertirse en una psicóloga infantil, ella tomó un trabajo de verano como la institutriz de Lord Elgin niños 's. Esto la llevó a tener un papel en la familia de los Duques de York (más tarde conocido como el rey Jorge VI y la reina Isabel la Reina Madre ), ya que la duquesa era un pariente lejano de Lord Elgin. Después de un año el arreglo se hizo permanente.

Crawford se convirtió en una de las institutrices de la princesa Isabel y la princesa Margarita . Tras la abdicación del rey Eduardo VIII en 1936, el Duque de York ascendió al trono como el rey Jorge VI, y Elizabeth se convirtió en la heredera . Crawford permaneció en el servicio al Rey y la Reina, y no se retiró hasta el matrimonio de la princesa Isabel en 1947, Crawford se había casado dos meses antes. Crawford ya había retrasado su propio matrimonio durante 16 años a fin de no, como lo vio, abandonar el rey y la reina.

Tras su retiro en 1948, Crawford fue dado Nottingham Cottage en el recinto del palacio de Kensington , como una gracia y favor a casa. Queen Mary también se dotó de mobiliario y de la flor impresiones de la antigüedad como una señal de su agradecimiento.

Después de su boda, la princesa Isabel y el Duque de Edimburgo realizaron un viaje al extranjero, visitando Canadá y los Estados Unidos de América. Poco después, Bruce y Beatrice Gould, los editores de gran circulación de revistas americanas Ladies' Home Journal , en contacto con el palacio de Buckingham y el Ministerio de Asuntos Exteriores de buscar historias para su publicación a través del Atlántico. Aunque el enfoque fue rechazado por el palacio, el gobierno británico demostró interesado en la idea y sugirió Marion Crawford, como la institutriz recientemente retirado de las princesas.

En abril de 1949, habiendo oído de la oferta, la reina Isabel escribió a Crawford, diciendo: Siento, sin duda, que no se debe escribir y firmar artículos sobre los niños, ya que la gente en posiciones de confianza con Estados Unidos debe ser completamente silenciosa . Si, en el momento que terminó de enseñar Margaret, comenzó a escribir sobre ella y Lilibet, así, nunca debemos sentir confianza en nadie más ". Sin embargo, la Reina hizo dar una aprobación cuidadosamente cualificado para ella para proporcionar de manera anónima un poco de ayuda, escribiendo: "Sr. Morrah (el hombre elegido para escribir los artículos), que vi el otro día, parecía pensar que se le podía ayudar con su artículos y recibir el pago de los Estados Unidos. Esto sería bastante bien, siempre y cuando su nombre no entró en ella. sin embargo, me siento con más fuerza que debe resistir la atracción de dinero estadounidense y editores persistentes y decir no no no a las ofertas de dólares para artículos sobre algo tan privado y tan valioso como nuestra familia ".

Sin embargo, el contrato con los Gould estipula: "Se tendrá en cuenta además la publicación de los artículos sin el consentimiento de Su Majestad (posiblemente sólo con el consentimiento de la princesa Isabel, o sin consentimiento) y bajo su propio nombre, en las condiciones que pueden arreglar."

En octubre de 1949, Lady Astor envió una copia del manuscrito de los Gould a la reina Isabel para su aprobación. La reina estaba profundamente afligida, encontrándolo sorprendentemente franca, especialmente las revelaciones de Crawford de los estados de ánimo del rey y la relación fría de la Reina con Wallis Simpson . Ella respondió a Lady Astor diciendo: " A la institutriz se le ha ido la cabeza", su secretaria privada envío una nueva carta a Lady Astor. Este contenía anotaciones de la reina en el manuscrito con la solicitud de que los pasajes de especial preocupación fueran borrados. Los Gould fueron tomados por sorpresa, ya que consideran la cuenta simpático, pero mantuvieron la respuesta de Crawford. La primera indicación Crawford tenía que algo estaba mal fue cuando ella no recibió una tarjeta de Navidad de ese año del palacio.

Trabajos no autorizados de Crawford fue publicado en la mujer propia en el Reino Unido y en el Ladies' Home Journal en los Estados Unidos, convirtiéndose en una sensación en ambos lados del Atlántico. Un libro, Las princesitas , también vendió excepcionalmente bien. Más tarde ella escribió historias sobre Queen Mary , la reina Isabel y la princesa Margarita. También puso su nombre a la propia de la mujer "Columna de Crawfie", un diario escrito por periodistas sociales varias semanas de antelación.

A medida que el primer servidor para sacar provecho de la vida privada de la familia real, Crawford fue totalmente marginada por la familia real, y nunca habló con ella de nuevo.

Cortesanos creían que Crawford estaba profundamente bajo la influencia de su marido George Buthlay con quien se casó después de su retiro, y que la presionaron para sacar provecho de sus conexiones reales, como él mismo lo hizo. Buthlay jactado de ello en sus transacciones comerciales, y tenía su preguntar a la familia real de cambiar su cuenta bancaria a Drummond, el banco para el que trabajaba.

La carrera de la escritura Crawford llegó a un alto que se estrella cuando la columna a la que se une su nombre fue expuesto como un fraude. Se llevó a detalles de una marcha el colorceremonia y las Ascot carreras, cuando en realidad había sido cancelado ese año debido a una huelga. Como las historias fueron escritas de antemano, ya era demasiado tarde para detener su publicación.

Crawford se retiró a Aberdeen , la compra de una casa de 200 yardas de la carretera a Balmoral. Aunque la familia real condujo regularmente más allá de su puerta en su camino hacia el castillo de Balmoral , que nunca visitó. Cuando su marido murió en 1977, entró en depresión y intentos de suicidio, dejando una nota que dice: "El mundo me ha pasado y no puedo soportar a los que amo pasar por mí en el camino."

Crawford murió a Hawkhill Casa (un hogar de ancianos en Aberdeen) el 11 de febrero de 1988. Ni la reina, la reina madre, ni la princesa Margarita envió una corona de flores a su funeral.

Su historia apareció en un 2000 Canal 4 documental La niñera que no mantendría mamá .





41-Dpiw4LpL._SX317_BO1,204,203,200_.jpg