Un hermano de Pedro Sánchez coordinará los conservatorios de la Diputación de Badajoz

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.194
Calificaciones
10.815
Un hermano de Pedro Sánchez coordinará los conservatorios de la Diputación de Badajoz


EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz Martes, 4 julio 2017, 07:28



David Sánchez Pérez-Castejón, hermano del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, será contratado por la Diputación de Badajoz para coordinar los conservatorios de música pertenecientes al Área de Cultura, Juventud y Bienestar Social de esta institución. Esa resolución fue publicada ayer en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y provocó las críticas de Podemos y del Partido Popular.

El secretario general de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén, dijo que la adjudicación se ha basado «en una entrevista personal, sin establecer criterios claros de baremación y sin la existencia de un tribunal calificador», lo que «viene a mostrar el binomio existente entre la Junta y el PSOE, como una agencia de colocación de amiguetes».

También el portavoz del PP en la provincia de Badajoz, Luis Francisco Sánchez, pidió máxima transparencia «para que se aclaren todas las dudas razonables». «En esta vida nada es casual, habría que preguntarse si el nombramiento del hermano de Pedro Sánchez responde a una contraprestación por incluir a Vara en la Ejecutiva socialista». La portavoz de Ciudadanos, Victoria Domínguez, también pidió a la Diputación de Badajoz que explique esta contratación.

La Diputación defiende que el nombramiento se ha hecho «atendiendo a los méritos acreditados»

Poco después de saltar la polémica, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, negó que ese puesto hubiese sido creado por la Diputación para adjudicárselo al hermano de Pedro Sánchez. «Eso no es cierto, no se ha creado ningún puesto, lo ha conseguido a través del correspondiente procedimiento», dijo en declaraciones recogidas por Efe.

El proceso para cubrir el puesto de trabajo adjudicado a David Sánchez, cuyo nombre artístico es David Azagra, tiene su origen en un anuncio publicado el 19 de mayo en el BOP para proveer una plaza de nueva creación que tiene como objetivo coordinar el Conservatorio Superior de Música Bonifacio Gil y el Conservatorio Profesional de Música Juan Vázquez, además de dirigir la orquesta sinfónica, la banda sinfónica y la orquesta de cámara.

A los aspirantes se les exigía ser funcionario de carrera o personal laboral de las Administraciones Públicas, o profesional del sector privado con más de cinco años de ejercicio profesional. Ese era el requisito imprescindible para acceder a la plaza, pero en la base quinta de la convocatoria se indicaba que se valorarían los siguientes méritos específicos: titulación académica de Profesor Superior de Música (especialidad en dirección de orquesta o en otra especialidad); máster en dirección de orquesta; experiencia profesional en dirección de orquesta; experiencia en actividades pedagógicas; capacidad de organización de equipos; conocimientos de idiomas; experiencia profesional en el ámbito del desarrollo cultural; compromiso con las funciones que se encomendarían; adaptabilidad a nuevos requerimientos; compromiso de confidencialidad; y la actitud de responsabilidad en la gestión.

También se explicaba que en la valoración se atendería al principio de méritos y capacidad, además de a los criterios de idoneidad y adecuación del perfil profesional. Esa «idoneidad» sería evaluada, con los informes previos que estimase necesarios, por la diputada del Área de Cultura, Juventud y Bienestar Social de la Diputación, Cristina Núñez, basándose en la documentación aportada para acreditar los méritos y «en la apreciación discrecional de la idoneidad que pudiera concurrir en los candidatos en base a la entrevista personal».

Las bases fueron publicadas el 19 de mayo y los candidatos tuvieron 15 días para presentar la solicitud. Al proceso se presentaron 11 candidatos que fueron citados el 22 de junio para entrevistarse con la diputada delegada. Tres a las 9.30 de la mañana; tres a las 11, y otros tres a las 12.15.

El BOP publicó ayer la resolución, en la que se indicaba que la diputada de Cultura, con el asesoramiento de la directora del Área de Cultura, propone al presidente de la Diputación contratar a David Sánchez por ser «el aspirante que cumple con todos los méritos específicos reseñados en la base quinta de la convocatoria» y también por «la preparación demostrada, su currículum, la defensa del proyecto, las propuestas de mejora realizadas y, sobre todo, por la contestación a las preguntas que se formularon en la entrevista».

«Injustificado»
La Diputación de Badajoz publicó ayer un comunicado en el que considera «gratuito, injustificado y mentiroso» el ataque realizado por Podemos y garantizó que «se habían respetado los principios de igualdad mérito, capacidad y publicidad». «Ha habido máxima transparencia en la creación de un puesto que se plantea por razones estrictamente organizativas ante la necesidad de coordinar las actividades musicales de los conservatorios de música, centrado de forma prácticamente exclusiva en sus funciones docentes».


La institución provincial garantiza que «a partir de los méritos acreditados y de acuerdo con el procedimiento establecido» se ha seleccionado «al candidato más idóneo para el desempeño de las funciones del puesto convocado y que cuenta con la absoluta confianza del equipo de gobierno de la Corporación».

Recuerda que ese puesto de trabajo no da acceso a la función pública por lo que «está sujeto tanto a libertad de nombramiento como de cese».
 

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.194
Calificaciones
10.815
David Sánchez debería explicarse

Su contratación ha suscitado una polémica que el protagonista podría zanjar con una declaración pública
la contratación de David Sánchez, hermano del líder socialista Pedro Sánchez, como coordinador de los conservatorios de música de la Diputación de Badajoz haya generado una ruidosa polémica pública, incluso a escala nacional.

El propio PSOE debería entender la raíz del problema, pues no en vano desde sus filas se ha comparado este caso con el nombramiento de
Trinidad Nogales en el Museo Nacional de Arte Romano, a pesar de que, salvo porque hay de por medio un contrato y una nómina, nada tienen que ver un asunto y el otro. De hecho hoy, en la rueda de prensa que ofreció inmediatamente después de su encuentro con el Rey Felipe, el secretario general del PSOE debió responder por ello a preguntas de los periodistas. Se trata de un puesto de trabajo de nueva creación y libre designación, pagado con dinero público. Por lo tanto, sometido a máxima vigilancia. Podemos, Ciudadanos y el PP han pedido explicaciones y sugerido la posibilidad de que se haya producido un dedazo; la Diputación ha dado las suyas a través de un comunicado; Fernández Vara, presidente extremeño, las suyas; el presidente provincial, Miguel Ángel Gallardo, ha defendido a ultranza la contratación basándose en el argumento de que su institución ficha a los mejores. Nada que objetar. Porque todo es legal, transparente y legítimo. Lo mismo que en el caso de Trinidad Nogales. Pero sigue faltando una voz, la del protagonista, la de un profesional que exhibe un currículum y trayectoria sobresalientes que decide orientar sus pasos camino de Badajoz y para ocupar una responsabilidad menor, si la comparamos con las que pueden leerse en su perfil biográfico.